Archive | enero, 2011

A propósito de una conferencia en Estocolmo: una opinión personal sobre el “Trastorno por déficit de atención con hiperactividad”

31 Ene

 


Lotta Abrahamsson. Profesora de la Universidad Lineo de Vaxjo, quien en su infancia fue diagnosticada de padecer ADHD. Foto publicada en su página de Facebook

Me topé por primera vez con el tema del ADHD (Attention deficit hyperactivity disorder), o como se dice en español “Trastorno por déficit de atención con hiperactividad” ;harán ya unos 13 años, cuando comencé mi reciclo profesional en camino hacia la pedagogía. que me interesó el tema, primero en teoría y luego en la práctica; cuando tuve que lidiar en clases, con niños diagnosticados de la mencionada “enfermedad”, por sus trastornos relacionados con el déficit de atención y la hiperactividad.

Por eso me interesó mucho la recomendación dada por una doctora del centro donde trabajo, acerca de una conferencia, que el día 27 de enero, sería impartida en la Asociación de Estudios Obreros ABF de Estocolmo.

Según lo que se anunciaba en la página de la institución, la charla trataría de la manera en que los estudiantes con síndrome de Asperger y / o ADHD, perciben su día escolar, así como la mejor manera que tiene el personal de la escuela de comunicarse con estos alumnos.

La responsable de dar la conferencia, sería una profesora de la Universidad Lineo de Vaxjo, Lotta Abrahamsson, quien en su infancia fue diagnosticada de padecer ADHD, un diagnóstico que comparte con sus hijos.

El salón estaba abarrotado de personas, presumo que personal docente, las cuales no se perdían una sola palabra de la oradora.

Por mi parte encontré algunas cosas interesantes, lamentablemente intercaladas de demasiados lugares comunes y chistes -entre ellos algunos de corte sexista contra los hombres- propios de estos “conversadores” que mucho abundan en Suecia y que a veces sacrifican el aspecto informativo del encuentro por aquel otro de caerle bien al público o impactarlo, por ejemplo insistiendo en que le recordaran de lo que estaba hablando. Francamente solo aguanté la primera parte de su prolongada conferencia, a lo mejor por que yo también tengo algo de este “mal”, la cual de todos modos he recogido en forma de rústico video para los interesados que entiendan sueco.

De cualquier modo la charla me sirvió para confirmar lo mucho de construcción que tiene el problema, construcción que deja de serlo. o se convierte en algo mucho mas serio cuando comienza el tratamiento del paciente, como el chico sueco que vi en un reportaje de la televisión, precisamente en estos días, donde con voz de tonto y expresión de autómata contaba de un pasado pendenciero dentro de la escuela, dando la impresión, por su expresión que el remedio era peor que la enfermedad, por lo menos desde una perspectiva latina o tropical.

Tengo mi propia opinión sobre el llamado el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), que considero más que es un síndrome conductual, el resultado pernicioso de una sociedad que se empeña por razones de orden, en de encasillar la diversidad neurológica. Se trata pues de personas a las que les ha tocado no entrar por el redil de lo “normal” , a las que etiquetamos o peor aún medicamentamos mas que por su bien por nuestra comodidad, para que se adapten a lo que esperamos de ellas, matando con los tratamientos propios de la psiquiatría las características que, en tiempos de caos y luchas por la vida harían de estos “enfermos”, cuando no líderes, por lo menos supervivientes.

En este sentido me convence mucho más que las declaraciones de médicos o pacientes reciclados en personas normales y de provecho las teoría de “teoría del granjero y el cazador” expuesta por el popularizador de las ciencias Thom Hartmann, para él, el ADHD no es otra cosa que un modelo de conducta heredado por la humanidad de su etapa de cazadores, previa a la de la agricultura donde no funcionan las herramientas genéticas de los niños y adultos clasificados con este “trastorno” , un mal que hubiera sido una característica favorable a la hora de escuchar los sonidos de la presa, encontrar sus pista o simplemente poner los pies en polvorosa si se trata de salvar la vida frente a depredadores peligrosos

Al no poderse dar camino a estas habilidades en una sociedad aburrida, surge la Hiperactividad como una forma de auto-estimulo, que naturalmente choca con lo que se espera en el aula.

