Archivo | diciembre, 2012

No te olvide este nombre: “Sin nombre”

21 Dic

Foto: Trash world

No recuerdo cuando vi la película “Sin nombre”, pero debió haber sido poco después de su estreno, en 2009, que vi esta producción mexicano-norteamericana. Me dejó muy buen sabor de boca, no por lo trágico de su historia, por supuesto, sino por la manera excelente en que supo contarla su director Cary Joji Fukunaga, esto por no hablar de la magnifica interpretación de sus tres jóvenes protagonistas; Paulina Gaitán en el rol de Sayra, Edgar Flores con su personaje de doble nombre; “Willy” para su chica, El Casper para la pandilla, y el pequeño Kristyan Ferrer en su rol de El Smiley.

En el manual de español que uso con mis alumnos existe un texto que aborda uno de los tema de esta película; la emigración centroamericana a Estados Unidos, una emigración que viaja en trenes. En el libro no de habla de como estos viajeros de polizontes se enfrentan a la xenofobia y a su vez a la solidaridad humana, o de como esquilmados por delincuentes y policías, algo que si se muestra en el filme, por ello me pareció un buen cierre de curso presentarles a mis chicos, tanto por los valores culturales como linguísiticos, esta películas. Lo hice acompañándola de material extra con información sobre ella y el problema de los Maras Salvatrucha; esos grupos de jóvenes tatuados, que aprendieron en la emigración en los Angeles, la cultura del tráfico, el robo y el asesinato, para luego expandirse por todo Norte y Centro América (se dice que ya están en España) en forma de células que hoy cuentan con más de 70.000 miembros.


Sin nombre es la historia de una sobreviviente, Sayra, una chica hondureña que tras reunirse con su padre y su tío a México, trata de llegar a Estados Unidos atravesando México, es paralelamente la historia de Casper, un Marero de Tapachula, que acaba de iniciar al Smiley un niño de doce años, en el grupo gangsteril, el problema se le viene encima a Casper a partir de que su novia Martha Marlene, tras un intento de violación es asesinada, ” sin intención” por Lil%92 Mago, el carismático líder de los Mara de la zona. Un poco mas adelante Lil%92 Mago, ordena a Casper y a El Smiley que le acompañen a despojar a los viajeros del tren que viaja Sayra, con tan mala suerte la chica que el jefe marero intenta violarla, es en ese momento que Casper se desquita de su afrenta macheteando Lil%92 Mago. Ya podrá suponer mi lector lo que se le vendrá encima al pobre Casper al convertirse en un perseguido de sus antiguos compañeros de “armas”.

Esta es una historia de miserias y grandezas, y a aunque cueste creerlo de mucho amor, donde los feo se vuelve bello, y donde lo humano universal resplandece por encima de las etnias y tragedias locales que estamos viendo. Es quizás por ello que a mis alumnos, les ha gustado tanto, y es por ello y porque se trata de una autentica obra de arte- con buena música, mejor fotografía y la actuación; ni se diga- que no me ha cansado de verla una y otra vez, con los diferentes grupos a los que enseño, ello a pesar de que nunca he sido un devoto del cine que tiene por entorno la pobreza y mucho menos la violencia, tal y como se da en la vida real, es decir de la manera mas descarnada: pero siempre ha una excepción y “Sin nombre” lo es a mi regla. Se la recomiendo y más si usted es maestro.

Anuncios

Por el adiós definitivo a la armas

20 Dic

Foto: Rafa 2010

 

 

A propósito del debate desatado sobre la tenencia de armas en Estados Unidos tras la masacre de niños y maestros ocurrida en la Escuela Elemental Sandy Hook.

 

Vengo de un  país donde cualquiera tenía un arma, esto no solo impidió, sino facilitó que las armerías fueran asaltadas y tras ellas el propio estado por un grupo de hombres que desde entonces mantienen la nación en guerra contra si misma y a un pueblo militarizado con todo el autoritarismo que ello conlleva.

