Archivo | diciembre, 2013

La verdad tras las expediciones de Thor Heyerdahl

30 Dic

Imagen de la balsa de la Kon-tiki. Museo Kon-tiki de Oslo

El Placer de leer a Thor Heyerdahl

Sería injusto negar el placer que me dió, tanto en la infancia como en la adolescencia la lectura y relectura de dos de los libros de Thor Heyerdahl (6 de octubre de 1914-18 de abril de 2002); “La expedición de la Kon-tiki” y “Las expediciones Ra”, obras que, por fortuna, no fueron consideradas como perniciosas para la formación de nuestras mentes juveniles, por los funcionarios que Cuba decidían que podía o no, leer la juventud.

Como sabrá el lector, Thor Heyerdahl fue aquel etnólogo y biólogo noruego que alcanzó renombres universal tras realizar, en 1947, la expedición conocida como Kon-tiki.

Thor Heyerdahl. Foto: Museo Kon-tiki de Oslo

El nombre del poyecto proviene del que le daban los indígenas a un monolito levantado en la ciudad ceremonial de Tiwanaku, en el departamento de La Paz, Bolivia, en el que se representa una figura antropomorfa y aparentemente barbada, algo extraño si se tiene en cuenta que no es precisamente la barba un atributos propio de los indios americanos.

Versión estilizada del rostro de Kon tiki. Imagen: Museo Kon tiki de Oslo.

Es pues bajo la denominación de aquella rara deidad que se conoció el viaje realizado por Heyerdahl, cruzando una parte del océano el Pacífico en una balsa construida según técnicas indígenas precolombinas. Representada de manera estilizada podía verse en el velamen la cara Kon-tiki.

En la aventura participaron Heyerdahl y cinco aventureros quienes navegaron las 4700 millas acuáticas que separan el Perú de las Islas Tuamotu.

El objetivo popularmente conocido era el de demostrar la posibilidad de que los habitantes de las islas de la Polinesia procedieran de América del Sur en lugar de Asía, como se creía. Pero como se verá en este artículo había algo más.

La espectacular odisea no solo fue convertida en libro, sino también  llevada a la pantalla grande en forma de un exitoso documental producido por Olle Nordemar.

Navengando bajo la protección de Ra

No ha sido aquel ni mucho menos el único viaje investigativo realizado por el célebre noruego; entre otros, tenemos el que sirvió de fundamento al segundo libro que he mencionado mas arriba, la navegación que tuvo lugar en 1970 a fin de demostrar que los antiguos egipcios. podrían habérsele adelantado a Colón en la llegada a América. Volviendo a las andadas Heyerdhal hizo construir sendas barcazas de papiro, primero Ra ( en honor al dios egipcio del sol) y luego Ra II.

Ra I se estrelló al este de Barbados en el Caribe, tras cinco días, recorriendo unos 5.000 Km. sobre el Atlántico. Se detectó como causa del accidente un defecto de diseño que hacía que la popa se hundiera en el agua, sabrá Dios cuantos marineros del faraón habrán perdido la vida por ineptitud semejante.

Para su suerte, ese no fue el caso del investigador nórdico quien volvió a las andadas ahora con su segundo Ra (Ra II); con él partió de Safi , en Marruecos, llegando sano y salvo a Barbados después de 57 días de navegación y tras haber cruzando en un total de 6.000 Km. sobre el océano. Con su magnifico ojo para la publicidad Heyerdahl coprodujo un nuevo documental, en el que se narrará el viaje y que será nominado al Oscar en 1971.

 

Resurreción cinematográfica

A la probada explotación cinematográfica de los viajes marítimos del explorador noruego no se le ha dejado de sacar partido, lo mas reciente lo tenemos en la película noruega de 2012 Kon-Tiki, del director Joachim Rønning, con el actor Pål Sverre Valheim, en el rol de Thor Heyerdahl.

El filme también será nominado al Óscar de ese año, como una de las mejores película de habla no inglesa.

Cuando se ven las escenas de esta película, no queda ninguna duda de que Heyerdahl, aún después de muerto, sigue siendo ídolo mediático.

Un ídolo es echado a tierra

Por todo lo anterior me llama la atención el estudio iconoclasta del investigador sueco Axel Andersson, autor del libro <a href=”http://www.amazon.co.uk/Hero-Atomic-Age-Heyerdahl-Expedition/dp/1906165319″>A Hero for the Atomic Age: Thor Heyerdahl and the Kon-tiki Expeditión

(Oxford, Peter Lang, 2010, ISBN: 1906165319).

A simple vista. el título no nos dice mucho, podría deducirse y no estaría uno mal encaminado que se propone contar la historia de cómo Heyerdahl organizó y realizó la expedición en balsa que le llevó del Callao en Perú hasta las Islas Tuamotu en la Polinesia francesa; pero hay mucho más en esta publicación, que es así mismo la tesis escrita por el autor para recibir su grado de PhD en 2007.

Para decirlo a groso modo esta investigación es el darle un mandarriazo y echar al suelo al célebre monolito de Tiwanaku, solo que el Dios que se nos viene abajo no es Kon tiki, sino otro barbudo, el propio Thor Heyerdahl, cuyo prestigio, cuidadosamente cultivado durante décadas, primero por el propio dueño y luego por su nación, Axel Andersson hace añicos.

No me extraña entonces, que el autor y su investigación haya sido considerado como una suerte de persona non grata en los círculos académicos y mediáticos de Noruega, es lo que le escuche confesar al propio Axel Andersson en una interesante charla impartida en el Centro Multicultural de Fittja.

El encuentro tuvo el 09/19/2013 durante unas dos horas, a partir del las 18:00 ; tenía por título “¿El consenso sobre el concepto de raza?” Aquí se abordarían las relaciones entre genética y concepto de raza después de la Segunda Guerra Mundial.

Para ello el historiador se basó en gran medida en lo que exponía su obra, la primera que, por lo menos para mí, abordaba la naturaleza problemática de la teoría sostenida por Heyerdahl, quien creía y de algún modo intentaba demostrar, que las grandes civilizaciones del mundo, habían nacido de una cultura primigenia formada por hombres blancos, esa esencia ideológica que se nos escurría, ensimismados en las aventuras y anécdotas, cada vez que leíamos o veíamos los otros los libros y películas dedicados a las expediciones del “científico” noruego.

Estimulado por la charla he consultado el libro de Axel Andersson, que hoy he devuelto a la biblioteca. En el, se desarma la leyenda de exotismo, heroicidad y espíritu libre contra el dogmatismo científico que acompaña el nombre de Heyerdahl, desabriéndonos detrás del mito a un típico hijo del colonialismo.

Abordando aspectos pocos conocidos de la vida del “balsero” noruego; antecedentes familiares, su formación intelectual, las técnicas de mercadeos con las que supo vender su imagen, sus conflictos con los nativos, el desprecio por los franceses y en oposición su respeto por los alemanes como un pueblo más decente, Andersson nos conduce, entre otras zonas oscuras, por los vínculos establecidos por el expedicionario con los académicos de la Alemania nazi.

Fue en Berlín, en 1935 durante un viaje de estudios que Heyerdahl conoce a quien el mismo definirá como figura entre las que lideraban el nuevo régimen alemán, el Doctor Hans F.K Günther. Se trata de uno de los científicos raciales más prominentes del Tercer Reich, quien estaba casado con una amiga de la que pronto será sus suegra y había vivido en Noruega en los años veinte.

Debo agregar algo que no veo en el libro del sueco, y es que que también vivió en Suecia, en Liding y mantuvo muy buenos contactos con Herman Lundborg, una de las figuras más destacadas en lo que a biología racial se refiere, una ciencia en la que el alemán era considerado como una autoridad.

La admiración por F.K. Günther trascendía los países escandinavos y fue compartida por investigadores de los EE.UU. a pesar de que el investigador germano fuera el responsable de sentar las bases “científicas” para la política y la legislación racial nazi.

En su tesis Andersson nos informa además que Günther, fue además uno de los ideólogo del nordicismo, teoría según la cual existía una raza nórdica que constituía la superior entre todas las caucásica, había escrito varios tratados sobre las supuestas derivaciones psicológicos de los atributos físicos y en su condición de Favorito de Adolfo Hitler le había colocado a la encabezaba los estudios raciales en la Universidad de Jena.

En 1935, el año en que conoce a Heyerdahl, Günther es trasladado a Berlín con la función de dirigir el nuevo Instituto de ciencias raciales, encargado de estudiar la biología de los pueblos y la sociología nacional, institución que la dirección del Partido Nacional Socialista había diseñado a la medida del investigador.

En 1939 F.K Günther se convierte profesor en la Universidad de Friburgo de Brisgovia, donde permanecerá hasta terminar la guerra.

Existe una carta del científico a Heyerdhal en la que le pide unos cráneos de Fatuiva con el fin de comprobar la hipótesis de que los polinesios eran parte de la Raza Aria, Anderson expone en su libro la sospecha de que fuera el encuentro entre el investigados noruego y el alemán el modo en que se introdujo en el primero la idea de que todas las grandes civilizaciones del mundo emanan de una raza blanca portadora de cultura que ha emigrado a los más lejanos rincones.

De acuerdo al investigador son conocidos los vínculos que en los años 30 tuvo Heyerdhal tanto con el movimiento nazi noruego, como con los teóricos raciales de su país entre ellos del eugenesista Jon Alfred Møjon, quien aseguraba que había una raza rubia que había comandado, no sólo las antiguas civilizaciones del antiguo Egipto, Asiria, Persia y la India, sino también la del Perú.

