Archivo | marzo, 2015

Tannhäuser : la ópera de discordia

31 Mar

“Tannhäuser y el torneo poético del Wartburg” es el nombre de una ópera romántica de Richard Wagner estrenada en 1845. La pieza está dando mucho que hablar últimamente, cual si fueran temas de actualidad aquellas aquella historias medievales en las que se basó el compositor a la hora de escribir su libreto a principios de los años cuarenta del siglo XIX.

Según la leyenda el cruzado Heinrich Tannhäuser de tanto vagar por el mundo había llegado al reino de Venus, la diosa del amor, un día se arrepiente de disfrutar de los placeres que allí se le ofrecían y decide volver a su vida habitual para lo que habrá de evocar a la Virgen María El caballero viaja a Roma para pedir perdón por sus pecados al Papa el pero este se lo niega, en tanto no crezcan retoños en su bastón. Desilusionado, el caballero regresa al reino del amor y es entonces ocurre el milagro, el bastón del Papa florece y como no puede dar con el cruzado es el Pontífice quien termina siendo condenado.

En 2013, Alemania quiso homenajear el bicentenario de Richard Wagner, con un amplio programa que incluía la reposición de su Tannhäuser. La ópera bajo la dirección Burkhard Kosminski contó con una escenografía que recordaba el período nazi, recordemos que el antisemita de Wagner había sido muy utilizado por propaganda nazi. Por supuesto que la polémica no se hizo esperar.

En estos días “Tannhäuser” ha vuelto a ser objeto de escándalo, mas no por que pueda haber ofendido a algún sobreviviente del holocausto, sino porque “con la iglesia ha topado” y no precisamente con aquella de la que hablaba El Quijote a Sancho, sino aquella a la que Stalin hizo renacer de sus cenizas, la Iglesia ortodoxa rusa, convertida por obra y gracia del Putinismo en un apéndice intocable del Estado.

Resulta que en diciembre del año pasado la Ópera y Ballet de Novosibirsk estrenó “Tannhäuser” bajo la dirección de joven director Timofej Kuljabins.

En febrero, los representantes de la Iglesia Ortodoxa Rusa comenzaron a protestar por considerar que la obra insultaba al cristianismo, en particular a Jesús Cristo quien aparecía como productor del musical.


Como resultado de la protesta, Boris Mezdricha, quien dirigia la Ópera y Ballet de Novosibirsk, fue despedido y sustituido por Vladimir Kehman quien era en el momento director del Teatro Mijailovski de San Petersburgo.

El colofón de la protesta fue una manifestación de tres mil personas, que tuvo lugar el domingo 29 de marzo de 2015, frente a la Ópera de capital de Siberia, acto comenzó con una oración masiva y fue respaldada por sacerdotes ortodoxos, celebridades y funcionarios del gobierno. Quién lo diría en un país que 30 años atrás era el principal divulgador del ateísmo científico.

La bronca desatada por Wagner en Novosibirsk ha escalado hasta convertirse en una batalla cultural nacional, donde grupos cristianos se manifestan en las calles de diferentes ciudades y los creadores culturales argumentan desde los medios, en particular los extranjeros a favor en favor de una libertad artística, amenazada por la religión.

Evidentemente existe una confrontación entre la Iglesia Ortodoxa Rusa y la élite cultural de Rusia, pero si a la primera se le pude acusar de utilizar recursos propios del periodo totalitario la segunda tampoco ésta libre de pecados en cuando se ha dejado comprar por quienes desde afuera, intentan convertir la cultura en medio de propaganda al servicio de un nuevo orden mundial.

En este contexto resulta interesante el enfoque parcializado que ofrece la radio sueca sobre el acontecimiento, en una nota que podíamos escuchar esta mañana y que puede ser leida en su portal digital, la firma el reportero Fredrik Wadström y se titula: Ministerio de Cultura de Rusia cede a las protestas de la Iglesia. En ella se le da voz al directora y actriz rusa Anastasia Patlay quien se queja de que la religión es ahora un tema prohibido para el teatro, y que a pesar de que en los últimos años los ataques de la iglesia a la vida cultural de Rusia habían sido feroces, lo nuevo es que el Ministerio de Cultura de Rusia ponga del lado de la Institución religiosa, actuando en contra de los trabajadores culturales.

