Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Emilio Salgari; un escritor antimperialista en favor de la Cuba española

25 May

Mientras el lobo de mar abandonaba el mástil, toda la tripulación se había reunido silenciosamente en cubierta y desplegado a lo largo de los costales. Estos hombres intrépidos, pasado el primer instante de sorpresa, habían recuperado su calma y su confianza y esperaban serenamente los acontecimientos, decididos sin embargo a todo, incluso a un desesperado combate o a prender fuego al polvorín.
Doña Dolores se había trasladado al centro de la cubierta.
Estaba serena, tranquila; solamente en su mirada se veía brillar un relámpago de energía suprema.
—Que nadie se inquiete —dijo—. Obedecedme ciegamente y tened confianza.
—Ordenad, señora —respondieron los marineros—. Estamos dispuestos a morir por la patria.
—Lo sé, mis valientes, pero no ha llegado aún el momento. ¡Maestro Colón!
—Aquí me tenéis, mi capitana —respondió el viejo marinero.
—Tú bajarás al polvorín y tendrás el dedo puesto sobre el botón del disparador eléctrico. El hilo está unido a los dos torpedos, procura no apretar si antes no te he dado la orden.
—¿La señal? —preguntó el marinero, con un tono de voz en el que no se notaba la menor aprensión.
—Cuando me oigas gritar «Viva España» apretarás el botón y saltaremos todos, pero junto a nosotros volarán los odiados yanquis.
Emilio Salgari de su novela, La capitana del Yucatán, 1899).

la capitana del yucatan - emilio salgari - s. - Comprar Libros ...

Emilio Carlo Giuseppe Maria Salgari, fue una de las figuras literarias a las que la censura literaria cubana, pareció no hacerle mucho asco. Si bien no todas, como veremos más adelante, buena parte de sus obras fueron publicadas en la Cuba, para disfrute y ensoñación de quienes solo podía salir de la isla para siempre o con la imaginación.


Postalita cubana

Una de aquellas obras fue Sandokan novela que, inspiró incluso una seria televisiva la isla, y de las que pocos conoce se inspira en las vivencias de un personaje real, el aventurero español Carlos Cuarteroni, convertido por arte de magia literario en amigo y consejero del protagonista, el portugués Yáñez.

Esta es la historia de un príncipe de Borneo convertido en pirata y que combate per de los británicos, asesinos de su familia. Siendo hasta hoy una de las pocas obras de la cultura popular donde el imperialismo británico sale mal parado, aplauso para Salgari.

No es esta la única novela en la que un héroe concebido por Salgari se enfrenta a los imperialistas británicos, un su ciclo de novelas conocido como Piratas de las Bermudas, ambientado en la época de la guerra de la independencia norteamericana, los héroes serán los corsarios americanos que intentan romper el bloqueo comercial impuesto por Inglaterra a las 13 colonias americanas.

Ya sabemos que detrás de aquella gesta libertaria, se encontraban la dinastía borbónica que dominaba Francia y España, sin cuyos ejércitos, en particular las tropas enviadas desde La Habana, jamás la independencia norteamericana, se habría consumado.

Lamentablemente pasó el tiempo y aquellos primeros estados independientes de América, se fueron expandiendo poco a poco a costa de los territorios que un día pertenecieron a quienes le habían ayudado. Y lo pero no fue eso, sino que echando por tierra la Doctrina Monroe, de «América para los americanos», elaborada por John Quincy Adams y atribuida al presidente James Monroe en 1823, los intereses de la antigua metrópolis y sus ex colonias en expansión se irán amalgamando, primero con un dejar hacer, por ejemplo ante la toma en 1833 de las islas Malvinas por los británicos, el establecimiento de los británicos en la costa de la Mosquitia (Nicaragua), la ocupación de la Guayana Esequiba por los británicos y el bloqueo naval de Venezuela por Alemania, Reino Unido e Italia entre 1902 y 1903, además de la tolerancia con el mantenimiento de las colonias en británicas en el Caribe.

Al fnal el colaboracionismo tal que casi imposible diferenciar los límites del antiguo y nuevo imperialismo. Así lo hemos visto con la conversión de los norteamericanos en carne de cañón al servicio de los intereses británicos durante las dos guerras mundiales, la no oposición cuando no respaldo al gran proyecto neocolonial que conforman lo mismo la mancomunidad británica con el enclave británico en el medio oriente hoy conocido como Estado de Israel, y por supuesto por el nefasto papel jugado por Estados Unidos durante la Guerra de las Malvinas en 1982 y el apoyando con sus servicios de inteligencia al Bando Ingles.

Esta fue en medio de este proceso de conciliación de intereses entre Estados Unidos e Inglaterra cuando estalla la guerra hispanoamericana de 1898. Lo que no saben los cubanos es que aquella sirve de contexto a una novela donde Salgari vuelve atizar a los anglosajones, en este caso a sus primos norteamericanos. La obra cuyo título completo es LA CAPITANA DEL YUCATAN — LA REBELION DE CUBA, fue publicada en 1899, en pleno “protectorado” de Estados Unidos. sobre la isla, Y aunque su valor literario, es incuestionable, así como interesante los conocimiento históricos y geográficos que denotan, no importa la perspectiva ideológica, jamás ha sido y dudo que lo sea publicada Cuba.

emilio salgari - capitana yucatan - Iberlibro

Esta es la historia de otra mujer de amas tomar, como la afamada “Capitán tormenta”, pero ahora en ambiente tropical -no sé porque las feminista que tanto gustan de estos caracteres varoniles no toman nota, quizás porque se mete con su ama Inglaterra-, se trata de la marquesa Dolores del Castillo heroína españolista y antinorteamericana, que comanda la nave «Yucatán», su intrépida misión es la de romper el bloqueo naval norteamericano contra Cuba y llevar armas a las tropas asediadas del General Blanco, último gobernador de la isla. El posicionamiento del escritor no deja lugar a duda, defiende el derecho de Cuba a seguir siendo española, quizás sea el motivo por el que para no levantar sospechas entre los lectores, los modernos editores eliminen la alusión al tema de Cuba en el título.

Por supuesto que un libro como este choca con la política de las editoriales cubanas que, como el resto de las iberoamericanas, se somete a los cánones heredados de la historiografía liberal y por tanto maniquea. De lo que se trata es de anatemiza cualquier gesto de patriotismo hispano regional, desconociendo por principio la tragedia, económica, cultural y sobre todo humana que significó la fragmentación del imperio español en las Américas, una hecatombe que para el caso cubano represento la perdida de millones de vidas humanas, así como la supeditación directa o indirecta, incluso por carambola como ocurre hoy, a la potencia invasora.

Habrá que indagar de dónde le viene a Salgari este rechazo a los imperios de habla inglesa, pero ese será tema de otra entrada futura en este blog, por ahora le dejo en enlace a una edición gratis de La Capitana, que usted puede bajar pinchando acá.

Y si por causalidad no tiene tiempo para leer el libro entero en este momento le adelanto un fragmente donde se narra, en código novelesco, una de las acciones de guerra más emblemática, de la época y cuyo registro en esta novela de aventuras, casi contemporánea bien merecería una tesis doctoral, si no imperara tanto prejuicio negrolegendario en la académia cubana.

emilio salgari la rebelión de cuba - Comprar Libros antiguos ...

Me refiero al asalto a la guarnición de El Caney, desde la cual se defendía el franco noroeste de Santiago de Cuba, donde por cierto, el oficial de español de mayor graduación caído en aquella guerra el general Vara de Rey. Por cierto tengo el gusto de conocer a un historiador español que desciende de este ilustre enemigo de mis antepasado quienes luchaban del lado separatista, el historiador Fernando Camacho, quien le ha dedicado una nota a su antepasado bajo el título de Hazañas e incógnitas del General español Joaquín Vara del Rey en la Guerra de Cuba.

La verdad es que Vara del Rey se comportó valientemente, al frente de uns 520 soldado regulares y guerrilleros resistió en un combate de 12 horas hasta quedar sin municiones el embate de los 6899 hombres, comandados por el general Henry W. Lawton. La batalla se libró el 1 de julio de 1898 y gracias a su heroísmo los soldados españoles contuvieron impidió el avance estadounidense a las colinas de San Juan como se había pedido al general William Rufus Shafter, Jefe del 5º ejército Expedicionario, para ayudar al resto del 5º ejército y luego dirigirse hacia Santiago.

Así describe Salgari la batalla en el capítulo que le dedica y que le dejo a modo de despedida:

emilio salgari - capitana yucatan - Iberlibro

Después de la derrota sufrida por la caballería estadounidense en Jaragua, hubo descanso en ambos lados. Sin embargo, se produjeron algunos pequeños enfrentamientos, más enfrentamientos de lugares avanzados que peleas reales.
Sin embargo, los estadounidenses habían aprovechado la oportunidad para desembarcar por completo el cuerpo de operaciones, unos veintisiete mil hombres fuertes, dos veces más fuertes que los españoles, que por su parte solo habían recibido un poco de ayuda.

Solo el coronel Escario, comandante de Manzanillo, que obtuvo del permiso del mariscal Blanco para apresurarse a la plaza sitiada, reunió a unos cientos de combatientes, con una marcha atrevida y muy rápida que había logrado ingresar a Santiago, engañando simultáneamente la vigilancia de los insurgentes y de los estadounidenses.

Pero ese respiro no iba a durar mucho. El general Shafter, comandante supremo de las fuerzas estadounidenses, se estaba preparando para un golpe desesperado para asaltar la plaza sitiada.

