Archivo | enero, 2010

Esteban Casañas Lostal: incertidumbres “marineras”

30 Ene

El marinerito Esteban Casañas, disfrazado de “pepillo” de los años ochenta, en sus buenos de entrega a la construcción del comunismo en Cuba y el mundo, ocupando, sabrá Dios tras cuantos informitos, que es como aprendió a redactar, la plaza de Primer Oficial en el barco “Otto Parellada”. Mientras otros cubanos naufragaban en sus balsas buscando libertad. Sólo tras el fin de la pacotilla como la que lleva puesta descubrió el susodicho que el comunismo es malo, hoy presta su pluma a la intransigencia, atacando al Hombre de Cuba Nuestra

Esteban Casañas Lostal, un marino revolucionario ejemplar

https://i1.wp.com/3.bp.blogspot.com/_ratSv2jML1Q/R67JZK0i2aI/AAAAAAAAABA/59XXrbYt76s/s320/potemkin.jpg

https://i2.wp.com/209.85.62.24/258/158/0/g267097/gallery.jpg

Casañas al habla

Veamos  la biografía qus nos ofrece la revista electrónica Guaracabuya, Órgano oficial de la Sociedad Económica de Amigos del País:

Nacido en La Habana Cuba el día 6 de Septiembre de 1949, pasó su infancia en la Casa de Beneficencia y Maternidad de La Habana, a los once años de edad alfabetizó en Minas de Cabacú, Baracoa Oriente.

http://revolucioncubana.cip.cu/galeria/imagenes/educacion/I104.jpg/image_preview

A los 14 años ingresó en el primer llamado del servicio Militar Obligatorio (1964).

Se desempeñó como calificador de tiro antiaéreo en las DAAFAR hasta el año 1967.

https://i2.wp.com/www.trabajadores.cu/Members/rebeca/foto_28.jpg

En este año ingresa en la marina mercante cubana como timonel (participa en Zafras, Cordón de La Haban con carácter permanente en ese período). Comienza a navegar en el año 1968 recorriendo 49 países y colonias durante este tiempo.

En 1972 es seleccionado para un curso de Oficial de Cubierta a bordo del buque escuela “Viet Nam Heroico”.Fue el primer expediente de su promoción.

En 1975 participa en el traslado de tropas hacia la guerra en Angola a bordo del buque “renato Guitart”.

https://i1.wp.com/img153.imageshack.us/img153/7408/cubanoenangolajd1.jpg

En 1976 trabaja como profesor de navegación en la antigua Academia Naval del Mariel.

https://i1.wp.com/i573.photobucket.com/albums/ss171/neptuno1053/Fotoconuniforme.jpg

En 1977 es enviado a trabajar como internacionalista al buque angolano “Ngola”, en 1978 permanece en las microbrigadas de Alamar en busca de vivienda hasta el año 1981.

Continúa navegando en diferentes barcos como Segundo Oficial hasta el año 1982 que pasa el curso de Primer Oficial en la nueva Academia Naval de Baracoa.

Deserta en el año 1991 en St. John canadá ocupando la plaza de Primer Oficial del buque refrigerado “Viñales”.

Comienza a escribir en Internet hace tres años y parte de sus trabajos se pueden encontrar en varias páginas y foros hispanos, destacando entre ellas; Conexión Cubana ; La Nueva Cuba y otras diseminadas por el planeta.

Sin lugar a duda, se trata de un perfil típico, el que desde los tiempos de la Cheka utilizaban los órganos de la seguridad del estado  comunista a la hora de construir sus servidores:

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c3/KGB_Symbol.png

niños,  provenientes de orfanatos, hospicios, casas de beneficencia,  o colonias makarenkas, resentidos,  desconectados del pasado a causa del desarraigo familiar,  y a veces hasta psicópatas frente al mal,  en otras palabras, como le decimos en Cuba ” hijos de la patria” encarnada en un estado socialista que les libraba, del abuso, el abandono, y que les da poder o priovilegios, a cambio de una sola cosa: fidelidad eterna y una entrega al poder, donde no existiera el menor escrúpulo a la hora de atacar al enemigo.

https://i0.wp.com/www.great-victory1945.ru/black_death_in_bayonet_attack.jpg

De paso comprendemos de nace la mitomanía que toma cuerpo en esos cuentos conque nos bombardea, implacable con el objetivo,  como en sus tiempos de artillero de las DAAFAR, el hoy viejo marinero.

Esteban Casañas tienen toda las pintas de pertenecer a la camanda que tan bien  dibuja George Orwell en su Rebelión en la Granja, y cuado ataca lo hace con la misma rabia,  uno  de aquellos cachorros que se guardó el cerdo Napoléon, para que una vez, convertidos en fieras, lanzarlos contra su oponente Snowball, y aterrorizar al resto de los ”animales”, como hizo Stalin y su alumno Fidel Castro.