La sociedad necesitaría pues un giro copernicano en el tratamiento de estos y otros trastornos neurológicos y en lugar de tratar de adaptar a esta personas a ella, crearles condiciones para poder explotar, por ejemplo el dinamismo o la espontaneidad que caracteriza a los que “sufren” hiperactividad, como también ocurre con los autistas, con esas capacidades asombrosas que pueden desarrollar en determinadas esferas de la percepción.

La necesidad de este cambio pude explicar a nivel individual el éxito de los video juegos, que convierte a los jóvenes de nuevos en aquellos cazadores o guerreros que aun llevan dentro.

No se trata pues de enfermos sino de personas distintas, y resulta curioso que en los tiempos donde un padre ya no puede llevar a un hijo a un médico, un psiquiatra o un psicólogo  para que le reorienten sus temprana  inclinaciones sexuales, cuando estas apuntan al mismo sexo y por tanto a la creación de una futura pareja “estéril” y con ello el fin de las descendencia, si esté recogido el ADHD  en la Clasificación internacional del  discapacidades, que publica la Organización Mundial de la Salud. Evidentemente reorientar las conductas humanas a la reproducción de la especie resulta menos importante para esta organización mundial que frenar las energía y los impulsos que durante siglos permitieron la supervivencia de esa misma especia, impulsos que tienen sus mejores representantes en quienes catalogamos de ADHD.

 Con esto se genera una estructura, conformada por maestros y médicos encargada de detectar, dar la alarma y reprogramar, sabrá Dios con cuales resultados a la larga, a niños ADHD, los cuales a mi modo de ver están completamente sanos.

“En defensa de la intolerancia”: la filosofía de lo que vendrá

23 Ene

 

 

´https://i0.wp.com/lh5.ggpht.com/_6eRz4EwNJwA/SdoY_R3pO2I/AAAAAAAACQg/iYcZC_EqZmk/zizek_intolerancia.jpg

 

Debo reconocer que hasta el momento no había sentido gran interés por la obra de Slavoj Žižek, el filósofo y psicoanalista nacido en el año 1949, en Liubliana, Eslovenia; el país más occidental, y desarrollado de los que conformaron la antigua Yugoslavia.

Había encontrado, por casualidad, algunas conferencias suyas en youtube, a las que seguí con cierto desgano; quizás atrapado más por lo temperamental de su expresión, que por el contenido, para mi demasiado especulativo de su discurso.

Sin embargo, la caída imprevista en mis manos de un librito, con varios ensayos suyos, titulado en “Defensa de la Intolerancia”, ha cambiado mi actitud hacia el personaje.

Entre las razones de esta transformación se haya el hecho de que Žižek, partiendo del instrumental no del todo agotado del psicoanálisis (en su versión lacaniana, la que menos respeto) y del marxismo,  le ha entrado con la manga al codo a los problemas de la sociedad contemporánea, que serán sin duda los problemas de la sociedad que vendrá en Cuba.

Por eso he recomendado este libro a todos mis amigos, si es que quieren saber de lo que vendrá en la isla, y que ya es realidad en un mundo “occidental”, cuyos ciudadanos aletargados por el consumismo y el egoísmo, no se dan cuenta del brutal experimento del que están siendo objeto.

Lo bueno que tiene la obra para nosotros, los cubanos sobretodo, es que si tener la menor conmiseración con lo que fue el comunismo europeo nos está hablando de en que se han convertido, para los antiguos países democráticos, sus nuevos hermanos; gente conservadoras que no acaban de entender, por ejemplo, las virtudes del feminismo, tendencia a la que hace talco cuando nos demuestra la falsedad del ataque contra familia patriarcal, que desde hace años está en crisis, y cuya desaparición ha significado la creación de ese sujeto al que nadie reprime sus pulsaciones y que deviene en esa juventud débil, esclava de sus deseos y egoísmos, y por tanto fácil de manejar por los estados o por el mercando, que ya todos conocemos o sufrimos.