“ESTAS ARMAS QUE PORTA LA COMUNIDAD KOREANA EN SUS COMERCIOS DE LOS ANGELES DEFENDIENDOLOS DE LOS MANIFESTANTES QUE AMENAZABAN CON SAQUEARLAS, DESTRUIRLAS Y QUEMARLA”. Foto y Texto publicado por el escritor cubano americano Manuel Prieres en su página de Facebook

 

Por otra parte, la  foto con una línea de fusileros coreanos en formación casi militar, que vemos arriba,  con la que se intenta justificar la tenencia de armas en Norteamérica, también indica que si se desata la guerra entre Estados Unidos y La República Popular Democrática de Corea (RPDC), las quintas columnas de Kim Jong Un no tendrán la menor dificultad para entrar en acción dentro de territorio norteamericano, pertrechadas y equipadas gracias a la permisividad de las armas, lo mismo se aplica para otro enemigos potenciales desde Persia a China.

Y esto por no hablar de Cuba, cuyas Fuerzas Armadas siempre contaron con el uso del sabotaje en caso de una agresión a gran escala (pregúnteselo a cualquiera de sus oficiales en activo o en el exilio); un Estado que, valiéndose entre otras cosas de la emigración ordenada y segura, ha convertido a su vecino de la Florida en un auténtico avispero castrista, basta escuchar las consignas que lanzan al éter los radio escuchas del programa “La Tarde se mueve”, a quienes sólo le falta gritar, al unísono de su conductor, Edmundo García, alias “Resurrección”: PIONEROS POR EL COMUNISMO; SEREMOS COMO EL CHE (entiéndase; guerreristas).

El mito de las armas como defensa contra la imposición del Estado se viene abajo en los tiempos en los que bastan tres teclados de computadora para congelarle la cuenta bancaria a un ciudadano, lo que le convierte literalmente en “hombre muerto”.

Prohíbanse de una vez todas las armas, disuélvanse los ejércitos ( Costa Rica ya dio en Ejemplo) y que viva la paz entre los pueblos.

Y para cerrar el tema sólo me resta decir: No a la medicación equivocada que enloquece y mata o a la liberación de la droga, que a otros tantos se carga, No a las armas, No al aborto, No a la eugenesia,  No a la pena de Muerte, y un NO ROTUNDO A CUALQUIER TRUCO CON EL QUE LAS DERECHAS Y LAS IZQUIERDAS (EN SU OPOSICIÓN DE APARECIENCIAS) DICEN SÍ A LA MUERTE

Un encuentro con el escritor Santiago Gamboa en el Museo Nóbel de Estocolmo

15 Dic

Estocolmom 18:00 horas del 12/12/12. Entrada al Museo Nobel. Foto: Carlos M. Estefanía

En fecha tan curiosa como la del 12/12/2012, ha tenido lugar, en los locales del Museo Nóbel, en el corazón de la parte antigua de Estocolmo, la Conferencia titulada. “Los viajes de la literatura”.

Con ese nombre nos llegó la invitación a la charla, aviada por el Instituto Cervantes, uno de los coauspiciadores del evento, junto con la Cámara de Comercio colombo sueca y la embajada de Colombia en de la capital sueca. Este era el nombre perfecto para lo que terminó siendo, en todos los sentidos un nutritivo encuentro con el escritor colombiano Santiago Gamboa, franqueado en el panel, a un lado por el escritor y traductor Ulf Eriksson y al otro por propio director del Instituto Cervantes de Estocolmo, Joan Álvarez Valencia.

escritor 030
Santiago Gamboa, durante su conferencia en el Museo Nobel de Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Esta velada cultural en medio de una ciudad acediada por el frío y la nieve, nos permitió conocer entre otros elementos, el estado actual de una tendencia dentro de la literatura hecha por hijos de nuestro conciente que rompe de lleno, con los preceptos de lo que fue el llamado El Boom latinoamericano de los años 1960 y 1970, aquella suerte de encuentro entre el mercado, el talento e ideología mas bien hacia la izquierda, en el que participaron figuras como Mario Vargas Llosa de Perú, Julio Cortázar, Carlos Fuentes y sobre todo el también colombiano Gabriel García Márquez.