Ya a fines de junio, grandes masas de tropas estadounidenses se habían concentrado gradualmente, amenazando a El Caney, un pueblo ubicado a solo siete kilómetros de Santiago y Aguadores, la llave de la plaza, defendiendo el fuerte castillo de Morro desde el lado de la tierra.

Donna Dolores, que quería participar activamente en la campaña, después de la batalla de Jaragua se había apresurado, por consejo de Córdoba, a ir a El Caney, que había sido ocupado por cuatro compañías de caza bajo el mando de uno de los generales españoles más valientes. Joaquín Varo del Rey y Rubio.

La aldea había sido fortificada apresuradamente con numerosas trincheras y empalizadas, pero casi carecía de artillería, ya que no quería eliminar los muros de Santiago. Sin embargo, el general Rubio era un hombre que confiaba plenamente en él y reparaba parte de esa grave deficiencia.

La marquesa, como en Jaragua, había reclamado el honor de que sus valientes marineros lucharan en el frente y se le había confiado la defensa de una de las trincheras más importantes.

No fue sino hasta la mañana del 1 de julio que llegaron noticias de que veinte mil estadounidenses se estaban preparando para un ataque general contra El Caney y Aguadores, un lugar defendido por otro valiente general español, Linares.
La superioridad numérica de los estadounidenses era enorme, ya que los españoles apenas podían oponerse a cinco o seis mil hombres. Además, los primeros, frente a Aguadores, contaban con el apoyo de los poderosos cañones de su flota.

El general Rubio, tan pronto como se enteró de los movimientos de los estadounidenses, como un líder prudente, había lanzado numerosos exploradores a la derecha y a la izquierda para conocer el número de sus oponentes, luego había organizado a sus buenos cazadores, que luego se cubrirían de gloria, detrás de las trincheras, asignando sus puestos a los comandantes.

La marquesa, con Córdoba, sus marineros y la compañía de medio cazador, había ocupado una valla, defendida por un foso profundo.
A las diez de la mañana, el general Rubio ya sabía con qué enemigo formidable se enfrentaba. Las fuerzas estadounidenses consistían en una división comandada por el general de brigada Lawton y la brigada comandada por el general Baters, más algunos escuadrones de caballería.
Había demasiadas para las cuatro compañías que defendían a El Caney, incluso los españoles se habían preparado animadamente para la pelea, aunque ahora no ignoraban su destino, siendo absolutamente imposible sostener la colisión de muchas columnas.

– Donna Dolores, – dijo Córdoba – aquí no se trata de ganar sino de morir. Es imposible resistirse a tantos yanquis.
– Bueno, mi buen Córdoba, moriremos, – respondió la mujer intrépida – moriremos con el grito en los labios de: ¡Viva la patria!
– ¡Tú, tan joven y tan hermosa para morir! … Donna Dolores, déjame a mí y a nuestros marineros cuidar de salvar el honor de nuestro Yucatán.
– No, Córdoba: no dejaré este lugar.
– Pronto tendrá lugar una terrible pelea aquí.
– Todo lo mejor.
– Las bolas se desprenderán y habrá montañas de cadáveres.
– No estoy asustado.
– Donna Dolores! …
– ¡Basta, Córdoba! ¡Vamos, mi valiente! ¡Luchamos por la bandera de la vieja España! Gritó la marquesa.

Las columnas americanas habían emergido entonces entre los bosques, desplegándose rápidamente en orden de batalla. Sus baterías, zócalo posición en una pequeña colina, ya habían comenzado el fuego que asaltaba las trincheras y los terraplenes.

En ese momento supremo, se podía escuchar el arma tronando furiosamente hacia Aguadores y las piezas colosales de los acorazados estadounidenses rugían oscuramente en el mar.

Una tremenda batalla también había comenzado allí. Dieciséis mil estadounidenses, liderados por el general Shafter, habían atacado a los tres mil españoles del general Linares atrincherados en ese lugar.

Como se puede ver en ambos campos de batalla, la lucha fue desigual, incluso los hijos de la caballerosa España se prepararon para apoyar sin miedo el ataque del adversario dominante y formidable.

La división del general Lawton, que se acababa de desarrollar en orden de batalla, se había lanzado sobre El Caney seguido de la brigada Baters y flanqueado por jinetes rudos, seguros de la victoria.

9788427808621: La rebelión de Cuba / Emilio Salgari ; [traductor ...

Las setecientas rondas por minuto de los cañones Maxim habían comenzado a tronar constantemente contra las trincheras de El Caney, pero los españoles no estaban consternados por esto.

Ocultas detrás de los refugios, respondieron valientemente con sus fusiles de pequeño calibre, asaltando las columnas americanas con una precisión que se hizo cada vez más minuto a minuto.

Bolas de rifle y balas de cañón silbaron por todas partes, esparciendo la muerte. Algunas bombas habían prendido fuego a las casas del pueblo, que ardían rápidamente arrojando nubes de chispas y nubes de humo al aire.

Las grandes columnas estadounidenses, que creían que estaban acabando con ese puñado de héroes simplemente apareciendo, se habían detenido. Los fusiles de pequeño calibre de los cazadores ya habían masacrado a las vanguardias. Se veían montones de muertos y heridos en todas partes e incluso se podía ver a una gran cantidad de caballos soplándose en el borde del bosque.

Habían empezado a entender que los soldados españoles no eran hombres para entregar el campo tan fácilmente, incluso si eran oprimidos por fuerzas superiores y enfrentados con una resistencia tan tenaz, se habían avergonzado bastante.

Sin embargo, sus generales, sabiendo que tenían tropas nuevas y que eran seis veces más poderosos que los defensores de la aldea decidieron intentar un golpe desesperado.

Tres mil hombres, reunidos en dos columnas de ataque, se precipitaron contra El Caney con la orden de conquistar las trincheras y perseguir a los defensores.
El momento estaba a punto de volverse terrible. Córdoba, temiendo a la marquesa, intentó un último esfuerzo para obligarla a retirarse.

– ¡No, me quedaré aquí hasta que ondee la bandera de la patria!
Esta fue la única respuesta que recibió del intrépido Capitán de Yucatán.
El asalto fue terrible. Los tres mil estadounidenses derrocaron con un ímpetu imparable contra la aldea tratando de superar las trincheras, pero el terrible fuego de los cazadores los detuvo pronto.

Las columnas diezmadas, disparadas casi en blanco, a pesar del número de combatientes muy superiores a los españoles, se agruparon antes de llegar a las zanjas.

Completamente derrotados, se vieron obligados a retirarse en desorden en la brigada del general Baters, dejando el suelo lleno de muertos.
La heroica guarnición no solo se había resistido admirablemente, sino que también había ganado esa primera colisión.

Pero la pelea no tuvo que terminar ahí. Nuevas tropas habían entrado en acción por la Brigada Baters.

El segundo ataque fue más terrible y más obstinado que el primero y esta vez también los cuatro batallones, a pesar de sus enormes pérdidas, lograron tomar represalias contra los atacantes.

Un tercero ya no tuvo suerte. Los estadounidenses, rechazados en todas partes, ahora habían sufrido reversiones completas.

Todo el campo de batalla estaba abarrotado de muertos y moribundos. En algunos lugares había montañas reales de cadáveres.

Eran las cinco de la tarde; En ese momento, llegó la noticia de que el general Linares había repelido el ataque de los catorce mil estadounidenses de Shafter y les había causado graves pérdidas.

Aguadores era libre pero El Caney aún no lo era, de hecho, todo lo contrario. Sin una sala de emergencias, existía el peligro de ser asaltado, ya que los cazadores ya no podían soportarlo.

Los cañones Maxim los habían diezmado más que ellos y esos tres asaltos, aunque rechazados, habían costado sacrificios desastrosos.

A las cinco y cuarto las columnas americanas intentaron un ataque final y más impetuoso.

La división del general Lawton, la brigada del general Baters y los rudos jinetes, más de cinco mil hombres, cayeron sobre El Caney simultáneamente.
Los cuatro batallones no se retiraron. Quemaron resueltamente las últimas cargas y luego se arrojaron a las bayonetas que bajaron contra los Yankees en un combate cuerpo a cuerpo.

Fueron solo quinientos o seiscientos, incluso la lucha fue larga y obstinada. Finalmente, oprimidos por el número, incapaces de enfrentarse a tantos enemigos, a las cinco y media comenzaron a retroceder.

El general Rubio, que luchó en la primera fila como un simple soldado, ya que la batalla ahora estaba perdida y que El Caney estaba a punto de ser tomada, no quería sobrevivir al deshonor de la derrota.

Recogí una bandera que había caído de la mano de un obispo que estaba se derrumbó a sus costados, se apresuró a través de los escuadrones de jinetes que lo atacaron al frente, gritando:

– ¡Para mí, mi valiente! … ¡Viva España! …

Se vio que ese hombre valiente derrocó, con su sable, varios caballeros enemigos, y luego cayó bajo una lluvia de golpes para no volver a levantarse nunca más.

Ese sentimiento magnánimo que siempre se encuentra en un enemigo valiente y verdaderamente fuerte debe haber sido desconocido para la caballería estadounidense que prefería matar a ese valiente en lugar de hacerlo prisionero.
La muerte del defensor de El Caney puso fin a la sangrienta batalla.

Los españoles prendieron fuego a la aldea y se salvaron en el bosque, después de haber hecho que el enemigo pagara caro la victoria, ya que más de mil quinientos estadounidenses permanecieron en el campo.

