Los Pincheira. La verdad olvidada y tergiversada por una telenovela chilena

21 Oct

 

Ojos Incandescentes Que más, nos da, si no nos quieren escuchar Que más, nos da, si solo quieren dominar Nuestras tierras y los que sienten su dolor Sus banderas de lucha son una traición Somos fuerza y pasión, En la oscuridad Resistiremos hasta el final Frente a frente al universo y la verdad unen sus fuerzas para poder brillar Frente a frente en el camino encontraras ojos incandescentes Quien mas esta dispuesto a sacrificarse Somos oposición ala indignidad Resistiremos hasta el final Frente a frente al universo y la verdad unen sus fuerzas para poder brillar Frente a frente en el camino encontraras Ojos incandescentes miradas que te iluminan El amor es eminente Cuando el dia – abre sus brazos Ilumina – todos sus pazos Cuando el dia – abre sus brazos Ilumina – todos sus pazos El honor y la verdad marchamos en la eternidad Frente a frente al universo y la verdad unen sus fuerzas para poder brillar Frente a frente en el camino encontraras ojos incandescentes

Texto de “Ojos incandescentes” – Beto Cuevas (tema de apertura) de Los Pincheira, Serie de televisión chilena.

La serie

Los Pincheira, más que una teleserie, una leyenda“— es una telenovela de 127 Episodios, cuya primera emisión tuvo lugar el 8 de marzo de 2004. La dirección estuvo a cargo de Vicente Sabatini, Patricio González y Claudio López de Lérida, con ingredientes de acción de acción, drama y romanticismo.

En mi opinión, salvo en la ventaja del color y la banda sonora musical,  el producto de la televisión chilena, no supera alguna de las series de mediocre factura  ( no las mejores), que hacía la televisión cubana allá por los años sesenta. Sin embargo, en su momento,  Los Pincheira” arrasaron en la lista de nominaciones de los premios que anualmente entrega la Asociación de Periodistas de Espectáculos (APES) en Chile, acaparando seis nominaciones por diversas categorías. Estarán majaretas como decía Obelix de los Romanos, o quizás no, quizás la tarea sea afianzar este tipo de producción como triunfo creativo, indicando a los productores y realizadores que deben para ganar el reconocimiento del giro.

Comercial Los Pincheiras. Yerbas Buenas from yerbasbuenas.com on Vimeo.

El guión escrito por Víctor Carrasco es una adaptación extraordinaria mente libre, que traslada a casi un siglo después, la tremenda biografía de los verdaderos Pincheira: cuatro hermanos y dos hermanas, nacidos en Chile, todos hijos de Martín Pincheira. Ellos eran;  Juan, Antonio, Santos, Pablo, José Antonio, Rosa y Juana Pincheira. Mucho mas se ajusta a la historia  su historia real la letra de Ojos Incandescentes, de Beto que todo lo que se ve en la telenovela.

El documental

En el otro extremo de los que representa esta serie, tanto desde el punto de vista histórico como, como estéticos un corto pero excelente trabajo audiovisual titulado: el capítulo de la serie La era de los caciques titulado “Los Hermanos Pincheira”. Fue realizado en el 2015 por Mauricio Minotti con guion de Diego Arandojo y realizado por la productora Malchiko Cine. No he sabido de nominación alguna a este trabajo cinematográfico, aunque podrís y debería haberla. En él, sin perderse la objetividad, se nos muestran como fueron en realidad los héroes olvidados de nuestra Américas, aquellos que como los verdaderos Pincheira hubieran lucharon y en muchos casos dieron la vida contra el secesionismo sembrado desde afuera, a través de logias secretas, de nuestra patria grande desde la Pampa hasta Alaska, aquellos miles de hombres, de piel blanca u oscura que de haber triunfado habrían evitado el estado de postración que vivimos desde hace dos siglo frente al poder anglosajón, el auténtico inventor del desguace de Iberoamérica mal llamado “independencia”.

 

 

La conferencia

A esto he hecho referencia hace poco durante el dialogo que vino después de la conferencia, excelente sin duda” El proceso de emancipación americano (1810-1825) El caso de Chile”, ofrecida por Fernando Camacho Padilla, investigador y profesor español el 16/10/2018 a partir de las 18:30 en el Instituto Cervantes de la capital sueca.

La charla comenzó con unas palabras del nuevo Embajador chileno en Suecia, el señor Hernán Bascuñán, quien, en un gesto de cordialidad con la casa, recordó algo que suelen olvidar nuestros historiadores oficiales, que en un primer momento Chile (y yo diría que el resto de las naciones inventadas en Iberoamérica) no tenía un interés real de emanciparse, no había un interés real de emanciparse, de España. Aquí yo agregaría visto lo visto si alguna vez existió en verdad ese interés al menos en sentido mayoritario entre los súbditos españoles a este lado del Atlántico.

Acto seguido Camacho explico, acompañado de ilustraciones muy didácticas y desde un punto de vista, que para mí se ajusta ajustado al paradigma liberal, imperante en las universidades españolas, y en menor medida al nacionalista de las universidades Latinoamericanas. Como tras la invasión napoleónica de España, se inició el proceso de “emancipación” de los territorios americanos, el cual se extendió por más de una década, y como a partir de este momento se establecieron los límites políticos de los nuevos estados iniciándose así un proceso de creación de identidad nacional para dar homogeneidad cultural a los países frente a sus vecinos y las grandes potencias del momento. Menos mal que no se dejó influir por autores como John Lynch, en cuyo libro “Las revoluciones hispanas americanas, 1808-1826” se nos intenta persuadir de que tales identidades existían previamente a la creación de los estados nacionales en la zona hispanohablante del continente, el mismo error malintencionado que comenten los historiógrafos oficiales cubanos cuando justifican nuestras guerras independientes con una cosa tan fluida como intangibles como sería la “identidad de los cubanos”.

En la conferencia del Cervantes se presentaron los principales episodios de la emancipación americana, enfatizando en la una especial atención en el caso de Chile dado que en el presente año cumple el bicentenario de la declaración de independencia (1818).

Junto a las palabras del embajador, hubo algo de lo dicho por Camacho que me vino muy bien como fundamento a mi intervención hice, alejada totalmente de la corrección política y que usted puede valorar en el video del evento que cuelgo a continuación fue la alusión en términos generales que hace el historiador la contradictoria situación que se da cuando los independentistas, que enarbolaban en sus discurso verbal y simbólico elementos de la cultura precolombina, tienen que enfrentar en el sur de Chile la alianza entre indígenas y realistas, estos últimos prefiero llamarles integristas para evitar una falsa dicotomía que nos haga pensar en que se trataba de una simple lucha entre absolutistas y republicanos, cuando lo que se trajo del lado independentista, pese a sus ideas iluministas y liberales, fe el establecimiento por décadas de auténticas dictadoras marcada por a nivel local por un grado de centralización y autoritarismo al que nunca se llegó ni siquiera en la peor etapa colonial es decir a partir de la importación de los Borbones a España a comienzos del siglo XVIII. Recordemos que se trata de la imposición, guerra civil mediante,  de una dinastía que descendía de Luis XIV de Francia Rey el famoso del Rey Sol que decía: L’État, c’est moi, lo que en español significa que el estado era él mismo. Quizás hubiera sido ese el momento de decirle adiós a España y trayéndonos como mas tarde harían los brasileros, un Rey, el otro candidato al trono español, el archiduque Carlos de Austria, ganándole la partida a la primera generación de afrancesados y manteniendo de paso la unidad continental. Lamentablemente ya por entonces nos iba demasiado bien para pensar en el futuro y eso fue nuestra perdición.

A los que sin decir su nombre se refería Camacho, eran para mi quizás entre otros, los famosos hermanos Pincheira quienes, ascendieron dentro de una montonera (guerrilla montada) que reivindicaba el poder del Rey Fernando XVII, hasta convertirse en sus líderes formales. Llevando una donde no faltaron las prácticas de asalto y cuatrerismo que es lo que más se ve en la serie que la Televisión chilena les dedica. En esta línea fuero capaces de tomar y saquear poblados importantes como Chillán (1820), Linares (1823), San Fernando, Curicó y San Carlos (1824), Parral (1825), Talca y Mendoza (1828) y el Cajón del Maipo (1829). Y en una epopeya que nos recuerda mucho la de Espartaco en la antigua Roma, llegaron a crear una suerte de Estado de Proscriptos que se extendía por la precordillera chilena, el sur de la provincia de Mendoza y las cuencas de los ríos Neuquén y Colorado, manteniéndose dando guerra hasta que el 14 de enero de 1832 son derrotados en la batalla de las lagunas de Epulafquen.

La historia

Hace poco me llegó un artículo un boletín de la revista española Historia.se, donde aparece un artículo de popularización histórica titulado Hermanos Pincheira, los rebeldes chilenos defensores de Fernando VII, fue publicado el 11/10/2018, por Alexis Vidal Fontáns. Parece una suerte de trasncripción del texto que se narra en video de Mauricio Minotti, al margen y eso constituye un buen resumen de la historia de los Pincheira.

Aquí se habla de la situación en el convulso Virreinato de Chile, de la proclamación un régimen republicano y personalista en el “país”, de la famosa “Guerra a muerte” decretada contra los defensores del viejo régimen, del célebre Ejercito de los Andes a las órdenes de San Martín, que es al que se refería José Martí cuando contando su versión de la Historia Latinoamericana a los niños que leían su Edad de Oro, escribió para ellos:

“O’Higgins salió huyendo de Chile; pero donde estaba San Martín siguió siendo libre la América. Hay hombres así, que no pueden ver esclavitud. San Martín no podía; y se fue a libertar a Chile y al Perú. En diez y ocho días cruzo con su ejército los Andes altísimos y fríos: iban los hombres como por el cielo, hambrientos, sedientos; abajo, muy abajo, los árboles parecían yerba, los torrentes rugían como leones. San Martín se encuentra al ejército español y lo deshace en la batalla de Maipo, lo derrota para siempre en la batalla de Chacabuco. Liberta a Chile. Se embarca con su tropa, y va a libertar el Perú. Pero en el Perú estaba Bolívar, y San Martín le cede la gloria. Se fue a Europa triste, y murió en brazos de su hija Mercedes”

Nada dice de que aquel ejercito estaba compuesto demás de por criollos sudamericanos, por dotaciones de esclavos comprados como carne de cañón a sus amos, así como por mercenarios británicos, antiguos invasores al Rio de la Plata, tan independientes de Gran Bretaña como lo sería el Che Guevara de Fidel Castro, y que serían la causa fundamental de la victoria sobre el virreinato del Perú, tanto de San Martín como de Bolívar.

Volviendo a Historia.se aquí se nos cuenta que tras la derrota de los realistas el 5 de abril de 1818 en Maipú. Bernardo O´Higgins es confirmado por los vencedores como director supremo de Chile, bien podrían haber usado la palabra Dictador, que es la que corresponde.

Sin embargo, la población sureña chilena observa con desdén los cambios producidos y solo lucha por sobrevivir en el día a día de una vida dura como es la fronteriza. De ella formaban parte Antonio, Pablo, Santos, José Antonio, Rosa y Juana los hijos de Martín Pincheira un criollo empleado de una hacienda en la zona de Parral. Trabajadores abnegados a quien su padre premia con el nivel de educación que podía ofrecerles prestigioso colegio de los franciscanos en Chillán, un ambiente educativo y social existe en el que la adhesión a la Corona española era compartida tanto por el alumnado como por los frailes que imparten docencia.

O´Higgins dispuesto a aplastar al realismo, cometerá contra el centro educativo, el mismo error que el muy “liberal” del Rey Carlos III cometió contra los centros de enseñanza para indígenas Jesuitas (al que Fernando Camacho alude en su charla del Cervantes), intentar cerrarlos, consiguiendo el mismo efecto la resistencia armada de los afectados.

Según la revista la represión contra cualquier símbolo o institución que pueda tener lazos con el poder realista es extraordinaria y ya antes de la victoria de Maipú en 1817, el Dictador (el título se lo pongo yo) decide clausurar el colegio de Chillán lo que deja sin posibilidad de continuar sus estudios a los hermanos Pincheira. Estas y otras medidas consideradas ataques a la idiosincrasia fronteriza desde el poder del directorio de Santiago hacen, según Alexis Vidal Fontáns, que al igual que muchos otros los Pincheira se unan paulatinamente a la guerrilla de Vicente Benavides, caudillo realista. Así nace el inicio de su mito y de su leyenda negra.

La fuera de Benavides y los Pincheira se basaba en ataques sorpresivos, saqueos y robos a o´hinggistas deviniendo en una auténtica guerra social que la historiografía liberal y mucho menos socialista de chile ha sabido encajar. De hecho, los hermanos, más que entre los cuatro gatos aristócratas a los que O’Higgins retiró el título, y de los que volveremos a hablar, la fama de la insurgente crece entre el pueblo llano que nada tenía en común con la nueva elite beneficiada por gobierno del directorio y a la que la revolución independentista, entregó el monopolio de poder sin ningún sin el contrapeso que, aunque fuese en el imaginario significaba la figura de un rey lejano y abstracto. En cambio, para ese mimo habitante la causa realista en la Frontera significaba el freno a los abusos tanto de los ricos como del nuevo estado centralista. Por ello, a pesar de sus métodos despiadados población seguía y protegían a los Pincheira quienes además lograron reestablecer la vieja alianza de la corona con los pueblos nativas, contrastado con el pronto genocidio que ejecutarán contra estos los regímenes nacidos de la independencia.

En 1822 Vicente Benavides es capturado, y ejecutado por orden del Director O´Higgins, igual destino aguarda a su sucesor Juan Manuel Pico, es el momento del ascenso formal de quienes ya eran los líderes formales de la montonera, los Pincheira. Al saber de la derrota integristas en Ayacucho, los alzados, unos 2000 hombres más la población civil que el acompañaban cruzan al este de la cordillera de los Andes, y allí establecen una comunidad organizada en la que había de todo, indígenas y criollos, realista de toda la vida junto a independentistas arrepentidos, expresidiarios y hasta curas capaces de sincretizar las tradiciones españolas y araucanas en un rico fenómeno cultural que harían las delicias de cualquier antropólogo. Para 1826 tiene su centro en los valles de Varvarco, punto estratégico entre los hoy denominados estados de Argentina y Chile, desde donde José Antonio dictan leyes evocando el nombre del Rey Católico. Así funcionaba la máxima autoridad de esta inusual comunidad conservadora, comandada por los Pincheira en rango según la edad. Su fuente fundamental de ingresos eran el robo de ganado y el pago de los rescates por secuestros de enemigos, así como las obras sociales que les traía el respaldo popular.

Así va creciendo y consolidando su poder en toda la región el reducto españolista llega hasta a cercara a Buenos Aires y convertirse en la mayor amenaza de cierto tipo de comercio entre Mendoza, Córdoba y el río de la Plata. Al mismo tiempo la red de colaboradores que abarca su gran territorio y el pacto con ganaderos de la zona intercambiar bienes libremente en el territorio. En otras palabras, hacer lo que venimos haciendo dentro del inmenso imperio hasta que los revolucionaros nos llenaran de aranceles y fronteras que solo beneficiaban a importadores extranjeros mientras asfixiaban las otrora importantes y realmente autárquicas economías locales.

Las guerras civiles de Argentinas y su enfrentamiento a Brasil favorecerán de algún modo la sobrevivencia del “estado” Pincheira. En 1829, el gobierno de la provincia de Mendoza, afiliado al partido federal dentro de la guerra civil que tenía lugar en ese momento en Argentina firma, un pacto con José Antonio el llamado Tratado de Carrizal, por el que se le nombra comandante general de la frontera.

No era tan absurdo el hecho, si tomamos en cuenta que la famosa Revolución de 1810 lo único que había conseguido era enfrentar los distintos territorios del Virreinato del Río de la Plata. Estas diferencias llevaron al enfrentamiento entre los llamados entre unitarios, defensores de la hegemonía de Buenos Aires, su control sobre la aduana del puerto y Los federales, representantes de la soberanía de las provincias, de los gauchos que se negaban a ser proletarizados y de las elites de las pocas ciudades que existían, buscaban mantener sus negocios y poder en las provincias. Dentro de este último grupo apareció una diferencia, los federales bonaerenses que si bien hablaban de soberanía de las provincias se asemejaban a los unitarios a la hora de hablar de la aduana y de las relaciones con Inglaterra. De cualquier modo, los Federales se encontraban políticamente mas cercanos a los montoneros que lo que podrían estarlo los unitarios.

El final

Tanto el Tratado de Carrizal,  como lo que mas tarde se va a conocer como llamada Matanza del Chacay, provocaran serias rupturas entre el coronel Pincheira, sus subordinados y sus aliados indígenas. También habrá otras amenazas como la ejecución del plan de Juan Manuel de Rosas, un “federal” muy oportunista que planifica desde Buenos Aires romper la alianza de los caciques boroganos y ranqueles con los Pincheira.

El gobierno chileno no se quedaba atrás con la organización de una expedición militar para poner punto final al último luchador “amerhispánico”.

Hubo distanciamientos de la guerrilla como los del comandante Pablo Pincheira y el capitán Julián Hermosilla. Pablo se negó a atarse a una provincia y siguió atacando al Estado chileno. Por su parte Hermosilla intenta armar una revolución en contra de José Antonio, fracasa y se une al desobediente Pablo Pincheira.

