Archivo | junio, 2016

Sobre el alegato abortero del Tribunal Supremo de Estados Unidos

29 Jun

 

27 de junio de 2016. Una manifestación provida responde a las arbitrarias posiciones  sobre la financiación del  aborto enunciandas por los voceros la Corte Suprema de Justicia en Los Estados Unidos. Foto: Victoria Pickering

Enviado: Martes 28 de junio de 2016 11:11
Asunto: ¿Por qué no defiende los derechos de las mujeres, Sen. Rubio? 

Sen. Rubio, ¿por qué derechos reconocidos internacionalmente y las políticas republicanas están inversamente correlacionados?
Sen. Rubio, usted sabe que el próximo 1 de julio entrará en vigencia la ley que prohíbe el uso de fondos del gobierno estatal en instituciones que practiquen abortos, que afecta fundamentalmente a las mujeres de bajos recursos, entre ellas las hispanas y las afroamericanas.
Al cortar la financiación, con dineros públicos, a instituciones de su tipo, que no limitan su misión a hacer abortos, golpea la salud reproductiva de miles de mujeres sobre todo de bajos recursos”, por lo que un grupo de mujeres demostró lo irracional de dicha ley, que entorpece el ejercicio del derecho al aborto, a la vez que demostraron la carencia de instituciones que traten la salud reproductiva.
Sen. Rubio, esta noticia es del 23 de junio, pero usted no ha dicho una palabra sobre esta violación de la Constitución, que fue aprobada debido a las mayorías republicanas del senado y la cámara de la Florida que votaron a favor de esa ley que viola derechos de las mujeres.
Sen. Rubio, ese tipo de ley promovida por los republicanos fue denunciada ayer por el Tribunal Supremo de Estados Unidos: “supone un obstáculo indebido” en el camino de las mujeres que busquen interrumpir su embarazo y “violan la Constitución”. Lo invito a leer la sentencia, redactada por el juez Stephen Breyer
Sen. Rubio, ¿cuántas mujeres enfermaron o murieronen Estados Unidos antes de que el aborto fuera legalizado en 1973, porque recurrieron a abortos ilegales? Por supuesto, las que enfermaban o morían eran mujeres de bajos recursos, entre ellas las hispanas y las afroamericanas. Por ejemplo, en Nueva York la mitad de las mujeres afroamericanas morían tras un aborto ilegal. En la década del 50 fue cuando conocí a las primeras norteamericanas: eran jóvenes blancas de clase media que iban a La Habana para abortar.
Sen. Rubio, aunque desde hace medio siglo se ha reconocido internacionalmente el derecho de las mujeres a un aborto seguro, los republicanos no cejan en su empeño por imponer nuevas restricciones a los derechos sexuales y reproductivos, de los que el derecho al aborto forma parte. ¿Por qué?
Sen. Rubio, ¿cuándo los republicanos comprenderán que estos derechos son derechos humanos insoslayables?
Sen. Rubio, ¿por qué derechos reconocidos internacionalmente y las políticas republicanas están inversamente correlacionados?

Abajo la respuesta que le he dado al panfleto:

En este caso el senador Rubio se merece todo nuestro aplauso, no ha respaldado (hasta el momneto) las prácticas internacionalmente establecidas que fomentan el asesinato de fetos , es este caso representante de la minorías africanas y latinas cuando sus madres son empujadas por el sistema al aborto. Por cierto se pasa por alto las estadísticas de esos fetos asesinados en masas, así como las de las madres dañadas física y psíquicamente de manera irreparable tras la violación quirúrgica innecesaria de sus cuerpos.
El derecho de un ser humano en ciernes a vivir es superior al que tendría cualquier otro ente, llámese madre o presión social, a quitarle su vida, eso es salvar la libertad.
Carlos M. Estefanía

Anuncios

A menos sexo, mejor para la pareja…dice la “Ciencia”

19 Jun

Foto: Antonio Marín Segovia

 

Esto debe ser cosa de culturas protestantes, pues al menos en la cubana, la mujer tiene muy bien ganada su fama de ente sexualmente activo, al cual ha de satisfacerse o morir en el empeño.