Estos vínculos se fuero oscureciendo con la decisión de Heyerdhal de continuar sus investigaciones no sólo en contacto directo con la naturaleza, sino también desvinculado de la academia oficial.

En cuanto al Alecto de sus nexos con el nazismo lo que le salva, según se desprende de este libro, es que la invasión Hitleriana a Noruega, en 1940, lo agarra del lado aliado, durante una visita a Canadá, donde se encontraba desde 1939, año en que Canadá, a los pies de la Coronoa Británica, había declarado la Guerra a Alemania.

Para escapar de la guerra se traslada a Estados Unidos, pero cuando este país se incorpora a la misma tras el ataque a Pearl Harbor en Diciembre de 1941, las circunstancias personales y familiares del momento le obligan a incorporarse al ejército del gobierno noruego en el exilio, es entenado en Canadá para actuar como radio operador tras las líneas enemigas y a finales de 1944 embarcado hacia Noruega a la que arriba en Diciembre de 1944, cuando los alemanes ya se habían retirado.

El caso es que durante su participación en la guerra (etapa que magnifican las biografías autorizadas de Thor Heyerdal, este no le disparó a un solo alemán, mas hizo contra ellos su madre colaborando con la resistencia, como llegó a reconocer el propio Tor Heyerdal.

Esto es lo que nos cuenta Axel Anderson en un libro que sin dunda mantiene viva la proverbial animosidad entre suecos y noruegos, algo que a duras penas se oculta bajo los intereses de la economía o de la política, y que nos enseña nuevamente la vieja lección, de que no es oro todo lo que brilla, que la verdad al final sale a flote, como las balsa de la Kon Tiki para ser iluminada por Ra, el antiguo Dios Sol.

Anuncios

Bolivarianismo: un proyecto al servicio del imperialismo (III)

25 Dic

Foto: Bernardo Londoy

De todos los países implicados en el Congreso Anfictionico, es México, que mantiene le posición mas alerta frente a la amenaza británica. El documento 62; titulado Instrucciones de la Cancillería Mexicana a los enviados extraordinarios cerca de las Repúblicas que antes fueron colonias Españolas; firmado en México el 3 de Junio de 1831 por Lucas Alaman, se denuncia el rol jugado por Inglaterra para frenar los procesos integracionistas de las nuevas “naciones” hispanoamericana. Resulta que en la medida que Inglaterra iba reconociendo las repúblicas recién independizadas enviada a ellas comisionados plenipotenciarios para conformar tratados comérciales que al tiempo que beneficiaban solo a los británicos comprometía a las repúblicas a no conceder privilegios a sus hermanas, se menciona concretamente el caso de Colombia. Más o menos ha sido este, el esquema de los tratados celebrados con otras potencias europeas lo que provoca que:

” la suerte de la América es hoy peor que en el tiempo colonial, pues el comercio que entonces se hacía nos era mucho más propio que el actual que ejercen factores extranjeros, los cuales luego que se enriquecen mudan país y nos dejan privados de los capitales que se han formado con nuestros tesoros.” Documentos sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá, página 264

Para entender el papel real que jugaron los británicos en este congreso bolivarianos resulta clave el documento número 25, Instrucciones del Gobierno de Gran Bretaña a su enviado al Congreso de Panamá, fechado en Londres el 18 de Marzo de 1826 y firmado por George Canning, está dirigido a a Edward James Dawkins Esquire. Y pone en evidencia el voluntad británica por evitar el nacimiento en el Nuevo Mundo de una confederación que liderada por Estados Unidos afectase los intereses del viejo mundo:

“Las Repúblicas americanas, por otro lado, no han tenido ningún otro motivo para pedir la designación de un comisionado inglés para que asista a su Congreso, que la justa comprensión de los beneficios que han derivado y continúan derivando de sus relaciones amistosas con Gran Bretaña y un deseo muy natural de incrementar la importancia de esa asamblea en la estimación del Viejo Mundo.

Usted no perderá oportunidad de transmitir a esta oficina toda información que usted pueda recoger respecto de las miras y la política de los Gobiernos americanos, sus sentimientos recíprocos, y el grado de influencia que estén inclinados a conceder a Estados Unidos de Norteamérica.

Usted comprenderá que su Majestad no se opone a una Liga entre los Estados hasta hace poco colonias de España, limitada a los objetos emergentes de sus relaciones con España.

Pero cualquier proyecto para poner a Estados Unidos de Norteamérica al frente de una confederación americana contraria a Europa, causaría un efecto muy desagradable a este Gobierno. Sería interpretado como ingratitud después del servicio que ha sido dado a estos Estados y los peligros que se han evitado gracias al auspicio, la amistad y las declaraciones públicas de Gran Bretaña, y muy probablemente en un tiempo no muy lejano pondría en peligro la paz, tanto en América como en Europa.

[Este Gobierno] no tiene intenciones de que sus declaraciones en este asunto tengan carácter de representaciones oficiales, pero es importante que no oculte los sentimientos de su Gobierno a todo aquel con el cual tenga usted ocasión de hablar al respecto.

También comunicará usted (sin darle carácter de representación oficial) el deseo de su Gobierno de que los principios del derecho de mares por adoptarse por los nuevos Estados sean los que Gran Bretaña ha defendido de siempre como los verdaderos principios del derecho de gentes, principios que resultan de los usos establecidos desde tiempo y consagrados en el Viejo Mundo: de acuerdo con los cuales, Gran Bretaña ha actuado de manera uniforme y el ejercicio de los cuales por otros, y por nadie más que los mismos nuevos Estados de América, ha respetado con igual uniformidad, y cuidará que se comprenda debidamente que nuestra determinación de obrar de acuerdo con estos principios no variará sea cual fuere la resolución o combinación de los Estados del Nuevo Mundo, de la misma forma como no varió por presión de las confederaciones europeas.

Si así lo exigen los intereses de Su Majestad, iniciará usted correspondencia con los agentes diplomáticos y consultares de éste en el continente americano.

Si a su llegada a Panamá usted encuentra que la reunión del Congreso ha sido suspendida, o aun postergada por un plazo indeterminado o prolongado, queda en libertad de regresar inmediatamente a Inglaterra”b

“Si por “los Estados americanos” en el primer párrafo se entiende únicamente los Estados que anteriormente eran colonias de España, y si las funciones atribuidas al Congreso en el segundo párrafo han de desempeñarse solamente entre esos Estados, no hay inclinación de parte del Gobierno británico a impugnar la propiedad de esos compromisos mutuos y comunes.

Pero debe usted tratar, en cuanto sea posible, de llegar a un entendimiento preciso sobre este punto, y hacer saber que la adhesión a dichos compromisos mutuos de cualquier Estado que no participe de las características españolas, sería contemplada por este Gobierno con gran recelo por su aproximación a aquella clase de Liga de las Américas en oposición a Europa, que como ya sabe usted Su Majestad no podría reconocer o aprobar.” Documentos sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá, página, pag 142-143

Resulta ahora que los ingleses se comportan como los salvaguardas de la unión de unos estados que hallan su identidad en su relación común con la Madre Patria, cuya influencia aún en guerra, temen menos que la de los Estados Unidos, en aquellas colonias que ayudó a independizar de España, un magnífico desquite por el papel jugado por las tropas Españolas durante la revolución de las trece colonias a partir del El Tratado de Aranjuez del 12 de abril de 1779, por el cual España intervenía en la Guerra de la Independencia de los Estados de Unidos del lado de los “patriotas”. Esto también pudiera explicar el gesto de los norteamericanos de no apoyar el arrebato de Cuba a una Metrópolis que fue su aliada.

En resumen, todo lo que ha hecho Inglaterra en este congreso ha sido intervenir para sembrar la disensión y la división entre los pueblos del Nuevo Mundo, usando desde el chantaje por los servicios prestados hasta las diferencias culturales con instrumento. Podría decirse que la verdadera madre del antinorteamericanismo en América Latina es Inglaterra o aquellos que la sirven dentro de los propios Estados Unidos, por ejemplo en los círculos académicos donde pulula tanto antiimperialista de medio pelo, de esos que nunca se atreve a colocar en la llaga, el dedo.

Que Bolívar, a pasar de su buena fe o precisamente por ello, sirvió a estos funestos proyectos, no nos queda duda tras leer estos documentos. Y que sus herederos lo siguen haciendo tampoco lo dudamos, mas cuando leemos las notas sobre el extinto Hugo Chávez, escritas por ese experto en las triquiñuelas con las que el imperio británico domina el mundo, que es Lindon LaRouche.

En su nota El legado de Chávez, publicada en 13 de marzo de 2013, LaRouche denuncia el papel de la  embajada británica en Caracas, en la llegada de Chávez al poder y recuerda su destacada gira en el Reino Unido inmediatamente antes de que asumir el cargo. La operación británica, desde un comienzo, consistía según LaRouche en utilizar a Chávez, el aparente heredero de Fidel Castro (otro cuyos vínculos con los británicos también convienen investigar) como punta de lanza para desatar el jacobinismo y el romanticismo radical por el continente,en ese sentido, Chávez seguía los pasos de Simón Bolívar, quien según el político norteamericano fue una pieza del jefe de la inteligencia británica, Jeremy Bentham, hasta que rompió con él al final de su vida.