Mas tarde Julián Hermosilla es derrotado en Mendosa por las fuerzas federales bajo el mando de Facundo Quiroga, personaje hecho célebre en su versión más terrible por ese panfleto del hispanófobo y filo británico Domingo Faustino Sarmiento, titulado, “Civilización i Barbarie. Vida de Juan Facundo Quiroga” de 1845.
Tras la derrota de Julián Hermosilla, Pablo Pincheira volvieran a ponerse bajo las órdenes de sui hermano Jose Antonio.

El 11 de junio de 1830 los unitarios invadieron Mendoza, por lo que el gobernador federal Juan Rege Corvalán, y su comitiva (integrada por su consejero, el doctor Juan Agustín Maza, el funcionario Gabino García, los coroneles José Aldao y Gregorio Rosas, los oficiales Felipe Videla, José Gregorio Sotomayor, Juan Francisco Gutiérrez y José Ilarnes, más 30 soldados intentan colocarse bajo la protección de Pincheira como se había acordado en el tratado antes mencionado, será un viaje sin retorno. Durante el gobernador Corvalán y su comitiva acamparon en la zona de “El Chacay”, donde les roban parte del ganado que traían. Pocos días después, el coronel Aldao recibió un mensaje por parte de unos indios, presuntamente vinculados a los Pincheira, quienes lamentaban el incidente y hacían invitaciones para que pasasen a reunirse con ellos, con el fin de desagraviarlo. Corvalán decidió aceptar la invitación y partió con sus compañeros rumbo a las tribus del jefe nativo. A la cabeza de ellos cabalgaba el gobernador seguido de Juan Agustín Maza, Felipe Videla y varios soldados. El gobernador y su comitiva caen en una trampa y son ejecutados con lanzas.

La Matanza del Chacay, hace que Juan Manuel de Rosas, gobernador federal de Buenos Aires, se de a la tarea de desarticular a las relaciones de los indígenas con la montonera liderada por el coronel Pincheira. Buenos ve en él a un rival capaz de movilizar una gran cantidad de hombres armados, y al mismo tiempo, aliarse con diversos caciques de las pampas y de los cruces cordilleranos, por lo que se hizo necesario organizar un método para quitarle esas ventajas sin entrar en un enfrentamiento armado directo. El plan fue el de negociar con los caciques ranqueles y boroganos, aliados de Pincheira, y de esta forma hacerlo perder radio de acción y lanzas para luchar. En la tarea Rosas busca el apoyo del Estado chileno son conseguirlo, aún así se las ingenia para romper las fuerzas de Pincheira y mantenerlo al sur de Mendoza, lejos de los enfrentamientos entre federales y unitarios.

Por el otro frente los Pincheira se las volverán a ver con el Estado chileno, para contenerlo buscando ayuda en sus principales aliados, los indígenas. Se trata ahora de una guerrilla agotada por quince años de guerra, fraccionada internamente, golpeada por relevantes derrotas militares, sin aliados al otro lado de la cordillera y con un radio de acción limitado. Consciente de esto el coronel Pincheira busca infructuosamente negociar un tratado de paz con el Estado chileno, pero no tendrá tiempo para conseguirlo.

En 1931, el general de brigada Manuel Bulnes Prieto, captura en Pulaquén y fusila a Pablo Pincheira. Cruza la cordillera de los Andes hacia el territorio del Neuquén y organiza una emboscada conocida como la Batalla de las lagunas de Epulafquen, en la madrugada del 14 de enero de 1832, Allí cae la mayoría de los pincheiristas los caciques Neculmán, Coleto y Trenquemán.

José Antonio logra escapar hacia el Atuel, a donde es perseguido por un tocayo y antiguo miembro de su montonera, José Antonio Zúñiga quien lo acorrala en Chillán donde termina por entregarse, con la garantía de que la vida de sus últimos seguidores será respetada.

Afortunadamente le tocaba rendirse a un gobierno de “Pelucones” como se le decía en el Chile de entonces a los conservadores. Recordemos que el Primer rey de la Casa de Borbón en España Felipe V rey de España desde el 16 de noviembre de 1700 hasta su muerte en 1746, con una breve interrupción, entre el 16 de enero y el 5 de septiembre de 1724) introdujo el uso de pelucas en la corte, como símbolo de su nueva dinastía. La moda llegará pronto a Las Américas con los nuevos virreyes designado por la Casa de Borbón quienes serán imitados en el vestir los aristócratas locales rápidamente apuntados al borbonato, más cuando los nuevos virreyes venían con ordenes precisas de cortar con la supuesta corrupción de las américas española, de la todos participaban incluidas las oligarquías locales y el funcionariado real.

Al principio el mote recayó sobre los diputados del Congreso de 1811 renuentes a la independencia y que de cierto modo respondía a los intereses de la aristocracia castellano-vasca” santiaguina. Una vez declarada la independencia el termino se amplía a quienes a pesar de las nuevas circunstancias buscaban cierta continuidad de modelo colonial sobre todo en lo relacionado con el papel de la iglesia y los privilegios de las grandes familias tradicionales. El caso es que en lo ideológico mas profundo había algo que conectaba a los pelucones con el veterano realista de José Antonio Pincheira. Perdonado por el mismo presidente conservador José Joaquín Prieto y contratado como empleado en la hacienda del presidente, José Antonio vivirá una larga vida, recuperando incluso las posesiones expropiadas.

JJPrieto.JPG
Retrato del presidente chileno José Joaquín Prieto

Es esta la historia de unos hombres a los que solo la historiografía oficial chilena redujo a la mera condición del “salteadores” emulando con una televisión que en su afán de alejar al espectador aún mas de su historia, nos habla de aquel “montonerismo”, con un lenguaje tan ajeno como puede ser el del cine norteamericano de oeste. Donde la distorsión de la historia es brutal que esta se nos desarrolla entre elementos con culturales los que jamás se nos habrían topado los Pincheira originales, lo mismo orientales de religión ortodoxa que automóviles, generando de este modo el laberinto que impida al espectador, embobado por escenas sin base real, tanto heroicas y como heroicas, preguntarse por las verdades de su pasado y su destino, es lo que pasa cuando academia y media van de la mano y por un mal camino.

Anuncios

Mujeres en la producción de carne de cañón

20 Oct

Dibujo de una mujer 'clavando una pluma blanca' en el chaleco de un hombre con dos mujeres mirando.“¿Cobarde, por que no te enlistas?” Imagen de ‘”La Pluma blanca” en acción. publicada en  el Collier’s Weekly, 1914

El crimen de la pluma blanca

No crea que voy a hablar de esas pobres madres a las que el régimen nazi (como tanto otros han hecho en la historia) simuló proteger en sus familias, para luego usar sus descendencias en una guerra genocida, que al final no sirvió ni siquiera para protegerlas de la violación en masa, esa que ejecutaron los aliados (no solo los soviéticos) en la medida que avanzaban desde oriente y occidente hacia Berlín.

Me refiero a unas inglesas que al servicio de sus estados se dedicaron a acosar y avergonzar a los hombres ( vaya patriarcado) que se negaba a participar en esa carnicería que fue la primera guerra mundial. Una conflagración absurda, cuyas causas reales aún discuten los historiadores y que mientras no encuentren la solución ser para mí un simple ejercicio, muy bien organizado de reducción de la población.

Del hecho me he enterado por un artículo ingenuo que lejos de indagar en el significado realmente moral del hecho, lo exalta, se titula “Las plumas blancas se convirtieron en las armas de las mujeres”, está firmado por Tomas Blom, y has sido publicado el 11 de octubre de 2018 en el portal digital de la revista sueca Historia militar.

Antecedentes en la literatura y el cine

En cuanto leí el artículo de Blom me acordé inmediatamente de la película “The Four Feathers” del director nacido en la india Shekhar Kapur, hecha por Estados Unidos y el Reino Unido, en año 2002. Nótese que acaba de iniciarse la guerra mundial de estas dos potencias contra el fundamentalismo islámico. Si contamos con que detrás de los blancos occidentales no hay nadie más islamófobo que un hindú no musulmán, podremos entender el oportunismo de la obra; esta llamada a desbrozar el camino del yerbajo del discurso pacifista propio de la época postcomunista, esa que de modo optimista Francis Fukuyama denominó Final de La historia.

La película basa su argumento en la novela, Las cuatro plumas (en inglés: The Four Feathers) del escritor británico Alfred E. W. Mason; publicada en Londres en 1902, en dos partes por la revista literaria The Cornhill Magazine.

Las cuatro plumas que yo vi era en realidad la adaptación de dos películas anteriores del mismo nombre, una de 1929 y otra de 1939.

En el segundo caso la cinta tuvo su estreno el 20 de abril en el Reino Unido. Pocos meses después, el primero de septiembre de 1939 comienza lo oficialmente lo que hacía tiempo se venía venir; la Segunda Guerra Mundial, usándose convencionalmente como su punto de partida invasión a Polonia realizada ese día por Alemania.


Esta es la historia de Harry Faverham, un teniente del Ejército Británico, que se da de baja cuando se entera de que su batallón será enviado a combatir Sudán. Como símbolo del repudio que despierta la cobardía, en su novia y amigos. Harry Faverham recibirá cuatro plumas una de ella se la envía su novia Edith, junto con el anillo, pues no quiere tener nada que ver con un hombre que no cumple con su deber. Algo poco usual en la vida real donde cualquier mujer prefiere un marido vivo a uno muerto en servicio del imperio. La cosa es que el pobre Faverman tendrá que tenderá que reivindicarse de manera heroica en una misión colonial que cualquiera comprendería nada tiene que ver con la seguridad de su pare, una La versión del 2002, no me pareció mala, pero lo mejor es que me ayudó a comprender algo que hoy tengo muy claro, no solo el cine soviético se utilizaba para inocular ideología de estado en el público, también lo hacía el británico, algo que hasta ese momento no tenía tan claro. En este caso la dosis necesaria de belicismo que necesitaba la lucha contra el terrorismo del nuevo enemigo oriental.

La mujer al servicio del guerrerismo

Ahora descubro que el uso de las plumas blancas se puso en práctica en la vida real antes que, en la pantalla, quizás estimulado por la novela original. Resulta que en tiempos de la primera guerra mundial cualquier hombre en edad militar vestido de civil por las calles londinenses, se exponían a que un grupo de mujeres le hicieran acto de repudio al estilo de los que hoy le hacen las femes a sus enemigos, solo que en lugar de mostrarle sus pechos le colgaban pumas en el ojal al tiempo que preguntaban “¿Y por qué no estás en uniforme, amigo mío?” algo que en los tiempos en los que la hombría era un valor significaba una gran vergüenza. En el mundo occidental de hoy las plumas significan otra cosa, si rosadas mejor, son la garantía de una carrera, lo mismo en el mundo empresarial que en la cultura.

El uso de mujeres para despertar el sentido del deber de los hombres fue también muy común en los carteles de reclutamiento británico durante lo que se llamaría la Gran Guerra. Cuando Gran Bretaña entró en conflicto en agosto de 1914.

Según Historia Militar, el liderazgo militar británico creía que multitudes de voluntarios entusiastas fluirían para participar en la lucha contra Alemania, en una guerra que se creía corta. Hasta el momento no existía el servicio militar general en Inglaterra porque no se consideraba necesario a la luz de la defensa. Pero resultó que las nuevas generaciones no parecí muy interesada en aceptar el “chelín del rey” a cambio de irse a la guerra, a pesar de la propaganda masiva, que mostraba en vivos colores en colores las agresiones de alemanes contra las mujeres y niños belgas.

Resultado de imagen para propaganda primera guerra mundial

En vista de que la caballerosidad de los ingleses no se despertaba con la iconología germanófoba. La agitación del estado decidió dar un paso más allá tocando donde más podía dolerle a los flemáticos “gentlemanes”.

Fue un Almirante retirado llamado Charles Penrose Fitzgerald quien recomendó el nuevo método para acelerar el voluntariado. Así se instituye en septiembre de 1914 la Orden de la Pluma Blanca. Una suerte de grupo de asalto civil conformado por unas treinta mujeres equipadas con plumas blancas que entregarían a los hombres cuya vestimenta sugería su renuencia a las armas, esto se haría en lugares públicos y non deja de recordarnos los mítines que repudios que todavía a hoy se usan en Cuba contra los disidentes.

Todos en Inglaterra lo sabía muy bien lo que significaban una pluma blanca, precisamente gracias a la obra ya mencionada de A E W Mason. Una vez más se demuestra cuan poca inocencia puede haber en una novela y cuan vieja es la costumbre del estado de valerse de las industrias culturales, en que aquellos la más destacada la literatura, hoy desplazada por los productos radiales o audiovisuales que nos llegan desde el éter, las pantallas o el internet., el otro gran recurso cultural del que se valió el estado es uno que sabe que en última estancia es el amo, la prensa, La prensa, sin la que la nueva estrategia no habría dado resultado, fue ella la que llamó la atención sobre sus actividades de la orden ayudando a que el fenómeno se extendiera rápidamente por todo el país.

Piezas de una campaña masiva

Nicoletta Gullace es profesora asociada de historia en la Universidad de New Hampshire, donde enseña historia y asuntos internacionales. Sus intereses de investigación están relacionados con la Gran Bretaña moderna, la historia cultural europea y la historia de las mujeres, el 13 de enero de 2015, publicó su ensayo Plumas blancas y hombres heridos: el patriotismo femenino y la memoria de la gran guerra, en Library of Socials Cience.

Aquí la profesora Nicoletta Gullace aborda la exclusión del caso de las plumas blancas dentro de la historiografía feminista. Reconociendo el vergonzoso significado de aquella práctica. Pero también aborda extensamente el papel de una ideología más allá del feminismo que acompaño la campaña, Para comenzar nos habla del papel de la prensa, explicando que, en agosto de 1914, los anuncios que aparecían en The Times acusaban a hombres que no acudían a la guerra de cobardía y afeminamiento. De cierto modo la Comisión Parlamentaria de Reclutamiento, implicaban a las mujeres en una retórica de reclutamiento que dependía de una identidad sexual masculina vigilada por mujeres y la humillante amenaza de aparecer de forma no masculina. “No pasará mucho tiempo antes de que todas las mujeres en el país vean como ‘cobardes’ a todos los hombres que vean en casa”, escribe la investigadora citando al The Times.

La sugerencia de que tanto las mujeres como la guerra exigían las mismas cualidades a un hombre hará, según la especialista que la sexualidad femenina se convierta en el centro del mundo en que se entendía la forja de la identidad marcial. “La armadura del alma nunca está bien colocada en el corazón a menos que la mano de una mujer la haya abrazado”, advertía la Unión de la Madre, “y es solo cuando ella lo apoya con holgura que el honor de la virilidad falla”, recoge el ensayo.

Durante la guerra, periodistas femeninas, artistas de la música y una serie de publicistas patriotas de ambos sexos popularizaron estos sentimientos al articular el propósito militar de las mujeres en términos de su poder sexual y moral sobre los hombres. De hecho, si el acto de otorgar una pluma blanca no requería de palabras, pudo haber sido porque el discurso contemporáneo sobre la influencia de las mujeres dio un significado inequívoco a un gesto que, según la ensayista invirtió la discriminación femenina con una utilidad militar explícita.

Aquí se nos trae a colación a la escritora y pintora baronesa Emmuska Magdalena Orczy, autora de “La Pimpinela escarlata” novela de 1905 que narra la historia de un aventurero de doble personalidad que se dedica a rescatar aristócratas durante la revolución francesa, un personaje que inspirará entre otros héroes ficticios, el del Zorro.

En su niñez y adolescencia Emmuska vivió en Bélgica por lo que, junto a su fama literaria, se convertía en una de las “influenciadoras” la más indicada para llamar a las mujeres inglesas a que se unieran a su” Liga de Servicio Activo” en la lucha por la liberación de aquel país. En 1914, pidió a las Mujeres y niñas de Inglaterra, que no podían llevar un rifle a usar toda la influencia que poseían para instar a sus hombres a que sirvan a su país”

De este modo, la baronesa planteó la influencia sobre los hombres como l una forma de “servicio activo” para mujeres y ofreció una insignia de estilo militar y un lugar en la lista de Honor” de la Liga a cualquier mujer o niña que se comprometiera a “persuadir a todos los hombres que conociera a ofrecer su servicio, sin permitir que se pueda ver en público a ningún miembro del sexo opuesto que esté en plena forma y negado a responder a la llamada de su país La baronesa logró inscribir a 20,000 mujeres. Orczy era simplemente una más dentro de una multitud de comentaristas y patriotas que invitaban a las mujeres a persuadir a sus hombres para que se alistaran y despreciaran a los que se negaban.

Sin embargo, la realidad se irá imponiendo. La ensayista nos cuenta que el panorama cultural que abarca la campaña de las plumas blancas fue gradualmente opacado por la gravedad de la guerra, los funcionarios públicos, los soldados que regresaban y una variedad de otros ciudadanos responsables vieron cada vez más esta afrenta femenina como una perturbación indignante del orden público en lugar de una marginalidad. Medios legítimos de persuadir o engatusar a los hombres con los colores.

En 1915, Cathcart Wason advirtió al secretario de Interior, Reginald McKenna, que los empleados del estado estaban siendo “sometidos a la insolencia y provocación a manos de algunas jóvenes publicitarias que los presentaban con plumas blancas” y preguntó si autorizaría la detención de “tales personas”.

