Archivo | febrero, 2020

Cuán sacrílegos fueron Los Clandestinos (I)

29 Feb

Ya casi nadie se acuerda de ellos, pero hace un mes apenas hablaban de otra cosa quienes en las redes lideran el anticastrismo. Incluso una publicación tan seria dentro de la diáspora cubana como o en Cuba encuentro le dedicó buenos espacios, veamos algunas muestras:

…Lo más grave de lo sucedido con los bustos de José Martí no es el acto en sí, sino lo simbólico del desatino: la mayoría de los jóvenes cubanos desconocen el Apóstol verdadero, y lo vinculan al desastre, a la falta de una vida feliz y con esperanzas. Ante la ausencia de bustos y estatuas del Difunto, el verdadero culpable, quien como sabia y premonitoriamente había dejado claro en su testamento que no los quería, los “Clandestinos” la emprendieron con el menos responsable, José Martí. Esa es quizás la lectura más alarmante y triste de todo este penoso episodio….. ¿Alguien puede creer que el Apóstol hubiera conducido a un grupo de jóvenes a esa carnicería sin que lo supieran hasta unos minutos antes? No fue el Difunto el primero en autotitularse heredero del legado martiano; en toda la ordalía republicana no hubo un solo presidente que no se considerara el más “martiano” y “revolucionario”. Pero ninguno tuvo un poder tan absoluto ni tiempo suficiente como para construir en la mente de sus conciudadanos el paralelismo entre él y el mártir de Dos Ríos. Esa ventaja solo la ha tenido quien sobrevivió lo suficiente para hacerlo pedestal…Es lógico que tras muchos años de adoctrinamiento y el fracaso rotundo del castrismo en todos los órdenes, las generaciones más jóvenes la “cojan” con Martí. Y no porque este sea impoluto de errores humanos y políticos. Como afirmaba un ensayista e historiador cubano —no orgánico, fertilizado con el mejor abono capitalista—, algún día tendremos que hacer una crítica objetiva, desapasionada de nuestro héroe nacional si queremos tener una república democrática, moderna, no una dictadura patriarcal. Los jóvenes cubanos en general no pueden saber que no hay ninguna semejanza entre el Difunto y José Martí, ni en sus historias personales, el físico, la ideología de ambos, sus espiritualidades….
Clandestinamente disgustados y equivocados, Francisco Almagro Domínguez, Miami | 13/01/2020

” La madrugada del primero de enero, dos comemierdas enrumbaron por un tramo vial de La Habana con más cámaras de seguridad que cámaras en el inventario del ICRT y del ICAIC juntos para embarrar con sangre de cerdo bustos de Martí y vallas del DOR o como se llame. El G-2 supo de antemano que detrás de estos hechos no estaba la CIA y a la postre cayeron en el jamo los embarradores Panter Rodríguez y Yoel Prieto, así como Guillermo Mendoza y Jorge Ernesto Pérez, implicados en tomar imágenes y transmitirlas.

Además del canto de los embarradores en chirona, el instructor policial Francisco Estrada aplicó la regla follow the money. Pidió informe a FINCIMEX, sociedad “privada” cubiche constituida en Panamá y administradora monopólica de las remesas a Cuba, para averiguar bien por dónde le entraba el agua al coco. Salieron a relucir los remitentes de plata a los detenidos y allegados suyos. Puesto que los primeros implicaron a Ana Olema Hernández, residente en Miami, como enlace y pagadora, cabe desmentirlos con certificación de Western Union de que ni ella ni nadie allegado a ella envió jamás dinero a esos comemierdas.”

Clandestinos y su asalto al poder simbólico, Arnaldo M. Fernández, Broward | 03/02/2020

Hace muchos años escuché entre asombrado y desconcertado a un buen amigo, declarando en público que ya debíamos desembarazarnos de Martí y dejarlo por fin dormir en paz el sueño de los justos. Con el tiempo he ido asimilando aquella idea, y hoy le reconozco que tenía toda la razón. Quizá la precoz audacia de la declaración me turbó, y a la larga ese movimiento telúrico interno provocó una sana reflexión ajustadora.

Pero probablemente algo de eso también estaba en la intención, consciente o no, de los iconoclastas “Clandestinos”…Insisto: “Martí”, como la célebre pipa de Magritte, que tanto ocupó por su paradoja al mismo Michel Foucault, NO es Martí: es sólo su imagen manipulada y nada más. Ceci n’est pas Martí, aunque la mirada, víctima de un trompe-l’oeil, de un hábil trampantojo, nos indique algo distinto, pero esto es un asunto no de la vista, sino de la memoria y la conciencia.

No hay que equivocarse ni andarse por las ramas: al manchar de rojo unos bustos espantosos, realmente horribles, sólo han hecho un acto de ajuste estético y político por encima del referente. El ataque que involucra es en realidad al que convirtió esos bustos en una vacía repetición infinita e inocua, a quien lo utilizó como señuelo para disfrazar su hambre de poder y de gloria, y a ese y sus herederos va dirigida la marejada roja.

Martí y Magritte, Alejandro González Acosta, Ciudad de México | 13/02/2020

De alguna manera vemos arriba tres visiones bien diferenciadas, la de quien se indigna por el sacrilegio, la del que lo hace por la torpeza y la del que le resta importancia interpretando el atentado como una simple transgresión usando como materia la simbología oficial a la que, por cierto, las artes nos tienen acostumbrados en Cuba desde hace unos cuarenta años.

Sin dejar de reconocer los grados de verdad que se encierran en cada texto. Tengo mi propia opinión sobre lo que significó Clandestinos, aquí las adelanto antes de que nos los borre de la memoria, el tiempo y sobre todo la inconveniencia de lo que hicieron.

Una serie española y una película cubana como inspiración gráfica

Nunca imaginé, por más lecturas que le hiciese a La Casa de Papel, tan enfocada en demoler un estado de corte liberal como el español,  que este material audiovisual, terminaría inspirando a lo que parece ser un fenómeno de reacción a un estado de corte comunista como es el cubano.

 

Por suerte no se trató de repetir la acción violenta fundacional del régimen actual. Los llamados Clandestinos, como ya sabemos, se limitaron a mancillar con sangre de cerdo los bustos de José Martí y hacer circular imágenes en la que se mezclaban la foto de un personaje disfrazado como los resistentes de La Casa de papel como el mono de faena rojo,  con una careta del Salvador Dalí -quien pesar de su vanguardia,e fue un pintor muy allegado al nacionalcatolicismo y por tanto a la dictadura Franquista- con la imagen la imagen de los protagonistas de una película mediocre cubana llamada Clandestinos.  Se trata de un filme que idealiza la lucha armada contra la dictadura de Batista.

De alguna manera el pastiche intentaba sincretizar héroes del presente, adorado por cuanto joven en el mundo tiene algún tipo de acceso a Netflix, con héroes del pasado creado por la propia revolución y que a duras penas conocen o reconocen los cubanos.

El arte de pelearse con los tres bandos

Esta resistencia criolla resulta interesante por lo ambigua. Elige como estrategia mancillar una figura que reivindican como suya, tanto para el exilio cubano en Estados Unidos como para el gobierno isleño al que el primero se opone.

Se ha creado la paradoja de que si uno de estos dos sectores, el anticastrismo o el castrismo, arremete contra el icono en cuestión, la opinión pública en general terminará rechazando al grupo que la atacó.

Es por ello por lo que no se hizo esperar la crítica casi coincidente, pero desde ambos lados de la trinchera, contra Clandestino, así sus miembros, se vieron zaheridos, lo mismo de la oposición que de la dictadura.

Es más si para algo sirvió clandestino es para escudar a un sector de la intelectualidad cubana cada vez más crítico de su sociedad que no acepta el cartel de contrarrevolucionario. Tal sería el caso por ejemplo,  del actor Luis Alberto García, cuyo rostro de su época juvenil, junto a la de su colega, Isabel Santos, los dos protagonistas de la película referida,  ha sido “expropiado” por el movimiento subversivo,  algo que el artista ha criticado severamente en las redes. Otro caso sería el de un realizador que suele colaborar con García, el irreverente  Eduardo del Llano,  los mas comendidos redactores de Joven Cuba, todos críticos de los sacrilegos Clandestinos.