Pero no en todas partes se cuecen habas, en particular allí donde la sexualidad ha sido retorcida tradicionalmente, primero por el puritanismo religioso ahora por el de género. Sólo eso puede explicar lo que nos anuncia la revista sueca Ciencia Ilustrada: ”
Los hombres subestiman la libido de las mujeres”

Según un artículo aparecido el 06/17/2016 en la publicación, las mujeres tienen casi tanto deseo sexual como los hombres, pero los hombres (sabrá Dios cuales)tienen una tendencia a subestimar ese deseo lo que significa menos sexo en la relación.

La revista de divulgación científica intenta convertir este problema en una solución haciéndose eco de lo que afirman unos investigadores sobre las ventajas de la menor cantidad de relaciones sexuales. Según aquellos, la situación descrita fortalecería el vínculo sentimental entre el hombre y la mujer, siendo más apasionante una vida sexual en la que el hombre siente que es más difícil de conseguir en la cama con la mujer por lo que va a luchar más por ella. Los investigadores concluyen que los hombres sienten que en sus relaciones hay muy poco de sexo. Pero en realidad es su propia culpa – y a la larga se benefician de ello.

Si esto fuera verdad lo que deberían hacer los investigadores es dejar de buscar o inventarse el lado bueno de la menor sexualidad y ayudar con un conocimiento objetivo a mejorar la comunicación de la pareja, es allí donde radica la causa real de este desencuentro sexual. Lo que sucede es que a los poderes vigentes, para los que el científico trabaja, lo menos que le interesa es resolver las frustraciones sexuales de los dominados, no sólo porque una mejor sexualidad puede traer mayor natalidad, lo cual ya es un problema para estos, sino porque las carencias sexuales generan hombres y mujeres neuróticos y por tantos más fáciles de someter por los que mandan.

Aparece un Anders Behring Breivik en Orlando

13 Jun

Según la prensa internacional durante la madrugada del domingo, un sólo hombre armado, Omar Mir Sediq Mateen, fue capaz, en medio de la oscuridad y la corredera de matar a unas 50 personas y herir a otras 53 en club nocturno gay de en Orlando, Florida, Estados Unidos. Se rompe así el record de personas baleadas por un solo terrorista que estableció el islamófobo Anders Behring Breivik el 22 de julio de 2011, cuando tras atentar con una bomba que dejó 8 muertos, ejecutó el solito, dicen los medios, 69 jóvenes de izquierda en un campamento de verano en la pequeña isla de Utøya, de Noruega.

 

Es muy lamentable y condenable esa masacre, esto por no aclarar a los homófobos que se alegren con ella, que no se puede eliminar la homosexualidad, entendida como relación erótica incapacitada para la procreación, matando a los homosexuales, sino descubriendo las causas fisiológicas, psicológicas y sociales que la desencadenan, algo sobre lo que los científicos no logran ponerse de acuerdo todavía.

En cuanto a los motivos reales del presunto asesino de Orlando, los cuales ya no podra éxplicar tras ser ejecutado por el FBI, prefiero tomarlos con escepticismo. En primer lugar porque si fuese un radical musulmán como se nos presenta no podría haber encontrado en el Corán nada que que le obligue a matar a los homosexuales, as cuando estos pertenecen a otra religión o cultura contrincante a la que por el contrario conviene minar desde adentro con este tipo de orientación sexual. El atentado sería en ese sentido más propio de un fundamentalista cristiano norteamericano.

La cosa se nos complica con lo que afirma la publicación libanesa Al-Manar cuando cita una afirmación del corresponsal de la cadena panárabe Al Mayadin; según el periodista Omar Sediqque Mateen habría trabajado en una empresa de seguridad israelo-británica, G4S, encargada de la seguridad en los aeropuertos de Europa y EEUU. El enredo crece aún más después que Orlando Sentinel saca a la luz que Omar Mateen había estado en el club nocturno homosexual muchas veces, se emborrachaba, el padre lo llamaba gay. La pregunta que aparece es si no estaremos en presencia mas que un acto de homofobia, de un crimen de “autofobia”. Aquí se confirma la información sobre el terrorista como agente de seguridad. En 2006 trabajó en una prisión estatal – Martin Correctional Institution en Indiantown – durante seis meses, según el Departamento de Correcciones de Florida. Ese mismo año, obtuvo un título de asociado en justicia criminal de Indian River Community College, según el portavoz de la escuela Robert Lane. Esa es una medida necesaria para convertirse en agente de la ley en la Florida. Fue en 2007, cuando es contratado por G4S. Su asignación en el momento de su muerte era la de trabajabar como guardia de seguridad en una comunidad de retiro cerrada en el sur de Florida, informó la empresa.