En realidad, la campaña pierde su sentido para 1916, por un lado, estaban los cambios en el reclutamiento que significo la aprobación del Proyecto de Ley del Servicio Nacional puso fin a la necesidad de apelaciones de reclutamiento, por otra parte, la incorporación de un gran número de hombres al ejército significó que las mujeres que continuaban humillando a hombres sin uniforme lo corrieran un riesgo cada vez mayor de cometer errores.

Si bien las apelaciones formales de reclutamiento terminaron con la conscripción obligatoria, sin embargo, es importante recordar que la hostilidad pública hacia los hombres no enrolados de ninguna manera disminuyó. La prensa atacó especialmente a los objetores de conciencia mientras que la práctica de la entrega de plumas blancas continuó de manera intermitente en 1918, alimentada por una atmósfera cada vez más amarga de sospecha hacia aquellos que aparentemente no estaban dispuestos a hacer lo suyo por su país.

Guerrerismo a cambio de derechos

En otro trabajo, de Nicoletta F. Gullace, Las ‘White Feather Girls’: el militarismo de las mujeres en el Reino Unido, publicado en Opendemocracy.net el 30 de junio de 2014
Se nos cuenta que, en 1915, la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio de Mujeres (NUWSS, por sus siglas en inglés), la organización de sufragio más grande de Gran Bretaña expulsó a sus miembros pacifistas convirtiéndose en un bastión de militantes a favor de la guerra, distinguida por un entusiasmo por la guerra que rivalizaba con la derecha radical.

Así mismo se nos habla de la Unión Social y Política de las Mujeres (Women’s Social and Political Union o WSPU) afín al Partido Laborista independiente, fundada por Christabel Pankhurst. Sus integrantes, conocidas con el nombre de sufragista, defendían el uso de tácticas violentas como el sabotaje, el incendio de comercios y establecimientos públicos o las agresiones a los domicilios privados de destacados miembros del Gobierno y del Parlamento.

La confluencia entre la ideología de la WSPU y las acciones de las chicas de plumas blancas fue tan sorprendente que la hermana pacifista de Christabel , Sylvia Pankhurst, llegó a creer que los dos grupos eran el mismo.

La investigadora se pregunta por qué aquellas mujeres usarían su poder sexual para avergonzar a los hombres y obligarlos a entra en el ejército, cuando sus hermanas pacifistas se reunían, organizaban y, en 1915, desafiando el gran peligro de viajar a La Haya, con el fin de detener la guerra. Aquí se intenta explicar esta división; primero, con el hecho de que la representación de la guerra misma fue diseñada cuidadosamente para atraer a las mujeres (inglesas). La brutal invasión alemana de Bélgica en agosto de 1914 se caracterizaba como ya hemos dicho como como una “violación”, y las imágenes gráficas de asalto sexual y la tortura de mujeres y niños comenzaron a llegar de los territorios ocupados, ganando importancia como la razón aparente de Gran Bretaña para entrar en la guerra.

Buyenlarge 'National Service Womens Land Army' by Henry George Gawthorn Vintage Advertisement
Me gustaría recordar que fue ese el mismo truco propagandístico usado por la gran prensa norteamericana para convencer a la opinión pública que era conveniente entrar en la guerra entre separatistas e integristas que tenía lugar en Cuba desde 1895, es lo que he desarrollado en sendos artículos dedicados al caso de Evangelina Cosío publicados en este blog.

Volviendo al asunto del feminismo belicista inglés, como se reconoce en el artículo que estamos comentando, a medida que el pacifismo creció en poder después de la guerra, las historias de atrocidades se pusieron cada vez más en duda.

No comparto la idea que sugiere Nicoletta F. Gullace que las creyeran lo que leían, ni que su nacionalismo se pueda hacer comprensible con un supuesto feminismo, que se aliaba con el estado militar británico para combatir la masculinidad militarizada de un ejército alemán rapaz. Otra cosa es que se metieran de lleno en la campaña a cambio de prebendas políticas o de otro tipo que los estudios de géneros jamás se interesaran en revelarnos. Hoy es evidentes la conveniencia que encontraban en esta alianza el estado y las seguidoras de Emmeline Pankhurst, conscientes de que la guerra también abría una serie de oportunidades para sacar a las mujeres de sus hogares y convertirla en una mano de obra que compitiera con la de los hombres, ahora en desventaja frente el capital y el estado dado el estado de guerra en que se encontraba la nación. Así Pankhurst a pesar de aquellas tácticas de acción violenta se convirtió de pronto en una mezcla de paloma y halcón, paloma en el respeto del estado, halcón en favor de su guerra extranjera; aliada de un poder que no veía con malos ojos su patrocinio de gigantescos desfiles gigantescos encaminados a desestabilizar los sindicatos con la exigencia forzada de admitir de mujeres a puestos sindicales, mientras participaban en una campaña teatral de ruptura de huelgas en el Norte, argumentaron que las trabajadoras nunca “desarmarían las herramientas.”

Por su parte las chicas del NUWSS hacían su contribución enviando mujeres a las unidades en un “espectáculo perdurable de valentía, patriotismo y capacidad de las mujeres para ayudar en la guerra justa”.

Astutamente aquellas feminista -mal dibujadas como ovejitas en la comparación que se hace con sus vandálicas herederas de hoy en día- veían que su respaldo al sacrificio patriótico (yo diría patriotero) también fortalecería el reclamo de derechos civiles. Las mujeres no solo apoyaban lealmente el esfuerzo de guerra, hacían municiones y hacían trabajos que antes eran de los hombres, además muchas arriesgaban sus vidas en el frente como enfermeras o conductoras de ambulancias en el frente y por tanto merecían una recompensa política, no tardarán en recibirla. A medida que las campañas de prensa criticaban a los objetores, simultáneamente elogiaban a las mujeres por sus valientes contribuciones. En efecto, el proyecto de ley de representación del pueblo de 1918, al tiempo que reconocía los derechos de las mujeres mayores de treinta años, los veteranos menores de edad y enfermeras militares, se privaba de los que privaron de derechos a los objetores de conciencia durante siete años. El patriotismo, en lugar del sexo, fue la nueva calificación para la votación.

Tampoco estoy de acuerdo con lo que dice la autora de que las mujeres tenían más que ganar apoyando la guerra que oponiéndose a ella. Mientras que las mujeres pacifistas eran atacadas con saña, las seguidoras de la Pankhurst guerrerista se convirtieron en las preferidas de la prensa conservadora, un favoritismo que ha llegado hasta nuestros tiempos con una serie de materiales audiovisuales que solo hablan del lado bueno de las sufragistas y no del modo en que negociaron poder a cambio de convertir a hombres y mujeres en carne de cañón.

En 1999 la revista Time nombró a la femi belicista de Emmeline Pankhurst como una de las 100 personas más importantes del siglo XX, y no solo eso, una artista del talento y carisma como Meryl Streep ha sido la encargada de interpretarla en las muy promocionada “Suffragette” (titulada “Las sufragistas” en Hispanoamérica) película británica de dirigida por Sarah Gavron y con guión de Abi Morgan, estrenada en 2015.

Hombres victimas del belicismo

En el artículo “Las sufragistas fijaron una Pluma Blanca como símbolo de cobardía en los hombres que no servían” en la Primera Guerra Mundial publicado el 11 de septiembre de 2016 por Brad Smithfield en The vintage news. Se narra la historia de varios “shirkers” sustantivo con el que tradicionalmente los ingleses se referían a la persona que evita el trabajo y que se le endilgó a los que no querían inscribirse en el ejército.

Imagen relacionada
“El último refugio del Shiker, caricatura, publicada en el Observador de Nueva Zelanda en julio de 1916, satiriza al “objetor de conciencia recién nacido”, que adoptó una creencia religiosa supuestamente para escapar del servicio militar obligatorio

Comenzamos con el caso de un britabnico que sirvió y murió en la guerra, gracias a estas presiones. Al estallar la guerra, en 1914, el hombre intentó alistarse como soldado, pero fue rechazado por su visión. Dos años después de que fracasara en su intento de unirse al ejército, el hombre iba a casa del trabajo a su esposa y sus tres hijas cuando una mujer le entregó una pluma blanca. Al día siguiente, molesto y confundido, se unió al frente ya que, en 1916, los criterios para el alistamiento se habían flexibilizado. La partida de este padre de familia marcó la vida de sus hijas, ya que tanto él como sus hermanos, murieron en el frente. Sus cartas fueron guardadas como un tesoro por su familia, y el recuerdo de él se transmitió vívidamente a sus nietos. Muchos años después, su sobrina, quien, por supuesto, nunca lo había conocido, contó la historia de cómo su madre nunca logró superar su muerte. Incluso en los últimos años de su vida, sufriendo de demencia, cuando apenas podía recordar los nombres de sus propios hijos, todavía se sentía furiosa con los políticos y sus políticas de guerra, pero sobre todo estaba angustiada por la pluma blanca.

Otra historia de 1916 habla de Norman Demuth, quien era musicólogo y compositor antes de unirse a la guerra. Fue herido y luego dado de baja del ejército británico. Mientras viajaba en un autobús, una mujer sentada frente a él le entregó una pluma blanca. De hecho, era uno de los muchos que recibió la pluma después de regresar a casa desde el frente. Solo que esta vez, Demuth decidió ser grosero y limpió su pipa con la pluma, y cuando se la devolvió a la mujer, comentó que siempre había querido una, pero desafortunadamente no pudo conseguirla mientras estaba en las trincheras. El incidente causó mucha ira entre los demás pasajeros del autobús, que comenzaron a gritarle a la mujer.

Conferencia anti conscripción, 1917.
La oposición a la conscripción estaba muy extendida. Esta foto muestra la enorme conferencia nacional contra el servicio militar militar celebrada en Christchurch en marzo de 1917. Entre los participantes se encontraban los pacifistas cristianos, los socialistas, los republicanos irlandeses y los que tenían una oposición ética pero no religiosa a la guerra.

Quizás aún más irónico de los casos que nos cuenta el periodista fue el de haberle enganchado una pluma blanca al suboficial George Sampson cuando iba a recibir La Cruz de la Victoria Cross, el premio más prestigioso del país, por su valentía en Gallipoli. El marinero de 26 años había ayudado a cientos de otros soldados heridos, mientras resistía el fuego pesado. Mas tarde sucumbió a causa de las heridas graves causadas por la metralla.

Pero nada de esto paralizó a las partidarias de la campaña, decididas a seguir movilizando a un “cobarde” con una pluma blanca. Ellas presionaron a muchos hombres para alistarse y, a pesar de que algunos terminaron muertos “debido a la pluma blanca”, hubo algunos que se convirtieron en héroes por la misma razón. Entre estos se encontraba Roland Gwayne, quien se convirtió en alcalde de Eastbourne, tras regresar del frente, adonde había ido después de que recibió su pluma. Gwayne fue condecorado con la Orden de Servicio Distinguido por su valentía, cuenta Brad Smithfield

Resultado de la imagen para los objetores de conciencia ingleses

En el primer ensayo de Nicoletta Gullace que citábamos ella se preocupa, es el mal lugar en que quedaron las mujeres de la Pluma Blanca, convertidas al final en fuente de un resentimiento particular, a pesar del hecho de que de ninguna manera estaban solas en acosar a los jóvenes. Después de todo, fue el Parlamento, no mujeres, quienes privaron de sus derechos políticos a objetores de conciencia durante cinco años después de la guerra, y fue el servicio militar obligatorio, no la entrega de plumas blancas, el responsable de enviar a miles de jóvenes indecisos al frente.

Resultado de la imagen para los objetivos de conciencia ingleses

Estas preguntas tienen desde mi punto de vista una respuesta simple, porque ni entonces ni ahora se ha comprendido que el movimiento feminista no es más que la manipulación realizada desde otra instancia de poder, una suerte de carne de cañón en una guerra géneros que ha tomado diferentes expresiones en la historia, y cuyos marionetistas apenas se dejan ver. El caso es que como reconoce la ensayista, en una atmósfera de creciente resentimiento masculino, la entrega de plumas blancas se convirtió en el emblema culpable de la complicidad de las mujeres, el símbolo irónico de un mundo que salió mal: un mundo donde los esposos, los hijos y los padres fueron sacrificados por las mujeres de su casa. En cuanto aquellos que se atrevieron sufrir las presiones y se negaron a marchar a la guerra, tenemos los duros testimonios sobre encarcelamiento y golpizas recibidas las cárceles del estado que han sido rescatados por Francis Beckett en su artículo, Los hombres que no pelearían, aparecido el 11 de noviembre de 2008, en The Guardian.

Una multitud de objetores de conciencia al servicio militar durante la primera guerra mundial en un campo de prisioneros especial
 Una multitud de objetores de conciencia al servicio militar durante la
primera guerra mundial en un campo de prisioneros especial.
Fotografía: Colección Hulton-Deutsch / Corbis.

Amodo de conclusión: ¿Vindicación feminista

El periodista Tomas Blom, en el trabajo con el que iniciamos este artículo, no se sorprendente que tantas mujeres se hayan “arriesgado” a humillar a los hombres en nombre del patriotismo. Trata de explicar el fenómeno como una manera de desquite del llamando “sexo débil” sobre el fuerte, es decir de comenzar a eliminar la subordinación femenina y a ejercer poder sobre aquellos hombres que de otra manera los oprimían. El solo hecho de que la idea se proveniente de un hombre, el Almirante Fitzgerald (como otros muchos usos y de mandas del feminismo moderno) me lleva a otra conclusión. Detrás de todas estas colisiones entre hombres y mujeres, lo mismo aquellas se organizaron como Orden de La Pluma para meter los hombre en la guerra la guerra usando la vergüenza, que como los espectáculos tan similares de Metoo encaminado, sino a meter en la cárcel por lo menos arruinar la carrera de los penes colgantes, tienen detrás un mismo organizador y una misma agenda, la del poder organizado, que en cualquiera de sus formas, incluida la muy liberal que tiene el estado británica es un opresor antihumano. En el caso de la Inglaterra de principios del siglo pasado, el sentido fue usar las mujeres para deshacerse de los súbditos masculinos renuentes a meterse de cabeza en aquella moledora de carne que fue la primera guerra mundial. En las naciones angloparlantes de hoy la tarea es semejante pero más sofisticada, la de evitar mediante la lucha hombre-mujer que esta pareja encuentren la paz necesaria para procrear más gentes de las que se puedan controlar y las élites se tengas que inventar una nueva matanza de lo que sobra nuevamente.

No sueñes con la victoria
Propaganda en una cajetilla de cigarrillos, 1918.

No puedo terminar sin reproducir un dato curioso, que de pasada nos regala el artículo de Tomas Blom; es el significado opuesto que tiene una pluma blanca para las tribus sioux, cuyos guerreros colocan una pluma de este color en su penacho como señal de haber matado a su primer enemigo. Por supuesto nunca verás el auspicio de mujeres indígenas norteamericanas colgando plumas blancas a sus hombres. Eso de colgar plumitas significaría  honrar su virilidad del marido y un ejemplo de coraje para sus hijos, algo que para el sistema imperante está mal visto. En cambio para quejarse de lo malo que aquellos son, si que habrá dinero de las instituciones “indigenistas”, quien desde hace rato vienen fabricando sufragistas dentro de los pueblos originarios, siguiendo el modelo inglés de principios del siglo pasado.


Imagen tomada de la página 124 de ‘Historia de la Guerra Sioux y masacres de 1862 y 1863, de Isaac Heard, publicado en 1864 en Nueva York

 

El paquete cubano en la mirilla de órgano homosexista español

13 Oct

La reforma matrimonial que viene

Jamás había pasado que una reforma legal planeada por el gobierno cubano se cuestione desde la base y no rodaran cabezas al instante. Es lo que ocurre con el acalorado debate público que tiene lugar en Cuba sobre lo que se ve venir, el matrimonio entre personas de genitales iguales, que es lo que debería sugerir su nombre de igualitario.

El nuevo casorio viene siendo anunciado desde hace tiempo por Mariela Castro, hija del Raúl el hombre fuerte de la Isla y cuenta desde hace poco con el apoyo declarado del mandatario formal, el flamante presidente Miguel Díaz-Canel.

Lo curioso es que la medida ha recibido un rechazo organizado que nada tiene que ver con la ilegalizada oposición política; la de la Iglesia católica y cofradías protestante que se manifestado en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, fuera de los recintos de sus respectivos templos y nadie está preso. Nos dirán los metafísicos del anticastrismo que se trata de un cambio-fraude, y sin negarles la razón nos habrán de que conceder que se trata, al fin y al cabo, de un cambio, en sentido positivo, el menos en lo que tibiamente le asemeja al juego de las democracias liberales, que también tienen sus trampas por si alguien aún no lo sabe.