Ahora la resaca y sin para mí sin duda alguna, también las necesidades del mercado editorial nos trae un nuevo boom, el de otra generación de escritores, también latinoamericanos, también talentosos como los anteriormente nombrados, que escriben sobre otros temas y ostras latitudes, que tienen como gurú al ya fallecido Roberto Bolaño, y entre cuyos mas reconocidos cultivadores se encuentra el propio Gamboa.

La conferencia se desarrolló en parte en español en parte en sueco y culminó con un vino de honor ofrecido muy gentilmente por la Embajada de Colombia a los asistentes.

Luego de la charla nos esperaba el brindis convidado por la Embajada de Colombia en Suecia. Foto; Carlos M. Estefanía

Esta conferencia me vino bien en varios sentidos, me sirvió por ejemplo para romper la inercia que me impedía visita al Museo Nóbel, una institución a la que le había echado el ojo hacía años, cuando acostumbraba a acompañar a mis amigos anarquistas en su desfile por el primero de Mayo, un desfile que terminaba siempre con un acto frente al museo, no por que los ácratas tuvieran algo especial contra los Nobeles (que bien podrían tenerlo) sino por que allí mismo, en de los más bellos de Estocolmo del siglo 18 sueco, se encontraba en antiguo edificio de la Bolsa, de Estocolmo. La pregunta sería, ¿ por qué no se manifestaban frente a un símbolo actual del capitalismo sueco?. Tal vez por que cuando se recibe subsidio estatal los mejor es dar guerritas contra el pasado.El objetivo de este museo es algo mas amplio que el de dar conocer las biografías de los premiados con el Nóbel. Se trata de crear interés torno a las ciencias de la naturaleza y la cultura y por supuesto dar a conocer la figura del fundador de este Premio.

Museo Nóbel. Interiores. Foto: Carlos M. Estefanía

Alfred Nobel (1833-1896) fue un cosmopolita con inversiones lo mismo en San Petersburgo, que en París cuyo invento de la dinamita trajo tantos problemas como los que solucionó. En su testamento Nóbel dictó que casa año de destinara una parte de su fortuna para premiar a las figuras mas destacas para la física, química, fisiología, medicina, literatura y la paz cada año. El Premio Nóbel fue sin duda, desde el principio un evento de renombre mundial, que si bien a colocado en la palestra investigadores y personalidades que lo merece, no ha estado exento de la intriga y el oportunismo político. Es lo que se dice, tal vez sin demasiada justicia con el caso del “pobre” Mo Yan, premio Nóbel de literatura 2012, al que sus detractores acusan de no disentir lo suficiente. como su fuese un ingrediente necesario en la maestría literaria el oponerse a un gobierno dictatorial. Si tal fuera el caso los anaqueles de las bibliotecas estarían casi vacíos de buenos autores, ya que lo que se sobra en la historia el contubernio entre la buena pluma y el poder, tanto en sus formas más encubiertas como en las más despiadadas.

Espero que esto último no sea el caso de Gamboa quien por lo visto tiene los méritos necesarios para hacer de un escritor lo que es, en primer lugar la inteligencia, la cultura y sensibilidad que denotó en su charla de esta noche.

Una charla que me tocó en algunos puntos, por su referencia a las expectativas creadas en Europa por la revolución cubana, como basamento de ese boom latinoamericano del que hablé. Una espectativa cuyo final dejó claro de manera muy indirecta, quizás sin proponérselo el director del Cervantes al referirse a su amistad personal con el escritor jesús Díaz, quien no podía como refirió Joan Álvarez, aún estando en su exilio español dejar de escribir sobre Cuba.

Me me resulta familiar de Gambioa en su descubrimiento de primero de su latino americanidad y luego de su hispanidad aquí en Europa, dejando de ser solo un Colombiano para convertirse en un ser mas y mas universal en la medida que crecen la distancias, que es lo mismo que experimentamos, por lo menos yo así lo constato cuando nos alejamos de nuestra tierra, y otros nos convierten en el otro general en suyos, así me ha pasado con suecos que no han visto en mí algo tan especifico como “un cubano” , sino un extranjero, pero que una vez fuera de Escandinava, andando en comisión por alguna otra tierra europea, me identifican como uno mas de ellos.