La marquesa y Córdoba, seguidos por sesenta y cuatro marineros, los otros cayeron detrás de las trincheras durante el último ataque contra la bayoneta, para proteger a su capitán, abandonaron el pueblo después de haber visto a los estadounidenses escalar los terraplenes y romper las brechas. empalizadas
La marquesa estaba a caballo, habiendo encontrado a uno que huía de las calles del pueblo y los otros a pie; Sin embargo, la retirada fue rápida, aunque los estadounidenses no se sintieron en caso de hostigar a los valientes defensores de ese puesto avanzado.

A las once de la noche, el grupo, después de dar largas vueltas en medio de los espesos bosques, llegó a Aguadores.

Allí, se ofrecían espectáculos horrendos a cada paso, la batalla más feroz se había librado en esos alrededores.

Las granjas estaban en llamas y dejaban una luz siniestra en el campo del puño. Montones de cadáveres, formados principalmente por estadounidenses, se levantaron en todas partes.

Había hombres y caballos confusamente mezclados, apilados, tendidos en medio de una capa de barro sangriento.

Una gran cantidad de urubú, los cuervos del Golfo de México se cernían sobre ese carro, descendiendo aquí y allá para darse un festín en las extremidades aún tibias de aquellos miserables extinguidos por el plomo enemigo.

También habían sucedido escenas terribles en Aguadores, no menos sangrientas que las de El Caney. Se habían producido asaltos furiosos, las grandes columnas estadounidenses habían dado enormes cargas, pero allí los españoles, más afortunados, a pesar de las horrendas masacres producidas por los cañones de fuego rápido y a pesar de la enorme superioridad numérica de los oponentes, habían ganado, cubriéndose de gloria.

El general Linares, su comandante, el héroe del día, resultó gravemente herido en el brazo; sus dos ayudantes fueron asesinados, sin embargo, dos mil estadounidenses permanecieron en el campo del puño, en parte muertos y en parte heridos.

Cuando la marquesa llegó a Aguadores, los españoles aún mantenían sus posiciones con fuerza, pero ese lugar parecía haberse convertido en un inmenso hospital.
Cientos de heridos, que se reunieron en el campo a la luz de las antorchas, llegaron en todo momento, reducidos a un estado compasivo, mutilados, desvaídos, cubiertos de polvo y sangre.

Desde cada tienda, desde cada cabaña, detrás de las trincheras se escucharon gritos insoportables, o gemidos retumbantes o traqueteos de los moribundos, ¡y esa horrible reunión aún no había terminado! … Debajo de esas montañas de cadáveres, otros heridos imploraron ayuda o murieron, solo, en medio de una terrible oscuridad, en medio de un verdadero baño de sangre …

La marquesa, con un corazón triste, agarrada por una angustia inexpresable, ya había cruzado las trincheras para dirigirse al general Linares a fin de ponerse a sus órdenes cuando se le acercó un capitán de los cazadores que ya había visto con el general Torral.
– Señora del Castillo, te estaba buscando por orden del general.
– ¿Sabías entonces que me había escapado de la muerte?
– Sí, Marquesa, escuché de algunos cazadores que participaron en la batalla de El Caney.
– ¿Y tú deseas? …
– Si quieres salvar tu Yucatán, no tienes un minuto que perder.
– ¿Qué quieres decir? …
– Que el equipo del almirante Cervera se está preparando para irse de Santiago.
– ¡Comenzando! … – exclamó la marquesa, llena de asombro. – ¿Y las naves de Sampson y Schley? …
“Es mejor morir peleando en el mar que rendirse más tarde sin pelear, señora”, dijo el capitán. – Santiago está perdido para España y quizás Cuba.
– ¿Qué hay de la victoria de hoy?
– Será una derrota para mañana. Vete señora, si quieres intentar salvar tu Yucatán.
La marquesa lo miró por unos momentos sin responder, como si estuviera oprimida por una inmensa angustia, luego dijo lentamente, volviéndose hacia Córdoba:
– Vamos a morir, amigo … Nuestra misión ha terminado. –

Amazon.com: La rebelion de Cuba (9788427810075): Emilio Salgari: Books

 

Lo que de verdad molesta del enfrentamiento sueco al coronavirus

21 May

Supongo que sea a Eira, diosa Nórdica de la sanación, a quien debo agradecer el no haber tenido que pasar lo que buen amigo, radicado en Lombardía, quien de la noche a la mañana vio desaparecer toda trama de la libertad y respeto a los derechos humanos, de la que tanto alardea el mundo occidental, para establecer de la noche a la maña un régimen totalitario, que por momentos dejó corto al cubano.

No es que las tenga todas consigo con el modelo sueco, que nunca me ha segado, incluso cuando reconozco sus ventajas con respecto a otros países, en lo que se refiere a ingresos del ciudadano, acceso a la información, seguridad social etc. Por ejemplo, me aturden las alusiones permanentes a las medidas de distanciamiento que se da en los medios de transporte, que te hacen sentir en una suerte de distopía bajo adoctrinamiento permanente, algo que está generando una suerte de sociofobia cuyas consecuencias futuras me parece muy peligrosa, y que ya se observa incluso entre quienes como vendedores, dependientes y bibliotecarios trabajan con el público.

Peor aún es que pueda ser verdad el modo en que se está comportando el servicio médico, posponiendo por tiempo indefinido chequeos y consultas médicas ya acodadas con el paciente, no tanto por el abarrotamiento de un hospital dado, sino porque cierta autoridad lo haya declarado, lo cual significa cuando menos un duro golpe al tratamiento preventivo de las enfermedades, con todo lo que esto significa para la salud en general, esto por no dar crédito a lo que me han contado y no podido verificar de que los enfermos del coronavirus, en lugar de ser apartados, son distribuidos en todas las salas de los hospitales, de modo tal que se estos se conviertes en focos de infección tanto para el resto de los pacientes.

Como del personal médico. Esto por no tomar en serio la infidencia que me hizo un amigo, según el cual una vecina camillera le había confesado que había recibido instrucciones para recoger a los ancianos contagiados, algo que por otro lado explicaría el alto índice de muertos que se ha dado en los asilos del país.

En cualquier caso, todo esto y más ocurre, o podría estar ocurriendo en los países que obedecen las instrucciones dadas al mundo por la Organización Mundial de la Salud, comandada por el eritreano Tedros Adhanom.

Se trata de un biólogo eritreano, formado en la universidad Universidad de Asmara y cuya formación continuó en ese centro promotor de políticas maltusianas que es Inglaterra, concretamente en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y en la Universidad de Nottingham donde hizo un doctorado sobre los efectos de las represas en la transmisión de Malaria en el norte de Etiopía.

Fue en 2016, que el gobierno etíope encabezado por Haile Mariam Desalegne, avalado por la Unión Africana lo propuso como candidato a liderar la Organización Mundial de la Salud, sin importar las acusaciones contra Adhanom de ocultar epidemias de cólera durante su mandato como ministro de Salud, así como su vieja membresía en el maoísta Frente de Liberación Popular de Tigray (Eritrea).

No me extraña pues que desde este poderoso órgano al servicio del nuevo orden mundial, se haya podido persuadir a las autoridades sanitarias de diferentes países para que establezcan modelo donde a la vez que los médicos se comporta como los robots de la novela Sol desnudo, capaces de matar sin quererlo no saberlo, que trata al ciudadano que infrinja el confinamiento con el mismo respeto con el que las guardias rojas trataban a los disidentes en la China de los sesenta.

Un mal que como sabemos, se extendió tanto como el virus al resto de los territorios de Europa y América, con las raras excepciones, de Nicaragua y Uruguay. El apoyo mediático a la implementación de método chino de combate al corona virus, solo tiene parangón en la prensa china respaldándolo para su territorio.

Un buen ejemplo de este alineamiento nos lo da ese supuesto espacio para la disidencia que cubana es la revista digital Cuba encuentro. Donde no aparece nada que se aparte de la línea establecida, si en cambio las posiciones ultramontanas de defensa de la represión viral. Un buen ejemplo lo tenemos en el artículo

Hacerse el sueco

, donde desde Miami Waldo Acebo Meireles, se pregunta retóricamente si es la sueca una opción adecuada para terminar tronando contra ella, augurando una catástrofe demográfica y humanitaria.

Es verdad que las estadísticas suecas sobre enfermos y fallecidos en relación con la población no son de las mejores. Actualicemos los datos suecos. Casos confirmados 31.523+ 238 Curados 4971, Fallecidos 3831+ 88. Ciertamente no es poco, pero si se tiene en cuenta que se trata de un país, de baja natalidad y con una población muy avejentada y por tanto con un altísimo sector poblacional en situación de alto riesgo, es también natural que haya una gran cantidad de fallecimiento en relación a los curados.

Lo cierto es que con un promedio de 6.25 muertes en covid-19 por millón de habitantes Suecia ocupa en primer puesto de muertos per cápita seguida del Reino con un promedio de 5,75 muertes por millón de habitantes por día durante el mismo período de siete días. Aunque existe un debate sobre el asunto, Por un lado, tenemos al epidemiólogo estatal Anders Tegnell señalando que las muertes por el virus de la corona que se miden de varias maneras alrededor de la tierra, lo significa que la situación en Suecia puede parecer peor de lo que es en realidad cuando se le compara con otros países. Por ejemplo, muchos estados solo reportan las muertes relacionadas con el covid19 en hospitales, no en hogares de ancianos, lo que Suecia si hace, demostrando que, si la meta era reducir la población sobrante, por el lado de los pensionados, la cosa se puede conseguir incluso dando datos fiables y con un mínimo de pánico social. En lo que si hay concierto es que, con su mínimo de restricciones, el país sirve ya como modelo de la “nueva normalidad” con el respaldo total de la OMS.

