Archivo | junio, 2015

La dimensión internacional en la Guerra Civil norteamericana

30 Jun

Los combatientes olvidados

Según el artículo “The Civil War Was Won By Immigrant Soldiers“, publicado en Time por el profesor de historia en la Universidad de Carolina del Sur, Don H. Doyle, las tropas de Lincoln deben su victoria sobre las de los estado confederados a los extranjeros y su hijos que pelearon del lado del norte, durante la guerra civil norteamericana, Resulta que hasta los emblemáticos camisas rojas, de Garibaldi quisieron meterse en aquella contienda. Tal afirmación aporta un indicio más a la sospecha, de que la guerra civil tuvo mucho menos de “aamericana” de lo que se piensa.

De acuerdo al Time, en 1860, alrededor del 13% de la población de Estados Unidos había nacido en el extranjero, más o menos lo que ocurre hoy, sin embargo uno cada cuatro miembros de las fuerzas armadas de la Unión era un inmigrante, lo que serían unos 543.000 hombres de los más de 2 millones de soldados de la Unión por las estimaciones recientes. Otro 18% tenía al menos un padre nacido en el extranjero. En conjunto, los inmigrantes y los hijos de los inmigrantes componían alrededor del 43% de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Según la revista, a pesar de que las legiones extranjeras significaron una ventaja incalculable, y el Norte nunca podría haber ganado sin ella, el papel de los soldados inmigrantes ha sido ignorado en la narrativa de una guerra que se presenta como entre hermanos, en suelo americano y por cuestiones que eran exclusivamente de origen estadounidense. En este sentido los historiadores habrían hecho el excelente trabajo en lo que se refiere a la recuperación de las voces de los soldados nativos de habla inglesa nativos. Pero las voces de las legiones extranjeras permanecen en silencio, algo que el autor justifica con la escasez de registros en los archivos, barreras de idioma, y una tendencia persistente que mantiene a los extranjeros fuera de lo que se considera una guerra civil de norteamericanos.

Propaganda sureña

Sin embargo parece que en la década de 1860 otra era la situación con relación a la conciencia sobre la presencia de extranjeros en la contienda. En aquella época los diplomáticos confederados y sus simpatizantes en el exterior se dieron a la tarea de informar a los europeos de que el Norte estaba reclutando activamente a sus hijos para servir como carne de cañón. En relación a esto el artículo cita un folleto del confederado Edwin De León donde se le dice a los lectores franceses que los puritanos del Norte había construido su ejército formado en gran parte de mercenarios extranjeros, con “los desechos del viejo mundo.”
Por su parte los norteños afirmaban la Confederación exageraba el número de reclutas extranjeros que integraban sus fuerzas armadas tergiversando las motivaciones por las que inmigrante se alistaban, al decir que lo hacían es por el dinero, ya que no tenían ningún motivo para luchar y morir por una nación no era la suya.

Motivos para ir a una guerra ajena

El autor del articulo sale en respaldo de la contra propaganda norteña recordando que muchos así como aquellos que se ofrecieron de voluntarios, luchando y sacrificándose mucho más allá de lo que cabría esperar de unos extranjeros en una tierra extraña, y hace referencia a los carteles de reclutamientos de la época en la que se llamaba a los amigos de la libertad, y a los patriotas de diferentes naciones, alemanes, italianos, húngaros etc. a luchar por su” país de adopción “. Así mismo se citan los testimonios de una madre inmigrante que en 1863 explicaba por qué su hijo de 17 años de edad, hijo estaba luchando por la Unión: “Yo soy de Alemania, donde mis hermanos todos luchaban contra el Gobierno y trataron de hacernos libres, pero no tuvieron éxito”, agregando que los extranjeros conocían mejor la preciosidad de ese gran don (el de la libertad) por haber nacido en esclavitud.

Recordando que tras la revolución fallida de 1848, miles de jóvenes alemanes huyeron a América, el historiador afirma que estos tomaron las armas en lo que vieron como otra batalla en la lucha revolucionaria contra las fuerzas de la aristocracia y la esclavitud. “No es una guerra en la que dos potencias luchan para ganar un pedazo de tierra”, escribió un uno alistado alemán su familia. “En su lugar se trata de la libertad o la esclavitud, y usted bien puede imaginar, querida madre, yo apoyo a la causa de la libertad con todas mis fuerzas.” Lo que no se recuerda es el papel que tuvo Inglaterra en la promoción y financiamiento de aquellas fracasadas revoluciones Europea que tantos combatientes parecen haber aportado a las fuerzas norteñas.
En otra carta también citada en el artículo un soldado alemán da una explicación concisa de la guerra a su familia en Europa,: “Yo no tengo el espacio ni el tiempo para explicar todo acerca de la causa, solamente esto: los estados que están rebelando son estados esclavistas, y quieren que la esclavitud se expanda, pero los estados del norte están en contra de esto, y esto es la guerra civil! ”

A lo que quiere llevarnos el auto esa la idea de que si bien se trataba de Así que fue una guerra civil, pero para muchos soldados y ciudadanos nacidos en el extranjero, esto era mucho más que la guerra de Estados Unidos. Fue un torneo épico para el futuro del trabajo libre, contra la esclavitud, y por la igualdad de oportunidades, contra el privilegio y la aristocracia, por la libertad de pensamiento y de expresión, contra el gobierno opresor, y por el autogobierno democrático contra el dominio dinástico. Los extranjeros que se unieron a la guerra lo habrían hecho para librar en el Nuevo las mismas batallas que se habían perdido en el Viejo Mundo. La suya era la causa no sólo de América, sino de todas las naciones.