Con un personaje así  por obra y gracias de La Voz de Cuba, nos la veremos en esta nota.

El viejo artillero se convierte en proyectil

Ante nuestra respuesta, a su boletín deL 28 de enero, La Voz de Cuba Libre, no ha podido hacer otra cosa que caer en la  bajeza, carente de argumentos; atacar con infundios e injurias, como hacen los agentes de Fidel Castro, en este caso repitiendo como una loca descontrolada  un viejo  panfleto, fue  escrito por el ya mencionado Esteban Casañas Lostal, y que lleva en el título un apelativo prestado por su amiguita Curra: “El Pionerito Estefanía” y agrega que tal pionero no tiene quien le escriba.

Habrá que recordarle a la Voz de Cuba Libre, así cono a la rara parejita creativa de la que se sirve, Casaña-Curra,  que no existe  mejor cuña que la del propio palo,  y que pioneritos fuero tambien: Gorky, el de Porno Para Ricardo, que pioneritos fuero Los Aldeanos y Silvito el libre, que pionerita  fue Yoani,  la blogera más atacada, por voceros abiertos y muchas veces tambien por los encubiertos del régimen, y que en resumen pioneritos son hoy los que mañana construirán una Cuba Libre.

https://i1.wp.com/www.desdecuba.com/generationy/wp-content/uploads/2009/10/yoani_con_panoleta-eng-copy.jpg

Yoani Sánchez, también militó en los Pioneros…¿Y qué?

Por lo visto, en  realidad son los editores de La Voz, quienes están necesitados de tal contribución de escribanos,  y la carencia llega al punto  que no les queda otra que difundir en la red porquería de gallina.

Da gracia que hable críticamente de pioneros, quien entregó en pleno su etapa militar y luego  marinera a la construcción del comunismo en Cuba.

Este panfletucho, escrito como la típica  diarrea verbal del informante, es uno más de los tantos que como por encargo,  tal parece que viviera de eso y no de freír salchichones quebecois,  nos dedica “Tía tata cuenta cuentos” . Lo respondimos hace tiempo, de manera breve y contundente, cuando salió publicada en el portal Cuba en el mundo.

De todos modos habrá que repetir, algunas ideas a ver si despierta a esa intransigencia, cuyas nuevas amistades, resulta cada vez mas peligrosas, que a falta de otras plumas que le escriban, desempolva las de aquel que hoy usa la guataca, con la misma destreza que ayer el timón, en resumen, llama a su auxilio a quien tiene buena pinta de Julito el Pescador.

https://i0.wp.com/www.jaliscopark.com/76807169.jpg

Sólo que ahora no capitanea una lancha, sino que se encubre con cazuelas, pargos y chernas, y timonea el lugar perfecto para el espionaje, un bodegón en Montreal, vaya usted a saber de donde sacó el capital; cuyo nombre, “Casa”,  nunca traduce en los textos que hablan del negocio en español, sino que lo deja en francés, así, como para que nos suene bien gay, su “Maison du mojito“.

Venga, ya que La Voz nos obliga, de nuevo nuestra alerta a todos los que sin saber de donde sale, hacen suyas las marinerías de a este enemigo del Hombre de Cuba Nuestra.

Y sería bueno que el viejo exilio se preguntara en realidad quién es su nuevo amiguete, ¿de qué cardumen Casañas Lostal  se nos habrá escapado? ¿por que y para qué, habiendo tan buenos marinos en Cuba tuvo que ser reclutado en el servicio militar obligatorio?, ¿por qué teniendo las referencias del mundo exterior, que nos faltaba al resto de los cubanos, a esos pioneritos desinformados y adoctrinados en la isla nunca descubrió que el comunismo era malo? ¿por qué en tantas décadas de servicio nunca desertó en los cientos de puertos que visitó, y dio al mundo un testimonio necesario?, ¿por qué gozando de auténtico libre albedrío prefirió  tripular esos buques que bajo nuestra bandera se dedicaron a algo más que el comercio? ¿por qué esperó el fin del comercio subcidiado con la URSS, que trajo por consecuencia el desmantelamiento de la flota mercante cubana, y el plan pijama de buena parte de sus oficiales para romper -si no sigue siendo  asalariado- con su empleador de toda la vida, el “Armador en Jefe”  – ¿por  qué no rompió antes  de la crisis comercial con el comunismo, como hicieron durante años tantos otros cubanos que lanzaron por la borda un futuro profesional a cambio de la libertad ¿por qué no se nos volvió anticastrista antes de que  le faltara poco para que se acabaran los viajecitos, las misiones internacionalistas y en resumen la pacotilla?, esa con la que el régimen le privilegió toda su vida laboral con respecto a los demás cubanos ¿O quizas se creyó que tras la URSS, inmediatamente se vendría abajo el comunismo cubano y quizo guardar la ropa, despues de haberse bañado, mas bien embarrado en la charca castrismo? Y que no nos venga con su llanto de que nunca llegó a capitán, lo que evidentemente no fue,  no  por que el oficial chocara con la ideología comunista, sino por que no daba para más.

