Archivo | marzo, 2009

FelicitandoTania Bruguera y a su Habana

31 Mar

Hay profesores que honran a sus alumnos, pero tambien un alumno puede honrar a quien fue su profesor, asi ocurre con la artista plástica Tania Brugera.

Ahora que su nombre da la vuelta al mundo por el acontecimiento más sonado en la Bienal de Artes Plasticas que se celebra en La Habana, no puedo dejar de recordar el momento en que tuve como alumna hará poco más de 20 años atrás

Fue a principios del año lectivo 1988-1989, cuando me iniciaba como instructor docente (profesor) en el departamento de Filosofía y Estética del Instituto Superior de Arte de La Habana, institución en la que entre a trabajar con perspectiva de llegar a impartir historia de la Filosofía, una asignatura que se imparcial en poquitísimos centros de Cuba, entre ellos algunas facultades del ISA, y que era la manera que tenía una persona interesada poner a disposición de sus alumnos, no solo los valores que, a pesar de sus limitaciones y mal uso encierra el marxismo, sino también los de otras Corrientes filosóficas.

Sin embargo para llegar allí tenía que pasar por un calvario, el de aceptar la única plaza libre que existía en el departamento y que en ese momento era la de “Socialismo científico”, una asignatura que si bien en teoría intentaba ofrecer un fundamento filosófico y valga la redundancia científico al sistema establecido en la URSS y copiado en Cuba, de hecho se utilizaba, en forma de discurso apologético de todo cuanto decidía el gobierno como medio de adoctrinamiento de los estudiantes, de mas está decir que el gremio de sus profesiones servía de refugio a los profesionales de menor talento y pensamiento mas cuadrado de cuanto salía de las facultades Cubanas o Soviéticas de Filosofía.

Esa fue la asignatura que me tocó impartir a Brugera y en realidad la compadezco, en primer lugar porque esta parte de su formación quedaba en manos no solo de un maestro principiante, sino además de alguien cuya especialidad era otra, el Materialismo Histórico, como era mi caso. En resumen a Tania y sus compañeros les tocó pagar la novatada, no por gusto mis relaciones con ese grupo siempre fueron algo tirantes. Un grupo que como el resto de los estudiantes de artes plástica estaba conformado por jovenes muy conceptuales, quienes, guiados por sus profesores de pintura hacían de la pintura y el performance, como hace hoy Bruguera, un medio para la reflexión.

Lo lamento por Brugera, en segudo lugar, porque habiendo sido una de mis primeros alumnos no pudo disfrutar en su plenitud, de esa suerte de politología en la que terminé conviertiendo una asignatura cuyo contenido y prograna fui subvirtiendo poco a poco, sin dejar de dedicarme con mis estudiantes al estudio, no de los manuales con los que se mataba el espíritu de Márx, sino de sus ideas mas imperecederas, asi como la de los grandes utopistas visiones en conjunto que contrastadas con la realidad cubana, asumían desde entonces una condición tanto o mas subversivas que los que provenían de los por entonces llamados en Cuba y en la URSS pensadores burgueses.

En mi contribución al libro La Revolución Cubana, Miradas Cruzadas, Idea, Canarias, 2007, narro las condiciones y el modo en que me las ingenié para transformar la asignatura, y lograr que antes de dejarla por una mucho mas reconfortante, la semiótica hubiera alumnos, y no precisamente de los más dóciles, que me dijeran que les encantaba, o que preguntaras con la malicia de quien espera ver a su profesor convertido en un catequista político: ¿y cuando vamos a empezar las clases de socialismo científico? A lo que inevitablemente y conciente de que rompía todos sus esquemas le respondía, “estas son las clases de Socialismo Científico”.