El contexto internacional

Todo esto suena muy bien y no dudo que como en toda contienda habrían participado en esta románticos motivado por los ideales de arriba. Sin embargo me cuesta creer que la participación de extranjeros en la guerra civil norteamericana se deba solo a motivos nobles. Creo que fue mas bien la expresión de la cantidad de intereses extranjeros que se vieron involucrado en aquella contienda, en particular de la injerencia la corona británica, cuyos súbditos ingresaron en masa el las fuerzas del Norte, tal y como se nos muestra en la película del año 2002; the Gangs of New York (Pandillas de Nueva York) dirigida por Martin Scorsese, donde vemos como los irlandeses eran reclutados en masa para la guerra apenas desembarcaban en Estados Unidos.

Para avanzar en este sentido podría ayudarnos a su pesar el propio Don H. Doyle, cuyo libro THE CAUSE OF ALL NATIONS reseñado con el título de “The World Was Watching” para The Wall Streed Journal por Fergus M. Bordewich, parece poner en evidencia el carácter trascendental que tuvo una guerra que amenazó e implicó los gobiernos y pueblos de Europa, desde Inglaterra hasta Roma.

Interesante en la reseña es la cita de Lord Palmerston, el primer ministro británico en la época de la guerra civil americana, cuando comentaba que sobre el ” Norte asediado que aquello era una muestra de que el poder en las manos de las masas sacaba la escoria de la Comunidad a la superficie. Evidentemente las simpatías de este Lord no estaban precisamente con los sureños.

Así mismo se habla del secretario de Estado de la Confederación , Judah P. Benjamin, entendía la importancia que tenía para el Sur ganar la batalla por la independencia en el extranjero obteniendo el reconocimiento diplomático de las potencias europeas y, de ser posible, persuadiéndolas a entrar en la guerra como aliadas, estrategia que estuvo cerca de tener éxito.

Entre 1861 y 1862, el momento lineal, estuvo del lado de la Confederación. Según la reseña, era obvio para los imperialistas europeos que, con la Marina de los EE.UU. bloqueando los puertos de la Confederación, la Doctrina Monroe ya no se podría cumplir. España izó su bandera sobre la destartalada República Dominicana y Francia, con el apoyo de Inglaterra y España invadido México en 1862 instalando allí un emperador títere austríaco que durante tres años gobernaría bajo la protección de las bayonetas francesas. Bueno es aquí recordar que los las tropas inglesas y españolas (infiltradas hasta los tétanos por la masonería) habían dejado en la estacada a los franceses y sus aliados mexicanos, cuyo nuevo imperio, fue sido usado por los Diplomáticos confederados, sugiriendo que la Confederación serviría como un amortiguador útil entre los Estados Unidos y México.

Así los representantes sureños mismo estaban convencidos de que la dependencia europea del algodón que producían sus estados prevalecería sobre el desagrado en Europa por la esclavitud, Benjamin ofreció lujosos incentivos comerciales a cambio del reconocimiento internacional de su causa. Por otra parte los agentes confederados intentaron convencer el papa Pío IX que la Confederación era a vez pro-católica y, a la vez esencialmente, americana lo hacían con la esperanza de conseguir para su causa la imprimatur es decir una declaración oficial que la independencia del sur estaba libre de error en materia de doctrina y moral católica. Lo cierto es que muchos de los católicos, no sólo irlandeses, sino también españoles, carlistas derrotádos por los liberales de su país, hicieron armas del lado sureño ¿Verían bien los antipapistas británicos tanto coqueteo con sus odiados papístas?

Por cierto en el artículo no se cuenta que el curioso dato de que Judah Philip Benjamin, provocó la ira de muchos sureños cuando exhortó que los esclavos fueran reclutados en el Ejército de los Confederados y que fueran emancipados después de prestar su servicio. Al finalizar guerra se exilió en Inglaterra, donde llegó a desempeñarse como asesor jurídico de la reina, no creo que esto signifique que Inglaterra estuviese del lado norteño, recordemos el caso del caudillo militar argentino muerto como exiliado el 14 de marzo de 1877 en Southampton, Gran Bretaña, el país contra el que varias veces había combatido. Es como si a Inglaterra le gustase tener bien cerca y bajo control a quienes algunas vez, al menos en apariencia, habían sido sus enemigos.