Nada como señalar a un crítico extremo, para quitarse el cartelito de hipercrítico, que se le da en Cuba a quienes no se identifica en un 100 por ciento ni con el exilio, ni con el gobierno, así pues si algo bueno trajo Clandestino es haberle permitido a la neodisidencia mostrar su lealtad al sistema socialista, más que su gobierno.

Continuará…

Una justa reivindicación hispano-cubana

28 Feb

Ferrán Núñez, director del periódico digital Españoles de Cuba acaba de publicar un video en su canal de YouTube.

El material está tomado de una entrevista que le realizara el 27 de febrero de 2020, la directora del Grupo ARISTEO, Estela Marina. En ella se aborda la propuesta que ha hecho el Consejo de Residentes Españoles de Cuba (CRE) de incluir en la ‘Ley de Nietos’ a los descendientes de los españoles que no pudieron inscribirse en el registro habilitado para ello en 1899.

Entrevista con su coterránea, el director de Españoles de Cuba y aprovecha la ocasión para defender el derecho a la nacionalidad española de los descendientes de cubanos que lucharon por España entre 1895 y 1899 toda una contribución a la misión impostergable que tenemos los hispanos de las Américas y de Europa de reconstruir la unidad política de los pueblos que hablan español.

 

A Ferrán le asiste toda la razón. Esas personas eran españolas, incluso lo eran sus enemigos, todos los cubanos éramos súbditos de la Corona y por tanto tan españoles como los súbditos peninsulares. Nunca olvidaré el impacto que me causó tener en mis manos el título de bachiller de mi bisabuelo materno, Arturo Aulet, quien terminará la guerra con los grados teniente coronel del ejército independentista, en donde se estipulaba claramente su condición de súbdito de España, lo que hoy equivaldría a ser ciudadano español.

Por cierto, respeto el valor de este antepasado mío, lisiado de guerra y patriota convencido, pero a la altura de todo lo visto y leído considero un error, su adhesión a la guerra innecesaria convocada por Martí. Ocurre que tengo que reconocer mi detestado Churchill tenía razón cuando avizoró, como observador británico en las filas españolas, durante la misma contienda, la independencia no traería nada mejor para la tierra que nos vio nacer.

“Amicus Plato sed magis amica veritas” (Amigo es Platón, pero más amiga es la verdad),Hoy sé, por más que me duela, que el sacrificio del bisabuelo, de su padre y tocayo, mi tátara, también fue independentista y de otros muchos de su sangre que no sobrevivieron a las refriegas, no valió la pena, sé que desde el cielo me darán la razón, maldiciendo al maestro de logia que los manipuló, para que lo dejaran todo y se fueran a la guerra renegando de la madre patria.

El problema radica en la ficción que borro de un plumazo aquel hecho jurídico innegable de que todos aquellos cubanos, los de uno y otro bando, eran españoles, situación absurda nacida durante la ocupación y acentuada por un ibero centrismo, que aunque hoy nadie lo note en España, fue resultado de una imposición del vencedor anglosajón, en contubernio sus agentes dentro del gobierno español de entonces, que fue, más que sus militares y voluntarios cubanos, el máximo responsable de la entrega de Cuba al invasor norteamericano. Un mal que todavía se mantiene y al que Núñez ha sabido plantar cara ante la cámara.

El problema es que esta misma hidra sigue viva amparando el independentismo actual español, es a lo que te estas enfrentando y ella no entiende de lógica de justicia histórica, de lo contario siguiendo lo estipulado en La Pepa debería reconocer igual al resto de los españoles de América y esto no lo puede permitir quien desde su “liberación” mangonea a Europa sin que esta se dé por enterada, es decir la pérfida corona inglesa.

La Casa de Papel: o el asalto a un Estado muy concreto

28 Feb

Debo reconocer lo mucho que me gustó la serie española La casa de Papel, sobre todo en sus primeras etapas. Se trata de una serie española protagonizan entre otros artistas “seriales” de primera por Álvaro Morte, Úrsula Corberó, e Itziar Ituño. No solo me parece técnica y artísticamente impecable, como serie televisiva, sino que desprendía un tinte anarquista con el que me identifico en términos generales. Creada por Álex Pina y producida por Atresmedia en colaboración con Vancouver Media con el objetivo de ser emitida en Antena 3, pronto Netflix descubrirá su valor y se hará de ella.

Netflix adquirió los derechos para transmitir la serie y distribuyó las dos primeras partes en su servicio de transmisión el 25 de diciembre de 2017 en todo el mundo, lanzando la segunda parte el 6 de abril de 2018 en todo el mundo. Para el primer trimestre de 2018 la serie se convertía en el habla no inglesa más vista de la plataforma en toda su historia.

El 25 de octubre de 2018 Netflix anunció rodaje de la tercera parte de la serie, confirmado que continuarían en la misma Úrsula Corberó (Tokio), Itziar Ituño (Raquel), Álvaro Morte (El Profesor), Alba Flores (Nairobi), Miguel Herrán (Río), Jaime Lorente (Denver), Esther Acebo (Mónica), Enrique Arce (Arturo), Darko Peric (Helsinki), Kiti Mánver (Mariví), Juan Fernández (Prieto) y Mario de la Rosa (Suárez). Además, adelantó qué, de alguna manera, volverá a la ficción Berlín, el personaje al que da vida Pedro Alonso. Así mismo se anunciaron los fichajes de Hovik Keuchkerian como Bogotá, Najwa Nimri como Alicia, Fernando Cayo como Tamayo y Rodrigo de la Serna como El Ingeniero.

 

Esta parte (2ª temporada) se estrenó el 19 de julio de 2019 a nivel mundial. La trama arranca con la misión de liberar a Río, capturado por la Interpol en Panamá. Y para ello el Profesor organizara el atraco el Banco de España, operación en la que tanto como su comando, juegan un papel fundamental las masas enardecidas contra las injusticias del Estado Español como fascinadas por los terroristas de rojo enmascarados con el rostro de Salvador Dalí.

Llama la atención que un servicio totalmente integrado al orden mundial imperante, como lo es Netflix, se lanzara este tipo de mensaje tan subversivo, me extraño hasta que llegué a la conclusión de que no se trataba de crear una estatofobia abstracta, sino de atacar a un estado nacional, en concreto, el español, hoy bajo el asedio de separatismos regionalistas que sin dudas tiene origen y sobre todo financieros, extranjeros, los mismos que jamás apoyarían una película de trama y discurso similares en contextos británicos o norteamericanos.

Ciertamente la serie ha ido degradando con el tiempo, por ejemplo, atenuando racionalidad del líder masculino Sergio “El Profesor” Marquina, tal vez porque al servirle para seducir y atrae a mujer policía que se le opone, da una señal de virilidad clásica un tanto inconveniente desde la ideología que genero por la que se rigen los materiales que ofrece el servicio online. El caso es que el profesor ha ido perdiendo peso en favor de un nuevo personaje, que lidera el operativo de la toma del banco de que parce perder tanto el control de los acontecimientos como el de sus sentimientos, el control y sus reacciones son más histéricas que nunca en su lugar el protagonismo lo lleva el nuevo líder de la operación un sádico homosexual argentino.

Evidentemente para los realizadores españoles de la serie arriba mencionada ha pesado más que la homofilia su xenofobia el sudaca no podía ser un verdadero héroe o algo por el estilo. Que un personaje sea Gay y malo al mismo tiempo no es algo que se estile en los cánones por los que se rige la industria cultural en Occidente, así que no me sorprenderá ver enmendar el error a los realizadores de este magnífico serial. A lo que estoy seguro de que nunca renunciaran será a envenenar la imagen del estado nacional del que un día salieron nuestros abuelos y cuyo destino en tiempos de fragmentación, incluso en la pantalla, no debería sernos ajeno.