http://christiankocinski.files.wordpress.com/2009/09/charles_laughton_in_mutiny_on_the_bounty_trailer.jpg

El problema no es que, el antiguo calificador de tiro antiaéreo en las, participante de Zafras, Cordón de La Habana con carácter permanente en ese período) y transportista –violando las leyes marítimas internacionales- de las tropas, cubanas que intervinieron en la guerra en Angola, haya creido y servido al sistema -aunque ahora le declara la guerra a los pioneritos- habemos mucha personas que crecimos y creímos en el mal llamado socialismo cubano, y que en un momento de madurez ideológica rompimos con sistema.

El problema radica en la meticulosa intransigencia con la que Casañas se expresa, se nos presenta con una visceralidad, con fuerte tufo a simulación,  que no encaja en su historia personal, sí por ejemplo en muchos viejos del exilio que lo perdieron todo, vidas y haciendas, en los mismos años en que el régimen castrista mientras  estatalizaba toda la propiedad  privada,  sacaba de la nada a Casañas, conviertiéndolo primero en soldado y luego en marinero de confianzas,  moldeándolo a la imagen y semejanza del Dios Castro.

https://i1.wp.com/i68.photobucket.com/albums/i9/moreda_2006/fifo.jpg

Así se explica que este proyectil que hoy nos lanza La Voz de Cuba Libre,  fuese capaz en sus buenos tiempos,  no sólo  de derribar, en el caso de que se pusiese a tiro una de esos aviones  que abastecían a la guerrilla anticomunista, sino de lo más dificil, de viajar medio mundo al servicio de la “Revolución”,  sin romper sus cadenas, sin dejarse tentar por la libertad, sino también con la servil capacidad, propia del mayoral,  de controlar las tentación de fuga o motín en compañeros,  subordinados y otros pasajeros.

He conocido en Miami hombres que en esos mismos años en que Casañas, sin haber sido previamente adctrinado como pionero, servía como artillero en las DAAFAR, estaban alzados contra el gobierno, eran quizas de su propia edad, o no mucho mayores, ellos que vieron caer a sus compañeros de armas, sufrieron un cruel presidio, y que hoy cuando le hablan o escribem para el pueblo de Cuba, incluido el sector que aún cree el mito del comunismo,  lo hacen con la comprensión y la sensibilidad que no tiene Casañas,  hombres  que sin dárselas de escritores como hace el antiguo oficial de la Flota Mercante Cubana,  saben,  a la hora de rescatar para la causa de la libertad, como tratar y que teclas tocar en quienes hoy siguen defendiendo lo que Casañas defendió, primero como artillero y luego como timonel.

Y muy extraño resulta que este marinero no pueda hacer otro tanto, que sería el mejor modo de sacar partido a su pasado.

Nadie está completamente libre de su pasado ideológico, de sus convicciones y cuando esta no emergen, ni por casualidad en las palabras del presentes, es porque algo se oculta, por que hay gato encerrado.

No nos llamemos a equívoco algún día se sabrá a quien sirve en realidad tan misterioso sujeto, este fonderito de tejado de cristal, cuyos guijarritos de insidia, no pueden mellar contra el techo de acero de una disidencia consecuente, y honesta, que se, que a diferencia de la suya, no resulta ni tardía en la vida, ni oportunista, que no emula a quienes en la intransigencia parece imitar nada más y nadamenos que al Karl Marx criticado por Martí cuando decía: “Espanta la tarea de echar a los hombres sobre los hombres. Indigna el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros. ” Mi camino es otros, y de todas las enseñanzas del apóstol rescato aquella de remedio blando al daño, de encontrar salida a la indignación de modo que la bestia cese sin que se desborde y espante, no importa si esta Bestia tiene mil caras, y agentes que la sirvan desde nuestra retaguardia de nuestro exilio, como hace, no me cabe duda el tal  Casañas.

https://i0.wp.com/2.bp.blogspot.com/_QAbNxCq-0RM/SyJXMTSIv0I/AAAAAAAAAjM/rbCbnkJk5Rk/s400/Esteban+Casa%C3%B1as+y+nosotras.jpg

Primero a la izquierda, en la nueva trinchera, la del Versailles,  Esteban Casañas Lostal: el antiguo artillero ejemplar, y marino al servicio de internacionalismo comunista hoy se ubica, con toda intención,  junto a un símbolo de la intransigencia en el exilio, Ninosca Pérez Castellón, como para que no quede dudas de su “cambio de chaqueta”, al extremo derecho otro personaje no menos raro, la señora,  Curra, depredadora digital de pioneros.