¿La Unión como amenaza para Inglaterra?

Pero volviendo a la guerra de secesión, el artículo se dice que el reconocimiento de la Confederación parecía sólo cuestión de tiempo. Por mucho que Palmerston y Napoleón III, vacilaran, esperando una victoria confederada decisiva en el campo de batalla. Aquí se nos dice que el Emperador francés favorecía personalmente al Sur, pero no se esclarece la posición del Primer Ministro británico, aunque sabemos por otras fuentes que había siendo antiesclavista, que en principios guardaba simpatías por la Confederación, en la creencia de que una vez independiente de los Estados Unidos se convertiría en un valioso socio comercial para la compra del algodón, el tabaco, el té y el whisky. Por otra parte, antes de la guerra ya que le preocupaba la creciente nación americana, con su poderosa Armada constituyera un nuevo principal rival en la “carrera armamentista” y terminara por convertirse en una amenaza para el Imperio Británico. Por todo lo anterior Palmerston habría considerado que la secesión del Sur favorecía los interés de Gran Bretaña.

Pero si esto es verdad, entonces por qué no Inglaterra no asumió una posición sino beligerante, al menos lo suficientemente comprometida como para que inclinara la balanza en favor de los sureños. Teniendo a su disposición toda la frontera norte de Estados Unidos, no le habría costado a los ingleses derrotar a un Lincoln enfrascado en una guerra en dos frente. Justificaciones para entrar en el conflicto no faltaron: el 8 de noviembre de 1861 el buque San Jacinto de la Armada norteña, al mando del capitán Charles Wilkes , interceptó el vapor británicoTrent arrestando a funcionarios confederados, James Mason y John Slidell; enviados a Gran Bretaña y Francia para abogar por el reconocimiento diplomático de la el caso de la Confederación y cabildear para su posible apoyo financiero y militar, en el nombre de la diplomacia de algodón.

La reacción inicial de los Estados Unidos fue la de celebrar la captura, mientras que en los Estados Confederados nacía la esperanza era que el incidente llevaría a una ruptura permanente en las relaciones anglo-americano e incluso a la guerra o al menos el reconocimiento diplomático de los independentistas por parte de los ingleses. En Gran Bretaña, el público desaprobó esta violación de los derechos neutrales y la interpretó como un insulto a su honor nacional. Por su parte el gobierno británico exigió una disculpa y la liberación de los prisioneros, mientras tomaba medidas para fortalecer sus presencia militar en Canadá y el Atlántico. Sin embargo después de varias semanas de tensión la crisis se resolvió cuando el gobierno de Lincoln liberó a los enviados y desautorizó las acciones del capitán Wilkes, pero sin emitir disculpa formal alguna. Mason y Slidell reanudaron su viaje a Gran Bretaña, pero fracasaron en su objetivo de lograr el reconocimiento diplomático.

Al final uno se pregunta después de todo esto sin el incumplimiento de las premoniciones de Lord Palmerston tendrían que ver con todo estos. Estados Unidos salió prácticamente intacto de la guerra y auque siguió desarrollándose hasta convertirse en un verdadero no solo no hizo sobres a la madre en Inglaterra, sirviendo a esta mas que como aliado como una suerte de subordinado, colocando en manos de aquella algo tan delicado como es la como es por ejemplo la creación de sus propios servicios de inteligencia al comienzo de la segunda guerra mundial. La pregunta es cuál fue la deuda?

Diplomacia de la Unión

Aparentemente la estrategia de la Unión era más complicada. La opinión pública europea se pronunciaba fuertemente contra la esclavitud, pero la administración de Lincoln no explotaba esta situación, negándose en un principio a declarar su apoyo a la causa de la emancipación para no empujar a los estados fronterizos esclavistas a los brazos de la Confederación, ni alejar de sí a los norteños que estaban dispuestos a luchar por la Unión, pero no para liberar a los esclavos.

Los norteños basaban en ese momento su propaganda en la afirmación legalista de que la secesión era contraria a la Constitución, algo que podría discutirse dado los principios federales por los que hasta el momento parecía regirse aquella Unión. Así mismo podría discutirse la justificación simplista de que fue la lucha interna contra el esclavismo lo que originó aquella guerra.

Cuando la Unión le ofreció un cargo militar al mundialmente famoso Giuseppe Garibaldi este dejó claro que no iba a aceptarlo a menos que la guerra se comprometiera a poner fin a la esclavitud, con ello se está poniendo en claro como la imposición del elemento antiesclavista venía desde afuera en este caso por un mercenario británico como lo era el “patriota” italiano. Recordemos de paso que Inglaterra tras conseguir a base de explotación de los esclavos la acumulación originaria necesaria para su industrialización se convertiría en paladín de la persecución de la trata negrera, encubriendo con motivaciones filantrópicas el objetivo de arruinar la competencia económica de otras naciones europeas como España.