Por supuesto, iniciar un curso equivale a la ocupación de un territorio por un batallón de paracaidista” siempre es problemático en los inicios, luego viene el fortalecimiento de las posiciones, máxime en las condiciones ya explicadas del territorio a ocupado, a Tania y a sus compañeros le tocó lidiar con un paracaidista, en el que seguro vieron a un enemigo que combatir, y al que combatieron con todos los recursos que tenían en sus manos, incluida la queja ante mi jefa por lo larga que era la guía de estudios para la prueba. Pero ya todo eso quedó atrás y si algo lamento no es la rebeldía de aquellos mis alumnos, rebeldía mucho menor que la mía cuando estudiantes, sino el no haberles podido enseñar todo lo que merecían cuando de socialismo se trataba, unas veces porque aún estaba yo aprendiendo, otras porque haberles dicho todo lo que sabía solo habría servido para, dar a conocer que frente a ellos se encontraba un hombre de pensamiento abierto, facilitar mi expulsión y lo que es peor que la plaza fuera tomada por un auténtico y por tanto dogmático profesor de la materia.

Y es que precisamente, para terminar de decir lo que me faltaba me fui de Cuba, para aprender y conocer lo que en la isla me estaba vedado, y para continuar con mi enseñanza fundé Cuba Nuestra, la misma revista que años después, informado de que mi antigua discípula se encontraba presentando una exposición en Uppsala, hube de enviarle a la artista con una breve esquela en la que indicaba que en impreso se encontraba lo que me quedó por enseñar.

Nunca supe se la recibió mas parece que no todo lo hice mal, que si no sembré, tampoco aplasté el alma de la pintora el espíritu libertario que le ha llevado a hacer el performance, que atrapado por la imagen de sabe Dios que teléfono móvil o cámara y gracias al poder revolucionario de Youtube le está dando la vuelta al mundo. Fue en el contexto de la Bienal de Pintura de la Habana y en una de sus sedes el Centro Wilfredo Lam. Allí Bruguera instaló en un podio un micrófono abierto, custodiado por una niña y un joven vestidos de soldados, quienes velaban por que la gente no se pasara del minuto -el tiempo fue el único censor- colocaban una paloma en el hombre de todo los que hablaban, y recordando así la paloma que se le posó en el hombre a Fidel poco después de su arribo a La Habana. Por cierto algún canal de Miami ha visto en los dos interpretes sendo representantes del G2 encargados de apartar de los micrófonos a los que hacía uso de este para disentir, entre estos la famosa bloguera Yoani Sánchez y su marido Reinaldo Escobar.

Los medios del exilio se han vuelto como locos destacando el acontecimiento, particularmente el coraje de quienes hablaron, si dudas es un gran hecho y se requiere gran valor para decir en Cuba todo lo que se allí o. Sin embargo pasan por alto, como suelen hacer los que fascinados con los actores desconocen la importancia de los directores de teatro y cine, quedando atrapados por el sistema de Estrellas.

Sí, felicidades a Yoani y el resto de los que hicieron uso de aquella tribuna, pero sobretodo felicidades a los responsables últimos de la gran puesta en Escena, Felicidades a Tania Brugera por haberla concebido y puesto en practica, F´felicidades a los organizadores de la Bienal que sabiendo de lo que se trataba, no impidieron la obra, felicidades, felicidades a los burócratas y cuadros del Partido que ahora no hicieron lo que hacían en los tiempos en que Bruguera era una estudiante, acosar a los artistas y especialistas que fomentaban obras como esta.

Y para no ser injusto felicidades incluso a la policía y a las brigadas de acción rápida que se abstuvieron de intervenir -auque no sabemos que pasará mañana y tal vez tengamos que darle el palo al burro allí donde se caiga- y que no nos digan que les tomaron por sorpresa, por que en Cuba todo se sabe “antes de que anochezca”. En todo caso, mientras no se demuestra lo contrario y aunque cueste reconocerlo en el exterior, con el desarrollo de esta acción, se demuestra algo más que el valor de los cubanos de a pié, queda claro además que algo está cambiando en la manera de ejercerse el poder y esta cambiando para bien.

Felicidades por último a mi querida Habana, ciudad cuya bella imagen encabeza esta página: una artista nacida en ella le ha hecho el más bello regalo, con su riesgo y talento formado en las aulas de la revolución. Brugera ha sembrando en su corazón un oasis de tolerancia, empunjando con su gesto la capital al lugar que más le conviene: el de la libertad.

