Archive | noviembre, 2012

Ménage à trois: Feminismo – Empresa – Estado

24 Nov

Cuando llegué a Suecia, traía en mi alforja ideológica un alto grado de adoctrinamiento feminista, un feminismo que no tuve reparos en difundir a través de Radio Sur, en el primer y único programa radial que hemos tenido los cubanos en este país y del que me honro por haber fundado.
Pero me pasó como le ocurría a muchos comunistas honestos enviados a estudiar a los antiguos países comunistas, me convertí en un disidente… del feminismo, contraponiéndole un humanismo que ve en la condición, precisamente  humana de un ser, sin pensar en su género o sexo, la razón suprema de su dignidad. Algo dificil de entender para quienes han hecho del hombre lo que los nazis hicieron del judío, la substancialización del mal.
Y he sido disidente, en una disidencia que nace de lo que se constata día a día, de esta religión política aquí, donde el feminismo, aunque sus portavoces oficiales se nieguen a reconocerlo, es la ideología oficial, la visión del mundo que lo impregna todo, desde las formaciones humanística hasta el sistema jurídico, pasando naturalmente por la escuela, la policía y en general por todo el aparato del estado de bienestar.
No se trata con este país, de una excepcionalidad. Suecia es sólo el laboratorio donde más  se ha avanzado en un experimento que a distintos ritmos se desarrolla en el resto de los países industrializados, desde Japón a los Estados Unidos, y del que no escapan aquellos en o en vías de desarrollo, como podemos ver con el feminizamiento (que no afeminamiento, aunque también haya un tanto de ello), de Argentina, Brasil, Cuba y México.
Quizás unos de los lugares donde con más violencia y rapidez se imponen esta nueva religión es España, esto hace que sus resultados sean mucho más fáciles de ver –por ejemplo  a  través de la taza de natalidad, una de las mas bajas de Europa-, a diferencia de los países germánicos, donde la cosa ha sido más lenta y sinuosa; creándose un complicado sistema de “ayuda familiar” que amortigua el impacto de la desestructuración de la propia familia,  es por ello que eligo la madre patria para escribir esta nota.
Y no se trata de un problema de Socialistas o Conservadores, aqui todos tiran del mismo yugo, aunque el PP desde la oposición, del mismo modo que hacía con el asunto de los derechos humanos en Cuba, para atraer votantes, jugara al enfrentamiento con el nazifeminismo, corporativismo impulsado a todo tren por el gobierno Zapatero.
Una vez en el Poder el PP ha mantenido toda la estructura feminista que carcome la sociedad española, incluso a nivel mediático, tomemos por ejemplo el contenido del telenovela, excelente en muchos sentidos, Amar en Tiempos Revuelto, que ha finalizado con broche de oro, sin desviarse en milimetro de su proyeción androfóbica, sin el menor cambio en un guión que reiteradamente y de manera cada vez más agravante se ha cargado a sus millones de televidentes en el mundo, la figura del padre de familia como un repelente, violador, incestuoso, que no merece, ya, no hablemos de complicidad frente al mundo exterior a la familia, sino el menor respeto ni confianza por parte de sus hijos, particularmente de su hija, un monstruo al que al final, como se espera con culquier acto de masculinidad biológica o semiótica ha de darse muerte y donde en un país que asegura repeler la pena de muerte (salvo si se trata de un no nacido) es el hijo o la hija el que tiene presto el dedo en el gatillo. Vaya manera de retorcer la mitología freudiana.

Héctor Colomé- Fabián Robles

Padre malo de Amar: Fabián Robles, personaje que más impedimentos pondrá al amor de su hija Andrea, mientras engaña a su sacrificada esposa, castigo: qudar inválido.
Foto:TVE

aetr3 Hipólito

Padre muy malo de Amar: Hipólito Roldán,  se enamora de su sobrina Alicia, y termina violando a su hija. Castigo, volverse loco y ser muerto por su hijoFoto TVE

Padre requetemalo de Amar, Armenteros, a la izquierda, bajo la apariencia inicial de patriarca todo bondad con su hija se oculta un asesino en serie, que mantiene relaciones insestuosas con su hermana. Castigo: morir a manos de su fraterna amante Foto: tve. Así poco a poco se va socavando la imagen del padre, el esposo y el hermano en una de las series mas vistas de los últimos años. Nacida en el 2005 lidera su franja horaria, con casi tres millones de espectadores diarios. La crítica, lejos de denunciar la ideología andrófoba y homosexualista que transmite, solo se dedica a elogiarla. La obra ha recibido entre otros galardones el Premio Turia, la Medalla de Plata del festival de New York, Premio Ondas y tres TP de Oro, así como varios premios de la Unión de actores y la Academia de la Televisión. Asi se premia nacional e internacionalmente a los realizadores que sirven a la agenda masculinicida.