Neodosidencia

Yoel Suárez, es buen chico, muy abierto, irreverente y conectado con el extranjero (como pocos cubanos de entonces9, con el que compartí aula en nuestros tiempos de estudiante, en Instituto Preuniversitario Pablo de la Torriente Brau, el nombre lo toma de un periodista caribeño caído en la guerra civil española que llegó a ocupar el puesto de comisario de guerra y miembro del Estado Mayor del 109 batallón de la séptima división en el Ejército Republicano. Pues bien recuerdo que en aquello hoy lejanos años setentas, uno más de nosotros, respetado y querido tanto por sus compañeros, militantes o no de la Unión de Jóvenes Comunista, como por los maestros del Centro Educativo, jamás fue discriminado a pesar de ser lo que llamábamos pepillo (que viste a la moda) y rockero (aficionado a música juvenil norteamericana de la época) y de ser hijo del pastor bautista Raúl Suárez. Claro no se trataba de cualquier reverendo, sino de uno muy especial, que llegó a ser diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y uno de los mejores propagandistas que ha tenido el gobierno cubano; lo mismo si se trata de conquistar para su causa a sus correligionarios de la luterana Suecia -de lo que también fui testigo décadas después-, que de neutralizar a en su condición de dirigentes del Centro Memorial Martin Luther King Jr. y de la Iglesia Bautista Ebenezer, de Marianao, a los exiliados presentes La Habana, en la VII Cumbre de Panamá.

El caso es que, al margen del compromiso de su padre, Yoel, en nombre de la Liga Evangélica en Cuba, se ha hecho eco del pedido de miles de creyentes para que al menos se le dé otra denominación para el debatido matrimonio. Su petición ha tenido eco en la prensa internacional. La misma que presenta la propuesta como el punto final a décadas de marginación de los homosexuales, y el paso en Cuba hacia un gobierno progresista. Recordemos que vivimos en tiempo en que la progresía dejo de estar asociada con la revolución de clases y la construcción socialista, hoy su rebeldía prácticamente se reduce el terreno del cambio de sexo y freno de la reproductividad.

Por su parte la Iglesia católica, repite en Cuba el mismo discurso que sostiene en África y en América Latino, calificando como un caso de colonialismo ideológico la redefinición matrimonial que le aguarda a los cubanos. Así arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, publicó una carta en la página de la Conferencia de Obispos de Cuba en la que expone su preocupación por el cambio, recogido en el artículo 68 del borrador de la nueva Carta Magna, que posibilitaría bodas y adopciones entre personas del mismo sexo.

De igual modo, Wilfredo Pino Estévez más conocido como “Willy”, nombrado por el papa Francisco como arzobispo de Camagüey, publicó otra nota en el mismo portal donde ofrece una solución alternativa a los convivientes del mismo sexo:

Conocí a dos personas del mismo sexo que vivían en una misma casa. Personas mayores que brindaban a todos su respeto y recibían cariño de todos sus vecinos. Nadie tenía quejas de estas personas. Años después de pensar que habían nacido de los mismos padres fue que supe que se trataba no de familiares, sino de “una pareja”. Contada la anécdota, paso ahora a la reflexión: ¿Qué pasará el día en que muera quien tiene la propiedad de la casa donde viven? ¿Cómo queda ante la Ley la otra parte que aún vive? Es fácil contestar: Sin protección legal alguna. Y si por casualidad aparece algún familiar de quien murió a reclamar los bienes materiales, dejará sin nada a quien vivió a su lado muchos años. Se llevará hasta los balances de la sala.
Es allí donde, según mi humilde opinión, tendría que actuar la Asamblea Nacional y averiguar qué se hace en otros lugares al respecto. Me han dicho que en otros países (Colombia, México, etc.) existe el reconocimiento civil de las “parejas de hecho”. O sea, que las personas de la anécdota contada pueden ir a una instancia jurídica o bufete de abogados y formalizar su unión ante la Ley. Y con ello, ya las personas homosexuales no quedarán desprotegidas. Incluso leí que en toda la Unión Europea se reconocen una serie de derechos aun en caso de que la pareja no se haya registrado ante ninguna administración.
Claro está, en los países mencionados, a estas uniones no se les llama “matrimonio” sino “parejas de hecho”, que no es lo mismo. El matrimonio se mantiene definido como la unión de un hombre y una mujer, mientras que las “parejas de hecho” son las uniones entre dos personas del mismo sexo.
Ojalá que, para nuestra futura Constitución, no se modifique la definición actual de matrimonio, sino que se estudie la posibilidad de implementar en ella las “parejas de hecho”. Así se respetarían los derechos de todos.

Pero la cosa no queda ahí, algunas iglesias cristianas han tenido los arrestos de comprometer activamente a sus miembros en la lucha contra el artículo 68. Transgrediendo límites establecido por décadas bajo la consiga de la calle es solo de los revolucionarios, desde hace algún tiempo también de las congas gay de Miami, han salido a esas mismas “rúas” a repartir volantes con una ilustración de una parece formada por un hombre y una mujer, en la que se defiende lo que denominan “diseño original de la familia”, sin recibir la menor repulsa popular y mucho menos la represión policíaca, como ocurría con las Damas de Blanco originales.


En lo que respecta al tema de las cartas y notas oficiales los evangélicos cubanos no se han quedado atrás; el pasado viernes 21 de septiembre del presente año, veinte de los máximos representantes de; La Iglesia Evangélica Pentecostal Asambleas de Dios, las Convenciones Bautistas Occidental y Oriental, la Liga Evangélica de Cuba, la Iglesia Metodista en Cuba, la Iglesia Bautista Libre, la Iglesia Los Pinos Nuevos, la Iglesia Dios de la Profecía, la Iglesia Evangélica Independiente, la Iglesia Santidad Pentecostal, la Iglesia del Nazareno Cubano, la Iglesia La Fe Apostólica, la Iglesia de Dios del Evangelio Completo, la Iglesia Cristiana Pentecostal, la Iglesia Hermandad Cristiana Agraria de Cuba, la Primera Iglesia Pentecostal de Cuba, la Iglesia Evangélica Getsemaní, la Iglesia de la Biblia Abierta, la Iglesia Evangélica Libre, la Iglesia Las Buenas Nuevas, y la Sociedad Misionera Cubana Hermanos en Cristo, de se reunieron en La Habana para firmar, de forma conjunta, una declaración oficial que hace constar la postura común de los grupos religiosos mencionados sobre la propuesta de matrimonio igualitario. En el comunicado se afirmaba lo siguiente:

Que la estructura binaria de la sexualidad humana, es decir, varón y hembra, ha sido grabada en el ADN de nuestra especie desde su aparición sobre la faz de la tierra, y que la familia según enseña la Palabra de Dios es una institución divina a través del matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer.
Que la propuesta del matrimonio igualitario, producto de la ideología de género, es totalmente incompatible con la historia, los valores culturales y el pensamiento de los padres de nuestra patria, y que su implementación como política de Estado lesionaría los derechos de la niñez y del ejercicio responsable de la paternidad, así como otros derechos elementales.
Que no somos homofóbicos porque los cristianos no tememos, no rechazamos y no somos intolerantes de las personas homosexuales; por el contrario, cumpliendo con el mandato divino, los amamos, oramos por ellos y les predicamos el Evangelio
Que el amor de Dios es para todos los seres humanos independientemente de su orientación sexual, ideología política o religiosa, para ser regenerados y transformados una vez que hayan procedido al arrepentimiento por medio de la fe en Jesucristo.
Que la Iglesia Cubana, como parte integral de la sociedad, se preocupa y por lo tanto tiene derecho a tener una voz pública en pro del bien común.

Dicidencia contra neodicidencia

No sabemos hasta hora de una respuesta oficial al documento, en cambio le ha salido enemigos un tanto inesperados. Así el artículo Sobre carta de iglesias evangélicas y matrimonio homosexual, aparecido el 2 octubre, 2018 en el periódico opositor “La Primavera Digital” el periodista disidente Jaime Leygonier afirmaba que estaba mal que en la carta de los evangélicos se pasaran pasan por alto, hablar del pecado, que el matrimonio homosexual va contra la ley de Dios y que los cristianos no pueden votar a favor de leyes contrarias a la Ley de Dios:

Recitan la biblia al dedillo, pero a la hora de la moral práctica, estos hombres de Iglesia no se comportan como hombres de Dios. Son incapaces de decirle a sus fieles: “No pueden votar en contra de la Ley de Dios!”, sino que “diplomáticos” con “los príncipes de la tierra”, su objetivo no es orientar a sus fieles que no pequen, ni cumplir con la moral cristiana, sino “salvar la cara” y no salvar almas del pecado. Los evangélicos y católicos irán en masa a votar por miedo a perjudicarse, a favor de una fingida constitución que valida la tiranía y el pecado contra natura…

En este caso Leygonier nos ha salido, sino más Papista que el Papa, lo que no tiene sentido cuando de protestantes se trata, más luterano que Lutero.

Pero el ataque por el flanco derecho no ha quedado allí, desde Madrid, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos tildó de “insuficiente” el debate generado por los religiosos cubanos, arremetió contra las distintas declaraciones  sobre el asunto del homónonio.  Esto se hizo en un documento fechado el 8 de octubre de 2018,  donde entre otras cosas se mostraba incomprensión por el hecho de los pronunciamientos públicos de las autoridades religiosas se redujeran a las diferencias de concepción sobre el matrimonio, viendo en ello un reduccionismo de la realidad y haciendo un llamado a las organizaciones religiosas para que de acuerdo con sus propias doctrinas mostraran preocupación por la previsible continuidad de la pobreza, reivindicaran la libertad de los padres para elegir el modelo educativo de sus hijos, defenderá los derechos de los trabajadores, exigiera la libertad de asociación, expresión y prensa, pidieran la eliminación de la pena de muerte y de los Comités de Defensa de la Revolución, y rechazaran la irrevocabilidad del sistema político.


Desde Madrid, como en tiempos coloniales

No menos contundente resulta que ataque que desde el otro extremo del espectro político- sexual,  reciben las iglesias inconformes. Desde el sitio digital de
Shangay Express, revista creada por el homosexualista “Shangay Lily”, nombre artístico de Enrique Hinojosa Vázquez (Málaga, 1 de marzo de 1963 – Madrid, 11 de abril de 2016), quién tomo este nombre de la película norteamericana protagonizada por Marlene Dietrich en 1932, Shangay Express (en español El expreso de Shanghái ) del director Josef von Sternberg.


 

El Shanghay Express como publicación es hoy por hoy el medio de referencia de la comunidad LGTB en español, a la que por lo visto le suena mejor todo lo que venga del mundo anglosajón, el mismo en el que se redacta originalmente su agenda y donde provienen los fondos para materializarla.

Pues resulta que el órgano oficial del homosexualismo español no ha hecho lo que se supone debió hacer el Granma, despotricar contra la neodisidencia religiosa. El ataque como en los viejos tiempos coloniales también se fraguó en España, y ha sido la publicación el pasado 4 de octubre un duro artículo titulado “La Iglesia se infiltra en los hogares cubanos a través del ‘paquete homofóbico’”  , lo firma un tal David Medina, quien acusa a la iglesia cubana de dedicarse a “crucificar” (ya estás son palabras mayores) al Gobierno y a la comunidad LGTBI, desde que se aprobó el anteproyecto matrimonio entre personas del mismo sexo.


Festivas imágenes con la que Shangay ilustra su artículo contra los cristianos cubanos.

Se trata no solo de un ataque al contrincante ideológico, en este caso los cristianos de Cuba, lo cual podría entenderse, sino una toma de partido en favor de las autoridades, y  por carambola de un llamado a la censura  de uno de los pocos espacios  comunicativo no controlado gubernamentalmente en la isla, es es el llamado El Paquete Semanal o simplemente El Paquete. Una memoria cargada y distribuida de mano en mano con una serie de materiales digitales de entretenimiento,  que circula clandestinamente en Cuba desde harán unos 10 años y que suple tanto las carencia de la televisión como la falta de acceso a internet de buena pare de la población cubana, sea homosexual o no.

 

 

Sin diferenciar mucho entre católicos y protestantes, el periodista cuenta a los lectores en referencia a los religiosos cubanos que estos han creado una campaña con el lema “A favor del diseño original. La familia como Dios la creó (Génesis 1:27)” y que han tildado el proyecto liderado por Mariela Castro Espín, a quien define como hija del “expresidente” Raúl Castro y Directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, “imperialismo cultural”, curioso que sustituya la palabra “colonialismo” que es la que usa para este caso el muy progre del Papa Francisco, por la de “imperialismo”, quizás para acentual la hipérbole con la que llevarle las manos a la cabeza al buen lector que aún siga enamorado de la revolución cubana.

Pues bien, nos asegura Medina, que hasta en el clandestino ‘paquete semanal’ se han infiltrado los religiosos, según el en un intento de “ataque digital”, han colado un vídeo con contenido “homofóbico”, que como sabemos es el nuevo sambenito universal, equivalente a la etiqueta “Rojo” en los tiempos de Franco o Gusano cuando Fidel Castro tomó el poder en Cuba. El video se llama llamado Macho y hembra, y escribe seguramente con una mano mientras que con la otra cruzaba los dedos la dicotomía sacrílega de la Teoría queer. En e video se intenta representar lo que el redacto entrecomilla como ‘normalidad sexual’ a través de un gag en el que dos cables machos o hembras no se pueden ‘conectar’ para escuchar música. Y como muestra del delito es publicado en el sitio digital de la revista.

Defendiendo la labor ideológica del CENESEX el escritor acusa al “ejercicio” de desafiar la labor realizada desde hace años por dicho centro para intenta normalizar la homosexualidad en Cuba, algo que se hace como aquí se reconoce de manera moderada y gradual, tanto a través de la televisión como de las escuelas y los centros de trabajo– a la sociedad cubana en la normalización de la homosexualidad. Bien pudo haber agregado los contenidos que se distribuyen en ese mismo paquete provenientes vienes cargado de la misma ideología de género que promueve, cada uno por su lado Mariela Castro y sus  sus aliados del Shangay.

Por último, se trata de no asustar demasiado al lector atribuyendo a la reacción popular así como a una marca de ropas, una contra campaña en la que aparece una pegatina con los diferentes modelos de familia que propone la ideología de género y el lema de: “A favor del diseño cubano. Una familia muy original (En la República de Cuba, las instituciones religiosas están separada del Estado.

Dudo mucho que el cubano de a píe, sin otra doctrina que la de conseguir comida o salir del país, y menos una estructura que le organice al margen del estado como son las iglesias o los grupos disidentes, tenga tiempo, recursos y oportunidad para andar pegando papeletas con consignas en favor de las políticas del gobierno.

Si creo que lo hagan por obligación los asalariados directos o indirecto de una organización para estatal como la que comanda de Mariela Castro.

Lo relevante es el modo en que el plúmifero -en el sentido que le da la RAE de la palabra como forma despectiva de referencia al persona que tiene por oficio escribir, aclaro para evitar una demanda en tiempos de censura de género- le quitado la careta al movimiento LGTB, que intenta presentarse al mundo como una suerte de liberador de ciertas comunidades sexuales mientras que se alía, sin los escrúpulos que despierta en sus miembro el sexo opuesto, con una dictadura que oprime, sin discriminar lo mismo a las mayorías que a las minorías que el movimiento homo erótico dice representar.

El amor y el interés se fueron al campo un día

Mientras tanto la limpieza de cara del castrismo va mas allá del frente unido propagandístico con sus nuevos compañeros de camino. Para entrar en el negocio montado para satisfacer las necesidades de una masa homosexual que aumenta en la misma proporción que se reduce la natalidad de los países desarrollados.

Nuestros antaño gallardos militares, capaces de enfrentar las balas en cualquier parte del mundo, cumpliendo con gallarda hombría misiones internacionalistas, hoy se lanzan a nuevas conquistas, pero en terreno de la homosexualidad y la economía. El Grupo Gaviota, que está bajo su mando acaba de firmar un contrato con la cadena europea Muthu Hotels & Resorts para crear en la isla una instalación turística destinada a lo que eufemísticamente se conoce como turismo gay. Hablamos de un hotel con categoría cinco estrellas plus, que bajo el romántico nombre de Rainbow Muthu Hotel y se considera el primera de su tipo con participación con participación del estado cubano Evidentemente el recambio ideológico no solo pretende agradar al maltusianismo global sino también hacerse en parte con el poderoso caballero con el que se hace respetar, don dinero. Y no me extrañaría que una vez impuesta la Nueva Constitución la próxima oferta al turismo en cuestión sea la de ofrecerle los servicios matrimoniales del Palacio de los novios en La Habana, Luna de Miel incluida, por un precio que supongo no será módico.

Por cierto ya existes hostales privados especializados en este tipo de turismo, tal es el caso de Amarillo” en el casco histórico de la ciudad de Santa Clara. Ahora tendrán la competencia implacable del capitalismo de estado.

En este sentido resulta un incordio para el negocio la oposición abierta al nuevo matrimonio de por parte de los cristianos cubanos, con el respaldo de no pocos ateos cripto heterosexualizantes que se agazapan en las filas de un Partido, que un día se declaró seguidor de una doctrina antihomosexulista como fue la marxista-leninista -pregúntale al Che.

Pero no importa no serán necesario los viejos métodos con los que se hacían entrar por el redil a los religiosos cada vez que estos chocaban con las medidas del gobierno. Ahora el régimen cuanta con un nuevo aliado que ayudará incluso desde el extranjero a acallar las voces discordantes; la internacional homosexual como nos demuestra el ejemplo de Shangay, unida en frente común y antinatura con esa oposición radical que prefiere emprenderla contra los religiosos, acusándoles de lo que les falta decir, sin pronunciarse claramente sobre lo que han dicho sobre el casamiento homosexual. Y no se trata aquí, como en otros casos de intransigencia, no quiera del lobo un pelo, sino porque sabe bien que si se mente con el matrimonio “igualitario”,  le cortan el “Baro”*, la fuente es la misma que financia a Mariela Castro y compañía.

