Archivo | octubre, 2012

Poeta y periodista exiliado demanda en España la verdad sobre Payá

31 Oct

Otra voz cubana se alza contra la complicidad la complicidad del Gobierno Español con el Cubano en el Caso Carromero. En este caso se trata del periodista, poeta y preso de los 75, Ricardo González Alfonso.

Su tribuna ha sido en periódico digital Hispanidad.com, el cual publicó el lunes 29 de octubre de 2012, el artículo Ricardo González Alfonso cree que “la verdad” debe prevalecer en el caso Carromero

En la nota el ex preso político denuncia el triste hecho de que el Gobierno español haya preferido rescatar a un ciudadano español que esclarecer la verdad

“el Gobierno de España tiene la táctica de hacer cuanto sea posible para que regrese a España Carromero. Eso es de cara a la opinión pública y tiene que aceptar la culpabilidad del accidente automovilístico porque de lo contrario teme que el Gobierno de La Habana no suelte a un ciudadano español”.

González recuerda que El Gobierno de España conoce las declaraciones de Rosa María Payá insistiendo en el mensaje que mandó Modig, y denunciando que el régimen español no apoya una investigación y salga la realidad a flote por miedo a no poder salvar luego y afirma:

“Creo que existe una responsabilidad de escoger entre un hombre y una lucha de un pueblo y la solidaridad con la lucha de ese pueblo. Entre un hombre y muchos hombres”.

Y por lo visto Alfonso no está muy alejado de la verdad, ese mismo día 29, el País dio a conocer en su artículo “Margallo tratará en Cádiz con su homólogo cubano el %91caso Carromero” que el ministro de español de Asuntos Exteriores y Cooperación, tiene planeado reunirse a mediados de noviembre con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, quien debe asistir a la en la Cumbre Iberoamericana, que se celebra el 16 y 17 del mes que viene en Cádiz para conmemorar, nadamás y nadamenos que el 200 aniversario de la Constitución liberal de 1812.

A primera vista uno se preguntaría como se puede sentir un Canciller castrista conmemorando una constitución liberal y para colmo discutiendo la liberación de un condenado por la “justicia socialista”. Sin embargo cuando se profundiza en la historia se descubre la conexión existente entre el liberalismo y el comunismo real a partir de la vocación centralizadora del primero.

Y hablando de liberales, habría que ver que esperan los liberales cubanos, aliados cuando ahijado del PP para ofrecer sus buenos oficios al puñado de cubanos que desde la península están demandando el fin del contubernio entre Cuba y España, cuando de la verdad sobre Payá se trata.

Anuncios

A propósito de “Gay”. De la despenalización de la homosexualidad a la satanización de la cultura heterosexual

31 Oct

Cartel colgado en el Metro de Estocolmo, invitando a las relaciones homosexuales en el baño de “caballeros” con motivo de la celebración del festival de orgullo gay

Leo con sumo interés el artículo “Gay” publicado por Eduardo del Llano en su blog. Salvo el chiste final, muy bueno, aunque me recuerda un poco la mofa que le hacen a Sean Conery en un capítulo de “Family Gay”, se trata de una nota políticamente correcta para los tiempos actuales.

Por razones más políticas que médicas La homosexualidad está siendo retirada de los catálogos de trastornos mentales en todo el mundo, con excepciones como la Rusia de Putin, donde por el momento “los putos no pasarán”, como tampoco irán a Irán. Mientras se siguen castigando o intentando curar otras parafilias cuyos practicantes y activistas ya están reclamando la misma aceptación que los homosexuales, me refiero a los bestialistas y a los pedófilos por citar los casos más conocidos.

Así mismo hay una tendencia a criminalizar la heterosexualidad colgando el cartel de homófono a todo el que intente crear modelos de ese comportamiento sexual para sus hijos
Así se mueve la sociedad global y Cuba no puede escapar a ello, como expresa este texto.

Ayer lo avanzado era defender el derecho del homosexual a no ser criminalizado, hoy la ruptura está en defender la legitimidad de la heterosexualidad frente al embate de la cultura gay y la agenda mundial homosexualista.

Y aunque se nos alerta de todo momento contra la homofobia, en realidad, al menos en lo que se denomina cultura occidental, vivimos en tiempos de sutil heterofobia, entendida esta como la expresión mas irracional de la vocación por desarmar e inhibir el paradigma procreativo como modelo de la relaciones sexuales.