Tania Bruguera

Pablito Milanés en Estocolmo: más por los derechos de los cubanos que por los espías

30 Mar

Afiche anunciando el concierto de Pablo Milanés en Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Afiche anunciando el concierto de Pablo Milanés en Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

 

Vuelvo a encontrarme con el compatriota que iría al concierto de Pablito Milanés. Le pregunto si como cuentan los no cubanos de la “sueco cubana” organización vanguardia del Castrismo en Suecia, hubo gritos de “Cuba sí yanquis no” en el concierto del 27 de febrero. Dice que sí, y como ya sospechaba, entre los latinoamericanos que abarrotaban la sala de concierto, no entre los cubanos, ¿qué extraño verdad?

Y Pablito, ¿hizo alguna declaración al respecto?

Pregunto al cubano; mi amigo me contesta que la única declaración política del cantante fue realizada por éste al presentar una canción, en la que se criticaba las restricciones de salida y entrada que se le imponen a los cubanos, no sólo por parte del gobierno cubano, sino también por el norteamericano. Muy bien por Pablito, aplausos. También por los cubanos que no se sumaron a la gritadera de sloganes dentro de  la masa latina.

En cuanto a esa parte de la inmigración latinoamericana en Estocolmo, que fue a usar a Pablito para sus cosas (por no decir bicotear el concierto) y que con el fin de las dictaduras ya no le queda ni el honor de llamarse exilio, solo queda decir: valiente izquierda, que no capta el mensaje del trovador sobre lo que de verdad quiere el pueblo cubano, valientes “solidarios”, que prefieren estropear un concierto con pancartas afuera y consignas adentro que a ningún cubano, salvo al los del gobierno, interesan, valientes revolucionarios que prefieren vivir lejos de sus patria, en un frío y lejano reino europeo – mal menor de los cubanos en Suecia- a trabajar por el socialismo en las repúblicas americanas -hoy, tolerantes y abiertas a sus ideas- donde nacieron.

Momentos del Concierto

Indagando sobre sobre falangismo, oposición indígena y alfabetización cubana en Bolivia

29 Mar

Así quiero ser

29 Mar

asiquieroser-modified

asiquieroser-modified
Nuestro amigo e historiador Español Fernando Camacho nos acaba de enviar una interesantísimo material, la menos para todos los que nos interesamos por el estudio de la ideologías y el modo en que estas son propagandizadas por el Estado, ya sea Liberal o totalitario, de izquierda o de derechas como es el caso que aquí nos atañe.

Camacho nos envía en formato PDF, el librito Así quiero ser, (El niño del Nuevo Estado) segunda edición Burgos, 1940, como sabemos año de pleno apogeo del Fascismo y el Nazismo en Europa, y aunque mucho se olvide, de admiración en América Latina por estas doctrinas, vistas mas que en su racismo, en su oposición al comunismo y al capitalismo anglosajón.

En el caso de este libro se trata de inculcar las nuevas doctrinas del Estado que es la de una España unida y libre de influencias foráneas, en otras palabras una realización por la fuerza de aquello tarea pendiente dejada por el liberalismo al que se combate con igual fuerza que al socialismo marxista, la de un auténtico estado nacional.
Con censura eclesiástica y la aprobación del Ministerio de Educación Nacional se abordan en este libro ochenta y un temas, todos ellos descritos de una manera didactica por no decir seductora.

Así en el acápite de la LA NACIÓN ESPAÑOLA, se le explica al niño temas tames como: Religión (católica), El Estado , La Patria, El Imperio Español, El Concepto de Destino, el símbolo falangista del El yugo y las flechas , que es el Estado totalitario desde una perspectiva totalitaria naturalmente, se diferencia entre demófilos que serían los franquistas y los otros, los demócratas , se explica que es un buen nacional , etc.