Cosas parecidas cuenta en su charla este Santiago Gamboa, nacido en Bogotá, en el año 1965, formado en humanidades -estudió literatura en la Universidad Javeriana de Bogotá. se licenció en Filología hispánica en la Complutense y se especializándose en Literatura cubana nadamás y nadamenos que en La Sorbona de París- ha sido embajador, y periodista, Gamboa tiene todos los recurso intelectuales para ser un gran escritor-consiga o no el Nóbel, ya ha ido alcanzado un nombre como finalista del Premio Rómulo Gallegos en 2007 con su novela El síndrome de Ulises., la cual también le sirvió para ser finalista del Premio Medicis (Francia) a la mejor novela extranjera y lo mismo ocurrió con el Premio Casino de Póvoa (Portugal) con la traducción portuguesa de la misma obra. Gamboa fue acreedor también del Premio La Otra Orilla en 2009 por su obra Necrópolis.

Y escuchando a Gamboa no puedo menos que reírme hacia adentro de la mezquindad cultural, de la ceguera histórica, de las editoriales negadas a publicar a un latinoamericano que no escribiera en lenguaje macondiando.

Como si no fuera en el crisol de la conquista del nuevo mundo donde cuajara en realidad la europeidad, esa que sin el éxito esperado, buscaron, cada uno a su manera, por la sangre, la colaboración económica o la moneda, Napoleón, Hitler y por supuesto los políticos y tecnócratas padres de la actual Unión. Fue allí frente al reto de lo nuevo que tuvieron que integrarse los mejores elementos del viejo continente. Y es en las América, lo mismo en el sur en el Centro que en el norte, y por supuesto en su Caribe, donde se encuentra el espejo en que Europa puede verse como todo, libre de sus los resabios feudales tras los que a estas altura se aíslan sus elementos. Y es que se olvida que a pesar del Atlántico, ya en tiempos de Carlos V, buena parte de los europeos y americanos eramos parte de un mismo imperio. Un imperio que dejó una matriz cultural que nos identifica por debajo de ese invento contra natura que fue el separatismo, que tanto daño hizo a la unidad americana y del cual, a esta altura, Europa parece que no se cura.

Pero no solo fue esta la ocasión de conocer a este importante escritor de mi generación. Debo agradecer a una vieja amiga Alexandra Puccini, destacada promotora cultural y figura femenina femenina dentro del Partido conservador sueco, la magnífica introducción que me hiciera, en mi condición de redactor de Cuba Nuestra, en los medios diplomáticos y comerciales allí presentes., durante el brindis que sucedió al coloquio.

Así pude intercambiar ideas, sobre los vínculos entre el español y el portugués con dos personalidades mas relevantes en el encuentro, me refiero tanto a la embajadora colombiana Victoriana Mejía Marulanda, como al diplomático sueco Lars Johan Hugo Lennartsson Nordenfelt.

De izquierda a derecha: Alexandra Puccini; Lars Johan Hugo Lennartsson ,Nordenfelt. y Victoriana Mejía Marulanda. Foto: Carlos M. Estefania

Con ese apellido que uno asociaría automáticamente al del fundador de las FARC la señora Dora María Victoriana Mejía Marulanda, nacida el 23 de abril de 1943 no tiene nada en su historial profesional y político que permita vincularla a la narcoguerrilla de su país. La actual embajadora de Colombia en Suecia se había desempeñado anteriormente como Primera Secretaria de la Embajada de Colombia en Bruselas. , luego el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez el le nombró oficialmente Embajadora Plenipotenciaria en la República Federal de Alemania. Se nota una mujer culta y de fácil acceso a pesar de su alto cargo, y que por lo visto tan en serio el empeño de promover por estos los valores de un país que se levanta sobre si mismo, a pesar de la guerra civil, de las diferencias de clases y de la delincuencia. Le auguro éxito en su empresa.