Respeto por la vida y la identidad sexual natural

28 Feb

15 de octubre de 2019. La televisión sueca muestra un debate sobre: ¿A qué edad deben los niños que sufren de disforia de género deben recibir terapia hormonal o cirugía sexual? Participan el filósofo Alexander Bard y el político Alexandra Ward Slotte.

Una de las cosas que se puede aprender del materialismo filosófico que practican los seguidores de Gustavo Bueno, es que no resulta imposible, desde un punto de vista atea, extraer valores positivos, éticos y hasta cognitivos del catolicismo, es algo que intuitivamente vengo practicando desde hace tiempo, solo que hago el mismo ejercicio, además del catolicismo con religiones con las que los “buenistas”, de tan españolistas que son, jamás comulgarían, por ejemplo, el islam.

Pero volviendo al catolicismo, mi buen amigo Germán Díaz suele hacerme llegar un boletín que considero valiente, dentro del contexto sueco, tan protestante en su espíritu y a su vez secularizado como dominado por los dogmas de la ideología de género, me refiero con el envío a Respekt (Respeto), medio informativo del movimiento católico por la vida, cuyos enfoques, no por objetivos, dejan de rayar en la ilegalidad local.

Por su último número, correspondiente a la semana 9 del año en curso, me entero del juicio en Alemania del farmacéuticos que se negó a vender píldoras del día después por razones de conciencia, algo que ningún colega suyo en Suecia se atrevería a hace consciente de los mecanismos de control de la población que imperan en el país nórdico, y que vuelven en inexisten la libertad de conciencia lo mismo para un farmacéutico que para cualquier profesional de la salud cuando de regular la vida y la muerte se trata.

Quiero recordar aquí que, desde marzo del 2015, hace prácticamente 5 años, la cámara alta del Parlamento alemán (Bundesrat) dio luz verde a la venta en farmacias sin receta médica de la denominada píldora del día después, destinada a evitar embarazos no deseados. Lo curioso fue la justificación dada por el
ministro de Sanidad, Hemann Gröhe, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) presidida por Angela Merkel, explicando que la regulación estaba acorde con las directrices de la Unión Europea. Evidentemente es ella la que manda y no la ideología de los partidos de gobierno, para el caso alemán, supuestamente conservadora. El caso es que la medida antinatalista ya se aplicaba entonces en
varios países comunitarios, como el caso de España a pesar del invierno reproductivo que sufre. Por cierto, allí se dio un caso similar al que nos ocupa, cuando en el 2015 el farmacéutico andaluz Luis Melgarejo se negó a vender el medicamento, El profesional fue sancionado por la Junta de Andalucía con una multa de más de tres mil euros por negarse a vender la píldora del día después. Afortunadamente, el Tribunal Constitucional reconoció entonces el derecho a la objeción de conciencia del profesional. Pero no debemos confiarnos desde entonces ha llovido mucho, y los maltusianos locales siguen trabajando para frenar el derecho del colectivo de los trabajadores de la salud a objetar bajo el poder de las leyes abortistas imperantes.

Para el caso alemán, son sus farmacéuticos los encargados de asesorar a quienes solicite la píldora, para suplir así la prescripción facultativa. En el caso del profesional que actualmente se negó a dar estos servicios el Tribunal Laboral había fallado a favor del farmacéutico. Según la sentencia, no existió una violación intencional del deber profesional en la negativa del farmacéutico a vender la píldora del día después. “El acusado representa en gran medida opiniones científicas sobre los posibles efectos de los anticonceptivos”, afirmó el juez. Sin embargo, la cosa no quedó allí, el asunto ha sido elevado al Tribunal Administrativo Supremo en Berlín-Brandeburgo. Lo que allí se decida resultará determinante en cuando al derecho de los farmacéuticos alemanes de actuar en conciencia.

La cosa no apunta bien si tomamos en cuenta que el Tribunal Constitucional de Alemania, ha declarado en otro juicio, que todos tienen derecho a decidir por sí mismos morir. La decisión Incluye la libertad de suicidarse y buscar ayuda de otro.

Este “derecho” según la publicación católica no se limita a enfermedades graves o incurables, como se puede leer en las noticias suecas sobre el asunto, sino que se aplica a todas las etapas de la vida. La pregunta que nos deja en el aire Respeto es la siguiente ¿Cuán pequeño es el paso del “derecho a morir” al “deber de morir”? a lo que dará respuesta en el boletín de la próxima semana.

Otra información de un entorno más cercano a nosotros los hispanohablantes desde el punto de vistas cultural, llega de Portugal, país que, como su vecina España, por cierto, también está en proceso de legalizar la eutanasia.

El caso es que médicos e iglesia, yo diría ciencia y fe unidos por la ética, se están movilizando para recolectar 60,000 firmas para que el Parlamento permita que sus ciudadanos hablen sobre este tema, yo que no creo tan poco en el sistema político liberal como en el comunista, no estoy seguro de que, ni con un millón de firmas, se logre parar esta nueva ofensiva contra la población ibérica que se avecina.

Pero de todo lo interesante y actual que trae este boletín quiero detenerme en la información que aporta sobre un asunto que ya he tratado en este blog: el del aumento dentro de la juventud sueca de esa enfermedad mental, todavía reconocida como tal, veremos hasta cuándo, que es la disforia de género.

Respeto, aborda el asunto tomando como fuente los datos oficiales que ofrece una institución pública; Socialstyrelsen, autoridad dependiente del Ministerio de Asuntos Sociales.

El caso es que según un informe de la Junta Nacional de Salud y Bienestar que examina la salud mental y el aumento de la disforia de género entre 2008 y 2018, el número de hombres nacidos entre las edades de 18 y 24 años con el diagnóstico de disforia de género aumentó en un 400 por ciento. El mayor aumento se produjo entre las niñas nacidas entre las edades de 13 y 17 años, las que aumentaron en un 1,500 por ciento.

Cerca de 6,000 personas fueron diagnosticadas con alguna forma de disforia de género en Suecia en 2018.en diez años, el número de adolescentes nacidas como niñas a las que se les ha diagnosticado disforia de género ha aumentado casi 1.500 por ciento.

El número de hombres nacidos entre las edades de 18 y 24 años con el diagnóstico de disforia de género ha aumentado en un 400 por ciento, el hecho de que el mal sea menor para el caso de los jóvenes no debería preocuparnos, cuando se nos cuenta de la alta incidencia de diagnósticos psiquiátricos concurrentes y la tasa de suicidios que se da ente los jóvenes con disforia de género, más alta en comparación con el resto de la población.

Lena Hallengren, titular de Asuntos Sociales socialdemócrata, es cuestionada en el parlamento por el democristiano Mikael Oscarsson ante la propuesta gubernamental de una nueva Legislación sobre disforia de género. El Gobierno socialdemócrata sueco ha propuesto en un borrador al consejo legal para los niños de hasta 12 años puedan cambiar de sexo legal y que los niños de hasta 15 años puedan someterse a procedimientos quirúrgicos en los genitales. Según el Gobierno, esto debería ser posible sin el consentimiento de los padres y sin que los padres tengan acceso o información sobre las medidas.

Lo que más me asombra es que nadie sepa a qué se debe se debe el aumento, cuando basta con analizar los contenidos y mensajes encaminados a disolver la identidad sexual a los que son sometidos los jóvenes, lo mismo desde las industrias culturales, que desde el desde el sistema educativo sueco, un fenómeno que se inicia en la guardería y continua hasta la universidad.

Importante rol en este proceso lo juegan a mi entender las editoriales y sobre todo las bibliotecas suecas, donde cada vez resulta más difícil encontrar literatura alertando sobre el mal cada día más creciente de las drogas, mientras que en los estantes dedicados a novedades en las secciones infantiles exponen permanentemente a los jóvenes lectores a libros dedicado a exaltar cualquier conversión de género que aparte de la heterosexualidad.