Por su pare en la sección de VALORES SOCIALES: encontramos los prestamos tomados por el fascismo, el nazismo y el falangismo a la izquierda, entre ellos la sacrosanta revolución y el termino de pueblo, y así podremos ver copmo enfocaba el nacional catolicismo, conceptos tales como trabajo, deporte, folclore, La sanidad , La cultura, el arte, paz, capital, hogar, familias numerosas, ancianidad, derecho al trabajo, vacaciones pagadas , los gremios etc. Los enfoques en muchos casos está lleno de sentido común en otros apenas se diferencian, en lo que al paternalismo estatal se refiere y sobre todo al patriotismo al que se emplea en la propaganda y los sistemas de adoctrinamientos de Cuba, lo cual denota un alto grado de efectividad en cuanto a la persuasión se refiere.

Es por ello que no debe leerse este libro sin un buen antídoto, de lo contrario mas de un por ahí quedaría convertido en admirador de Franco, como lo están los que admiran a Fidel Castro no por haberlo vivido, sino por haberlo conocido por panfletitos de factura similar al libro que comentamos. En este sentido, recomiendo aquien se lea Así quiero ser que no pase un segundo sin echar mano al libro de Mirta Núñez Díaz-Valart, “Los años del Terror”. La esfera de los Libros, Madrid, 2004, un interesante estudio que he encontrado en la Biblioteca del Instituto Cervantes de Estocolmo, sobre lo que ocurrió tras el fin de la Guerra civil en España.

En particular nos resulta interesante el capítulo 2 “El Francofascismo del General y sus enemigos”, donde la autora explica cuales fueron las Fuentes ideológicas de las que bebió el franquismo, así como su evolución tras la derrota de Alemania. Y sobretodo tras los acuerdos de 1953 con los Estados Unidos que marcaron el fin del aislamiento sufrido por España en occidente, entonces comienzan a esconderse los denuestos contra el materialismo liberal y su supuesta corrupción política, denuestos que se recogen vivamente en el libro Así queremos ser.

Núñez Diaz-Valart explica que El Liberalismo, el marxismo y la “conspiración judeo masónica comunista” integraban el trio de espantapájaros utilizado por un régimen, cuya legitimidad estaba debilitada por su origen golpista, un golpe derrotado en un principio y que desencadenará una Guerra civil en uno de cuyos bandos de mezclaban de manera inédita marxistas, anarquistas y liberales. La investigadora valora así mismo el discurso de José Antonio Primo de Rivera –fundador de Falange y convertido en Mártires por la torpeza de la República- el cual con su forma barroca aportaba un elemento pseudorevolucionario que vemos vivamente en el librito adoctrinado que comentamos al principio. Así mismo nos explica la estudiosa que si bien Falange nunca llegó a ser un partido de masas, como sus homólogos Nazis y Mussolinianos, y que alcanzó el poder gracias a la sumisión al ejército que protagonizó el golpe de estado, en cambio si pudo aportar su ideología, sus símbolos y su discurso –permanentemente reelaborado- al Nuevo estado, un estado cuya debilidad de pensamiento se recubrirá de contenido religioso , el énfasis en el caudillo y una legislación que le servirá para domeñar el espíritu de sus encarcelados.

Esta profesora titular de la Universidad Complutense, descubre aquí el otro lado de esa moneda lustrosa que se nos describe en el librito adoctrinador, en particular la manera en que el Franquismo emuló a su enemigo estalinista sembrando el país de auténticos campos de concentración, y sometiendo a los derrotados a un proceso de purgación y ”redención” que solo tiene parangón en las practicas aplicadas en la URSS contra la disidencia, en sus momentos mas duros.

Por ultimo y una vez leídos estos dos trabajos me gustaría recomendar al lector de Cuba Nuestra una excelente serie española, que si bien se realiza desde una perspectiva feminista a y social liberal, no deja de aportarnos datos interesantes y una excelente ambientación sobre lo que fue la España de Franco, esa que se defiende no sin astucia en ”Asi quiero ser” del mismo modo que es hecha polvo en Los Años del Terror.

“Así quiero ser”

Praga vista con ojos cubanos

27 Mar

Asi se gestó el hombre antillano; un libro para comprenderlo

24 Mar

antillas

 

Si de algo no me cansaré jamás de agradecer a Estocolmo, a pesar de los sinsabores que la ciudad depara al inmigrante, es la infinita posibilidad de que me ofrecen sus bibliotecas y librerías para forrajear literatura de primera sobre temas que me apasionan, entre ellos Cuba.