En su nota, aún más explicita; “Realmente, ¿qué es Hugo Chávez?”,
LaRouche demuestra que el teniente coronel Hugo Chávez no es el nacionalista tercermundista que pretende ser. Mas bien es un proyecto político de Londres y de Wall Street; trayendo a colación la información ofrecida por el diario venezolano El Nacional 12 de marzo de 1994, donde se constataba que apenas salido de prisión, fue visto Chávez en un lujoso restaurante de Caracas entrevistándose con consejero político de la embajada británica, Paul Webster Hare. A fines de marzo de 1994, Chávez denunciaría, en una rueda de prensa que sostuvo en Buenos Aires, Argentina, que el entonces Presidente de Venezuela, Rafael Caldera, le había “saboteado” una visita a Londres, organizada por el embajador británico en Caracas, John Flynn.

En mayo de 1998, Chávez por fin habría conseguido llegar a Londres, donde su “amigo John Wilkinson”, sucesor de Flynn en la embajada británica en Venezuela, lo presentó con funcionarios del gobierno de Tony Blair, miembros del parlamento, un grupo de la Universidad de Oxford, y, por supuesto, el presidente de la British Petroleum. El 28 de septiembre de 1998, meses antes de las elecciones presidenciales, Chávez afirmaría al diario venezolano El Universal, en la que se adhería a de la Tercera Vía promovida por Blair. Un mes después, el embajador británico Wilkinson salía en respaldo de Chávez afirmando ante un grupo de empresarios británicos y venezolanos reunidos en Londres, que su popularidad y legitimidad eran condiciones indispensables para las duras medidas que tendrá que adoptar “el próximo Presidente”. En los meses siguientes a su elección, los órganos informativos y los círculos de gobierno británicos elogiaron a Chávez por las “excelentes oportunidades” que ofrecía su gobierno a las compañías británicas. Mientras que en conferencia en Caracas, organizada por The Economist, de Londres, el propio Chávez se refería al imperio británico como un modelo de “democracia”.

LaRouche también nos cuenta de la posición asumida por la Cancillería británica durante el golpe de Estado (caza bobos, agregaría yo) que alejó a Chávez del poder (salvándolo de un linchamiento popular en el Palacio de Miraflores) los días de 11 al 13 de abril de 2002, en esos días el jefe de asuntos latinoamericanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Gran Bretaña, Denis MacShane, exigió el regreso inmediato al gobierno democrático amenazando con que “cualquier retraso en este proceso será inaceptable para la comunidad internacional”.

Si a estos elementos incorporamos la connotada retórica antinorteamericana del difunto Hugo Chávez y los que le sucedieron, podemos llegar a la conclusión de que el régimen Bolivariano no es mas que la continuación del operativo puesto en práctica durante el Congreso Anfictiónico de Pana, un ejercicio de divisionismo que solo sirve al auténtico imperialismo, ese que se escuda tras los Estados Unidos, el británico.

Bolivarianismo: un proyecto al servicio del imperialismo (II)

25 Dic

Mapa de Cuba realizado por el sabio alemán Alejandro de Humboldt, el cual apareció plasmado junto con su obra Ensayo Político sobre la Isla de Cuba. Corresponde a la edición del año 1827. : Archivo Nacional de la República de Cuba, Mapoteca, M-715

Lo que de verdad le interesa a los ingleses que participan (para disgusto de México) en el Congreso Anfictiónico de Panamá, es mantener el estado de cosas, en el Nuevo Mundo, que no tengan lugar nuevos procesos independentistas con respecto a Europa y sobre todo impedir el liderazgo dentro de éste de los Estados Unidos. Una república que por lo avanzado de sus legislación que seguía constituyendo un mal ejemplo, lo mismos para Europa que para las nuevas naciones americanas, que después de obtener la independencia había osado volver a revelarse contra su ex metrópolis declarando lo que se conoce como la Guerra Anglo Americana de 1812-1815.

Esta confrontación de la que se conoce poco fuera de Canadá y Estados Unidos fue motivada por las restricciones al comercio con la Francia napoleónica impuesta por el Reino Unido, el secuestro de marineros mercantes estadounidenses para servir en la Marina Real Británica y la colaboración británica con la creación de una confederación indígena que frenara la expansión de Estados Unidos hacia el oeste. La derrota de Napoleón le preemitió a los ingleses concentrar sus fuerzas en Norteamérica en impedir con ella la liberación del Canadá por parte de los Estados Unidos.

A partir de aquí Inglaterra comenzará un proceso de neocolonización financiera de sus antiguas colonias hasta llegar a nuestros días de hoy, en que Estados Unidos se ha convertido en un auténtico servidor de los intereses británicos (aunque la visión común sea de que es al revés) no sólo en el aspecto militar, sino  incluso en el moral, convertido en el monigote que pueden golpear los antiimperialistas del mundo, sin que se mancille el buen nombre de quienes en realidad manejan los hilos de la economía mundial.

Sin embargo, para aquel entonce, la reconquista de Estados Unidos no se había completado, habrá que esperar para ellos el final de la guerra se secesión. Sus gobernantes si bien escaldados por los resultados de la guerra de 1812, intentaban defender sus intereses, creando y asumiendo una política de neutralidad en los conflictos de hemisferio, como por ejemplo el que enfrentaba al imperio brasileño y las repúblicas del Río la Plata, abogando entre bambalinas por la paz definitiva entre las España y sus excolonias, buscando para ello la ayuda de Rusia.

En virtud de ese mismo afán de estabilidad Estados Unidos se oponía a una invasión a Cuba por parte de Colombia o México. Para conocer este aspecto “Documentos Sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá”, nos ofrece una fuente fundamental en las Instrucciones del Gobierno de estados Unidos a sus delegados al Congreso de Panamá, Washington, 8 de Mayo de 1826, firmado por Henry Clay. Veamos la parte que atañe a la isla:

“Entre los asuntos que deben llamar la consideración del Congreso no hay uno que tenga un interés tan poderoso y tan dominante como el que se refiere a Cuba y Puerto Rico, pero en particular al primero. La isla de Cuba, por su posición, por el número y carácter de su población, y por sus recursos enormes aunque casi desconocidos, es en la actualidad el importante objeto que atrae la atención tanto de Europa como de América. Ninguna potencia, ni aun España misma, tiene un interés más profundo en su suerte futura, cualquiera que fuese, que Estados Unidos.

Nuestra política en relación a ella está amplia y claramente descubierta en la nota al señor Middelton. Allí declaramos que no deseamos mudanza alguna en la posesión o condición política de aquella isla, y que no podemos ver con indiferencia que pasase de España a otra potencia europea. Tampoco deseamos que se trasfiera o anexe a alguno de los nuevos Estados americanos. En caso de la larga duración de la actual guerra se presentan tres situaciones, en una de las cuales puede colocarse aquella isla; y todas tres merecen la más seria y particular atención.

La primera es su independencia, fiándose de sus propios recursos, a la conclusión de la guerra, para la conservación de ella. Segunda: su independencia con la garantía de otras potencias; o de Europa, o de América o de ambos y tercera: su conquista, y su unión al dominio de la República de Colombia, o de México. Examinaremos ahora cada una de estas situaciones en el orden en que las hemos colocado.

Primera. Si Cuba fuere capaz de mantener un gobierno independiente contra los asaltos internos y externos, preferiríamos verla en aquel estado, pues que deseamos la felicidad de otras como la nuestra, y creemos que esta independencia más probablemente se asegurará por un Gobierno local, que nace directamente de, y se identifica con el sentimiento, interés y simpatía de los gobernados. Pero una sola ojeada a la extensión reducida, condición, moral y carácter discorde de sus habitantes nos convencerá de su incompetencia actual de sostener un Gobierno sin el auxilio de otras potencias. Y si ahora el atentado de romper la conexión con España tuviese feliz éxito, parte de los habitantes de la isla, e igualmente sus vecinos en Estados Unidos vivirían en la continua alarma de presenciar aquellas escenas trágicas que se representaron en una isla vecina, y su población por el mero hecho de su independencia, sería tentada a emplear todos los medios que la vecindad, semejanza de origen y simpatía pudiesen suplir para fomentar y estimular la insurrección, a fin de ganar fuerzas para su propia causa.

Aunque una independencia garantizada pudiera libertar la isla de los peligros que hemos expuesto, sin embargo sustituiría otros no menos temibles, y según mi opinión, casi insuperables. ¿Quiénes han de ser las potencias que garanticen? ¿Serán exclusivamente americanas, o se unirán estas con algunas de las europeas? ¿Cuál ha de ser el importe de sus respectivas contribuciones militares y navales a la potencia protegida, y de los demás medios necesarios al apoyo del Gobierno local? ¿A quién se confiará el mando de aquellas fuerzas? ¿De las potencias que garantizaren no excitará al que manda los celos y los temores de la que no manda? Confesemos ingenuamente que estas son cuestiones que confunden, y que aunque no se debe desechar la idea de independencia bajo estas circunstancias como enteramente inadmisible, si acaso se logra un consentimiento será con repugnancia, pues atraerá inevitablemente una serie de sucesos imprevistos e imposibles de evitar.