En la nota sueca se informa que tras las manifestaciones de Novosibirsk los fiscales han abierto una investigación preliminar para saber si había sido violada una ley en defensa de los sentimientos de los creyentes, promulgada después de sentencia de cárcel contra los miembros del grupo de artistas Pussy Riot en 2012. Se trata de grupo que si bien hoy está en crisis producto de sus desavenencias interna y apenas se menciona, el momento de su acción contó con el respaldo unitario de la media sueca, lo mismo de izquierda que de derechas, una media que solo se entienden con las iglesias cuando estas, como la luterana entra por el redil de la ideología de género, que sueña ver a la ortodoxa rusa tan ultrajada como lo está siendo en todo en todo occidente, incluida las américas su hermana católica, en plena crisis de identidad, atacada permanentemente desde la industria cultural y por su fuera poco acosada en las calles por turbas histéricas histéricas y exhibicionistas; ante los cuales hacen de la vista gorda lo mismo tribunales y policías.

¿Qué pasa en Francia y en su entorno? París, 28 de marzo de 2015

28 Mar

Edición: Carlos M. Estefanía. Música: “C’est mon choix” del Album Le gout d’la victoire Feat del Album SENS UNIK (Net tape) interpretada por K-bey. Foto de París: Félix José Hernández

Estocolmo-París: Carlos Manuel Estefanía charla desde Suecia con el profesor Félix José Hernández, latinoamericanista cubano radicado en Francia.Los temas a tratar son:

-Contrata a un « asesino » para eliminar a su familia.

-Gracias al GPS recorrió 1200 kilómetros de más.

-Los buzones de correo amarillos.

– “Cuerpos extraños” en el Museo de Historia de la Emigración.

-Récord en subasta de relojes.

-Pasteles prohibidos por la justicia.

– ¿No le gustan los bouquets de flores a la francesa a la Sra. Obama?

-A subasta una acuarela de Hitler.

-A las saunas para vivir más tiempo.

– Un bebé nació en un avión.

-Nuevo secuestro de Boko Haram.

-¿Los ramos de claveles traen mala suerte?

-El descubridor de la vacuna contra la polio.

-Cenas de Reyes para los pobres de París.

-Expo Velázquez en Le Grand Palais.

-Niños sirios entrenados militarmente por Daesh.

-Abandono de dos leones recién nacidos.

-Encuentran al ladrón gracias a su perro.

-Desahucios en España.

-Más amor después de cumplir Las Bodas de Oro

-La justicia a palazos en Singapur.

-Las mujeres deportistas de la R.D.A.

Escuche la charla pinchando abajo:

http://www.ivoox.com/que-pasa-francia-su-entorno_md_4278631_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Esos pobres Maestros sin libertad

28 Mar

llra

 

 

La escuela sueca tiene grandes problemas de rendimiento académico y muchos esperan que los maestros vayan a revertir la tendencia. Sin embargo, es difícil cuando los maestros siempre han sido objeto de abusos y menospreciados. Tanto la izquierda como la derecha han socavado durante décadas el orgullo profesional y la independencia de los docentes.

 

Los últimos resultados de la medición de PISA y TIMSS conforman lo difícil que es para un profesor en una escuela sueca hacer un buen trabajo. El tiempo se les consume en la administración burocrática y la documentación detallada de lo que ocurre en clase, jugando el doscente  más un papel de controladores sociales que de educadores, al mismo tiempo se deterioran relativamente las condiciones económicas y el status social del pedagogo, de modo que casi nadie quiere estudiar su carrera.

 

Por ello resulta útil una obra como la de Johan Wennströms  Maestros sin libertad (ISBN: 978-91-980600-6-5)
con unas nuevas perspectivas inesperadas sobre los problemas de la escuela sueca. En él se denuncia lo que ocurre cuando a los maestros no se les permita ser libres y la escuela está guiada por el principios del negocio y el sistema educativo funciona bajo la histeria de la documentación y al mismo tiempo se impone pedagogías experimentales, más propias de las ideología de la nueva era que de los resultados de la ciencia lo que más se afecta es la enseñanza.