De que la ideología feminista impregna al conservadurismo español nos da fé el prólogo hecho al Libro de María Teresa Gómez Limón e Isabel González “Las tradiciones que no aman a las mujeres”, por uno de sus bastiones; Esperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, presidenta del Partido Popular de la Comunidad de Madrid, de 2003 a septiembre de 2012. Se trata de un texto que avala el supuesto triunfo de la “revolución de las mujeres”, una revolución que es tan de las mujeres, como era del proletariado la toma del poder por la secta leninista, y que además está impregnado de eurocentrismo e incomprensión absoluta de la ecología multicultural.

Afortunadamente, a grandes males, grandes remedios, como lo es, esa obra liberadora que también nos llega de España, escrita por una mujer tan valiente como inteligente que es María del Prado Esteban, junto al pensador “Félix Rodrigo Mora: Feminismo o Auto-construcción de la mujer” (Alldarull Ediciones, 2012), cuyo primer volumen Recuperación de la historia; y que los autores han tenido la inmensa amabilidad de hacerme llegar. Se trata de un estudio que merece un comentario aparte, pero del que me veo obligado a adelantar algo, citando el siguiente fragmento:

Es esclarecedor que el feminismo presente a la mujer como víctima del varón en general y no, de una manera mucho más realista, como víctima del estado, que ha sido y es el agente principal de edificación del patriarcado y el neopatriarcado, y su terrible retoño, el capital. Como víctima en el hogar y nunca como víctima en la empresa. Como víctima del empresario o empresaria y sus perros de presa. Si la familia y el amor le son presentados como El Mal y la producción capitalista, la ideología calvinista que diviniza la profesión y el dinero como El bien, ¿quién gana en este juego de manos? Desde luego, los Rockefeller y similares, los bamqueros y grandes empresarios, no casualmente financiadores de las jefas y jefes del feminismo
(página 33).

Para descubrir lo bien que se describe la práctica en esta teoría de arriba, recomiendo a mi lector visitar el canal de la Radio Televisión Española y escuchar con agudeza el monólogo que tienen lugar en “El debate”, programa del canal conocido como La 1, el pasado 22 nov 2012. Más o menos a partir del minuto 47 del video se inicia el debate sobre “La lucha contra la violencia de género” para ello han traido a la señora Ana Bella Estévez, presunta maltradada quien ha creado la empresa (se le escapa esa palabra) Fundación Ana Bella de empoderamiento de la mujer, que por lo que se desprende de sus declaraciones entra encaminada en primer lugar  a promover la delación de los maridos por sus mujeres, algo que está a la orden del día en España, con los llamados que desde hace años se hacen desde los medios a involucrar el estado en las peleas domésticas de las parejas heterosexuales (sobre las broncas entre homosexuales: chitón), y que ha tomado más fuerza ahora que como se denuncia en un artículo publicado en intereconomia.com, la picardía española está disparando las denuncias falsas por maltrato. Ocurre  en los momentos en que cientos de españoles son echados a la calle de sus casas, aún, cuando amenacen con quitarse la vida. Sin embargo el caso de la mujer que  denuncie el más leve maltrato de su marido, por pequeño que sea, el desahucio será suspendido.
Se trata de una muestra más; lo mismo en Suecia que en España se fomentan la denuncia falsa con leyes que discriminan según el sexo del agresor o el agredido, como son las referidas a la llamada” violencia de género”.
No es de extrañar que fuera descubierta no hace mucho una liga que le ofrecía a las mujeres inmigrantes ayuda en denuncias por violencia y la consecuente de regularizar su estatus migratorios, mientras que pagaba entre 2.000 y 4.000 a los maridos que interpretaban el papel de maltratadores.
Evidentemente las cosas hay que saber hacerlas bien, de manera legal, como hacen en Suecia las organizaciones que inducen a las mujeres “importadas” para denunciar a sus maridos y así obtener sus residencias, sin cobrarles un centavo por ello, el dinero les llega de otro sitio.
Algo parecido hace la  Ana Bella, quien justifica los subsidios que recibe, entre otras de la Fundación Ford, y por tanto el medio de vida de sus empleadas (los hombres parecen haber sido excluidos de su nómina, como si el patriarcado estuviere inscrito en los testículos), quebrando unidades familiares e incrementando, con las mujeres que salen de ahí, como “carne fresca”, la oferta de mano de obra que,  en tiempos de crisis y por la falta de formación o experiencia laboral  de estas supuestas maltratadas, tiene que ser barata. Habla de lo que denomina pomposamente “mujeres sobreviventes”, entiéndase por éstas, aquellas que han denunciado a su pareja como maltratadores. Una tarea a la que la matrona de “Ana Bella” sueña, es incorporar a los médicos llevándoles a guiarse, como se hace en Cuba, por un código paralelo al de Hipócrates, a informar al estado sobre lo que ocurre en los hogares de sus pacientes. Para lograrlo, pide que se les ofrezcan a los médicos y “médicas”, esos cursos sobre violencia casera, plagados de ideología e incomprensión sobre los conflictos de pareja que ofrecen por todas partes y a costa del estado o capital los mal llamados y mal llamadas especialistas de género.
Lo curioso es la promoción que hace de estas mujeres como perfectamente adaptables a demandas del empresario cuando afirma que la experiencia vital de mujeres acostumbradas a trabajar bajo presión, con tolerancia que han enfrentado al peor jefe del mundo como un valor positivo para el desarrollo de la empresa, lo que las convierte en trabajadoras muy eficaces. Nada, nada que parece que la mejor escuela que existe para el patriarcado empresarial es el familiar, así de común serán las cosas.