Los datos de la Junta Nacional de Salud, citados por Respeto, muestran que las personas con disforia de género tienen más probabilidades de morir por suicidio que el público en general.

En su informe, la autoridad también advierte que el número cada vez mayor de personas con disforia de género requerirá que la atención médica sea dimensionada para investigación y tratamiento. Además, el tratamiento puede durar toda la vida, lo que significa que las personas con disforia de género necesitan ayuda durante largos períodos.

Hasta aquí lo que dice Respeto. Desde mi punto de vista buena parte del problema radica en los mismos tratamientos que se le ha dado a la enfermedad y que ha desembocado en falsas operaciones de transexualidad, que de hecho encubren esterilizaciones irreversibles. Lo que fue evidente desde un principio ha comenzado a ser criticado, por su inefectividad lo mismos en medios suecos que de otros países occidentales.

Y llama la atención que la crítica se permita en los momentos es los que basta a un disfórico de genero con declararse del sexo opuesto como para que todo el mundo incluida las leyes tenga que tratarlo como si su ilusión fuese una realidad.

El absurdo es tal que ha terminado reaccionado las primeras aliadas que tuvieron las doctrinas de género en el plano social, las feministas, empeñadas derrocar al su falso enemigo, el hombre, mediante la aniquilación de su masculinidad, lo que nunca calcularon es que el proceso terminaría haciendo de aquellos temidos macho, pseudo mujeres, que no solo pondrían en crisis las conspiranóias en torno al supuesto poder patriarcal, al transitar voluntariamente del sector opresor al oprimido, hombres que se transitan a mujeres o viceversa, mujeres que con un acto mágico pasarían a las filas patriarcales , ya sin necesidad de cambiar de apariencia. Lo peor aún es que los hombre-mujeres infiltrarían a las mujeres-mujeres convirtiéndose en una incómoda compañía para esta, lo mismo en sus manifestaciones, que las prisiones (donde practicarían, sin descartar la fuerza, una suerte de lesbianismo de nuevo tipo), que en las competencias deportiva.

 

La reacción al absurdo ha sido tardía, como demuestra en España la derrota sufrida por el partido feminista, expulsado de Izquierda Unida bajo el rótulo de transfobia.

Al final se lo merecen, solo están recogiendo la cosecha de las semillas que sembraron cundo sirviendo poder maltusiano se empeñaban en expropiar a sus conciudadanos de su hombría, a la vez que imitaban sus peores características como señal de nueva identidad, por cierto, otras de las razones sociales que deberían evaluarse a la hora de explicar el crecimiento desproporcional entre las jóvenes, allí donde el feminismo ha devenido en ideología oficial.

Lo que dijo Mario Bunge La Habana. A propósito de su fallecimiento.

27 Feb

Me he enterado este miércoles 26 de febrero (casualmente día de mi cumpleaños) de 2020 que falleció el argentino Mario Bunge. Ha sido,dos días antes, el 24   en Montreal Canadá, país en el que radicó por décadas. Murió estando ya cerca de los 101 años, se había jubilado a la “temprana edad” de los noventa. Se trata una de las eminencias hispanoamericanas de la filosofía, la epistemología y las ciencias. Todos haríamos bien en leer al difunto profesor como antídoto contra los tiempos de falacias ideológica, pseudociencia y machacamiento político, administrativo y económico. del saber verdadero que nos ha tocado vivir.

El pensador “vivió en mi casa” durante décadas, a través de uno de sus libros, La investigación científica: su estrategia y su filosofía, editado en Cuba en 1972 en los estertores de la libertad regulada de impresión, sin respeto al derecho de autor (no se si su caso fuese la excepción), que se permitió la Editorial de Ciencias Sociales, del Instituto Cubano del Libro.

Portada

Según el mismo Bunge ha afirmado para la Nación, en nota publicada en noviembre de 2019. Se marchó de Argentina porque nunca entendió al peronismo que atacaba a los universitarios y a las universidades, fenómen con el filósofo se enfrentó aquello, tuvo que haberle dolido en especial, cuando sabemos que en 1938, con 19 años,había fundado la Universidad Obrera Argentina, en la que trabajadores recibían formación técnica y sindical bajo el acoso policial permanente. Esta universidad duró hasta 1943 cando fue cerrada tras ser allanada por la policía.

Nuestro filósofo como el mismo de califica fue gorila, es decir partidario de un golpe militar algo que ha confesado con toda vergüenza. Así mismo ha reconocido que fue miembro de La Federación Juvenil Comunista de la Argentina la organización juvenil del Partido Comunista de ese país, sin embargo, pronto se dio cuenta de que los comunistas no son socialistas, pues el socialismo significa la socialización de todos los poderes: el económico, el político y el cultural. El socialismo implica la democracia y no la dictadura. Bunge proponía un socialismo cooperativista, diferenciado claramente del socialismo soviético. Pese a ello, Buje no tuvo reparos en visitar a Cuba, que se regía por un modelo de este tipo y ofrecer varias conferencias a sus colegas cubanos, algo que es de agradecer.

Y puedo decir que fue por estas disertaciones que me siento afortunado de haberle visto en persona, cuando quebrando las reglas de invitar solo a filósofos marxista, el instituto de filosofía de la academia de ciencias de Cuba, y la cátedra de filosofía de La Universidad de La Habana, le invitaron a dar una cripto conferencia en los locales de la primera institución, en la esquina que conforman las calles Calzada y Jota, en el reparto Habanero del Vedado, frente a la Escuela de Idiomas Extranjeros Abraham Lincoln.

Fue algún momento de la década de los ochenta, me cuesta precisar el año exacto, espero que algún lector, al tanto del acontecimiento, me lo pueda recordar.

Ante un grupo de invitados selectos entre los que si mucho mérito pude colarme Bunge disertó haciendo talco los principios del materialismo dialéctico, sin que ninguna de las eminencias allí presentes se atreviera a rechistar. Su ataque iba en general a todo el pensamiento soviético, diciendo que cuando revisaba las ponencias que le llegaban desde la URSS para los congresos de epistemología que él organizaba, estas eran tan malas las dejaba pasar en bloque ante la alternativa de tener desecharlas todas. Jamás había oído decir tales sacrilegios en una cátedra cubana, y hay del nativo que se atreviera a hacerlo, en mi caso, como joven curioso y en formación que entonces era, no dejé de sacarles provecho.

He de sumar a este recuerdo, la queja permanente del maestro sobre la falta de agua en el hotel de mala muerte donde se alojaba, y sobre todo su frase final: “ustedes han sabido hacer una revolución, pero no saben venderla” y es que, con toda su sapiencia, el filósofo argentino, no se daba cuenta de que ocurría todo lo contrario, habíamos sabido vender al mundo una revolución, que en esencia no se había hecho.

No voy a menoscabar la obra de este admirable pensador, por este error tan humano, solo indicar con ello que hasta el más sabio puede errar en la búsqueda de la verdad.

Es más siempre agradeceré la luz que me ofrecieron aquellas conferencias en medio del ambiente cerrado de la filosofía imperante en la Cuba de entonces, importados como dogmas de una Unión Soviética que en pocos años estallaría sin que ninguna de sus vacas sagradas del pensamiento nos lo advirtiera.

Descanse en paz, profesor

Una explicación cervantina del caso Edmundo García

26 Feb

Con la reaparición televisiva y en las redes sociales del talentosos Alexis Valdés, muchos pesaron que el programa de Otaola “moriría en el año de su nacimiento”, pero no fue así, el diablo cojuelo acudió en su ayuda trayéndole como saco de boxeo al resucitado, Edmundo García.

Y ha sido con supuestas infidencias sobre el afamado conductor televisivo, que Otaola ha podido recuperar su estrellato, rearmar un circo que es un verdadero espectáculo, que logra supera a payasos, malabaristas, acróbatas y los hoy prohibidos animales amaestrados juntos: con su sección conocida como “ inmundoleaks”, en la que dramatiza con mucha gracia una serie de “indiscreciones” unas veces aceptadas otras veces negada por la víctima, que resultan tan poco éticas y en algunos casos creíbles como divertidas.