Lo que en realidad molesta a los que ha aceptado sin chistar el confinamiento, no es el desastre que espera a Suecia, sino que existiendo alternativas se les hay impuesto usando la policía restricciones que violan los derechos más elementales.

Podrán consolarse con los muertos que declara Suecia, mientras que otros países como la encerrada España, ocultan parte de los suyos. Pero tienen que callar frente al caso de Uruguay, uno de los tres países que mejor han enfrentado al virus, siguiendo la senda alternativa, de salvar la economía, que es también una manera de salvar vidas, el que lo dude que les pregunte a los cubanos que fallecieron por efecto del empeoramiento económico de su país durante el llamado Período Especial.

Uruguay demostró que no se necesita encarcelar a la población en casa para aplanar la curva de contagios está aplanada, hasta el pasado martes se habían declarado 738 casos con unos 20 fallecidos y 579 recuperados de covid-19 para un país de3,4 millones de habitantes hay que reconocer que allí la letalidad de la enfermedad es baja.

Este debería ser nuestro modelo. En realidad, no existe correlación entre confinamiento y disminución de los fallecimientos, ya que estos al final en tienen lugar en los hospitales en proporciones similares, lo mismo en países bajo confinamiento que sin este. Es allí, en el hospital donde radica desde el principio el problema, ya no solo por el mal empleo de los ventiladores, sino porque de hecho, los protocolos diseñados por la Organización Mundial de la Salud atan las manos de los médicos a la hora de frenar la extensión y efecto de la pandemia, primero al no prescribir antivirales, que son los que reducen la capacidad de contagio, segundo cuando no trata como es debido la inflamación generada por el virus que es la que a la larga mata, esto lo explica muy bien, la doctora salvadoreña María Barrientos, gloria de nuestra ciencia:

En su nota Acebo Meireles, ataca, como era de esperar en un zombie -así es como se le llama a los creyentes de la religión oficial del coronavirus- a los grupos ciudadano que proponen una solución similar a la sueca. En general son estos grupos, más que el modelo sueco en que podría respaldarse los que se han convertido, no solo en objetivo de las fuerzas de seguridad de sus propios países, sino también de los medos de Comunicación, salvo alguno que otro alternativo y secundario, lo cual no es caso de Encuentro.

La línea es una y hasta las redes sociales se suman a ella. Se usa como argumento una falsa lealtad a la ciencia cuando es precisamente la ciencia la primera que está siendo coaccionada, cuando se hace callar a un sector de esta, como los mismos recursos que los que se aplicaron a Galileo Galilei.

Algo que por otra parte no ha de tomarnos por sorpresa, sobretodo en ese campo del saber aplicado a la práctica que es la medicina, donde el humanismo que debe caracterizar al médico ha ido cediendo poco a poco hasta hacer prácticamente inviable el respeto del médico hacia el juramento hipocrático. Se trata de un código ético que por casi 2 mil años reguló la medicina pagana, cristiana y musulmana. Este juramento atribuido al médico griego Hipócrates adoptó su forma definitiva de la mano de Galeno, un compatriota y colega del anterior que ejercía su oficio en la Roma imperial en el siglo II.

A menudo nos enteraos, gracias a las redes sociales, más que a la prensa, lo que pasa en los hospitales del mundo, donde unos profesionales de la vida, que de pronto devienen en verdugos con absoluta impunidad, por eso mucho cuidado con aplaudir al personal de salud como ordenan los gobiernos, que puede que no lo estemos haciendo a un ángel, sino a un demonio. Guardemos los vítores solo para aquellos héroes de bata blanca que sin miedo a perder su empleo, objetan desde la conciencia cumplir con terapias que matan y nos dicen, valientemente, lo que está pasando.

Esto ocurre desde hace años, por ejemplo, con practica el aborto, en casos donde era innecesario para salvar la vida de la madre. Y que decir con la implementación de la eutanasia, con la complicidad, vario excepciones, de los galenos de nuestros días, es como si olvidaran aquello que un día juraron: “Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mi entender, evitando todo mal y toda injusticia. No accederé a pretensiones que busquen la administración de venenos, pesarios abortivos ni sugeriré a nadie cosa semejante.”

Al menos a los medico cubanos les confeccionaron un código ad hoc. Recordemos que si alguna vez ya existió, no existe hoy aquella relación médico paciente regulada por el juramento hipocrático, que hay mediadores terribles, por un lados las farmacéuticas con toda su capacidad seductora, por otro lado las aseguradoras, que sean publicas privadas, parecen más motivadas por ahorrar el capital que un día confiadamente colocamos en sus manos, que en velar por la salud, y por si fuera poco los políticos que aunque se suponga están comprometidos con nosotros en realidad obedecen a políticas de Estado, un organismo vivo tiene sus propios intereses, que no son necesariamente los mismos que este pequeño virus benigno que es el ciudadano.

Un grano de arena al debate cubano sobre Marx y los marxismos

16 May

Si fácil es abusar más fácil es condenar
Y hacer papeles para la historia para que te haga un lugar.
Que fácil es escribir
Algo que invita a la acción
Contra tiranos, contra asesinos
Contra la luz o el poder divino
Siempre al alcance
De la vidriera y el comedor.
(Canción en Harapos, Silvio Rodriguez)

Alina B. López Hernández, Redactora de la Revista Joven Cuba ha publicado una entrada titulada Marx vs Marx. El texto aparece el 15 de mayo de este año 2020, en él se informa al lector que el día cinco del mismo mes, con motivo del aniversario del natalicio de Carlos Marx, la autora rememoró en Facebook el artículo que le dedicara al pensador socialista en el blog de marras hace dos años.

Como resultado de esta publicación,  dice la bloguera se suscitó un interesante intercambio entre dos amigos;  Carlos Abel Olivera Rodríguez, licenciado en Economía y master en administración de empresas y en gestión turística por la Universidad de Matanzas, quien reside actualmente en Uruguay y es Constructor de negocios a nivel internacional y  Mirta Casañas Díaz profesora y doctora en Ciencias Filosóficas, tiene varios textos de filosofía publicados y además es autora de libros de ficción, cuentos y novelas. La profesora reside entre Cuba y Canadá (como cambian los tiempos).

Bilden kan innehålla: 1 person
Carlos Abel Olivera Rodríguez, foto publicada en su sitio de Facebook

López Hernández, replica en Joven Cuba el debate subrayando que es posible polemizar desde la diferencia manteniendo el respeto y la cordialidad, algo que hemos de reconocer resultaría impensable, al menos con la profundidad y libertad que a que se observa en la Cuba, de 20 años atrás. Donde los marcos del debate público estaban restringidos a cuestiones estéticas o deportivas, y solo restringidos a los espacios de la prensa plana, radial o televisiva. Hay que reconocer que al menos en este sentido el país ha cambiado para bien, aunque cuando quede mucho por recorrer en el terreno de lo que puede o no ser debatido.

El debate es complicado, por un lado, tenemos a un tecnócrata empleado en una empresa capitalista, lo cual, si bien le da una importante experiencia práctica en el terreno de la economía, le coloca en situación incómoda a la hora de abordar con imparcialidad una doctrina que en principio condena en tipo de empresa en que desde la posición más cómoda se gana la vida. Carlos Olivera, según la información profesional que publica en Linkedin, es un profesional de la gestión cuyas mayores fortalezas estaría la capacidad para identificar las llaves que mueven un negocio, estado involucrado en la industria pesquera, desempeñándose como Presidente en Bentónicos de Argentina S.A. y más recientemente como Gerente General y Director en Pesquerías Belnova S.A. En ambos casos coordinó los esfuerzos de un centenar de colaboradores directos y muchos más indirectos con el objetivo de transformarlas en organizaciones competitivas. Se trata pues defensor de la empresa como un organismo “vivo”, al que le cuesta sobrevivir en los marcos de leyes que frenan su crecimiento y capacidad de generar empleos. En otras palabras, que es un oponente pro-principio e interés a cualquier política estatal, de esas que llamamos de inspiración socialista, que intentan extender al sector privado la mediocridad y cobardía que suele caracterizar, sobre todo en nuestros ambientes, a la empresa pública.

Mirta Casañas Díaz

Del otro lado tenemos en Mirta Casañas a una profesora universitaria, y ya se sabe que tanto en el capitalismo como el socialismo, con todo y lo que nos digan sobre objetividad científica, el académico, particularmente el investigador en el terreno de la humanidad, debe su puesto, a una fuerza política, es decir responde a una ideología. Lo mismo es de esperar en quien según EcuRed, se desenvuelve entre otras muchas ocupaciones tareas, profesora del ISP “Juan Marinello” de Matanzas, profesora Adjunta del Universidad Camilo Cienfuegos de Matanzas, e Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño, una universidad pedagógica de posgrado que como las demás pertenece al Ministerio de Educación de Cuba, institución que vela por que el profesorado responda cabalmente a los principios doctrinales del estado. Según su sitio en la red Likedin,  La Doctora casañas Dirigió por dos años la Educación de Secundaria Básica en la Provincia de Matanzas, Cuba, lo que la convierte de hecho en funcionaria del sistema de adoctrinamiento que acompaña la educación en Cuba

RettaLibros

Aunque recomiendo leerlo en el sitio de la Joven Cuba, podermos adivinar que no estamos ante un debate socrático sobre donde lo único que interesa a los participantes es encontrar la verdad, al precio de conceder la razón al contario, sino más bien ante la confrontación propia un tribunal, donde el reo Marx, será defendido a capa y espada por su abogado (en este profesora (ocultando las miserias le pueda conocer) mientras que el fiscal el ejecutivo empresarial, atacará sin piedad sus faltas, escudriñara hasta el último resquicio que pueda implicarlo, frente a los jueces, es decir nosotros, los lectores, su reparar en atenuantes aunque las conozca.