Cuando se escucha lo que proyecta esta fundación y sus “embajadoras” se comprende claramente que se trata de sembrar, primero  terror, luego la violencia y por último la ruputura de la pareja heterosexual. No importa cuantas mujeres mueran o cuantos hombres después de matarlas se quiten la vida, todo vale cuando se trata de romper ese viejo pacto convertido en disfuncional por las nuevas demandas del capitalismo: ¿qué división es esa, se dirán alarmadas las feministas, de que uno proveerá y el otro reproduzca? Mejor es crear dos unidades separadas y a su vez intercambiables (por ello la necesidad de borrar en la mujer todo lo que la diferencia del hombre, proponiéndole un modelo andrógeno y estéril como paradigma que consumiendo doble tengan que dedicarse todo el tiempo a autoproveerse, movilizables y sustituibles a libre voluntad del mercado y la tecnología que vuelve cada vez más irrelevante la fuerza física, en resumen siguiendo la lógica de las sociedades postindustriales, dominadas por tecnologías de información y comunicación; un proceso que se multiplica y reproduce a escala ampliada en las nuevas generaciones de españoles, como se comenta en el propio debate, trayendo la desgracias de nuevas familias rotas, de hijos traumatizados con padres encarcelados, si antes no se han quitado la vida, incapaces de comprender qué rayos ha pasado con un amor prometido para toda la vida, que ha perdido sentido y por tanto protección social en la medida que desaparece la necesidad de la reproducción humana. Y no se preocupe el lector de la mano de obra hecha y derecha ya se encargará la famosa inmigración legal o irregular.
El 24 de noviembre el programa de Radio Nacional de España transmitía una charla sobre la austeridad en la que participaba, José María Serrano Sanz, Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, quien revelaba que la mitad de los empleos que se han perdido con las crisis son aquellos que requerían más hombres, por ejemplo, el de la construcción, en otras palabras que los hombres han perdido el 20 por ciento de sus empleos contra una pérdida del 7 por ciento para las mujeres. Sin duda alguna los hombres por razones, por sus características físicas, por los vaivenes de la economía o por o por, esa tolerancia especial que la señora Estévez atribuye a sus “supervivientas”, se encuentran en desventaja frente al mercado laboral, no así en lo que se refiere al ingreso a prisiones españolas, donde uno de cada 10 reclusos, según datos del pasado año son de género masculino. Luego, del mismo modo en que hablamos de los estados racistas, allí donde las minorías están representadas en las cárceles, bien podríamos hablar de estados sexista en aquella situación donde un sexo, en este caso el masculino que en la realidad se encarna en alrededor del 50 por ciento de la población, esté representado por poco más del 90 por ciento de los ciudadanos criminalizados. Valiente patriarcado es éste que primero castiga al patriarca antes de disciplinar a su mujer, su hermana o su hija. Y todavía hay quien se niega a ver en España un caso típico de dictadura de género.

