Archivo | abril, 2019

Venezuela ¿Golpe de estado o farsa que se repite?

30 Abr

En el programa de YouTube Juan Juan AL MEDIO Episodio 233, Almeida su conductor le da la voz al doctor Acosta médico cubano que está en Venezuela, que asegura haber trabajado para la inteligencia de su país. El galeno cree que todo lo que está pasando es una operación de desinformación de la inteligencia cubana para burlarse del pueblo venezolano. Es la misma conclusión a la que de manera paralela he llegado.

 

Dicen que la historia se repite, una vez como tragedia otra como comedia. En el caso de la historia reciente de Venezuela, la tragedia y la comedia, se han dado juntas,  tomadas de la mano, en dos ocasiones.

La primera fue en abril de 2002, cuando un falso golpe de estado sirvió para liberar a Chávez del linchamiento popular en su madriguera de Miraflores. Eran los tiempos en que el poderoso sindicato de trabajadores de la empresa petrolera PDVSA, todavía no había sido copado por el oficialismo, y aglutinaba masas como no podía hacelo ningun partido, pero esto es cosa del pasado.

Al final de aquél pronunciamiento,  mismo ejercito que secuestró al comandante bolivariano, será el mismo encargado de traerlo al poder, siempre bajo la orientación del gobierno cubana.

En el interín se formó un gobierno provisional que sirvió en realidad como trampa para los que de verdad creyeron que había tenido lugar un verdadero destronamiento, para colmo inconstitucional.

Fue entonces que apareció la famosa Acta de Constitución del Gobierno de Transición Democrática y Unidad Nacional, conocida como “el Carmonazo”, decreto ley redactado el 12 de abril de 2002, el día después del supuesto de golpe de Estado en Venezuela de 2002, que tuvo intenciones de derrocar al presidente venezolano Hugo Chávez.

La normativa estableció un gobierno de transición, disolvía los principales aparatos de poder controlados por el Chavismo en esos momentos entre otros: la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo, y la Fiscalía General, borrándole el termino de “Bolivariana” a la República y nombrando su presidente a Pedro Carmona Estanga, líder de la Patronal Fedecámaras. Su objetivo inmediato era restablecer la Constitución de la República de Venezuela de 1999 como norma fundamental, pero no tuvo tiempo.

Como por arte de magia política se dio la reaparición Chávez en un helicóptero, y recuperó su gobierno sin disparar un tiro, así de belicosos fueron putchistas de Carmona, a quien los rápidos acontecimiento solo dejaron en el y los venezolanos antichavista dejaron solo con el sabor de la miel del cambio en la boca.

El fugaz presidente será encarcelado bajo el cargo de golpista, pero el bueno de, Chávez le concederá el arresto domiciliario, tendiéndole así a su enemigo el puente de plata por donde huir.

Pedro Carmona, el hombre que presidió Venezuela durante 28 terminará pidiendo asilo político en Colombia.  Había cumplido su misión, la de hacer quedar mal a la oposición, a nadie en el gobierno le interesaba castigarlo sino usarlo para devolver a la vida el cadáver moral en que ya para ese entonces, Chávez se había transformado.

Lo mismo pasa hoy con Nicolas Maduro, por lo visto se le quiere salvar usando la misma fórmula y nadie se percata.

Así ha comenzado la segunda tragicomedia venezolano, también en abril, pero ahora de 2019, eso sí parece que la nueva adaptación se extenderá un poco más que la película original.

Comienza con la “destacada” actuación (nunca mejor dicho), cuando una cuadrilla de militares, aparentemente disidentes, que se ha acercado a Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela,  reconocido por más de cincuenta países como presidente encargado de Venezuela, aunque sin el menor poder sobre el  aparato del estado, y por supuesto el ejército o la policía.

Le traen como prueba de su lealtad una suerte de trofeo, su compañero de partido Leopoldo López, a quien “valientemente” han liberado de su propio hogar donde guardaba arresto domiciliario desde julio de 2017 tras ser condenado a 13 años de prisión.

Mas allá de algunas tanquetas dedicadas a pasarle por arriba jóvenes opositores desarmados, y la acción violenta de la delincuencia pro gubernamental conocida como colectivos, no se sabe de ninguna movilización de tropas gubernamentales para aplastar la sedición, parece que no es tan temible.

Mientras tanto los “especialistas” especulan sobre las posibilidades de triunfo del golpe en ciernes, la neutralidad del ejército o simplemente la llegada del inicio del final de una dictadura.

Todos olvidan o simplemente desconocen, que, tras 20 años de construcción socialista, al estilo castrista, el poder lo tiene todo bajo control, incluida la oposición,  sobre todo si es armada.

La situación evidentemente no le quita el sueño al gobierno, pero si se presta para amigos nacionales y extranjeros del régimen creen el pánico con meros objetivos propagandísticos. Veamos algunos ejemplos que nos da la tónica del discurso que se está utilizando.

El Foro de Comunicación para la Integración de Nuestra América (FCINA) que agrupa a Comunicadores y Movimientos Sociales de América Latina y el Caribe  lanzó un comunicado condenando el intento de golpe en la República Bolivariana de Venezuela y de paso acusando al gobierno de Iván Duque, de alentar abiertamente” esta intentona”.

En el mismo sentido se pronuncian los miembros de La Plataforma de Periodistas y Comunicadores de Venezuela, quienes aseguran rechazar y condena el intento fascista de derrocar al Gobierno legal y constitucional de Nicolás Maduro Moros, promovido por un minúsculo grupo de civiles y militares traidores. Aseguran a la vez  que se trata de un zarpazo dirigido desde del gobierno norteamericano y el Gobierno de Colombia.

La redacción internacional del periódico Granma, órgano del Partido Comunista, emitía un editorial, según el cual Cuba rechaza enérgicamente amenazas del Gobierno de EE. UU. así como el intento golpista en Venezuela; y se hacía eco de las palabras escritas por Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter, según el cual «No hay operaciones militares, ni tropas cubanas en Venezuela. Llamamos a la comunidad internacional a detener esta peligrosa escalada agresiva y a preservar la Paz. Basta ya de mentiras»

La misma retórica en defensa del gobierno de Nicolás Maduro permea el tratamiento noticioso dado a acontecimientos venezolanos en medios como; Rusia Hoy, Telesur, y la persa Hispan tv y por supuesto el resto del aparataje mediático del régimen de La Habana.

En realidad, salvo los canales hispanos de Miami, apenas existe contrapeso, al mensaje de los alabarderos maduristas. Los medios de países democráticos de tan comedido y poco profundos en el análisis termina por confundir a su público, no hablemos ya de los que como la radio televisión española insisten en endilgarle lo de presidente autoproclamado al líder de la oposición venezolana. No nos extrañemos después que los españoles terminen eligiendo como partido de gobierno, aquel que se alió con los separatismos actuales y cuyo lider plagió una tesis.

De lo que se trata hoy como ayer es de convertir al astuto Maduro en una especie de Salvador Allende y Guaidó en otro Pinochet, solo que sin dientes. Y lo peor para la oposición después de los muertos que ya está aportando en lo fácil que se lo está poniendo a los directores reales de la función el líder opositor.

Si algo necesita el gobierno son llamados beligerante a derribarlo, como el que acaba de hacer el presidente alternativo desde la base aérea La Carlota en Caracas, a las Fuerzas Armadas para que se levanten contra Nicolás Maduro.

Una vez más la oposición cae en la trampa, y es que para combatirla no hace falta gran inteligencia basta con la falta de escrúpulos y las experiencias aprendidas en la Unión Soviética por quienes realmente mandan en Venezuela.

Mientras tanto el presidente encargado de Venezuela se involucra sin saberlo en lo que ya se percibe como autogolpe, al estilo de aquel del 2002 por el que pobre Carmona Estanga debió poner los pies en polvorosa. Nos abocamos a un “guaidoazo”, y el resto del guion represivo que vendrá detrás ¿Será que la oposición venezolana no aprendió de su propia historia?

Anuncios

Problemas de la memoria histórica cubana desde una perspectiva global

29 Abr


Monumento a Fernando VII. La Habana – Plaza de Armas –   Foto: Davide: ” representa al monarca con el traje de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, el cetro en la mano derecha, en la izquierda el sombrero y recogiendo el manto, a la vez que mira al pueblo con afectuosa actitud”

Los españoles tienen un gran lío con el asunto de su memoria histórica, algo que les lleva a una suerte de bronca entre la necrofilia de los que quiere desenterrar los muertos del bando liberal socialista sembrados en las cunetas y los que sacan a relucir fotos, cuál de ellas más escabrosas, de los ejecutados impunemente bajo el poder “republicano”, todo esto ha terminado desaguando en la intensión gubernamental de desenterrar a Francisco Franco en un acto que el historiador español Pío Moa califica de profanación.

Nosotros los cubanos, al igual que nuestros primos españoles también tenemos nuestros problemas de memoria histórica, nos sobran muertos por enterrar, tarea que por lo general asume el gobierno o por desenterrar, que en lo que se especializa la intelectualidad orgánica del exilio. Que conste que en la medida que pasa el tiempo esto de enterrar o desenterrar se va volviendo poco a poco una metáfora, abarcando más el recuerdo de la obra, que los restos mortales de la persona.

Una llamada desde Cuba

Hoy quiero hacer mi aporte al tema de la memoria, pero saliéndome de los estrechos marcos de la historia reciente cubana, es decir aquella que encuentra sus ejes en el enfrentamiento castrismo-anticastrismo. Para ello me basare una vez más en un podcast de los que publica el historiador español Fernando Díaz Villa Nueva en sus redes sociales.

En su archivo sonoro, “La Contra Réplica” número 116, publicado el 27 de abril de 2019, Villa Nueva, aborda el ya mentado tema de la memoria histórica de Cuba, pero desde una perspectiva trascendente, diferente a la que nos tienen acompañados los historiadores oficialistas u opositores de la isla.

Aquí se hace referencia a la vieja queja de un oyente, que había estado en Cuba. Llamaba la atención al extranjero la falta de monumentos relacionados con el pasado previo a José Martí. La respuesta sobre el presunto olvido histórico, la da un joven oyente cubano que ha dejado un mensaje al podcaster desde su isla, no es la primera vez que lo hace, suele responder las críticas que Villanueva le hace a Cuba desde su perspectiva liberal y por lo general no sale bien parado, el conductor del programa con la última palabra termina comiéndoselo vivo en una pelea de León contra mono amarrado.

En este caso el chico, con arrogancia propia del cubano, acusa al viajero de estar totalmente equivocado y para demostrarlo cita la necrópolis de Colón, y la casa de Diego Velázquez, a la vez cita los museos dedicado a Humboldt, -quien por cierto en su Ensayo político sobre la isla de Cuba habla muy favorablemente de las relaciones amo esclavo que se daban en la isla si se comparaban con las existentes en las colonias inglesas o francesas; algo que décadas después confirmará la sueca Federica Bremer en sus célebres “Cartas desde el Nuevo Mundo”.

El joven cuestiona que todos los pueblos tengan su plaza dedicada a Martí -lo que no podrá negar es la existencia de un busto dedicada al apóstol en la mayoría de ellas -por no hablar de cada escuela-, pero niegan la existencia del derecho a recordar a los conquistadores, la existencia en La Florida de por lo menos dos monumentos a Ponce de León, uno en la Ciudad de Miami y otro en Punta Gorda, además del hotel que lleva su nombre así como de las actividades en su recordación por organizaciones que recuerdan la hispanidad. La cosa es complicada, hablamos de un territorio hoy bajo dominio, pero cuya capital administrativa un día fue La Habana, otra cosa que no enseña la escuela norteamericana y mucho menos la cubana.

El problema de memoria los es de toda hispanoamérica

Incluso Cortés ha tenido y todavía tiene monumentos en México, algunos desaparecieron tras la hecatombe independentista, otros corren peligro similares como el que tiene junto a Cristóbal Colón en Ciudad México, las dos cabezas que ya estan pidiendo las diputadas locales del Partido Verde Ecologista, Teresa Ramos y Alessandra Rojo de la Vega.

Un poco mas a salvo de las garras ecologistas, estará por su altura, a 3.900 metros una reproducción ne relieve de Hernán Cortes y sus hombres colocada en el Paso que se encuentra entre los dos volcanes nevados de la Cuenca de México, Popocatépetl e Iztaccíhuatl, el mismo camino por el que cruzó el conquistador en 1519 para llegar a Tenochtitlan.

posiblemente el unico monumento donde aparece hernan cortes se encuentra en el paso que se encuentra entre los dos volcanes nevados de la cuenca de mexico popocatepetl e iztaccihuatl el mismo que cruzo en 1519 para llegar a tenochtitlan
Foto publicada en  ttps://www.scoopnest.com. Autor: Tlatoani_Cuauhtemoc

En décadas recientes de le levantó uno nuevo, más en su condición de pionero de la mezcla racial (lo cual tiene mérito) que, de conquistador, se trata “Monumento al Mestizaje“, realizado en 1982 por los artistas Julián Martínez y M. Maldonado en la estatua no solo está representada la figura del hombre que levantó a México sobre las ruinas del imperio azteca, sino también la de su concubina, traductora y consejera en la compleja terea; odiada Malinche, por supuesto no falta aquí la estatua del el hijo primogénito de ambos, Martín Cortés Malintzin, considerado como uno de los primeros mestizos de Nueva España, el complejo monumental se encuentra en el Jardín Xicoténcatl, en el Barrio de San Diego Churubusco.

Archivo:Monumento al Mestizaje.jpg Monumento al Mestizaje, realizado porJulián Martínez y M. Maldonado (1982). Foto: Javier Delgado Rosas. Este archivo se encuentra bajo la licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0.

Esto no quita que el oyente de la “Contra Replica” muestre un conocimiento de historia por encima de la media del cubano, saber que se ve lastrado inevitablemente por el típico, adoctrinamiento al que es sometido todo estudiante cubano que se precie de serlo. La buena noticia es el intercambio en sí, con el cual el muchacho saldrá ganando a la vez que demuestra el modo en que se ha aflojado en aislamiento informativo en Cuba, al punto que un ciudadano de este país (presumamos que no se trata de un soldado cibernético al servicio del estado) pueda escuchar y responder a programa cuya tendencia anticomunista (sin que ello sea malo) es declarada.

El chico intenta sacar al turista del su error, trasluciendo sus propios males, y es que el cubanito de a pie, no solo en Cuba, sino fuera de ella ha sido víctima de grandes males que le impiden entender su pasado, se trata de las grandes remodelaciones sufridas por la historia oficial que el enseñaron en la escuela incluso antes de que la isla emergiera como estado “independiente”. No pretendo que la historiografía previa de la isla estuviera exenta de problemas, pero ese sería otro tema.