Hablando de la isla, nada mejor para comprender su génesis que una obra descubierta recientemente por mi  en la bien surtida y aún mejor atendida biblioteca del Instituto Cervantes, en esta capital, me refiero a Las Antillas Mayores: 1492-1550. Ensayos y documentos, de Esteban Mira Caballos, Editorial Iberoamericana, Madrid, 2000. Se trata de la compilación de diez ensayos sobre lo que fue la conquista y asentamiento de los españoles en estas islas antillanas a las cuales pertenece la patria que me vio nacer, del choque de “civilizaciones” que tuvo lugar entonces, donde los aborígenes – a los que muchos aún dudan en llamar “civilizados”- llevaron las de perder yque terminó gestando a un hombre nuevo, el antillano.

En medio de lo terrible que resulta aquel proceso para los nativos, no cabe duda de lo interesante que resulta conocer, gracias a un libro como este, el día a día de la conquista: la adaptación de una institución como la encomienda, ya utilizada durante la reconquista de los territorios musulmanes,  a las necesidades de la colonización; la manera en que se organizó la economía y sobretodo lo que más interesaba a la corona, las rentas reales, la explotación del indígena y las formas de resistencia utilizadas por este, la manera en que los españoles organizaron la defensa naval del Caribe, la organización de la iglesia y su intento de evangelizar a un indio renuente a la religión de sus explotadores, el problema del mestizaje, la arquitectura de los primeros asentamientos europeos en nuestros territorios, el nacimiento de los cabildos y la manera oligárquica en que funcionó dicha institución.

Hay dos capítulos que han llamado poderosamente mi atención, el primero está dedicado al pléito de Diego Colón contra Francisco de Solís, en lo que resultó ser el primer proceso por malos tratos a los indios que tuvo lugar en nuestro continente, proceso que ocultaba un conflicto político y que no resultaba ser una muestra de piedad por aquellos desgraciados indios a los que se les colocaban nombres tan simpáticos y aparentemente cariñosos como el de Miguelico (Miguelito) o Francisquito; diminutivo que no salvó al segundo de morir a causas de los cuarenta azotes mandados a dar por el mencionado Solís. Aquí se explica las relaciones de vencedores y vencidos, estos últimos considerados por los colonizadores como personas de poco juicio y entendimiento, que no temen a Dios, ni saben del daño que se hacen al jurar en falso y que quieren mal a los cristianos, aun a quienes les tratan bien.  Así mismo nos enteramos del uso del cacique en la ordenación del trabajo. Los españoles prendían a los caciques y con ellos se atraían al resto de los indios, quienes eran muy leales con su jefe natural;  no por gusto todavía en 1533 el Consejo de Indias ordenaba que no se le quitara a estos lideres su superioridad, so pena de perder al resto de los aborígenes.

De igual modo se nos explica el concepto de naboría, palabra de origen indígena que definía un determinado estatus laboral, es decir el de aquellos indios que servían contra su voluntad pero que no podían ser vendidos: existían dos tipos, los que se denominaban de casa, y los de granjerías y minas los de casa, tenían una condición mejor de trabajo, que el resto de los indios, se trataba, por ejemplo d de las mujeres que hacían de cocineras, mayordomas, curanderas y en muchos casos de concubinas.

Además estaban los indios de repartería, quines eran usados prácticamente como esclavos, podían ser prestados o alquilados, pero tampoco vendidos.

Los indios, pese a su comunicación permanente con los españoles, de los que pronto aprendieron su lengua, no vivían con ellos bajo el mismo techo, sino en bohíos aparte, junto a las estancias de los colonizadores, manteniendo allí su cultura tradicional y dentro de ella sus métodos curativos.