Se trata de la inversión de un proceso histórico -no menos inducido e impositivo que el que impultan los heterófobos- desde el poder, el de promover las relaciones reproductivas entre los sexos humanos, un paradigma que ni mucho menos ha sido eterno, o particular de las sociedades mas represivas. Recordemos que la homosexualidad nos solo ha sido aceptada, sino incluso exaltada lo mismo por los regímenes despóticos de China y Japón como por las primitivas comunidades indígenas de Norteamérica, donde el individuo era atenazado por estrictos códigos religiosos y culturales.

Homosexualismo y religión: de  la divinación a la vista gorda

Ciertamente los homosexuales como los heterosexuales se han visto obligados a pagar cara sus inclinaciones en diferentes momentos de la historia, en otros las prácticas de los primeros no solo han sido aceptadas sino incluso divinizadas. Para llegar a esta conclusión no hace falta otra cosa que leer el libro “Sexo y Religion” de Dag Øistein Endsjø, profesor de Religión de la Universidad de Bergen.

Por este libro podemos saber de la aceptación entre los indios de las tribus Cheyene, Koowa, Lacota, y de los Navajo por citar algunas, del matrimonio de un hombre con otro de “dos almas”, y esto no les impedía ser excelentes guerreros o respetados caciques como es el caso del famoso Caballo Loco, quien tenía en su harén, un par de “mueres” winkte que es como se le llamaba a estos hombres que hacían papel de mujeres.

Si cruzamos el Pacífco, conoceremos por esta obra la historia de Mitsuo Sadatomo, un piadoso japonés del siglo del siglo 14  quien, tras 14 días de aislamiento se le apareció el espíritu del santo budista de siglo 7 Kobo Daishi para explicarle el misterio del amor por un hombre joven. De ahí salió el Libro de Kobo Daishi, publicado en 1598 sobre como el monje debe seducir a los novicios. No era esta una historia excepcional, sino lo habitual en los templos japoneses donde se practicaba el budismo esotérico.

Ya entre los años 1300 y 1500 había florecido un genero cuyo nombre japonés, resultará muy sugerente, sobretodo para mis lectores mexicano: “chingo monogatari” que trataba de las relaciones entre los monjes hechos y derechos y los novicios “Chingo” las historias terminaban con la perdida por parte del monje de su discípulo, lo cual significaba un crecimiento en sabiduría.

Mas adelante, en el año 1667, aparece el libro de Kitamura Kigin, consejero de los shogunes Tokugawa, titulado las flores de Azalea, se trata de un conjunto de poemas homo eróticos en los que el budismo juega un papel central, abordando el mentado tema del amor entre el monje y el novicio.

Pero no solo el budismo era asociado con , según el libro “El gran espejo del amor de hombre” escrito en 1684 por Ihara Saikaku la homosexualidad había nacido con los inicios de los tiempos tal y como se describen el la mitología del shintoismo.

La homosexualidad fue plenamente aceptada en Japón hasta que siguiendo un modelo alemán es prohibida en el año 1873 y aunque 10 años mas tarde, por consejos de los franceses es levantada la prohibición, ya para entonces había perdido su aceptación general y sobretodo su vinculo central con la religión.

Dag Øistein Endsjø cuenta que los chinos no se quedaban atrás en la aceptación de la homosexualidad y nos refiere entre varios obras clásicas que avalan las practicas homosexuales de aquella civilización, un relato escrito 200 años antes de Cristo por el filósofo Ha Fei Zi, donde se narra el amor entre el gobernante de Wei y Mizi Xia, a finales del los años 500 antes de nuestra era, y cuenta como Mizi prefirió compartir un melocotón con su amante, desde entonces una fruta de este tipo medio comida es símbolo del amor absoluto entre los hombres.
Esta aceptación general de la homosexualidad en China y Japón, y en particular su practica entre los monjes puede contemplarse a la luz de puede ser vista a la luz de la resistencia que le hacía el budismo a la heterosexualidad, una ver que dicha doctrina consideraba un problema la fecundación.

Así tenemos que el Tíbet no solo era aceptada la relación homosexual discreta sino que existía ordenes enteras famosas por el deseo que sentían sus miembros por otros hombres, tal es el caso de la orden Ldab-ldob, considerada híper masculina y combativa, tanto que era cantera de guardaespaldas. Pues bien se dice que estos monjes guerrero no solo sostenían relaciones con los novicios, sino que también eran dados al secuestro de aquellos adultos masculinos que les atraían.