No menos interesante es su colega, Lennartsson Nordenfelt, nacido en 1939, se incorporó al Departamento de Exteriores en 1965 habiendo cumplido misiones diplomática en desempeñado en Río de Janeiro, Tel Aviv, Bruselas, México y la Delegación de Suecia ante la ONU en Nueva. Nordenfelt fue nombrado embajador en Nueva Delhi en 2000 (y al mismo tiempo acreditado en Colombo, Thimphu, Hombre y Katmandú). Regresó a Estocolmo en 2004 . Donde trabaja en asuntos relacionados con la seguridad global, en particular se especializa en problemas generados minas terrestres y armas pequeñas. Pude constatar que su español es perfecto y que hizo estudios superiores de literatura portuguesa durante su estancia brasileña. Tiene la discreción y flema de un Lord inglés, una señal que me acentúa mi sospecha sobre los vasos comunicantes que unen las élites inglesas y suecas.

Al final ha sido una noche provechosa, una una actividad que solo por el hecho de haberme obligada a atravesar embellecida por la nieve, la vieja ciudad, bien valió la pena.

Así se veía la ciudad esa noche

Así se veía la ciudad esa noche
Nota de agradecimiento por este artículo, de la Embajada Colombiana

Historia de un tragendia española inevitable: “La voz dormida”

8 Dic

Portada del libro que inspira la película del mismo nombre: “La voz dormida”. Foto: El Profe

Ficha técnica de la película “La voz dormida”

Título original: La voz dormida

Dirección: Benito Zambrano

País: España

Año: 2011

Duración: 140 min.

Género: Drama, Bélico

Reparto: Inma Cuesta, Javier Godino, Susi Sánchez, María Garralón, Ana Wagener, Miryam Gallego, Marc Clotet, Antonio Dechent, Berta Ojea, Begoña Maestre, María León, Amaia Lizarralde, Emilio Linder, Julio Vélez, Ángela Cremonte, Jesús Noguero, Ana Gracia, Lluís Marco, Teresa Calo, Joaquín Perles, Eduardo Marchi, Manuel Garcia Merino, Amparo Vega León, Charo Zapardiel, Lola Casamayor, Marta Bódalo, Arantxa Aranguren

Guión: Benito Zambrano, Ignacio del Moral

Distribuidora: Warner Bros. Pictures

Productora: Warner Bros.

Departamento artístico: Abraham Arias, Fernando Fernandez de Llanos, Fernando Fernandez Hevia, Juan Magaz, Stefano Macovazzi, Uxua Castelló

Dirección: Benito Zambrano

Dirección artística: Javier Fernández

Fotografía: Alex Catalán

Guión: Benito Zambrano, Ignacio del Moral

Maquillaje: Romana González

Montaje: Fernando Pardo

Música: Juan Antonio Leyva, Magda Rosa Galván

Novela original: Dulce Chacón

Sonido: Jorge Mira

Vestuario: María José Iglesias

Anoche terminé de vez “La voz dormida”, que saqué prestada del Instituto Cervantes de Estocolmo, se trata de una obra desgarradora que usted no se debe perder, si tiene deseos de sufrir. Yo por lo menos tuve que partir su visión en dos partes, pues el masoquismo, y no estoy hablando de arte, sino de la historia, no me daba para bajármela de un solo palo.

Se trata de una película de 2011, realizada por Benito Zambrano, un director que para mi padece de altibajos ideológicos, lo mismo te hace una serie como padre Coraje, con una visión despiadada con el marginado -que encaja perfectamente en la fascista-, que una película como Habana Blues (2005) semi disidente para contexto cubano, ambiente bien conocido por se graduado de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba, que lanza a la pantalla esta suerte de despertar del mas crudo “realismo socialista” c on héroe muerto al final y todo y todo lo que se ha de esperar de esta corriente ideo estética, aparentemente superada. Menos mal que en las bóvedas de la cinemateca de Cuba se guarda una buena colección de la cinematografía soviética que, por lo visto Zambrano ha consumido al por mayor.



No es que no haya oficio por parte de este realizado nacido en Lebrija, el 20 de marzo de 1965. En términos puramente cinematográfico, la película me parece bien, hablando de actuación, imantación, musicalización etc.