Paralelos

La primera gran manipulación de este período que nos interesa tuvo lugar a manos de la liberal masonería, en colaboración con los anglosajones y protestantes yanquis desprendió la provincia española de Cuba, lo mismo que hoy se hace en Cataluña por la vía política “constitucional” que la inconstitucional y callejera, mejor llamarla “cederista”, sin que a apenas le hicieran resistencia ni el anterior gobierno del Partido Popular encabezado por Mariano Rajoy, ni el del Socialista Pedro Sánchez Pérez-Castejón, convertido el 2 de junio de 2018, es el séptimo presidente del Gobierno de Español gracias al “mocionato” tramado entre los representes del Partido Socialista Obrero Español; Podemos y de los partidos nacionalista que, pese a su dudosa representatividad ciudadana, el sistema electoral nacido con la transición, permite sembrar en el Congreso. Puesto en el que continuará, para desgracia del pueblo suicida e y desmemoriado que dio la victoria al PSOE en las elecciones generales en España el pasado domingo 28 de abril.

Para el caso del separatismo cubano la cosa no fue tan fácil como se está viendo en sus herederos catalanes. La siempre fiel isla de Cuba solo dejó de ser española, tras una sangrienta conflagración internacional cuya chispa se había encendido, con la connivencia norteamericana 30 años, antes como una innecesaria guerra fratricida, desatada por unos independentistas que lo primero que solicitaron fue su anexión a los Estados Unidos, algo de lo que entonces no salvó la indisposición de sus gobernantes, centrados en el proceso de “yanquizar” a los recién derrotados estados del sur, a engullirse además un territorio cargado de población de origen español y africano, por primera y única vez en la historia el suprematismo protestante y anglosajón hizo un servicio a la hispanoamericanidad.

Por estos y otros detalles trascendentes se olvidan por principio en la reescritura de la historia Cuba que se inició en 1898, cuando el país sin haberse perdido militarmente, es entregado cobardemente (hay que reconocerlo) por los politicastros madrileños de entonces, dando el mal ejemplo que hoy se impone como línea a seguir per Palacio de la Moncloa frente a los independentismos paridos en las autonomías con financiamiento del propio estado español, el mismo que traicionado la resistencia hispano cubana a los invasores norteamericana, dio aún más argumentos a los interventores para oficializar en las escuelas de Cuba, el viejo recetario de la leyenda negra, iniciándose así el proceso de enajenación de la población de sus raíces, sembrado en ella una suerte de complejo edípico contra lado paterno hispano, que muy bien se reflejan en las palabras del oyente que llama de Cuba valiéndose del poder de las nuevas tecnologías y la amplitud de las redes sociales, lo cual está muy bien.

Pero estos deformadores de la historia recibirán uno sesenta años después su propia medicina, en una suerte de continuación negación de sus paradigmas, continuación de la hispanofobia, negación del modelo liberal como formula política para una república que ahora se llamará socialista, en sentido que daba a esa palabra el imperialismo soviético, ahora la iconoclastia no solo se hará cargo, con alguna que otra excepción del pasado como territorio español, sino del que cubre el periodo neocolonial norteamericano.

Sin embargo no todo fue tirado por la borda, el jacobinismo castrista, no sin cierta razón (por más que le duela sus enemigos) se reconoce heredero del jacobinismo mambí y por tanto de sus grandes próceres, cuya historia reivindicara depurada de conflictos y claudicaciones, destacando entre sus figuras la del desafortunado José Martí, un político, escritor y poeta que sin antecedentes, ni experiencias guerra fue usado y financiado por oscuros intereses para desatar la sangrienta escabechina de la que se sirvió Estados Unidos para caer como una fuerza más sobre nuestros pueblos de América.

Así la reformulación castro leninista, depura el discurso martiano de lo que le conviene, y conserva lo que le avala (no es poco) y de manera forzada lo enlaza con el de los primeros comunistas, muchos de ellos hebreos asquenazí llegados a Cuba tras el triunfo bolchevique en Rusia. La tarea no es fácil, martí veía en los socialistas en general y en los marxistas en particular competidores de su proyecto nacional liberal, de ahí la crítica explicita que hace a Marx en el obituario que le dedica, si bien repite en su actividad política todo lo que critica al viejo hebreo alemán. Es por ello por lo que no resulta del todo difícil enlazar la predica guerrerista marxista con la un belicoso Fidel Castro, nacido a la política dentro de la socialdemocracia en Cuba por el partido ortodoxo, se fue desligando poco a poco de su ideario original hasta terminar asumiendo con el fundamentalismo del converso el discurso soviético, esta fue la retórica castrada del elemento de convivencias pacifica, que por décadas usó para justifica su dictadura.

Recordemos que el poder de Fidel Castro, aun renunciando en favor de su hermano, duró más que la de Franco. Por cierto el dictador gallego hizo pingues negocios con su cuasi coetáneo Fidel Castro, presumiblemente el objetivo es que dejara a lado sus planes de reactivación del pocos años atrás derrotado maqui español (algo que en relación a la ETA parece no haber cumplido del todo, salvo que el papel fuera servir de puente de plata para el enemigo huido) como parte de su política revolucionaria para el Atlántico iniciada a principio de los sesenta, y por la cual Fidel Castro apoyó lo mismo a los independentistas de Quebec (hasta que el viejo Trudeau se abrió al comercio con la isla), que a sus colegas norirlandeses, que a cuanto movimiento de liberación aparecía en las costas americanas, europeas y africanas, a los dos lados del océano mencionado.

Pase que el confuso joven cubano llame con tono despectivo “conquistadores” -el tema de conquista ya se discutía en España en los primeros días de la misma, prefiriéndose el de “pacificación” o mejor evangelización, cosas que también hicieron entre pueblos que no dejaban de matarse o nominarse los unos a los otros- a esos a los que niega monumentos en América Latina, otra cosa discutible es el tono negativo en el que lo hace, o los ejemplos que cita, en primer lugar porque los conquistadores con los que se identifican a los primeros españoles que poblaron la isla, probablemente sean antepasados suyos si tomamos el 72 por ciento de genes de la población de su isla es origen europeo, y de ellos participan incluso muchos afrocubanos, e incluso los indocubanos que todavía quedan en Oriente. En segundo lugar, porque estos conquistadores, a diferencia de los británicos fueron mucho más que eso, fueron integradores de los pueblos “conquistados” en algo nuevo y superior que alimentándose de lo que ya había dio lugar a una nueva civilización, la de la hispanidad americana, consiguiéndose que en muchas partes de esta nueva España aquellos pobladores nativos y sus descendientes, no solo dejaran de guerrear entre sí, sino que aumentarán en número paulatinamente una vez superadas las muertes masivas, generadas tras la llegada de los europeos, más por las epidemias (que involuntariamente llegaron de Europa y África), que bajo la espada, o el arma del guerrero autóctono, sin cuya alianza la conquista habría sido imposible.

Carlos III inicia el fin de un imperio

A aquella población mal llamada india, a partir del error de Colón que no sabía a donde había llegado, yo la llamaría siberiano-polinesio americana, como muestra su ADN, y era tan extranjera en el continente como la europea (pues los indios que no lo eran también llegaron desde afuera, solo que desde el occidente a ) no solo multiplicará por sí mismo además de la llegada de nuevas migraciones del viejo mundo, sino que ayudada de las nuevas tecnologías, simientes y animales traídos por los ”migrantes” terminará, en sentido general (salvo a los que les dio por el alcohol) alimentándose viviendo mucho mejor no solo de lo que lo habían hecho en la etapa precolombina, sino de como que lo que lo hacían entonces sus contemporáneos en Europa (esto por supuesto se oculta en las historiografía de las “Naciones” inventadas tras las independencias hispanoamericanas.

Toda aquella historia se borró cuando se apoderaron de la isla, los nacional liberales pro norteamericanos, los mismos que devolvieron a Valladolid la estatua de Colón a la que se hace referencia en el archivo sonoro, una curiosidad digna de escuchar. La obra iconoclasta se continuó con la misma saña, por los nuevos dueños de la isla, los comunistas pro-soviéticos, pero ahora arremetiendo contra las estatuas levantadas, en las décadas que les precedieron a los presidentes y políticos de la republica liberal después se encargaron de hacerlos desaparecer, junto a buena parte de lo que quedaba de la etapa imperial, como debe referirse al periodo previo a la visión colonialista de las tierras de ultramar impuesta por el Borbón Carlos III.

Estas reformas borbónicas, liberales en lo económico y centralista en lo político, socavaron el poder de las élites criollas, violaron acuerdos y tratados establecidos por la Casa de Austria y los indígenas (que todavía hoy son reivindicadas), a los que, con el pretexto de integrar como plenos vasallos, se les intentó explotar con más éxito en beneficio del rey. Así los borbones, en particular mi tocayo, sin promponérselo hicieron mas por la separación de la America española de la madre patria, que todos los próceres de la independencia juntos, tal vez sea ella una de las razones no declaradas por la que apenas se le critique en la historiografía cubana.

Los jesuitas y el pensamiento nacional americanista

A este nuevo trato dado a los virreinatos americanos tenemos que sumar la expulsión de los jesuitas de sus territorios algo que habían promovidos sus enemigos ideológicos los masones, pensadores españoles obnubilados por el iluminismo francés, y los cristianos jansenistas y con ellos la destrucción de su obra monumental hablando en términos, productivos, culturales y educativos tanto con los pueblos “autóctonos” que participaban de las misiones, como a los descendientes de españoles que acudían a las escuelas y universidades regidas por ellos. Como escribe el profesor Enrique Villalba Pérez, de la Universidad Carlos III de Madrid, en su ensayo; CONSECUENCIAS EDUCATIVAS DE LA EXPULSIÓN DE LOS JESUITAS DE AMÉRICA, esta expulsión fue una cuestión de poder, aunque se justificara con las ideas de la Ilustración, de lo que se trataba era de terminar con la influencia de los jesuitas en unas instituciones educativas que no preocupa realmente a la Corona y si bien las pretensiones reformistas borbónicas tuvieron efectos visibles en la administración, la fiscalidad, el comercio o la sociedad, su incidencia sobre las universidades americanas, perfectamente alineadas con el despotismo apenas se dejaron sentir.

Si alguna consecuencia intelectual trajo la medida fuera que naciera el en seno de estos jesuitas expulsados y no de la ilustración como falsamente se admiten las primeras utopías americanistas, algunas reivindicando los valores de la tierra en la que habían nacido muchos de aquellos sacerdotes, pero sin arremeter ni contra la conquista, ni contra el dominio español, tal es el caso de los grandes historiadores de la América hispana que fueron los padres Clavijero y Calvo de México, Velazco de Ecuador y molina de Chile, los que como bien dice el hispanista sueca Sverker Arnoldsson en su ensayo “La Conquista española de América”, si bien no tenían ninguna razón para profesar lealtad al estado que había expulsado la orden a la que pertenecían, jamás se aliaron a los detractores literarios de España, que a su vez eran adversarios de la iglesia católica, es más destacaron el aspecto positivo de la conquista, Cavo ensalzó a Cortés, Molina a pedro de Valdivia y a Domingo Martínez de Irala, veían en estos conquistadores los fundadores de sus respectivas patrias de cuyas riquezas y bellezas también hablaron de las virtudes y defectos de los indios, sin santificarlos ni victimizarlos al estilo como lo había Las Casas, lo más importante comienzan a usar los gentilicios como el de chileno o mexicano cargándolos de un nuevo sentido, en general positivo.

Al mismo tiempo nació entre los criollos jesuitas otra corriente, la independentista, de la que el mejor ejemplo lo tenemos en el documento “Carta a los españoles americanos”, escrita hacían 1791 por el ex jesuita peruano Juan Pablo Vizcardo, pero publicada muy oportunamente en Londres, en 1799 en francés (la lengua internacional del momento, con falso lugar de edición en Filadelfia. Se dice que fue Francisco Miranda el responsable de la publicación.

En ella se condenaba, entre otros males del dominio español sobre América la expulsión de los jesuitas, destacándose como ejemplo la rebelión de los comuneros de Nueva Granada en 1781, quienes influidos por la rebelión tupacamarista se alzaron contra el impuesto de la Armada de Barlovento aplicado en las colonias a partir de las reformas borbónicas y la alcabala (tributo por la compraventa), y llegaron a crear una suerte de administración completamente independiente de la Corona. También se citan aquí como modelos a seguir las luchas separatistas en los países bajos y en Portugal cuando formaban parte del imperio español, sin mencionar el apoyo británico a los secesionistas, y no podía faltar por supuesto la independencia de las trece colonias, reconociendo eso sí el apoyo que recibieron de los reyes de Francia y las Españas. En cualquier caso, ese discurso acentúa la idea que de que el documento proviene del territorio norteamericano y no de la muy involucrada Inglaterra; “Aquel valor acusa nuestra insensibilidad. Que sea ahora el estímulo de nuestro honor, provocado con ultrajes que han durado trescientos años.” Escribe Pablo Vizcardo.

Este llamado a crearle problemas a España dentro de sus posesiones americanas es claro y no tiene nada de raro si sabemos que el documento salía a la luz en medio de la guerra anglo-española de 1796–1802, en ella la España borbónica combatía contra Gran Bretaña en alianza contra natura con la Francia Revolucionaria, primero bajo el Directorio y luego bajo el Consulado de napoleón quien daba su golpe de estado ese mismo año 99.
Todo esto, sembrara las condiciones sociales e intelectuales, que, inteligentemente utilizadas por los enemigos externo, llevarán a larga hundimiento del imperio español en estos territorios.

El caso Túpac Amaru 0.2

La primera y más peligrosa señal nos la da la rebelión en la región del Cuzco, virreinato del Perú, encabeza por José Gabriel Condorcanqui conocido más tarde Túpac Amaru II entre 1780 y 1783. José Gabriel era Curaca, es decir jefe político y administrativo del clan indígenas conocidos como ayllu; esta especie de cacique, como se le habría llamado en el Caribe era encargado de representa a los suyos ante las autoridades desde los tiempos de la conquista del Perú por Francisco Pizarro, lo cual de grajeaba gran respeto de indios y mestizos. Para más inri el hombre nacido en 1738 se había dedicado con los odiados los jesuitas en el Colegio de San Bernardo de Cuzco.

Se nos hablara mucho de lo mal que lo pasaban los indígenas bajo la colonia, pero este no será el mejor ejemplo, llego a hacer una respetable fortuna dedicándose primero al transporte de mercancías entre las localidades de Tungasuca, Potosí y Lima (ruta que se verá afectada por las reformas borbónicas), y luego al negocio de minería y tierras. No solo alcanzó el puesto de cacique de Tungasuca, Surimana y Pampamarc, sino que además las autoridades reales le concedieron el título de marqués de Oropesa, lo cual me parece no poco reconocimiento.

Todo iba bien José Gabriel y los suyos (por muy conquistados que nos los pinten) hasta que comenzaron las mal pensadas reformas Borbónicas. Esto nada tiene que ver con las explicaciones que nos ideologías indigenistas o teorías” postcoloniales”, inventadas en los países anglosajones que hoy proliferan en nuestras universidades, sino por la forma que fue afectada la economía de la zona por las Reformas borbónicas. En virtud de aquellas se creó el virreinato del Río de la Plata en 1776, lo que le quitaba al Perú no solo parte de la importante ruta comercial con la que Condorcanqui había hecho parte de su dinero, sino que, al despenalizar del contrabando a través del Río de la plata, determinó todo el dinero que por allí se generaba se quedara en Buenos Aires y no en Lima como ocurría anteriormente. Así fue como la economía del territorio que hoy llamamos Perú comenzó a estancarse, cayo la industria, la circulación monetaria, aumentando el incómodo social como consecuencia de las Reformas.