Lo que más llama mi atención es el hecho de que este pensador haya arribado a la misma conclusión que en dialéctica con otros amigos, llegó quien escribe; que vivimos en una sociedad  que reproduce sólo que en otra dimensión los mecanismos represivos que conocimos en los totalitarismos clásicos, una represión que tiene en la psiquiatría y en la televisión algunos de sus mejores instrumentos.

Es verdad que siguiendo un poco la moda, se ataca al multiculturalismo, pero lo hace allí donde más nos conviene, en la idea de algunos izquierdistas que creen que el ideal de los derechos humanos solo debe respetarse en Europa y no en países como China, donde se supone no existe, por razones culturales, el concepto de los derechos del hombre.

Habrá que leer con mas detenimiento a este filósofo, quizás encontremos otras coincidencias o enseñanzas que mantengan vivo el espíritu crítico hacía el entorno, ese que en definitiva, nos diferencia a los humanos de los nos animales gregarios. Para empezar recomiendo este librito providencial que, como dije al principio, por casualidad, ha caído en mis manos.

Tres manifestaciones y una plaza

16 Ene

Manifestante en la Plaza Sergel, Estocolmo 15 de enero de 2011

Este sábado 15 de febrero ha sido un tanto ajetreado para mi. En la mañana temprano tuve que ir a la biblioteca de la Universidad de Estocolmo para devolver dos libros a punto de atrasarse, uno sobre cine y feminismo y otro sobre filosofía e imagen fílmica.

Campus nevado de la Universidad de Estocolmo. 14 de enero de 2011. Foto: Carlos M. Estefanía

Nada que sigo a la caza de la doctrina feminista donde quiera que saque la cabeza; mientras que no dejo morir al profesor de semiótica que un día fuí, alimentándose de vez en cuanto con textos como estos que nos hablan de las peculiaridades del discurso audiovisual.

Los libros que devolví.

De la biblioteca pasé a ver a mí buen amigo Germán Díaz, quien parte pronto a Miami, para darle unos encargos. No pudimos obviar la posibilidad de charlas sobre temas filosóficas, éticos y teológicos en los cuales este redactor de Cuba Nuestra se esta convirtiendo en un auténtico especialista. Lo que menos podía imaginar en ese momento, es que algunos de los temas que tratábamos, me los encontraría en carne y hueso pocos minutos después en la Plaza de Sergel, donde había quedado en encontrarme con mi hija para darle unos regalos y de paso dar un paseo.

Faltaban pocos minutos para las dos cuando nos topamos con tres manifestaciones, la mas pequeña y quizás menos animada tenía que ver  con WikiLeaks, la conformaban unos pocos muchachos aparentemente de origen sueco, o quizás europeos, de los cuales uno solo conservaba su cartel y puesta la máscara del V del Comic Vendetta, de Alan Moore y David Lloyd, era como si no tuvieran conciencia de la importancia de su protesta, como si les faltase compromiso, como si se tratara de un juego de jóvenes pequeñoburgueses (palabrilla desterrada del diccionario político) mas que de una lucha en la que le va la vida a la libertad de expresión.

A pocos metros, con mucha mas pasión estaban reunidos los cristianos coptos, gritando contra los asesinatos de su religión en Egipto e Irak, lo hacían en una lengua que no comprendo, aunque con algunos carteles suecos y cruces que me permitieron saber de que iba la cosa.

Demostración contra los asesinatos de cristianos en Egipto y en Irak, Plaza de Sergel, Estocolmo. 15 de enero de 2011. Foto. Carlos M. Estefanía

La tercera manifestación parecía que estaba formándose; la integraban un grupo de adultos y niños tunecinos que festejaban la caída del gobernante de su país. Había escuchado algo en la mañana en el programa No es un día cualquiera, de Radio Nacional de España, donde se explicaba que un joven en paro se había quemado a lo bonzo y que esto había desencadenado la revuelta que derribara al régimen de Ben Alí. Había cierto jolgorio entre los comentaristas por el hecho.