El efecto inglaterra

Fuero varias las formas en las Inglaterra influyó en aquella guerra, apoyando de manera indirecta la causa norteña, por ejemplo a través de la predica del elocuente reformador británico John Bright, quien ayudó a influir en los trabajadores textiles de Midlands en favor de la causa de la Unión por lo hablar de la propaganda realizada por el célebre huésped del Reino Unido Karl Marx, quien consideró la proclamación del fin de la esclavitud como “el documento más importante en la historia de Estados Unidos desde el establecimiento de la Unión, esto por no hablar de sus seguidores que combatieron en las tropas de Lincoln y sobre los que ya he escrito en este sitio.

Mientras tanto los trabajadores de las fábricas textiles los más afectados por la escasez del algodón proveniente del Sur enviaban mensajes de aliento a Lincoln. Extraña reacción entre los que verían disminuir su jornal con esta guerra, no importa lo digna que parezca, digo yo, que hace años dejé de creer en las “guerras” justas y los ideales que se agitan detras de estas. Para mí la Guerra Civil americana fue la tragedia que anticiparía otra guerra civil, la hispano cubana.

Conclusiones

Tras leer estos artículos se puede agradecer que el historiador desnacionalice la guerra civil norteamericana, pero resulta lamentable que no parezca ver mas allá de los mantos ideológicos con los que tradicionalmente fue justificada, al tiempo que se toma demasiado en serio las justificaciones morales con las los que los combatientes norteños racionalizaban su participación en la guerra contra el Sur, es como si los hombres del pasado solo dijeran verdades allí donde los del presente repiten ideas inducidas por quienes les conducen a una carnicería.

El asunto de la abolición de la esclavitud y la o de la continuación en USA de la lucha iniciada en Europa por la libertad, solo una justificación de aquellos poderosos que tras desencadenar la revolución industrial en Inglaterra y han ido inundando el mundo con sus maquinarias, no para liberarnos de dura carga, sino para arrasar con el valor de la mano de obra humana, primero la esclava, luego la asalariada, creándose así una población sobrante a la que habrá que reducir implementando políticas maltusianas que desaten conflagraciones innecesarias, como lo fue la guerra de secesión norteamericana.

Los niños noruegos podrán cambiar de género

26 Jun

Otra del pobre hombre blanco; según comunicado de prensa Nr: 29/2015, publicado este 25 de junio en la página digital del gobierno de Noruega, el ministerio de salud de ese país ha propuesto que sus niños de tan sólo siete años puedan obtener el derecho de cambiar su sexo legal. Ya no debería ser requisito un diagnóstico en particular o tratamiento médico para obtener el cambio de género de una persona inscrita en el Registro Nacional (estatus legal).

“La legislación vigente en este ámbito es inaceptable y se ha mantenido sin cambios durante casi 60 años. Por tanto, estoy encantado de que ahora se proponga un nuevo sistema que hace que sea mucho más fácil cambiar el género legal”, dice el Ministro Noruego de Salud de Bent Høie en el comunicado de la web gubernamental.

Pero la cosa es paulatina, haciéndose una clara distinción entre lo que corresponde al sistema de salud” y el proceso legal. El Ministerio propone que los adolescentes mayores de 16 años se les autorice a solicitar un cambio de estatus legal de manera independiente, mientras que los niños de entre 7 y 16 años de edad podrán aplicar junto con sus padres.

El cambió de género sólo será a nivel jurídico en las edades mas tempranas, mientas que las llamadas cirugías de corrección de genero” -mejor llamarla esterilización- sólo se efectuaran legalmene, a partir de los 18 años”.

Reportando la noticia, la televisión sueca citó declaraciones al respecto hechas para Reuters por Richard Köhler, activista del grupo de presión Transgender Europe acogió con satisfacción la propuesta de Noruega, pero no cree que debería haber un límite tan largo para que una persona pueda ser capaz de cambiar de sexo, como es el caso de Malta.”- En general, es muy bueno permitir que las personas transexuales jóvenes tengan su identidad de género respetada afirmó el activista transgénero. La TV sueca también citó al grupo de derechos humanos Amnistía Internacional -que ahora le han dado por involucrarse en este tipo de cosa- el que estima que existen hasta 1,5 millones de personas trans en Europa.

Tómese en cuenta que todo esto ocurre en un contexto donde el Estado, además de adoctrinar a la población en la ideología de género, va obligando a los padres a claudicar ya no sólo de la potestad sobre sus hijos sino incluso de la capacidad para orientarlos en las decisiones de su vida, tarea que es usurpada por una legión de maestros, psicóloga y orientadores, que siguen la agenda maltusiana.

Que nadie se llame a engaño creyendo que esto se quedará como una particularidad de la Noruega Luterana, ahí mismo tenemos el caso de esa Malta que tanto venera el Köhler Malta un país supuestamenente conservador y católico fue el tercero en el mundo en permitir que las llamdas personas transexuales puedan determinar su sexo sin intervenciones médicas invasivas o certificación.