 

El autor de este folleto Johan Wennström lleva al lector en un viaje fascinante a desde la década de los 1960, 70 y de los años 80 y hasta las escuelas de hoy mostrándole en detalles cómo las diferentes escuelas políticas e ideológicas del pensamiento tuvieron una influencia decisiva en los profesores y en gran parte son las culpables de fracaso escolar.

 

Maestros sin libertad es un libro que todos deberíamos leer pues lo que sucede en Suecia, como país experimental es lo que poco a poco se impone a nivel mundial.

En la página del Instituto de Economía Industrial, IFN, de Suecia usted puede bajar el libro en forma en formato PDF, es verdad que está en sueco, pero para algo sirven los traductores automáticos que hay en las redes.

Charla en la Universidad de Estocolmo sobre el pasado y presente del la Geopolítica mexicana

22 Mar

Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo; Inicio de la charla “México y la Geopolítica de América Latina”, al centro profesor Leopoldo González Aguayo, a su espalda el Embajador mexicano Agustín Gasca Pliego. Foto: Carlos M. Estefanía

Un enamorado de la historia, y en particular de la mexicana, como es mi caso, desde la infancia, no podía pasar por alto la cconferencia abierta que se ofrecería sobre México y la Geopolítica de América Latina en la Universidad de Estocolmo el pasado 17 de marzo de 2015. La charla estaría a cargo del profesor Leopoldo González Aguayo y tuvo por comentarista a Andrés Rivarola Puntigliano, Profesor títular en Estudios Latinoamericanos del Instituto.

El encuentro se hallaba respaldado por la Embajada de México en Estocolmo, cuyo titular, el Embajador Agustín Gasca Pliego estuvo presente, si hay que decir, no habría estado de mas aquellos platillos y bebidas con los que su antecesora solía agasajar a los asistentes a eventos similares, una vez culminados los coloquios. Esperamos que la sede diplomática tome en cuenta este comentario y así dejarnos para la próxima un mejor sabor de boca, como antaño.

González Aguayo es Profesor de Carrera de la UNAM, Licenciado en Ciencias Diplomáticas, egresado de la Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales; es Doctor en Estudios Latinoamericanos por la Sorbona de Paris y autor y coautor de una docena de libros y docenas de artículos especializados, durante las últimas dos décadas, en asuntos de la Geopolítica y de la Geoestrategia.

Debo agradecerle en primer lugar que me permitiera registrar su charla en sonido e imagen, en segundo lugar el habernos ofrecido una conferencia rica en datos y pasión que será la delicia de todo el que la escuche al final de este comentario.
Algunas de las cosas que contó ya las conocía de mis lecturas juveniles, como es el caso del rol de los Tlaxcaltecas en la derrota de Montezuma, o creación del concepto de Latinoamérica por los franceses como fundamento ideológico de su conquista de México -y me extraña que haya historiadores profesionales o académicos que no estuvieran al tanto de esto, otras cosas resultaron novedosas, como el papel de estos mismos Tlaxcaltecas bajo el mando de Pizarro en la conquista del Perú, la copia por los ingleses del modelo español a la hora de establecer su dominación sobre la india o el respaldo norteamericano a la revolución contra Porfirio Díaz, dado que este se acercaba peligrosamente al modelo japonés.

En este sentido creo que deberían cambiarse los términos de malinchismo o sipayismo por el de Tlaxcaltequismo a la hora de describir aquellos que sirven a una potencia allende el Mar contra quienes no importa los conflictos o diferencias regionales, más se les asemejan en color , desarrollo, creencias o cultura.

Algo que consideré poco afortunado fue la apología que hizo el conferencista de los alucinógenos, olvidando que su uso actual tiene menos que ver con las culturas indígenas y mas con el objetivo de degradar moral e intelectualmente a la juventud en cualquier parte del mundo.