Donde la película a mi entender falla es en la recreación de una historia que no nos cuenta la historia completa. Donde existe un bando de gente muy buena y luchadora (el de las guerrillas comunistas) y uno muy malo e hipócrita el de los nacionales, en los que hasta las caras resultan feas, con monjas despiadadas que abofetean a las prisioneras condenadas a muertes, según ellas, y sin que nada lo desmienta en el filme sin haber hecho nada.

No importa la referencia de pasada que se haga a la masacre de Paracuellos perpetrada según de dice por entonces líder comunista, tránsfuga de socialismo Carrillo, aunque este se haya muerto sin reconocerlo, ni la existencia de una guardiana “buena” entre tanta cristiana despiadada.

Los malos son demasiado malos, cuando no se explica en detalle, no solo lo que había pasado poco atrás en España, con violaciones y ejecuciones sumarias dentro del “orden republicano”, si no lo mas terrible lo que estaba pasando allí donde los comunistas habían logrado el poder absoluto es decir en La Unión Soviética, país a cuyo gobierno servían con una fe ciega, y del que no se atrevían a discrepar, aunque el terror cayeran ya no solamente sobre la contrarrevolución, sino contra cualquier camarada que cuestionara el poder absoluto del Secretario General.


A pesar de ello y estando en la época Zapatero (cuya única revolución ha sido en el plano cultural, doctrinal y sexual, la película ha recibido tres Premios Goya:
Aquí se nos cuenta la historia de Pepita ( interpretada muy bien , por María León), una paleta cordobesa que viene a la capital para apoya a su hermana Hortensia (interpretada por una Inma Cuesta, que dejan muy atrás los personajes que le hemos conocido en series como Amar en Tiempos Revueltos o “El Águila Roja”, una mujer que tiene la desgracia de ser la esposa de un lides comunista alzado y que para colmo está presa y preñada, en pocas palabra todo una “Pasionaria” caida en desgracia, carne de cañón, sin la protección que tuvo la verdadera por parte de la burocracia soviética.

Pepita encuentra trabajo en casa de un medico de familia franquista pero que colabora con los comunistas, poco a poco el partido la involucra en misiones donde conoce a Paulino (Marc Clotet), un joven de clase media, que también conspira contra el nuevo régimen, del que se enamora, y por el que es capaz dejarse torturar sin delatarlo. Al final se verá obligada a cargar con la hija de su hermana mientas espera por años la liberación de Paulino.

Quizás parte del conflicto que vemos en la película lo haya vivido en carne propia la autora de la novela en que esta se inspira, Dulce Chacón quien a pesar de su origen burgués es conocida por su militancia de izquierda. Algo que solo extraña a aquellos que no comprenden que no hay nada mas parecido a la derecha que la izquierda, no solo por los crímenes que cada bando es capaz de cometer contra el otro, sino por el clasismo, el autoritarismo y el despotismo que mas allá de las formas políticas con la que cada una se disfrace. en ellas impera.


Esta película nos muestra solo una cara de la tragedia inevitable a la que se abocó España en aquella época, los crímenes que aquí vemos sin duda alguna se cometieron y son repudiables, lo triste es que si hubiese ocurrido lo contrario, si los vencedores al final de la jornada hubieran sido los comunista, habría pasado lo mismo, y hoy, tras la inevitable transición tendríamos a un director haciendo una película identicamente maniquea, solo que las fusiladas no serían comunistas, sino mujeres falangistas, llevándolas a correr el mismo destino que José Antonio, el fundador de su movimiento.

No quiero terminar si subrayar un detalle que marca esta inversión de espejo. Me refiero al hincapié que hace el realizador en la posición de los tribunales de salvar a la criatura antes de ejecutar a la madre. Hoy ocurre todo lo contrario en España, y eso que ya no es la de Zapatero.