Sobre esto último trata el Segundo capítulo que más me atrae del libro: sobre la medicina indígena, concretamente en la Española, y su comercialización;  una medicina que los españoles no lograron conocer del todo, ya que los indios ocultaron desde un primer momento sus remedio con el fin de persuadir a los europeos de que abandonaran sus tierras,  esto además de que la superioridad de los Behiques, quienes curaban a sus pacientes en solitario, radicaba en la exclusividad de sus conocimientos medicinales, con los que enfrentaban como nadie las patologías de la isla y que equiparaba su autoridad a la de los, caciques. Estos chamanes lo mismo cerraban una herida o una llaga, que curaban una diarrea aplicando el el ultimo caso dietas y el uso de las guayabas, así mismo curaban la llamada enfermedad de bubas que quitó la vida a muchos españoles, con recursos desconocidos en la península como el zumo del guaicán, por ultimo citaré entre los recurso mencionados en la obra,  el uso de  la grasa de de iguana contra las hinchazones.

A pesar de su esotérismo los españoles terminaron comercializando algunos fármacos indígenas,  como el bálsamo, licor que se extraía del la planta Guaconax. Pronto los hospitales de sevillanos atenderán  a sus enfermos con medicamentos traídos de las antillas como el palo de agua del guaycán.

En este proceso de asimilación de los recursos indios, es que tiene lugar la asimilación del tabaco, utilizado originalmente por los behiques como medicamento para adormecer a sus pacientes, consumiéndolo en forma de polvos o de sahumerios. Al principio solo los esclavos negros se interesaron por él, pero luego le tomarán el gusto los españoles por sus virtudes para calmar Dolores de cabeza y olvidar los problemas, además de considerársele en su condición de purgante, cicatrizante y expectorante, el tabaco terminará por convertirse en una de las pocas plantas medicinales indígenas que se cultivarán en España.

De cosas interesantes como esta está plagado el libro, también de otras que pueden aburrir al profane en temas de la economía y la historia colonial, como interminable listas de productos y sus respectivos precios, que aún así nos sirve para hacernos una idea de como vivieron los antepasados europeos que mezclándose poco con africanos e indios conformaron ese ser humano maravilloso que es el hombre caribeño. Para comprender su génesis he aquí un buen comienzo.

Gorbachov: un viaje sin retorno desde el comunismo a la socialdemocracia

23 Mar

rea

Así piensa Gorby hoy

El 17de marzo de 2009 , en la sección de opiniones del Herald Tribune apareció publicado un artículo de Mijail Gorbachov titulado: Traer de vuelta el estado

En el artículo el antiguo presidente de la URSS hacía un llamado a reflexionar sobre la función del estado a propósito de la crisis financiera y económica que estremece al mundo y recordaba el asalto a esa institución, emprendido 30 años atrás por Margaret Thatcher y Ronald Reagan.

Gorbachov no es  implacable con la revolución conservadora emprendida por aquel par de colegas y amigos suyos, por el contrario reconoce que ciertamente había mucho que criticar en ese momento al aparato estatal y que los votantes tenían buenas razones para apoyar a los políticos que prometieron limitar el papel de la burocracia gubernamental.

Sin embargo,  afirma el ex presidente,  había damas una agenda oculta; las de los que con tal de dar rienda suelta a las grandes empresas, liberaban a estas de importantes obligaciones para con la sociedad, lo que conducía al desmantelamiento de la red de seguridad social que protegen a los trabajadores .

La globalización, dice Gorbachov, dio paso a una nueva fase en el asalto al Estado, que al ser desplazado de diversas esferas de los negocios y las finanzas, dejó a estas prácticamente sin supervisión.

Este debilitamiento del Estado permitió a la salvaje ola de fraude financiero y la corrupción en aumento.  Fue  también responsable de la invasión de la delincuencia organizada en las economías de numerosos países y de la influencia desproporcionada de los grupos de presión corporativos, que han crecido hasta convertirse en gigantescas burocracias no gubernamentales  con enorme influencia política. Esto ha distorsionado el proceso democrático y dañado gravemente dañado el tejido social.

Recuerda el analista que  en septiembre de 2008 se inicia un colapso catastrófico que entierra  los ahorros de la gente, reduciendo la producción a un ritmo sin precedentes y dejando a millones de personas sin empleo.
Gorbachov pone en duda en su artículo la magia de los mercados no reglamentados y recomienda, a falta de otras, herramientas que los dirigentes de las naciones empleen de la intervención del gobierno, en un momento en que el tsunami económico es una amenaza para los medios de subsistencia de cientos de millones de personas.