La práctica nos demuestra que lo que acontece de manera experimental (relacionado con el control poblacional, que es lo que está en el fondo) en los países europeos, sean nórdicos o mediterráneos, protestantes o católicos lo mismo da con un Papa luteranizante, termina por imponerse al resto del mundo como norma; para verlo sólo hay que sentarse a esperar y de brazos cruzados como lamentablemente estamos haciendo.

¿Y los trabajadores qué?

24 Jun

Bajo el título de Lift the Cuba Travel Ban The New York Times, ha publicado un editorial el 21 de junio, solicitando que se faciliten los viajes de norteamericanos a Cuba. Lo hizo evocando la paradoja de ciudades como Jartum, Teherán, Damasco o Pyongyang, que, si bien no resultan populares como destinos turísticos, pueden ser visitadas por los estadounidenses sin que éstos violen la ley federal.
Pero las cosas con respecto a Cuba están por cambiar, si tomamos en cuenta lo que se nos cuenta en el artículo sobre un proyecto de ley presentado a principios de este año por un grupo bipartidista de senadores, quienes buscan derogar la prohibición de viajar a la isla. Se estaría rescindiendo así las disposiciones de leyes aprobadas en 1996 y 2000 que servían a la estrategia de castigar y aislar a Cuba, con la esperanza de lograr un cambio democrático en ese país.
La nueva consideración, que evidentemente respalda la prestigiosa publicación norteamericana, es la de que un mayor flujo de personas, bienes e ideas conduciría de manera mas probable a reformas significativas en la isla. El proyecto de ley habría sido presentado por los senadores Jeff Flake, republicano de Arizona, y Patrick Leahy, demócrata de Vermont y contaría con 43 copatrocinadores. Por el momento los senadores de Nueva York, Kirsten Gillibrand y Charles Schumer, no lo han firmado, pero sus oficinas, ya declararon que lo harán próximamente.
Todo esto ocurre en víspera de la conciliación de visiones que tendrán que hacer en las próximas semanas, el Senado y la Cámara legisladores de Estados Unidos sobre sus visiones de la política hacia Cuba, ya que se tienen que negociar la factura anual de la ayuda exterior. Según el editorial la Cámara ha destinado 30 millones de dólares para programas pro-democracia, lo que significarían 10 millones más que lo que el gobierno de Obama solicitó para tales fines. Se trata de una imprudencia, considera el NYT y recuerda que desde 2009, el Departamento de Estado ha logrado pasar sólo 66,5 millones de los más de $ 114 millones de dólares que el Congreso había reservado para fomentar las reformas democráticas rn Cuba, tarea difícil de implementar dado el hecho de que tales programas son considerados como ilegales por el gobierno isleño.
El editorial considera que si bien vale la pena impulsar reformas democráticas, y respaldar a los disidentes, Estados Unidos podría tener un mayor impacto apoyando a los empresarios cubanos, evitando sanciones, como las del proyecto de ley de ayuda exterior presentado a la Cámara que prohíbe “tontamente” el uso de fondos para ayudar a crecer el sector privado de Cuba, así como suprimiendo las limitaciones impuestas a las transacciones bancarias de los cubanos, las cuales les dificultan el poder hacer negocios con la comunidad internacional.

A contra corriente de la situación descrita se encontrarían empresas estadounidenses como Google, y el servicio de casa de alquiler Airbnb, las que ya están presentes en el mercado cubano, estarían proporcionando a los cubanos de a pie con información y oportunidades que no estaban disponibles. Así mismo existen cubano-americanos que encuentran cada vez más formas de invertir y reavivar sus conexiones, en la isla informa el editorial a sus lectores.
En términos generales el New York Times está defendiendo la actualización de políticas entre Estados Unidos y su pequeña vecina caribeña, que para espanto y sorpresa de buena parte de la izquierda continental están llevando, mano a mano, Obama y Raúl Castro. Se trata de la consumación del matrimonio, largamente postergado, entre el capitalismo mas o menos de mercado que todavía pervive en Estados Unidos y su primo menor el capitalismo de Estado cubano; en esta tarea la función de los bancos y empresarios de un lado y otro parece ser fundamental. Frente a ellos existen un actor del que el New York Times no dice una palabra y cuya voz, de ser auténtica pondría, la nota de discordancia en medio de tantos y tan acelerados cambios; me refiero al movimiento sindical, (norteamericano, cubano e internacional); el encargado, en teoría, de proteger al sector que siendo mayoritario en la población, carece de protagonismo en la transacción, el más olvidado, tanto en la retórica, como en la práctica de la nueva política cubana: el proletariado.