En cualquier caso, aprovecho la ocasión, para desde una posición un tanto más cómoda que los contrincantes, dejar el siguiente aporte a un asunto tan controvertido como es el de Marx y los “marxismos” que le han sucedido.

En esta interesante reseña todavía falta el rol de Marx, como agente de influencia al servicio del imperio británico, solo hay que leer sus escritos justificando la colonización de la India, o su práctica política, fomentado, algún día sabremos con que dineros, organizaciones en todo el continente europeo, que bajo la rúbrica de socialdemócratas siempre actuaron a favor de los intereses geopolíticos de Inglaterra, lo mismo, derrocando al gobierno y provocando con ello la derrota Alemana en la primera guerra mundial, que décadas ante, operando en España para que perdiera la guerra contra esa neocolonia que la que terminaron convertidos los estadounidense del viejo imperio, tras la derrota de los estados del sur, lo que por cierto coincidían en buena medida con los territorios de nuestro virreinato, es decir Nueva España.

 

Por supuesto que Marx apoyó propagandísticamente aquella invasión al sur de los juanitos o yanques, que era como los confederados denominaban despectivamente a los soldados provenientes del norte. En este caso se trataba de una flagrante violación del principio federal por el que se vinculaban los estados de la Unión, pero eso a Marx no le importaba, incluso varios de sus colaboradores participaron en aquella guerra fratricida, donde la liberación del esclavo era una justificación tardía. Si la doctrina de unidad y expansionismo norteamericana, con toda la xenofobia implícita que le caracteriza, tuvo un valedor intelectual, ese ese fue Marx, por más que no se entere el “marxista” actual.

 

 

Desde entonces Estado Unidos y su antigua Metrópolis volvieron a ser “aliados” solo que en las más de las ocasiones (salvo en ocultas colaboraciones como en la guerra con México y en España) fue al primero al que le tocó sacar las castañas del fuego a la segunda cada vez que ella lo necesita. Desde entonces tenemos a USA haciendo de espantajo imperialista, frente a los antimperialistas del mundo, sobre todo de las academias, las mismas que hacen mientras que hacen la vista gorda, subsidios mediante, frente las barbaridades de la Corona Inglesa, tan constitucional y monárquica pero donde todo el mundo se tira al piso si la reina bosteza, y que hagan lo que hagan su descendencia nadie critica.

Es más Cuba Socialista invita como si fueran estrellas a Carlos, el príncipe heredero con su mujer y a todo el mundo le cae la baba en La Habana, mientras que se remueven en su tumba Pepe Antonio y los bravos morenos que combatieron a su lado, pasados a cuchillos tras la entrega de la nuestra capital a las casacas rojas. Así es el contubernio entre el capitalismo en su fase superior, es decir el intacto imperialismo británico y este particular capitalismo de estado, o si se quiere, reencarnación del viejo modo de producción asiático, con rasgos tropicales e hispano africanos que es lo que heredamos de los renuentes a jubilación marxistas del patio.

Este servicio propagandístico al imperio de raíces protestantes y anglosajona encaja muy bien en la latino fobia que Marx vierte en sus textos, lo mismo cuando escribe lapidariamente sobre el mercenario británico, arrepentido a última hora, de Bolívar, que en aquellos textos, poco conocidos y menos comentados por nuestros marxistas, los que se pronuncia a favor del despojo de México de sus territorios por aquellos Estados Unido, emergentemente capitalista y burgués mente “democráticos” que tanto Marx admiraba y en los que cifraba sus mayores esperanzas.

Es esa misma Inglaterra donde llevaba tan muelle vida, pagada por su aliado capitalista de Engels, dedicándose a criticar cuanto intento revolucionario tenía lugar en el continente, más si eran de línea bakuninista, aquella disidencia perseguidas testaferros desde los tiempos de la Primera Internacional, a los discípulos de Pierre-Joseph Proudhon en Francia o a los disidente socialdemócratas alemanes que seguían a su ex amigo, al que acusaría a espaldas de plagiador y fanfarrón de Ferdinand Johann Gottlieb Lassalle, empeñado en hacer de los sindicatos y con él al estado prusiano en la practica una verdadera herramienta de lucha por el mejoramiento de las condiciones de vida del trabajador. En otras palabras, atacando cuanto intento revolucionario o reformista tuviera en Europa lugar fuera de su control, pero eso sí, cuidándose mucho de organizar, con toda su teoría e historial, ni siquiera una huelga en favor de la en su tiempo hiper explotada clase obrera inglesa. En este sentido Marx parece haber inspirado la Canción en Harapos de Silvio, donde se crítica a ese pequeño burgués, que hoy vemos encarnado en tanto comunista de café o del Центральный комитет ( Tsentral’nyy komitetComité):

En cuanto a la naturaleza “marxista” de los socialismos reales del siglo XX, cualquiera que haya estudiado la doctrina de Marx, saben que “no encaja la cuenta con el billete”. Fueron imposiciones forzadas que nada tenían que ver con la necesidad histórica tal y como la concibe Marx. Mas bien encaja en modelo de lo que definía como socialismos utópicos, sobre todo por el grado de voluntarismo, ese que el marxismo ruso, mal llamado menchevismo (cuando eran mayoría del partido socialdemócrata), denunció en Lenin antes de ser barridos con el resto de las izquierdas, y que al final, lo mismos en Rusia que fiera de ella, terminarían redistribuyendo la miseria, haciendo comenzar de nuevo tragedia de nuevo, en eso sí que Marx fue un profeta.

De hecho, más allá de lo que Marx podía adivinar con su escasa experiencia histórica vital, lejos de socializar la propiedad, se limitaron a estatizarla, al tiempo que el estado se convertía en la propiedad privada de una pequeña élite partidista, manteniendo al obrero en unas condiciones de alienación como las que describen el joven Marx, no hablemos de la falta de aquellas libertades que por entonces el hebreo alemán defendía.

En otras palabras, las revoluciones mal llamadas marxista, mejor denominarlas leninistas, dejaron al proletariado y al resto de la clase trabajadora en condiciones propias del capitalismo que se supone había superado.

Paradójicamente es ese capitalismo que en su domesticación por el movimiento revisionista que entronca con al herencia lasallana, el que se inicia con socialistas como el alemán Eduard Bernstein y o el francés Jean Jaurès aplicados a revisaron, contrastando con la realidad las ideas de Marx inevitable transición revolucionaria del capitalismo al socialismo, contraponiendo la posibilidad de una vía evolutiva hacia una sociedad superior.

De paso se percataron de algo que, por incapacidad, yo sospecho que, por interés, del poder creciente de los bancos. Y es en la bancarización del capitalismo, que podemos encontrar los hilos que mueven no solo la economía sino incluso la política, más allá de las ideologías en poder. Esto lo expliaba claramente en un articulo de 2006 El imparable poder de la banca
escrito por Rafael García Borreguero. Según este autor en 1980 el valor de los activos financieros globales se aproximaba a la renta planetaria anual, en 1988 este valor multiplicaba por dos el de la renta, en 2000 por cerca de cuatro y, si se prolongaran estas tendencias, en el año 2050 la multiplicarían debería cerca de trescientos. A la vez la Instituciones Financieras Internacionales (IFI) han promovido activamente estas políticas y procesos desreguladores, dice el autor, lo que nos permite concluir que los estados van quedando poco a pocos sometidos a los bancos y no al revés, como se demuestra con esos rescates financieros de bancos en los donde se niega el principio mas elemental de la economía liberal, el de que el derecho de una empresa a sobrevivir en el mercado ha de serlo por su eficiencia y no por la ayuda desleal que le ofrezca el Estado, hoy por hoy al servicio, no importa su tamaño o sistema socioeconómico, del capital financiero, nacional o extranjero.

Ocurren que son los bancos y sus entramados, en su “anonimato” no señuelos como Soros, los iluminatis o los marcianos. Los que controlan nuestro mundo, algo que se manifiesta claramente en las condiciones del corona virus. Aquí bajo la justificación de la paranoia organizada por los medios y los gobiernos, las supuestas ayudas a empresarios y desempleados, más los proyectos de ingreso mínimo al ciudadano, de lo que se hablan en todo el mundo se están transfiriendo a los bancos, ese poder simbólico que significaba el “dinero” recaudado por estado además de generar una deuda impagable a largo plazo.

De primera esto del ingreso mínimo parecería la confirmación de la llegada universal del socialismo, por aquello de a cada cual según su necesidad (dentro de lo razonable claro está) por eso la izquierda en general lo aplaude, pero pierde de vista que es la expresión más genuina de la renuncia por parte del sistema, no a crear, sino a la tarea de dejar de frenar la creación de empleos, se trata pues de la imposición de una política de crecimiento cero que no solo impide el mejoramiento económico de la humanidad sino que termina cercenando su capacidad creativa. Además, convertir al ciudadano en un ser absolutamente dependiente del estado, es decir de su burocracia con todos los males que eso complica.