A diferencia del El budismo Mahāyāna que es el que entró en el Tíbet, no existe mucho aceptación de la homosexualidad dentro de la escuela Therevada , la más antigua y conservadora del Budismo que es la que extiende por el sur de Asa, pero aún en ella se castiga mas fuertemente las veleidades heterosexuales que las homosexuales de sus monjes, y esto se explica claramente por el hecho de que los trapos sucios de una relación homosexual eran mas fáciles de lavar en casa que las consecuencias familiares o de otro tipo que trajera la relación con el otro sexo.

Lo que si hay que reconocerle al budismo es que no aceptaba la homosexualidad femenina, de la misma forma que lo hacía con la masculina, y que las reglas impuestas a las monjas eran mucho mas duras que las de los monjes. , a ellas les estaba prohibido dormir en una misma cama, hablar de sexo entre si, desnudarse delante de otra o bañarse en las mismas aguas.
Los hindúes a diferencia de los budistas tenían no sólo aceptaban las relaciones homosexuales masculinas tino también las femeninas ambas practicadas en esa locura de avatares que caracteriza su colorido panteón, incluso en el Kamasutra se detalla la manera en que dos esposas de un mismo harem se satisfacen mutuamente usando frutos y verduras.
De los griegos ya sabemos que sus dioses no eran precisamente un echado de virtudes heterosexuales, que puede esperarse de sus simples mortales. Zeus se enamora del joven Ganímedes, Apolo de Hyakinthos, mientras que Poseidón hace otro tanto con Pelops.

Los templos eran verdaderos centros de encuentro homosexual y todavía se encuentra escritos en la pared del tipo “Aquí Krimón penetro a Amotion”. Aunque la homosexualidad estaba institucionalizada de diferentes maneras de las distintas ciudades estados habían reglas generales que reflejaban de alguna manera tanto la relación entre los dioses y los humanos, como las heterosexuales, de modo tal que a la aparte mas joven de la pareja le tocaba hacer el papel pasivo y al mayor el activo. Lo que no se veía bien era el sexo entre coetáneos, lo cual era tomado como una señal poco menos que de animalidad.

Como entre los budistas la homosexualidad femenina tampoco era bien vistas vistas, por no decir no vista, el caso de poetisa Safo era mas excepción que regla.
Por su parte los romanos compartían con los griegos y ciertas ramas del budismo la creencia sobre la divinidad de la relación homosexual. Ahí tenemos el caso el emperador Adriano que convirtió en objeto de culto a su joven amante Antonius, ahogado en el Nilo 130 anos antes de Cristo.

Terminemos sintetizando lo mucho que dice de las tres religiones hermanas el autor de este interesante libro. Es verdad que los judíos tiene prescriociones muy claras contra la homosexualidad en ciertos pasajes de la Biblia, sin embargo en otros pasa por alto la condena de la cosa, concretamente cuando se describe el amor entre el príncipen Jonás y el joven David.

Por su parte el famoso pasaje de Lot y Sodoma, no queda muy claro si el castigo divino es por la costumbre de los habitantes de darles por el culo a los forasteros o negarle el hospitalario recibimiento.

De Cristo no se conoce condena alguna contra la homofobia, mas parece preocupa la regulación de la relaciones heterosexuales. Es Pablo, ideólogo y no profeta qiine critica la homosexualidad por vez primera dentro de la secta cristiana.

En cuanto a los musulmanes, como recuerda Øistein Endsjø, resulta que los castigo que ordena el Corán para los actos homosexuales, son muchos mas leves que los que se observan para las infracciones de corte heterosexual, y si bien en los hadices atribuidos a Mahoma, las condenas a los que tiene sexo con su propio sexo, pasan de los latigazos a la pena de muerte, en la practica el mundo musulmán han sido mas tolerante como la homosexualidad de lo que fue el occidente de la modernidad. De entrada para no se puede acusar a un individuo con menos de 4 testigos salvo de que se tratara de una orgía donde todo el mundo está implicado dudo que aparecieran tanta gente para testimoniar una relación intima como se supone es la homosexual.