En pocas palabras la causa de la primera gran rebelión americana no nació del odio al español, sino como consecuencia de del modo en que una casa real advenediza, importada desde Francia, se empeñaba en enriquecer las arcas de la metrópolis, a costa de lo que había sido una empresa casi personal de los conquistadores, la América hispanizada. No se trataba de beneficiar a los españoles en detrimento de los indígenas, sino al estado a costra de los pobladores, fueren estos nativos o de origen peninsular. Los Borbones se las ingeniaron para aumentar y cobrar con mayor eficiencia impuestos como la alcabala, lo que afectaba particularmente a la clase de los comerciantes que en su mayoría era precisamente los curacas. Estos caciques a su vez vieron disminuir su poder en beneficio de la nueva burocracia indígena y mestiza, completamente desarraigada del linaje cultural y seleccionada entre los individuos particularmente fieles al estado.

En su afán por explotar aún más al campesino indio los corregidores subieron el precio de las mercancías, aumentaron los impuestos, así como las mitas una suerte de trabajo forzoso y mal pagado por el que los indígenas tenía que trabajar en obras públicas, que lo mismo se relacionaban con la minería que con labores domésticas y en virtud de las cuales se trasladaban grandes cantidades de población a zonas geográficas a las que no estaban adaptados lo que sumando al exceso de trabajo incrementaba la mortandad de los implicados todo con el objetivo de satisfacer más las necesidades de la metrópolis que del virreinato como hasta el momento se había hecho, el plato de la rebelión estaba servido y aunque esta se planteó en general como una guerra que reivindicaba al Rey, contra los malos corregidores, en verdad el culpable de todo era el borbonato.

 

No es de extrañar el alto respaldo que tuvo el alzamiento por parte la población blanca, de civiles, funcionarios y hasta prelados, siendo la “Tupacamarización” es decir la apelación al antiguo imperio inca, nacido precisamente en las tierras del Cuzco, Esta fue una reivindicación tardía dentro de la revuelta, con más objetivo propagandístico que otra cosa. Al presentarse como restaurador del Tawantinsuyu Túpac Amaru II buscaba convertirse en símbolo unificador de las poblaciones indígenas separadas por las falsas fronteras virreinales, algo en lo que no le apoyó mucho la auténtica nobleza incaicos considerándolo un impostor.

En realidad, José Gabriel Condorcanqui no parece haber dejado de reconocerse a sí mismo como un cristiano católico, en tal sentido fue, como el cacique Gerónimo, era un producto autentico del imperio español en América. De ello da fe si carta alegato al Visitador Areche, firmada el 5 de marzo de 1781. Donde afirma:” No soy de corazón tan cruel ni tirano como los extranjeros corregidores y sus aliados, sino cristiano muy católico; con aquella firme creencia que nuestra Sanea Madre la Iglesia y sus sagrados ministros nos predican y enseñan… Veneré con grande llanto las sagradas imágenes que en público se expusieron, vi las religiones de las esposas de Jesucristo mi Redentor, esos coros angélicos de religiosos claustrales.”

En cuanto a quienes le persiguieron a él y sus seguidores, tras compararlos con los emperadores romanos más crueles como afirma: “En estos [los emperadores] hay disculpa, porque al fin fueron infieles, pero los corregidores, siendo bautizados, desdicen del cristianismo con sus obras y más parecen ateístas, arrianos, calvinistas y luteranos, porque son enemigos de Dios y de los hombres, idólatras del oro y de la plata. No hallo más razón para tan inicuo proceder que ser los más de ellos pobres y extranjeros y de cunas muy bajas.”

No parece ir mal encaminado el rebelde si tomamos en cuenta las preferencias filosóficas de los afrancesados que ya para entonces dominaban España y por tanto el inmenso territorio del nuevo mundo sabiamente hispanizado bajo la Casa de los Austria, que ahora la nueva dinastía ordeñó de manera tan descontrolada que terminó enfermando a la vaca.

Y así como Condorcanqui lucía su cultura clásica y religiosa, también era capaz de airear los conocimientos jurídicos adquiridos en la Universidad de Chuquisaca, al denunciar las violaciones permanentes del derecho indiano, que con anuencia de la nueva corona se estaban cometiendo en esa zona americana. Evidentemente aquellos “indios con levitas” para usar la desafortunada expresión de Martí, sabían muy bien lo que hacían, cuando se les abocó a una sublevación cuyo máximo responsable fue el déspota de Carlos III.

Crecimiento del contrabando

En el norte la cosa no fue mejor, el comercio exterior de la Nueva España era un monopolio de los comerciantes del consulado de Sevilla, en España, y de los consulados de cada colonia americana, por ejemplo, el Consulado de Comerciantes de la ciudad de México.

Las reformas del “libre comercio” buscaban precisamente romper el monopolio de estos consulados, ya que sus mercaderes que acaparaban las utilidades del comercio y si bien la riqueza, que acumulaban podría servir para lograban influir en no pocas decisiones de las autoridades del virreinato, lo cual eran inaceptable para el centralismo borbónico, lo cierto es que ellas se quedaban e invertían de este lado del océano.

Ciertamente con la habilitación de nuevos puertos para el comercio ultramarino, lo mismo en España y América; la sustitución de la flota anual por navíos sueltos que podían viajaban sin calendarios y la ampliación de los permisos para comerciar con más productos, tanto de la metrópoli con las colonias como de las colonias entre sí, anteriormente restringido aumentó por supuesto intercambio de mercancías, y por tanto la recaudación de las alcabalas, pero también contrabando de productos europeos como estadounidenses y asiáticos.

Y si bien seguía estando prohibido en comercio con el extranjero, ahora resultaba mucho más difícil controlarlo, por la falta de medios y por los beneficios que ofrecía a unos comerciantes, cuya capacidad de corromper no será menor que la de sus predecesores aparados en el monopolio, solo que ahora cuyos intereses, cada vez más vinculados con los de otras potencias lo que les convertirán en verdaderas canteras de independentismo.

Al final tanto “centralismo” en favor del lado europeo del imperio sembraba el caos en su parte americana y lo que es peor metía al enemigo en casa. Claro, cuando se habla del monarca, lo mismo en las aulas de Cuba que en la de España, lo que destaca es la naturaleza ilustrada de su despotismo, o las victorias militares sobre los ingleses, no del modo en que ayudó a dar al traste, mientras llenaba las arcas del estado, con más de dos siglos de convivencia y mutuo beneficio entre europeos e indoamericanos que tiro por la borda durante su reinado.

A modo de conclusión

Dejemos este recorrido sudamericano y volvamos a Las Antillas, o más específicamente al asunto que trajo el oyente cubano de Fernando Villanueva. Para ser honestos y darle cierta razón al chico, hay que reconocer que al mismo tiempo que fueron derribados de sus pedestales numerosos monumentos del período hispánico. Recuerdo por ejemplo la desnarigada estatua de Fernando VII (tocayo de Villanueva) que se podía ver un costado de la entrada del Palacio de los Capitanes Generales. Así la vi durante las mil y una visitas que realicé, siendo casi un niño al viejo edificio.

La estatua, que parecía custodiar su entrada, había sido removida de su puesto original en el corazón de la Plaza de Armas, para ceder su lugar al llamado Padre de La Patria, Carlos Manuel de Céspedes.

Estatua de Carlos Manuel de Céspedes en La Habana. Autor: Guillaume Baviere

 

El monumento a Fernando VII que en general es atribuido al artista catalán Antonio Solá, había sido develado el 24 de julio de 1834 y allí permaneció hasta que en fue removido de su pedestal en 1955. Hay quien dice que se trata de un gesto en favor del Patrimonio de la Cubanidad. Yo creo que en realidad se trató de un ajuste de cuentas con el monarca por haber perseguido a tanto masón y liberal.

El simbólico derrocamiento fue resultado de gestiones realizadas durante años, por el historiador de la ciudad Emilio Roig de Leuchsenring.  Y mire usted qué casualidad que fue ese mismo año de 1955, cuando se inaugurara el Gran Templo Masónico de La Habana, cuyos inquilinos eran viejos amigos del historiador. Por cierto el mencionado templo fue levantado en La Avenida de Carlos III, a la que en los setenta se le cambiará el nombre por la de Avenida Salvador Allende, tras la muerte de famoso presidente socialista que también era masón. Esto no quita que el pueblo la siga identificando con el nombre del Rey Español.

Archivo:Paseo de Carlos III (La Habana, Cuba - tarjeta postal, finales del siglo XIX).jpg

Había nacido como Paseo de Tacón, pero más tarde cambio de nombre en honor a Carlos III se le dio su nombre y hasta se le colocó una estatua del monarca sin que ningún historiador cubano se haya empencinado en desmontarla.

Allí también radica el edificio de la “Sociedad Económica de Amigos del País”, filial cubana de lo que fueron Las sociedades económicas de amigos del país”, nacidas bajo la protección de la Corona española como instrumentos del reformismo borbónico.

Su fundador fue el experto en caballeros templarios  y gran enemigo de la iglesia católica Pedro Rodríguez de Campomanes, nombrado ministro de Hacienda en 1760 por Carlos III. Su afrancesamiento irreductible le llevó a ser relevado del cargo por Carlos IV ante el temor de que el reformista terminara favoreciendo en España una Revolución a la francesa de 1789.

Paradójicamente fue el hijo de Carlos III, quien por Real Cédula de fecha 15 de diciembre de 1792, concedió autorización para establecer en La Habana esta sociedad. Hablamos de una Institución cuyo carácter típicamente Borbónico, no ha sido impedimento para que, sobreviviera  en una segunda época tras el establecimiento de la república liberal en 1902  hasta el año 1959 en que se empontrona el castrismo.

Archivo:Paseo de Carlos III (La Habana, Cuba - tarjeta postal, finales del siglo XIX).jpg

Luego, al cumplirse su dosciento aniversario el gobierno cubano, sabrá Dios con que fines, comenzó a dar los primeros pasos para reactivarla, naciendo de sus cenizas en 1994 como Organización No Gubernamental.  Tendremos la novedad y acorde a los nuevos tiempos tendremos aquí una PresidenTA: la doctora Daisy Rivero Albisa, la primera mujer que llegó a la Presidencia de la SEAP en toda su historia. Rivero Albisa se mantuvo en ese puesto desde 1994 hasta 2015.

Actualmente la Sociedad es presidida por otra mujer; la Doctora en Ciencias Pedagógicas Zoila Benítez de Mendoza, electa en mayo pasado como su presidenta, convirtiéndose así la segunda mujer en ocupar el cargo desde que hace 226 años surgiera de la Sociedad Económica de Amigos del País en Cuba. Esta feminización de la Sociedad no le ha restado un ápice de su carácter original de organización de lumbreras que colocan sus conocimiento al servicio del despotismo que ya no es de los Borbones, sino de sus imitadores: los Castros.

En 1946 durante el quinto Congreso Nacional de Historia evento íntimamente relacionado con la masonería cubana, y la institución masónica cubana, Emilio Roig de Leuchsenring había sido galardonado por Venancio Méndez Lasarte el Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, con una Medalla de Oro y un diploma en reconocimiento por la moción que aquel había presentado el primero de estos eventos proclamando el carácter excepcional de la obra masónica en pro de la cultura y la libertad de Cuba».

Afortunadamente existen almas caritativas entre los administradores del patrimonio cultural cubano y ellas al fin se ha percatado de que por muy “Felón” que los historiadores, lo mismo cubanos que españoles nos pinten a aquel Rey, su representación escultórica tiene un gran valor, por lo menos como atracción turística, así que le han corrido un poco, le fabricado un modesto pedestalito y lo ha dejado mirando al centro de la plaza, que un día fue suyo, en cuanto a la nariz rota, e visto fotos donde aparece repuesta, espero que no sea una ilusión óptica.

A pocos metros del nuevo emplazamiento de Fernando VII se encuentra la estatua de su abuelo Carlos III con la que en su tiempo se marcaba el inicio del paseo homónimo, y que permaneció guardada en el Palacio de los Capitanes Generales hasta noviembre de 2017. Ese fue el año en que fue reubicada en un lateral de la Plaza de Armas junto a la de su nieto.

Existe un interesante estudio, que aborda entre otros temas de las esculturas dedicadas a los reyes españoles en Cuba, su autor es Rodrigo Gutiérrez Viñuales, Catedrático acreditado de Universidad y Profesor Titular de Historia del Arte en la Universidad de Granada (España). El trabajo lleva por título MONUMENTO CONMEMORATIVO Y ESPACIO PÚBLICO EN IBEROAMÉRICA.

De acuerdo a Gutiérrez Viñuales, el país que mayor cantidad de estatuas de reyes españoles vio emplazadas en sus calles fue Cuba, destacando barios monumentos de mármol como el dedicado a Carlos III, obra del director de la Academia de Bellas Artes de Cádiz (España), Cosme Velázquez.

De acuerdo este profesor la estatua erigida en 1803 en el Paseo Público de Extramuros que ya mencionamos. También se refiere al monumento también pedestre de Fernando VII inaugurada en 1834 en la Plaza de Armas, cuyo proyecto había sido iniciado por el escultor español José Álvarez Bouquel y concluido a tras la repentina muerte de éste, por Antonio Solá que ya hemos mencionado.

Según el catedrático  la  figura de Carlos III gozaría de mayor consideración por parte del pueblo cubano que sus sucesores, entre otros muchos aspectos de carácter progresista, por su intervención para salvar a La Habana de la dominación inglesa durante el sitio a que fue sometida en 1763, en lo personal no creo como se verá en este artículo que no sea este el motivo.

De acuerdo a esta tesis la  monumentalización del monarca de decidió  tras el concurso efectuado por la Sociedad Económica de Amigos del País en 179. En el certamen debían idicarse los “cuatro sujetos de la antigüedad que más derecho tenían a la gratitud nuestra”. Naturalmente como entonces los cubanos no sentían el menor complejo con respecto a su hispanidad terminaron siendo seleccionados Cristóbal Colón, Juan Caraballo, qiien financió La Iglesia de Belén en La Habana, Martín Calvo Arrieta Gobernador nacido en La habana que en 1669, que concedio 5000 pesos para que se casaran cinco huérfanas todos los años) y por supuesto Carlos III, para este fue tomada en cuenta su intervención en la recuperación de  de La Habana en 1763, que se dió por via diplomática,  así como la liberación del comerció que puso punto final al monopolio de Cádiz y que en teoría beneficiaba a Cuba, según el médico Tomás Romay, Presidente  de la Sociedad Económica de Amigos del País

La estatua de dicho rey fue inaugurada el 4 de noviembre de 1803, festividad de San Carlos Borromeo. Fechada en 1799, sería trasladada en enero de 1837 desde el sitio donde se encontraba, frente a los almacenes del Camino de Hierro que se inauguraría ese año, a la primera glorieta de entrada del Paseo de Tacón que llevaría su nombre. Tras la declaración de la Independencia, en agosto de 1901 el Ayuntamiento de Madrid propuso se entablarán negociaciones con las autoridades habaneras con el fin de adquirir la estatua para ser colocada en la Puerta de Alcalá, gestiones que no tuvieron éxito.