Por su parte el viejo conductor de la gran escena, martillo radial del exilio histórico, no se ha quedado de brazos cruzados, ha concedido una entrevista a la periodista Camila Mendosa, de Ciber Cuba quien se apareció en el lugar donde vivía acompañada, de un camarógrafo despiadado, dueto que de neutral y objetivo lo asesinó ante su público sin dejar pistas.

Este es el mejor acto de justicia que se le podría hacer al hábil propagandista, pero para eso se requiere de auténticos periodistas, que no es lo que abunda en nuestra dispersa cubanía.

Eso explica, y no solo ahora que cuando se trata de entrevistas a Edmundo García muchos evadan la pelea. No importa que sea la oportunidad de enfrentar lo mejorcito, retóricamente hablando, con lo que todavía cuenta el régimen cubano, para argumentar en su defensa.

Y así sigue siendo, con el paso del tiempo y sobre todo el retiro de muchos de los poderosos que desde Cuba protegieron a un Edmundo que poco a poco fue cayendo en desgracia, al punto de que, una vez regresado a Cuba, no hubo una Gran Escena que le esperara.

Por lo visto el conductor ya no es santo de devoción de nomenclatura raulista, que echa mano al Fidelismo como medio de legitimación pero que no gusta de este cuando brotando del corazón como le ocurre a García. Esto podría explicar la sensación que muchos tienen de que Edmundo fue enviado a Miami, no para convertirse en el enterrador de Alex Otaola, como el asegura, sino para recibir el tiro de gracia moral por parte de quien el mismo pretende sepultar.

Aunque muchos no lo digan en el exilio, más por miedo que por convicción, vencer a Edmundo García en un estudio o en un dialogo directo, si se puede, no es ayudar a hacer propaganda al régimen, es derrota lo que él siempre ha defendido en buena ley, solo que no cualquier influencer (líderes de opinión en redes sociales) está capacitado para ello, y es que a veces no falta temer la razón, para ganar una justa verbal, hace falta una buena retórica y hasta cierto carisma que ha García no le faltan.

Es por ello por lo que, antes de enfrentarlo, es necesario estudiarlo y verlo como lo que es, con todas sus virtudes y defectos, incluso para reconocer lo que tiene de Don Quijote, entendida la obra de Cervantes el sentido que la interpreta el profesor y crítico literario español Jesús G Maestro; como una defensa del materialismo filosófico, el acercamiento objetivo a la realidad y condena del idealismo subjetivo, no como la exaltación del idealismo moral que muchos han creído ver en ella.

Así tenemos que, al igual que el protagonista de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, el Edmundo García de nuestros días se manifiesta como guerrero fuera de su tiempo, enloquecido, avejentado, que no atina a calibrar, ni sus propias fuerzas, ni las de sus enemigos. No se percata de que se enfrenta una nueva generación, de rivales dialécticos y que sus formas de lucha son otras, casualmente los que el comunismo (que la ha formado) usa contra sus enemigos. Pero esto no lo descubre, Edmundo, obnubilado por viejas glorias y fantasmas del pasado, por la costumbre de enfrentarse a gente nacidas antes de la revolución y salidas de Cuba antes de que el totalitarismo se consolidara, al estilo Armando Pérez Roura o Ninosca Pérez Castellón.

Aun así, no se debe subestimar a Edmundo García, solo hay que ver el número de personas que visualizan los videos de este desfacedor de entuertos, que no le faltan un Sancho Panza, también con seguidores propios que lo alabe y aúpe como el tontaina de “Roberto el invicto”, cuyas payasadas, atraen a tantos amigos o enemigos, o el astuto duende de Alex Guerrero Cubano, quien cuenta con una red de información que le permite calzar su propaganda permanente en pro del gobiernos cubano y contra los díscolos influencers que lo atacan en la red, quien pese a no tener rostro ni existencia real lo mismo es citado en la prensa oficial que recomendado por el mismísimo presidente Díaz Canel en su Twitter.

Captura del tuit de la Presidencia de Cuba / Twitter

Así, con la popularidad recuperada por vías escabrosas Edmundo ha vuelto a ser peligroso, paradójicamente gracias, entre otras cosas a la difusión hecha por Otaola de una mensajería electrónica supuestamente suya; uso que pretende ser exclusivo, mientras ordena al resto de sus compañeros de trinchera que no se les ocurra debatir con este Edmundo de tan triste figura; Un ser enfebrecido que de tantas lecturas ha terminado por convertir al Castrismo su Dulcinea del Toboso.

En lugar de indignarse ante tamaño desvarío, quienes hoy repudian a Edmundo deberían compadecerle, sintiéndose dichosos de no estar dormidos, de haber descubierto ya, a esa maloliente y lasciva Aldonza Lorenzo, que es la revolución cubana, “Emperatriz de la mancha”, por las que el paladín de García quiebra unas armas dignas de mejor causa.

Lo peor es que después de ser molido a palos, este Edmundo que algunos cree moribundo, ha sido abandonado por los galeotes que un día defendió. Sabrá dios si fue alguno, de sus viejos y poderosos amigos el responsable de hacer llegar a Otaola, las conversaciones “intimas” de Edmundo, que sin confirmar si eran ciertas o falsas difundió, algo que Juan Juan Almeida se negó a hacer, cuando recibió la infidencia, algo que le honra y más cuando Edmundo García se marchó para La Habana, dejando la estacada, la entrevista con él que Juan Juan anunciara, ahora tiene la oportunidad de reciprocar el gesto tomándole la palabra y viniendo al programa del hijo del Comandante, con el cual, por venir de donde viene y saber lo que sabe, el debate sí que sería de altos quilates. Esperemos que Edmundo no tenga otro ataque de cordura y de nuevo rehúya.

El caso es que, con hidalguía, Edmundo ha recogido el pañuelo, y anda retando hace días al brujo de Alex Otaola entra en desigual batalla verbal, y todavía ha ido más allá, dispuesto a irse a las manos y patadas, Eliecer Ávila, a quien llama “caballerito” acaso en reminiscencia del «El Caballero de la Blanca Luna» encarnado en el bachiller Carrasco. Eso sí, en un destello de cordura, como los del Quijote, ha especificado, en su crónica de una bronca anunciada, que esta solo tendría lugar en Cuba, ya que, en Miami, donde viven los contendientes la violencia física no les gusta a los norteamericanos.

Mientras tanto, al igual que el Alonzo Quijano literario, que estaba loco, pero no era bobo, Edmundo muestra rasgos de inteligencia cuando evidencia que se ha dejado asesorar, se afeita, se pone camisa nueva que ya no es solamente azul como la del “Cara al Sol”, cuidando la imagen personal y evitando la imagen de movimientos incontrolados de manos y piernas, que pasó por alto en sus primeras apariciones en redes. Igualmente va mejorado sobre la marcha el manejo de los recursos técnicos y el enfoque del espacio donde hace un “programa”.

Así ha nacido en Facebook y en YouTube una nueva La Tarde se mueve, que ya se emite rutinariamente, y con un ingenio que suple la economía de recursos. A pesar de las muchas enfermedades que enuncia y anuncia, su astucia sigue intacta lo que se trasluce, por ejemplo, en el modo en que emplaza a Otaola a debatir, haciéndose el muerto, a ver que entierro le hacen, o en el divide y vencerá, que intenta implementar destacando las diferencia entre el exilio histórico y los influyentes digitales que hoy los representan. Entre los segundos separa aquellos que actúan con ética, por ejemplo, Juan Juan Alméida u Omar Moynelo, incluso alaba las cualidades histriónicas de Roberto San Martín cuando le caracteriza satíricamente, y quienes, como Otaola, o Eliecer, les combaten con bajeza.