* Baro es una voz romaní para indicar algo grande o personaje importante; además señala una moneda de cinco duros (veinticinco pesetas). Asi llegó a México y Cuba donde, popularmente se usa para referirse al dinero. 

 

La ciencia confirma lo que se olvidó en África: una mente más sana

6 Oct

Para nadie es un secreto que los africanos asumen con una actitud más positiva los embates de la vida que otras expresiones de eso único que es la raza humana. Y no se trata de lo que se percibe a simple vista en naciones multiétnicas como podrían ser Cuba o los Estados Unidos, sino lo que nos dicen estadísticas como las referidas por ejemplo a las tasas de suicidio a nivel mundial, donde entre no aparece un sólo país africano entre los sesenta primeros países por la gravedad de este mal. En cambio abundan entre ellos naciones europeas o asiáticas donde la presencia de las personas de color negro es minoritaria o nula. Esto pone en cuestionamiento esas estadísticas de felicidad en la que se confunde el acceso a los bienes materiales con un estado metal óptimo, sin tomar en cuenta aspecto culturales y un detalle nuevo que descubrió la ciencia en la constitución del cerebro.

Las mutaciones que sufre este importante órgano y que no necesariamente implican un rasgo de superioridad evolutiva, han sido estudiadas por los investigadores japoneses Daiki Sato y Masakado Kawata de la Universidad de Tohoku. Estos descubrieron han examinado la relación existente entre los cambios genéticos específicos de ciertas comunidades humanas y la presencia en ella de determinadas a enfermedad neuropsiquiátrica. Así identificaron una variante del gen SLC18A1, surgida en el momento en que los humanos abandonaron África, para poblar otros continentes y descubrieron que la misma está relacionada con particularidades psíquicas como la ansiedad. El estudio sugiere que la selección natural podría explicar la diversidad humana en lo que a rasgos psiquiátricos se refiere.

El estudio japonés se centra en el gen SLC18A1 que evolucionó a través de la selección natural en el linaje humano. Su variante denominada VMAT1, consiste en dos aminoácidos diferentes, treonina (136Thr) e isoleucina (136Ile) el segundo está involucrado principalmente en el transporte de neuroquímicos, como la serotonina y la dopamina en el cuerpo. En caso de mal funcionamiento del VMAT1, ocurren en su portador trastornos psíquicos tales como: depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, ansiedad y neuroticismo.

El 136Ile muestra una frecuencia relativamente alta (20–61%) en poblaciones no africanas, y se cree que se originó hace unos 100.000 años, época asociada con la migración de los humanos modernos fuera de África. Así queda clara la alegría de nuestros parientes más oscuro, no importa las crisis y desastres que estos afrenten a la vez que se oscurecen las perspectivas de salud mentar de los más claros aun aún cuando vivan en países con mas alto nivel de vida.

Espero que tomen nota de este descubrimiento los supremacistas blancos aterrados con la inmigración africana a Europa. Lo que necesita el viejo continente son los genes africanos que le falta para dejar de invertir en tantos euros, siempre insuficientes, en calmantes, antidepresivos, psicólogos o psiquiatras.

Roberto Ampuero: así se pulió la cuña del mismo palo

5 Oct


Ministro del Exterior de Chile; Roberto Ampuero. Fotografía: Viviana Urra/MINREL

Reaparece Ampuero

 
Hace unos años llamó mi atención la obra escrita del chileno Roberto Ampuero Espinoza. Fue más que por su condición de escritor, por el uso que había hecho de la literatura para verter su desencanto y disidencia con respecto al socialismo marxista-leninista, doctrina en la que se había formado profundamente. Su conocimiento del “modo de producción” abarcaba desde la más abstracta teoría hasta la práctica dura: lo mismo en la construcción del socialismo cuartelario cubano que el de la versión más estilizada, eficaz y productiva del modelo como fue la República Democrática Alemana.

Días atrás descubro que el flamante Canciller chileno lleva del mismo nombre de este autor, y lo descubro en un video dando palos, en nombre del nacional liberalismo, a Evo Morales, el socialista del siglo XXI boliviano. El motivo; las diferencias entre Chile y Bolivia por una salida al mar para el segundo país. Estos son los absurdos que trae eso inventar países, al servicio de una potencia extranjera (en este caso la británica) donde antes había un imperio de igual lengua y cultura entre sus regiones (lo nunca visto) ahora estamos como estamos desde Cataluña a Bolivia, pasando por Cuba. Y todavía le levantan una estatua ecuestre en Cádiz a uno de los causantes de tanta desgracia, el espadón de Bolívar. Ahora se entiende porque un puñado de guajiros separatistas cubanos, armados de machetes y escopetas viejas mantuvo a raya al ejército más grande que tuvo España en América. A los españoles, a diferencias de los norteamericanos, les encanta dar ala sus secesionistas. Dentro de 100 años le levantarán otro monumento a Quim Torra en el Paseo de La Castellana de Madrid. Están completamente locos.


Pero volvamos al honorable Canciller de Chile, el cual se ha salido con la suya desde que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya falló en favor de su país en el contencioso interpuesto por el gobierno boliviano ¿Serán parientes estos Ampuero, como ocurre con esa dinastía chilenas que aparecen por todas partes al estilo de los Allendes o los Edwards?

 

https://www.youtube.com/watch?v=L8df2g732W8

 

No, no es un pariente el funcionario de alto rango que aparece de traje y corbata en las Fotografías del actual MINREL (homólogo chileno del MINREX cubano), como su titular; es el mismo Ampuero que vista y calza. Aquel intelectual del que sabíamos que se había formado en Cuba y la RDA tiene bajo su mando la Cancillería chilena desde el 11 de marzo de 2018. Roberto Ampuero fue designado para dicho puesto por el presidente Sebastián Piñera Echeñique, un político de ideología liberal- “conservadora”. Esas son las vueltas que da la vida.

 

 

 

El arte de reciclar leninistas

 
Pero las peleas del Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, no son solo con la vecina Bolivia. El pasado 26 de septiembre de 2018, Ampuero anunció el envío de antecedentes a la Corte Penal Internacional, con el objetivo de que se investigue la situación relativa a crímenes de lesa humanidad que se estarían cometiendo en Venezuela. Se ve que la neo colonia cubana en tierra firme no ha logrado normalizar su situación de cara a las gradas internacionales como como ha hecho su metrópolis, Cuba a quien ya nadie se atreve tocarla ni con el pétalo de una rosa, y más desde que se escuda con la elección unipartidista del “presidente” Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, cuya fidelidad al raulismo sólo es igualada por la que le profesa el virrey de Venezuela Nicolás Maduro.

El Canciller Ampuero mientras tanto hace buen su trabajo creando consenso internacional en contra del autor material (que no intelectual) de la represión de los venezolanos. Al hacer el anuncio en medio de sus actividades de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, se aseguró de implicar en la propuesta antimadurista a sus iguales de Argentina, Canadá, Paraguay y Perú. Y fue en nombre de estos países que declaró a la prensa: “Lo que nosotros queremos como países es que sean investigadas estas denuncias y que además se defina, se detecte y se encuentre a los culpables” Y luego especificó que: “Para Chile hay un mensaje muy claro, no pueden seguir las violaciones de derechos humanos en Venezuela”. Podría haber agregado en Cuba, cuyo gobierno sí criticó cuando no se imaginaba que sería Ministro, como veremos más abajo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=0OVfO5vNXkc

 

De cualquier modo, con el encumbramiento a tan alto puesto de quien un día se formó como cuadro comunista, los liberales chilenos les dan una excelente lección a sus correligionarios cubanos. Si bien los primeros han sabido colocar a su servicio un valor en cuanto a saberes e inteligencia creado por sus contrincantes como aparentemente son los comunistas (en realidad el liberalismo y el comunismo tienen en común mucho más de lo que cabría sospechar), en el caso de los segundo, no estos no solo ha derrochado esa posibilidad entre tanto intelectual cubano que deserta, sino que, peor aún, se han dejado penetrar por una peculiar membresía que no le ha hecho mucho bien que digamos. Esto ha traído por consecuencia que el liberalismo cubano, falto de unos cuantos “Ampueros” que le ayudaran a comprender mejor la realidad cubano, ha dado al traste como la alternativa que fue a principios de los años noventa del siglo cuando amenazaba con hegemonizar, al menos desde el punto de vista doctrinal la oposición interna y externa y convertirse en una verdadera alternativa al régimen establecido en Cuba.

 

https://www.youtube.com/watch?v=RrWX0qbZUQ4

 

Volviendo al caso Ampuero, su formación y destino final recuerda la del judío-mexicano Jorge Castañeda Gutman (Ciudad de México, 24 de mayo de 1953) político e intelectual mexicano originalmente de izquierda que ocupó el cargo de Secretario de Relaciones Exteriores de 2000 a 2003, durante el gobierno de Vicente Fox Quesada (Ciudad de México, 2 de julio de 1942), quien fuera presidente de México del 1 de diciembre de 2000 al 30 de noviembre de 2006 por el Partido Acción Nacional (PAN). Se trata de un partido político mexicano, que se define a sí mismo como, afín a las ideas liberales, tomistas y de la democracia cristiana. A pesar de ello no tuvieron el menor reparo en echar mano primero como asesor y luego como canciller a un hombre autodefinido como de izquierda, como lo era Castañeda Gutman, cuyo padre; Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa había ocupado ese mismo cargo de secretario de Relaciones Exteriores, durante el sexenio de José López Portillo.

Castañeda se inicia políticamente dentro del Partido Comunista Mexicano e incluso se le acusa (aunque él lo niega) de haber sido entrenado como guerrillero en Cuba entre los años 1979 y 1985. Fue asesor de Cuauhtémoc Cárdenas, líder de un desprendimiento izquierdista del PRI y autor entre otras obras libros que La obra “Vida en Rojo”, una biografía del Che Guevara, con una clara visión marxista de la realidad, no importa que se apartara un tanto de los cánones hagiográficos determinados por los albaceas ideológicos del Che en Cuba. Evidentemente los liberal-democristianos (así, en ese orden) chilenos aprendieron la lección de los democristianos-liberales mexicanos.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=-9N0_Dt7r-E

 

Del comunismo al liberalismo. Biografía de un escritor

El actual canciller chileno nació el 20 de febrero de 1953 en Valparaíso. En 1972, siendo estudiante del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, en la capital, es captado por las Juventudes Comunistas. Después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 Ampuero abandonó Chile y se marcha a la Alemania Oriental como estudiante becado de periodismo en la Universidad de Leipzig, entonces llamada “Karl Marx”. Allí conoce a la cubana Margarita Flores, de fiscal apodado en los círculos anticastristas como “Charco de Sangre”, por la severidad con que se desempeñó en los tribunales revolucionarios y como teniente fiscal del Tribunal Supremo de Justicia, entre 1959 y 1963. Como premio recibió un cómodo puesto de embajador en Polonia, Yugoslavia, Ecuador, Francia y Suecia. Fernando Flores Ibarra, falleció el 24 de mayo 2012 a los 82 años por un paro cardíaco, nada más y nada menos que una residencia de Barrio Alto en Santiago de Chile, donde vivía desde hacía 15 años atrás casado con una doctora chilena. El suegro dejó este valle de lágrimas no sin antes haber arremetido contra su yerno, aunque sin arrepentirse por sus condenados a muerte. Fue en una entrevista publicada el 3 de mayo de 2001 por el diario chileno La Tercera.

Ampuero y su novia cubana llegan a Cuba el 26 de julio de 1974 donde contraen matrimonio, concebirán un hijo, Fernando y se separarán en 1977, el mismo año en que el escritor recibe el Premio Lautaro de Cuentos entregado por el Comité de la Resistencia Chilena establecido en La Habana, al año siguiente, una mención en el Concurso de Cuentos 13 de Marzo en la Universidad de La Habana, donde estudia literatura latinoamericana.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=hhRhlR9qcv8

 

En 1979 recibe su licenciatura y aunque ya ha renunciado a su militancia las Juventudes Comunistas regresa a Alemania Oriental para continuar su formación marxista en la Escuela Juvenil Superior Wilhelm Pieck. Más tarde se matricula en la Universidad Humboldt de Berlín, donde hará estudios de posgrado en literatura, economía y política (1981-1983) y comienza a trabajar como traductor. Compárese esta formación con la que podría haber recibido Nicolás Maduro en la escuelita Ñico López de Cuba. Si alguien tenía todas las papeletas para la construcción del socialismo en un país de Sudamérica, ese era Ampuero y no Maduro, pero ya se sabe, el hombre propone y Dios dispone.

 

https://issuu.com/arantzagarcia2/docs/pdf_caida_muro

 

En 1983, el todavía joven chileno cruza a la Alemania Occidental, donde trabajará hasta 1991 como corresponsal para la agencia Inter Press Service (IPS). Me gustaría dedicarle un pequeño apéndice a la IPS. Esta agencia había sido fundada en 1964 como una cooperativa internacional de periodistas sin fines de lucro, por el periodista italiano Roberto Savio y el politólogo argentino Pablo Piacentini. Formalmente el objetivo de IPS era llenar el supuesto vacío informativo entre Europa y América Latina creado a partir de la revolución cubana en 1959. Sin embargo, la decisión de convertirla en medio de comunicación para que los exiliados latinoamericanos en Europa, en su mayoría inspirados por esa misma revolución escribirán sobre sus países para el público europeo, indica la clara orientación ideológica de la una agencia que según el propio Savio tenía por misión específica: “dar voz a los sin voz” lo que nunca hizo cuando se trataba de la disidencia silenciada en Cuba. La agencia floreció en paralelo con el fortalecimiento de socialismo real a lo largo de 1970 y 1980. Trabajando para los compañeros de camino, todavía no podríamos considerar al periodista chileno como un oponente al comunismo

Pero llega el quiebre de aquel sistema tras la caída del Muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética. Muy astutamente la IPS, como muchas otras organizaciones afines al socialismo real, redefinió sus objetivos, y cambió de estatus legal para dejando de ser una organización de beneficio público para convertirse en un órgano cooperación para el desarrollo. Una suerte de ONG de clara orientación anti neoliberal, enemiga del crecimiento económico y sesgada por la ideología de género que es reconocida y financiada por la Organización de Naciones Unidas y si como las más de 30.000 organizaciones no gubernamentales y millones de lectores on line que utilizan sus servicios. Que todavía la IPS siegue siendo un medio al servicio de “socialismo real” o al menos a sus restos nos lo demuestran los titulares que le dedica a Cuba renueva ofensiva contra el embargo estadounidense, Centros laborales cubanos abren la puerta a la igualdad de género, Hombres transgénero construyen su rostro ciudadano en Cuba, Cuba renueva ofensiva contra el embargo estadounidense o Cuba y la UE escriben una nueva página en sus relaciones. Aunque se hable de retos y dificultades a veces, estos jamás serán causados por el gobierno. Si esto es ahora cuando no sería dicha agencia de propaganda en los años en que Ampuero trabajaba en ella.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=uy1VctXd57s

 

Durante aquel período Ampuero también se desempeñó como editor de la publicación “Desarrollo y Cooperación” de la Fundación Alemana para la Cooperación Internacional (Bonn, 1987-1990) y editor en jefe de ese año hasta 1990 de la misma revista (1990-1993), así moderará de la revista Europa Semanal de DW-TV para América Latina (Colonia). Mejor integración de los productos de la Alemania comunista en la capitalista no podríamos haber visto, pese al complejo que durante muchas décadas tuvieron los alemanes ex socialista, vistos como ciudadanos de segunda en su patria reunificada.

Ampuero es uno de los pocos autores latinoamericanos que ha publicado su primer libro en alemán: “Ein Känguruh in Bernau” ( Un canguro en Bernau) aparecido en 1984 y que aparecerá en castellano 14 años con el título de “El hombre golondrina”.

En 1985, publica otro libro también en lengua germana; “Der Pfirsichkrieg” (La guerra de los duraznos, Editada y transformada en español en 2000.

Ampuero se vuelve a casar en 1987, ahora con la embajadora de Guatemala en Alemania Ana Lucrecia Rivera Schwarz, con quien tendrá dos hijos; Ignacio y Jimena.

https://www.youtube.com/watch?v=xuzO-C7sUF8

 

En 1993, Ampuero regresa a Chile donde publica su primera novela en español: “¿Quién mató a Cristián Kustermann?”. Un año después aparece “Boleros en La Habana”, es la segunda novela del escritor sobre el detective privado de delicioso apellido Cayetano Brulé, que le valdrá el segundo premio en Concurso de Cuentos de Artes y Letras de El Mercurio y el Círculo de Críticos de Arte de Valparaíso. Volverá a la carga 1996 con su tercera novela policiaca, El alemán de Atacama, por la que obtiene recibe el Reconocimiento Ilustre Municipalidad de Viña del Mar.

En 1997 Ampuero se traslada con su familia a un verdadero nido de excompañeros y militantes de la izquierda ortodoxa chilena, el Bondadoso Reino de Suecia 1997-2000 y es aquí donde termina, un libro que según él había comenzado a escribir en Cuba: un escandaloso (políticamente hablando) autobiografía publicada en 1999 por Planeta, bajo el título de “Nuestros años verde olivo” es una novela autobiográfica del escritor donde deja translucir su experiencia cubana.