Por su parte el diario italiano República nos ofrece el historial dl Abu Taubah, el imán que supuestamente radicalizó a Omar Mateen. Este mentor espiritual en realidad se llama Marcus Dwayne Robertson, Había sido miembro de la Marina de Estados Unidos donde permaneció durante seis años. Durante este período, sin embargo, que había hecho el doble juego, convirtiéndose en el líder de una banda llamada “Los cuarenta ladrones”, sus cómplices musulmanes, eran guardias de seguridad. Fue detenido en 1991, pero después de cuatro años de prisión aceptó una oferta para ir a Egipto a realizar una operación encubierta del FBI, para el que trabajo duró 15 años. Luego se pasa supuestamente al otro lado convirtiéndose al islam. Durante un tiempo fue también era el guardaespaldas del Sheikh responsable en 1993 del intento de atentado contra el World Trade Center. En 2011 estará de vuelta en la cárcel, por los cargos de posesión ilegal de armas y el fraude fiscal. En la prisión John E. Polk, correccional del condado de Seminole, Florida, hace proselitismo islámico hacia otros internos. En sólo un año, gracias a su especial dote de persuasor, se las arregló para convertir 36 prisioneros, entre ellos un fanático de la superioridad de la “raza blanca”. Para evitar esta actividad, los funcionarios de prisiones lo trasladaron en régimen de aislamiento. Desde hace aproximadamente un año que estaba de vuelta a la calle. Robertson siempre ha promocionado su aversión a la homosexualidad y los investigadores que están tratando de averiguar si jugó un papel en el diseño de la matanza. Si fuera así la pregunta sería ¿para quién trabaja en realidad Marcus Dwayne Robertson, alias Abu Taubah?

 

 

 

Para rematar Los Ángeles Times difundió testimonios según los cuales Mateen, quien tenía una ex esposa y un hijo, se emborrachaba a menudo, trataba de ligar hombres en el club y utilizaba aplicaciones de citas gay.  Si a esto le agregamos que le gustaba sacarse fotos y difundirlas llegamos a conclusión de que al muchacho de “musulmán” no le quedaba nada,  los suyos eran los valores y costumbres propios de la juventud “occidentalizada”.

Asi que del mismo modo que podemos creer a los medios occidentales cuando afirman que el asesino era un fanático musulmán, podemos dudar de ellos ante la posibilidad de que se tratara de un individuo programado (por no hablar de varios agentes dada la aparente capacidad de fuego)  al servicio de poderes que nada tienen que ver con el Islam. En tal caso se trataría de un ataque de falsa bandera con el cual justificar la creciente islamofobiea occidental o quizas  el fortalecimiento de las políticas de reprogramación de género que se aplica a la niñez y la juventud del llamado mundo  occidental.  Ental caso  la tragedia de Orlando bien pudiera ser una suerte de Explosión del Maine del siglo XXI, donde el rol de los marineros norteamericanos asesinados en La Habana de 1898 por el auto atentado o “accidente”,  de aquel buque militar usado por los norteamericanos para intervenir en la guerra de Cuba, lo asumen, ahora los homosexuales asesinados ahora en Orlando.


¿Cómo no me voy a reír de La OEA?

7 Jun

 

Los venezolanos le han robado la consigna a Pánfilo y han salido reclamar su “jama” frente a las mismas puertas del palacio de Miraflores.