En otras cosas me parece que el conferencista se quedó un poco corto, por ejemplo, al responder mi pregunta sobre el rol de los ingleses en la independencia mexicana, a propósito de lo que se había comentado durante la visita de Peña Nieto a Gran Bretaña sobre Inglaterra como primer país en reconocer al México Libre. Según Leopoldo González Aguayo lo que le preocupaba principalmente a los ingleses era frenar el fortalecimiento de los Estados Unidos -quienes en mi opinión ha terminado haciendo el trabajo sucio de los británicos- y la preponderancia de la masonería del rito escocés sobre su supuesta rival francesa,  sobre eque los escoceses fueran mas estabilizadores, como si la masonería en general, nacida para impedir el retorno de los reyes papistas a Inglaterra,  no hubieran sido el instrumento más eficaz,  primero para hundir a Francia como rival de Inglaterra y luego para destrozar la unidad iberoamericana.

Por ultimo, me gustaría matizar lo que dijo del respaldo dado a José Martí por Porfirio Díaz, se trata del mismo Martí que tuvo que poner los pies en polvorosa por escribir ante el ascenso de Don Porfirio a el poder que hacía falta una Revolución que no convirtiera en presidente a su caudillo, el mismo que casi 20 años después regresa a México para sacar de Díaz algo mas que cuatro presos, su compromiso total frente a una virtual anexión de Cuba a México, otro tema del que los historiadores nacionalistas , a uno y otro lado del estrecho de Yucatán,  se cuidan mucho de hablar. Un compromiso que como sabemos jamás se materializó.
Como buen profesor de la UNAM el enfoque de este profesor es nacionalista y visceralmente antinorteamericano, algo que si bien ayuda a contrarrestar en lo ideológico los enfoques sobre México imperantes en las Universidades Norteamericanas y Europeas, desde el punto de vista estrictamente científico pueden afectar, por ejemplo, en la visión un tanto idealizada de la revolución cubana que se desprende del ataque hecho por el investigador al ex canciller Jorge Castañeda, como si solo existieran motivos personales y no objetivos para que alguien rompa con el modelo creado por Fidel Castro.


En cualquier caso, recomiendo esta charla que usted puede escuchar íntegra, sin cortes, en su orden cronológico y con mejor sonido de la que colgamos en youtube, pinchando abajo:

http://www.ivoox.com/leopoldo-gonzalez-aguayo-mexico-geopolitica-de_md_4229085_wp_1.mp3″

Ir a descargar

El Niño flor o el arte de justificar el amaneramiento en los chicos

22 Mar

053-001

Ayer, entre las novedades de la bilblioteca de Alby, en las afueras de Estocolmo, y a mano de que cualquier entrara en ella, encontré un librito para niños titulado “El Niño flor”. No tanto por el título como por los tonos rosas en que era dibujado el personaje principal en la portada; permitía adivinar que se trataba de una obra de propaganda gay dirigida a la más tierna edad, el contenido no daba lugar a dudas.
El “héroe” es descrito como “ni grande ni fuerte”, ciertamente nadie tendría culpa de no serlo y no está mal que los que nacieron pequeños y débiles vean que la literatura también se ocupa de ellos. “El Niño flor” nos cuentan es agradable, amable y amistoso en ningún sentido es un defecto, así deberían ser todos los niños del mundo; le gustan las cosas bonitas -tampoco esta mal- y “llora en silencio cuando se presiona la pequeña flor”, es algo exagerado pero propio de personas sensibles, hasta ahí no hay pecado.

La cosa se pone mala cuando nos describe al resto del mundo, en particular a los que los que se atrevan a criticar al Niño flor, con esta gente el dibujante no tiene la menor compasión y se dibuja con colores grises y rostros mal encarados, lo mismo al resto de los niños, esos que no quieren ser “flor” que al padre que enseña a su hijo a defenderse golpeado de vuelta, después la gente se extraña del crecimiento del acoso en unas escuelas donde se ha puesto en veda la responsabilidad personal en la lucha por la dignidad propia, donde se enseña que solo la autoridad, en este caso, la de un adulto, tantas veces distraido, es la única que puede poner coto al abuso del fuerte contra el débil. Reproducción a otra escala del papel del Estado como solucionador único de todo conflicto humano.