Este rescate del estado, propuesto por el hombre que desarticuló la omnipresencia del mismo, tienen un gran valor, de cualquier modo proviene de la experiencia de quien ha conocido los dos extremos de la cuestión.

Así mismo coincide con lo que han proclamado los socialdemócratas desde su renuncia al marxismo, por obra y gracia de los revisionistas, que no son tan malos como los pintan los ortodoxos del socialismo científico. Es decir que el capitalismo, antes que por la revolución puede ser domesticado por el Estado y su juego democrático, claro, la socialdemocracia moderna, sobre todo en los países escandinavos, no sólo amaestra al capitalismo, sino  tamvién a ese nuevo “lumpen proletario” que es el inmigrante, al que,  cual siguiendo las recetas del propio Marx contra esa subclase, la mantiene a raya como si  fuera su peor enemigo, en un acto de traición al viejo slogan de “proletarios de todos los países; uníos”. Pero no es de ese lado oscuro y abusivo del que parece haberse apropiado Gorbachov cuando asume las ideas del socialismo democrático.

Gorbachov  desde hace años es un convencido socialdemócrata, siempre renovador, siempre inconforme, al punto de que, a persar de presidir el llamado Partido Social Demócrata  Unido de Rusia, acaba de pedir, el 27 de febrero una mesa redonda de la Fundación que lleva su nombre la creación de un nuevo partido social-demócrata su país.
Veamos la  historia de este hombre que supo transitar como mas gloria que penas del comunismo a la socialdemocracia.

Biografía de un comunista

Según los datos que aparecen en la página de su fundación, Mijail Gorbachev Nació el 2 de marzo de 1931 en el pueblo de Privolnoye, Distrito de Krasnogvardeisky, territorio de Stavropol, en el sur de la república de Rusia en una familia de campesinos. Sus dos abuelos, fueron víctimas de la represión estalinista, el abuelo Panteley aunque no fue condenado pasó catorce meses de prisión mientras que el otro, Andrey fue enviado enviado a Siberia sin juicio. Sin embargo el padre de Mijail combatió contra el nazismo por la patria soviética resultando herido de gravedad en el frente en 1944, afortunadamente sobrevivió.

Todavía era un niño, cuando Mikhail empezó a trabajar, ayudando a su padre a operar una cosechadora. Por sus resultados en la cosecha en Gorbachov, con solo 17 años fue galardonado con la Orden de la Bandera Roja del Trabajo convirtiéndose en el más joven ostentador del premio.

En 1950, Gorbachov se gradúa de la escuela secundaria con una medalla de plata y es admitido en la Universidad Estatal de Moscú. Estudia en la Facultad de Derecho, donde se gradúa en 1955. Posteriormente, tomó cursos por correspondencia de Instituto Agrícola de Stavropol, en 1967 y añadió un título en economía agrícola a Moscú su licenciatura en derecho.

Es en su tiempo de estudiante universitario que Gorbachov ingresa en el Partido Comunista de la Unión Soviética. Más tarde, en el distrito Lenin del PECUS, aunque Mijail no era un disidente y se destacaba en su trabajo público y social-de acuerdo a lo oficialmente aceptado- tendrá que dar explicaciones sobre sus antepasados.

Los años universitarios fueron destacadas en la configuración de la mente de Gorbachev. El “deshielo” tras la muerte de Stalin y el XX Congreso del Partido Comunista, que denunció el estalinismo, afectarán profundamente la vida y los pensamientos de los estudiantes universitarios, entre los que se encontraba Zdenek Mlynár, uno de los líderes de la Primavera de Praga de finales del decenio de 1960, quien estaba en el mismo año en que Gorbachov, y no por casualidad era su amigo. También es en ese momento que Mijail  se encuentra con Raisa Titarenko, -fallecida en septiembre de 1999- quien desde entonces y hasta el final de sus días, será la persona más cercana y querida por el líder.