En otra palabras, como nos dice la pensadora Simone Weil, citada por María del Prado y Feliz Rodrigo, lo que está preconizando el feminismo es que el salario libera a las mujeres, ofreciendo como modelo de mujer emancipada lo que es en realidad “un ser lobotomizado, un autómata que produce para el capitalismo y el Estado, asunto en que se manifiesta el carácter cerradamente pro-capital del feminismo” (página 15).
Al final, el feminismo del siglo XXI está completando el papel y la tarea emprendida por el marxismo leninismo del siglo XX, crear una fuerza de trabajo maniatada, aislada, indefensa con más miedo a su compañero que al mal que se le viene encima, que encaja perfectamente en los designios no tanto de la burguesía nacional -donde algunos sectores pueden oponerse al feminismo, por ejemplo, los que respaldaron recientemente a Tonio Borg, ministro de Exteriores de Malta como comisionado de Salud en la Unión Europea- como del  gran capital internacional, que es en realidad el gran mecenas del feminismo. De ahí que existan contradicciones y hasta cierta resistencia en determinados focos de poder, sobretodo religioso (las iglesias necesitan los creyentes que el feminismo no les deja nacer al esterelizar socialmente a la mujer y al hombre) a su imposición definitiva;m as como dicen los españoles  “todo se andará”
Para terminar, es importante correlacionar todo esto con una biopolítica que lo que menos le interesa es el bienestar real de la mujer, sino lo que busca es la aniquilación de maternidad, convirtiendo en lo posible la homosexualidad u otras formas no reproductivas de actividad sexual en la norma. Se trata de una sexo que se vende como moderno cuando es mas viejo que Babilonia y alternativa al sexo patriarcal, un sexo que sustituye al ser humano por el artilugio o la pornografía, que promueve entre los mas inseguros de su identidad genérica, la transformación corporal que hace creer a una infeliz que la inserción de un péndulo es dotarla de un pene y a un desgraciado que el abrirle un agujero además de la castración que ello implica le concede una vagina, todo ello, siempre, bajo la inducción de una psicología sometida de pe a pa al proyecto feminista. En general lo que se busca un placer egoísta, los genitales por el ano para cuyo mercadeo usa las mismas técnicas con las que se comercializa cualquier objeto, o al estilo en que se forman las sectas, con reuniones de clientas, guiadas por una guró que les lavará el cerebro hasta conseguir aberraciones tales como el caso de la hija que se enorgullece sin el menor rubor, no sólo de iniciar a su madre en estas nuevas formas, sino de masturbarla en público , así lo muestra el documental “El sexo en el siglo XXI”  presentado en el espacio Documentos TV, el 02 julio, 2011, donde tanto los realizadores como los “realizados” parecen no tener la menor idea de el nivel de deshumanización de lo que están contando.

Esto es parte de la ideología que facilita y encubre el sometimiento de la mujer al estupro del empresario, como aquel fogoso Federico Engels, enemigo del patriarcado y el matrimonio burgués, que poca falta le haría cuando gracias al “amor libre” ( otra vieja vindicación feminista, propalada, en su versión más promiscua por la cultura de masas) el patriarca capitalista le podía pasar la cuenta a harem de asalariadas -non plus ultra de la emancipación feminista- en la fábrica con cuyas plusvalías se financiaba, según se dice la historia oficial comunista, la escritura del Capital por Marx (otro que a falta de más opciones le metía mano y preñaba a otra empleada, encubierto por su camarada empresario) a la lujuria lésbica de jefa, la historia que nos vendió embellecida, la serie Amar, con la relación entre la poderosa Ana y la campesina Teresa. Este es el pecado mortal sobre el que como bien se denuncia en Feminicidio o autodestrucción de la mujer, calla el feminismo de toda laya.

Un encuentro con la actriz y escritora sueca Martina Haag

17 Nov

Escritorahablaalosnuiños

No me alcanza el tiempo para disfrutar de las mil ofertas culturales que me ofrecen en esta ciudad y por ello tengo por norma que sin no puedo ir a la cultura, no rechazar jamás la cultura cuando esta viene a mi, entiéndase cuando tiene lugar cerca de casa algún evento interesante, por ejemplo la visita de un autor a la biblioteca de Fittja, como ocurrió el pasado 12 de noviembre con la presencia de la actriz y escritora Martina Haag, a menos de dos cuadras de casa.

Si bien había visto el cartel anunciando su charla lo había olvidado rotundamente, fue gracias a la directora de la Biblioteca de Fittja, quien conoce mis intereses y me avisó, cuando estaba devolviendo préstamos, que no me perdí la charla.

Escritora 019

No es que me interesaran los temas que aborda, en sus libros esta escritoras, que son más bien juveniles o para niños, lo que me parecía atrayente del encuentro era la interacción de la actriz con un público formados adolescentes y infantil en su mayoría con orígenes extranjeros, quienes seguían con gran atención las historias que les contaba Haag, aplicando sus técnicas de actuación la escritora. La conclusión es que los escritores que presentan sus obras debería antes aprender algunas técnicas histriónicas para seducir al público, como estaba haciendo la invitada, sin duda alguna, con mucho éxito.