Por supuesto que hay que ir a Cuba

30 Ene

Respuesta al artículo APATRIDAS de Alfredo M. Cepero enviado el 28 de Enero del 2010 por LA VOZ DE CUBA LIBRE, (lavozdecubalibre@sbcglobal.net)

https://i2.wp.com/www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/vida/Marti_Madrid_1872.jpg

El jóven José Martí en Madrid, año 1872, en plena guerra de Independencia

Por supuesto que hay que ir a Cuba, a La Habana y a donde sea si la libertad de un pueblo lo exige, y ese es el derecho que hay que reclamar, como el de los cubanos de adentro o de afuera, sean artistas o no a entrar y salir de su patria cuantas veces les venga en ganas, y al margen de sus ideas.

Y si la libertad lo demanda, se habla con Dios y con el Diablo, por que lo que importa es el futuro de Cuba, no el pundonor del que no hace otra cosa, a falta de imaginación, que teclear agravios.

Los que puedan, los que por error del poder reciban su visa que vayan a Cuba, si fuera preciso al banquete del tirano y allí, como el invitado incómodo reduzcan al absurdo, con justa exigencia de libertad, el juego del poder, como nos enseñó aquél Proyecto Varela, que puso en Crisis una la Constitución Socialista, que ni era socialista ni Constitución.

Y nunca olvidemos que el propio Martí visitó la casa del opresor, ya no la Habana, sino Madrid donde, con el arma poderosa de la palabra, denunció lo que pasaba en su patria.

Y es que se pasa por alto que el mejor modo de combatir al enemigo hay tenerlo cerca, y peor para éste aún si dormimos en su casa.

Es hora de estudiar a profundidad la obra del apóstol en el marco de su acción y de su vida, y no con citas que fuera de su contexto no nos enseñan como liberar a Cuba, por el contrario, solo sirven a la tiranía.

Basta ya de invocar en falso los nombres de los padres de la patria, que demasiada sangre innecesaria se ha vertido en Cuba, que demasiado ha sufrido la familia cubana, por culpa de tan mala maña.

Lo que tenemos que refrescar a los supuestos recordadizos es la historia completa de Cuba, lo que debemos de aprender de nuestros héroes, de todos, no solo de los que algunos les conviene, debemos conocer a nuestros grandes, extrayendo lecciones de sus aciertos y sus errores, que como hombres también cometieron, el saber y la contextualización de una experiencia histórica será el verdadero faro, no la dogmatización de un pasado que viene causando muerte y dictaduras en Cuba antes y después de los Castros.

Malditos sean los llamados a escaramuzas suicidas que solo desprestigian a los que amamos a Cuba, batallitas perdidas de antemano, que solo nos hacen parecer enemigos de la cultura o del diálogo civilizado.

Bien venidas sean las denuncias de todas las maniobras que haga el régimen para sobrevivir, desde encuentros de la nación, hasta actividades culturales, bien venidas las propuestas que eleven al cielo la estrategia de los que queremos una Cuba libre, mal venidas sean las retóricas sentimentalóides que apartando a las multitudes de la acción inteligente, sólo sirven para cegar a las masas de dolor y colocarlas en las manos de los demagogos de la libertad, tan peligrosos para esta en su futuro como lo son en el presente los tiranos que ejercen su ”cargo”.

Carlos M. Estefanía

Sobre los Van Van

30 Ene

https://i0.wp.com/www.vanvandeformell.com/images/uploads/galeria/4_3.jpg

Juan Formel, director de los Van Van, cuarta persona de izquierda a derecha,   junto a Celia Cruz

Respuesta al artículo: ¿INTERCAMBIO CULTURAL?

Amigo Juan Carlos, de entrada no basta decir que a Formel le “achacan”, hay que aclarar que el hombre nunca firmó ese documento, de lo contrario es sumarnos a las maniobras propagandistas copiadas a los castristas.

En segundo lugar, tambien hay que reconocer que muchos artistas cubanos, como Gloria Estefan, o Malena Burque, se niegan a ir a Cuba aunque le dieran permiso, lo hacen por razones políticas, otros quieren ir a hacer declaraciones políticas que nada tienen que ver con la cultura.

En todo caso se trata de un intercambio cultural entre Estados Unidos y Cuba, no entre los comunistas cubanos y los anticomunistas del mismo origen. Un intercambio que a la larga servirá para derrotar el odio sembrado en la isla contra lo que llaman “el imperialismo norteamericano” y que busca el aislamiento de nuestro pueblo fragmentado, ese mismo aislamiento del que vive la tiranía en la isla y la politiquería en el exilio.