Y qué decir de esa rara y mala maestra que echa del aula a pobresito “Flor”cuando los demas le llaman algo así como “pajarito”; para buscar un termino con el que los cubanos denominaríamos aquello que en sueco se denomina, “fjollpojken”, caso extraño dentro de una pedagogía como la sueca que antes castigaría, a los “machitos” cualquiera que fueran sus razones.

Pero bueno, consentamos esta licencias literarias el pro de la compasión, de la victimización al Niño Flor, nombre que recuerda lo que el antropólogo Erin Malvert definió como “Flower Boy” para referirse a la costumbre de usar un varón como “Flower Girl” -“Dama de honor” entre los protestante, cuando no había una niña disponible para el papel en la familia de la novia. Se trata de un fenómeno que travestismo tiene paralelos en diferentes partes del mundo, y aunque no siempre se da esta relación, es idea común asociar el cambio de vestimenta con el de la orientación sexual.

Así con el nombre y teniendo en cuenta que vivimos en tiempos de sexualización forzada de la infancia se subraya la orientación del Niño flor a las minorías no heterosexuales. Así lo ha entendido la periodista Sra Brodrej, del periódico Expressen, quien describe este libro como “Un regalo a todos los chicos que no pueden, necesitan o desean definirse como hombre o mujer”.

“Él está bien tal y como está”. Decreta lapidariamente sobre el personaje el escritor, como si desconociera el papel del jardinero en el embellecimiento del jardín – usamos la metáfora ya que tanto se habla de flores-, que al hombre, a diferencia del resto de los animales hay que formarlo, en todos los aspectos de sus relaciones con los demás – incluidas las sexuales- estimulando sus cualidades mas positivas, por ejemplo aquellas que le permitirán reproducirse o esa misma sencibilidad por la belleza atribuida al Niño flor, y al mismo tiempo podando definitivamente sus defectos, como puede ser la falta de carácter que en el futuro le impida defender su espacio, o avanzar en la vida, sin necesidad de transacciones innobles. No quiero decir que la ausencia de coraje sea un monopolio de la homosexualidad, ni siquiera que se trate de un signo distintivo de este grupo, la historia está cargada de bravos guerreros que se fueron a la cama con su mismo sexo, pero también de individuo que por falta de valor terminaron haciendo lo mismo en el lecho, en el rincón de una prisión o en otro tipo de internamiento, y es este tipo segundo de personaje el que parece promover la publicación de marras.

Elias S. Ericson, autor del Niño flor tiene todas las pintas -sólo hay que ver su foto en el portal de la editorial Kabusa böker– de haberse inspirado en su propia infancia para concebir la obra. Se trata de un ilustrador y caricaturista, nacido en 1994 y criado en Estocolmo, acostumbra a crear historietas dirigida a la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, así como de orientación feministas y esa es la línea que sigue en esta, su primera obra infantil.

Aquí se ponen de manifiesto la gran contradicción que tienen la doctrina de género que dominan las industrias culturales de los países desarrollados, por un lado intenta redescubrir llevando al absurdo algo de lo que ya nos hablaba Umberto Eco en sus trabajos semióticos de los sesentas y que venía de mucho antes, de los estudios antropológicos sobre pueblos primitivos; la idea que tanto la sexualidad como el resto de los comportamientos asociados al género sexual tiene un alto grado de convencionalidad, y ritualidad, en otros palabras que en lo referente al sexo no pueden haber dogmas y todo es variable. Esto contrasta con una práctica institucional, educativa, médica y jurídica que se ha ido imponiendo en las últimas décadas en el mal llamado mundo occidental, según la cual la orientación sexual es algo intocable, siempre y cuando no sea de orden hetero sexual.

Quien dude esto último sólo tiene que recordar el escándalo y los ejercicios de censura con los que tuvo que enfrentarse en España un libro que marchaba a contra corriente , “Hijos gays, padres heterosexuales”, de Richard Cohen, creador de una terapia que intenta ayudar a descubrir el heterosexual que llevan dentro los ”gays”. Esto contrasta con la magnífica acogida mediática que ha tenido, en otra parte del continente, el librito de Mian Lodalen y Matilda Tudor Liten handbok i konsten att bli lesbisk: ”Pequeño manual en el arte de ser lesbiana”, obra encaminada a liberar a las mujeres heterosexuales de sus malos hábitos amorosos.