La catástrofe mental que nos amenaza: un libro para enfrentarla

23 Jun

El periodista científico Robert Whitaker ha escrito un libro titulado Anatomy of an Epidemic que fue publicado en el 2010, al parecer nace del desarrollo de un artículo del mismo autor publicado en el 2005 bajo el título similar de Anatomy of an Epidemic: Psychiatric Drugs and the Astonishing Rise of Mental Illness in America.

La editorial Karneval förlag (www.karnevalforlag.se) puso la obra en 2014 en manos del lector sueco, que tanto la necesita, dado el alto índice de enfermedades mentales que sufre su país, lo hizo bajo el título Pillerparadoxen” ( La paradoja de la Pildora) y siendo una obra necesaria las quejas nos se hicieron esperar. Se trata de una contundente denuncia sobre el contubernio entre la psiquiatría y la industria farmacéutica norteamericanas, que hace de estas dos instancias las responsables de uno de los tratamientos médicos más dañinos de la historia. El quer se genera de una medicación de las personas diagnosticadas como enfermas mentales que no toma en cuenta las consecuencia a largo plazo que tiene las drogas legales prescritas por el doctor.

En su obra el investigador nos va desgranando la historia de la revolución psicofarmacéutica que en busca de una bala de plata que aniquilara las causas de las enfermedades psíquicas ha terminado por ampliar y prolongar al nivel de una auténtica pandemia aquellos desbalances químicos en el cerebro del paciente que pretendía erradicar, convirtiendo en crónicas enfermedades episódicas, Se trata de una epidemia que arrasa con la salud mental de los países desarrollados, no sólo en Estados Unidos, y en la que la peor parte parecen llevarla las mujeres y los niños, estos úsltimosos patologizados en masas desde que en los años noventa, se les descubrió como un mercado virgen al que inundar con prozac.

El investigador nos hace el gran favor de compilar toda la información que necesitamos para comprender cuan peligrosos resultan los tratamientos psiquiátricos al uso. Así nos informa entre otros datos que: en 1990 un estudio internacional sobre la depresión demostró que el 30 porciento de las personas tratadas con psicoterapia se mantenían sanas durante 18 meses, mientras que solo el 19 porciento de los tratados con antidepresivos conseguían el mismo resultado; en 1992 se demostró que la mejor situación de la esquizofrenia en países como la India o Nigeria – donde sólo el 16 porciento de los pacientes es sistemáticamente medicamentado- si se le compara con Estados Unidos y otro países desarrollados donde la medicamentación sistemática es la norma, en 1995 se demostró que los pacientes de depresión sufre un riesgo de invalidación, es siete vences mayor que aquellos personas que no son tratadas, además de sufrir tres veces mas riesgo de perder su rol social; en 1998 se demostró que los medicamentos antipsicóticos provocaban transformaciones morfológicas en el cerebro vinculadas con el empeoramiento de los síntomas de la esquizofrenia.

Buscando opciones Whitaker trae a colación el caso del tratamiento de las enfermedades psiquiatritas en Västra Lappland , Finlandia, una de las zonas europeas que antaño se viera mas afectada por la esquizofrenia y que hoy es una de las regiones del mundo donde mejor se trata la enfermedad, ello se hace a partir de una terapia que deja los medicamentos en un segundo plano y priorizando de diálogo con el enfermo e involucrando en la terapia su familia, otra acercamiento positivo al problema, según el libro, es el que efectúa en Gran Bretaña el National Institute for Health and Clinical Excellence, institución reguladora que en lugar de antidrepresivos, recomiendo abordar las enfermedades mentales con tratamientos alternativos por ejemplo la prática de ejercicios, algo que por cierto ya recomendaba Aristóteles en su tiempo.

Es quizas bajo el influjo de estas experiencias que el el autor de la obra respondiese a la pregunta sobre cómo deberían ser tratados los enfermos mentales, realizada en la entrevista que le hiciera, el año pasado para la televisión sueca su colega Appelquist. Robert Whitaker, sin negar el hecho de que en casos concretos vale la medicación recomienda apelar a los métodos tradicionales con los cuales la humanidad supo recuperarse tanto de la depresión como de crisis psicóticos, es decir mejorando la calidad de vida de las personas, con una buena dieta, entrenamientos etc.

Fue precisamente una vía alternativa a la medicación la que permitió, que no se fuera al traste mente de l célebre matemático, John Forbes Nash, al que muchos conocemos por la película Una mente brillante, basa en un libro del mismo científico.

Como recordarán los que vieron el filme. Forbes Nash, a quien se le había diagnosticado con esquizofrenia, en internado en diferentes hospitales decide enfrentarse por si mismo a sus alucinaciones e ignorarlas, que es lo que no saben hacer ya porque no saben, ya por que no les ayudan, los que tiene su mismo padecimiento.