Este es uno de los males que nos asechan, pero no es menos cierto que entre lo que el palo ha ido y venido, el capitalismo en los denominados países desarrollados, estuvo proveyendo durante décadas al trabajador algo con lo que Marx no había contados, beneficios sociales iguales y a veces superiores que los de cualquier socialismo de los que decían aplicar sus ideas, claro está todo ello al precio de establecer un ingeniería social capaz de regular el ejército industrial de reserva y mantenerlo, al menos en los llamados países desarrollados, en los niveles mínimos necesarios que el sistema necesita.

En cuanto a su teoría económica esta reductora y errada, no solo porque tomó, ejemplos poco representativos de la economía de su tiempo, sino que perdió de vista el papel del estado, en su caso el británico, en el fomento de ese mismo capitalismo industrial de cuya revolución Marx era testigo. Hablo de la simbiosis estado empresa privada en la que el primero genera a la segunda y esta lejos dominarlo se convierte en fiel servidora. Algo que, millones de muertos mediante, muy bien terminarían aprendiendo y reproduciendo los camaradas chinos, en este sentido, resultó el suyo el más antimarxista de todos los socialismos y por tanto el más poderoso de cuantos han existido.

Al final el marxismo que hoy consumimos es como el cristianismo, una creación posterior y en gran medida adulterada de lo que predico el “fundador”. Contrastando lo que Marx escribió con su fallos y aciertos, la práctica, e incluso el discurso de los que hoy toman su obra como pretexto, podríamos llegar a la conclusión de que si Marx resucitara y se topara con lo que se hace y dice en su nombre repetiría lo que llegó decir en vida, entonces en referencia a la visión mecanicista de su teoría, que si eso es marxismo entonces él no era marxista. En mi “inmodesta” opinión, es por aquí donde debe comenzar el debate cubano sobre Carlos Marx y las doctrinas que en él se inspiran.

Estocolmo no cree en Virus, a pesar de sus muertos

12 May

Bilden kan innehålla: en eller flera personer, personer som promenerar och utomhusEstocolmo en estos días, sin confinamiento. Foto: Carlos M. Estefanía
Suecia

Suecia
Casos confirmados
26.670
Curados
4971
Fallecidos
3256
Ubicación Casos confirmados Curados Fallecidos
Provincia de Estocolmo
9204
Provincia de Västra Götaland
3076
Provincia de Östergötland
1566
Provincia de Södermanland
1381
Provincia de Örebro
1246
El signo más (+) indica los casos nuevos confirmados respecto al día anterior · Actualizado hace 30 minutos·

Fuente:Wikipedia·

Eliecer Ávila y su lección al liberalismo español

9 May

La libertad no triunfa por sí misma ni se defiende sola. A ella no la hace la historia; son los hombres quienes con su acción pueden convertir a la historia en campo, fruto y estímulo de la libertad”. Reyes Heroles, escritor y comentarista político mexicano, premio “Ezequiel Montes” al pensamiento liberal,

Visión de Eliecer

Hace tiempo que sigo, a veces de manera implacablemente critica, otras condescendiente, al opositor Eliecer Ávila, a quien por cierto vi y hasta me retraté con él durante un evento organizado en el 2013 en el Centro de Prensa Internacional adjunto al Ministerio de Relaciones Internacionales de Suecia. Venía como parte de una delegación Antonio Rodiles, Yoani Sánchez, y otros disidentes, ocasión que aproveche para agradecer a Yoani por su reclamo que desde Cuba se pudiera leer la página digital de la revista Cuba Nuestra.

Estaba intentando hacer un reportaje gráfico del evento cuando se acercó Rodiles molesto, porque en una actividad pública, en un centro de presa yo lo estuviese fotografiando, le dije mi nombre y me extraño que no lo conociera, más cuando no mucho antes Juan Juan Almeida nos había entrevistado a los dos, cada uno desde su país de residencia, en el programa que tenía entonces en Radio Martí. Al final de la emisión Almeida me había transmitido los saludos Rodiles me mandaba saludos, sin embargo, el Opositor no parecía saber quién yo era.

Afortunadamente quien si me reconocía era el presidente de Cuba net, Hugo Landa, presidente de Cubanet, plataforma digital con la que colaboré mucho en sus inicios.

HPIM6634
Primera a la izquierda Yoani Sánchez, sentados a la derecha Antonio Rodiles y Hugo Landa,
presidente de Cubanet. Foto: Carlos Estefanía.

Fue gracias a Landa que logré que Rodiles dejase los remilgos poniendo fin a su censura, inaceptable de una figura pública, Ello que me permitió no solo tomar fotos sino incluso retratarme junto a tan distinguidos disidentes en esta visita de ellos a la capital sueca.

 

Seminario sobre libertad de expresión
El autor junto a Eliecer Ávila. Foto: Hugo Landa

Evidentemente el opositor no es un tipo fácil, aunque tengamos que reconocerle inteligencia y valor para enfrentar al régimen, se desgasta en pelas innecesaria, como aquella breve escaramuza en el centro de sueco de prensa o la guerrita que desde hace algún tiempo sostiene con Otaola, y que por carambola le trae el ataque rechazo de Eliecer Ávila, defensor a ultranza del primer influidor de YouTube, pero no nos apartemos de lo que nos ocupa.

 

Eliecer se acercan al liberalismo

Siento un placer cuasi estético por unir personas compatibles, aunque no saque el menor provecho material de ello, puede tratarse de temas de amor, amistad, trabajo, política etc. Y en esta tarea que realizo ad honoren acabo anotarme un buen tanto gracias precisamente a Eliecer, me explico.

HPIM6653

HPIM6648
Eliecer Ávila, fotos: Carlos M. Estefanía

Analizando el discurso de los videos de Ávila, me percaté de que hacía gala de una suerte de liberalismo ingenuo, sobre el cual ya le dejé una nota. A parecer la leyó, no solo ha comenzado a mencionar la palabra liberal en el sentido que se le da en Europa, no en estados Unidos, con la cual se alude más bien a gentes más o menos de izquierda. En este sentido se explicarían sus más recientes videos donde se nota un acercamiento a las propuestas liberales, donde habla con los argentinos Javier Milei, un economista, escritor, docente, conductor de radio y conferencista argentino de filosofía política libertaria, asociado a la escuela austriaca de pensamiento económico, con José Guillermo Godoy Fundador y presidente de la Fundación Federalismo y Libertad.

Así mismo Eliecer ha publicado un video con los políticos españoles María Herrera y Enrique Ortiz, miembro de Vox, un partido que no deja de abogar una suerte de nacional liberalismo, un tanto islamófobo, nada raro en la historia del liberalismo real.

 

Por cierto, en el video con los políticos de Vox, Eliecer le da la voz, valga la redundancia a varios cubanos entre ellos a Santiago Alpízar, un abogado supuestamente defensor de sus compatriotas que luchan por la residencia en Estados Unidos. Alpízar se desvive en loas a este partido, que de todos los del espectro que existen en el congreso de España resulta ser el que más duro se pronuncia en cuanto a la inmigración. No es de extrañar que en las entrevistas que concede Otaola el mismo leguleyo se pronuncie porque sus clientes renuncien a llegar a Estados Unidos, o que induzca a un cliente a renunciar al refugio ciudadanía ante el mal mayor de la expulsión, como si el retorno al país de origen no fuera la desgracia superior que le puede esperar a estos solicitantes de asilo.

Así el tal Alpízar que parece adorar a este partido “españolista” juega en la Florida el papel de peón de la hispanofobia que explica tanta dificultad para que nuestros compatriotas puedan ingresar y vivir en los Estados Unidos, ese derecho que debería ser tan liberal pero que no es defendido por ningún liberalismo real, ni siquiera por el de los nuevos conversos.

Cundo deje el comentario a Eliecer, aclarándole su condición liberal, no fue para que superara esa ideología, que también sostuve a su edad, un mal que, al igual que el socialismo, se cura con la experiencia. Me veo en cierto pues en cierto sentido como un catalizador del proceso de liberalización del pensamiento político de Eliecer Ávila, es decir de haberle ayudado a ingresar en esa enseñanza preuniversitaria, que significa superar el comunismo de la primeria y al no comunismo de la secundaria. Me siento pues responsable de seguir siendo el maestro invisible e implacable que hace entrar la letra con sangre hasta llevar al alumno a la formación política universitaria, que debería ser aquella en que el hombre político se libera de toda ideología para convertirse en un verdadero filósofo de la acción práctica por el bien de la sociedad.

Es verdad que se dice por ahí que quien de joven no fue socialista no tuvo corazón, quien de viejo lo sigue siendo no tiene cabeza, lo que no se dice es que, si de viejo terminas en liberal, es porque tu cabeza dejó de pensar el día que asumiste la utopía liberal, como oposición mecánica a la que ofrecía un socialismo del que te has desengañado. Y es desde esta perspectiva psico social que me gusta escuchar a la red de jóvenes liberales que inundan el internet calibrando cuando tienen de razón en su crítica al socialismo, sobre todo el más autoritario y vulgar, y cuanto les queda por andar antes de poder entender en plenitud los males que acosan la sociedad.

Una buena ayuda en este sentido me lo da el Canal Hispanish Libertarian, dirigido por ese excelente entrevistador que es Ignasi Boltó. Se trata de un joven español. Pienso que debería tener nombre en lengua de su país, no importa que radique en Barcelona, así se lo hice saber, pero ni él ni sus seguidores me hicieron mucho caso, es más defendieron el nombre, poniendo en evidencia una vez más la anglofilia que encierra a veces sin percatarse, aquel que se sume a tal doctrina.