Olvida García que se trata de miserias muy similares a las que no les hacía mucho asco, años atrás, cuando desde los micrófonos de su programa radial en Miami, combatía sin piedad, lo mismo a políticos locales que a quienes en Cuba engrosaban las filas de la disidencia. Si algo podemos aprender de toda esta “Edmundicia”, es lo caro que cobra el diablo; usando contra ti las mismas herramientas que te había dado, superando tu inclemencia cuando hacías uso de ellas.

Contribución europea a la creación de las Españas americanas

24 Feb

A propósito de la conferencia: “La minería novohispana”, eje del Camino Real de Tierra Adentro” ofrecida por Inés Herrera en CEHM Fundación Carlos Slim,

Tómese nota, que según la conferencista, la tecnología minera se importó a México desde Alemania, una buena parte de ella, la católica, todavía era parte del imperio de Carlos V de Alemania, I de España. No por casualidad la incorporación de Venezuela fue una empresa encargada a los Welsares, casa banquera originaria de la ciudad de Augsburgo, Alemania. Y es que tenemos que entender conquista “española” fue, en tiempos de Carlos V, mas bien una empresa católico-europea, solo que con hegemonía española.

En cuanto al importante control aduanero del comercio intraimperial, al que se hace referencia, habría sido bueno recordar a los asistentes que este fue fragmentado por el borbonato en tiempos de Carlos III, fomentándose así, en las Españas americanas, el contrabando, y con ello el surgimiento de nuevas oligarquías regionales, enlazadas a intereses extranjeros, que serán las que impulsarán la guerra se secesión conocida como de “independencia”.

¿Sería posible un giro al socialismo en los Estados Unidos? Una mirada desde la experiencia cubana

15 Feb

“Los obreros de Europa tienen la firme convicción de que, del mismo modo que la guerra de la Independencia [5] en América ha dado comienzo a una nueva era de la dominación de la burguesía, la guerra americana contra el esclavismo inaugurará la era de la dominación de la clase obrera. Ellos ven el presagio de esa época venidera en que a Abraham Lincoln, hijo honrado de la clase obrera, le ha tocado la misión de llevar a su país a través de los combates sin precedente por la liberación de una raza esclavizada y la transformación del régimen social.”
Carta a A Abraham Lincoln, Presidente de los Estados Unidos de América. escrita por or C. Marx entre entre el 22 y el 29 de noviembre de 1864.
“La crisis del capitalismo americano continúa. A pesar de una coyuntura más o menos favorable, pronto se volverá candente. Asimismo, la lucha de las víctimas del imperialismo americano, de las masas dominadas de EE.UU., de América Latina y de otros países se hace cada vez más amplia e intensa. La tarea más importante y más urgente consiste en continuar con energía de hierro la obra de la unificación de los elementos de vanguardia, tarea ya comenzada, en un partido fuerte y disciplinado de la IV Internacional y construir este partido bajo las bases de granito del internacionalismo marxista-leninista, único capaz de concentrar las luchas de las masas y de llevarlas a la victoria. Cuando esta tarea sea cumplida, se puede prever que la joven y vigorosa clase obrera americana, que ha mostrado tan a menudo su voluntad y su capacidad de lucha audaz y valiente, marchara rápidamente hacia la toma del poder y contribuirá enteramente al establecimiento del socialismo mundial.”
Sobre los Estados Unidos de América
(León Trotsky, julio de 1936)

Premisas actuales

Nadie, ni siquiera los marxistas auténticos, no hablo de heterodoxos como Lenin o Trotsky, por ejemplo, podrían pensar a principios del siglo pasado, que el imperio ruso daría un giro al socialismo, o por lo menos a un modelo con numerosos rasgos en común con que predicaban los clásicos de esta ideología, en particular la abolición de la propiedad privada.

Si en aquella “cárcel de naciones” apenas industrializada, con una clase obrera ínfima, con un sector campesino inmenso, y una religiosidad extendida en la forma de las más variadas creencias, desde las más primitivas hasta los monoteísmos más “avanzados” pudo darse el giro, que no podría ocurrir un siglo después en Esos Estados Unidos, donde el capitalismo monopolista de estado, (antesala del socialismo a decir del mismo Lenin) es ya un hecho. Y no se trata de lo que hay, sino de lo que ha habido como precedente en este inmenso país.

Tengo un joven amigo norteamericano, que guarda grandes esperanzas en el arribo de Bernie Sanders, al Casa Blanca, no crea que se trata del típico joven izquierdista norteamericano, amante de las drogas, de vida disoluta y que no tiene reparos en limpiarse las suciedades con la bandera de su patria, por el contrario, es un ex marine, combatiente en la primera guerra contra Irak, para colmo conservador en lo que al tema de liberalización de las drogas y disolución de la familia tradicional se refiere.

Este amigo cree que un poco de socialismo democrático no le haría mal a su país y que allí no se pasaría de la aplicar el modelo de economía social de mercado al estilo de la que teóricamente imperan en los países escandinavos, el cual de cierta manera ya existe en USA, pero sin las gratuidades en los estudios y la medicina que se ven en las zonas nórdicas. Mi amigo es uno más dentro del amplio sector de la juventud norteamericana que respalda al candidato declarado socialista. Fue precisamente con el apoyo clave de los votantes jóvenes, que Sanders ganó las primarias de Nueva Hampshire consiguiendo allí una victoria que, según el propio veterano político, es el comienzo del final de Donald Trump.

Desde el sector cultural también existen los que con la madurez de los años apuestan por el viejo candidato demócrata a presidente. Por ejemplo, tenemos al actor y director Tim Robbins, ganador del premio Osca, quien acaba de hacer público su apoyo al senador de Vermont. “Creo que es el único de todos ellos que puede derrotar a Trump”, afirma Robbins. Otra figura destacada procedente del mismo medio es la actriz y activista Susan Sarandon quien podemos ver en las redes en un mitin de campaña en Durham, Carolina del Norte, alabando al senador Bernie Sanders, como una figura singular de nuestro tiempo

En realidad si pueblos tan diferentes entre sí, como el ruso, el húngaro o el cubano fueron conquistados por el socialismo, nada puede extrañar que en circunstancias especiales, como las que tenemos en época global los norteamericanos no puedan caer en lo mismo y más cuando el estadounidense típico, lleva adentro una vocación de control social y falta de asco a la delación, en particular del forastero, que solo podrían superar las que inculca en los cubanos los Comités de Defensa de la revolución. Esta es la virtud proto socialista, que perfectamente dibujó Artur Milles en Las Brujas de Salen, consiguiendo bajo la metáfora retratar la sociedad norteamericana actual.

Tradiciones socialistas norteamericanas

En otro orden de cosas hay que decir que las practicas socialistas en USA cuentan con una larga tradición. Allí fueron fundadas durante el siglo XIX varias comunidades perfectamente catalogables bajo los parámetros de llamado socialismo utópico: colonias regidas por principios de vida comunitaria, el trabajo productivo colectivo, pacifismo y la igualdad de género.

Entre ellas tendríamos una a las que suele referirse cualquier historia del socialismo, la célebre New Harmony, fundada en 1825 en Indiana, por el famoso empresario y un socialista utópico británico Robert Owen, En realidad se trataba de una colonia que comprara a la Sociedad de la Armonía, había sido creada en la década de 1780 por Johann Georg Rapp (1757-1847) y su hijo adoptivo, Frederick (1775-1834). Los rappistas, eran anabaptistas rechazadas por la iglesia luterana, procedían de Wurtemberg, Alemania y habían emigrado a los Estados Unidos en 1803, en busca de libertad religiosa. Con la compra de 3,000 acres en el condado de Butler, Pennsylvania, establecieron la colonia llamada Harmony que intentaban adaptar a preceptos de la Biblia era la única autoridad de la humanidad. El 15 de febrero de 1805, los colonos de Harmony registran formalmente la Sociedad Harmony en los Estados Unidos. Los miembros de la Sociedad acordaron mantener todas las propiedades en un fondo común, incluido un capital de trabajo de $ 23,000 para comprar tierras, ganado, herramientas y otros bienes necesarios para establecer su ciudad. Luego se trasladaron a una nueva ubicación en el río Wabash en Indiana. Aquí nuevamente construyeron una comunidad próspera, la New Harmony que es la que compra Robert Owen, con apoyo de su socio financiero, William Maclure, en 1825. Los armonistas originales regresaron a Pensilvania donde levantarán una otra comunidad en las márgenes del río, río Ohio en Ambridge a la que denominaran, Economía, que llegará a ser muy prospera como su nombre augura, lamentablemente la práctica del celibato y varios cismas disminuyeron las filas de la Sociedad, y la comunidad finalmente se disolvió en 1905.

