Archivo | marzo, 2012

Recetas para olvidar a Dulcinea: misión de la psicología en Radio Nacional de España

18 Mar

foto

Escultura de un Don Quijote arrodillado frente a Dulcinea (Aldonza Lorenzo), en El Toboso.
Foto:Galería de Carlos Octavio Uranga


No es un día cualquiera, el Magazín informativo de Radio Nacional de España que conduce  Pepa Fernández,
ha invitado este 18 de Marzo de 2012, como suele hacerlo los domingos a las 9:30 AM a una psicóloga de gran presencia mediática en España. Laura García Agustín.

Según según reza la página personal de la invitada de Pepa,  se trata de;  una reconocida psicóloga clínica y escritora en España, Portugal y Latinoamérica.Experta en terapia cognitivo-conductual, counselling, coaching y PNL. Su éxito profesional se debe a su persuasivo estilo de entrenamiento, que es único, mediante el cual, ayuda a decenas de personas a alcanzar la excelencia y a mejorar su vida. Muchos de sus clientes son famosos presentadores de televisión, músicos, actores e importantes políticos.Sus libros sobre psicología positiva y crecimiento personal se publican en España, Portugal y Latinoamérica. Son material imprescindible para un entrenamiento próspero, inmediato y duradero. Ostenta el PREMIO DE PERIODISMO 2010 a la mejor Labor de Divulgación de la Psicología en los Medios de Comunicación por su espacio SABER MEJORAR, de la Mañana de la 1 de RTVE.

Pues bien, la tarea de esta laureada Laura ha sido en esta ocasión la de enseñarnos a dejar de amar. Lo ha hecho dando un efectivo recetario al que Pepa Fernández puso punto final, digamos en que broma, llamando a que nos desenamoráramos todos, chiste al que la psicóloga no siguió la rima,  consciente quizas de lo contrapoducente de la consigna.

Podría tratarse de un sano servicio público, se no estuviéramos claro del hecho incontrovertible de que dejar de amar es un imperativo del industrialismo al que sirven los psicólogos como servía el cura al feudalismo, el sacerdote construyendo familias reproductoras, que darían los hijos para la gleba y la guerra, el psicólogo,  desarticulando aquellos núcleos “patriarcales” y  “opresivos”  que sedimentados en el amor,  demasiando incómodos  para el poder, necesitados de ciudadanos solitarios y por tanto débiles,  o peor aún, excesivamente  fecundos para las recomendaciones maltusianas que sufre todo país en vías de desarrollo como sigue siendo España.

La haine; retrato de un odio que no muere

9 Mar

foto
La haine. Exhibicion de graffiti en el CSOA “la madreña”. Foto: Galería de Alberto Menendez Cervero

Salí de Cuba en dirección a Suecia en 1993, dos años antes de que el director Mathieu Kassovitz estrenara una película que hasta ayer no había tenido la fortuna de ver La haine, lo que en Frances quiere decir El odio. Una película excelente que debería ver todo el que se haya visto en el rol de inmigrante en cualquier parte de Europa, y en particularmente aquél que desde esa posición haya traído hijos, lo mismo en Francia que España, Suecia que Dinamarca, Juana que su hermana. Se trata mas que de una historia de inmigrante, de los hijos de estos, representados en la poco usual, pero no imposible amistad entre dos jóvenes semitas uno judío y otro árabe y otro chico, negro y católico, a los que enlaza la amistad nacida en el ghetto.

Al director de la película no le faltan elementos comunes con sus personajes, en tanto el mismo es hijo de inmigrantes, Peter Kassovitz, un judío Nacido en Budapest en 1938, que durante la ocupación alemana se vio como se llevaban a sus padres a un campo de concentración mientras el mismo era obligado a llevar sobre la ropa la estrella amarilla de David. Pero aquí no paro la odisea del padre de Mathieu. En 1956 estalla la revolución húngara posteriormente aplastada por los soviéticos, en tales circunstancias Peter Kassovitz se verá a París. Donde se introducirá en el mundo del cine como operador de cámara, para terminar dirigiendo y escribiendo más de 30 películas de cine y televisión, iniciando así un derrotero en el cual su hijo Mathieu ha pisado muy firme con esta película de la que les hablo. Y creo que algo de esa vieja historia de judíos húngaros sobrevive en La haine.