O sea, que de acuerdo al puritanismo de género imperante, lo virtuoso es convertir a los nace con todos los atributos biológicos para prácticar el amor con el sexo opuesto en homosexual, mientras que lo pecaminoso es reorientar la homosexualidad hacia la heterosexualidad, incluso si el propio homosexual así lo desea.”Él está bien, tal y como está”.

Quizás alguien me diga que la comparación no es válida porque se tarta en un caso de hombres y en otro de mujeres, además de dos países diferente. A ellos les respondo solo una visión machista impide descubrir lo que de común en cuanto a causas y efectos puedan tener hombres y mujeres homosexuales, u hombres y mujeres heterosexuales.

En cuanto a los países, haya que reconocer que a nivel de los medios que es donde se da esta batalla de ideas, España hace tiempo que dejó de diferenciarse de las naciones protestantes, germanas o anglosajonas, que son avanzada en la reprogramación sexual de la juventudo en dirección a la no reproducción.

Hagan el experimento e inviten a Madrid a las dos lesbianas suecas a presenter su libro traducido y verán que al igual que en su país de origen, en España, las dos agitadoras lésbicas, recibirán lo establecido vítores y aplausos, allí donde el pobre Cohen cosechó insultos y boicot por el crimen de ayudar a cambiar a los hoy intocables “Niños flor”.

¿Qué pasa en Francia y en su entorno? Félix José Hernández versus Antonio José Ponte

22 Mar

Esta semana no hemos hablado de noticias francesas: nuestra charla del 21 de marzo de 2015 con el profesor Félix José Hernández, corresponsal de Cuba Nuestra y latinoamericanista cubano radicado en Francia; se ha centrado en El Diario de Cuba (Madrid) y la campaña de difamación lanzada desde la sección de lectores contra nuestro amigo así como la incomprensible actitud del Sr. Antonio José Ponte, vicedirector de la publicación.

Acompañamos la entrevista con la canciónFrancia. Música;”Imposteur ft Netna” del Album Phenix del grupo del mismo nombre. Escuche la charla pinchando abajo.

http://www.ivoox.com/que-pasa-francia-su-entorno_md_4246442_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Los suecos, como nosotros, tienen problemas: el idioma

17 Mar

Cartel en el Metro de Estocolmo invitando a futuros estudiantes a participar en conferencias abiertas en la Universidad de la capital sueca, muchos llegarán a ella sin saber redactar, como ocurre en Cuba y otros países de Iberoamérica. Foto: Carlos Manuel Estefanía.

El embrutecimiento es un fenómeno universal, que nadie crea que solo la escuela ha degradado en Cuba bajo el comunismo, en Suecia ejemplo de democracia y capitalismo la cosa es similar. De acuerdo al artículo “Studenter måste kunna skriva” ( Los estudiantes deben ser capaces de escribir) publicado por en la revista Axess, por Ebba Lisberg Jensen, profesor asociad de ecología humana en la Universidad de Malmö.

Dice la nota que vez son más los estudiantes universitarios suecos que tienen grandes dificultades para expresarse por escrito (no le suena esto a los cubanos); ello sería el resultado de la degradación de la profesión docente así como de que el sistema escolar está más interesado en la evaluación que en los propios conocimientos

Según la académica hace unos cinco años los profesores universitarios empezaron a darse cuenta de que algo no estaba bien con los estudiantes. Los estudiantes eran incapaces de realizar los ejercicios de escritura más simples. Lo que detectaron fue que cada vez más estudiantes escribían peor. A veces tan mal que ya no era posible entender lo que quería decir.

Video de la Universidad de Malmö donde Ebba Lisberg Jensen ofrece una charla en sueco titulada “alfabetización ecológica – ¿qué es?”