La escena ha dado la vuelta al mundo, si bien algunos medios matizan diciendo que se trata de una protesta de las “clases medias”. Lo cierto es que los que se ven gritando en pantalla tienen cara de todo menos de “niños bien”, se trata gente humilde, trabajadora, reclamando un derecho tan simple como el de comer. Al parecer han dejado atrás, mas no por satisfecha la demanda, aquella etapa “prosaica” de exigir papel higiénico, también la otra de falta azúcar, por no hablar de la de broncas por un par de cebollas en los mercados. Por cierto, con la que se veía venir bien pudo demorarse el desmantelamiento de los centrales de azúcar en Cuba; por muy poco rentable que estos fueran, al menos habrían servido para garantizar, al “hermano pueblo venezolano” el refresquito que haga pasajero el calentamiento global, retribuyendo con la sacarosa tanto petróleo regalado, además de mantener la dignidad laboral del trabajador azucarero cubano hoy desempleado.

Maduro lo está haciendo muy mal la verdad, no porque sea incapaz de garantizar un buen de vida de la población, lo cual es pedir peras al olmo de un sistema que hace de la miseria un medio de dominación, sino porque mantiene el totalitarismo parado en la mitad de la construcción, en el mismo punto en que lo dejó Chávez antes de que “lo murieran”.

A que en Cuba tras 17 de Revolución (recordemos que la Bolivariana comenzó oficialmente en 1999) no se daban esos espectáculos tan bochornosos de multitudes de gente gritando “Queremos comer”, y de los que, hasta la televisión sueca, tan poco interesada en Latinoamérica, se ha hecho eco en estos días. Para esa época, digamos 1976, el empleo había sido debidamente monopolizado por el estado, la oposición suprimida (lo mismo armada que pacífica), en cada barrio establecido un Comité de Defensa que lo vigilaba todo y la pobreza convenientemente repartida para que doliera menos con la ayuda de la libreta de racionamiento.

Pero como en Venezuela no hay nada de esto, la gente sale a la calle y grita, y lo hace de manera tan desesperada que a veces dice cosas de las que pueden valerse sus enemigos, por ejemplo, cuando piden que alguien desde afuera a salvarla. Con esto están sirviendo en bandeja la idea de que no quieren a su patria, como decía el 2 de junio pasado, a sus oyentes Edmundo García desde su programa digital en Miami La Tarde se mueve, algo que choca un poco cuando acababa de tras retransmitir un programa de Rusia Hoy en el que Fabián Escalante alababa a una agencia de inteligencia extranjera la KGB por su rol en la formación de contra inteligencia cubana, la misma que hoy controla la “seguridad” venezolana.

La fórmula venezolana para enfrentar las protestas es otra, la de acusar al sector privado de la escasez, como si los capitalistas, quienes para serlo, están dispuesto a perder todo menos el dinero, y que hacen política a través de sus políticos profesionales, se guiaran por la misma lógica de un estado socialista, donde la propiedad sobre los medios de producción, subordina la cantidad, la calidad y la ganancia de lo que se produce a la política aunque esta lleve nos a la ruina.

Para conseguir este resultado los medios de propaganda gubernamentales en Venezuela y sus aliados se ayuda de casos puntuales, sabrá Dios si fabricados por los mismos agentes oficialistas infiltrados en las empresas, como es el del Complejo Industrial Ovomar, acusado en estos días por el diputado del Bloque de la Patria, Ricardo Molina, de tirar “tres millones de huevos” a la basura, vaya forma de hacer dinero que tienen sus dueños.

Pase o no pase el cuento, al gobierno venezolano siempre le quedará La Habana para emendar sus faltas. Recordemos cuando le sacó las castañas del fuego organizándole aquel auto golpe de Estado de 2002, que salvó a Hugo Chávez, de un linchamiento popular, de un ajuste de cuentas en “su propia madriguera”, ese palacio de Miraflores, hoy mejor reguardado por los escudos de la policía frente a los “escuálidos” que, sin la fuerza de antaño para la acción política de masas, sólo les queda pedir comida, como si merecieran el triste apelativo que les dio el Teniente Coronel golpista cuando ya era presidente. Aquel operativos militar, al que tanta lasca le sacaron los propagandistas del chavismo, sirvió de paso para hacer caer en la trampa a todos lo que creyeron que un ejército tan penetrado desde fuera como el venezolano (la trayectoria conspiradora de propio Chávez lo demuestra), se pondría al final del lado de su pueblo.