Por bien en recomendado a cada uno por su lado, a Eliecer Ávila, y a Ignasi Boltó para que realizaran una directa en común y Voilà, parece que me han hecho caso, aquí tenemos el video #160 | Disidencia en CUBA, con Eliecer Ávila, con el que inicio la entrada.

Eliecer, haciendo gala de esa pedagogía que se aprende cuando se ha sido un cuadro político estudiantil en Cuba, ha respondido muy bien y con alguna que otra perdonable inexactitud las preguntas, muy buen hechas de Boltó, solo le faltó recordarle que el país no solo era receptor de inmigración española, sino inversor de capital en España, hasta 1959. En general como denuncia de la historia realidad cubana e instrucción de esa juventud liberal que sigue esta canal, la intervención de Eliecer es muy apropiada.

Por su parte la solidaridad de Boltó es de destacar, lo que también he notado es que se hace desde una cierta superioridad, cuando hace referencia a la distopía 1984 como libro que le recuerda lo que cuenta Eliecer de Cuba, y no lo que los españoles viven en estos momentos bajo un dictavirus, un puesto por la coalición social comunista en el gobierno en contubernio con la oposición de derechas, es decir liberal, incluido en ella ese mismo VOX, que si bien es el que más patalea en el congreso, a la hora de la verdad se pliega al aplastamiento por decretos de todos y cada uno de los principios liberales que dicen defender.

Al final del video Boltó enarbola con asentimiento la frase que pronuncia Eliecer en su entrevista: “la libertad no se defiende sola, hay que defenderla”, pero se queda ahí, no parece dispuesto a aplicarla en su contexto. La culpa no es suya, sino de esa anteojera liberal que ve la paja en el ojo ajeno, o la viga cuando se trata de casos como el cubano, pero no la tranca que de la noche a la mañana, le han impuesto a los españoles, en contubernio o resignación del rancio liberalismo español, es por ello que a manera de recordatorio, y no sin cierta malicia, pero sin apartarme de la verdad, le he dejado, junto a otro en que alabo la entrevista, el siguiente comentario con el que cierro esta entrada:

En estos momentos en que España vive una situación aún peor que la que describió Orwell en 1984 (allí por lo menos la gente salía cuando y a donde quería) la presentación de un disidente de la talla de Eliecer Ávila, es mostrar el camino que han de seguir los auténticos libertarios españoles, sean de izquierda, centro o derecha, en la lucha por derecho al trabajo, el fin del holocausto geriátrico, como parte del genocidio yatrogénico, que sufren los pueblos occidentales, levantamiento total y definitivo, no paulatino y de hecho interminable que es la presunta desescalada del estados excepción que os han impuesto, mal llamado de “alarma”.

Inspiraos en este joven cubano ya que tenéis el internet que falta en Cuba, para coordinar la lucha material que ponga fin de una vez de la prisión domiciliaria universal que os han impuesto siguiendo directivas extranjeras.

Aprended de Eliecer, no tengáis miedo a las prisiones o en vuestro caso a las palizas de la policía, al chivatazo balconero de los colaboracionistas con alma de corderos, y actuad enseguida, antes de que sea demasiado tarde.

 

Debatiendo la figura de Alfonso XIII a partir de una entrada en el sitio de facebook PLVS VLTRA, HISTORIA HISPANICA

3 May

Bilden kan innehålla: 1 person

Misael Alcántara till III Imperio Mexicano

5 tim

Un día como hoy 2 de mayo de 1913. El monarca español Alfonso XIII reconoce el gobierno del usurpador Victoriano Huerta. Efímero triunfo diplomático del chacal. Años más tarde, ya depuesto como monarca, el Borbon se quejaría de la traición de otro chacal: Franco 🇪🇸👑


Cuba Nuestra Como buen Borbón no sólo se dejo arrebatar Cuba, Filipinas y Puerto Rico, sino que entregó la zona Ibérica que le quedó a la social masonería liberal disfrazada de “República”, poniendo los pies en polvorosa. Aprendamos la lección el borbonato fue el coronavirus del imperio Español

 

 

Margarito Ill Arredondo Shame on him

Dölj eller anmäl detta

Juan Guillen La pérdida de Cuba, Puerto Rico Filipinas, Las Carolinas y las Islas Salomón, fue en tiempo de la regencia de su madre, la reina María Cristina de Habsburgo. Él tan sólo tenía 12 -13 años, poco tendría él que ver. El advenimiento de la República, fue consecuencia de la traición de una gran parte de la “derecha” de la época y, obviamente de la izquierda, que anhelaba cambiar todo el país. En esta etapa de su vida, sí coincido en que se “durmió en los laureles”.

Cuba Nuestra Concedamos, echándole la culpa a quien gobernaba en nombre de Alfonso XIII, la viuda regente (quien pese a su apellido, era nieta de esa otra gran lepra del imperio que fue el Borbón de Carlos III) , pero recordando que solo fue continuadora del desastre de la política colonial heredada su difunto marido, el mujeriego y bastardo (literalmente hablando) ALFONSO XII, mas preocupado en perseguir cantantes casquivanas, que en controlar lo que en su nombre hacía la alternancia liberal/ conservadora que nos desgobernó tanto o mas que la primera república, desde la restauración,. Subrayemos como muestra de lo que es moralmente el borbonato, que el padre de XIII en realidad no era hijo de “paquita” es decir de Francisco de Borbón, esposo de la Reina Isabel II (otra casquivana), sino como era de esperar de un capitán del ejército, que es quien engendra en 1857 al presunto Borbón de Alfonso XII (evidentemente salió al padre natural), lo que no puedes negar es que ALFONSO XIII, hijo póstumo del anterior monarca, en lugar de plantar cara a los traidores que proclaman el régimen republicano ya en su plena madurez, se exilió voluntariamente usando el típico argumento de los cobardes, “para evitar derramamiento de sangre”, cuando si algo trajo la republica a ese pedacito del antiguo imperio en que se enseñoreo fue sangre, esa que ha hecho verter a los españoles, todo el que lleva el apellido, más que la “sangre” (genes) valga la redundancia, de Borbón. Abogar a estas alturas por esta dinastía responsable de todos nuestros males, al margen de que sus oponentes republicanos no sean mejores, es desconocer su historia, e impedir la unificación de la hispanidad que todos deseamos.

Charlie Cult Cuba Nuestra los “bribones” dejaron campar a la masonería a sus anchas en el gobierno español, si hubiesen financiado el submarino de Peral, no nos hubiese tosido nadie

Cuba Nuestra Asímismo fue

Redigera eller ta bort detta

Miguel Angel Aparici Monteagudo Bueno también EEUU ayudo mucho no?

1

Dölj eller anmäl detta

Isaac Pérez Lopo ¿Qué traición de Franco? ¡Tiene cojo..es! Gracias a Franco reinó su nieto y reina su bisnieto. Alfonso XIII se largó con el rabo entre las patas, entre otras cosas por ser el un miserable traidor con D. Miguel Primo de Rivera y haber regalado el país a la clase política corrupta.

Cuba Nuestra En realidad la traición de Franco fue a los Carlistas, eran estos los que dentro del borbonato asumieron la españolidad tradicional como un valor (como antes había pasado con los Austrias) y su aporte al bando nacional no era desdeñables, mientras que Juan de Borbón, abuelo del actual Rey, lo único que hacía era atacar a su gobierno desde el exterior. Evidentemente Franco estaba rodeado de “consejeros” comprados desde Inglaterra desde los tiempos de la II guerra mundial, la influencia de estos es verdadera razón por la que ni interviene del lado del eje Berlín-Roma-Tokio, sus aliados naturales, ni entrega el trono de la monarquía que pesaba restaurar a Carlos Hugo quien además de ocupar la presidencia del Partido Carlista. era el pretendiente Carlista trono en ese momento, y por supuesto que dejara, con las consecuencias funestas que ya se ha visto, el mando del régimen en manos del perjuro y putero, como su bisabuelo, de Juan Carlos de Borbón.

Dvr David Cuba , Puerto Rico , filipinas y Guam , las hubiéramos perdido igual… con Alfonso XIII, con Franco , y por supuesto con Juan Carlos, este último que prometió la unidad de España a Franco antes de morir y lo primero que hizo fue entregar el Sahara sin rechistar por su Corona y sin preguntar al pueblo saharaui ni español , por cierto también Franco tuvo que hacer referéndum de independencia a Guinea Española ( más le valía) por que si no ya os digo que el Imperio cruza el charco para tomarlo igual que con el caribe en 1898 ¿que hizo Franco? Agachar la cabeza y asumir la pérdida por en el referéndum ganaría el SÍ por descontado , del mismo modo que si el Imperio realmente hubiera querido tomar las canarias hoy sería un estado Libre asociado de los Yankees

 

 

 

Oscar Marcos Martín Quién eres tú para tachar a Franco de chacal, mono?

 

Andrés Merino En mi pueblo te llamarían ¡mamaostias!, ¿Sabes lo que es?, no ¿verdad?, pues aprende Historia, con mayúsculas, ¡claro! Y no el comecocos que te han contado.

 

Ivancho Muñoz Es increíble la de mentiras que se publican aquí! Y todas tienen un nexo en común, o contra España o contra quien ha hecho algo por España.
No se pueden expulsar a todos esos bastardos?
Viva España!!!