Es de ese intercambio del que tanto se habla; en mi humilde opinión.
Saludos

Carlos M. Estefanía

https://i1.wp.com/www.vanvandeformell.com/images/uploads/galeria/7_2.jpg

Los Van Van en 2004

Los Cosacos: conquistadores de la Siberia

26 Ene

https://i1.wp.com/varvar.ru/arhiv/slovo/images/ermak-last-battle.jpg

El Atamán Yermak Timoféyevich (Ерма́к Тимофе́евич), uno de los primeros cosacos en explorar La Siberia.

Christoph Witzenrath ha escrito un libro titulado Cossaks and the Russien Empire, 1598-1725: Manipulatión, rebellion and expansión into Siberia, la obra fue publicada en Canadá y Estados Unidos por Routdlege en el 2007 y forma parte de una serie de estudios que publica la misma editorial sobre la historia de Rusia y los países de Europa Oriental.

En este caso el autor trata de rescatar una verdad enterrada por la antigua estereografía soviética, el importante rol jugado por los cosacos en la expansión del imperio Ruso hacia la Siberia, un proceso cuyo carácter militar ha querido minimizarse en favor del asentamiento pacífico de campesinos.

En realidad fueron estos, ”hombres libres” –que es lo que significa la palabra “cosaco”, los que con su efectividad combativa y económica, y sobretodo con su inadaptabilidad al terreno , hicieron posible la extensión de los poderes del zar hacia los inmensos territorios del noroeste.

El cumplimiento de tal misión fue es el resultado de un compromiso entre el poder central y la suerte de democracia primitiva que practicaban estos guerreros-comerciantes, que en los tiempos de la conquista de la Siberia constituían la mayoría absoluta de la población rusa. Se trata de una relación no siempre cordial, en la que no faltaron rebeliones, pero que hasta el fin del zarismo resultaron de ventaja mutua para el monarca y este sector especial de sus vasallos.

Cuando uno lee este obra no puede dejar de recordar la expansión española en las Américas, y el modo en que los conquistadores acataron pero no respetaron las leyes de su corona, es decir hicieron uso de una flexibilidad sin la cual resulta imposible construir un imperio.

Algo similar ocurrió en la conquista de la Siberia donde el poder central tuvo que conceder al conocimiento y la iniciativa de agentes locales y por supuesto a los cosacos como grupo capaz de expandir y defender las fronteras del imperio.

Para adentrarnos en el tema el autor nos presenta lo que era la Siberia en el siglo XVII, así como las características del expresionismo ruso de entonces.

Acto seguido se adentra en las peculiaridades de los cosacos como grupo: sus leyes,  líderes y las maneras institucionales que tenían de adaptación a su medio.

Despues aborda los servicios económicos que estos desarrollaron en Siberia, así el papel de los créditos y el comercio.

Mas adelante el actos se centra en las características de la soberanía ejercida, unas veces por la espada otra por la negociación en esos campos de batallas en los que se convirtieron los territorios siberianos en el siglo XVII., caracterizando aqui la esfera publica, el patronazgo y los litigios en que los cosacos se veían involucrados,  la influencia de los mismos en la administración local.

Por último el investigador se centra en las tensiones entre poder local y central de la región del Baikal durante el período que va desde el año 1689 al 1720, explicando la sedentarización y las rebeliones desarrolladas entre los cosacos de la zona.

Escuela siberiana de artes marciales cosacas

Revisando el libro no he podido menos que recordar a un amigo de mis tiempos de estudiante en la antigua Unión Soviética, precisamente de origen cosaco y proveniente de la Siberia, una persona tranquila, callada e inteligente a quien lo menos que podía atribuir es ese carácter guerrero audaz y comerciante de hombres como Dezhnev Ivanovich el  Cosaco de Siberia que en  1648, al mando de 90 hombre Cruzó el mar en siete pequeños botes para llegar a Alaska, hijo de una colectividad humana, la cosaca, sin la cual, Rusia no habría podido ser lo que hoy es, el país más grande de la tierra.

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/37/Peoples_Siberia_XVI.jpg/800px-Peoples_Siberia_XVI.jpg

1648 Ivanovich Dezhnev
Rusia
Cosaco de Siberia. Cruzó a Alaska en siete pequeños botes con noventa hombres.

Estudios sobre un pueblo hebreo que no era semita

26 Ene

Uno de los grupos mas importantes de los que conformaron las etnias del imperio ruso fuero los judíos de procedencia Kazar.

De esos hebreos, que no eran precisamente de origen semita, trata una serie de estudios compilados  bajo el título de Los Kazares, Judíos y Eslavos, son 21 tomos ya publicados, mas cuatro en preparación.

Procedente de la biblioteca de la Escuela Superior de Södertönr llega a mis manos el  tomo 16, se trata de una obra bilingüe, en ruso e inglés, con mas contenido en la primera lengua que en la segunda, nace de la colaboración entre La Universidad Hebrea de Jerusalén, el Centro de Literatura y Lenguas Eslavas, el Centro Chais, para los estudios judíos en Rusia, el Centro Internacional para la educación Hebrea y Estidios de Campos, así como el proyecto Kazaria del Instituto de Estudios Eslavos de RAS.