Si en los tiempos narrados por esta película se prior izaba la vida de un niño aunque se diera muerte a su madre, hoy pasa exactamente al revés, se mata al niño sin nacer, aun sin que esté en riesgo la vida de la madre. Sería bueno ver cuando harán los nuevos realizadores españoles un filme “realista” denunciando esta barbarie postfranquista de la que que nadie, salvo esa iglesia cruel pintada en la película, quiere saber. En resumen, que no basta con condenar la pena de muerte, que ya no se aplica allí donde la voz está dormida frente a otras muertes que también meren penas.

Conferencia sobre Feminismo Postcolonial en la Universidad de Estocolmo

1 Dic

Postcolonial 010

El latinoamericanista sueco Ricard Lalander presenta la conferncia de su colega Paulina de Los Reyes.
Foto: Carlos M. Estefanía

Ya se sabe que soy un disidente del Feminismo. Ello, no quiere decir que no sea capaz de interesarme por la literatura que se hace desde esta perspectiva, pasándome lo que me ocurre con el marxismo, del que también soy, lo que el camarada Lenin llamaría un renegado; que puedo encontrar en medio de la hojarasca, alguna que otra verdad sobre el mundo. Y lo mismo me ocurre con cualquier otra filosofía política o incluso religiosa. Así de elástico es el pensamiento y sobre todo el lenguaje capaz de arribar a conclusiones ciertas sobre premisas falsas o viceversa.

Postcolonial 009

Hecho este preámbulo, comprenderá el lector porque acudí, el pasado el 21 de noviembre al Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo; para escuchar una Conferencia de una destacada feminista chilena radicada en Suecia, Paulina de los Reyes; profesora de Historia Económica de esa misma Universidad y la editora y co-autora de una interesante Monografía titulada ” Feminismo postcolonial”. Una antología que ya he sacado de la biblioteca y en la que he encontrado cosas muy curiosas, sobretodo en lo que se refiere a las políticas relacionadas con la sexualidad ampliada por los grandes poderes coloniales, así como una crítica al feminismo imperialista que podría dar al traste con los fundamento del feminismo de Estado, tal como impera en Suecia. Y es que, el elemento post colonialista, al menos cuando se mezcla con la doctrina feminista se convierte en un elemento liberador dentro de las ortodoxias de esa misma doctrina. Otra cosa, sería ver, hasta que punto los teóricos poscoloniales están dispuesto a avanzar sin temor, a ser tildados de herejes, por no decir renegado, por parte del sector fundamentalista del feminismo.


 

Cuando terminó su conferencia, durante el coloquio con los asistentes, le pregunté a Reyes, si esta perspectiva suya no servía para liberar al feminismo de la androfobia que le lastraba, combinada con esa teoría de la comparación masculina contra las mujeres que sostiene el feminismo ortodoxo. Me contestó con honestidad que para ella, se mantenían las dicotomías masculino/femenino, pero que su interés era destacar otras oposiciones invisibilizadas. Y fíjese el lector, si lo hizo, que una de las asistentes, seguro que segada por los dogmas del feminismo dogmático, le preguntó que cuando hablaría de la mujer, solo por el hecho de que todo el tiempo, Reyes se  había referido mas que a la dominación de la mujer por su compañero de etnia que a los problemas que esta enfrente, cuando viene del tercer mundo y frene a otros poderes, el de la blanquitud o aquel que se manifiesta ideológicamente en el Euro centrismo. Evidentemente también existe invisibilidad de la mujer, cuando esta, no pude ser vista, o en este caso, escuchada, por no estar reducida a víctima del marido. El feminismo postcolonial encuentra nuevos victimarios y esto al parecer confunde al femismo tradicional.

En cualquier caso el feminismo postcolonial es una de las corrientes de pensamiento que conviene estudiar, sobretodo a la luz de las grandes emigraciones, las cuales provocan auténticos procesos de colonización; no en el exterior sino en el interior de las antiguas metrópolis coloniales o de países que no se caracterizan como tales, como son los Estados Unidos o el mismo país escandinavo donde habito, un proceso al que hace algunos años dediqué mi ensayo “Suecia, la inmigración domesticada” publicado por la revista Migratio, y que si usted desea, puede oprimir aquí

Fue precisamente, preparando este trabajo, cuando conocí la obra de Paulina Reyes, entre otras autores, Irene Mulinari, quienes amparadas en la oficialidad y promoción que tienen los estudios de géneros en el medio académico sueco, han introducido en el terreno un concepto más que subversivo el de la “interseccionalidad” un paradigma que implica demostrar las diferentes categorías discriminatorias con las que funciona el poder, dentro de las cuales la de género sería sólo una de las que se han de tomar en cuenta. Se trata de una perspectiva que descubre la fragilidad de esa hermandad universal que según las feministas de pacotilla ha de existir siempre entre dos mujeres por el hecho de compartir un mismo sexo, como si clase, cultura o color no fueran impedimento.