Otras de las colonias llevaron en antonomástico nombre de Utopía, típica comuna anarco individualista, fue fundada en 1847, por quien es considerado como el primer anarquista norteamericano, un admirador de Owen llamado Josiah Warren, quien ya había creado otra comunidad similar en 1830. Posteriormente, en 1851 fundará la más conocida de sus obras, la comunidad utópica, Modern Times (Tiempos modernos), levantada sobre 750 acres (3 km²) en Long Island, Nueva York Durará hasta finales de los 1880.

Para terminar, citaré el caso de Oneida, creada por el teólogo abolicionista John Humphreys Noyes. La comunidad se dedicaba a la fabricación de escobas, la fabricación de calzado, el procesamiento de harina, la molienda de madera y la fabricación de trampas y tenían una curiosa práctica, el llamado “matrimonio complejo”, lo que significa que los “perfeccionistas” como se autodenominaban, se consideraban casados con el grupo, no con una sola pareja.

Estos experimentos de vida comunitaria fueron disminuyendo con el tiempo sobre todo bajo el peso de la industrialización y muy pocos sobrevivirán hasta los días de hoy de cualquier modo algún legado han de haber dejado en el imaginario del norteamericano actual. Habían surgido en un contexto muy especial, la expansión territorial, la poca regulación estatal la gran ola de inmigración europea que caracterizó al siglo XIX. También fueron estas circunstancias las que permitieron la llegada a Estados Unidos de muchos socialistas europeos de todas las tendencias quienes una vez en su nueva patria reactivaron las organizaciones a las que pertenecían en el viejo continente, dando origen así al nada despreciable movimiento obrero y socialista norteamericano.

Entre estos recién llegados hubo no pocos colaboradores de Marx, algunos de los cuales hicieron armas en las filas del ejército norteños durante la guerra civil. Quizás por ellos fue que Marx obtuvo sus referencias sobre Norteamérica, así como su apoyo, tanto el expansionismo estadounidense a costa de México, como a la cruzada de Lincoln contra los estados del sur, establecidos en los antiguos territorios de Nueva España, por cierto, de ahí su diferencia de temperamento y valores con respeto al norte. Es decir que el marxismo clásico apenas está reñido con la ideología oficial norteamericana, tal como se le concibió decimonónicamente.

Por otra parte, la influencia del socialismo libertario no es menos desdeñable en Estados Unidos, recordemos la huelga organizada por los anarquistas el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido con los atentados contra la policía el 4 de mayo, durante la represión de los trabajadores en la plaza Haymarket, a los que Martí da seguimiento, pasando de la crítica a la casi identificación con los ácratas condenados por ellos.

Por último, no debemos olvidar el tufillo socialdemocratóide del New Deal impulsado por el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt a quien no le bastó con su política intervencionista de corte keynesiano para luchar contra las consecuencias sociales la Gran Depresión, sino que se entregó en paralelo (como otras muchas democracias occidentales) a un peligroso coqueteo económico cultural y más tarde militar con el estalinismo.

Retoño en el patio trasero

El de Roosevelt y Estalin no fue un acercamiento esteril, e sembró semillas y no solo en USA, sino también en su satélite cubano, donde aquellas devinieron en auténticos baobabs, regados con la lluvia (de sangre) traída por la revuelta castrista.

Para el caso norteamericano la sangre no llegó al río, en alguna medida gracias al intento de erradicar los efecto de aquel flirteo useño-soviético con la muy famosa, tanto como ridiculizada, cacería de agentes y simpatizantes comunistas infiltrados en la industria cultural administración pública, impulsada por el senador Joseph Raymond McCarthy, la cual si bien no desencadenó en proceso alguno al menos sirvió para despertar el pánico y la alerta dentro de la sociedad norteamericana con respecto al comunismo soviético. Esto no pasó en la Cuba de mediados de los 50 gobernada Batista, antiguo aliado del estalinismo criollo y adversario de sus comunistas y enemigo de sus enemigos más probados, los militantes nacionalistas de denominado Partido Revolucionario Cubano (Auténtico). El dictador que, si bien acusó de comunista a todos los que se le oponían, resultó incapaz de limpiar de los verdaderos, el aparato estatal, incluidos su ejército y órganos de inteligencia que estos venían infiltrando, un proceso iniciado en aquellos años de luna de miel soviético-norteamericana, cuando Roosevelt presidía los Estados Unidos y Batista era, primero hombre fuerte, y luego presidente legítimo de Cuba, con el apoyo tácito del comunismo insular.

Y si a esto sumamos el substrato jacobino que dejó en cada cubano 5 décadas de adoctrinamiento martiano, no nos pueda extrañar, una década después, la mezcla de euforia con la pasividad generalizada con la que el cubano aceptó, casi sin rechistar, las declaraciones de Fidel Castro en abril de 1961, durante la invasión a Bahía Cochinos, reconociendo en carácter “socialista” (en realidad marxista leninista) del proceso que encabezaba por entonces. Solo un sector no mayoritario de la ciudadanía se percató entonces de que ya era hora de poner pies en polvorosa, como antes habían hecho las personas vinculadas al viejo régimen y algún que otro disidente revolucionario, todavía menos fueron lo que decidieron sumarse a quienes ya plantaban cara al nuevo régimen y así les fue.

Por su parte para aquel entonces el senador McCarthy, lleva tiempo muerto y enterrado, en el sentido físico y político, gracias a un sistema, que primero le aisló, para luego empujarlo a la depresión y al alcoholismo que le llevaron tempranamente a la tumba.

Liberado de la llamada “histeria anticomunista” imperante en los años del macartismo, el sector más liberal de la sociedad norteamericana quedo con las manos libres para entregarse a la admiración de los nuevos intentos utópicos socialistas nacido en la era del fusil contra fusil, lo mismo en Cuba, cuyos exiliados nunca vio del todo con buenos ojos, como en ese mismo lejano y exótico Vietnam, elegidos por el establecimiento para detener el comunismo que no había sabido o querido parar en su patio trasero.

Por cierto, hablando de la influencia de las ideologías socialistas en la industria cultural norteamericana, no vamos a sacar el caso más célebre, el bodrio estalinista de Misión en Moscú, sino de una valiosa pieza que suele saltarse en la lista de obras cinematográficas en las que participó ese estupendo actor que es Sean Connery.

Me refiero a una muy buena e inexplicablemente olvidada película rodada en 1969 y lanzada en el setenta en la que el escoces, expone un compromiso social poco conocido al participar de un proyecto cinematográfico que parece beber del realismo socialista al más puro estilo gorkiano. Se trata de The Molly Maguires (conocida en español como Odio en las entrañas). Se trata de un drama social estadounidense de 1970 dirigida por Martin Rit. El guion que se basa en una novela de 1964 de Arthur H. Lewis. Aquí se habla de una organización secreta de trabajadores irlandeses que realmente existió; la de The Molly Maguires.

No era la primera vez que la literatura se encargaba de ella. Anteriormente lo había hecho Arthur Conan Doyle, con su novela de 1915 El valle del terror ( The Valley of Fear) es la cuarta de sus obras dedicadas al personaje Sherlock Holmes.

Tras su emigración a Estados Unidos, los Molly Maguires en las voces más radicales de los trabajadores en las minas de carbón de antracita de Pennsylvania en la segunda mitad del siglo XIX, en cuyos finales se ambienta l la película de Rit.