Demócratas tunecinos celebran la caída del régimen en su país, esperemos que no les ocurra lo mismo que a los iraníes tras el derrocamiento del Sha. Foto. Carlos M. Estefanía

Sin embargo, me ha llamado la atención en el mismo programa pero un día posterior, las palabras del escritor y filólogo iraquí Pius Alibek, al parecer de origen arameo, y presumo que cristiano, de esos que los provocadores matan en el medio y cercano oriente, asegura que en el mundo árabe, cuando se tumba a un dictador, es porque esta preparándose una plataforma integrista para sustituirlo y destaca que los medios por no tomar nota de las consignas: “Alah es grande”. Me recuerda las que se encuentran los parlamentarios norteamericanos que viajan a Afganistán para surtir de armamentos a los mujaedines que luchaban contra Rusia, es lo que se ve en la película norteamericana La guerra de Charlie Wilson (Charlie Wilson´s War). No me parece extraño, no hace mucho charle con una sueca convertida al Islam que había vivido en Tunes, me decía que en ese país el velo estaba mas reprimido que en Francia, por parte de la policía del régimen que acaba de caer.

Son apenas las cuatro de la tarde y ya es de noche en Estocolmo, en la plaza de Sergel crece la manifestaciones de tunecinos este 15 enero de 2011. Foto: Carlos M. Estefanía

Unas horas mas tarde, poco antes de las cuatro, volví a pasar por la plaza. La pequeña manifestación tunecina se había agrandado, cantaban himnos y se veían contentos por la llegada de la democracia. Pensaba en lo que ocurriría si un día se cayera el régimen de Castro, cuantos cubanos que no movieron un dedo por los derechos humanos vendrían a celebrar, y pensé también en que tampoco creo en las revoluciones “populares” salvo como forma de encubrir golpes de estados. Veremos que pasa en Tunez, ojalá esté equivocado.

Noche de ángeles

16 Ene

Jóven bailaria siberiana. Es en su juventud donde está el futuro de Rusia. Foto: Carlos M. Estefanía

No encuentro otro nombre para calificar la del pasado 12 de enero, pues Ángeles parecían las chicas que llegaron desde la lejana Siberia para bailar en la Casa del Pueblo de Årsta, suburbio de Estocolmo.

Agradezco enormemente la invitación que nos hicieron para acudir al espectáculo, a sus auspiciadores en la capital sueca, asociación cultural rusa Rurik, y a la cual ya hice referencia en la entrada anterior a esta bitácora.

Cumplidos mis deberes laborales, había salido apresurado del trabajo, que queda al otro lado de la ciudad, sin mucha esperanza de llegar antes de que comenzara el espectáculo, para colmo anoté mal la parada de la suerte de tranvía o tren que me llevaría al lugar, bajándome por ello en el sitio que no me correspondía, caminé en una dirección, la que creía que me llevaba al lugar, hasta que se me ocurrió preguntarle al primer ángel de la noche una señora sueca, por la Casa del Pueblo de Årsta, ella me explicó que eso quedaba lejos en dirección contraria.

Volví sobre mis pasos, bajo la nieve y el frío, perdiéndome por un sendero que subía a oscuras una loma, mi instinto me dijo que iba por mal camino, me le acerque a un transeúnte, que marchaba en dirección contraria, quien debió ser el segundo ángel, de lo contrario, en medio de aquella oscuridad podría haberme tomado por un asaltante de caminos, pero amablemente me recomendó volver a la estación y tomar nuevamente el tren.

Volví sobre mis pasos buscando la estación. Foto: Carlos M. Estefanía

Una vez hecho esto le pregunte a la controladora, quien a su vez se dirigió a los viajeros, varios me dieron mensajes tan bien intencionados como encontrados, pero fue un señor mayor, con ciertos rasgos en la voz de hándicap mental , con la nobleza que esa personas suelen tener, quien terminó dándome la orientación correcta, incluso acompañándome hasta pocos cuadras antes del lugar, esté fue mi tercer ángel, pues tuvo que ser gracias a él que pude llegar, justo en el momento de comenzar la función.