Evidentemente el autor de Anatomy of an Epidemic, no sólo ha sabido señalar el problema sino también indicar la solución, sin embargo alcanzarla no es fácil cuando ella afecta los poderosos intereses, tanto de las farmacéuticos como de un gremio de trabajadores de salud al que no le resulta fácil aceptar que los paradigmas sobre los que trabajan, significan pan para hoy hambre para mañana, para colmo la crítica contra estas fuerza ha encontrado un peligroso aliado en la Cientología, lo cual facilita que el descrédito, por asociación, del resto de los que se enfrentan a estos dos gigantes.

Por nuestra parte queda el deber de tomar partido frente a un mal que nos amenaza a todos, y que podemos enfrentar instruyendonos con libros como el de Robert Witaker.

Engels y los crímenes del comunismo, a propósito de una biografía

22 Jun

 
El británico Tristram Julian William Hunt, nacido el 31 de mayo 1974, es historiador, periodista, locutor de programas de historia en la televisión y colaborador regular de medios como The Guardian y The Observer. Vinculado con el Partido Laborista británico, Hunt ha sido miembro del Parlamento en Stoke-on-Trent en Staffordshire. Es además profesor de historia británica moderna en la Universidad Queen Mary de Londres u autor de varios libros, entre ellos una interesante y bien documentada biografía de Friedrich Engels, publicada en el 2009 y titulada ”The frock coated comunist”, cuya versión sueca ”Kommunist i Frack, fue publicada en el 2013, por la editorial Leopard de Estocolmo.

En la reseña dedicada, con motivo de su aparición, al libro de Hunt por The Guadian, escrita Roy Hattersley bajo el título de A communist and a gentleman, se afirma con toda razón de que se trata de una biografía es clara y concisa; capaz de explicar lo que suele ser incomprensible, como por ejemplo la teoria del materialismo dialéctico o el libro del Anti-Dühring. Así mismo se le reconoce el mérito de habernos enseñado sobrela obra de los clásicos del Marxismo, que si bien prosa heroica era puro Marx, gran parte de la rutina intelectual dura que subyace a la musma había sido llevada a cabo por Engels. Se trata de un libro, afirma el periódico ingles, cuya importancia es la de extraer a Engels de abajo de la sombra de Marx, contandonos con con “objetividad cariñosa” la historia y el estilo de vida del primero. Aquí se retoman pasajes de la vida de Engels, como los de su época de estudiante del distinguido gimnasio de Elberfeld, donde se sintió atraído por “patriotismo romántico”, aunque el entusiasmo por La “joven Alemania” no duró mucho; el momento en que conoció a Karl Marx ,en 1842, siendo ya era un socialista comprometido o su envío a Inglaterra, en teoría por motivos de la empresa familiar, pero, de hecho, para mantenerlo alejado de compañía radicales. Allí, consagrado al duro trabajando en el comercio del algodón. Engels que no era precisamente un buen gerente se convertiría en el benefactor de Marx, financiando los esfuerzos intelectuales del “Moro”en el Museo Británico donde recababa los datos que necesitaba para su célebre Das Kapital. El hecho le permira a Hattersley destaca la doble ironía que se manifiesta en esta obra, la de que la teoría del comunismo funcionó a expensas de los trabajadores pobres y el remedio para los males económicos del mundo fue recetada por un incompetente financiero lo que nos plantea, según el reseñista una cuestion moral ¿Debemos preocupamos por el estilo de vida de un filósofo o son sus ideas todo lo que importa? En su comentario de la obra de Hunt,Roy Hattersley, nos recuerda los momentos gentiles de aquel alemán,hijo de un fabricante textil piadoso, nacido el 28 de noviembre 1820 en Barmen, Prusia, y muerto el 05 de agosto 1895 de cáncer de garganta; por ejemplo; cuando asumió la adopción del hijo ilegítimo y repudiado de Marx, una muestra mas del afecto y capacidad de auto-sacrificio que sentía Federico Engels por su amigo. El periodista concluye que si bien las paradojas de su vida como el magnate de algodón y socialista revolucionario, así como la complicación de sus teorías, hacen difícil de contar la historia de Engels, la tarea se realiza realizada con notable claridad por parte de Tristram Hunt,

Desde mi punto de vista trata de algo más que una compilación de datos bien hilavanada acerca de la evolución vital e ideológica del personaje, o de su particular relación con Carlos Marx, a quien Federico Engels, sin merecerlo, le cedió todo el mérito por la creación del llamado socialismo científico.

Es por demás un ensayo que intenta descubrir hasta que punto resulta responsable la obra y el pensamiento de aquel burgués socialista de lo que tras su muerte ocurriría en Unión Soviética y no sólo en ella.
Al final de su obra Hunt compara las denuncias que hacía Engels de la situación de la clase obrera en Inglaterra, con la explotación que sufren los trabajadores chinos, por cierto en uno de los pocos países del mundo donde el pensador alemán en venerado con rangos de semidios. El autor concluye que esa nunca fue la visión de Engels, y que se trataría de una negación de la negación que en su tiempo hicieron aquel socialista y su amigo Marx del capitalismo que les tocó vivir.