A partir de aquí seguirá produciendo literatura de ficción en un promedio cercano al de libro cada año y medio: “Los amantes de Estocolmo” de 2003, “Cita en el azul profundo” de 2005 , “Halcones de la noche” de 2006 , “Pasiones griegas” de 2009, “El caso Neruda” de 2010, “La otra mujer” de 2012, “El último tango de Salvador Allende” de 2013, “Bahía de los misterios” de 2014, “Detrás del muro” de 2014, “Sonata del olvido” de 2016 y “Lucas y el secreto del abuelo” en 2017.

Además, escribirán guiones para serie policiacas de la televisión chilena. Será profesor de literatura en la Universidad de Iowa, en Estados Unidos a la que arribó en 1996 como profesor visitante de la Universidad de Viña del Mar, para cursar estudios en un programa internacional de Escritores. Luego, estando en Estocolmo a trabajará como instructor de español en entre los años 2000 y 2005 en diferentes centros para luego convertirse en lector del Departamento de Español y Portugués de la Universidad de esta capital entre los años 2006 y 2008 y a partir de aquí en profesor asistente en la misma institución. Algo muy extraño en una institución que siempre ha preferido acoger en su seno y darle estatus académico a los inmigrados procastristas de América Latina antes que cualquier otro graduado hispanoamericano que tocase sus puertas en busca de trabajo.

El autor se radicaliza

En 2009 Ampuero cuestiona en sendas cartas abiertas la posición de Michelle Bachelet en relación con Cuba y su participación en la Feria del Libro de La Habana. Allí habían sido vetados o “desaparecidos” tres libros autobiográficos de origen chileno: “Confieso que he vivido” de Neruda, “Persona non grata” de Jorge Edwards y por supuesto Nuestros años verde olivo, del propio Ampuero. En el caso de este último la maniobra había sido mucho más sutil. Había un solo ejemplar de libro que fue adquirido por un misterioso visitante, no fue lo que pasó con otras obras de ficción del mismo autor las cuales se vendieron en una hora. Según lo que narra en propio Ampuero, muy al tanto de lo que pasó en La Habana; antes que llegara Bachelet al stand chileno acompañada de Raúl Castro, un guarda espalda colocó su libro para que sobresaliera, Raúl lo llegó a tomar y se fotografía junto a la presidenta con la obra en las manos. La foto estuvo en la web del gobierno chileno hasta el diferendo con Fidel Castro por el tema de mar para Bolivia.

No es pues de extrañar que Ampuero respaldará en ese momento la candidatura de Sebastián Piñera en un acto cultural en realizó en la Biblioteca Nacional el que participan otros desencantado con el régimen cubano como Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards.

Cuestionado por la presan por tamaña la falta de consecuencia que significará el haber sido comunista y estar dispuesto a votar por Piñera, Ampuero respondió:
-Tengo serias reservas frente a la palabra “consecuencia” en términos políticos. La consecuencia no es un valor en sí. Nadie más consecuente que Franco, Pinochet, Stalin y Hitler. Yo estoy por un ciudadano independiente que ajuste su visión a la realidad de lo que está ocurriendo en su país. Hay momentos en que determinada persona es la mejor para gobernar y eso no significa que el ciudadano, en este caso yo, tenga que comprometerme de por vida. Me tratan de presentar como alguien que cambió ayer, o con la caída del muro de Berlín. Mi desarrollo viene desde hace 37 años. Es un cambio de largo aliento, muy sufrido.

 

Así las cosas, en marzo de 2010, dos de los participantes en el evento de la Biblioteca Nacional, Edwards y Ampuero serán compensados con los puestos de miembros del directorio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el primero uno por el ministro de Educación y el otro por el de Relaciones Exteriores. Ampuero renunciará en mayo motivado por la opción de asumir un puesto como como catedrático de la Universidad de Iowa y por el tiempo que necesitaba para dedicarse a su labor literaria. Sin embargo, un año después, encontrándose todavía en estados unidos, en noviembre de 2011 el escritor aceptará el puesto de embajador de su país en México.

 

Ejercerá el cargo hasta junio de 2013 en que se convierte en ministro de Cultura, puesto que ocupa hasta marzo de 2014 en que la nueva presidenta la nueva Michelle Bachelet coloca en la plaza a un personaje intelectualmente mediocre como la ex bailarina y burócrata Claudia Barattini, otra antigua exiliada chilena en el campo socialista, pero en su caso Polonia, país que prefirió cambiar por la bella Italia. Y es que problema grande tienen los comunistas de los países capitalistas, no aguantan mucho la vida en el comunismo. Ampuero no fue la excepción.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=eq2G-iS4I2k

 

Con el retorno al poder de Sebastián Piñera, Ampuero se convierte en ministro de Relaciones Exteriores tal como decíamos al principio. Y todavía anda por ahí el tonto que duda de lo útil que puede ser una formación marxista -claro está completad con otros estudios- para hacer una carrera en la política del mundo occidental. El que lo dude aquí tiene el caso de Ampuero, un hueso mucho más duro de roer parara sus oponentes anclados en su antigua ideología que lo que sería en su mismo puesto cualquier democristiano viejo (en los sesentas grandes admiradores de Fidel Castro) o liberal nuevo de pacotilla.

Cierro la nota recordando con un buen ejemplo de la utilizad de Ampuero para el Liberalismo. Me refiero duro enfrentamiento protagonizado el lunes 4 de junio entre el cancilleres de Chile y su colega de Venezuela, Jorge Arreaza, en el marco de la Asamblea General de la OEA realizada en Washington, Como se verá en los videos subidos a las redes sobre el escarceo Ampuero se engulle vivo al vocero madurero.

 

 

 

La lección que no ofrece el acoso y derribo del juez Kavanaugh

28 Sep

Christine Blasey Ford nació en el año 1966, luego entonces tiene 51 años, es decir está en edad de ser abuela, está felizmente casada y es madre de dos hijos, evidentemente goza de una sana sexualidad a pesar de unos traumas del pasado que ha decidido airear en momento más que oportuno. Christine creció en los prósperos suburbios de Maryland, se graduó de una costosa escuela secundaria privada para niñas y pasó veranos inmersa en la salvaje vida nocturna de esta ciudad turística de Eastern Shore. Hoy tiene una profesión que, considero la que más daño hace en estos momento a la humanidad, después de las de militar, político, abogado o médico, la de psicólogos esos sacerdotes modernos que valiéndose de un saber mucho más peligroso que la teología hacen de nuestra mente y por tanto de lo que somos lo que les dé la gana, y lo peor no es lo que pueden hacer, sino lo que le encomiendan hacer el poder la población que cae en sus manos. Se trata de unos “profesionales” de la salud, que a diferencia del resto de sus colegas de bata blanca, no está obligado a jurar en detallado juramento hipocrático, sino uno más simple y moderno con los resquicios suficientes como para que puedas hacer y deshacer a su antojo como el paciente.

Fue en la época en que era conocida como Chrissy Blasey, siendo estudiante de la Holton-Arms School que la chica decidió irse de juerga con estudiantes de una red de escuelas exclusivas justo al otro lado de la frontera del Distrito de Columbia y entonces pasó lo que pasó. Una “tragedia” que apareció detallada primeramente con el filtraje a los medios de una carta “confidencial “a los demócratas del Senado y luego como entrevista del Washington Post. En ambas ocasiones Blasey Ford acusó al juez Brett M. Kavanaugh, entonces estudiante de otra costosa escuela privada, de agredirla sexualmente en una fiesta de la escuela secundaria hace 36 años, cuando ella tenía 15 años y él tenía 17. La violación consistió en que él borracho como una cuba, logró tenderla en una cama e intentó quitarle la ropa, mientras otro amigo que se reía, observaba y se tiraba sobre el “depredador”, me pregunto si no sería con intenciones de sodomizar al atacante. Pero esta queja no aparece por ninguna parte, el caso es que la chica logró zafarse y aquí paz y en el cielo gloría…hasta hoy.’
Por su parte el juez Kavanaugh negó con vehemencia su alegato, y sus partidarios dicen que todo esto contradice lo que saben de él. Yo por mi parte no podría la mano en el fuego por un adolescente para colmo borracho. Que tire la primera piedra que no haya hecho a esa edad alguna gamberrada, sin duda alguna injustificada, pero nunca como para que se use, una vez enmendada la conducta como palo en la rueda de una carreta, en este caso la del ascenso profesional del implicado, tras décadas de comportamiento ejemplar.
Hoy en día la señora Blasey Ford es profesora estadounidense de psicología en la Universidad de Palo e investigadora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. Durante su carrera académica, Ford ha trabajado como psicóloga de investigación para el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Stanford y profesora del Programa de Psicología Clínica Colaborativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. Con tanto cargo y experiencia se supone que se trata de un profesional conocedor de las técnicas necesarias para superar las experiencias negativas del pasado y dominar los expresiones sentimentales que estas generan en el presente.
Pero nada de ello se ha puesto en evidencia este 27 de septiembre, cuando Ford testificó acerca de unas acusaciones realizadas por ella 16 de septiembre de 2018, cuando alegó públicamente que Brett Kavanaugh, nominado por la Corte Suprema de los Estados Unidos, la había agredido sexualmente allá por 1982, cuando todavía le quedaban casi dos décadas para terminarse el siglo pasado.

Lo que hemos visto durante las audiencias del Comité Judicial del Senado con respecto a la nominación de la Corte Suprema de Kavanaugh no ha sido a una mujer hecha y derecha, armada y fogueada en las lides emocionales, contando con objetividad una historia cierta, sino a lo más parecido que ha a pobre jovenzuela que alguien hubiese violado días atrás. No hace falta pues un detector de mentiras de los que usa la CIA para saber si esta testimoniante es digna de confianza, su lenguaje gestual es suficiente para descubrir el modo en que hiperboliza sus sentimientos con un afán mucho más propio de influir en el público que en contar la fría verdad.

Brett Kavanaugh calificó estas acusaciones en su contra como un intento de destruir su reputación y una “vergüenza nacional”. Mientras que Donald Trump, ha seguido respaldado a su candidato al Tribunal Supremo incluso después de la audiencia del jueves en el Comité de Justicia del Senado. Podemos condenar a este presidente norteamericano por su hispanoamericano fobia o su compromiso sionista, pero no por este ejemplo de lealtad a uno de los suyos que está en la hoguera.

Ahora le corresponde al Comité de Justicia del Senado votar a favor de la nominación de Kavanaugh ante la Corte Suprema. La votación está programada hoy viernes por la mañana según el horario local. El siguiente paso sería una votación sobre la nominación de HD en todo el Senado, probablemente la próxima semana.

Al margen de la conclusión a la que llegue el aparato del estado norteamericano en este caso rayano en lo ridículo. Podemos aventurar algunas conclusiones y comentarios.

Si toda mujer a la que se le tiró arriba un borracho en una fiesta hubiese que darle el tratamiento que a esta señora no habría no habría psicoterapeutas suficientes en el mundo para curar tanto trauma, ese que las mujeres dignas de verdad se han evitado toda la vida, primero evitando la ocasión como es el caso de las fiestas de borrachera, y segundo con la clásica bofetada al impertinente turno.

Sin ánimo de imitar a Sancho Panza como gobernador de la Ìnsula de Barataria, es lo que habría hecho la propia Blasey Ford, si en lugar de buscarle “su cosita”, el intento evidente de Kavanaugh era birlarle la cartera. Estoy seguro que entonces no me cabe duda de que jamás habrían llegado a la habitación, aunque para ellos también fuere necesario el remedio que se recomiendan las mujeres entre sí desde inicios de los tiempos; la clásica parada en los “huevos”.

Este teatro que han montado, con eco hasta en YouTube, se vuelve más repelente en tanto vemos a personas que parecen tener dos dedos de frente, que en medio del Interrogatorio de la acusadora insertan permanentemente juicios de valor hablando maravillas de la acción. Y como si todo esto fuera poco ya han comenzado a multiplicarse como moscas las victimas de que Brett Kavanaugh, algunas de ellas atacándolo de forma anónima. Se trata sin duda de una campaña bien planeada, una suerte de remake en la política del muy Hollywoodano Metoo, con tan poca originalidad como otras puestas en escena, lo mismo en el terreno de las ciencias en Norteamérica que al de La Academia Suecia, cuya consecuencia directa ha sido que nos quedáramos sim premio Nobel de literatura este año. Si encuentro tiempo escribiré sobre el asunto en otro momento. Lo que llama la atención que esta gente hubiera guardado silencio hasta el momento, como si a ninguna le importara anteriormente la presencia de un violador en el sistema de justicia norteamericano, un sistema al que ya no se acude para buscar el reparo y castigo por los delitos, para ellos están las redes sociales y emulando en desprestigio el Comité de Justicia del Senado, escenario de un auténtico juicio feminista que es como se deben llamar a los procesos estalinistas de nuestros días.

No puedo colocar el punto final a esta nota sin exponer la última enseñanza que nos ofrece este caso. Me refiero a una perversión intelectual que con ayuda de las industrias culturales se viene sembrado por décadas en la mente de la juventud; la dañina idea de ir a la Universidad tanto o más que para forjar la inteligencia y el conocimiento (del carácter se dejó de hablar hace tiempo) para dedicarse a cosas que nada tienen que ver con ella: “salvar al mundo” mediante la agitación política; política (en el pasado por la agitación en favor del socialismo, hoy por el regreso al matriarcado) o a cosas todavía peores; la borrachera, la droga y la promiscuidad sexual. Es lo que enseñan a los adolescentes, las películas que a borbotones produce la industria audiovisual norteamericana.

El daño no solo en el momento en que el estudiante, descuida sus estudios a causa del compromiso o los alucinógenos, es decir cuando muchos de ellos dejan la carrera – en definitiva no se puede permitir que la universalización de la enseñanza nos llene de mano de obra sobre calificada-o la terminan con una falta de conocimientos imperdonables en su materia, como demuestra (salvo que sea intencionada) la conducta de Christine Blasey Ford, sino induciendo a los jóvenes a situaciones cuyas con consecuencias serán lamentables largo plazo. Es lo que habría pasado ser ciertas las acusaciones, ocurriría con el juez Brett M. Kavanaugh, al que de pronto se le puede frenar un avance tan importante en su carrera. Como vemos el sistema de auto corrupción dentro del “mundo libre” norteamericano es implacable; tanto Kavanaugh como Blasey serían sus víctimas, como otros tantos.

Ir a descargar

Otra franciscada, el pacto chino-vaticano

23 Sep

 

La mala nueva

La noticia le está dando la vuelta al mundo:” La Santa Sede anuncia un acuerdo con China para nombrar obispos y readmite a 7 obispos ilegítimos”, no importa la letanía que veníamos escuchando desde que China y la Santa Sede rompieron las relaciones diplomáticas en 1951 sobre lo mal que la pasaban los católicos en país asiático y la negativa del Vaticano a reconocer una “iglesia católica nacional inventada” por Mao. El acuerdo se anunció el pasado sábado y es la conclusión de meses de acercamiento del gobierno Francisquista con el de los comunistas chinos.

Al fin el 22 de septiembre, tuvo lugar en Beijín la reunión oficial entre monseñor Antoine Camilleri, subsecretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, y Wang Chao, viceministro ambos estados para dejar firmado un acuerdo entre ambos estados, por el cual Francisco readmite a siete obispos “oficialistas” que fueron ordenados sin el mandato pontificio y por tanto excomulgados latae sententiae, se trata de: Joseph Guo Jincai, Joseph Huang Bingzhang, Paul Lei Shiyin, Joseph Liu Xinhong, Joseph Ma Yinglin, Joseph Yue Fusheng y Vincent Zhan Silu. Las concesiones llegan al punto de que el Vaticano sacrificará los territorios a diferentes diócesis para constituir en Chengde una exclusiva para su hijo pródigo monseñor Guo Jincai.

Al  Arzobispo de Hong Kong, Joseph Zen a menudo es llamado como la conciencia de China, el pacto no ha gustado mucho.  Ya había denunciado en el diario South China Morning Post la inconsistencia de un pacto que se veía venir en los momentos en que el régimen endurecía la persecución contra los cristianos. Calificando las, maniobras como entrega  del rebaño en la boca de los lobos.

En una entrevista  con Raymond Arroyo, transmitida por canal EWTN, Joseph Zen expuso su advertencia a la Santa Sede, considerando que hacer cualquier trato con los comunistas chinos  va a ser un mal negocio. Para ello se basaba en los arrogantes pronunciamientos del gobierno , quien no dará nada a cambio de la rendición de la Iglesia.


En la misma entrevista el religioso chino acusa a la Santa Sede de haber seguido una política durante años que ha debilitado a la Iglesia. Mientras los obispos de la contraparte oficialista desafían a Roma, ella, con su silencio,  anima la rendición de los católicos clandestinos.