• Aquí también se abordan las vicisitudes escultóricas del monumento dedicado al rey de las “nada gratas facciones”, según Juan Antonio Gaya Nuño, levantado en La plaza de Armas, que hacía de portal al Palacio de los Capitanes Generales. El historiador recuerda que fue hacia 1827 el Intendente de Ejército Claudio Martínez de Pinillo promovió la iniciativa de erigir este monumento a Fernando VII. Se encargó la ejecución de la misma a José Álvarez Bouquel, pero la muerte le sorprendió en 1829. El proyecto quedó retrasado, siendo asumido años después por el escultor español, radicado en Roma y formado en los cánones neoclásicos, Antonio Solá, representa al monarca con el traje de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, el cetro en la mano derecha, en la izquierda el sombrero y recogiendo el manto, a la vez que mira al pueblo con afectuosa actitud.

Existe en Cuba un segundo monumento en importancia dedicado a Fernando VII, el realizado por el italiano Ignazio Peschiera, figura principal del último neoclasicismo. Concluida en 1835, fue inaugurada en Matanzas al año siguiente. En 1869, a causa de la caída de los Borbones en España, la estatua fue quitada de su emplazamiento, en donde tres años después se ubicó una fuente, destinándose aquella a una escalera del Palacio de Gobierno. En 1875, con la restauración monárquica, fue reubicada a la entrada del Paseo de Santa Cristina, luego llamado de Martí. La investigación se hace eco de lo acontecido con ambos monumentos tras la independencia. El de Fernando VII continuarían en su sitio al centro de la Plaza de Armas de La Habana y el otro en el Paseo Santa Cristina el de Matanzas, espacios que cambiarían de nombre adjudicándoseles los de los Padres de la Patria Carlos Manuel de Céspedes (en 1923) y José Martí, respectivamente. El investigador reconoce que la estancia en ellos del rey español resultaba ya una paradoja. En 1944 la Plaza de La Habana había sido declarada Monumento Nacional, exceptuándose de la declaratoria el monumento a Fernando VII. Mucho antes, en 1916, se había mencionado la posibilidad de quitar la estatua del rey español para reemplazarla por la que estaba pendiente de arribo desde Italia, la del presidente Tomás Estrada Palma. Las iniciativas para erigir la de Céspedes en la Plaza de Armas basaban parte de su estrategia en la creación del eje simbólico que, a través de las manzanas de casas comprendidas entre las calles Obispo y O’Reilly, uniría su figura a la de Martí en el Parque Central. La estatua del rey permanecería allí hasta 1955 en que fue reemplazada por la de Céspedes ejecutada por Sergio López Mesa, pasando aquella a la Oficina del Historiador, en 1975 al portal de los Capitanes Generales y más tarde a su actual emplazamiento en la calle O’Reilly.

En cuanto a la estatua de Fernando VII en Matanzas, su remoción del Paseo Martí ello se produjo en 1947, satisfaciendo de esta manera a quienes como Emilio Roig de Leuchsenring no defendían precisamente la figura del monarca, concordando con el historiador de La Habana en la bajeza del Rey como hombre y cómo gobernante. Desde mi opinión personal nada hace mas historia que un investigador de la misma devenido en policía moral, en fundamentalista que intenta deshacerse cualquier pieza artística del pasado ajustarse a su religión, llámese la obra, Buda o Estrada Palma, Lenin o Franco, lo mismo da. No es que no nos hayamos enterado del rol propagandístico que juegan las Estatuas desde los tiempos faraónicos hasta nuestros días,  lo que no se nos olvidan es que una vez pasado los régimenes que las inspiraron, desaparece el daño y queda solo el valor artístico, conviertiéndose  en marcas de un tiempo, por la que sin alguien tiene que velar,  ese es el historiariador profesional.

Y no resulta atenuante de hispanofobia, en el caso de Emilio Roig, el que este defendiera la permanencia de otro déspota,  Carlos III, en el paseo que llevaba su nombre. Incluso cundo lo hacía al precio de, mostrar unas contradicciones, dieron armas a los  intelectuales, que desde los periódicos Avance y Diario de la Marina, abogaron por conservar  la figura de Fernando VII  en su lugar de siempre y en contra de sustituirlo por un Carlos Manuel de Céspedes que desentonaba temporalmente con el pedestal.

Sospecho que el favoritismo con este monarca, nada tiene que ver con la defensa de la Habana de los ingleses y mucho menos que sea prueba de su falta de odio a lo español. Opino en cambio que obedece a lo bien que fue percibido por el ambiente anticlerical en que se movía el historiador, sobre todo de origen masón. Y no es que el Rey borbónico procedente de Nápoles, fuera el mismo, masón, sino que se hizo rodear de tales con lo que se incrementó el poder de la masonería en la Corte de Madrid y automáticamente la confrontación de la misma con la Iglesia Católica.

El Borbón no tuvo reparos, lo nombrar a un masón Manuel de Roda como Ministro de Gracia y Justicia, en colocar la educación de su hijo Fernando en manos masón el príncipe de San Micandrom. También era Masón el presidente del Consejo de Castilla, Pedro Pablo Abarca de Bolea y Ximénez de Urrea, Conde de Aranda. Se trata de un militar ilustrado que junto con el ministro Campomanes Aranda funda 1760 la primera Gran Logia Española de la que llegará a ser Gran Maestre. Luego, el 24 de junio de 1780 se unirá al marqués de Pombal, primer ministro y Gran Maestre de la masonería en Portugal (país donde Aranda había sido embajador) para fundar el Gran Oriente Español, que de hecho se subordinaba a la masonería francesa. Sometido a Francia. Fueron estos masones los que conspiraron para expulsar del imperio a la vanguardia del catolicismo e ilustración alternativa que representaba la obra realizada durante siglos por la compañía de Jesús en los virreinatos españoles.

Tenemos así un serie de hechos paradigmático que nos ayudarían a comprender los motivos de nuestra desmemoria histórica, como resultado de la acción de un historiador movido más por una ideología que por el amor a la propia historia.

De cualquier modo, y pese a la acción demoledora de la escuela iconoclasta sentada por Emilio Roig de Leuchsenring; aún quedan en Cuba grandes referencias materiales al aquel período en el que Cuba y lo que queda de españa fueron partes de la misma cosa, lo mismo en forma arquitectónica, como morros y fortalezas, como objetos que se conservan en los museos, por ejemplo, la Casa Velázquez en Baracoa, el Museo de la Ciudad (en el mismo antiguo Palacio de los Capitanes Generales, o Museo de las artes Bélicas radicado en el bello Castillo de la Fuerza). Se trata de armas, obras de artes, vestimentas y otras piezas que son interpretados al visitante según la ideología oficial, la cual puede ser matizada a conveniencia política, aumentado la carga hispanofobia si el visitante es americano (anglo o hispano parlante) bajándola si la victima procede de lo que todavía queda de España.

Esto de acumular antiguallas y contar sobre ellas lo que conviene puede funcionar en cuanto a recaudación o propaganda se trata, pero en lo que a memoria colectiva se refiere no sirve para nada. Esa es la gran tragedia de nuestra historia, lo mismo en su dimensión cubana que iberoamericana.

Por qué los líderes del independentismo cubano recalaron en la logia de los negros norteamericanos.

20 Abr

En el artículo “Hablando de…La huella masónica de Martí” publicado el martes, 28 de enero de 2014, con la bajo el seudónimo de Celta.·. se intenta confirmar algo de lo que a mí no me cabe la menor duda: la pertenencia de Martí a la masonería. Claro que el llamado apóstol de la independencia pertenecía a ella como, también, si no toda, la mayor parte de la dirección del movimiento político que desde 1868 se había empeñado en separar la capitanía, más tarde provincia de Cuba, del resto de España, en un acto de continuidad que va desde las secesiones continentales del imperio en 1820 hasta, muy probablemente, los procesos “nacionalistas” que hoy vive el pedazo de la península ibérica que todavía llamamos España. Algún día esto último se confirmará, espero.

A los masones cubano y su brazo armado, el latente y recurrente ejercito independentistas, poco importaba la evolución política que sufría, España y su isla como parte de ella, unos acontecimientos sobre los que directa o indirectamente afluirían bien o para mal. Un mes antes del alzamiento independentista del 10 de octubre de 1968, había triunfado en España una la llamada la Gloriosa o Revolución de Septiembre, fue una sublevación militar con elementos civiles que trajo el destronamiento y exilio de la reina Isabel II y el inicio del período denominado Sexenio Democrático. A esta revolución se le describe en la página del Congreso de España en los siguientes términos:

Frente a la adulteración casi crónica de los procesos electorales que se había producido bajo la égida isabelina, la revolución de 1868, conocida como “la Gloriosa”, fue acogida con gran entusiasmo por amplias capas del pueblo porque se había hecho de la reclamación del sufragio universal verdadera bandera del liberalismo democrático: no era un derecho más, sino la “conquista más preciada de la Revolución”. Se asiste así a una experiencia hasta entonces insólita en la historia de España: la irrupción de la democracia mediante la convocatoria de unas Cortes Constituyentes, orgullosamente reunidas por sufragio universal, como ellas mismas hicieron notar en el Preámbulo de la Constitución. Por lo demás, este ideal democrático enlazaba no sólo con nuestra más pura tradición liberal, anclada en el dogma de la soberanía nacional y representada en los textos de 1812, 1837 Y 1856, sino que también se insertaba plenamente en el contexto europeo, viniendo a ser una manifestación típica de ese espíritu utópico humanitario propio de la década de los sesenta (mezcla de krausismo y socialismo), que parecía destinado a iniciar en España, con veinte años de retraso, una nueva primavera de los pueblos.

Los principales actores de aquella revolución fue el gneral Juan Prim,Una de las figuras más destacadas de ese general Juan Prim, Maestro Masón, Caballero Rosacruz, grado 18, del Grande Oriente Español donde era muy querido, llegó a presidir un gobierno mayoritariamente masón nacido de la “Gloriosa lo que no impidió que algusmos masones intervinieran en su asesinato. En el articulo JUAN PRIM, EL GENERAL MASÓN, Faustino Merchán describe su entierro en en los siguientes términos:

Su cuerpo fue embalsamado por la Masonería, con uniforme de capitán general, para acompañarlo en su viaje al Oriente Eterno, por lo que se le colocaron tres frascos del embalsamamiento, formando un triángulo, debajo de las dos axilas y entre las piernas, que reaccionaron con el plomo que recubría internamente el féretro, deteriorando lamentablemente el cadáver, los calcetines estaban marcados con las iniciales CR+, que corresponden al grado 18, Caballero Rosacruz, del rito escocés de la masonería, y los ojos abiertos, de cristal, para su exposición pública. La ceremonia según el ritual masónico tuvo lugar en la Basílica de Atocha, y colocado su féretro en el transepto con la cabeza por delante, mirando para Oriente según el rito masónico, y al término de la ceremonia religiosa con la realización de la cadena de unión y su rotura debida al fallecimiento de un hermano masón. El privilegio de la posición de la cabeza por delante sólo lo tienen los sacerdotes, en los templos católicos, lo que costó su cargo al sacerdote oficiante.

La Gloriosa fracasará y no creo que la revuelta de Cuba haya sido precisamente un elemento que impidiese esta derrota, por el contrario, ella sirvió para frenar la llegada a la isla de los nuevos aires de libertad, que según la visión liberal de la historia se imponían, no sin resistencia en el reino,

Por ejemplo, la constitución española de 1869 estableció en su artículo 108 establecía que las cortes reformarían el sistema de gobierno de las provincias de ultramar una vez que hubieran tomado asiento los diputados cubanos y puertorriqueños, sin embargo, la misma guerra secesionista impediría la elección de los diputados de Cuba y por tanto que pudiera hacerse extensiva a ella los derechos consignados en dicha constitución, la cual nunca pudo aplicarse en la isla. Sin embargo en 1879 los diputados cubanos volvieron a ser admitidos en las cortes de Españolas, sin dunda alguna como una forma de debilitar en independentismo, por otra parte,  1880 y 1886 la esclavitud fue abolida en Cuba, por un lado accediendo a la presión británica, por el otro como consecuencia del pacto de paz que se había hecho con los separatista en el que se incluía la libertad de los esclavos que habían servio a los independentistas, quedando a paradoja de que aquellos que se mantuvieron fieles a la corona no consiguieron  ser emancipados, al final la libertad les llegaría de manera gradual.

En 1890 se les otorga a los independentistas cubanos el derecho a abogar en la prensa isleña por sus ideales, siempre y cuando no apelaran a la guerra, el mensaje les entró por un oído y salió por el otro, desencadenado en 1895 otra guerra. Para ponerle freno desde Madrid se la concede a Cuba una autonomía similar a la canadiense.  La capitanía general es separada del gobierno y se crea un parlamento bicameral. La Constitución autonómica estableció un Parlamento bicameral: el Consejo de Administración y la Cámara de Representantes. Algunos diputados eran electos y otros, designados por España. Por su parte el Capitán General, tenía entre sus facultades la designación de los secretarios de despacho, así como la disolver ambas Cámaras. El presidente del gobierno surgido de la  Carta Autonómica de Cuba (1897), fue el abogado matancero y antiguo conspirador independentista José María Gálvez Alonso, junto a otros desencantados del separatismo había fundado en 1878 el Partido Liberal Autonomista de Cuba (1878) y también fue presidente de la Sociedad Económica de Amigos del País. todas las carteras, menos dos que correspondieron a miembros del Partido Reformista, mientras que el otro partido surgido tras la guerra de los 10 años, partido Unión Constitucional, más centralista, se quedó sin representación en el gabinete. El gobierno llegó a trabajar en la elaboración de aranceles y presupuestos locales, así como en las relaciones mercantiles con España, la administración municipal y la provincial, la educación etc., al cesar la soberanía de España sobre Cuba ninguno de aquella autonomista pudo ser acusado la menor corrupción, lo que había sido norma dentro de la administración tradicional de la capitanía.

Por cierto, no faltó la presencia masónica en este gobierno. Por ejemplo, tenemos el caso de Antonio Govin Juez del Tribunal Supremo Autonómico y ministro en el gabinete y quien había sido secretario de la Junta del Partido Autonomista desde 1878 hasta 1896; era a su vez Gran Maestro de la ‘Logia Colón’

Un tema sobre el que se ha tratado poco ha sido como el papel jugado por  la masonería desde el lado español. El solo hecho de Jose Martí fuese liberado de la Cantera, y enviado a España donde pudo continuar sus estudios mientra se esforzaba por convencer con escritos sin censura a los  a masones y republicanos, valga la redundancia, localeas de lo justo que sería arrancarle Cuba a España, sin que le pasara nada, ya nos dice algo.

En la nota de Celta.·.  se hace referencia a la visita de los masones cubanos Máximo Gómez, José Martí y Antonio Maceo a la logia Prince Hall No. 38, anteriormente Sol de Cuba. También se nos dice que Maceo fue nombrado miembro honorario de la misma.