Escritora 005

No se porqué, dada su apariencia nórdica, una chica le preguntó a la actriz que si era sueca, y resultó que Haag lo era a medias,pues también era hija de extranjero por el lado paterno, en este caso de un estonio de los que llegó cuando la segunda guerra mundial, escapando, sospecho de la represalia estalinista.

Escritora 006

Escritora 007

Aquí emergió un asunto con el que muchos de los jóvenes asistentes se habrán identificado el de la vergüenzas por los orígenes y las dudas que despiertan los apellidos. Hagg que lleva el apellido de su esposo sueco, le contó a los presentes que cuando de niña le preguntaban sobre su procedencia decía que era de origen ruso, como si perteciera a alguna rama de la aristocracia de aquella tierra, más concretamente, para que creyeran que era una princesa.

Contó de lo tardía que fue su escritora, de como la editorial le empujó a reunir primero unas crónicas y luego a hacer una novela, que basó en su propia vida, la de una una actriz sin trabajo que a nadie interesaba. De ahí salió una película cuyo guión negocio condicionando que le dieran el papel.

Otra chica le preguntó la edad y confesó sus 48 años, promoviendo en ocasión su último libro, que trata sobre el hábito de correr, contando de paso la vergüenza que le daba la gordura producida por su cuarto embarazo, y las “felicitaciones”, sabrás Dios de cual malintencionada amiga por la espera de un supuesto quinto bebé, que no era otra cosa que grasa. Explicó como corría solo mientras le divertía el ejercicio, hasta convertirse en una auténtica maratonista.

Escritora 008

Decia que no había estudiado nada y que todo el empuje cultural se lo aportaba su familia política explicando a la vez que todo el mundo puede escribir. Por supuesto que si, mas han de saber los que a ello aspiran que no se trata solo de suerte o de talento, sino de mucho ejercicios y luego de los contactos necesarios con editoriales, un punto que de alguna manera Hagg pasó por alto.
Esta escritora nació el 9 de junio de 1964. Lidingö, Suecia. Entonces se llamaba Helen Martina Uusma.

Estudio en la Escuela de Teatro de Estocolmo fundanda en 1940 por el educador y director Calle Flygare. Debut a la edad de siete años en Sagateatern (Teatro de cuentos) interpretando el papel de un plátano.

Escritora 009

Hactualmente Martina está casada con el realizador y presentador de televisión Erik Jackson con el que tiene los niños, Jackson, Lucia, Dino y Diana, una cifra poco común dentro de las familia sueca conteporánea. Comenzó a escribir a la edad de 39 años, en 2003 publicando crónicas en el periódico Aftonbladet, siendo elegida columnista año de 2005 , y en el 2006 “La Mamá del año”

Su primera compilación de crónicas aparece como libro en 2004 bajo el título En casa con Martina. Luego vino su primera novela, “Maravillosa y querida por todos (y en el trabajo, también es genial). La película del mismo nombre y con Martina Haag de protagonista se estrenó en agosto de 2007. Fue muy aclamada por la crítica y resultó todo éxito. Hasta el momento tiene publicado 7 libros, el último es “Saludos alegres de la señorita Pantano” Regret, 2011.

Escritora 010

En cuanto a su filmografía es relativamente amplia, con las películas:

1995 – Love Me
1997 – El hombre de plata (serie TV)
1996 – Lágrimas de Percy (serie TV)
1996 – El Pentágono (TV series)
1997 – Adam & Eve
1997 – Selma & Johanna
2000 – nunca se pone como se esperaba
2000 – Nude
2001 – Se conoce en TV
2001 – Oso Cheer (serie de TV)
2005 – La mitad de la verdad
2007 – Maravillosa y querida por todos
2010 – Toy Story 3 (voz)

Me alegra mucho que la biblioteca del barrio haya invitado a Martina Haag a esta charla, sobretodo por la presencia en ella de niños y jóvenes que de alguna manera comparten la experiencia de la extranjeridad. Puede ser un estímulo no sólo para la lectura de sus obras sino para que se inicien en la escritura.

Al mismo tiempo me da un poco de miedo la frustración que puede traer en estos chicos y chicas la especie de cuento de hadas que que parece convertirse la vida de Hagg cuando les cuenta su camino literario, todo muy lineal, todo muy simple y bonito al final, como si se tratara de un cuento más, de una pieza de teatro infantil y no de la la dura, por muy europea y sueca que esta sea, realidad.