Cuba Nuestra Evidentemente la infiltración del estado español por agentes al servicio británico viene desde la guerra de independencia española, nunca se fue de casa, ni siquiera bajo la etapa absolutista de Fernando VII y se ha fortalecido desde el tardo franquismo a nuestros días. Fue desde esas instancias que se hizo perder a Cuba, entregándola a unos Estados Unidos reconquistados por el imperio británico desde el fin de la guerra secesión, sin que su pueblo se haya enterado hasta hoy.
Lo cierto es que Cuba como Puerto Rico, son traicionadas por el liberal masonerismo español cuando sus patriotas hispanos locales y peninsulares, habían podido rechazar en la mayor parte de su territorio al invasor yanqui, y todavía mantenía a raya a nuestros “catalanistas” de entonces, es decir el ejército armados con fondos recaudados en USA por el partido separatista fundando por Martí y empeñado en imponer a sangre y fuego sus doctrina al resto de los isleños del Caribe. El llamado Partido Revolucionario Cubano con sede en Estados Unidos, operaba contra Puerto Rico, no olvides que fue su delegado en Francia, el portorriqueño Betances quien paga a Aguilillo para que se cargue a Cánovas del Castillo para facilitar la independencia de Cuba y su isla. Desde mediados del siglo XX a España le pasó lo que, a la Francia Gaullista, fue obligada por el imperio a deshacerse del resto de su imperio, creyendo el simulacro de que los ingleses hacían lo mismo, cuando los muy ladinos simplemente implementaban un neocolonialismo tan burdo que obligaba a sus posesiones “independizadas” a reconocer como suya a la Isabel, la actual emperatriz británica. Y todavía hay quien habla del modo “inteligente” en que los ingleses “disolvieron” un imperio que en realidad aún se mantiene.


Coronavirus y parálisis social

1 May

Comienzo la edición del programa La Tertulia de Estocolmo con esta CANCION DEL CORONAVIRUS (COVID-19), la interpreta Wandy Valdez, médico rapero dominicano que le canta al mundo parapetado en los sitios de Rapmedicina, estos se presentan como la plataforma de una organización conformada por un equipo de profesionales con el objetivo de transmitir mediante la música los conocimientos del área de la salud.

Me parece genial este ejercicio educativo, siempre que nos acerquemos a esta o cualquier otra operación informativa desde el principio de no aceptar dogmáticamente, todo lo que nos diga una autoridad, cualquiera que sea, incluso cuando nos hable en función de la ciencia.

Debemos estar conscientes de que las ciencias funcionan sobre paradigmas que suelen ser más o menos temporales. No importa que siempre quede algún sedimento de lo que hoy consideramos verdad científica, por lo general buena pare de aquella terminará siendo subvertida a partir de nuevos descubrimientos. Esta falsabilidad es, paradójicamente la ventaja y a su vez la diferencia que tienen la ciencia con respecto de la religión.

Además, a veces lo que se nos presenta como científico, es solo el disfraz de un vocero de ética subvertida, por ideologías, intereses políticos o económico, algo que nunca ha quedado más claro que con el coronavirus, esta pandemia en la que hasta el tapabocas se carga de ideología.

Ocurre que este recurso, sin dejar de ser un medio de protección, ha devenido en una suerte de emblema político no muy diferente en sus objetivos del brazalete nazi en la Alemania Hitleriana. Así algunos de los que los llevan la máscara, tratan como subhumano e irresponsables a los que no lo usan, y lo hacen con pleno convencimiento de su superioridad moral con respeto al otro.

Esto por no ver la clara connotación de posicionamiento político que se da en Estados Unidos, cuando representantes de medios que responden al establecimiento norteamericano, como la CNN reportan enmascarados, las justas protestas de quienes piden la reaperturas económica, o cuando en el otro hemisferio, el sur, en Brasil, una pandilla de enmascarados se enfrentan a los bolsonaristas que sale a protestar contra los gobernadores de sus estados que mantienen lo que yo llamo el dicta virus.

Nada de lo anterior tiene ya que ver con la antigua oposición de izquierdas contra derechas. Es lo que se demuestra en la política compartida de gobiernos contrapuestos como el español y el italiano con respecto al coronavirus, o de los enfrentamientos radicalmente diferentes que se dan entre dos gobiernos cercanos ideológicamente, como el sandinista y el peronista uno en Nicaragua otro en Argentina. Por  cierto el gobierno de este último país ha sido acusado por su la senadora bonaerense de Juntos por el Cambio Felicitas Beccar Varela, de manipular la existencia del coronavirus  junto a la liberación de presos, sobre lo que volvemos mas adelante, para implementar un régimen similar al cubano.

Al final el enredo esta servido, al punto que un liberal confeso como el peruano Jaime Bayly aboga abiertamente por que se extienda el modelo sueco, es decir el modo en que los socialdemócratas en el gobierno de Suecia, están abordado la pandemia, a base de recomendaciones de quedarse en casa al menor síntoma y prohibiendo grandes reuniones, pero dejando la vida transcurrir con cierta normalidad.

Sabrá Dios, la via sueca tiene lugar porque en Suecia, hace tiempo se consiguió todo lo que se está buscando en el mundo con esta parafernalia, el sometimiento total de la pequeña empresa y un grado de atomización social que apenas tiene parangón en el resto Europa.

Ante esto solo queda entrecomillar las justificaciones que dan los gobiernos, y poner la lupa tanto o más de lo que hacemos en los contagios y fallecimientos, en los fenómenos sociales y económicos generados por o durante la pandemia, y que por lo vistos llegarán para quedarse. Por ejemplo, la manera con que los estados corrompen al ciudadano, que dadivas, en forma de dinero o comida, mientras impide por decreto que este pueda ganarse la vida.

La docilidad que éste demuestra, lo mismo bajo regimenes autoritarios que formalmente democráticos, cuando los gobiernos decretan la violación generalizada de sus derechos humanos, en nombre de la “seguridad”, algo que alcanza niveles repulsivos en todo el mundo, donde lo mismo te humilla, que te apalean, que te encierran que te dispara, sin que por ejemplo ese engendro imperial británico, que es Amnistía Internacional diga nada, salvo en el caso de un paisito insignificante de Centro América.

Desviando la mirada para del resto del mundo para concentrarla en El Salvador, Amnistía Internacional, asociada con otras organizaciones de su tipo Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) Fundación para el Debido Proceso (DPLF) Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IMD) Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), ha enviado este 30 de abril de 2020 una “CARTA ABIERTA A NAYIB BUKELE, PRESIDENTE DE EL SALVADOR”

En ella los firmantes, reconocen los esfuerzos del gobierno de El Salvador para responder a la crisis de salud pública al mismo tiempo, expresan preocupación por los reportes de abusos cometidos por las fuerzas de seguridad en el marco de la emergencia actual, y por acciones y declaraciones gubernamentales que podrían estar en contra del Estado de Derecho y la democracia. Que casualidad que aparezca tanta preocupación cuando el gobierno salvadoreño se apresta a dar la guerra no solo al coronavirus, sino también a la delincuencia que acaba con ese país. Evidentemente son estos, criminales y no los confinados del mundo, literalmente encarcelados y aterrados por sus estados, quienes despiertan la “solidaridad” de Amnistía.

Solo hay que ver lo que pasa en Argentina donde el gobierno ha concedido a delincuentes comunes el derecho a pasar su prisión como el resto de la ciudadanía en casa.

Mientras tanto la policía dispara a quienes quiebren el confinamiento y Admnistía no dice nada de este gobierno tan bueno.

Eso sí, como gobierno, no se te ocurra apartarte de la corona paranoia, porque entonces toma cartas en el asunto Amnistía.

Esta organización vigilante que hoy desatiende las violaciones de derechos humanos de millones de presos domiciliarios, no hablemos ya de viejos eutanasiados con la orden de no ser priorizados, en todo occidente, sí se siente en el deber declara la guerra a los territorios libres de dicta virus en en Eurasia.

Desde su págna Amnistía está acusando a las autoridades de Bielorrusia, Tayikistán y Turkmenistán de despreciar la gravedad de la pandemia y promover curas sin eficacia probada. De todos sus mandatarios el que más parece ofenderla es Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, afirmó que beber vodka a diario mataba el virus, lo mismo que ir a la sauna y practicar deporte. A fecha de hoy, su gobierno no ha adoptado ninguna medida de distanciamiento físico. Luego viene su homólogo turcomano, Gurbanguly Berdimuhamedow, quien prácticamente no habla de la COVID-19, ha aconsejado quemar hojas de harnal para protegerse de la enfermedad.

Puede que sean afirmaciones un poco disparatadas, pero no mucho mas que las payasadas que estamos viendo de este lado del mundo, asociadas con efectos de unas políticas de Estado que Amnistía no se ocupa de cuestionar, aunque genere miseria material, moral y mental.

 

Otro tanto ocurre con los libertarios de cualquier clase, de derecha como los de izquierdas apenas, dicen nada, cuando no los justifican directamente todos lo que está pasando.

En España por ejemplo la critica de la derecha se centra en preguntarse porque el gobierno social comunista tardo tanto en aplicar la intervención estatal, es decir resultan más papistas que el papa, en cuanto a los de izquierda, concretamente los anarquistas el mutis es total, cuando lo que deberían salir a la calle a luchar por lo que siempre lucharon el derecho al trabajo.

No es de extrañar el desencanto que muestra el pensador Félix Rodrigo Mora en su último video, con respecto al borreguismo al uso. Aún así hace un valiente llamado a formar un nuevo 2 de mayo, veremos cuantos compatriotas tiene el arresto de acompañarlo.