La obra sale a la luz en Gesharim, Jerusalem y Moscú en el 2005. Está editada por V. Petrukhin, W. Moskovich, A. Fedorchuk. A. Kulik y D. Shapira.

Se trata de un libro que aborda importantes aspectos del Kaganato de los Kazares, y extraño estado de origen turco mongol que hizo del Judaísmo su religión oficial, de el nos hablan las antiguas crónicas.

Así, sobre este particular pueblo han quedado testimonios en griego, latín, armenio, georgiano, persa, hebreo, ruso antiguo árabe, así como numerosos objetos que rescatan para presente los estudios arqueológicos.

http://home.swipnet.se/~w-66679/khazaria/images/kaghan.jpg

De lo que se trata ahora, con esta obra es de organizar el resultado de esas fuentes para aquilatar la importancia estrategica que jugaron los Kazares en su momento histórico, puente, elemento de equilibrio y barrera entre religiones, pueblos y culturas en permanente guerra.y posiblemente sea de allí, y no de Israel donde provienen muchas de las víctimas de los progromes de Ucrania y de los campos de concentración en Alemania.

https://i2.wp.com/www.discerningtoday.org/members/Digest/2001digest/mar/khazar-empire-jews_migratio.gif

Quien se haga de esta obra tendrá a mano la respuesta de un conglomerado de preguntas y misterios históricos, y por no hablar de curiosidades que atrapan la mente de todo interesado en la historia medieval.

Sabrá de las peculiaridades de la lengua Kazar, de los detalles de la judaización de la estepa, de las guerras de los Kazares con los Magiares, de las relaciones Kazaro-Bizantinas a mediados del siglo IX, de la presencia de los Kazares en Crimea, de la imagen de los Kazares en los estudios arabo persas de la época, de la imagen del Feroz Kazar dada por los escritores rusos, del modo en que los animales eran representados en la iconografía de este pueblo, de como se desarrolla la sacralización de su gobernantes, de sus ritos funerales y mucho más.

Espero pues que el lector interesando encuentre en ella parte de lo que se necesita para comprender un poco mejor la multiculturalidad en la que se originó el imperio ruso, y de la que seguiremos hablando.

https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b7/Khazar_map1.PNG

Dos muestras de Literatura homoerótica cubana

25 Ene

Entre los destacados escritores y periodistas que leen Cuba Nuestra, no podía faltar Vicente Echerri: Nacido en Trinidad, Cuba, en el año de 1948, nuestro amigo es, además de traductor, autor de varias obras, como el poemario Luz en la piedra (Madrid, 1986), los ensayos que se recogen en La señal de los tiempos (1993), Historias de la otra revolución (1998) así como de numerosos artículos de opinión que podemos leer en periódicos de Estados Unidos, como El Nuevo Herald,  y de Latinoamérica.

Echerri nos ha hecho llegar un poemario y un libro de cuentos, ambos de su autoría, acompañados de una amable carta, en ella se refiere a la bandera cubana que portamos en los hielos los cubanos de Suecia, con excepción del ”innombrable Cundiamor, quien ya sabemos quién es. Saluda a los miembros del equipo de Cuba Nuestra y pregunta como nos vá  en estos fríos aterradores que están asolando a Europa.

También explica que los libros –que por cierto han sido editados recientemente, recogen viejos textos dados a la luz para que no sujeten como lastres, se trata de trabajos que han pasado por numerosas purgas, lo cual puede indicar dos cosas, calidad en la selección y supervivencia a la censura.

https://i1.wp.com/4.bp.blogspot.com/_20JQkeeN_S0/SxgveF4hoII/AAAAAAAAAUw/C8q1p6vcAlA/s400/Vicente.jpg

Vicente Echerri y su gato Stewart, de cuya pérdida despues de 18 años de compañia, el escritor aún no se ha repuesto.

Picado por la curiosidad me entrego a la lectura del  Poemario, titulado. Casi de Memorias, y publicado dentro de la colección Jardines Invisibles de Blue Bird Editions Coral Gables, Florida 2008.

Es una poesía llana, sin complicaciones metafóricas que se lee fácil y que nos lleva por la vivencias del autor sin grandes contratiempos, es para mi una buena poesía.

Un tanto por sorpresa descubro en ella motivos homoeroticos, ya en el pescador del Cena que pretende pescar para el autor, en el poema Beaux Arts, o en los dos soldados húngaros que recorren la cortina de hierro y al que el poeta se los imagina fornicando despreocupadamente a las orillas del Danubio en “Primavera”.