Con respecto a la conquista y unión de la isla a Colombia o a México, es preciso confesar (en caso que estas potencias lo intentasen) que se muda todo el carácter de la presente guerra. La lucha, de parte de las Repúblicas se ha dirigido hasta aquí a la adquisición de su independencia, y han granjeado los buenos deseos y las simpatías de la mayor parte del mundo, y en particular de Estados Unidos. Pero en caso de alistar una expedición militar contra Cuba, ya se hace una guerra de conquista. En una guerra de esta naturaleza, sean las que fuesen las resultas, los derechos de los neutrales sufrirían una impresión seria, y quizás se verán en la necesidad de cumplir con un deber que no podrán descuidar. Las naciones de Europa quizás se creerán obligadas a interponer sus fuerzas para impedir un curso de eventos que no pueden mirar con indiferencia. Si su interposición se limitase únicamente al objeto de impedir una mudanza en el estado actual de las cosas con respecto a las islas, Estados Unidos, lejos de verse empeñado en poner obstáculos a sus intenciones, se verá en la necesidad, en oposición a sus deseos, de cooperar con ellas. En el supuesto que se emprenda la expedición indicada debe haber un examen detenido, primero, de los medios que tengan Colombia y México para efectuar el objeto, y segundo, su poder para conservar la conquista, en caso de realizarla. No tenemos datos suficientes para formar un juicio sano en cuanto al primer punto. Para formarlo con exactitud debemos estar impuestos en primer lugar de las fuerzas militares y navales que las Repúblicas pueden emplear; en segundo las que puede tener España para resistir a los invasores, y en tercero, qué porción de los habitantes se unirían a uno y otro lado de los beligerantes. Aunque no tenemos una relación circunstanciada de estos puntos, es notorio que España está en actual posesión, con una fuerza militar bien considerable; y este ejército recientemente reforzado ocupa al Morro, que se cree casi inexpugnable, juntamente con las demás plazas de la Isla. Sabemos igualmente que, acosada del continente de América, todos sus medios y todos sus esfuerzos se han concentrado en esta preciosa colonia que todas sus miras, destruidas por largo tiempo por la multitud de sus empeños en Norte y Sudamérica, se dirigirán a este solo punto, y reuniendo los restos de sus ejércitos en Europa y en América, se opondrá con tesón a la invasión. Y además hay motivos para creer que si las potencias europeas no prestan sus auxilios abiertamente, lo harán en secreto y sin incurrir en responsabilidad.

Con esta combinación de recursos y circunstancias favorables no se puede negar que la conquista de Cuba es bien dificultosa, y tal vez impracticable, si la expedición carece de medios cuantiosos y poderosos, tanto navales como militares.

¿Y acaso poseen Colombia y México estos medios? Lo dudamos. Ambos tienen que crear una marina. Un navío de línea, dos fragatas y dos o tres buques menores mal tripulados, componen toda la fuerza naval de Estados Unidos Mexicanos. La de Colombia no es mucho mayor, ni mejor tripulada.

Pero los medios de transportar y defender la fuerza militar durante la travesía, son absolutamente indispensables. Sería además temeridad e imprudencia desembarcar un ejército en Cuba, si las dos Repúblicas no tuviesen una superioridad naval en el Golfo de México, para proveer las contingencias que siempre se deben anticipar en las vicisitudes de una guerra. Últimamente es bien sabido que los habitantes de Cuba, lejos de unirse a favor de una invasión, tienen la mayor aprehensión en cuanto a su seguridad, y que temen en particular una invasión de Colombia, por el carácter de una porción de las tropas de aquella República.

En caso que se superasen todas estas dificultades y se hiciese la conquista de la Isla, nos atormentaría el temor de la inestabilidad de su condición futura.

La misma falta de fuerzas navales que experimentarían en la reducción de la Isla, les impedirían defender y conservarla. Ni Colombia ni México jamás podrán aspirar al rango de gran potencia naval. Ambas Repúblicas (y México en particular) carecen de extensión de costas, bahías y puertos, cunas de los marineros; en fin, de todos los elementos necesarios para una poderosa marina. Inglaterra, Francia, Países Bajos, España misma cuando se recobre de su actual debilidad, como precisamente sucederá antes de muchos años, precederán a México y a Colombia en este ramo. Una guerra con cualquiera de estas naciones de Europa, pondría a Cuba, si estuviese en manos de alguna de estas Repúblicas, en el peligro más eminente. El Gobierno de Estados Unidos no puede cerrar los ojos al hecho, que en caso que las Repúblicas emprendan una expedición militar contra Cuba, los buques, marineros, cañones y demás medios navales se conseguirían principalmente en [nuestro país]. Lejos de fomentar la adquisición de estos abastecimientos, estamos resueltos a conservar una fiel neutralidad, y compeler la observancia de las leyes; no obstante el mero hecho de una colección en nuestros puertos no sujeta a sospechas ásperas e injuriosas; y veríamos con bastante sentimiento los recursos sacados de nuestro país, empleados en un objeto enteramente opuesto a nuestra política y a nuestros intereses.

El Presidente espera que estas reflexiones, apoyadas en las demás que ustedes tengan por conveniente hacer, cuando no sean de bastante peso para impedir totalmente la invasión de Cuba, al menos convencerá al Congreso de la inutilidad de emprenderla con medios dudosos e insuficientes. Las relaciones francas y amistosas que siempre deseamos cultivar con las nuevas Repúblicas, exige que ustedes expongan claramente y sin reserva, que Estados Unidos con la invasión de Cuba tendría demasiado que perder para mirar con indiferencia una guerra de invasión seguida de una manera desoladora, y para ver una raza de habitantes peleando contra la otra, en apoyo de unos principios y con motivos que necesariamente conducirán a los excesos más atroces, cuando no a la exterminación de una de las Partes: la humanidad de Estados Unidos a favor del más débil, que precisamente sería el que sufriese más, y el imperioso deber de defenderse contra el contagio de ejemplos tan cercanos y peligrosos, le obligaría a toda costa (aun a expensas de la amistad de Colombia y de México) a emplear todos los medios necesarios para su seguridad.

Si acaso saliesen fallidos todos sus esfuerzos para persuadir a las Repúblicas que desechen la intención de invadir a Cuba y Puerto Rico, entonces se valdrán ustedes de todos los medios posibles para inducirles a que suspendan sus operaciones hasta que se sepa el resultado de la interposición que creemos han hecho el Emperador de Rusia y sus aliados a instancias de Estados Unidos con el objeto de poner fin a la guerra, como igualmente la que se ha hecho por Colombia. Rusia es acreedora a esta suspensión, y su Emperador no dejaría de apreciar esta deferencia, y quizás extenderá sus buenos servicios a las nuevas Repúblicas, en caso que España se niegue a los consejos amistosos que han interpuesto algunas de las potencias europeas. Pero hay motivos poderosos para creer que España reflexionará bien antes de desecharlos, y que verá, como lo ve todo el mundo, que sus verdaderos intereses estriban en la paz; los recientes sucesos, y en particular la caída del castillo de San Juan de Ulúa, y de la plaza del Callao no dejarían de influir bastante en el ánimo del Rey de España y acelerar la terminación de la guerra”
Documentos sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá, páginas 126-130.

Y será esta obligación de Estados Unidos a intervenir la que determinará la posición de los representantes británicos en el Congreso en lo que se refiere a una invasión de la isla. Los representantes británicos al congreso recibieron instrucciones orientadas a expresar las opiniones de su Gobierno en lo que atañe a las posesiones insulares de España en las Antillas, considerando que sería conveniente para conseguir la paz con España que los nuevos Estados de América tomaran en cuenta la situación peculiar de la isla de Cuba.

Inglaterra estaba definitivamente interesada en que la isla se mantuviese como una colonia de España: Así lo vemos en las instrucciones complementarias a la delegación británica que emite George Canning en un despecho firmado en el 18 de Marzo de 1826 en Londres.

“En efecto, el Gobierno británico, lejos de negar el derecho de los nuevos Estados de América a llevar un ataque hostil contra Cuba, considerada simplemente como una posesión de una potencia con la que están en guerra, o bien como un arsenal en el cual se equipan expediciones contra ellos, se ha rehusado invariablemente a unirse a los Estados Unidos para reclamar en México y Colombia por la supuesta intención, o para intimar que su ejecución nos desagradaría. Lo lamentaríamos, por cierto, pero no nos arrogamos ningún derecho para fiscalizar las operaciones militares de un beligerante contra otro.

Sin embargo, el Gobierno de los Estados Unidos manifiesta abrigar una opinión distinta. Concibe que los intereses de los Estados Unidos serían afectados en forma tan directa, sea por la ocupación de La Habana por una fuerza invasora, o por las consecuencias que un ataque contra Cuba -aunque no se hiciera con éxito- podría tener en el interior de la isla, que el Gabinete de Washington apenas disimula su intención de intervenir directamente, y por la fuerza, para impedir o reprimir una operación semejante.

Ni Inglaterra ni Francia podrían contemplar con indiferencia la ocupación de Cuba por Estados Unidos. Obsérvese, por lo tanto, las complicadas consecuencias a que podría conducir una expedición contra Cuba por México o Colombia y déjese que los Estados reunidos en Panamá consideren si vale la pena continuar una guerra en que la única operación que falta realizar (siendo probable que sea hondamente sentida por su adversario) les está así moralmente vedada por las consecuencias a que conduciría. La esterilidad de semejante guerra, por una parte, comparada con las ventajas que pueden derivarse de una pacificación rápida y honorable, por la otra, debo esperar que inclinarán al Congreso de Panamá a intentar una negociación con España.”
Documentos sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá, páginas, 146-147

Como se ve lo que temen los ingleses es en relación a Cuba, es que esta termine anexada por una Unión quese proyectaría sobre el Caribe amenazando los interese de Francia y la propia Gran Bretaña.