Habiendo recibido su título, Gorbachov se dispone a trabajar como abogado. Entre las diversas ofertas de trabajo que recibió estaban la de un puesto en la liga de la juventud local del Komsomol en la ciudad de Stavropol. Estuvo de acuerdo y así comenzó su carrera política.

En 1966 fue elegido Primer Secretario del Comité de la Ciudad de Stavropol. En agosto de 1968 fue nombrado secretario de la Comisión de Territorio de Stavropol y en abril de 1970 Primer Secretario, el cargo más alto en territorio de Stavropol, que forma parte del norte del Cáucaso – una de las regiones más grandes y económicamente más importantes de Rusia.

En 1970 fue elegido miembro del Comité Central del PCUS. En noviembre de 1978 se convierte en uno de los Secretarios del Comité Central y se traslada a Moscú. Su primera misión fue la supervisión de la agricultura del país pero pronto asumirá la responsabilidad de otras áreas.
Dos años más tarde es incorporado al Buró Político del Comité Central del PCUS, la máxima autoridad en el Partido y en el país.

En marzo de 1985, después del fallecimiento en fila de tres Secretarios Generales Gorbachov fue elegido secretario general del Comité Central del Partido – el más alto cargo en la nación y en la jerarquía del Partido.

Gorbachev inicia entonces el proceso de cambio en la Unión Soviética – lo que más tarde se llamó Perestroika: la transformación fundamental de la nación y la sociedad que tendrá en la Glasnost (transparencia informativa) su fuerza motriz. Con todo ello se puso en marcha la democratización del país y las reformas previstas para poner fin a una economía ineficaz, encarrilándola hacia el mercado.

En el terreno internacional los cambios tiene lugar bajo la denominación de El nuevo pensamiento, una trasformación de las relaciones exteriores soviéticas con las que el nuevo líder soviético se convierte en actor prominente del fin de la Guerra Fría, el detenimiento de la carrera armamentista y la erradicación detener la carrera de la erradicación de la amenaza de guerra nuclear.

En este contexto tiene lugar el primer Congreso de Diputados del Pueblo de la URSS que se realiza sobre la base de la libre elección, en el Gorbachov resulta elegido Presidente de la URSS, fue el 15 de marzo de 1990. Ya antes de esto, y a raíz de la dimisión de Andrey Gromyko en 1988, Gorbachev se había convertido en presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS, y, en el verano de 1989, Presidente del Soviet Supremo de la URSS. En consecuencia, era Mijail Gorbachov quien comandaba el Consejo de Defensa de la Nación y así mismo Comandante Supremo en Jefe de las Fuerzas Armadas de la URSS.

El reconocimiento mundial de la obra reformadora y conciliadora de Gorbachev toma forma en la entrega a su persona del Premio Nobel de la Paz en octubre 15, 1990.

Despues del comunismo

Sin embargo la nueva democracia no será capaz frenar procesos sociales y étnicos que a la larga llevarán a la desintegración de la URSS. En agosto de 1991 tiene lugar un golpe de estado que retira por unos días a Gorbachov del poder, el hecho no se menciona en la biografía que aparece en el portal de su fundación, en cambio si se hace alusión a su dimisión como Jefe de Estado, ocurrida el 25 de diciembre de 1991.

Desde enero de 1992, Gorbachov ha sido Presidente de la Fundación Internacional No Gubernamental para el Consejo Económico y Social y Estudios Políticos (La Fundación Gorbachev). Desde marzo de 1993, también ha sido Presidente de Green Cross International – una organización ambiental internacional independiente, con filiales en más de veinte países. Mijail Gorbachev también preside el Partido Social Demócrata  Unido de Rusia, creado en marzo de 2000. Más por lo visto ese partido no ha cuajado, y el Gorby , a pocos días de su cumpleaños ha llamado como vimos mas arriba a la refundación refundación de la socialdemocracia rusa. Una socialdemocracia que tiene una larga historia, de luchas y esciciones – la de peores consecuencias fue la de los bolcheviques- que esperamos no se repita. Ahí esta el Gorby con su enorme experiencia política para impedirlo.