Se trata de una obra que nos narra en blanco y negro, veinticuatro horas de la vida del Judío Vinz, el musulmán Said y Hubert el boxeador; tres pichones típicos de los suburbios de Francia donde el enfrentamiento a la policía racista no es cosa del otro jueves. Aquí vemos el anticipo de los incendios que conmoverán a toda Francia una década después, en este caso se trata de un disturbio donde un policía pierde una pistola que para suerte o desgracia de nuestros tres personajes viene a dar a sus manos.

La cosa se complica por que Vinz tiene un amigo en el hospital, apaleado por la policía y ha jurado vengarlo si muere. Se trata de un elemento de tensión permanente en una película marcada por el break dance, aún de moda. Lo que no ha pasado de moda es la situación y reacción de una juventud retratada desde adentro,  como en pocas película, sobre el tema  de la segregación y la xenofobia sh ha hecho; se la recomiendo, esto es cine y denuncia a un tiempo.

Religión y comunismo no implican antagonismo. Comentado un libro de Antonio Escohotado

7 Mar

photo

En Qumrán se refugió una secta judía del siglo I adC, llamada de los “esenios”,  practicaba la comunidad de bienes; según Antonio Escohotado en su libro Los Enemigos del Comercio, estos  influyeron en los  seguidores de Jesús el Nazareno. Foto: Osmar Valdebenito

.

Acabo de terminar un libro delicioso, LOS ENEMIGOS DEL COMERCIO, parte I (ISBN: 9788467029772 ) de Antonio Escohotado, una joya del pensamiento español contemporáno, una suerte de “Economía política de la Religión” que nos ilustra sobre los vínculos milenarios que existen entre la idea entre propiedad común y las creencias religiosas, que nos recuerda el incómodo hecho, para tanto teórico socialista,  del nacimiento de la utopía comunista en el seno de sectas judias y cristianas  surgidas siglos antes de que Marx escribiese sus libros y manifiestos.

Es también una historia de la ingerencia del Estado en el mercado y los daños funesto para el desarrollo de la producción que esto ha significado; desde los tiempos de Esparta hasta esa evocación suya que fue la dictadura Jacobina. De más está decir que aqui se expone la verdadera naturaleza totalitaria de esa Revolución quer con tanta ligereza asociamos al liberalismo como es la Francesa.

No deja de haber cierta “mala leche” por parte del autor en su compilación de hechos que sirven para desacralizar tanto la idea la revolución como la de el control de la economía por decreto estatal y descubrimos que toda las barbarie que se vivió en el siglo XX bajo los experimentos del mal llamado socialismo real ya habían sido sufridas por Europa en centurias anteriores.

Se trata de una confirmación en lo teórico e histórico de lo que los cubanos hemos comprobado en lo práctico.

Claro en su enfoque antiestatalistal Escohotado pasa por alto el papel histórico del Estado en promover el mercado, el mejor ejemplo lo tenemos en la China actual donde país convertido de un país hiperestatalizado y tercermundista al salvador (o sabe dios si conquistador) de la economía capitalista mas desarrollada.

Esto no le resta mérito a una obra con la cual podremos entender lo que muchos pasan por alto, que no existe verdadera oposición entre religión y comunismo, salvo cuando este nos llega de la mano del marxismo o el bakuninismo.

Y ahún así el antagonismo pude ir desapareciendo en la medida que la nueva clase necesita de un opio que duerma a los pueblos, entonces el ateismo que impregna el comunismo podrá irse diluyendo para facilitar un retorno a los orígenes que tan claramente se evidencian en este libro.

Ahí tenemos el caso del Estado en Cuba.  ayer, con su coqueteo y tolerancia con las sectas protestantes, nada de extrañar cuando se lee un libro que nos recuerda la cargadas de experiencias comunistas que tuvieron estas en su pasado, Hoy con el proceso reconciliador  entre Iglesia Católica y “Revolución”.

Un fenómeno  cargado de precedentes históticos como veremos en la obra de Antonio Escohotado aquí comentada y de la cual puede leer usted partes más que nutritivas para su saber, con sólo pinchar aquí.