En otra parte del programa el sacerdote arremete contra el reconocimiento de los obispos oficiales, a los que el Vaticano habría perdonado, no por su arrepentimiento, si no por presiones del gobierno y eso es una traición. Los obispos de la Asociación patriótica, asegura,  están controlados por el Gobierno chino. Luego el Cardenal Zen se pregunta cómo se puede confiar en ellos y los describe en su mayoría como oportunistas, que saben que tienen que tener la confianza del régimen para poder hacer carrera.  Al final el sacerdote retomara la experiencia de la Iglesia Católica, en particular de la húngara, en su lucha contra el comunismo, un tema que por lo visto ha sido olvidado por su Santidad Francisco.

El Cisma católico en China

A lo que estamos asistiendo en a la unión forzada de la forzada de la verdadera Iglesia Católica, la “clandestina” en China, con la oficialista Asociación Patriótica Católica creada por el régimen en 1957 mediante la consagración ilícita de obispos y sacerdotes cismáticos.

La maniobra que se veía venir con la persecución iniciada por el nuevo régimen chino de los cristianos la expulsión de misioneros extranjeros, el encarcelamiento de sacerdotes y laicos locales y los intentos del Estado de instituir una Iglesia nacional católica china. Esto obliga al Papa de ese momento, Pío XII, a escribir su carta apostólica Cupimus Imprimis (18 de enero de 1952) dirigida con motivo del acoso de la iglesia católica a todos sus fieles en China en ella se denunciaba que:

… la Iglesia Católica es considerada, presentada y combatida como enemiga de la nación, que sus Obispos y los demás ministros sagrados, los religiosos y religiosas, con mucha frecuencia, por desgracia, o son alejados de sus sedes o se les estorba el libre ejercicio de sus funciones, como si la Iglesia no estuviera al servicio de las cosas del cielo, no se cuidara de cultivar la virtud en las almas, de ilustrar las gentes fundando escuelas, de aliviar finalmente los sufrimientos humanos en los hospitales y de consolar a los niños y a los ancianos en asilos, sino que, por el contrario, obedeciera a los intereses humanos y a la ambición por el poder terreno.

Pero tal situación no mejoró, por el contrario, así en 1954, Pío XII, volvió a la carga con su encíclica Ad Sinarum Gentem en la que denunciaba la continuación del acoso se regañaba los agentes maoístas dentro de la Iglesia en China que andaban promoviendo lo que se denominó el error de las “Tres Autonomías”. Según esta doctrina la Iglesia en China, sería completamente independiente, en relación con el gobierno, las finanzas y la doctrina cristiana, en otras palabras, de Roma, para poner la Iglesia al servicio del gobierno chino. Entre otras cosas el Papa escribía, con mucha teología, pero poniendo el dedo en la llaga:

“…En los últimos años, sin embargo, las condiciones de la Iglesia Católica en su medio no han mejorado en lo más mínimo. Las acusaciones y calumnias contra la Sede Apostólica y aquellos que se mantienen fieles a ella han aumentado. El Nuncio Apostólico, que representó a Nuestra persona entre ustedes, ha sido expulsado. Las trampas para engañar a aquellos menos instruidos en la verdad se han intensificado… Por último, hay algunos entre ustedes que desearían que su Iglesia fuera completamente independiente, no solo, como lo hemos dicho, con respecto a su gobierno y sus finanzas, sino también con respecto a la enseñanza de la doctrina cristiana y la predicación sagrada, en el que intentan reclamar “autonomía”…. No negamos en absoluto que la manera de predicar y enseñar debe diferir según el lugar y, por lo tanto, debe ajustarse, cuando sea posible, a la naturaleza y el carácter particular del pueblo chino, como también a sus antiguas costumbres tradicionales. Si esto se hace correctamente, ciertamente se recogerán frutos mayores entre ustedes…. Pero, y es absurdo simplemente pensar en ello, ¿con qué derecho pueden los hombres arbitraria y diversamente en diferentes naciones interpretar el evangelio de Jesucristo?…. Pueden ver fácilmente, Venerables hermanos e hijos amados, por qué no puede ser considerado católico o llevar el nombre de católico que profesa o enseña de manera diferente a lo que hemos explicado brevemente hasta este punto. Esto incluye a aquellas personas que se han adherido a los principios peligrosos subyacentes al movimiento de las “Tres Autonomías” u otros principios similares… Los promotores de tales movimientos con la mayor astucia buscan engañar a los simples o los tímidos, o alejarlos del camino correcto. Para este propósito afirman falsamente que los únicos verdaderos patriotas son aquellos que se adhieren a la iglesia ideada por ellos, es decir, a lo que tiene las “Tres Autonomías”. Pero en realidad buscan, en una palabra, establecer finalmente entre ustedes una iglesia “nacional”, que ya no podría ser católica porque el mundo es la negación de esa universalidad o más bien “catolicidad” por la cual la sociedad verdaderamente fundada por Jesucristo está por encima de todas las naciones y las abarca a todas y todos…”

Lo que se estaba combatiendo era el intento de “anglicanzar” a los católicos chinos y que talvez  explique por que el protestantismo hegemoniza el cristianismo del país.

A pesar de que ha pasado más de medio siglo, el problema del catolicismo oficial chino sigue siendo el mismo, esto no parece preocupar a Francisco, el Papa el Papa luteranizante.

Lo que buscaba en gobierno chino de entonces como el actual, es neutralizar al catolicismo, ya que no puede borrarla de su tierra como hizo con los infelices de Falun Gong. Y es que, a pesar de la condición minoritaria, aún tiene fuerte arraigo en las zonas rurales, fortaleciendo en ellas micro resistencias como por ejemplo el rechazo a la política del hijo único.

Venturas y desventuras del catolicismo en China

Ciertamente el cristianismo no llegó China con los misioneros católicos. Se sabe que, en el siglo VII, durante la dinastía Tang. Alopen, monje sirio, introdujo allí la versión nestoriana de esa religión para la que fundó varios monasterios e iglesias. Sobre esa base crecerá el catolicismo romano predicado durante la última dinastía Yuan por el obispo franciscano Giovanni da Montecorvino quien evangelizó entre los mongoles en Pekín hasta la caida de la dinastía mongola Yuan, en 1368.

Con la llegada de Matteo Ricci y sus compañeros los jesuitas en 1582, durante la dinastía Ming, comienza una nueva etapa que se extenderá hasta los inicios de la dinastía Qing (1644), cuando el emperador prohíbe el cristianismo, proscripción que dura cien años.

En 1842, después de la Segunda Guerra del Opio y el Tratado de Nankín los jesuitas vuelven a China apoyados por el gobierno francés. Allí se convirtieron en los líderes intelectuales de su Iglesia,  realizando una importante contribución a los contactos oriente – occidente, al desarrollo de servicios sociales como la educación, o la asistencia a los enfermos. De este modo se ganaron el respeto de la población, pero también a la larga la enemistad de los comunistas, que una vez consolidados en el poder,  en 1949 intentaban presentarse a sí mismos como los únicos benefactores posibles del pueblo chino.

En tales condiciones buena parte del catolicismo chino se vio obligado a colaborar con el proyecto oficial de una “iglesia autogobernada, como la mejor estrategia de sobrevivencia.  Pero también hubo católicos que rechazaron esta opción, considerando a los los católicos “abiertos” como transigentes y acomodadizos. Estos fieles papistas sufrieron durante décadas, la cárcel, el acoso y la discriminación. Pero esto al Papa no le importa, Beijín bien vale una misa conjunta en la que se mezclen los siervos del Papa y los del Partido.

—————————————————————–
Mensaje del Papa Francisco
a los Católicos chinos y a la Iglesia universal

«Su misericordia es eterna,
su fidelidad por todas las edades»
(Salmo 100/99,5).

Queridos hermanos en el episcopado, sacerdotes, personas consagradas y todos los fieles de la Iglesia católica en China: damos gracias al Señor, porque es eterna su misericordia y reconocemos que «él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño» (Sal 100,3).

En este momento resuenan en mi interior las palabras con las que mi venerado Predecesor os exhortaba en la Carta del 27 de mayo de 2007: «Iglesia católica en China, pequeña grey presente y operante en la vastedad de un inmenso Pueblo que camina en la historia, ¡cómo resuenan alentadoras y provocadoras para ti las palabras de Jesús: “No temas, pequeño rebaño; porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el Reino” (Lc 12,32)! Por tanto, “alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro a Padre que está en el cielo” (Mt 5,16)» (Benedicto XVI, Carta a los católicos chinos, 27 mayo 2007, 5).

1. En los últimos tiempos, han circulado muchas voces opuestas sobre el presente y, especialmente, sobre el futuro de la comunidad católica en China. Soy consciente de que semejante torbellino de opiniones y consideraciones habrá provocado mucha confusión, originando en muchos corazones sentimientos encontrados. En algunos, surgen dudas y perplejidad; otros, tienen la sensación de que han sido abandonados por la Santa Sede y, al mismo tiempo, se preguntan inquietos sobre el valor del sufrimiento vivido en fidelidad al Sucesor de Pedro. En otros muchos, en cambio, predominan expectativas y reflexiones positivas que están animadas por la esperanza de un futuro más sereno a causa de un testimonio fecundo de la fe en tierra china.

Dicha situación se ha ido acentuando sobre todo con referencia al Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular China que, como sabéis, se ha firmado recientemente en Pekín. En un momento tan significativo para la vida de la Iglesia, y a través de este breve Mensaje, deseo, sobre todo, aseguraros que cada día os tengo presentes en mi oración además de compartir con vosotros los sentimientos que están en mi corazón.

Son sentimientos de gratitud al Señor y de sincera admiración —que es la admiración de toda la Iglesia católica— por el don de vuestra fidelidad, de la constancia en la prueba, de la arraigada confianza en la Providencia divina, también cuando ciertos acontecimientos se demostraron particularmente adversos y difíciles.

Tales experiencias dolorosas pertenecen al tesoro espiritual de la Iglesia en China y de todo el Pueblo de Dios que peregrina en la tierra. Os aseguro que el Señor, precisamente a través del crisol de las pruebas, no deja nunca de colmarnos de sus consolaciones y de prepararnos para una alegría más grande. Con el Salmo 126 tenemos la certeza de que «los que sembraban con lágrimas cosechan entre cantares» (v. 5).

Sigamos, entonces, con la mirada fija en el ejemplo de tantos fieles y pastores que no han dudado en ofrecer su “testimonio maravilloso” (cf. 1 Tm 6,13) al Evangelio, hasta el ofrecimiento de la propia vida. Se han de considerar como verdaderos amigos de Dios.

2. Por mi parte, siempre he considerado a China como una tierra llena de grandes oportunidades, y al Pueblo chino como artífice y protector de un patrimonio inestimable de cultura y sabiduría, que se ha ido acrisolando resintiendo a las adversidades e integrando las diferencias, y que tomó contacto, no por casualidad, desde tiempos remotos con el mensaje cristiano. Como decía con gran sutileza el P. Mateo Ricci, S.J., desafiándonos a vivir la virtud de la confianza, «antes de establecer una amistad, se necesita observar; después de tenerla, se necesita confianza mutua» (De Amicitia, 7).

Tengo también la convicción de que el encuentro solo será auténtico y fecundo si se realiza poniendo en práctica el diálogo, que significa conocerse, respetarse y “caminar juntos” para construir un futuro común de mayor armonía.

En este surco se coloca el Acuerdo Provisional, que es fruto de un largo y complejo diálogo institucional entre la Santa Sede y las Autoridades chinas, iniciado ya por san Juan Pablo II y seguido por el Papa Benedicto XVI. A lo largo de dicho recorrido, la Santa Sede no tenía —ni tiene— otro objetivo, sino el de llevar a cabo los fines espirituales y pastorales que le son propios; es decir, sostener y promover el anuncio del Evangelio, así como el de alcanzar y mantener la plena y visible unidad de la comunidad católica en China.

Sobre el valor y finalidades de dicho Acuerdo, deseo proponeros algunas reflexiones, ofreciéndoos además alguna sugerencia de espiritualidad pastoral para el camino que, en esta nueva fase, estamos llamados a recorrer.

Se trata de un camino que, como la etapa precedente, «requiere tiempo y presupone la buena voluntad de las partes» (Benedicto XVI, Carta a los católicos chinos, 27 mayo 2007, 4), pero para la Iglesia, dentro y fuera de China, no se trata solo de adherirse a valores humanos, sino de responder a una vocación espiritual: salir de sí misma para abrazar «el gozo y la esperanza, la tristeza y la angustia de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de todos los afligidos» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. ap. Gaudium et spes, 1), así como los desafíos del presente que Dios le confía. Por tanto, es una llamada eclesial para que nos hagamos peregrinos en los caminos de la historia, confiando ante todo en Dios y en sus promesas, como hicieron Abrahán y nuestros padres en la fe.

Abrahán, llamado por Dios, obedeció partiendo hacia una tierra desconocida que tenía que recibir en heredad, sin conocer el camino que se abría ante él. Si Abrahán hubiera pretendido condiciones, sociales y políticas, ideales antes de salir de su tierra, quizás no hubiera salido nunca. Él, en cambio, confió en Dios y por su Palabra dejó su propia casa y sus seguridades. No fueron pues los cambios históricos los que le permitieron confiar en Dios, sino que fue su fe auténtica la que provocó un cambio en la historia. La fe, de hecho, «es fundamento de lo que se espera y garantía de lo que no se ve. Por ella son recordados los antiguos» (Heb 11,1-2).

3. Como Sucesor de Pedro, deseo confirmaros en esta fe (cf. Lc 11,32) —en la fe de Abrahán, en la fe de la Virgen María, en la fe que habéis recibido—, para invitaros a que pongáis cada vez con mayor convicción vuestra confianza en el Señor de la historia, discerniendo su voluntad que se realiza en la Iglesia. Invoquemos el don del Espíritu para que ilumine la mente, encienda el corazón y nos ayude a entender hacia dónde nos quiere llevar para superar los inevitables momentos de cansancio y tener el valor de seguir decididamente el camino que se abre ante nosotros.

Con el fin de sostener e impulsar el anuncio del Evangelio en China y de restablecer la plena y visible unidad en la Iglesia, era fundamental afrontar, en primer lugar, la cuestión de los nombramientos episcopales. Todos conocéis que, lamentablemente, la historia reciente de la Iglesia católica en China ha estado dolorosamente marcada por las profundas tensiones, heridas y divisiones que se han polarizado, sobre todo, en torno a la figura del obispo como guardián de la autenticidad de la fe y garante de la comunión eclesial.

Cuando, en el pasado, se pretendió determinar también la vida interna de las comunidades católicas, imponiendo el control directo más allá de las legítimas competencias del Estado, surgió en la Iglesia en China el fenómeno de la clandestinidad. Dicha experiencia —cabe señalar— no es normal en la vida de la Iglesia y «la historia enseña que pastores y fieles han recurrido a ella sólo con el doloroso deseo de mantener íntegra la propia fe» (Benedicto XVI, Carta a los católicos chinos, 27 mayo 2007, 8).

Quisiera daros a conocer que, desde que me fue confiado el Ministerio Petrino, he experimentado gran consuelo al constatar el sincero deseo de los católicos chinos de vivir su fe en plena comunión con la Iglesia universal y con el Sucesor de Pedro, que es «el principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de fieles» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, 23). De este deseo, he recibido durante estos años numerosos signos y testimonios concretos, también de parte de los que, incluso obispos, han herido la comunión en la Iglesia, a causa de su debilidad y de sus errores, pero, además, no pocas veces, por la fuerte e indebida presión externa.

Por lo tanto, después de haber examinado atentamente cada situación personal y escuchado distintos pareceres, he reflexionado y rezado mucho buscando el verdadero bien de la Iglesia en China. Finalmente, ante el Señor y con serenidad de juicio, en continuidad con las directrices de mis Predecesores inmediatos, he decidido conceder la reconciliación a los siete restantes obispos “oficiales” ordenados sin mandato pontificio y, habiendo remitido toda sanción canónica relativa, readmitirlos a la plena comunión eclesial. Al mismo tiempo, les pido a ellos que manifiesten, a través de gestos concretos y visibles, la restablecida unidad con la Sede Apostólica y con las Iglesias dispersas por el mundo, y que se mantengan fieles a pesar de las dificultades.

4. En el sexto año de mi Pontificado, que ya desde los primeros pasos puse bajo el amor misericordioso de Dios, invito por lo tanto a todos los católicos chinos a que se hagan artífices de reconciliación, recordando con renovado empuje apostólico las palabras de san Pablo: «Dios nos reconcilió consigo por medio de Cristo y nos encargó el ministerio de la reconciliación» (2 Co 5,18).

De hecho, como escribí al concluir el Jubileo Extraordinario de la misericordia, «no existe ley ni precepto que pueda impedir a Dios volver a abrazar al hijo que regresa a él reconociendo que se ha equivocado, pero decidido a recomenzar desde el principio. Quedarse solamente en la ley equivale a banalizar la fe y la misericordia divina. […] Incluso en los casos más complejos, en los que se siente la tentación de hacer prevalecer una justicia que deriva sólo de las normas, se debe creer en la fuerza que brota de la gracia divina» (Carta ap. Misericordia et misera, 20 noviembre 2016, 11).

Con este espíritu, y con las decisiones adoptadas, podemos iniciar un camino inédito, que confiamos en que ayudará a sanar las heridas del pasado, a restablecer la plena comunión de todos los católicos chinos y a abrir una fase de mayor colaboración fraterna, para asumir con renovado compromiso la misión de anunciar el Evangelio. En efecto, la Iglesia existe para dar testimonio de Jesús y del amor del Padre que perdona y salva.