Bolivarianismo: un proyecto al servicio del imperialismo (I)

25 Dic

Germán A de la Reza ha compilado un conjunto materiales fundamentales para comprender la historia de la proyección de las Repúblicas americanas, apenas obtenidas sus respectivas independencias. El trabajo ha sido publicado por la Fundación Ayacucho y el Banco Central de Venezuela en el 2010, bajo el título de Documentos Sobre el Congreso Anfictiónico de Panamá. El libro puede ser consultado en la red.

Se trata de sesenta y cinco documentos que de alguna manera se refieren a aquella iniciativa de Simón Bolívar que en 1826 congregó a los representantes de varias repúblicas del nuevo mundo así como de potencias extra continentales para discutir problemas políticos, militares y económicos que azotaban la región apenas independizada. También han materiales dedicados intentos previos y posteriores al congreso de confederar las republicas sudamericanas que se extienden hasta el año 1865.

Al lector cubanos nos puede interesar el libro por la manera en que se aborda reiteradamente el tema de la independencia de Cuba.

En el documento Número 12, titulado Simón Bolívar Un pensamiento sobre el congreso de Panamá, Lima, Febrero de 1826, se esclarece la intención del Libertador de crear la más basta alianza existente sobre la tierra, siempre y cuando participe en ella, la Gran Bretaña:

“El género humano daría mil bendiciones a esta liga de salud y la América como la Gran Bretaña cogería cosechas de beneficios. Pensaba en una confederación en el que todas las naciones tuvieran el mismo peso, donde los orígenes y colores perdería n su influencia y poder, que frenaría a los enemigos externos o la anarquía externa, las rebeliones de esclavos como la de Haití “ese tremendo monstruo que ha devorado a la isla de Santo Domigo” ni temería a la hegemonía indígenas “preponderancia numérica de los primitivos habitadores” y donde Inglaterra debería tomar el fiel de la balanza.”

En cuanto a las ventajas que el proyecto representaría para Inglaterra , Bolívar, con el servilismo propio de un Cipayo destaca:

1. Su influencia en Europa se aumentaría progresivamente y sus decisiones vendrían a ser las del destino.
2. La América le serviría como de un opulento dominio de comercio.
3. Sería para ella la América el centro de sus relaciones entre el Asia y la Europa.
4. Los ingleses se considerarían iguales a los ciudadanos de América.
5. Las relaciones mutuas entre los dos países lograrían con el tiempo ser unas mismas.
6. El carácter británico y sus costumbres las tomarían los americanos por los objetos normales de su existencia futura.
7. En la marcha de los siglos podría encontrarse, quizá, una sola nación cubriendo al Universo: la federal.

Pero una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero; a los ingleses, como veremos más adelante, lo menos que les interesaba era participar en una federación que se considerarían iguales a los ciudadanos de América, no lo hicieron con sus posesiones en Indostán, ni siquiera con sus primos de las trece colonias americana, menos lo harían con las repúblicas gobernadas por criollos y mestizos que para colmo hablaban otro idioma.
Esta adoración de Bolívar por los británicos se perderá con el tiempo, quizás porque estos nunca entendieron el servicio que le ofrecía, ya porque encontraron mejores agentes o formas de imponer sus intereses en el nuevo mundo como el caso de su contrincante Francisco de Paula Santander (1792-1840), el hombre que impuso los textos en las escuelas y amenazó al Vaticano con crear una iglesia nacional en Nueva Granada. Y esto puede explica el varapalos que recibe el mantuano en Bolívar y Ponte, el texto que le dedica uno de los mejores propagandistas que ha tenido el imperio en Todos los tiempos, el exiliado alemán en el Reino Unidos, de origen hebreo Carlos Marx. En este artículo publicado en el tomo III de The New American Cyclopedia. Escrito en enero de 1858, Marx nos dice del Bolivar y su Congreso:

“En el año 1826, cuando su poder comenzaba a declinar, logro reunir un congreso en Panamá, con el objeto aparente de aprobar un nuevo código democrático internacional. Llegaron plenipotenciarios de Colombia, Brasil, La Plata, Bolivia, México, Guatemala, etc. La intención real de Bolívar era unificar a toda América del Sur en una república federal, cuyo dictador quería ser él mismo”

Esta es la imagen de Bolivar que guardó para la posteridad el mundo intelectual anglosajón, así vieron a un hombre que tanto le sirvió al Imperio Británico cuando se trató de fragmentar a sus contrincantes de toda la vida del imperio Iberoamericano. Si Roma pagó y despreció a los traidores, los británicos hicieron otro tanto.

Ley de protección homosexual en Cuba: un paso adelante y dos atrás

24 Dic

HPIM1006El doctor Alberto Roque, junto a Mariela Castro, durante su conferencia en ABF, Estocolmo, 16 de Junio de 2009. Foto: Carlos M. Estefanía

 

 

 

 

“Todo ciudadano en condiciones de trabajar tiene derecho a obtener un empleo atendiendo a las exigencias de la economía y a su elección, tanto en el sector estatal como no estatal; sin discriminación por color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana”.
Proyecto de Ley Código de Trabajo cubana

Parece que ya tenemos nueva Ley de protección homosexual en Cuba; aunque se habla de ella en muchos sitios yo me he enterado gracias a una página que suelo visitar la de la Red del Observatorio crítico, cuyas posiciones cercanas al pensamiento libertario suelo compartir. En ella aparece un artículo tomado del blog Paquito el de Cuba. Esa es la fuente primera de mi información que luego he confirmado en otros sitios.

Hago un paréntesis para señalar que el blog Paquito es el nombre que ha dado a su bitácora Francisco Rodríguez, alguien que se define a si mismo como martiano y periodista; comunista y gay; ateo convencido y supersticioso, es todo un reto, pues tiene que ser difícil compaginar, ya no el ateismo con la superstición, sino la obra definidamente heterosexualista ( cualquier teórica de género la catalogaría de machista) del mujeriego José Martí con la cultura gay, esto por no hablar de la sumisión ideológica de los que en Cuba se denomina comunista y que tan poco tiene que ver con lo que en teoría se espera de un periodista. A pesar de todo Paquito es ya todo un famoso, del que se habla en medios lo mismo en España que en Suecia, espacios en la que rara vez se presentan los blogs de la disidencia cubana, pero se ha hecho eco de la existencia del de Paco. No nos extraña, mas bien es la norma, lo que se logra cada vez que alguien airea unas relaciones sexuales que antaño se denominaron contranaturales; reconozco lo impreciso del término siendo ellas mas comunes en la naturaleza salvaje, esa de la que si algo nos diferencia en es el control las mismas pasiones que hoy exalta la media.


Pues bien, en este artículo, titulado “¡Lo logramos! o Primera ley cubana que protege derechos de personas LGBT” que no por casualidad también reproducen los fanáticos castristas españoles de Rebelión.

Paquito, nos cuenta que en su condición de diputada a la Asamblea Nacional, Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, propuso incluir en el proyecto de Código de Trabajo la no discriminación por identidad de género, junto con la sugerencia de que se utilice un lenguaje no sexista para prevenir la violencia laboral.

Como era de esperar la medida fue respaldada por los protestantes de la Asamblea representados en las personas de la diputada Miriam Ofelia Ortega Suárez, la primera mujer ordenada como pastora de la Iglesia Presbiteriana en Cuba; y por supuesto del viejo lleva y trae del comunismo cubano ante los cristianismo no católico, el diputado Pablo Odén Marichal, pastor episcopal, quienes destacaron la importancia de tales modificaciones para el progreso social de la Revolución cubana. Así mismo la propuesta fue respaldada por el connotado homosexual e intelectual Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), entre otros diputados y diputadas.

Por lo visto se simuló un debate usando razones de técnica jurídicas en la que hicieron de abogados del diablo (la calificación es mía) el diputado Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, y José Luis Toledo Santander, presidente de la comisión de asuntos constitucionales y jurídicos.

El espaldarazo final a la propuesta de Mariela fue dado por el diputado Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente cubano y por supuesto por su papá el Raúl Castro Ruz considerado formalmente como presidente cubano. La ley fue aprobada con el voto mayoritario asamblea. Nos cuenta Paquito el de Cuba.

Me llama la atención, ya que se abordaba el tema de la legislación laboral y la homosexualidad, que la Asamblea Nacional, no hubiera aprovechado la oportunidad, para emitir una declaración de ruptura -ya que no se les va a retribuir por el daña causado, ni levantar un monumento a los homosexuales,  reales o  inventados, afectados durante décadas por las leyes cubanas- con la etapa antihomosexualista  (no digo homofóbica para no caer en el discurso al uso) del Estados Cubano, cuyo punto culminante tuvo lugar en el famoso Primer Congreso de Educación y Cultura Congreso de Educación y Cultura de 1971.

Allí y al contrario de lo que hoy se declara en las Cámara del Poder Popular las desviaciones homosexuales fueron consideradas una patología social, ante la que se propuso un proceso saneamiento y control, tanto en la cultura como en la educación para evitar influencia homosexual en la juventud, además de solicitar penas severas para los que se definían como corruptores de menores (como es el caso de nuestro querido Reynaldo Arenas, al que conendaban no por gay sino, presuntamente afinidad por los impúberes), depravados, reincidentes y elementos antisociales irreductibles.

06 Junio de 1986, Reinaldo Arenas en Paris, Francie. Foto:
Cristee Dickson

¿La pregunta sería que es lo que ha cambiando y por qué? ¿Estaban completamente equivocados los mandatarios cubanos de antaño (que en gran medida son los de hoy) en relación al tema de la homosexualidad?

Entonces que es lo que les ha hecho entrar en razón (o perder un tornillo), a la Nueva Clase de Cuba, para pasar de la persecución a la conversión del homosexual en un ser intocable?