Esta logia se encontraba bajo la jurisdicción de la “Most Worshipful Grand Lodge of de Most Ancient and Honorable Fraternity of F & A. Masons Prince Hall”.

Estamos hablando de una logia nacida en Estados Unidos y dirigida a y por Afroamericanos, no de una típica logia española, con las que José Martí quedaría desencantado como nos cuenta el investigador Manuel de Paz en su trabajo; La gran decepción de José Martí: Sobre su vinculación a la masonería en España, 1871-1874 y es que sus hermanos españoles ensimismado liberalizar a España, pasando por encima de cualquier fuero o particularidad regional, no podía seguirlo en su idea de que los cubanos ya eran otra nacionalidad. Supongo que se trataría de un choque con los masones de base, esos a los que el lavado cerebral usa para las misiones locales de su logia, otra cosa serían las cabezas de hermandad que también pesaron el hundimiento y posterior fragmentación del imperio español, las mismas que por décadas venían inculcando entre gente idealista como lo había sido Martí los falsos ideales independistas.

Pero si problemáticos podían ser los masones españoles para sus hermanos, los separatistas cubanos, no menos lo serían los masones anglosajones, con su rechazo estructural a todo lo que les pareciera extraño como evidentemente era ante ellos cualquier elemento de origen hispano, no hablemos ya de los hombres de color incluso norteamericanos, esta situación se algo que contradecía el afán de los jefes independentistas de captar como carne de su guerra necesaria a la población negra de la isla.

Ante esta realidad, las experiencias que pudo tener durante su tránsito por los Estados Unidos y sobre todo lo que pudo haber aprendido en la logia Prince Hall, no es nada de extrañar la reticencia que tenía en masón Antonio Maceo a la entrada de Estados Unidos en la guerra contra España. Declaraba que o no esperaba nada de los americanos, que prefería caer sin su apoyo que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso, ni siquiera le interesaba el reconocimiento de la beligerancia mambisa, que pedían los políticos de su mando, incluso llegó a afirmar, en oposición total a lo que terminará haciendo los independentistas tras su muerte,  que de darse un intento anexionistas esa sería la única  forma en que su espada estaría al lado de la de los españoles. El mulato sabía muy buen lo que les esperaba a los hombres de piel oscura bajo el poder de una república como la norteamericana.

Es así que teniendo ideales y practicas masónicas los independentistas cubanos no encontraron mejor sitio donde recalar que en una logia, que si bien se mostraba tolerante con membresías de otros colores había sido fundada por y para hombres negros.  Y así ha ocurrido desde sus orígenes cuando nace como una logia masónica para esclavos africanos libertos hasta nuestros días. Veamos su historia, según los datos que se nos ofrece en el sitio FREEMASON INFORMATION

Hoy en día, la fraternidad Prince Hall tiene más de 4,500 logias en todo el mundo, formando 44 jurisdicciones independientes con una membresía de más de 300,000 “albañiles”,  La Prince Hall Freemasonry  cuenta con una Conferencia de Grandes Maestres que parecen coordinar las diferentes jurisdicciones de esta familia masónica establecida fundamentalmente en los Estados Unidos y  sus y llama la atención cuando una vista el sitio de dicha Conferencia, el origen afroamericano de todos cada uno de los patrones y maestros, allí fotografiado, la ausencia de personas con diferentes características biotípicas hace pensar que aún me medio de todas sus proclamaciones de fraternidad la masonería  norteamericana con la que la que se vincularon los independentistas cubanos sigue reflejando las condiciones de segregación en la que nació.

En este mismo sitio podemos encontrar información sobre Prince Hall, como el Padre de la masonería negra en los Estados. Se trata de un mestizo de blanco y negra, que vivió entre el 12 de septiembre de 1748 y el 4 de diciembre de 1807. A él se le atribuye haber hecho posible que los negros fueran reconocidos y disfrutaran de todos los privilegios de ser masones, por lo visto, al igual que muchas iglesias protestantes, los de cada color por su lado.

Se han encontrado algunos registros y documentos de él en Barbados, donde se rumoreaba que es originario de allí, su padre sería el inglés Thomas Prince Hall y su madre, una mujer de color, libre, de origen francés.

En 1765 Prince viajo en barco a Boston, donde trabajó como peletero, un oficio que aprendió de su padre. Ocho años más tarde habrá adquirido bienes raíces y estará calificado para votar. Bunker Hill. Tenía inclinaciones religiosas, y llegará a ser ministro de la Iglesia Episcopal Metodista Africana con un cargo en Cambridge. Luchará así mismo por la abolición de la esclavitud “.

A la larga  conseguirá unirse al Ejército Continental establecido por una resolución del Congreso Continental el 14 de junio de 1775 como un servicio paramilitar, creado para coordinar los actos militares de las Trece Colonias en su lucha contra Gran Bretaña. Pero antes había estado vinculado al ejercito enemigo a través de una logia masónica.

Antes de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos.  Prince Hall y otros catorce hombres negros libres habían solicitado su admisión en las Logia de San Juan de Boston (en ese momento, integrada solo por blancos, pero fueron rechazados. Pero en marzo de 1775 logran convertirse en los primeros hombres negros en iniciarse en una Logia Masónica en América. Ese día eran aceptados por la Logia # 441, que operaba bajo una carta de la Gran Logia de Irlanda. Esto no es nada extraño si tomamos en cuenta que dentro del imperio los irlandeses conformaban una minoría discriminada casi al nivel de los negros liberto. Esta logia funcionaba adjunta al 38.º Regimiento de infantería del Ejército Británico que guardaba el Castillo de la isla Williams (hoy Fort Independence) en Boston Harbour Massachusetts.

Al comenzar Guerra de la Independencia, el regimiento abandona Boston, pero Prince Hall y sus asociados recibieron un “permiso” de la Gran Logia de Irlanda para reunirse propósito de servicios funerarios y procesiones masónicas. Bajo este permiso es que se organiza la Logia Africana el 3 de julio de 1776. Prince Hall fue elegido su Honorable Maestro. Este permiso, sin embargo, era limitado. como tal podía ir en procesión al Día de San Juan, para enterrar a sus muertos, pero no tenía autorización para otorgar títulos ni realizar ningún otro “trabajo” masónico aceptar nuevos miembros. Durante nueve años, estos “hermanos”, junto con otros que habían obtenido sus títulos en otros lugares, se reunieron y disfrutaron de sus privilegios limitados como masones.

Finalmente, el 2 de marzo de 1784, Prince Hall presentó una petición para ampliar sus derechos a la Gran Logia de Inglaterra, a través de un Adorable Maestro de una Logia subordinada en Londres (William Moody, de la Brotherly Love Lodge # 55). Las concesiones le serán otorgadas el 29 de septiembre de 1784 bajo el nombre de African Lodge, número 459, en el registro de la Gran Logia de Inglaterra por autoridad del Gran Maestro, el Duque de Cumberland, (Gran Maestro de la Gran Logia de Inglaterra) emitió la carta de “La Logia Africana No. 1” (más tarde renombrada como Logia Africana No. 459. Le será entregada en Boston el 29 de abril de 1787 por el capitán James. Scott y Maestro de Neptuno. Prince Hall fue el primer Maestro de la logia que se organizó una semana después, el 6 de mayo de 1787.

Véase que a pesar de la independencia obtenida por Estados Unidos en La independencia de los Estados Unidos se declaró el 4 de julio de, 1776, cuando formalmente se rompieron los lazos coloniales con Inglaterra. En lo que se refiere al funcionamiento de la masonería esta seguía dependiendo de lo que se decidía en la metrópolis. Y fue allí donde se autorizó el nacimiento de la Logia Africana # 459 de Boston. El documento de dicha orden es considerado el más importante y valioso de la Fraternidad Masónica de Prince Hall. A través de él, se rastrea la legitimidad masónica entre los hombres negros libres. Esa carta, que está autenticada y en custodia, se cree que es la única carta original emitida por la Gran Logia de Inglaterra que todavía está en posesión de cualquier Logia en los Estados Unidos.

Con la carta enviada por Gran Maestro de la Gran Logia de Inglaterra, la Logia Africana # 459c conseguía la autorización iniciar a más hombres de la comunidad de negros libres en Boston. En 1797, Prince Hall organizó otras logias subsidiarias en Filadelfia, Pensilvania y Providence, Rhode Island.  Todas ellas operaban bajo la carta de African Lodge (e inicialmente también se les dio el nombre de “African Lodge” y el número “459”.  Sin embargo, la logia en Providence pronto cambió su nombre por el de Logia Hiram # 3). En diciembre de 1808, todas estas logias se reunieron y formaron la Gran Logia Africana (a veces denominada Gran Logia Africana # 1) y eligieron al Prince Hall como Gran Maestro.

La cuestión de extender la Masonería a las comunidades negras está muy relacionada con la actividad de otro afroamericano, Absalom Jones, un sacerdote episcopal ordenado masón al mismo tiempo- a diferencia de la iglesia católica la iglesia episcopal no parece haber tenido grandes contradicciones con la masonería.  La Iglesia Episcopal tiene sus orígenes en la Iglesia de Inglaterra en las colonias americanas. Durante la revolución de las 13 colonias esta iglesia estuvo a punto de extinción, dividida entre patriotas, conciliadores y leales a la monarquía y la iglesia anglicana, recordemos alrededor de tres cuartos de los firmantes de la Declaración de Independencia eran nominalmente laicos anglicanos, entre ellos Thomas Jefferson, William Paca y George Wythe.

Pero volviendo a Absalom Jones, este fue el primer sacerdote afroamericano ordenado en la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos, llegando a liderar la Iglesia Episcopal Africana de Santo Tomás.  Nacido en 1747, más tarde colaborara con la Free African Society fundada en 1787.

Absalom fue predicador laico en la iglesia metodista de St. George’s A raíz de conflictos raciales con predicadores blancos en la misma parroquia muchos afroamericanos de la iglesia.  Esto impulsó el movimiento para crear una iglesia negra independiente que obtuvo apoyo tanto de simpatizantes blancos de Filadelfia, permitiendo el establecimiento tanto la Iglesia Episcopal Africana de Santo Tomás como la Iglesia Madre Bethel AME.  S

Siguiendo este modelo fue que Absalom movió sus hilos para que pudiera establecerse la Gran Logia Africana de la que hablábamos anteriormente y en de la cual Prince Hall Gran Maestro desde que ella se fundó hasta su muerte (la de Prince). Luego le tocará a Nero Prince el puesto en Gran Maestro. Cuando Nerón Prince se marcha Rusia en 1808, será sucedido por George Middleton los próximos maestres serán Petrert Lew, Samuel H. Moody y luego, John T. Hilton.

La Logia africana y es eliminada 1813, y no me extraña si tomamos en cuenta que nos encontramos en el corazón de la nueva guerra entre Estados Unidos y el Imperio Británico iniciada en 1812.

Y que no dejaba de estar vinculada al enfrentamiento de los mismos británicos contra la Francia de Napoleón. En 1812, los británicos intentan restringir duramente el comercio procedente de los Estados Unidos, país neutral, con Francia. La idea era la de crear un bloqueo marítimo económico al Imperio francés de Napoleón. Para conseguirlo los buques británicos detenían a numerosos barcos mercantes norteamericanos con el agravante que las tripulaciones estadounidenses estaban formadas mayoritariamente por súbditos británicos desertores de la marina británica, los cuales, tras su apresamiento, eran llevados a cárceles británicas si no eran ejecutados en la horca.

Mientras en el parlamento británico se calificaba al presidente norteamericano James Madison pro-francés Estados Unidos parecía darle la razón al ar aprobada en el Congreso la declaración de guerra el 18 de junio de 1812, lo que se tradujo en un intento de liberar a Canadá del imperio, algo para lo que la joven república demostró no estar preparada. Lo anterior se evidencia más cuando Napoleón es derrotado y los británicos quedan en condiciones de concentrarse en el problema norteamericano. Así antiguos colonos se verán obligado a firmaron el tratado de paz 24 de diciembre de 1814, aunque quedara pendiente alguna que otra escaramuza como el asalto las fuerzas británicas bajo el mando de Eduard Pakenham de Nueva Orleans el 8 de enero de 1815, siendo allí derrotados, por el ejército de Andrew Jackson.

Amainado el conflicto con los británicos se dan las condiciones para que, en 1827, renazca la logia, bajo el título Gran Logia Africana # 1. John T. Hilton se convirtió en Gran Maestro y es el quien recomendó una Declaración de Independencia de la Gran Logia inglesa, que sospecho tuvo mas de adaptación a los nuevos tiempos que de honestidad, la fidelidad a los britanicos se mantendrá latente las de un siglo hasta que la logia vuelva al redil como era de esperar.

En 1847, la Gran Logia africana cambió su nombre por el de Gran Logia Prince Hall, en honor a su Gran Maestro fundador, se formarán filiales en diferentes estados de la Unión.

El retorno definitivo de la logia a su santa madre inglesa se da en 1994, cuando la Gran Logia de Inglaterra finalmente aceptó una petición de reconocimiento por parte de Prince Hall Grand Lodge de Massachusetts. Ya había existido un intento fugaz de reconciliación en 1946, año en que la Gran Logia de Inglaterra extendió su reconocimiento a la Gran Logia Prince Hall, para retirarla el mismo año, al final los lazos se formalizaron definitivamente en junio de 1996. Se dice que en sus 212 años, la logia de los negros Prince Hall Grand Lodge fue capaz de generar  de otras 44 Grandes Logias, entre ellas supongo que se cuente aquella a la que pertenecieron los mambises cubanos.

Por que no nos conviene la dieta vegana y muchos memos la del Panda.

16 Abr

Hace tiempo que sigo a un youtubero que se hace llamar El Vegano Cordobés, lo hago por diferentes razones, en primer lugar porque me llama mucho la atención el particular acento que tienen los cordobeses argentinos y que descubrí hace muchos años en un actor que hablaba muy raro, dentro aquellas viejísimas pelicular argentinas que pasaban en la tv cubana durante mi infancia, en el espacio Cine del hogar, un remanso de paz, en medio de una televisión ideologizada donde lo que predominaba era el cine del campo socialista, en particular el soviético. Algo mas liberal era el ICAIC, administrador de la red de cines.

Aludo a la ideología porque ese es el segundo aspecto que me llama del “Vegano”, y es que siendo un buen lector de informes científicos, se ve obligado y lo hace con gusto, adaptar las ciencia a su filosofía animalista, esto ya es un reto y más con un vegano que no contento con parapetarse en su canal y lanzar su mensaje, va a por las cabezas de cuanto youtubero disienta de sus dogmas, lo hace reconozco con maestrías y a veces hasta con gracia.

Debo explicar al lector que es un vegano; se trata de la persona, que intenta llevar un modo de vida en el que se excluyen entre otras cosas los productos alimenticios de origen animal, ni siquiera consumen huevos, lácteos o miel.
Todo esto lo cuento como preámbulo al tema que hoy me interesa, la explicación de por que los humanos somos omnívoros (del latín omnivŏrus; de omnis, ‘todo’, y vorāre, ‘comer’), característica en la que no estamos solos en la naturaleza, nos acompañan entre otros animales mamíferos tan diferentes como son los cerdos, los osos o las mofetas. En el reino animal tenemos, además de las gallinas, lo mismo, bajo el agua tenemos las pirañas, así como algunos tiempos de tortugas. Animales todos a los que por suerte no les aparece un profeta que les prohíba alimentarse como Natura Manda.