Este filme nos cuenta la historia de un detective encubierto enviado a una comunidad minera de carbón para infiltrarse y descubrir a una sociedad secreta de mineros irlandeses luchan contra la explotación a manos de los propietarios de las minas. Uno de los protagonistas del filme es el personaje interpretado por Connery: “Black Jack” Kehoe, el líder rebelde de los Molly Maguires y de su lucha, incluido en ella el sabotaje, por alcanzar la justicia social. Ciertamente los Molly Maguires intimidaron, golpearon, mutilaron y con frecuencia asesinaron a dueños de minas, supervisores, policías y delatores. No fueron solo las condiciones semiesclavas de trabajo que sufrieron sino también una respuesta a la catolicofobia y etnicismo de la que fueron victima por parte de los naturales del lugar.

Las acciones de la película, si no se reducen al tema de la lucha proletaria, no dejan de crear en el espectador cierta comprensión por aquellos métodos de lucha contra las horribles condiciones de trabajo y pobreza en que vivían aquellos trabajadores. Algo que encaja a la perfección en el relato de cualquier socialista como justificación de su ascenso al poder.

La mirada sobre el personaje “Black Jack” por parte de los realizadores es muy positiva, y no dudo que, ayudado por el ingrediente melodramático, ocurriese lo mismo con público de entonces. No importa el bombardeo informativo o ideológico al que estaría sometido en plena guerra fría.

Si eso fue así entonces que podrá esperar de los jóvenes norteamericanos de hoy en día, que ni conocieron del enfrentamiento de bloques, y que apenas tiene muestras vivientes de las miserias del socialismo real. Ciertamente tal desventaja podría solucionarla el sistema educativo norteamericano financiando viajes de excursión a Cuba, para sus jóvenes, mas no bajo la guía del gobierno de la isla. Lamentablemente Trump se empeña en entorpecer este tipo de útil viaje de estudios al parque temático comunista que tienen al lado y que tan útil le sería en la guerra propagandística.

Así que, entre torpeza y torpeza, una incursión militar por allí, un reconocimiento político indebido por acá y la creación de sentimiento de hispanofobia general está forjando el rechazo generalizado de su figura por parte del votante norteamericano y con ello desbrozando, respaldada por la desmemoria y la necesidad popular, la llegada al poder de la alternativa más radical este presidente.

La misma que una vez tome el control del país, que podría llegar a transformar su nombre y modelo económico social, convirtiendo a EUA en UESA (suena bonito y casi igual que hoy en ingles ¿no?), es decir en La Unión de Estados Socialistas de América. Que me perdonen mis compatriotas del viejo exilio cubanoamericano por lo terrible de este vaticinio, sé lo que, con razón o sin ella, pueda evocar en sus almas la palabra socialismo. En cuanto a la nueva generación de inmigrados a Estados Unidos hay que reconocer que buena parte de ella, ha salido tan adoctrinada de la isla, que apenas puede establecer una relación de causa y efecto entre el presunto modelo socialista que impera en su patria y la necesidad de abandonarla. Si los campos de concentración levantados por Trump para contener a estos y otros inmigrantes hispano hablantes no lo remedian a tiempo, como reclama los voceros de la cubanofobia cubana (valga la redundancia) pronto serán legiones de cubanos proclives al discurso de socialismo, que no les quite la comida, los que pisaran las calles de Miami, y más lo serán sin antes se les ha tratado como bandidos al pisar “tierras de libertad”.

Solo nos queda rezarle este domingo a ese Dios que suele Bendecir a América, en la voz de sus presidente, para que nos coja confesados, amén de que si se diera tan probable proceso, impulsado desde el Partido Demócrata, usado como palanca, por el entrismo de la izquierda norteamericana más radical, aquél, no transcurra por los caminos trillados de la guerra civil y el terror, es decir el de esos crímenes que en nombre del socialismo, como antaño de se hizo de la libertad  – unicamente el liberalismo puede medirse con el socialismo por la cantidad de muertos que tiene sus espaldas- , hemos visto cometer una y otra vez contra la humanidad.

Lealtades. Cesar Vidal habla del coronavirus y el brexit

5 Feb

Cesar Vidal, en el centro. Foto publicadoa bajo licenciaAtribuciónAlgunos derechos reservados por RinzeWind

Ir a descargar

Bajo el título de Lo que rodea la epidemia de coronavirus, la sección desde el Exilio, de El protestante digital en ivoox, ha publicado un podcast donde el periodista César Vidal analiza la infección surgida en Wuhan (China) y se paso ofrece su opinión sobre las razones del Brexit.

Puede que no todo lo que diga aquí sea errado, pero de la naturaleza tendenciosa de su enfoque se da cuanta hasta el gato.

Cesar Vidal, que ya hizo lo imposible demostrarnos que el Instituto Confucio no es un centro de infiltración y presión en las academias occidentales, ahora se vale de la entrevista para halarles las orejas a los medios por el modo en que tratan el fenómeno del corona virus, mientras que sibilina y vergonzantemente vuelve a pasarle la manos al régimen de Beijín.

De paso Vidal ensalza las virtudes británicas, frente a los vicios de los pueblos latinos con motivo de la salida de Inglaterra de la Unión Europa. Qué otra cosa podría esperarse al referirse el incurable antipapista (si el papa es católico) a ese país, con Papisa propia aunque anglicana.

En una suerte de ejercicio de proyección psicológica Vidal alega que a los ingleses les incomodaba tener tanta inmigración y coloca como ejemplo la presencia de un alcalde musulmán en Londres.

Lo que no sabe o si sabe se hace el olvidadizo y prolífico escribidor es que buena parte de esa inmigración incluido en ella el susodicho alcance, se debe a que pese a que se crea lo contrario el Reino Unido, a diferencia de España abatida por nacionalismos baratos, sigue siendo un imperio y como tal está obligada aceptar en su metrópolis representantes de todos los pueblos avasallados, no importa raza o religión, como hacía Roma o la propia España en sus tiempos de gloria.

Sabiéndose que Vidal no es precisamente un Maoísta, aunque dogmático como cualquier seguidor del gran timonel, la cuestión es saber que le mueve a convertirse en un servidor de China. No creo que sea el dinero, sin pretender poner la mano por el fuego, pero si pudiera ser el modo en que Beijín machaca a esos católicos que Vidal odia tanto, como si de niño le huera usado algún cura aberrado, o quizás sea la carta blanca que el comunismo le ha dado sus correligionarios. Oséa que con tal de expandirse el protestantismo pacta con el diablo; eso es lo que Vidal nos está demostrando con sus alegatos.

Sobre Camagüey, Nuevitas y terapias integrativas en La Tertulia de Estocolmo

4 Feb

En la edición de La Tertulia de Estocolmo correspondiente al 16 de enero de 2020 hemos tenido con nosotros a Martha María Herrera Ocejo, titulada como Doctora en Medicina por Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camagüey en1984. Nuestra invitada de honor es además autora del libro de testimonios: “Desde mi verdad”, publicado por la editorial con la editorial Círculo Rojo (https://www.amazon.com/Desde-verdad-Spanish-MARTHA-HERRERA/dp/841317340X). En la obra se narra las experiencia y evolución de una pediatra cubana, que además de atender pacientes se ha visto vinculada al la investigación cientifica y la administración de servion médicos y que por si fuera poco que cumplió su misión profesional durante la Guerra de Angola. Herrera también ha escrito poesía, cuentos y programas infantiles para la radio de su ciudad de origen, Nuevitas, en Camagüey. Dos sitios de Cuba de cuyas respectivas historias hablaremos y a los que dedicamos la selección musical de este programa. Dentro del amplio currículo nos parece particularmente curiosas las consultas que la doctora cubana ha ofrecido en temas vinculados a la Pediatría integrativa, Puericultura y homeopatía general dentro de la Clínica de Terapias Integrativas Vitales Bienestar. http://www.vitaleabienestar.com. Será precisamente el controvertido asunto de las terapias integrativas uno de los temas que desarrollara la doctora y escritora cubana durante su entrevista en el programa