El mea culpa de un Fidel Castro senil, hablando con la prensa mexicana, no es suficiente. Tiene la palabra la Asamblea que comanda al Señor Estado.

Por cierto los cambios que que aparecen en relación al proyecto original de esta ley parecerían responder a un ejercicio de aceptación del activismo ciudadano poco usual dentro del sistema político cubano, me refiero concretamente a la aceptación de las observaciones al Código del Trabajo plasmadas en una Carta Abierta dirigida al Presidente del Parlamento cubano, Esteban Lazo Hernández, con la firma del Dr. Alberto Roque Guerra y fechada el lunes, 12 de Agosto de 2013.

En su misiva, Alberto Roque, quien es en realidad un empleado del esa suerte de Ministerio de la Orientación Sexual en Cuba en que se ha convertido el CENESEX bajo el mando de Mariela Castro, se presenta como: ciudadano cubano, militante del Partido Comunista de Cuba y activista por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans y heterosexuales que también sufren discriminación por la ideología y el orden patriarcal y heterosexista que impera en la sociedad cubana.”

Según el activista (que no funcionario) la propuesta original para el nuevo Código presentaba elementos discriminatorios contra las personas no heterosexuales, y entre las cosas que le molestaba se encontraban era la dualidad de los conceptos de mujer u hombre, lo que en su opinión excluye a las personas que no se identifican con ninguno de los dos géneros o se encuentran en proceso de transición de un género a otro. No me extraña que pronto se forme en Cuba el lío que se está dando en Suecia y España donde niños que se consideran niñas quieren entrar al baño de chicas y viceversa.

Otra cosa que preocupaba al personaje del CENESEX era la categoría de sexo, y pedía (como al final logrará) sustitución por la de género (identidad y rol de género). El doctor atacaba la palabra sexo aduciendo que no sustenta científicamente, y considerándola obsoleta. Para ello da la siguiente fundamentación:


“El sexo legal depende del aspecto de los genitales de la persona o del sexo cromosómico, pero no siempre se corresponde con la identidad de género, además de que muchas personas no son ni varones ni hembras de acuerdo a otras variables biológicas que definen el sexo (personas intersex)”

Todo lo anterior es bien discutible, sobretodo cuando se sabe como un tipo especial de propaganda, educación por no hablar de la intensión de especialistas del tipo Roque, amen de mutaciones neurológicas puede inducir a es este tipo de inconformidad del individuo con su sexo cromosómico, que es el que por lo general puede garantizarle su reproducción, y es ahí donde está el peligro y la razón de todo el empeño en la “deconstrucción” del sexo.

Pero hay que ser honesto y reconocer que no todo estaba errado en la Carta Abierta, quizás en lo que si tenían razón su autor, es el cuestionamiento del uso a estas alturas del concepto “razas”, otra cosa es la validez de un cuestionamiento del término basado una mezcla retórica martiana con las opiniones ya más sólidas del antropólogo Fernando Ortiz, al que se le endosa un “Don” que nada tiene que ver con la etiqueta popular cubana aunque si con la que se emplea dentro de algunos círculos académicos para endiosar al respetado estudioso.

Otra las cosas que quiso incorporar el empleado de Mariela en su en el preproyecto es el tan llevado y traído anglicismo mobbing. No es otra cosa que “trajín” (para usar un cubanismo) de toda la vida que el académico define como ” es una agresión psico-traumática de un grupo acosador (instigador/es, adeptos y testigos mudos) hacia la víctima diana, cuyo objetivo es anularla como individuo libre-pensante hasta conseguir su sometimiento o su exclusión del grupo de trabajo”.

Tal parece que se estuviera refiriendo a las implementadas por el estado cubano contra las personas que no le son ideológicamente afines, no es así, el “mobbing” solo puede existir para este especialista si la victima de tipo de hostigamiento sutil y perverso, cuya estrategia es premeditada con el objetivo de anular a su víctima-diana, es un homosexual. De ampliar su rango no estaría donde estaría, apadrinado y haciendo de testaferro de Mariela Castro, actual responsable en Cuba uno de los carriles mas importantes con los que cuentan los enemigos del crecimiento poblacional, el de la reprogramación sexual.

Volvamos al blog de Paquito

En otra de las entradas del Blog de Francisco Rodríguez titulada: Incluyen cláusula contra discriminación por orientación sexual en proyecto de Código de Trabajo ya nos había explicado la inclusión de la no discriminación por orientación sexual entre las modificaciones hechas al proyecto de ley del Código de Trabajo se trataba de la adición en el Artículo 2 de esa propuesta legislativa del siguiente enunciado:

“Todo ciudadano en condiciones de trabajar tiene derecho a obtener un empleo atendiendo a las exigencias de la economía y a su elección, tanto en el sector estatal como no estatal; sin discriminación por color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana”.

Paquito aplaude la adopción del término “género” . Lo que significa que tal y como lo había pedido Roque se ha introducido en el cuerpo de la “legislación socialista”, algo que la aparta de plano de su fundamentación marxista-leninista, la dogmática de las doctrinas Queers de las que el castrismo tardío se está haciendo eco como forma de garantizar sus sobrevivencia, ante las elites que ponen y deponen los gobiernos del mundo.

El blogger también destaca la eliminación de la “opinión política” entre los elementos por los cuales no es aceptable discriminar en el trabajo, aspecto que sí estaba en el planteo original. Veamos lo que se proclamaba en el artículo 2 del anteproyecto original:
Los principios funda-mentales que rigen el derecho de trabajo
son:
a) toda mujer u hombre en condiciones de trabajar, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, religión, opinión política, origen nacional o social, y de cualquier otra lesiva a la dignidad humana, tiene derecho a obtener un empleo con el cual pueda contribuir a los fines de la sociedad y a la satisfacción de sus necesidades y las de su familia, atendiendo a las exigencias de la economía y a su elección, tanto en el sector
estatal como no estatal.

Ahora y en esto si concordamos con Paquito, se retroceso en ese mismo enunciado, pues se ha eliminado la “opinión política” entre los elementos por los cuales no es aceptable discriminar en el trabajo en virtud de la falta de derecho de los cubanos a pensar como quisieran.

Está claro que ya que se aprueban leyes de protección a la variedad sexual en nuestra no existe la menor razón para que no se haga otro tanto en la defensa de la diferencia de ideas. El que dude de la prioridad del problema solo tiene que calcular la cantidad de Cubanos que han sido obligados a dejar su tierra, ante la imposibilidad de ser escuchados y de canalizar formas de pensar que harían de la isla una tierra acogedora para buena parte de esos miles de hijos que, al marcharse de ella han botado con los pies. Estos por no hablar de aquellos que pasa conservar sus puestos se mantienen en silencio, ocultando la ideología en los armarios que ya no necesitan Paquito ni los de su bando.

Un buen ejemplo de lo que pasa cuando se sale de ese escaparate lo tenemos en el caso de otro Doctor Roque, el optometrista Jimmy Martínez, quien por decir los piensa ha perdido dos veces su trabajo, es lo que nos cuenta en su artículo “Mi primer despido “a lo cubano”.

En realidad con el cacareado Proyecto de Ley Código de Trabajo cubana, en particular en lo que atañe al derecho al trabajo y la defensa contra la discriminación, pasa lo mismo que con la del aborto en España, se ha dado un paso alante y dos atrás, no hemos logrado nada, por el contrario hemos cedido al nuevo orden maltusiano al que no frenan las fronteras ni las ideologías, que primero “protege” y después promueve, ahora la homosexualidad, mañana el bestialismo y la pedofilia, todo frente a un ciudadano, que lo mismo bajo el capitalismo, que el socialismo, se encuentra maniatado, al que sólo se le permite tragar y callar.

Lo que de verdad se censura

23 Dic

¿Censura de la “vulgaridad” o de la heterosexualidad? . El propagandista castrista Edmundo García se hace eco y respalda desde Miami la creación de una comisión que valorará el contenido de los videos clips cubanos. Veamos lo que dice Notimex sobre el asunto:

La Habana, 19 Dic. (Notimex).- Un “grupo multidisciplinario” fiscalizará cada videoclip antes de ser emitido en la pantalla chica a raíz de preocupaciones expresadas por diputados y organismos oficiales de la cultura, informó hoy el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

El vicepresidente del ICRT, Omar Olazábal, dijo que esta medida marca “un punto de giro en la calidad de la programación musical”, según versiones de su intervención ante la Comisión de Cultura, Educación, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente del Parlamento.

De acuerdo con un reporte de medios oficiales, Olazábal indicó que esa comisión revisora estará integrada por músicos, artistas de otras manifestaciones y expertos de las Ciencias Sociales.

Según el ejecutivo, su fin será “preservar el carácter de responsabilidad social que los medios de comunicación cubanos poseen”.

Representantes del Instituto Cubano de la Música y de la Asociación Hermanos Saíz argumentaron que esta medida se complementará con la promoción de jóvenes valores de la canción, a quienes ambas instituciones atribuyen un “alto nivel estético”.

Por otra parte, Olazábal anunció que una de las metas del ICRT para 2014, es aumentar la presencia de dramatizados nacionales en la programación, entre ellos, los teleplays cuya grabación se detuvo por años debido a los altos costos.

En la actualidad los televidentes cubanos parecen disfrutar más de series como “La bella y la bestia”, “Bones” (Huesos), “Rizzoli and Isles”, y temporadas del gustado “CSI”, así como documentales y novelas elaborados en otros países.