La profesora tuvo oportunidad de compartir sus observaciones en el programa de radio Nota P 1 en febrero de 2013 y recibiendo desde entonces un flujo constante de cartas y llamadas telefónicas de los maestros, desde la escuela primaria hasta la universidad, que tenían experiencias similares.

Por supuesto todavía hay estudiantes que escriben razonablemente bien, reconoce, pero asegura que parecen haberse vuelto los menos. En la Universidad de Malmö, donde hay estudiantes con variados orígenes étnicos pudieron detectar que esto no era un factor crucial para su capacidad de escribir. Los problemas eran igualmente frecuente entre aquellos con padres suecos étnicos que entre los que tienen padres que emigraron de países fuera de Europa. Sin embargo, los estudiantes de otros países nórdicos, Noruega, Dinamarca y las Islas Feroe, tenían a menudo un mejor dominio del lenguaje lo que llevó a la conclusión de que el problema había que buscarlo en el sistema escolar sueco, más que en circunstancias personales del alumnado.

Tras detallar los problemas gramaticales que presentan los estudiantes y recomendar medias para enfrentarlos por parte de los maestros Ebba Lisberg Jensen hace referencia al último reporte Pisa según el cual los escolares suecos obtienen peores resultados que la media europea en lectura, escritura, aritmética y resolución de problemas. “Con una matrícula universal desde 1842, y una tradición de buenos resultados en comparaciones internacionales, esto es obviamente una mala calificación para el sistema escolar sueco. Por desgracia, el debate se ha convertido rápidamente ideológicamente polarizado”, afirma Lisberg Jensen.

En el artículo se resumen la crítica de la derecha, según la cual la culpa de todo lo tiene lo lejos que ha ido la escuela difusa”, resultado de una pedagogía que se introdujo en la década de 1960 y 70, y aún prevalece en gran parte. El núcleo de esta concepción es que la escuela debe fomentar y estimular a los estudiantes a aprender en lugar de enseñarles. La idea de que el maestro pueda transmitir conocimientos, por ejemplo, dando conferencias, es rechazada. El punto de vista sobre el individuo es muy optimista: imagina que todos los niños tienen dentro de ellos el deseo de desarrollarse y crecer, para hacer lo correcto y a fin de no reprimir la individualidad, el profesor debe evitar corregir de una manera tradicional. Por cierto parece que no es un mal endémico de Suecia, ni siquiera de la enseñanza que tradicionalmente se ha considerado de izquierda, en estos momentos los colegios jesuitas de Cataluña están implantando un nuevo modelo de enseñanza en el que no hay ni asignaturas, ni clases magistrales, ni deberes. Esa es la nueva escuela del siglo XXI, a cuya tentanción no escapan ni siquiera estos religiosos, no me extraña que de su Orden saliera un Papa como Francisco.

Pero volviendo a Suecia, desde su izquierda la crítica ha ido contra las exigencias de la escuela, que es incapaz de despertar la voluntad de los estudiantes para aprender. El ataque se focaliza en la política escolar que permitió la municipalización de escuelas (realizado en la década de 1990) y la reforma de la escuela independiente, que permitió a los estudiantes de alto rendimiento, y sus padres, elegir mejores centros de enseñanza mientras que el resto quedaba abandonado a su suerte.

La investigadora no subscribe una posición política particular sobre la cuestión, y muy a la sueca afirma que las dos partes en razón en cierto sentido.

Es posible que así sea, pero lo que a mí me interesa es la manera en que por diferentes vías se llega a un mismo objetivo, más allá de los sistemas, pues lo que hoy se critica en Suecia cuanto a la enseñanza de su idioma, en Cuba, ha sido, por décadas, el pan de cada día en relación al nuestro.

¿No será que existe un tercer facto empeñado en embrutecer a la juventud en cualquier parte del planeta? Que intenta compensar la universalización de la enseñanza con una devaluación de la calidad de modo tal que se mantenga la incompetencia, tanto profesional como política del “ejército industrial de reserva y así los jóvenes reclutados para este, es decir marginados, no puedan protestar? Para mi esa es la verdad que subyace a un problema que se da por igual en Cuba que en Suecia, explicado la uniformidad con que opera el nuevo orden mundial.