“Siri”: una respuesta feminista a la apología de Strindberg

17 Nov

strudbergnujer 017

Lo peor que le puede pasar a un escritor famoso es morirse. Entonces caerán sobre sus papeles más íntimos, los paparazzis intelectuales, sacando a la luz la explicación de lo que en realidad decían los textos públicos de los finados.

Tengo a manos por ejemplo la edición cubana de los cuadernos de apuntes de Martí, cargadas de cosas interesantes que nos cultivan, y también de experiencias intimas que sin duda alguna el poeta cubano escribió para sí, por ejemplo cuando cuando se le acerca a un niño para darle un beso, mientras que la madre, sabrá Dios si gallega se lo arranca de enfrente gritando “muy bunito el niño”, como si le salvara de un pedófilo. Estoy seguro de que se trataba de una experiencia muy personal, que Martí no habría querido compartir con nadie, o si acaso con un amigo, pero ahí esta el libro para contárselo a todo el mundo mas allá de un siglo.

Y tengo para comparar y comprender que era cosa habitual en los hombre decimonónico, el emborronar papeles con los mas diversos detalles, el llamado Diario Oculto de Augusto Stridberg, cargado no solo de anotaciones, sino incluso de recortes de periódicos, una obra curiosa que ha sido publicada y comentada el año pasado por la editorial Norsdets,por ella podemos conocer los intereses masd iversos del autor, desde la declaración de guerra de Estados Unidos a España, la misma que terminó con la independencia de Cuba, hasta las experiencias parapsicologicas, incluidas posesiones sexuales, percibidas por el autor sueco. Este para mi es el colofón de la manera en que se ha indagado hasta la saciedad en las cosas personales del escritor.

Ya he escrito aquí del modo en que salió a relucir el racismo y el esoterismo de Stridberg. Ahora contaré la manera en que ha sido colocadas en la picota pública las broncas de su primer matrimonio, el que tuvo con la aristócrata sueco finesa Siri von Essen. Una relación tormentosa que el propio Strindberg se encargó de airear en su novela “Le plaidoyer d´un fou” (Apología de un loco).

Se trata de una obra escrita en francés entre 1887 y 1888, que luego, en 1893, es traducida y publicada en alemán como “Die Beichte eines Thoren” en español: “La confesión de un tonto”. En 1895 se publicó en francés y es 1914, después de la muerte de Strindberg, es que traducido al sueco por John Landquist. Aunque no solo ahi sale mal parada Siri, ella también parece ser la figura que inspira a la “Fröken Julie” (en español La señorita Julia ) obra de teatro también de 1988 donde se aborda la batalla de sexos que tiene lugar entre la joven noble Julia y su lacayo Juan. Se trata de un amor interclasista que recuerda mucho el del propio Strindberg con la joven Von Essen.

Cuanto mas conozco de la personalidad de Stridberg, mas certeza tengo, por lo stridbergiano de muchas cosas que me suceden, que es su alma la que conduce pasos por Suecia, de ella que sería la intención de presentarme Siri, fue el 31 de Octubre pasado cuando sin esperarlo me topé con un conversatorio sobre la primera esposa del dramaturgo ( Stridberg se casó tres veces) en la Biblioteca Municipal de Estocolmo.

Había ido allí a devolver unos cuando gracias a un cartel supe que como parte de las actividades tituladas: Mi alma gemela – Strindberg, con la que se conmemora el año del escritor en la institucion, estaba a punto de comenzar una charla de la escritora Lena Einhorn sobre Siri von Essen y su relación con August Strindberg. Eran en el gran salón con forma de rotonda de la Biblioteca Municipal que ya para esas casi 18:00 horas estaba casi llena de un publico más que interesado por la charla.

strudbergnujer 029

strudbergnujer 008

Resulta que Lena Einhorn basandose en la esposa de Strinberg ha escrito un libro de ficción titulado “Siri” (quizo llamarle Mi Siri, pero los editores no se lo recomendaron, asi de poco gusta en nuestra época de la connotación amorosa que implica el posesivo), se trata de una suerte de respuesta feminista “La defensa de un loco”. La charla fue moderada por el librero Hultqvist Harald.

La novela habla primero de la relación entre Siri y su esposo Carl Wrangel un militar que supongo desciende del mismo caballero teutón que dio su apellido aquel famoso Baron Pyotr Nikolayevich Wrangel que tanta guerra diera a los bolcheviques tras la revolución de Octubre. Lamentablemente el Wrangel parece no tenía la guardia muy en alto y permitió que Stridberg primero intimara con su familia para luego terminar tumbándole la mujer, sin embargo, como dice el refrán donde las dan las toman, Sri no solo le salió adultera, sino también lesbiana, como hubo de reconocer la escritora, a pesar de su clara intención de santificar a su personaje, por la vía de enlodar más y mas la personalidad del pobre August Strindberg.