Olazábal anunció que un nuevo serial, “Operación 106”, ocupará casi todas las noches de domingo, dedicada en el principal canal a los policíacos cubanos como “Tras la huella”, uno de los pocos que atrae a la teleaudiencia.

Otros de los principales propósitos para el próximo año de la televisora oficial, calificada de rígida y aburrida por algunos de sus críticos, será revitalizar la filmación de novelas con temáticas contemporáneas y programas infantiles de corte didáctico.

Olazábal formuló sus anuncios 10 días después que un taller conjunto de las oficialistas Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), propusiera crear un “Grupo de Revisión y Reflexión” sobre materiales audiovisuales basado en el enfoque de género.

En septiembre pasado, el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, reclamó ante el primer Festival de Radio y Televisión Cuba 2013 un mayor compromiso desde la realización audiovisual para enfrentar lo que llamó “pseudocultura” impuesta por los medios hegemónicos.

NTX/FRC/LRL

Conociendo el odio que tiene el puritanismo feminista contra el hip-hop y la claudicación del régimen cubano ante los dogmas de género ya sabemos por donde pueden ir los tiros,  de esta comisión la cual actuará seguindo los pasos de la burocracia cultura contra el “chupi chupi” o como según nos cuenta la película sueca “El médicos” con el el “chupa chupa”.

Claro lo que preocupa es que el chupeteo musicalizado sea entre él y ella,   pero no  entre ella y ella o él y él, para los últimos casos ho hay comisión que valga.

Del aborto en España: proyecto para una Ley desdentada y sexista

21 Dic

El Gobierno retoma el sistema de indicaciones avalado por el Tribunal Constitucional y garantiza que las menores tengan que contar con sus padres en caso de aborto.
Por primera vez despenaliza a la mujer que interrumpe su embarazo.
En caso de violación las mujeres podrán abortar en las doce primeras semanas.
Se podrá interrumpir el embarazo hasta la semana veintidós si existe grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la mujer.
Será necesario un informe previo emitido por dos médicos ajenos al centro donde se realizará el aborto que acredite los peligros que afecten a la mujer.
La mujer dará su consentimiento expreso en un plazo de siete días tras recibir información y asesoramiento.
Los supuestos despenalizados de la interrupción voluntaria del embarazo estarán incluidos en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud.
Se regula en detalle la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios.
Informe sobre el anteproyecto de Ley de Protección de vida del concebido,Viernes, 20 de diciembre de 2013. Publicado en la página de La Moncloa

El Consejo de Ministros español ha aprobado el anteproyecto de reforma de ley del aborto conocido oficialmente como Ley Orgánica de protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada. Pero no se llame engaño, a pesar de tan rimbombante nomenclatura, el aborto seguirá considerándose en España como un “derecho” (arbitrariedad) de las mujeres, una potestad sombre el nonato que le es exclusiva, en el sentido de que la opinión del padre importa un comino.

En el Gabinete, programa de Onda Cero, presentado por Julia Otero, se ha debatido el tema con Julián Casanova, Elisa Beni y Manuel Delgado.

A pesar de lo inócuo del anteproyecto, los contertulios se desgarraron las vestiduras, reduciendo la propuesta a una imposición religiosa y usando argumentos “racionales” en contra de lo que consideran retroceso, que si lo fuera en realidad, sería en relación mas que a los derechos constitucionales, a las leyes antivida promovidas en España a partir de la transición de Franquismo al Juancarlismo.

En el programa no ha faltado la agitación, que he escuchado en otros medios del país, para lanzar las multitudes a la lucha por recuperar el derecho de las madres (que no de lo padres) a dar muerte a sus fetos, lo cual parece ser el mejor acto de “antifanatismo” que los invitados de Julia Otero pueden imaginar .

Lo que está claro es que este tipo de creador de opinión no acepta el menor cancaneo en la reducción de la natalidad; carrera emprendida por España, bajo el auspicio Europeo con resultados y desgracias más que evidentes.

Y es precisamente la acusación contra el gobierno, de estarse alejando de Europa, el alegato que más se usa en el programa radial.

Evidentemente los opinadores, en su adoración de las nuevas estructuras que manejan la vida del viejo continente, desconocen, o no les conviene ver que la Unión Europea, lejos de ser un modelo ideal de legislación se ha convertido en un paradigma de sometimiento de los ciudadanos a una elitocracia que dicta los que vemos y escuchamos tanto en los medios como en las escuela, no hace pensar y “opinar” como a ella le conviene y simplemente aceptar, sin mucha resistencia sus mandatos moral o político.

De alguna manera esto es lo que ha reconocido, con todo cinismo, el neomaltusiano noruego Jeorgen Randers, coautor Junto al Dennis L. Meadows, del célebre “informe” Los límites al crecimiento (en inglés The Limits to Growth) encargado al MIT por el Club de Roma.

En declaraciones publicadas el 16 de abril por la revista semanal Sette Green del periódico italiano Corriere, Della Sera, Randers afirmaba, desde sus dogmas ecologistas, que sólo la elitocracia iluminada puede salvar, ya no a Europa, sino al planeta, ya que la democracia ha fracasado gracias a visión a corto plazo que tiene el hombre. Paradójicamente los que están pensando a corto plazo son los defensores del aborto. Para Randers pocos son los países capaces de desarrollar políticas a largo plazo y convencer ( o fuerza ) a sus ciudadanos a tomar el camino más de cerca, y no diferencia entre regímenes políticos, entre sus preferencias están lo mismo Alemania (creación a su imagen y semejaza de los vencedores de la primera guerra mundial), que China (buena controladora de la natalidad por supuesto). Pero el mejor está en la Comisión de la Unión Europea, una elitocracia formada por “personas muy competentes”, no controladas por un Parlamento Europeo, que no aprueba resoluciones, si estas, no son aprobadas previamente en los parlamentos nacionales.

Otro de los casos que impresiona al noruego, es Italia con su actual gobierno tecnócrata, dirigido por Monti y que recuerda a la Roma de hace dos mil años; gobernada dictatorialmente, en situaciones de emergencia.

Pues bien, esta suerte de fascista autorizado a diletar sobre el desarrollo humano, desde las páginas del magazine que le entrevista, ha pedido, a los jóvenes que pongan de su parte teniendo la menor cantidad de hijos posible, sobre todo en los países industrializados, en un hijo, en promedio, consumen 40 a 60 veces más recursos y la energía de un niño en la India.

Su modelo (y por lo visto también el de los participantes del Gabinete) es una Italia con la tasa más baja dennatalidad en el mundo ( 1,3 hijos por mujer). Esto no ocurre por que los italianos son más conscientes sobre el medio ambiente, sino “porque han creado una sociedad en los últimos 20 años , lo que hacía totalmente imposible que una mujer tenga un puesto de trabajo y al mismo tiempo un niño, en tal situación los italianos de forma muy sabia y racional (no habla del poder propagandístico que tienen los colegas de Onda Cero en Italia), eligieron el trabajo; eso es lo que según cree este neo maltusiano, a quien alegra el declive demográfico puesto en marcha en los países menos desarrollados, gracias a la urbanización, pues como bien dice el propio Randers en los campos un niño es una ayuda, en los barrios pobres es una boca más que alimentar.

Esta fórmula podríamos invertirla diciendo que en el campo al ser una ayuda, el niño se gana su derecho a la vida, en la ciudad se le niega esa posibilidad y literalmente se le aniquila y es para impedir el menor estorbo a este aniquilamiento que ya los tecnócratas están moviendo sus hilos dentro de la media Española; ahí tenemos las 10 razones que enarbola desde las páginas de El País para defender el mantenimiento de la actual ley de aborto, la María Isabel Serrano Sánchez, de la Fundación Mujeres y María Luisa Soleto Ávila de la Fundación ideas para el Progreso habrá que ver si quienes financian dichas Fundaciones de verdad están interesados por las mujeres y las ideas. Para Serrano Sánchez y Luisa Soleto, habrían que conservar la actual legislación porque según ellas “funciona”, resuelve problemas de inseguridad jurídica, “respeta a las mujeres”, es conforme a la Constitución, respeta mejor la vida en formación, es la mayoritaria en Europa (ya hemos visto el mejor contra argumento arriba), no distingue entre pobres y ricas, la población está conforme, hace la práctica del aborto más segura y equitativa, porque es una ley eminentemente preventiva y porque derogarla supone un retroceso social de décadas.

En oposición a este artículo vale la pena leer “Los 10 bulos más frecuentes sobre el aborto que aparecerán estos días en los medios” que firma Benigno Blanco, Presidente del Foro de la Familia, publicado en el semanario Alfa y Omega. Veamos sus argumentos:

Cuando se habla del derecho de la mujer a decidir, nos recuerda el activista, es como si se hablara de la época en la que los libres podían disponer de la vida de los esclavos, los padres de la vida de los hijos recién nacidos, los hombres de la vida de la mujer, los arios de la vida de los judíos, o los blancos de la vida de los negros, o a las embarazadas de la vida de sus hijos no nacidos o lo que es lo mismo de la denegación del derecho a la vida de los esclavos, los recién nacidos, las mujeres, los judíos, los negros o los aún no nacidos.

No es cierto que existan dudas razonables sobre cuándo se origina la vida humana. Hay evidencia científica de que la vida individual -y no sólo en la especia humana- se origina con la concepción al formarse el patrimonio genético del individuo que le definirá para siempre como uno de la especie humana sin margen de duda alguna.