Al fin llegué a tiempo a la Casa del Pueblo de Årsta. Foto; Carlos M. Estefanía

Debo decir que fue un espectáculo muy bello, a pesar de algunos problemas técnicos en el sonido. Aquellas niñas más que bailarinas parecían mariposas revoloteantes, por la gracia de su danza.

Chicas siberianas recibieron el nuevo año ruso este 12 de enero en la Casa del Pueblo de Årsta, Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Esto sin dejar a un lado una técnica y un concepto de la coreografía único, propio de esa tradición danzaría que paradójicamente no ha dejado de desarrollarse en un país que ha sobrevivido a tantos régimenes, impropios de un pueblo tan noble y sabio como es el ruso: el zarismo, el marxismo-leninismo, el putinismo, mas lo que vendrá.

Mientras bailaban las muchachitas, pensaba en el interesante resultado de la mixtura euroasiática, en la historia codificada de sus danzas, que nos trae, sin decirlo claramente el clamor del Shaman, el galope del cosaco, el lamento del desterrado, la tirantez entre occidente y oriente que desgarra la cultura rusa, y por sobre todas las cosas la fuerza, la alegría, la agilidad y la pureza de una infancia y una juventud, que sin dudas sabrá sacar su gigantezca patria hacia adelante, ya lo veremos.

Al finalizar la danza y el canto se aparecieron dos personajes entrañables para los niños rusos, Abuelo Invierno, la versión rusa de San Nicolás, acompañado de “Nievecilla”, dos personajes de los que no había oído hablar desde nuestros tiempos soviéticos. Fue como un retorno a lo mejor de aquel pasado de “hermandad”. Otro detalle fue la venta de empanadas rusas, acompañadas de té que también reavivaron muchos recuerdos del pasado.

El "Abuelo Invierno" junto a "Nievecilla" y los niños vienen a recibir el Nuevo Año Ruso. Foto: Carlos M. Estefania

Lamento mucho la ausencia de niños, y en general del publico sueco, en este bello espectáculo, no saben ellos ni sus padres lo que se perdieron. Fue una noche inolvidable, que deberían regalarse todos los que en el mundo aman la danza. Por eso les invito a contactar con la asociación Rurik, y mediante ella, invitar a esas danzarinas de Siberia, que a fe mía, más que bailar, vuelan como los ángeles.

Artistas infantiles rusos en la Casa del Pueblo de Årsta, Estocolmo

9 Ene

Nuestros amigos de la Asociación cultural Rusa “Rurik” (www.rurik.se) así como de la  Unión de las empresas rusas en Suecia han hecho llegar una invitación electrónica  para participar en la festividades de Año Nuevo, que según el antiguo calendario ruso tendrá lugar el 12 de enero, la actividad será  a las 18:00 en la Casa del Pueblo de Årsta (Årsta Folketshus)

El programa incluye un conjunto de baile conformado por niños de Siberia. Habrá además venta de té y pasteles de Rusia, la entrada es gratuita.

Invitamos pues a nuestros lectores en Estocolmo.

Dirección: Årsta Folketshus, la Plaza de Årsta
Transporte público: línea verde del metro pasa Gullmarsplan y desde allí tomar un bus 160 o 164 a la plaza de Årsta. También pueden tomar el tren  que lleva a la Plaza Dam, ya sea de Gullmarsplan o de Alvik o Liljeholmen

The Cove Rincón, la alternativa cultural que nos merecemos, a propósito del último número de su revista.

9 Ene

Se agradece desde el frío escandinavo el recibimiento de una revista tan cálida, tan caribeña,  como es The Cove Rincón, publicación oficial de la organización internacional del mismo nombre radicada en Miami.

Aquí nos llega su edición correspondiente a diciembre del 2010, donde se reporta la gala con la que los miembros de este auténtico movimiento cultural celebraron su 15 aniversario.

Los cubanos y los latinoamericanos en general que viven en diáspora se merecen la existencia de este proyecto que preside con eficacia sin igual Marily A Reyes, una promotora cultural allí donde las haya, capaz de aglutinar a los creadores de los mas diversos orígenes sobre el principio noble y universal de la creación artística.