He de romper lanzas por nuestro derecho a comer de todo basándome el motivo de porque lo hacemos, para mi de mucho mas peso que cualquier argumentación basada en términos morales, si acepto que, para determinadas personas e inclusas colectividades, una dieta vegetariana podría resultar saludable.

A lo que me pongo es al principio de universalizar el veganismo, sin tomar en cuanta cuales son los intereses que se mueven detrás de esta propaganda, que no ilustración ética y mucho menos científica.

Como anillo al dedo me viene en la tarea el artículo, que traduzco del danés más o menos con estas palabras ¿Por qué debería la gente comer variado cuando hay animales que no lo hacen? Lo escribió el periodista Kristian Sjøgren, y fue publicado en la sección ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN de videnskab.dk, un medio de popularización científica que se publica en Dinamarca y del cual ya he escrito en otras ocasiones.

En este trabajo es citada Susanne Gjedsted Bügel, quien es profesora de en Clínica y Nutrición Preventiva en la Universidad de Copenhague, quien toma como ejemplo el caso de la alternativa panda, animal cuyo 99 por ciento de su dieta consiste en bambú, se trata de una planta de pocos elementos nutritivos lo que obliga al panda que tampoco es tan bueno digiriendo a comer 45 kilogramos de bambú al día para cubrir sus necesidades de nutrientes. Esto significa que bellos ositos tiene que pasar aproximadamente 15 horas al día comiendo. Comparemos con las personas comen solo unos dos kilos de comida al día, divididos en tres comidas cortas de entrada la economía de tiempo es evidente: “La gente necesita muchas más variaciones para satisfacer nuestras necesidades. Por otro lado, no necesitamos tanto y no necesitamos comer tanto tiempo como muchos otros animales “, dice Gjedsted Bügel al periodista.

La gente necesita comer variado para cumplir con una gran cantidad de requisitos dietéticos, explica por otra parte Mette Hansen, profesora asociada del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Aarhus, según el segundo profesional citado; “Las personas deben llevar una dieta variada para cubrir la necesidad de nutrientes esenciales, es decir, nutrientes que no podemos formar nosotros mismos o que no estamos adecuadamente relacionados con la prevención de enfermedades relacionadas con la deficiencia de la dieta y con la optimización de nuestra salud”.

Aquí viene el verdadero peligro de no comer de todo es decir de no incluir en nuestra dieta lo mismo carne que producto de origen animal. Tomemos el caso del escorbuto. El escorbuto es una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C. Los síntomas tempranos incluyen pérdida de fuerza muscular, fatiga, cabello rizado y dolor en brazos y piernas. Si la enfermedad no se trata, puede provocar la pérdida de glóbulos rojos, una mala cicatrización de las heridas y sangrado de las encías. La enfermedad puede ser fatal, La mayoría de los animales pueden producir su propia vitamina C y, por lo tanto, no tienen escorbuto. Las personas, los primates y los murciélagos no pueden producir vitamina C y deben obtenerla a través de la dieta. Cuando hablamos de nutrientes, se trata básicamente de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, y el cuerpo necesita cantidades mayores o menores de ellos para funcionar. Si nos faltan algunos de los nutrientes, no es saludable.

Si hablamos de carbohidratos, proteínas y grasas, no podremos sobrevivir durante mucho tiempo, mientras que la falta de vitaminas o minerales puede causar varias enfermedades. Un ejemplo clásico de tales enfermedades es el escorbuto de la que ya he escrito en esta página. Ella se origina debido a la falta de vitamina C que se encuentra en una amplia variedad de frutas y verduras, como naranjas, pimientos, grosellas negras, perejil, brócoli y kiwi. Si no comemos una dieta que contenga alimentos con vitamina C, el escorbuto es un posible resultado. Es lo que pasaba con los marinos, antiguamente, quienes vivían de pescado seco y galletas durante varios meses consecutivos en viajes largos, en los que gran parte de la tripulación moría de la enfermedad. Un caso famoso fue el de célebre explorador Vitus Bering quien murió en 1741 por escorbuto junto a la mitad de su tripulación. ¨

Como bien explica Kristian Sjøgren, la dieta unilateral no contiene todo lo que necesitamos. Si solo se come carne, faltarán, por ejemplo, vitamina C y carbohidratos, ya que la carne consiste principalmente en proteínas, si lo que se consume son solo cereales, a la persona que lo haga le faltarán proteínas y muchas vitaminas.

A los veganos habría que recordarles lo que se afirma en este artículo, que una dieta que consista solo en vegetales tendrá muchas deficiencias, sobre todo si no se logra la combinación perfecta de los alimentos, así quien sigue este modo de vida tendrá que calcular que si bien hay mucha vitamina C en los pimientos, estos casi no tiene vitamina A y que por el contrario, mientras que hay mucha vitamina A en las zanahorias, estas casi no contienen vitamina C. Al mismo tiempo, las verduras son pobres en grasas, que se encuentran con facilidad en otros sitios, por ejemplo, de la carne.

Hay quien ha experimentado vivir de una sola cosa, aquí se nos cuenta el caso del australiano, Andrew Taylor quien se pasó todo el 2016 comiendo papas y nada más, eso si en diferentes formas: papas al horno, papas fritas, papas asadas, papas asadas, puré de papas, papas asadas, papas crudas, etc. Las papas tienen casi todos los nutrientes que el cuerpo necesita, pero cuando Andrew Taylor se retiró de su prueba de salud pesaba 50 kilogramos menos (pasó de pesar 149 kilos a 99 kilos).

Sobre el experimento, Jennie Jackson, quien es una Ph.D. e investigando Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Glasgow Caledonian, en un artículo en The Conversation: “Ningún alimento contiene todo lo que una persona necesita a largo plazo. Pero como Andrew Taylor insiste en seguir una dieta de un solo alimento, las papas son probablemente lo mejor que pudo haber elegido, ya que las papas contienen una amplia variedad de aminoácidos, vitaminas y minerales. Por ejemplo, si hubiera elegido vivir de acuerdo con un animal, le faltaría fibra dietética y varias vitaminas, minerales y antioxidantes”, explica Jennie Jackson. El científico escocés también dice que, si Andrew Taylor hubiera elegido comer solo un vegetal, tendría que haber hecho con el panda, comería grandes cantidades de alimentos todos los días para cubrir sus necesidades.

Si existen casos interesantes de adaptación evolutiva dentro del genero humano, como es el de los antiguos esquimales, hoy llamados de manera políticamente correcta inuitas, quienes 100 años atrás vivían casi enteramente de carne. El explorador polar canadiense Vilhjalmur Stefansson investigó en la década de 1920 cómo podría ser que los inuit pudieran vivir con una dieta que consiste casi en peces, focas y ballenas sin contraer escorbuto u otras enfermedades de desnutrición. Lo hizo él solo viviendo como los Inuit durante cuatro años consecutivos. Aquí descubrió que, si comía 90 por ciento de pescado y carne, así como un poco de algas obtenía todo lo que el cuerpo necesitaba en cuanto a vitaminas, minerales y todos los demás nutrientes. Ocurre que las tripas de los animales contienen mucha vitamina, mientras que sus grasas animales posen la energía que el cuerpo puede usar para mantenerse, en lugar de tener que echar mano a los carbohidratos. La dieta de carne y grasa, y por supuesto el alga (no fue totalmente carnívora) fue lo suficientemente buena para mantener a los inuit sanos y saludables, e incluso también al científico canadiense.

 

A la pregunta que se desprende de lo anterior: ¿por qué los animales pueden comer tan monótonamente? El redactor danés responde que esto se debe a que los animales utilizan una amplia gama de tácticas para satisfacer sus necesidades de nutrientes, que en general son las mismas necesidades que la nuestra. Ellos también necesitan carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Algunos de los nutrientes los producen ellos mismos. Por ejemplo, la vitamina C, que la mayoría de los animales elabora por sí mismos y no necesitan obtenerla de su dieta. Solo los humanos, primates, murciélagos y algunos otros animales no pueden producir la vitamina C por sí mismos.

Los otros nutrientes que absorben a los animales de los alimentos a veces los consiguen de formas a menudo muy inventivas. Por ejemplo, la vacas además de arreglárselas con el pasto, lamen una piedra que pueden lamer para obtener minerales. Esto se debe a su sistema gastrointestinal único, donde crecen bacterias que también contribuyen a su nutrición. Por otra parte, los agricultores proporcionan a las vacas un suplemento de selenio para que puedan continuar produciendo leche. Cuando se observa a los animales que viven del pasto, se descubre que muchos de ellos tienen bacterias en los intestinos que les ayudan a obtener los nutrientes que necesitan. En el caso de la vaca ella contiene en sus cuatro estómagos muchas bacterias que degradan el pasto. Esto significa que las bacterias crecen y se multiplican, conteniendo una gran cantidad de proteínas y grasas que la vaca puede absorber en su cuerpo, obteniendo así todo lo que necesita. Por ejemplo, en Dinamarca no hay mucho selenio en el suelo, lo que significa que los agricultores deben asegurarse de que las vacas obtengan el mineral de otras maneras.

Sehested agrega que la vaca tiene un sistema intestinal especial que permite que las bacterias degradadoras de celulosa vivan en el estómago de la vaca. Por nuestra parte: “Si la gente tratara de comer hierba, no obtendríamos mucha energía y probablemente también tendríamos estreñimiento”, asegura el científico.

Las vacas, al final cuentan con la ayuda de los granjeros quienes vigilas que ellas obtengan mediante suplementos las vitaminas y nutrientes que necesitan para los fines de su explotación. “Las vacas probablemente sobrevivirían sin los suplementos de selenio, pero probablemente dejarían de producir leche en la medida en que lo hacen, y probablemente también tendrían varias deficiencias si los agricultores no les proporcionaran un suplemento de selenio”. explica Jakob Sehested, citado por el periodista.

La vaca está no están solas, también los demás rumiantes caballos, ciervos y cabras y otros animales (entre los que debería incluirse a los humanos) se benefician de tener bacterias en los intestinos.

Otras fórmulas de aprovechamiento del alimento resultan más curiosas, por ejemplo, ratas y los ratones tienen un truco astuto que les asegura la nutrición necesaria, no se conforman con comer su comida una sola vez: “Los ratones y las ratas también comen su comida dos veces. Comen la llamada nocturna bacteriana para hacer un mejor uso de los nutrientes. Aquí, la flora bacteriana en el intestino también ayuda a producir los nutrientes vitales”, dice Susanne Gjedsted Bügel.

 

Los depredadores en muchos casos comen toda su presa, lo que significa que además de la carne rica en proteínas, también comen la grasa, las partes de los huesos y los intestinos, incluyendo lo que el animal pueda tener de verde en los intestinos. De esa manera, los tigres y los leones también obtienen lo que necesitan.

Cuando el chimpancé se deja atraer por la orina de leopardo que lo quiere comer

15 Abr

El parásito de la toxoplasmosis, Toxoplasma gondii, es capaz de hacer que un ratón pierda su miedo innato a los gatos y hasta quiera jugar con ellos, abundan los videos de tales historias en la red, para algunos será cómico, en realidad es una tragedia para el roedor. Por cierto, los humanos no escapamos al daño que genera este un protozoo unicelular. Una de cada tres personas en el mundo está infectada por el Toxoplasma gondii, que una vez dentro de las células, causa una enfermedad llamada toxoplasmosis, que, en nuestro caso, además de malestares físicos podría manifestarse en conductas un tanto irracionales, temerarias o de alto riesgos.

Me llamaba mucho la atención del funcionamiento de este fenómeno en ratones, hasta le dedique un espacio en cierto programa radial emitido en La Florida hace algún tiempo. Lo que no sabía es que veo que también se da también en los monos, nada de extrañar dada la cercanía biológica de los mismos nuestra especia. Me he enterado gracias al artículo “Parásito lava cerebro de chimpancés” que me llega en un reciente boletín de la versión sueca de National Geographic, aunque no es una nota nueva, está fechada originalmente el 17 febrero de 2016 y lleva la firma de Nadia Deleuran, que a su vez me ha llevado a la fuente originaria del descubrimiento, se trata del trabajo titulado “Atracción mórbida a la orina de leopardo en chimpancés infectados con Toxoplasma”, realizado por los investigadores Clémence Poirotte, Peter M. Kappeler,Barthelemy Ngoubangoye,Stéphanie Bourgeois, Maick Moussodji yMarie JE Charpentier. El estudio fue publicado en la revista Current Biology (VOLUMEN 26, NÚMERO 3, PR98-R99, 08 DE FEBRERO DE 2016) y aparece también en su sitio digital.

El estudio parte del hecho sabido de que los parásitos pueden ser capaces de inducir cambios fenotípicos en sus hospedadores, lo que les facilita su contagio. El caso del Toxoplasma gondii, le presenta como un protozoo que infecta una amplia gama de especies de sangre caliente, es un ejemplo que apoya la llamada ‘hipótesis de manipulación de parásitos’, recordándose que induce modificaciones en las preferencias olfativas de los roedores, convirtiendo su aversión innata al olor de gato en atracción al mismo, favoreciendo su transmisión trófica a especies felinas como hospedadores definitivos.

En el caso de los seres humanos, como ya le decía, el T. gondii induce modificaciones de comportamiento tales como cambios de personalidad, tiempos de reacción prolongados y disminución de la concentración a largo plazo. Sin embargo, los humanos modernos no son huéspedes intermedios adecuados porque ya no son presa de felinos. En consecuencia, generalmente se asume que las modificaciones de comportamiento en personas infectadas son efectos secundarios de la toxoplasmosis o rasgos de manipulación residual que evolucionaron en huéspedes intermedios apropiados.

Una hipótesis alternativa, sin embargo, afirma que estos cambios son el resultado de la capacidad de manipulación del parásito que se desarrolló cuando los ancestros humanos todavía estaban bajo una depredación felina significativa De hecho el T. gondii también altera nuestras preferencias olfativas, los humanos infectados consideran que la orina de gato (pero no la orina de tigre), les es agradable, algo que no sucede con las personas no infectados.

Para desentrañar el origen de las modificaciones inducidas por Toxoplasma en seres humanos, los investigadores arriba citados realizaron pruebas olfativas en un tipo primate vivo que todavía es depredado por una especie felina. Encontrando que nuestro pariente más cercano, el chimpancé (Pan troglodytes troglodytes), cuando es infectado con Toxoplasma (TI) pierde su aversión innata hacia la orina de leopardos (Panthera pardus), su único depredador natural.

Si bien el valor adaptativo del comportamiento inducido por parásitos debe evaluarse cuidadosamente, los estudiosos sugieren que la modificación de comportamiento observados por ellos podría aumentar la probabilidad de depredación de chimpancés por leopardos en beneficio del parásito. Esta posible adaptación del parásito sugeriría, por lo tanto, que las modificaciones inducidas por Toxoplasma en los humanos modernos son un legado ancestral de nuestro pasado evolutivo.