Por ello, no es difícil encontrar en este campo trabajos que denuncian la satanización del hombre inmigrante en Suecia, en particular su criminalización por la policía y el sistema judicial, de una forma algo similar a lo que ocurre en la Sociedad norteamericana como el hombre negro o latinoamericano, al margen de lo que formalmente digan las leyes por las que se rige la ciudadanía.

Que un estudioso evidencia con sus investigaciones los dobles raseros con los que la sociedad trata a sus ciudadanos, particularmente los masculinos, habla muy bien del investigador o investigadora, mas cuando se le asocia al feminismo. Se trata por sobre todas las cosas de una señal de objetividad y de auténtico compromiso social por no hablar de humanismo.

Paulina de los Reyes, nació el 22 de junio de 1955 en Santiago de Chile, doctorándose en 1992, en la Universidad de Uppsala con una tesis, sobre la pobreza y supervivencia rurales en Chile entre 1973 y 1989. Así dentro de su bibliografía tenemos entre otros los siguientes textos:

1990 – Estrategias de supervivencia y condiciones de vida de la población rural a escala regional en la Séptima (en Hojman David J. ed Neo-liberal Agricultura en zonas rurales de Chile, MacMillan)
1992 – La población rural pobre. Cambios agrarios y estrategias de supervivencia en Chile 1973-1989
2002 – Los distintos disfraces del poder. Género, clase y etnicidad en la Suecia postcolonial. (Ed. Diana con Mulinari & Molina Irene)
2004 – La hermandad problemática en Christina Carlsson Wetterberg & Anna Jansdotter (eds.) Historia de Género. Una exposición historiográfica.
2005 – Paradigma de la diferencia. Perspectiva interseccional o la creación de (des)igualdad. (Ed. Martinson con Lena)
2005 – La interseccionalidad. Reflexiones teóricas sobre el paisajes de la desigualdad. (Ed. Diana con Mulinari)
2005 – Más allá de nosotros y ellos. Reflexiones teóricas sobre el poder, la integración y la discriminación estructural (rojo con Masoud Kamali)
2005 – La interseccionalidad. Reflexiones teóricas sobre paisajes desigualdad (junto con Diana Mulinari)
2006 – Work-Life (in) visibles paredes. Informe de Investigación sobre el Poder, la integración y discriminación estructural
2006 – Sobre los límetes del bienestar social y la ciudadanía condicional. Informe de la Comisión sobre Poder, Integración y discriminación estructural
2007 – Feminismos del futuro. intervenciones Interseccional es en el debate feminista
2011 El feminismo postcolonial: Una introducción. Parte I y II, Editorial Tankekraft

Se trata de una literatura fundamental para conocer el tratamiento que le da el estado y la sociedad sueca al fenómeno migratorio, y por supuesto un soplo de aire fresco al anquilosado feminismo institucional.

Postcolonial 004

Por el ejemplar que me ha facilitado la biblioteca del Centro Multicultural de Fittja, me percato de que la conferencia dada por Reyes coincide con las introducciones que hace la antologista en diferentes partes del libro; explicando qué es el feminismo, qué es el postcolonialismo y como da la producción de conocimiento en los espacios discursivos.
Se trata de una obra que a despecho de lo que pudiera pensarse, no resulta difícil de leer, sino que por el contario atrapa, al igual que la conferencia del Instituto Latinoamericano, puede atrapar el interés de cualquier receptor, comparta o no los preceptos de la autora, tal y como ocurre con el desertor de las ideologías, como este servidor.