No hay ninguna evidencia científica de que no se legaliza el aborto, habrá abortos clandestinos y morirán muchas mujeres. En los países donde el aborto está prohibido (por ejemplo, Irlanda) la mortalidad femenina por razones atinentes al embarazo y el parto es inferior a la de países vecinos donde el aborto es legal (por ejemplo, Gran Bretaña). Lo mismo sucede en Chile, único país de su entorno donde hasta el momento no se permite el aborto por ninguna causa, respecto a los países vecinos. Por otra parte en todos los países donde se ha legalizado el aborto, su número ha aumentado cada vez más.

Ningún instrumento de derecho internacional en materia de derechos humanos reconoce el derecho al aborto, ni con carácter universal (ONU), ni regional (tratados europeos o latinoamericanos de derechos humanos). Así lo ha establecido el TEDH respecto a Irlanda, por ejemplo.

No es cierto que normalización del aborto sea la única opción progresista y que su implantación es imparable, no es verdad que sin el aborto, la bomba demográfica explotaría y la vida en la tierra sería imposible (A pesar de lo que plantean los maltusianos), por el contrario, lo que hay es un grave problema demográfico de envejecimiento de la población que hace peligrar la subsistencia de nuestras sociedades en Europa, en España, incluso países como China, que han apostado por el aborto como instrumento de control de la población.

El aborto no es una conquista feminista, es una solución machista a un problema de todos la garantía de la irresponsabilidad sexual del varón que gracias a él, deja en manos de la mujer toda la responsabilidad de las relaciones sexuales: gracias al aborto, el varón se desentiende de las consecuencias de su actividad sexual, abocando a la mujer a abortar (y es ella quien cargará con el peso moral, sicológico y vital de esta decisión), o a asumir las consecuencias (la responsabilidad sobre el niño) en caso de no hacerlo. Cuando se legaliza el aborto, la mujer se puede ver sometida a todo tipo de presiones para abortar.

Sin aborto legal, la revolución sexual estaría en peligro ya que la irresponsabilidad sexual sistemática y generalizada no sería posible.

Las leyes permisivas del aborto crean estructuras de violencia estructural sobre la mujer para que aborte que no existirían con carácter general si el aborto no fuese legal. Esta legalización introduce en el ordenamiento jurídico la violencia como forma legítima de resolver problemas.

El aborto legal supone que el Estado asume que no debe proteger la vida de un grupo de seres humanos, los no nacidos. Se degrada así el compromiso ético y humanista del Estado.

Exigir la prohibición del aborto no es necesariamente el producto de la injerencia de la Iglesia en la vida pública de una sociedad pluralista. Hipócrates y Galeno que no eran católicos se oponían éticamente al aborto. Por otro lado muchas de las cosas que prohíbe la iglesia también son racionalmente ilegales asesinato, la violación, el robo, etc.

A grandes rasgos estas son las razones de Benigno Blanco, con las cuales coincido sin necesidad de ser cristiano, mientras que por otro no sé, si la “mujerista” y la “idealista” que firman el artículo del País que tanto defiende la legislación vigente sobre el aborto están concientes de que está contribuyendo en España a un genocidio similar al que vimos en Italia.

Con un índice de fecundidad 1,32 el país ibérico ya no puede garantizar una pirámide de población y ha pasado de los 15.000 casos de abortos clandestinos a 118.000 casos legales. Evidentemente dentro de la Fundación Mujeres o en la de Ideas Para el progreso a nadie parece importarle los 1,7 millones de abortos que han tenido durante el régimen Juancarlista entronizado en 1975, exterminio frente al cual la actual legislación no significa freno alguno. Ni siquiera lo será el nuevo proyecto de Ley que no va mucho más allá del propuesto por los socialista en el año 1983, cuando el Gobierno del PSOE de Felipe González despenalizó (que no legalizó) el aborto.

La ley de 1985, penalizaba con cárcel a las mujeres que interrumpían su embarazo, la vigente sólo contempla la pena de multa; la que nos trae los populares, ya viene sin dientes al no establecer sanción alguna contra la “madre” abortera, tampoco será castigada la embarazada que provoque su propio aborto por imprudencia, ¿no sé a qué tanto escándalo? tampoco me queda claro la manera en que aseguran la protección del concebido cuando su eliminación no se condena, bien que cuando se trata de “violencia de género”, real o construida, el castigo está garantizado no así la presunción de inocencia de la parte masculina.

De acuerdo a lo que explica el diario, la Razón de las mujeres españolas, si bien no sufrirán ningún reproche penal cuando aborten, antes de hacerlo deberán conocer las consecuencias de ese acto y necesitarán el aval de dos médicos que certifiquen que continuar con su embarazo producirá un grave riesgo para su salud física o psíquica.

La ley en discusión fija en 22 semanas de gestación el plazo máximo para abortar y sólo se podrá superar el mismo cuando exista un peligro vital para la mujer o el peligro para la salud de la madre derive de una anomalía del feto incompatible con la vida, que no se hubiere detectado antes.

Así mismo se prohíbe la publicidad sobre la servicios de centros dedicados a la interrupción de embarazos, se regula pormenorizadamente todo lo relativo a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios.

En caso de Violación, la cual es aceptada para interrumpir la gestación, se requerirá la presentación de la denuncia previa por parte de la mujer.

Como norma general, se fija en 22 semanas de gestación el plazo máximo para abortar, pudiéndose interrumpir el embarazo fuera de ese plazo sólo cuando no se hubiese detectado o podido detectar anteriormente la anomalía incompatible con la vida del feto o cuando exista riesgo vital para la mujer.

Así mismo La malformación del feto dejará de ser considerada como motivo para el aborto . La mujer que desee abortar antes de las 22 semanas, necesitará de un informe previo emitido por dos médicos especialistas en la patología que genera el grave peligro para su vida o su salud de la mujer y ajenos al centro donde se practique la interrupción del embarazo. Si el peligro tiene su origen en anomalías incompatibles con la vida del feto, el informe sobre la madre sólo tendrá que estar firmado por un médico.

Si hay peligro vital para la mujer, no será necesario ningún informe. El anteproyecto diferencia entre las chicas de 16 a 18 años, en lo concerniente al asentimiento de los padres o tutores.

Por ello tiene toda la razón del  mundo Ignacio Arsuaga, el presidente de Hazte Oír y de la plataforma pro vida Derecho a Vivir, cuando valorando el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Mujer Embarazada, afirmó que “Cualquier mujer que quiera abortar va a poder seguir abortando”,  considerándola como una ley “Objetivamente mala”  que permite acabar con la vida de determinados seres humanos que todavía no han nacido”, además de puntualizar que con el llamado “riesgo para la saludad psíquica de la madre” se mantiene un “coladero”, entiendo para el negocio de las clínicas aborteras.

A pesar de esto, no se hizo esperar la reacción política del resto de las marionetas del sistema pluripartidista;  el PSOE  pescó en las aguas revueltas por los medios llamando a movilizaciones contra la reforma de la ley del aborto por “recortar libertades” y acusando al proyecto de responder a intereses electorales (lo cual no es mentira), por su parte los neocomunistas de IU considera que se trata de una “involución de 30 años en los derechos de las mujeres”, hasta los mas racionales de UPyD se han sumado a la algazara, aduciendo que el proyecto “afrenta a la sociedad laica y plural”

Pamplinas. Los amagues antiabortista del Rajoyato no tienen substancia y son un amago mas de esa tecnocracia que lleva a los españoles por el camino de la amargura, no importa el disfraz ideológico que empleen sus marionetas, son parte del teatro de La democracia cuya función principal es adormecer al ciudadano frente a un poder que no puede controlar (aunque se crea el soberano), la mejor muestra de ello lo tienen en el comportamiento de esa ilusión que son los “partidos políticos”, quienes una vez acomodados en el aparato estatal, supuestamente gracias al voto del ciudadano, no tienen el menor reparo en traicionarle cuando el interés del estado, o para ser mas exacto las consideraciones de la tecnocracia así lo determina, a pesar de programas, promesas, ideologías o cualquier otra maruga con las que embobecen a sus electores, colocándose al servicio de esa élite que tanto alaba Randers.

Es por el designio de esa tecnocracia, ni siquiera por la presión de los alabarderos antivida que el aborto como norma se ha impuesto en España.

Al nuevo proyecto de Ley, mas allá de algunas incomodidades Administrativas y reducción de prestaciones, no significará un gran cambio dentro del sistema establecido para reducir la temida reproducción de españoles.

Aunque debemos, por lo menos, reconocerle algún elemento ideológico positivo, como el de excluir los pretexto para el aborto las mal formaciones o la posibilidad del nacimiento de un niño con síndrome de Down, debemos estar concientes de que la nueva ley Gallardón se mantienen apegado a una filosofía inhumana, que justifica impedir el nacimiento de un niño si el padre ha violado a la Madre, ¿cómo si el hijo tuviera la culpa de quien en su padre? o incluso por algo tan subjetivo como el que la anomalía del hijo pueda afectar psíquicamente a la madre. Estamos arreglados.

Todo ello en un contexto legal donde el padre es borrado como sujeto de derecho, donde al progenitor masculino, se le niega el derecho más elemental, el de vetar el aborto de un ser que porta sus genes hacia el futuro, al tiempo que se defiende el derechos de la madre al parricidio del hijo por nacer.

Y todavía los mentecatos de Onda Cero llaman a los hombres a defender una ley que, amén de atentar contra la vida, les discrimina como género, que no respeta en el más mínino los derechos naturales de la paternidad. ¿Serán necios?