Sospecho que ese también será el motivo del libro de cuentos Doble Nueve, de la edición Caniquí, Ediciones Universal, Florida 2009, una serie de relatos calificados por la dedicatoria que nos hace el autor de Heterodoxos, y vaya si los son desde el momento en que en la nota introductora su autor nos explica que se tranta de cuentos de amor y de muerte donde el contenido homoerótico sirve para realtar sus complejidades. En este caso, como bien nos ha recordado el autor en otra nota, Los protagonistas de estos cuentos —con excepción de “Doble nueve”, el que le da nombre al libro— más que homosexuales, son bisexuales o, como solía decir tan propiamente su difunto amigo Alberto Guigou, ambisexuales; es decir, que su sexualidad se da como un aspecto del plural, diverso, impreciso, fronterizo y, si quieres, turbio carácter de la criatura humana. Esa zona seductoramente intermedia, según sus propias palabras,   es la que le  ha parecido siempre más rica y explotable en términos literarios que los territorios, presuntamente definidos, que la limitan.

Por mi parte, cuando reviso los cuentos,  descubro que el escritor se desenvuelve en el género con la misma soltura que en la poesía, que traduce a sus códigos el mismo talento, además de la universalidad o criollez de los contenidos, que ya había observado en el primer libro.

Reconozco que no soy un experto en este tipo de literatura, ni siquiera un aficionado, tal vez por la homofobia, consiente o inconsciente que desde la infancia se nos inculca a los cubanos, del mismo modo las exigencias de la actualización cultural me ha llevado a chocar con ella, y reconocer mas allá de la inclinación sexual que aparece como contenido, los valores literarios que encierran obras de un género que se pierde en el pasado, en Platón, en Homero, y que no le ha faltado cultivadores en Cuba, desde el gran Lezama Lima hasta Reynaldo Arenas.

Y hablando de Arenas, la aparición de estas dos bien cuidadas ediciones en el contorno de Miami demuestra que esta ya no es aquel purgatorio que describía, en relación al infierno cubanos, el escritor Gay, antes de marcharse a Nueva York, si estos libros se publican y venden allí es porque algo esta cambiando dentro de la comunidad cubana, frente al fenómeno, aún incomprendido de la homosexualidad,  o de la bisexualidad, de modo paralelo a lo que ocurre en Cuba, desde los tiempos de la película Fresa y Chocolate (1993) hasta el presente en que bajo la batuta de Mariela Castro se está desarrollando una nueva actitud ante los homosexuales, trans o bisexuales.

Ciertamente la atracción por el mismo genero no acaba de ser explicada, tal vez por lo variado de las causas biológica, sociales, o culturales que den lugar a ella. Y se trata de un fenómeno que nunca ha sido pasado por alto por el poder imperante, unas veces promoviendola como mecanismo anticonceptivo, otras reprimiéndola a fin de canalizar hasta las ultimas energía del libido hacia la reproducción y crecimiento de los miembros de la nación y otras simplemente protegiendolas bajo un concepto de tolerancia y convivencia entre ciudadanos de hábito  y concepciones diferentes en lo que a vida erótica se trata.

Es pues un fenómeno de interés público, que todos, incluso quienes no nos vemos involucrados en él y amamos sin ambivalencia al genero opuesto  debemos comprender:  la sexología, la psicología puede echarnos una mano, pero también la literatura,  que reproduce, de manera descarnada y honesta -incluso diferenciando entre el narrador y el escritor real-, la pulsación homoerótica, en este sentido, son de agradecer obras como las que aquí hemos comentado.

Y por favor que  no se valgan de esto mis enemigos para acusarme  de gay u homosexualista  por que  no soy,  ni lo uno, ni lo otro, soy un hombre que considera que en el arte y la literatura es el único lugar donde no pueden existir vedas.

¿Dos buenos presentes? Los libros de Gonzalo Fernández

24 Ene

https://i0.wp.com/photos-a.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc1/hs019.snc1/3030_85809103536_806683536_1574195_766636_n.jpg

El mejor presente que usted puede hacer,  es un buen libro, y si yo fuera a recomendarle alguno, lo haría por partida doble, mencionando, una par de obras que han llegado a mi buzón en estos días, enviadas por su autor, el escritor, activista y directivo empresarial Gonzalo Fernández.

La primera obra se titula Cuba ’s primer. Castro’s Earring Economy, editada en inglés por Lulu en el 2009. Se trata de lo que podríamos calificar como auténtica historia de bolsillo de nuestra isla, a partir de su independencia, vista por supuesto desde la perspectiva de un exiliado cubano en Estados Unidos.

Sin duda alguna,  se trata de un libro escrito para el joven cubano americano; que debe conocer sus raíces y el presente de la patria de sus padres, pero además resulta una obra necesaria para que el jóven de la isla pueda disfrutar de una visión alternativa a la que sobre el mismo tema le ofrecen escuelas, medios y editoriales del país.