En lo particular, me siento inmerecidamente honrado al ver mi nombre en la revista, relacionado con la invitación a participar en el concurso de poesía; organizado por el grupo con motivo de este aniversario.

Fue un placer formar parte de ese jurado y recomiendo seguir trabajando en la línea de la poesía, incorporando taller y cursos que puede hacer florecer verdaderos diamantes en bruto, que es con lo que más cuenta esta organización bilingue, abierta para todos y para todas las expresiones.

A los cubanos del mundo, tan incomprendidos y calumniados, nos hace mucho bien la existencia de un espacio como esta revista, y la organización que la auspicia, donde se puede ver lo mejor de nuestra identidad, nuestra sensibilidad y aunque no lo parezca ese cosmopolitismo y apertura a lo nuevo, al otro que puede caracterizarnos.

Me siento pues en el deber de invitar a todos mis lectores a acercarse a The Cover Rincon, a conocer lo que hace a través de su revista o de su página: http://www.thecoverincon.org  y si es posible a participar en sus actividades tanto en Miami como en los lugares donde  la asociación de nuestra amiga Marily, ha logrado crear sus corresponsalías, seguro que no se arrepentirá.

Descubriendo Teotihuacan: La ciudad de los Dioses

8 Ene

Llevado por mi hermano José Carlos y su mujer mexicana,  he tenido la fortuna, pocas semanas antes de despedir el año,  de conocer Teotihuacan;  el lugar donde fueron hechos los dioses, que es el nombre,  que los mexicanos dieron a las ruinas dejadas por una civilización desconocida hasta nuestros días, un centro urbano, que se considera el más antiguo de Mesoamérica; ubicado a 45 kilómetros al noreste de la Ciudad de México y que en sus mejores momento llegó a contar con una población cercana a los 200 mil habitantes.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, Teotihuacan, se ha convertido en un centro turístico; al que acuden viajeros mayoritariamente mexicanos, como si siguieran la huella de aquellos otros peregrinos, pertenecientes a pueblos y civilizaciones posteriores que visitaban el lugar sagrado;  intuyendo que algo grande tenía que ocurrir en esas pirámides, heredadas de un régimen teocrático, que nadie sabe cómo, ni por qué desapareció.

He subido, y sufrido del terrible vértigo que provoca la escalinata en la pirámide de Quetzalcōātl, “Serpiente emplumada”; el Dios que conocí en mis febriles lecturas de adolescente; fascinado por las culturas precolombinas, el mismo que da nombre a esa figura equiparable a un Buda o un Jesús, de la que no sin humor nos habla y dibuja  Eduardo del Río, “Rius”, en un librito para mí entrañable; Quetzalcōātl no era del PRI.

https://cubanuestra1.files.wordpress.com/2011/01/untitled.jpg?w=198

He comprado, para la mujer que me ama y la hija que adoro; al incansable vendedor de orfebrería, que nos ofrece una genial conferencia sobre el sitio, algunas de sus bellas prendas de plata, y a otro, para el masaje y la buena energía; una bola de obsidiana, piedra volcánica con que fabricaban armas y otros utensilios los antiguos mexicano.

El vendedor, a mi derecha, nos dio una magnífica conferencia sobre el lugar, cómo no comprarle algo de su bella mercancía. Foto: Jose Carlos Estefanía

Luego hemos recubierto una fabulosa cooperativa que reproduce bellísimas figuras hechas en buena medida  de Jade, la  piedra verde que da la suerte, también producen  bebidas mágicas y saludables,  propias de los sumos  sacerdotes del pasado, como el pulque o el licor de Xoconostle, de los que mi hermano me ha obsequiado sendas botellas, para la buena suerte de mi paladar.

Artezanías del Museo de la Piedra, en Teotihuacán, México. Foto: Carlos M. Estefanía

He montado un material audiovisual con  mis fotos, que sí bien no son las mejores técnicamente hablando, sirven al menos para compartir con mis amigos y no olvidar jamás un viaje maravilloso, el que me llevó , de  México, a Teotihuacan.