Catorce años después La Habana (o quienes están detrás de ella) vuelve a mover hilos para salvar a sus protegidos en Caracas, y ha tirado tan duro que obligó a recular a ese paladín liberal de Mauricio Macri, desde ahora ““Micro”, para los opositores venezolanos.

El mejor resumen de este último servicio cubano lo tenemos en la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX)  del mismo 2 de junio. Aquí se nos habla de que Venezuela (entiéndase el Madurato) “libró una dura y victoriosa batalla diplomática en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, celebrada el miércoles primero de junio, contra el plan injerencista del imperialismo y las oligarquías”. Y como la madre que no repara en daños para salvar a un hijo se arremete contra el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, olvidando sus declaraciones de marzo en las que decía que “corazón siente que Cuba debería estar de vuelta” a ese organismo, las palabras fueron dicha por el ex ministro de Asuntos Exteriores uruguayo en una conferencia realizada en el Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales (ILAS CASS) de Pekín.

El caso es que no puede haber piedad en la declaración con Almagro cuyo amago de tratar de aplicar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, dirigido a lidiar contra las rupturas o alteraciones graves del orden constitucional, sería la base del presunto plan imperialista y oligárquico. De paso se recuerda que dicho artículo no fue invocara cuando “el golpe militar del 2002 contra el presidente Hugo Chávez Frías”, “a buena hora mangas verdes” cuando fue precisamente ese “dale palante y dale patrás” de los gorilas venezolanos lo que mantuvo en el poder a un personaje imprescindible para Cuba en aquellos momentos. Otra cosa sería cuando llegara la hora de sustituir al payaso amigo de Fidel, pero demasiado creído de sí, por el burócrata oscuro y amaestrado por Raúl que recordando sus tiempos de chofer de autobús conduce a Venezuela, por la ruta exacta que se le dicta desde Cuba, sin desviarse ni una cuadra, por más que griten “PARAAA” las masas apretujadas en su “guagua”.

Al final, hoy con los venezolanos, como ayer contra cubano, se pone en evidencia que el problema no es exclusivamente interno, y solo puede solucionarlo el mismo pueblo, nadie más hará nada y mucho menos esa Organización dejada de la mano de los norteamericanos desde hace décadas y maniatada por los gobiernos del ALBA-TCP, esos que tiraron una vez más la toalla al régimen bolivariano, a decir del MINREX, con los “serenos argumentos de los que han elegido el diálogo, el respeto entre naciones y la paz como normas de su diplomacia, y la mesurada pero clara resistencia caribeña”. Entre la cobardía de unos y la complicidad de otros Maduro ha recibido la señal de que tiene carta blanca para hacer lo que quiera con Venezuela. ¿Cómo no me voy a reír de La OEA?

No sólo en Cuba se liquidan inocentes

3 Jun

Todo se descubrió en la Stovall Middle School de Houston Texas, cuando vieron a un alumno de 13 años tocarle las nalgas a su maestra de inglés Alejandría Vera, resulta que ella estaba embarazada del chico al que llevaba once años de diferencia.

Cuando los padres del muchacho se enteraron, apoyaron la relación y no podían esperar para conocer el bebé estaba en camino.


Todo iba bien para la criatura hasta que llegaron los servicios sociales para interrogar a la maestra sobre su relación con el muchacho. Esto la puso nerviosa y se hizo un aborto.

Al final pagó un inocente, ya no por ser indeseado, por una violación o un incesto, sino por la pedofilia de una maestra y la materialización de las fantasías sexuales de un adolescente, de cuales el pobre feto era totalmente inocente.

A propósito de la denuncia en Metro del “feticidio” cubano

2 Jun

 

Johan Norberg,  colaborador del periódico Metro de Estocolmo,  publicó el primero de junio una atinada columna titulada: “Cuba parece manipular las estadísticas de mortalidad infantil”. En este artículo se cita a un experto en temas cubanos, Erik Jennische, quien ha publicado en su página personal el texto titulado”Pressfriheten och den kubanska spädbarnsdödligheten” (La libertad de prensa y de la mortalidad infantil de Cuba). Aquí se comentan datos ofrecidos por Grama el seis de enero sobre la mortalidad infantil en Cuba, la cual para el año 2015 sería de 4,3 por mil nacidos vivos; un poco más alta que Suecia, un poco menor que la de Estados Unidos, muy cerca de la media de la UE, un tercio de El Salvador, una cuarta parte de Honduras y una quinta de Guatemala.