En la primera parte el lector podrá hacer un recorrido desde la guerra de independencia hasta la dictadura de Gerardo Machado. En la segunda, que coincide con la transformación del autor de niño en adulto, se nos da cuenta del proceso político vivido por nuestra patria, tras la caída del Machadato y en el que estuvieron como protagonistas los seguidores de Grau, Batista y Eduardo Chibas. El capítulo tercero se centra en la dictadura batistiana, mientras que el cuarto hace otro tanto con el enraizamiento del régimen autoritario de Fidel Castro. A partir de este capítulo, los restantes, que van del V al VII abordarán aspectos y acontecimientos de particular relevancia dentro del castrismo, entre otros: la exportación de guerrillas a la América Latina, el embargo, la crisis de los misiles, la influencia cubana en Chile, la dependencia económica de la URSS, así como la errática administración de los recursos de la isla por el gobierno, el Caso Ochoa, las brigadas de respuesta rápida, el movimiento de los derechos humanos, la revuelta del Malecón, el éxodo, la causa contra los 75, la reacción europea, el presidio político, la purga de Lage y Pérez Roque, etc.

Como se ve es un libro particularmente actualizado, en el que no se tienen reparos -y esto es una virtud- en utilizar como fuentes recursos del Internet, incluidos los vídeos de YouTube, o los programas de la televisión floridana, lo cual nos da un sentido de frescura en la información que es de agradecer.

Podrá estarse de acuerdo o no con el autor en sus enfoques, pero lo que si resulta innegable es el servicio que ofrece con su libro a todo buen “cubanista” que desee tener a mano el catálogo de los acontecimientos mas trascendentales que han conmovido a el país caribeño, desde  finales del siglo XIX a principios del siglo XXI.

Al finalizar la obra,  Fernández nos ofrece un resumen biográfico en el que podemos descubrir los avatares de una familia cubana durante su emigración en España y los Estados Unidos, una familia que resulta ejemplar por los éxitos alcanzados en el terreno profesional tanto por padre e hijos y de la que debemos estar orgullosos todos sus compatriotas.

https://i1.wp.com/profile.ak.fbcdn.net/profile5/155/22/n806683536_9082.jpg
Gonzalo Fernández

La segunda obra que nos llega es un grueso volumen de 845 páginas del cual Fernández es coautor, se titula The Handbokk of Financing Growth, segunda edición, publicado en el 2005 por John Wiley & Sons, una de las editoriales norteamericanas independientes más antiguas y prestigiosas de USA, fundada en 1807.

Sin duda se trata de un verdadero manual de supervivencia,  en el que Fernández, y el resto de los autores vuelcan el resultado de estudios y experiencias, que a más de un empresario podría salvar la vida en estos tiempos de crisis.

Con esta obra se nos enseña de manera diáfana y sencilla el funcionamiento de las finanzas corporativas y comerciales, así como el modo en que la mediana empresa debe trazar sus estrategias en lo que se refiere a la financiación de su crecimiento.

Estamos  en presencia de una herramienta necesaria en la formación de hombres de empresa, no solamente en Estados Unidos, sino en la propia Cuba, cuyo futuro se avizora, y a pesar del corralito momentáneo sobre el que ha escrito Yoani, como una economía de mercado, ya sea bajo un modelo político como el chino, ya bajo el típico modelo político occidental, es decir liberal.

En lo personal encuentro de gran aplicación este libro, hace años participé en un curso empresarial en la Escuela Superior de Huddevalla, en la costa occidental de Suecia, gracias a ese curso me reconocí como lo más lejano al empresario que se pueda pensar, creo que por la falta de un buen profesorado y sobretodo de una bibliografía que lograra seducirme. Tal vez si entonces,  hubiese caído en mis manos un manual como este la actitud y la vocación por lo empresarial habría sido distinta.

Estudiaré con detenimiento esta obra, y no dudo que en un futuro le de el uso que ella merece, sobre todo cuando mi patria sea libre y  deje de dedicarme en cuerpo y alma a una revista como Cuba Nuestra:  un arma de lucha, que lo recibe todo de sus realizadores, sin dar a cambio nada material, aunque sí algo más importante: la satisfacción moral de haber cumplido con la tierra que nos vio nacer.

Seguro que para ese entonces, y muy probablemente en forma cooperativa me arriesgue a incursionar en el competitivo mercado editorial, entonces será  necesario el enfoque práctico que nos ofrece esta obra como guía de los medios óptimos para obtener capital sin perjudicar el valor de una empresa, algo que resulta imprescindible, lo mismo en Suecia, Estados Unidos o Cuba si queremos crear una. empresa sólida y sobretodo tener éxito en la creación de valor.

No quiero terminar estos comentarios sin remitir a las páginas del autor, donde mi lector podrá conocer más de su persona, y de paso, si está interesado sobre el modo de adquirir sus obras:

http://www.facebook.com/gonzalof

http://www.highrockpartners.com/

http://luyano-cuba.blogspot.com/