En el estudio se realizaron pruebas olfativas colectivas en 33 chimpancés, que viven en cinco grupos cautivos en Gabón, en tres sesiones de 20 minutos por grupo (99 pruebas individuales). Para evitar mezclar diferentes señales olfativas, presentaron un tipo de orina a la vez, en orden aleatorio: orina humana, orina de leopardo u orina de tigres (P. tigris) o de leones (P. leo), ninguno de los cuales es un depredador natural de chimpancés. De hecho, los tigres son felinos asiáticos, y los leones nunca vivieron en las selvas tropicales, el hábitat natural de los chimpancés.

Usando modelos mixtos lineales generales (controlados) que controlan otros efectos fijos (rango y sexo individuales y número de sesión) y efectos aleatorios (identidades individuales, grupales y de sesión), se analizaron la frecuencia de las investigaciones olfativas realizadas hacia una fuente de orina (inhalando o lamiendo) y la aparición de aproximaciones dentro de un radio de 1 metro desde una fuente de orina.

Miniatura de la figura gr1

Primero, los chimpancés NO T (sanos) investigaron la orina de leopardo con menos frecuencia que la orina humana, como se esperaba si los chimpancés evitan a sus depredadores basándose en las señales de olor. Por el contrario, los chimpancés de TI (infectado con Toxoplasma) investigaron y se acercaron a la orina de leopardo con más frecuencia que los individuos ni infestados. Sorprendentemente, los animales con TI tendieron a investigar más, pero no se acercaron con más frecuencia, la orina recolectada de felinos que no son sus depredadores naturales que los otros chimpancés.

Aunque el estudio es correlativo y una imprudencia preexistente en los animales con TI puede aumentar la probabilidad de encontrar parásitos, varios estudios experimentales han demostrado que la interrupción del miedo en roedores infectados fue causada directamente por T. gondii, posiblemente a través de un mecanismo epigenético*.

Así se planteó la hipótesis de que las modificaciones de comportamiento de los chimpancés son una consecuencia, no una causa, de parasitismo. Ciertamente, matiza aclara la investigación, los cambios inducidos por el toxoplasma podrían ser el resultado de los efectos secundarios de la infección. Por ejemplo, T. gondii forma quistes en el cerebro, posiblemente para escapar del sistema inmunológico del huésped, y estos quistes podrían causar, a su vez, alteraciones de comportamiento coincidentes en el huésped. Sin embargo, esta hipótesis no explicaría el aumento de la atracción de los animales de TI solo hacia la orina de leopardo.

Como buenos científicos los participantes en el estudio no se precipitan reconociendo que antes de concluir que el comportamiento inducido por parásitos es un rasgo manipulado, se deben cumplir varios criterios: habría que proporcionar una prueba formal de que hay más victimas entre los chimpancés de TI que entre los individuos no contagiados. De cualquier modo, se supone que las modificaciones de comportamiento observadas en los chimpancés de TI podrían aumentar la condición física del parásito. Esta hipótesis se apoya en la observación de que los leopardos son responsables de un riesgo de depredación individual estimado del 30% por año en algunas poblaciones de chimpancés. Además, la investigación mostró que los chimpancés “sanos” evitan la orina de leopardo más que la orina humana. Finalmente, dado que los leopardos marcan su territorio con la orina, una disminución en la evitación de la orina de leopardo en la naturaleza puede aumentar la probabilidad de un encuentro presa-depredador.

El estudio en cuestión alimenta un debate en curso sobre el origen del comportamiento inducido por Toxoplasma en humanos. Como la presión de depredación felina está virtualmente ausente en los humanos modernos, la manipulación de un huésped sin salida como nuestra especie ya no debería beneficiar a T. gondii. Sin embargo, los homínidos han coexistido durante mucho tiempo con grandes carnívoros y fueron cazados a tasas comparables a las de los primates existente. Cuando la depredación felina todavía era un impulsor evolutivo en nuestro linaje, las posibles habilidades manipuladoras pueden haber evolucionado porque los primeros homínidos eran hospedadores intermedios adecuados. Las investigaciones futuras deberían centrarse en una gama más amplia de especies que sufren diferentes presiones de depredación para aclarar la historia evolutiva de T. gondii y desentrañar las circunstancias en las que los rasgos de comportamiento del huésped se convierten en fenotipos extendidos de parásitos; concluyen los investigadores.

• De La epigenética (del griego epi, en o sobre, -genética) mecanismos (o su estudio) que regulan la expresión de los genes sin una modificación en la secuencia del ADN. Establece la relación entre las influencias genéticas y ambientales que determinan un fenotipo; rasgos tanto físicos o conductuales.

Cuando las guerras se iniciaban tirando gente por las ventanas

14 Abr

 

Me llamaba mucho la atención desde niño, el inicio de no sé qué programa televisivo cubano, no recuerdo si dedicado a la historia del cine o simplemente a la historia a secas, en la cual uno hombres de vestimenta antiguas lanzaban a otros por una ventana, se trata de un una defenestración, hecho histórico, que repetidamente tuvo lugar en Praga, parece que era tradición checa, por para ser más concretos de la Bohemia de entonces, tirar por la ventana a quien te caís mal, así se hablan de cuatro defenestración de Praga, 1419, 1483, 1618, el último en 1948 cuando el país dejó de ser una democracia popular para convertirse en un estado comunista.

Uno de estos ejercicios de barbarie, el de 1618 quizás el más famoso y seguramente el que recogía la película, que tradicionalmente se le considera como el detonante de la guerra de los Treinta Años. Hoy en día, el término “defenestración de Praga” suele referirse al caso de ocurrido un 23 de mayo de 1618, que dio lugar al enfrentamiento militar fue el desencadenante de entre las grandes potencias europeas de entonces modificándose con ella el mapa político europeo y dando pie a un peligroso desarrollo que marcaría entre otros derroteros el que llevará al inicio del hundimiento del Imperio español.

Se trata de una guerra a la que no se le presta demasiada importancia en los manuales de historia con que nos educamos en Cuba, pero que, según he notado emerge con insistencia en los de Suecia. Haré una reseña de la misma tomando como fuete el artículo que me llega en un boletín de la revista sueca Historia Popular, cuyos contenidos suele ser bastantes didácticos, aunque no sin cierta tendenciosidad a favor de los países protestantes. Se titula “El disparo de arrancada de la de la guerra de treinta años”, su autor es Gunnar Wiman y fue digitalizado el 8 de marzo de 2019.

Recuerda el periodista que, en mayo de 1618, los delegados protestantes de toda Bohemia se reunieron en Praga para llevar allí su descontento con las políticas antiprotestantes seguida por la casa de los Habsburgo. Y fue en la mañana del 23 de mayo, que un grupo liderado por Heinrich Matthias von Thurn fue al Castillo de Praga para exigir a los representantes del emperador garantías para los privilegios previamente otorgados.

Antes de continuar explico al lector quien era el tal Heinrich Matthias, sobre el que se profundiza por en el artículo de marras, en realidad de llamaba Jindřich Matyáš Thurn, había nacido el 14 de febrero de 1567 en Lipnitz dentro de una familia noble de Bohemia. Entre los años 1584-1586, Thurn realizó varios viajes largos en Asia y África, después de lo cual participó en las Guerra Imperial en 1588. Allí ganó una gran reputación siendo ascendido al Consejo del Tribunal de Guerra y en 1601 a coronel. Su relación con la Casa Imperial se vio perturbada en 1606, a causa de una propiedad adquiridas en Bohemia, lo que le lleva a unirse unió a la oposición protestante y liderar la contra el emperador Rodolfo II, rey de Hungría de 1572 – 1608 emperador del Sacro imperio romano desde de 1576 , rey de Bohemia 1575 – 1611 y Archiduque de Austria desde 1576.

Se trata de un personaje quien parentalmente está muy relacionado con los Reyes de España. Nacido el 18 de julio de 1552, su padre era Maximiliano II hijo de Fernando I quien a su vez había, nacido el 10 de marzo de 1503 en Alcalá de Henares, como sucesor del emperador Carlos V (primero de España) se convertirá en emperador germano-romano desde 1558 , rey de Bohemia y Hungría desde 1526 y rey de Croacia desde 1527 hasta su muerte.

Fernando I, por su parte era el hijo de Felipe I de Castilla y Juna la loca, hija de los Reyes católicos. La madre de Rodolfo veía de la misma línea, ella era María de Habsburgo,  hija del emperador Carlos V.

Quizás por tanta consanguineidad y sabrá dios porqué motivos, el caso es que heredó la locura de su bisabuela Juana, lo que, en medio de la guerra, le obligo a abdicar en beneficio de su hermano y sucesor Mattias, a quien, por lo visto los genes no jugaron tan mala pasada.

Pero volvamos al fatídico 23 de mayo de 1618. Ese día de forma tumultuosas, penetraron los inconformes que seguían a Von Thurn en la oficina donde estaban los cuatro administradores del Emperador e improvisaron un juicio haciendo ellos mismos de fiscales. Dos de los oficiales fueron declarados inocentes y se les permitió salir, pero a los otros dos, Vilém Slavata y Jaroslav Borita, se les sentenció a muerte.

Slavata y Borita pidieron desesperadamente que confesaran antes de que se ejecutara la sentencia ilegal, pero sus apelaciones fueron negadas. Primero, Borita fue arrastrado hacia la ventana tirado por ella, luego le tocó el turno Slavata y para completar el trío tiraron de paso secretario Philipp Fabricius. Entonces ocurrió “el milagro”, los tres hombres sobrevivieron a pesar de haber caído desde 20 metros: Sorprendidos y en shock, se levantarse y se perdieron de allí. Los católicos explicaron esta salvación con la providencia de Dios y afirmando que los tres hombres fueron rescatados por ángeles.

La propaganda protestante, por el contrario, ofrece una explicación más vulgar, aunque probablemente más creíble, asegurando que los defenestrados sobrevivieron por haber aterrizado en un montón de desechos, o en un montón de estiércol, podrían haberle concedió el caer sobre un montón de heno, pero ya se sabe que en propaganda -y en ella los protestantes desde Luteros a los que se volvieron nazis y por tanto paganos, pasando por los anglicanos sin maestros- al enemigo, ni agua.

Como dato curioso hay que decir que al secretario Fabricio, el emperador le otorgará el apropiado título de Barón von Hohenfal, que en nuestra legua sería “de la alta caída”.

En su artículo el periodista nos explicas las razones religiosas de este intento de asesinato e icono de. la historia europea. No era el resultado de una ira descontrolada, sino de un frío plan, inspirado en el incidente que había tenido lugar 199 años antes: la primera defenestración en Praga. En aquel caso sí que no hubo intervención angelical, ninguno de los defenestrados pudo levantarse e irse campantemente como los de 1618.

En 1415, Jan Hus fue quemado en una hoguera después de ser condenado como hereje por el consulado en Constanza. A principios del siglo XV, Hus se había destacado como líderes del movimiento de reforma establecido en Bohemia unas décadas antes. El objetivo inicial no era romper con la Iglesia católica sin promover la renovación interna, pero el conflicto entre los reformistas bohemios con la Hus a la cabeza y la iglesia del Papa se fue agudizando gradualmente.

 

Tras la ejecución de Hus su movimiento se radicalizó y la violencia por motivos religiosos se convirtió en una característica cada vez más común en las calles de Praga.

En el verano de 1419 el malestar llega a su colmen. El 30 de julio, el sacerdote de la casa Jan Zelivsky celebró un sermón en la Iglesia de la Virgen María de la nieve en la Ciudad Nueva de Praga, la principal fortaleza de los husitas radicales. La atmósfera era feroz, en parte debido a las habilidades demagógicas de Zelivsky, pero también porque las iglesias de los husitas en Praga habían sido cerradas recientemente por mandato real.

Después del sermón, Zelivsky se armó una procesión, que partió hacia el ayuntamiento donde los miembros del consejo recién nombrado se intentaban protegerse de los desordenes armados en las calles. Una vez allí, los husitas exigían acceso para hacer sus reclamos.

Mientas miembros del consejo les hablaban desde una ventana unos pisos más arriba para intentar calmar los sentimientos de malestar. Es en ese momento, narra el articulista, que Zelivsky recibe una pedrada lo que sirve de señal de estampida a la multitud, la cual logra forzar la puerta entrar al edificio y lanzar siete concejales por la ventana, de ellos el que sobrevivió a la caída terminó linchado por las turbas callejeras. Dos semanas después murió el rey bohemio Wenceslao IV, quien había sido una fuerza moderadora en el conflicto religioso. La ya tensa situación se vio agravada por el hecho de que el heredero del trono fue su hermano Segismundo (emperador germano-romano de 1433), considerado el hombre que traicionado a Hus en Constanza. 

Así comenzó la famosa guerra husita, Segismundo estaba preparado para asegurar el trono heredado con el poder de las armas, mientras que partes del movimiento husita estaban decididas a defender su revolución religiosa por todos los medios disponibles. El problema es que mientras el emperador germano-romano y el papa estaban unidos en el enfrentamiento a los husitas los últimos, se hallaban fragmentados y propensos al enfrentamiento entre ellos mismos.

La otra dificultad que tenían los reformadores era de carácter lingüístico, sus predicas eran en checo, dio al movimiento un carácter “nacionalista”, lo que alienaba a la gran población alemana. Además, había una línea de falla social donde las clases más altas permanecían leales al papa y a Segismundo o abrazaban las ideas más moderadas dentro de los inspirados por el difunto Juan Hus. Esto significó, explica el boletín, que la guerra de casas, al igual que la guerra de treinta años, que tiene lugar 200 años después, constituyó una mezcla de guerra civil y conflicto intergubernamental, con signos políticos, económicos, sociales, nacionales y, sobre todo, religiosos.

Según el artículo, la razón más importante por la que los husitas pudieron en un inicio resistir y derrotar repetidamente a las fuerzas superiores de Segismundo fue el genio militar Jan Ziska. Probablemente se trate de unos de los participantes en el defenestra miento con el que se inició esta guerra. Ziska lideró y construyó en poco tiempo un poderoso ejército que continuó su carrera de victoria incluso después de que Ziska murió en la plaga en 1424.

Apartándome nuevamente del artículo del Historia Popular, traeré aquí lo que se dice de Ziska en otro trabajo relacionado con el tema, Las guerras husitas: modernizar el uso de la pólvora, firmado por By Chuck Lyons y publicado el 20 de noviembre de 2018, en el sitio warfarehistorynetwork.com. Aquí se nos asegura que no fue hasta las Guerras desencadenadas por los seguidores de del sacerdote, filósofo y reformador checo Jan Hus, a principios del siglo XV que se desarrollaron las tácticas modernas que permitirán que las armas de pólvora contribuyan de manera decisiva a las confrontaciones bélicas en Europa.

La rebelión se extendido por áreas significativas de Silesia, Hungría Lusacia, Meissen y Sajonia. El propio Papa finalmente convocó varias cruzadas contra los rebeldes, y lo que no sabía yo que es que 1430 Juana de Arco estuvo a punto de entrar en el conflicto, enviando una carta a los husitas en los que los amenazaban con liderar un ejército cruzado contra ellos si no regresaban a “La fe católica y la verdadera Luz”, incluso amenazó con dejar de de luchar contra los ingleses e ir en contra los seguidores de Hus por la vía de la espada, lamentablemente esto no la librará de terminar en la hoguera con anuencia de la misma iglesia que defendía en su carta.