Esa noche se atacó al Stidberg antifeminista, ridiculizando sus obsesiones, incluso el modo en que según la escritora se las ingeniaba para espiar a su ya ex mujer, a la que tenía que pagar pensión alimenticia por orden del tribunal, de modo tal que se verá obligado a mantenerse conectado a ella la mayor parte de la vida de Siri quien murió artrítica el 21 de abril de 1912 de un derrame cerebral. Strindber morirá de cáncer muy poco después, en mayo de ese mismo año.

Strindberg de algún modo de adelantó a la época de feminismo de estado en que vivimos, caracterizando a un tipo de mujer que parecería una creación de nuestra época, enemiga de la maternidad, metalizada y motivada por la lucha de poder. Es de suponer que la gran inspiración para estos desabrimientos fuere la propia Siri, quien había abandonando a su hija con su primer marido (la temprana muerte de la misma fue interpretada por la madre de la actriz como un castigo) para dedicarse a lo que le gustaba, la actuación.

Sin embargo Lena Einhorn, le quita hierro a asunto asegurándonos en la charla que Siri nunca combatió a Strindberg, que no estaba interesada en la lucha por el poder dentro del matrimonio, que nunca respondió a las acusaciones que se le hacían en la novela Apología de un loco, sino que fue una de sus hijas la que rebatió los ataques hechos por el padre a la madre en la Apología.

Para mi, además de los datos siempre curiosos sobre el libro y la época que decía la conferencista, resultaba muy interesante confirma el problema que significa Strindberg para la Suecia contemporánea, por un lado es un autor reconocido al que no puede renunciar, por otro lado es un anticipado en la critica de una ideología que como he dicho arriba se ha convertido en oficial.

Es por eso que al tiempo que se le publica y se le dedican conferencia, se le intenta riduculizar por todas las vias posibles, incluso de manera gráfica, por ejemplo presentándonos a un Stridbeerg poco menos que travestis y por si fuera poco regalando una pequeña cartulina con ese tipo de muñeca y vestidos recortables que en Cuba se llamaba cuquita, solo que aquí el “cuquito” era el propio Strindberg. Buena forma de confundir su género.

strudbergnujer 010

strudbergnujer 031

Lo otro que me pareció importante en la velada fue el haber visto un personaje para muy mucho mas interesante que esta Siri, cuya celebridad nace, aunque se quiera negar, no de su adulterio original, sino de haber sido mujer y por lo visto enemiga del afamado Strindberg. Me refiero a la propia escritora Lena Einhorn, quien es de origen hebreo.

Nacida en 1954, su formulación académica original es la de médico, realizado investigaciones en tumores y virus.

Einhorn publicó en el 2005 un una obra dedicada a su madre, sobreviviente del ghetto de Varsovia. Tiulado “El viaje de Nina – Una historia de supervivencia que sirvió de baje a la película del mismo título. Tanto el filme como la novela biográfica que le da origen han recibido diversos premios.

Por el momento he sacado de la biblioteca de mi barrio la novela Siri, le he echado una ojeada rápida y debo reconocer, aunque no comparto su ideología base, que está muy bien escrita. Ahora queda por ver como se las ingeniara el espíritu de Strindberg para contradecirla. ¿Será acaso induciéndome a hacer esta nota tan humildemente escrita?


strudbergnujer 011
strudbergnujer 012
strudbergnujer 013

 

strudbergnujer 016
strudbergnujer 018

 

strudbergnujer 019
strudbergnujer 020
strudbergnujer 021

 

strudbergnujer 022
strudbergnujer 023
strudbergnujer 024

 

strudbergnujer 025
strudbergnujer 026
strudbergnujer 027

 

strudbergnujer 028
strudbergnujer 030

 

La emperatriz escarlata: ¿alegoría antiestalinista?

10 Nov

Marlene Dietrich, en la película ”The Scarlet Empress’ 1934.. Foto: Galería de Movie-Fan


Me ha tomado por sorpresa la película “The Scarlet Empress” (La emperatriz escarlata), que he encontrado el la biblioteca estatal de Estocolmo la semana pasada, una película de 1934, interpretada por la actriz alemana Marie Magdalena Dietrich, mas conocida por Marlene Dietrich. Inolvidable por ese suerte de anticipo de “Lolita” que fue su papel de cabaretera destructora de un profesor en la primera película europea sonora, El ángel azul dirigida en 1930 por el austriaco, Josef von Sternberg, valedor y promotor de la actriz dentro del cine norteamericano.