Jennische recuerda que el 2 de enero del 2015  el Órgano Oficial de Partido Comunista de Cuba explicó lo bajo de nuestra tasa de mortalidad infantil entrevistando un médico según el cual uno de los factores importantes para conseguirla era la priorización de diagnósticos y la “prevención” de defectos congénitos y enfermedades genéticas, entendiendo por “prevención” el aborto.

El especialista sueco trae a colación dos investigadores chilenos que examinaron la razón de la diferencia en la mortalidad infantil entre Chile y Cuba, la cual para 2008 fue de 7,8 y 4,7 muertes por cada mil nacimientos vivos respectivamente. Con la suposición de esta diferencia podría deberse a que el aborto está totalmente prohibido en Chile, pero permitido en Cuba, los científicos descubrieron que el 34 por ciento de las muertes en Chile durante el primer año de vida se debió a malformaciones congénitas y anomalías cromosómicas, mientras que en Cuba este tipo de causa explicaba sólo en el 19 por ciento de los fallecimientos. En este sentido el acceso al aborto significa que un menor número de niños con defectos de nacimiento y anormalidades cromosómicas nacen en Cuba.

Jennische hace referencia además a un estudio realizado por Roberto M. González, aparecid0 en la edición del pasado agosto, de la revista Estudios Cubanos, que publica la Universidad de Harvard. Se trató de investigar en ella la credibilidad de las estadísticas sobre el número de abortos tardíos – muertes del feto que pesa 500 gramos – con el número de muertes durante la primera semana de vida (mortalidad neonatal precoz) en Cuba y los 24 países de la UE. en el año 2008. Para ese año, en Cuba, la tasa de mortalidad durante la primera semana de vida era de 2,13 por cada mil nacidos vivos, tan grande como en Eslovenia, Eslovaquia y Alemania. Sin embargo, cuando estos países informaron de entre 2,5 y 5,6 abortos por cada mil nacimientos tardíos, Cuba reportó 13. Al mirar el desglose de abortos involuntarios y muertes prematuras verdaderas las estadísticas cubanas se apartan de lo normal.  González, citado por Jennische, sostiene al sistema de salud cubano hace pasar por abortos involuntario lo que son en realidad muertes infantiles, cifra que el sistema de la ONU disemina por todo el mundo como sin que nadie se preocupe.

Todo lo anterior es resumido por el redactor de Metro con la afirmación de que la tasa de mortalidad infantil de Cuba es probablemente el doble de lo que se afirma oficialmente. Norberg debería continuar en esta misma línea informativa y entrevistar para sus lectores suecos al disidente cubano Oscar Elías Biscet, recientemente fue autorizado a salir de su país. Se trata de un médico que por denunciar, las atrocidades cometidas contra los fetos en los hospitales cubanos, entre otras aberraciones del régimen de Cuba, perdió su trabajo, y más tarde fue condenado 12 años en la cárcel.
Una cosa si debo señalar al comentarista de Metro; si a pesar de todo lo anterior el régimen cubano sigue teniendo buena fama en el mundo, esto no sólo se debe a sus supuestos logros sociales, la manipulación de datos o la propaganda que le hacen fuerzas de izquierda criticadas por Johan Norberg, en su trabajo periodístico.

El nombre de la dictadura cubana, a pesar de los años de desgaste, sigue bien parado frente a buena parte de la opinión pública internacional, esto se debe a que está protegido por fuerzas externas interesadas en que Cuba siga reduciendo su población en una magnitud similar a la que se da en países desarrollados, pero sin las ventajas de estos. Para el capitalismo maltusiano que hoy controla el mundo se trata de una virtud por la que Cuba ha de ser perdonada, sin importar las flagrantes violaciones de derechos humanos que cometan los gobernantes de La Habana.