De acuerdo con warfarehistorynetwork los husitas lucharon al principio en una guerra defensiva, pero en 1427 habían comenzado a tomar la ofensiva. Fue durante este último período que desarrollaron lo que se conoció como su “estrategia de carro de guerra“, llamada así por las columnas de carros en la que las fuerzas husitas viajaban y luchaban, por lo visto fueron los inventores sino de tanques al menos de las primeras tanquetas de guerra de la historia. Los vagones en cuestión eran simples carretas de granja rectangulares con tablas robustas que se elevaban a una altura de tres a cuatro pies de la cama del carretón. En la parte superior de los lados, algunos de los cuales estaban blindados, se articularon tablones adicionales. Estos podrían levantarse y fijarse en su lugar, formando una pared a través de la cual los artilleros y ballesteros podrían disparar desde la cubierta. Debajo del cuerpo del vagón había otra tabla con bisagras, perforada con ranuras de disparo que podían bajarse para cerrar el espacio debajo del vagón y crear una cubierta adicional para los artilleros y ballesteros.

Se adjuntaron bolsas de rocas a los vagones para proporcionar estabilidad y, en caso de emergencia, ser arrojados al enemigo. La estrategia husita consistía en formar estos carros de guerra, o tabors, en cuadros o círculos, uniéndolos rueda con rueda por cadenas, con sus esquinas unidas entre sí y una zanja en frente. Escudos o pinceles espinosos estaban apilados en las aberturas entre los carros. La tripulación de cada carro consistía de 30 a 44 hombres, incluidos de cuatro a ocho ballesteros y dos artilleros, dos conductores, soldados de pie, piqueros y portadores de escudos. La caballería husita se agrupaba dentro de los carros en círculo. Los disparos resultantes causaron estragos entre los caballeros blindados del enemigo.

Las plazas de vagones husitas tenían la ventaja adicional de apoyarse mutuamente en la lucha cerrada que seguiría a un ataque. La artillería consistía principalmente en cuatro tipos: un tarasniuc, un arma de cuatro o cinco pies de largo con un agujero de dos pulgadas; un haufnitze (de donde puede haberse originado la palabra moderna “Howitzer”(en español obús), un arma de cuerpo corto con un diámetro de ocho a 12 pulgadas; un bombardero, un cañón o mortero de gran calibre que disparaba piedras grandes; Y un pequeño cañón. Las armas estaban montadas en carros de guerra especialmente construidos que permitían su retroceso. Algunas de las armas eran pistolas de asedio, y es probable que los haufnitzes y tarasniuces fueran utilizados para lanzar la metralla contra el enemigo.

El objetivo era golpear sobre todo a la caballería enemiga, rodeándola con círculos de estos vagones para atraparla en un fuego cruzado mortal.

Un objetivo importante de los husitas en la lucha era deshabilitar los caballos para que los caballeros se desmontaran, haciendo de ellos objetivos más fáciles. Con el enemigo debilitado, la infantería husita armada con mayales, espadas y picas, así como su caballería protegida hasta el momento por la husita atacaba sobre los flancos contra los aturdidos y desorientados caballeros enemigos, quienes entre los ataques de flanqueo y el fuego de los carros eran incapaces de escapar y terminaban por ser aniquilados. Con el tiempo, los husitas se hicieron famosos por no tomar prisioneros, algo de guerra psicológica que desmoralizó aún más al enemigo.

Estas tácticas de la fortaleza móvil fueron desarrolladas por el líder militar Jan Ziska, quien era semiciego, la idea no era del todo nueva, un oficial del ejército romano había mencionado el término ” vagoneta fortaleza” ya en el siglo IV, y los chinos utilizaron tales formaciones en la batalla de Mobei en para el año 119 antes de Cristo. En el caso de Europa, fueron los husitas los encargados de rescatar la idea olvidada durante siglo, la cual será reutilizada contra Napoleón por Wellington en Waterloo.

Lo novedoso de los husitas fue combinar la idea de del carromato fortaleza con la ballesta existente y el nuevo cañón de mano. El resultado fue devastador. Tales armas y tácticas permitieron a las fuerzas husitas ganar batallas importantes contra caballeros armados durante los años 1420 y 1430. No fue hasta 1436 que los husitas, preocupados por la disensión interna, fueron llevados a la mesa de la paz.

Como afirma el autor de Las guerras husitas: modernizar el uso de la pólvora, , con esta revolución táctica comenzaba el final de de la era de la caballería y resurgía resurgimiento de la infantería como el arma por excelencia en el campo de batalla, al mismo tiempo la introducción de la pólvora también se presagió una revolución social. “Ahora incluso un campesino analfabeto podría vencer a un noble caballero. Fue una lección que, una vez aprendida, nunca será olvidada”.

Hecha esta disquisición bélica retomemos a Wiman, que sintetiza los resultados de las casi dos décadas de guerra y devastación husita con un acuerdo de paz en línea con los objetivos de los de los marginados aglutinados pro la predica de Hus, cierto autogobierno, una gran libertad religiosa y que Bohemia en la práctica consiguió la primera iglesia estatal de Europa.

Desde Bohemia, las ideas reformistas se extenderán a Europa Central y preparando el terreno para la reforma de Martín Lutero. La libertad religiosa en Bohemia había sido confirmada por el emperador en varias ocasiones, y en Augsburgo en 1555, la fe protestante fue garantizada en todos los estados del Imperio germano-romano donde gobernasen príncipes de tal creencia. La última confirmación del estado protestante en Bohemia fue emitida por el ya nombrado emperador Rodolfo II en 1609, en la llamada Carta de la Majestad; en ella estaban acuñadas las viejas garantías (como una vez estuvieron en España la de los musulmanes tras la reconquista) cuya validez exigían von Thurn y sus seguidores exigieron el 23 de mayo de 1618.

El problema de los Habsburgo eran defensores entusiastas de la contrarreforma. Las concesiones hechas a los protestantes no se debieron al afán por garantizar de la libertad religiosa, sino a preservar la paz del reino. Recordemos que el verdadero enemigo eran entonces el imperio Otomano (muchas veces aliados con Francia), contra el que las diversas ramas de la casa Habsburgo, conocida en España como los Austrias, no podía combatir con suficiente energía mientras distrajera sus fuerzas con los protestantes. Este fue el olvido de Fernando II, quien al ser coronado emperador germano-romano en 1620 prohibió e inmediatamente el protestantismo.

Ya desde antes existía la profunda desconfianza entre los protestantes en el Imperio alemán, y en Bohemia en particular, con respecto a las intenciones de los Habsburgo. Esto llevó a los protestantes a establecer alianzas entre ellos, y también con estados extranjeros que estaban favorablemente dispuestos a su causa por motivos religiosos o políticos: Dinamarca era un ejemplo de lo primero, y la muy católica y pragmática Francia en lo segundo.

No faltaban casas reales que seguían con interés y ambiciosas agendas de política para el exterior lo que acontecía en la arena alemana. La idea era encontrar una oportunidad de emerger, tal es el caso, nos cuenta el historiador del rey sueco Gustavo II Adolf, quien entraría al juego en 1630.

En 1617, Fernando II fue nombrado rey bohemio. Fernando comenzó su carrera real cuestionando la validez de la dichosa carta de Majestad. Poco después, paró la edificación de iglesias protestantes en el territorio real y disolviendo una parroquia bohemia reacia a seguir sus órdenes. Fueron estas medidas las que hicieron que prominentes protestantes en Bohemia hicieran las maletas y se fueron a Praga en mayo a formar la “jodienda” de 1618, no encuentro mejor definición su con la defenestración en 1618, de inicia una guerra cruel que desbastara a Europa por 30 años.

Al inicio el levantamiento parecía haber sido aplastado en la Batalla de la Montaña Blanca o Bitva na Bílé hoře como la llaman los checos. Evidentemente los soldados bohemios habían perdido el arrojo y sobretodo el ingenio de sus antepasados husitas, es lo que se evidenció en el enfrentamiento librado aquel aciago 8 de noviembre de 1620.

Aquel día, en las cercanías de Praga, se enfrentó un ejército de 20 000 soldados entre bohemios y mercenarios, bajo el mando de Cristián de Anhalt se enfrentó ga contra los 25 000 hombres de los ejércitos combinados del Sacro Imperio Romano Germánico de Fernando II, dirigido por Conde de Bucquoy, más soldados de España y los Países Bajos españoles y de la Liga Católica de Alemania, al mando del Conde de Tilly. Con la entrada de las tropas imperiales en la capital de Bohemia y el sometimiento de los protestantes se internacionalizaba la lucha y finalizaba el período estrictamente bohemio de la Guerra de los Treinta Años que acababa de comenzar.

La batalla influyó decisivamente en el destino de las tierras checas durante los siguientes 300 años. Sus secuelas cambiaron drásticamente el paisaje religioso de estas tierras después de dos siglos de dominio protestante. Si bien los líderes de las fuerzas derrotadas en 1620 durante la batalla de Montaña fueron ejecutados, ello no bastó para detener las fuerzas puestas en movimiento por el levantamiento bohemio. Al ser coronado Fernando como el emperador germano-romano ese mismo año, implantará con fuerza la contrarreforma en Bohemia, el territorio pierde su independencia y se prohibió definitivamente el protestantismo. El catolicismo dominará sobre la mayor parte de las tierras checas hasta finales del siglo XX.

Así el sector protestante de la población, casi exclusivamente de nacionalidad checa, como había ocurrido primero con los judíos (1492) y luego con los moriscos (1509) en España, se enfrentó al dilema de convertirse o despojada de sus hogares. Muchos eligieron este último, lo que llevó a que la composición de la población se modificara radicalmente en beneficio de los hablantes alemanes. Como si no fuera suficiente, Praga será saqueada de sus principales tesoros por los suecos en 1648.

La situación no mejorará para los protestantes checos, ni siquiera con la llegada de la paz de Westfalia en 1648, con la que las potencias protestantes europeas salían ganado de la contienda. Se trata de los tratados de paz de Osnabrück y Münster, firmados el 15 de mayo y 24 de octubre de 1648, respectivamente, este último en la Sala de la Paz del ayuntamiento de Münster, en la región histórica de Westfalia firmados por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (Fernando III de Habsburgo), la Monarquía Hispánica, los reinos de Francia, Suecia, las Provincias Unidas (Países Bajos) y sus respectivos aliados.

Así finalizaba no solo la guerra de los Treinta Años en Alemania, sino la todavía más larga, de unos ochenta años, entre El imperio español y los independentistas neerlandeses que oficialmente formaron parte del Sacro Imperio Romano Germánico hasta a ese años, 1648.

La Monarquía hispánica perdía Portugal con sus posesiones coloniales y era obligada a reconocer la independencia de su siete provincias septentrionales de los Países Bajos, las cuales recibirán además el derecho a navegar y comerciar con las tierras de América, fuera de control español. El emperador Fernando III pudo recuperar parte de sus dominios hereditarios, ocupados por potencias extranjeras, pero tendrán que sacrificar territorios en el Norte y en el Oeste del Imperio. Así mismo se anulaba su el llamado Edicto de la Restitución de 6 de marzo de 1629, que ilegalizaba la secularización de las tierras eclesiásticas después del año 1552, y demandaba el retorno de aquellas a la Iglesia católica, a la vez que colocaba los calvinistas fuera de la protección de la ley. Ahora se reconocían las secularizaciones anteriores al Edicto, y por si fuera poco situaba a los calvinistas en pie de igualdad con luteranos y católicos.

 

La gran beneficiaria será Francia, aumentando sus territorios a costa de España y del Imperio Sacro Germánico. Convirtiéndose a larga, tras la llamada Paz de los Pirineos en 1659, se convertiría en la potencia hegemónica de Europa.
Con Paz de Westfalia se inició un nuevo orden en Europa, que durará hasta las guerras Napoleónicas; estará basado en el concepto de soberanía nacional, estableciéndose el principio de que la integridad territorial frente a la concepción feudal, de que territorios y pueblos constituían un patrimonio hereditario, es aquí donde nace el concepto de Estado nación, entendiéndose al el Estado como una forma de organización política en un determinado territorio el cual está delimitado por fronteras. Paradójicamente nada de esto beneficiará a los herederos de los husitas es decir a los protestantes de Bohemia y quienes a pesar de haber sido los iniciadores de la guerra de los 30 años, terminaran siendo sus grandes perdedores, como bien dice en este artículo Publicado originalmente en sueco en Historia Popular, número 2/2018, que he tenido a bien reseñar y enriquecer para el amable lector.

 

Los musulmanes alcanzarán a los cristianos en términos numéricos. ¿Por qué?

13 Abr

Según el artículo Religiones por número de creyentes (/), publicado en el sitio saberespractico.com, hoy por hoy de cristianos, unos 2300 millones,Supera ampliamente al de musulmanes, aproximandamente 1700 millones.

Sin embargo, parece que las diferencias tienden a desaparecer. Es lo que se desprende de otro trabajo, publicado este 13 de abril en la revista católica Aleteia, se titula ¿Cómo van a crecer cristianos y musulmanes en los próximos cuarenta años? Aquí se hace referencia a las predicciones del Pew Research Center (PRC), según el cual vemos que hacia 2060 la población musulmana y la cristiana serían similares (casi 3 mil millones cada una), aunque la población musulmana estaría igualmente concentrada en los principales centros poblacionales del islam, mientras que la población cristiana estaría más dispersa, prácticamente en todos los lugares del mundo.

¿A qué se debe esto? Para mí la respuesta está a la vista. No es precisamente a que los musulmanes se hayan apresurado en el arte de crecer y multiplicarse, por el contrario, cada vez que un país de esta religión se moderniza o se destruye y su población se ve obligada a emigrar a países europeo, la natalidad se reduce.

El problema es que el fenómeno va mucho más adelantado entre los cristianos, de los cuales los protestantes primero y el catolicismo hace tiempo que vienen claudicando ante los imperativos del capitalismo maltusiano. Es verdad que de esta desgracia se libran por el momento algunas iglesias ortodoxas, en particular la Rusa que tanto había perdido en cuanto a clérigos y creyentes durante las décadas del comunismo, pero ya les llegará la hora como también ocurrirá con las tan atacadas por los medios comunidades islámicas, aún no tan desaceleradas en su crecimiento como las cristianas,estás últimas mucho más fáciles de abatir, precisamente por la dispersión de la que aquí se habla.

Por último quedarían factores como el desencanto de los cristianos con sus iglesias o la simplicidad teórico practica del islam, lo que le facilitaría pescar adeptos en las aguas turbulentas del cristianismo en crisis bajo el asedio secularizador, eso explicaría el crecimiento del las comunidades musulmanas en países latinoamericanos.

El mismo fenómenos se da dentro de ciertas minorías en Estados Unidos, como aquella de origen africano y para las que las sectar protestantes no han sido precisamente un medio de integración, esto como el caso de Malcon X recueda se dan con fuerza dentro de la población carcelaria del paía.