5. El Acuerdo Provisional firmado con las Autoridades chinas, aun cuando está circunscrito a algunos aspectos de la vida de la Iglesia y está llamado necesariamente a ser mejorado, puede contribuir —por su parte— a escribir esta nueva página de la Iglesia católica en China. Por primera vez, se contemplan elementos estables de colaboración entre las Autoridades del Estado y la Sede Apostólica, con la esperanza de asegurar buenos pastores a la comunidad católica.

En este contexto, la Santa Sede desea hacer lo que le corresponde hasta el final, pero también vosotros, obispos, sacerdotes, personas consagradas y fieles laicos, tenéis un papel importante: buscar de forma conjunta buenos candidatos que sean capaces de asumir en la Iglesia el delicado e importante servicio episcopal. No se trata, en efecto, de nombrar funcionarios para la gestión de las cuestiones religiosas, sino de tener pastores auténticos según el corazón de Jesús, entregados con su trabajo generoso al servicio del Pueblo de Dios, especialmente de los más pobres y débiles, teniendo en cuenta las palabras del Señor: «El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos» (Mc 10,43-44).

En este sentido, es evidente que un Acuerdo no es nada más que un instrumento, y por sí solo no podrá resolver todos los problemas existentes. En realidad, este resultaría ineficaz y estéril si no fuera acompañado por un compromiso profundo de renovación de la conducta personal y del comportamiento eclesial.

6. A nivel pastoral, la comunidad católica en China está llamada a permanecer unida, para superar las divisiones del pasado que tantos sufrimientos han provocado y lo siguen haciendo en el corazón de muchos pastores y fieles. Que todos los cristianos, sin distinción, hagan ahora gestos de reconciliación y de comunión. En este sentido, tomemos en serio la advertencia de san Juan de la Cruz: «A la tarde te examinarán en el amor» (Palabras de luz y de amor, 1,60).

Que, en el ámbito civil y político, los católicos chinos sean buenos ciudadanos, amen totalmente a su Patria y sirvan a su País con esfuerzo y honestidad, según sus propias capacidades. Que, en el plano ético, sean conscientes de que muchos compatriotas esperan de ellos un grado más en el servicio del bien común y del desarrollo armonioso de la sociedad entera. Que los católicos sepan, de modo particular, ofrecer aquella aportación profética y constructiva que ellos obtienen de su fe en el reino de Dios. Esto puede exigirles también la dificultad de expresar una palabra crítica, no por inútil contraposición, sino con el fin de edificar una sociedad más justa, más humana y más respetuosa con la dignidad de cada persona.

7. Me dirijo a todos vosotros, queridos hermanos obispos, sacerdotes y personas consagradas, que «servís al Señor con alegría» (Sal 100,2). Que nos reconozcamos como discípulos de Cristo en el servicio al Pueblo de Dios. Que vivamos la caridad pastoral como brújula de nuestro ministerio. Que superemos las contradicciones del pasado, la búsqueda de intereses personales y atendamos a los fieles, haciendo nuestras sus alegrías y sufrimientos. Que trabajemos humildemente por la reconciliación y la unidad. Que retomemos con fuerza y pasión el camino de la evangelización, como señaló el Concilio Ecuménico Vaticano II.

A todos vosotros os digo nuevamente con afecto: «Nos moviliza el ejemplo de tantos sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos que se dedican a anunciar y a servir con gran fidelidad, muchas veces arriesgando sus vidas y ciertamente a costa de su comodidad. Su testimonio nos recuerda que la Iglesia no necesita tantos burócratas y funcionarios, sino misioneros apasionados, devorados por el entusiasmo de comunicar la verdadera vida. Los santos sorprenden, desinstalan, porque sus vidas nos invitan a salir de la mediocridad tranquila y anestesiante» (Exhort. ap. Gaudete et exsultate, 19 marzo 2018, 138).

Os ruego con convicción que pidáis la gracia de no vacilar cuando el Espíritu nos reclame que demos un paso adelante: «Pidamos el valor apostólico de comunicar el Evangelio a los demás y de renunciar a hacer de nuestra vida cristiana un museo de recuerdos. En todo caso, dejemos que el Espíritu Santo nos haga contemplar la historia en la clave de Jesús resucitado. De ese modo la Iglesia, en lugar de estancarse, podrá seguir adelante acogiendo las sorpresas del Señor» (ibíd., 139).

8. En este año, en el que toda la Iglesia celebra el Sínodo de los Jóvenes, deseo dirigirme especialmente a vosotros, jóvenes católicos chinos, que atravesáis las puertas de la Casa del Señor «con himnos dándole gracias y bendiciendo su nombre» (Sal 100,4). Os pido que colaboréis en la construcción del futuro de vuestro País con los dones personales que habéis recibido y con vuestra fe joven. Os animo a llevar a todos, con vuestro entusiasmo, la alegría del Evangelio.

Estad dispuestos a acoger como guía segura al Espíritu Santo, que indica al mundo de hoy el camino hacia la reconciliación y la paz. Dejaos sorprender por la fuerza renovadora de la gracia, también cuando os pueda parecer que el Señor os pide un compromiso superior a vuestras fuerzas. No tengáis miedo de escuchar su voz que os pide fraternidad, encuentro, capacidad de diálogo y de perdón, y espíritu de servicio, a pesar de tantas experiencias dolorosas del pasado reciente y de las heridas todavía abiertas.

Abrid el corazón y la mente para discernir el plan misericordioso de Dios, que nos pide superar los prejuicios personales y antagonismos entre los grupos y las comunidades, para abrir un camino valiente y fraterno a la luz de una auténtica cultura del encuentro.

Muchas son las tentaciones de hoy: el orgullo del éxito mundano, la cerrazón en las propias certezas, la supremacía dada a las cosas materiales como si Dios no existiese. Id contracorriente y permaneced firmes en el Señor: «Él solo es bueno», solo «su misericordia es eterna», solo su fidelidad dura «por todas las edades» (Sal 100,5).

9. Queridos hermanos y hermanas de la Iglesia universal: todos debemos reconocer como uno de los signos de nuestro tiempo lo que está sucediendo hoy en la vida de la Iglesia en China. Tenemos una tarea importante: acompañar con la oración fervorosa y la amistad fraterna a nuestros hermanos y hermanas en China. De hecho, ellos deben experimentar que no están solos en el camino que en este momento se abre ante ellos. Es necesario que sean acogidos y ayudados como parte viva de la Iglesia: «Ved qué dulzura, qué delicia, convivir los hermanos unidos» (Sal 133,1).

Que cada comunidad católica local, en todo el mundo, se comprometa a valorizar y a acoger el tesoro espiritual y cultural específico de los católicos chinos. Ha llegado la hora en que probemos juntos los frutos genuinos del Evangelio sembrado en el seno del antiguo “Reino del Medio” y que elevemos al Señor Jesucristo el canto de la fe y de la acción de gracias, embellecido con auténticas notas chinas.

10. Me dirijo con respeto a los que guían la República Popular China y renuevo la invitación a continuar el diálogo iniciado hace tiempo con confianza, valentía y amplitud de miras. Deseo asegurar que la Santa Sede seguirá trabajando sinceramente para crecer en la auténtica amistad con el Pueblo chino.

Los contactos actuales entre la Santa Sede y el Gobierno chino se están revelando útiles para superar las contraposiciones del pasado, también reciente, y para escribir una página de colaboración más serena y concreta en la certeza de que «las incomprensiones no favorecen ni a las Autoridades chinas ni a la Iglesia católica en China» (Benedicto XVI, Carta a los católicos chinos, 27 mayo 2007, 4).

De este modo, China y la Sede Apostólica, llamadas por la historia a una tarea difícil pero apasionante, podrán actuar más positivamente a favor del crecimiento ordenado y armonioso de la comunidad católica en tierra china, y se esforzarán en promover el desarrollo integral de la sociedad, asegurando un mayor respeto por la persona humana también en el ámbito religioso, trabajando de forma concreta en la protección del ambiente en el que vivimos y en la construcción de un futuro de paz y de fraternidad entre los pueblos.

Es de suma importancia que también en China, a nivel local, se profundicen cada vez más las relaciones entre los Responsables de las comunidades eclesiales y las Autoridades civiles, mediante un diálogo sincero y una escucha sin prejuicios que permita superar las actitudes recíprocas de hostilidad. Se tiene que aprender un estilo nuevo de colaboración sencilla y cotidiana entre las Autoridades locales y las eclesiásticas —obispos, sacerdotes, ancianos de las comunidades— de tal modo que se garantice el desarrollo ordenado de las actividades pastorales, armonizando las expectativas legítimas de los fieles y las decisiones que son competencia de las Autoridades.

Esto ayudará a comprender que la Iglesia en China no es ajena a la historia china, ni pide ningún privilegio: su finalidad en el diálogo con las Autoridades civiles es la de «llegar a una relación basada en el respeto recíproco y en el conocimiento profundo» (ibíd.).

11. En nombre de toda la Iglesia, pido al Señor el don de la paz, a la vez que os invito a todos a invocar conmigo la protección maternal de la Virgen María.

Madre del cielo, escucha la voz de tus hijos, que humildemente invocan tu nombre.

Virgen de la esperanza, a ti confiamos el camino de los creyentes en la noble tierra de China. Te pedimos que presentes al Señor de la historia las tribulaciones y las fatigas, las súplicas y las esperanzas de los fieles que te rezan, oh Reina del cielo.

Madre de la Iglesia, te consagramos el presente y el futuro de las familias y de nuestras comunidades. Protégelas y ayúdalas en la reconciliación fraterna y en el servicio hacia los pobres que bendicen tu nombre, oh Reina del cielo.

Consoladora de los afligidos, nos dirigimos a ti para que seas refugio de los que lloran en la hora de la prueba. Vela sobre tus hijos que alaban tu nombre, haz que lleven juntos el anuncio del Evangelio. Acompaña sus pasos por un mundo más fraterno, haz que todos lleven la alegría del perdón, oh Reina del cielo.

María, Auxilio de los cristianos, te pedimos para China días de bendición y de paz. Amén.

Vaticano, 26 de septiembre de 2018

FRANCISCO

[01475-ES.01] [Texto original: Italiano]

Traduzione in lingua portoghese
Tomado de: http://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2018/09/26/0695/01475.html#es


¿Qué significa un acuerdo entre la Santa Sede y la China comunista?

Por Ronald J. Rychlak

Los comunistas llegaron al poder en China en 1949. Como sucede en todas partes donde se esparce el comunismo, el régimen pronto comenzó a encarcelar a los líderes religiosos, expulsar a los misioneros y desmantelar o destruir iglesias.

El régimen expulsó a los representantes papales y rompió las relaciones diplomáticas con la Santa Sede en 1951. Desde entonces, los 12 millones de católicos que se calcula hay en China tuvieron dos opciones: unirse a la Asociación Católica Patriótica China controlada por el régimen o asistir a una ‘iglesia-casa’ como integrante de la Iglesia Católica clandestina que sigue siendo leal a Roma.

Un gran problema en el corazón de la división entre China y la Iglesia Católica se relaciona con el nombramiento de obispos. El Canon 377.5 del Código de Derecho Canónico establece que “no se concede a autoridades civiles ningún derecho o privilegio de elección, nombramiento, presentación o designación de obispos”. Sin embargo, las autoridades chinas insisten en tener ese derecho.

Según el último censo, hay unos cien obispos en China. De ellos, unos 65 pertenecen a la Asociación Católica Patriótica China y unos 35 a la iglesia “clandestina”. Algunos obispos nombrados por el régimen fueron excomulgados por Roma. Sin embargo, ahora habría un acuerdo.

Los medios de comunicación dicen que una delegación de alto nivel de la Santa Sede viajará pronto a China para firmar un acuerdo sobre la nominación de obispos. Esta noticia ha causado una gran consternación en el mundo católico, particularmente entre aquellos que saben de los recientes abusos a la iglesia por parte del régimen chino.

Destrucción y encarcelamiento

En 2014, agentes chinos enviaron cuadrillas a demoler u ocultar estatuas que representaban escenas bíblicas en un sitio de peregrinación católica en la ciudad de Wenzhou. Cientos de iglesias protestantes también fueron dañadas o destruidas como parte de esta campaña. Ese comportamiento se comparó con el destrozo de propiedades de la iglesia durante la Revolución Cultural.

En 2015, el obispo Cosmas Shi Enxiang, de 94 años de edad, murió en prisión después de haber pasado 54 años trabajando en campos de trabajos forzados debido a su fe. Había sido ordenado sacerdote dos años antes de que los comunistas llegaran al poder. Fue arrestado por primera vez en 1954 y pasó gran parte de las tres décadas siguientes haciendo trabajos forzados. Finalmente fue liberado y ordenado como obispo en la Iglesia Católica clandestina de China. Desafortunadamente, fue encarcelado de nuevo entre 1989 y 1993 y por última vez desde 2001 (cuando fue visto por última vez) hasta su muerte. No hubo juicio ni cargos; su crimen fue difundir su fe.

En aquel momento, la muerte del obispo Enxiang dejó a James Su Zhimin como el único obispo católico chino que todavía se encuentra en detención secreta. Ha estado detenido desde octubre de 1997, cuando se negó a unirse a la iglesia autorizada por el régimen. No se supo de él en varios años, pero según un informede 2015 de su familia, el gobierno chino lo ofreció como moneda de cambio en las negociaciones con el Vaticano.

Incluso mientras se llevaban a cabo las negociaciones para el acuerdo, el gobierno chino reforzó aún más su control sobre la religión.

En las últimas semanas, el mandatario chino Xi Jinping lanzó un programa para “sinicizar” a todas las religiones para asegurarse de que concuerden con el punto de vista del Partido Comunista. Como parte de esa política, las autoridades cerraron la mayor iglesia-casa protestante de Beijing.

Además, un proyecto de reglamento proponía prohibir a todos los extranjeros el uso de internet para promover la religión, prohibir la transmisión en directo y las transmisiones por Internet, y exigir licencias de oficinas gubernamentales para todos los grupos eclesiásticos autorizados.

Las nuevas reglas establecidas a principios de este año aumentaron las penas para las congregaciones no oficiales y para las actividades religiosas no registradas de budistas y musulmanes.

Nuevo acuerdo

Aunque los términos exactos del acuerdo propuesto entre Roma y Beijing siguen siendo confidenciales, fuentes informan que los candidatos al obispado serán elegidos a nivel diocesano a través de un sistema de “elecciones democráticas” que las autoridades chinas introdujeron en 1957.

Bajo este proceso, sacerdotes, monjas y laicos votarán entre una lista de candidatos presentada por el régimen. Los resultados de estas elecciones se enviarán a las autoridades de Beijing, que los examinarán y luego presentarán un nombre a la Santa Sede. El Papa tomará la decisión final sobre la aprobación. Los detalles de lo que sucedería en caso de un veto papal no están claros.

El acuerdo propuesto incluye el reconocimiento por parte de la Santa Sede de siete obispos chinos “ilegítimos”, que fueron ordenados sin la aprobación del Papa en la última década, tres de los cuales fueron excomulgados por Roma. Serán nombrados obispos de sus respectivas diócesis.

Esta concesión del Papa sobre los obispos excomulgados requeriría que los obispos que rechazaron el control del régimen en sus diócesis se hicieran a un lado en favor de los obispos nombrados por el régimen. Entonces tendrían que unirse a la Asociación Patriótica para obtener reconocimiento oficial. Un obispo ya rechazó la idea de entregar su diócesis a un obispo excomulgado y aprobado por el régimen, y muchos sacerdotes expresaron que no están dispuestos a unirse a la iglesia controlada por el comunismo.

“Haría una caricatura mostrando al Papa arrodillado y ofreciendo las llaves del Reino de los Cielos y diciendo, ‘Ahora, por favor, reconózcanme como Papa’. Los asesores del Papa le están aconsejando que renuncie a su autoridad”, declaró el Cardenal Joseph Zen, exobispo de Hong Kong, según el Wall Street Journal.

Fuentes en Roma dicen que el Papa Francisco está convencido de que se puede ganar más a través del diálogo, el encuentro y la amistad. Esperemos que esté en lo cierto. Ciertamente, hay numerosas diferencias que deben resolverse. Actualmente, las partes no están de acuerdo sobre el estatus de la conferencia episcopal china (no reconocida por Roma), la capacidad de los obispos chinos y de los funcionarios de la Santa Sede para viajar de ida y vuelta, e incluso el tamaño, número y ubicación de las diócesis católicas en China.

Por su parte, China siempre ha visto la religión desde un punto de vista político. Sin duda, ve el beneficio que obtendría de un acuerdo con la Santa Sede. Es significativo, e incluye la oportunidad de apropiarse de la Iglesia Católica en la nación asiática.

Ronald J. Rychlak es el decano de la cátedra en derecho y gobierno Jamie L. Whitten en la Universidad de Mississippi. Es autor de varios libros, entre ellos “Hitler, la guerra y el Papa”, “La desinformación” (en coautoría con Ion Mihai Pacepa) y “La persecución y el genocidio de los cristianos en Oriente Medio” (coeditado con Jane Adolphe).

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

Tomado de:

https://www.lagranepoca.com/news/371763-que-significa-un-acuerdo-entre-la-santa-sede-y-la-china-comunista.html

***