No tengo reparos en coincidir con el joven historiador británico en esa interpretación, solo agregando que su respuesta es la que se da a un pseudo problema, ya que en ningún caso resultan las ideologías –y el marxismo engelsismo es una por más que se vistiera de ciencia además de frack – responsables de los crímenes que en su nombre se realizan, ellas son lo suficientemente maleables y existe entre la teoría y la practica suficiente espacio como para que quienes toman el poder hagan y deshagan con los pueblos cuanto les de la gana en su nombre, sin que el mundo de las ideas tenga otra función que la de servir, cuando más, como lubricante doctrinario de la maquinaria del poder, sino como cortina de humo para sus desmanes, funciones para las que resultan intercambiables las doctrinas más diversas y opuestas.

En ese sentido si se trata de acusar se podría culpar por igual tanto al marxismo como a su oponente ideológico, el liberalismo, de los crímenes del llamado comunismo, máxime cuando estudiando la historia de centralización forzada impulsada por las “revoluciones” liberales del siglo XIX, en Europa y América se descubre en ellas, al margen de todo el bello discurso de igualad, libertad y fraternidad conque se justificaban, la prefiguración de los crímenes que un siglo despues cometerían los regímenes comunistas evocando las ideas de Marx de Engels, pero actualizadas para la ocasión por sus no siempre bien llevados discípulos Lenin, Trotsky y Stalin.

La tarea que está por hacer es la de descubrir las conexiones subterráneas que existen entre el liberalismo y el socialismo marxistas,vínculos cuya naturaleza resulta ser mucho más materialistas de lo que nos deja entrever el tupido bosque de las ideas.

¿Qué pasa en Francia y en su entorno? París, 20 de junio de 2015

20 Jun

Estocolmo-París: Carlos Manuel Estefanía, director de Cuba Nuestra, charla desde Suecia con el profesor Félix José Hernández, latinoamericanista cubano radicado en Francia. Música: canción ”Papá”, interpretada por Alma. Los temas a tratar son:

-El Día del Padre.

-Comenzó El Ramadán.

-La Fiesta de la Música. La Bella Elena y la soprano Jennifer Michel.

-Festival de Cine Español en Le Louxor.

-Le Pont d’Iéna decorado con medio millón de flores.

-La Electric Run esta noche en Saint-Cloud.

-Conmemoran los dos siglos de la batalla e Waterloo.

-Adiós a Madame Marie-Louise Carven.

-Cine : La sombra de las mujeres.

-Tres exposiciones a propósito del Estilo Napoleón.

-Teatro: 24 horas en la vida de una mujer.

-Expo De Warhol à Picasso.

-El Faro de Alejandría será reconstruido.

-Los adolescentes son románticos.

-La obesidad en el mundo.

-Los animales domésticos en Francia.

-Frases más o menos célebres.

– Remodelarán siete grandes plazas de París.

– A comer nueces, almendras y cacahuetes.

-Filmaban por debajo de las faldas gracias a teléfonos en los zapatos.

-Feliz 130 cumpleaños a la celebérrima Estatua de la Libertad.

Escuche la charla pinchando abajo: http://www.ivoox.com/que-pasa-francia-su-entorno_md_4666957_wp_1.mp3″ Ir a descargar

¿Qué pasa en Francia y en su entorno? París, 13 de junio de 2015

19 Jun

Estocolmo-París: Carlos Manuel Estefanía, director de Cuba Nuestra, charla desde Suecia con el profesor Félix José Hernández, latinoamericanista cubano radicado en Francia. Música: canción ” Un autre avenir”, del Album “ Les bruits de la rue” interpretada por J-M Dauphy.

Los temas a tratar son:

-El Cabaret Michou de Montmarte.

-Literatura : « Nora ou le paradis perdu » de Cecilia Samartín

-Adiós « Drácula » : Christophe Lee.

-Adiós a una leyenda del jazz: Ornette Coleman.

-Aumenta la pobreza en Rusia.

– La gran noche de Aurélie Dupont en la Opera Garnier de Paris.

– Las bicicletas siguen ganando espacio en Francia.

-Los cascos de los guardias de la reina británica.

-Un antiguo estudiante de Harvard le hizo una donación millonaria.

-Doce horas es el “bon timing”.

-Literatura: El Clarinete, Vassilis Alexakis.

-Continúa la pesca de ballenas por parte de Islandia.

-Rotundo éxito de la nueva sala de la Orquesta Filarmónica de París.

-La basura electrónica.

-Expo. Tesoros de cristal.

-43 años en aislamiento en la cárcel: Albert Woodfox.

-628 euros al mes por persona para el alojamiento.

-En el nido de un águila real, gracias a una “web-cam”.

Escuche la charla ponchando abajo:
http://www.ivoox.com/que-pasa-francia-su-entorno_md_4640762_wp_1.mp3″ Ir a descargar