Y me ha extrañado no haber odio hablar de ella en Cuba, siendo como era allí amplia la cultura cinematográfica del cubano, sobre todo en lo que respecta el cine norteamericano anterior al de 1959, que los censores apenas se atrevieron a tocar, salvo que el mensaje anticomunista fuese evidente.

Por lo demás la película aborda un tema apasionante el de la vida de esa emperatriz a la los que los rusos llaman Catalina la Grande. Se trata de un personaje histórico
aparentemente sacado de una telenovela española actual, entiéndase extremo feminista, que traslada a cualquier tiempo lo que hoy es ideología de estado; el extremo feminismo con todo lo de que cornucopia y humillación del marido eso significa, algo el lo que Catalina II de Rusia siembra un paradigma.

Como siempre hace con la alemana, el director de esta película logra sacarle el máximo partido tanto a la Dietrich como las técnicas actorales de la época para darle vida aquella celebre Emperatriz, reformadora y Autócrata de Todas las Rusias, en llegó a convertirse, tras su coronación el 9 de julio de 1762 en la Catedral de la Dormición de Moscú, una aristócrata de segundas bautizada originalmente, bajo el culto luterano con el nombre de Sophie Friederike Auguste von Anhalt-Zerbst, al nacer en Pomerania el 2 de mayo de 1729.

Gobernó su imperio mezclando el puño de hierro con la ilustración, tómese como ejemplo la manera en que legisló para poner coto al uso de la tortura y la pena de muerte, como la forma despiadada en que aplastó la revuelta del atamán Yemelian Ivánovich Pugachev. A pesar de su origen prusiano, continúo la obra expansionista de Pedro Primero hacia occidente y tambien agrando los territorios de Rusia hacia el sur a costa del imperio Otomano. Cuando le sorprende la muerte el 17 de noviembre de 1796, en el celebre Palacio de Invierno. Se aprestaba a organizar una colación internacional que pusiera fin a la revolución que hundía aquella cuna de refinamiento y cultura que siempre admiró, Francia, se escrbió con Voltaire y fanció la pub licación de la enciclopedia por Diderot y D´Lambert.

Dejó por heredero heredero Pablo I de Rusia, supuesto hijo de su Consorte Pedro III de Rusia, aunque probablemente lo fuera de alguno de los amantes con los que la futura reina se divertía abusando de la idiotez de su marido.

Mucho de esto se sugiere en la película dirigida por Josef von Sternberg, que aborda el período que va desde la infancia de la futura emperatriz hasta las intrigas que le llevan al poder, y basada, según se aclara en el filme en los diarios de la propia Catalina II adaptados libremente para el cine por Manuel Komroff. y Eleanor McGeary,

Este drama histórico realizado por Paramount habla mas de la época en que fue hecho que de la historia que intenta contarnos. Para mi que viví en Rusia, que visité tantos de sus museos, iglesias, que vi tanto de su cine histórico, me resulta irreconocible la ambientación de la época que se permite el director, cargada de estatuas grotescas que parece actuar tanto o mas que los propios protagonistas. Lo cual no deja de ser un acto de talento artístico.

Se trata de enseñarnos un país sometido al despotismo más brutal, por un Rey paranoico al que destrona una revuelta palaciega. Acaso la receta sugerida desde Hollywood para acabar con el Estalinismo, receta que los comunistas cubanos supieron detectar, silenciando el mensaje en Cuba con el olvido de la película.

Paradójicamente fue una revuelta palaciega, que intentaba frenar la renovación del comunismo la, que puso fin a su existencia, lo cual no significa el fin del despotismo, como no lo significó el destronamiento de su marido por la guardia seducida por esa Catalina, según el nombre adquirido a convertirse a la religión ortodoxa, un personaje que cambia de miradas, de la inocencia a la lujuria y de ahí a una sutil bisexualidad, gracias al talento en la exposición psicológica de los caracteres creados por Josef von Sternberg.

Hablo de ese director que supo hacer de su musa Dietrich con esta y otras películas, una verdadera estrella, compruébelo cuando la vea y no se deje engatusar por la gloriosa escena final, recuerde que en el mundo real, Y es que, desde los tiempos de Catalina II, a pesar de las esperanzas que cifra el pueblo en los cambios de gobierno, el despotismo siempre emerge en Rusia bajo deferentes nombres, y formas: putinismo, estalinismo, bolchevismo, y si quiere catalinismo.