De la tolerancia islamica con esta inclinación dan fe. desde los poemas dedicados a otros hombres por los poetas de la España musulmanas hasta fotografias que muestran prácticas actuales de los Pastúnes y otros pueblos de Afganistán (de las que he halbado en este blog) donde se acepta la relaciones de adultos con menores como resultado de la segregación, o para decirlo con claridad, de la represión que existe sobre la relación heterosexual, en mi opinión causante por exelencia, auqnue no única, del homosexualismo tanto en el mundo humano como animal.
El caso es que no poco intelectuales homosexuales europeos quedaron fascinados, en medio de las utopias de placer, propias del orientalismo del siglo XIX, con la facilidad que había de encontrar amantes masculino en las tierras musulmanas, el caso típico es el del escritor André Guide, quien exalta de manera poética el modo en perdió la “inocencia” 1894 los desiertos del Argelia, en manos de un joven musulmán llamado Ali.

Por último ya que abordamo de aceptación de la homosexualidad podemos hablar de un sinnúmero de reyes que se dedicaron a esas practicas sin perder el respeto de sus vasallos por ello, tal es el caso, entre muchos, del Emperador Bizantino Nikeforos I, Ricardo Corazón de León, y Pedro primero de Rusia, un país que ya en tiempos de Iván el Terrible llamaba la intención a los forasteros por extendido y tolerado de la homosexualidad. Es como si despotismo y relación con el mismo sexo mas que enemigos fueran siempre cogidos de la mano.

Así que podemos llegar a la conclusión de que si por un lado los homosexuales lo han pasado mal, también han tenido tiempos de exaltación y privilegios, incluso en sociedades extraordinariamente jeraquizadas y autoritarias, tiempos que parecían pertenecer al pasado pero que ahora retornan con mas fuerza que nunca, de un modo mas impuesto que natural.

La heterofobia conquista la academia

El gran peligro de nuestro tiempo radica en el revestimiento entre “liberador” y “científico que adquiere la heterofobia, basta con ojear el libro “Protection of Sexual Minories since Ston ewall: Progress and Stalemate on developed and Developing Countries, para darnos cuenta de ello.

Se trata de una compilación de “investigaciones”, editada por Phil C.W. Chan, graduado de la Universidad de Hong Kong e investigador de la Facultad de Leyes de la Universidad Nacional de Singapur, que lleva como prólogo una nota del célebre Arzobispo Anglicano, Desmond Tutu. Recordemos que se trata del Premio Nobel de la Paz en 1984, que jugó un papel fundamental en la aniquilación del Apartheid y el triunfo en 1994 del ANC en Sudáfrica, pero que poco ha podido hacer para frenar la corrupción política, el caos moral y la epidemia de sida que asola a su patria natal, lo de siempre, cada vez que inglaterra, en este caso mediante su iglesia, mete la garra.

En principio el libro, aunque se proponga lo contrario, nos permite cartografiar el acorralamiento paulatino de la cultura hererosexual, y por lo mismo, los éxitos obtenidos a nivel mundial por el movimiento homosexualista partir de aquella suerte de “Sierra Maestra” gay que fuero los disturbios de Stonewall en el Nueva York de 1969, un evento en el que, según se nos ha narrado una y otra vez por la media que subordinada a la agenda gay, un puñado de “locas” -perdone lo incorrecto de la expresión- hizo correr como locos a las fuerzas policíacas de la zona.

La orientación ideológicamente homosexualista de los autores compilados en este libro se manifiesta, no tanto en los datos que nos aportan, por lo general ilustrativos, como en las prepuestas que hacen encaminada a barrer los últimos vestigios de una codificación que intenta sino frenar al menos administrar la expansión de las prácticas sexuales dentro de un mismo género.

Así tenemos que lo que le preocupa a C.W. Chan es la existencia en los sistema de enseñaza de factores psicosociales y familiares generadores del rechazo a la homosexualida, para los que nos propone, como antídoto, nadamás y nadamenos que el uso del a Convención de Naciones Unidas para la protección de los derechos del niño. En otras palabras se esta sexualizando a la infancia en sentido gay para luego pedir su rescate internacional de mano de los tenebrosos “homófobos”, estrategia muy usual dentro de este movimiento gobal.

Entre otros estudiosos tenemos aquí al señor Matthews T. Mercier, de la Escuela de Derecho de la Universidad de Virginia. Lo que le preocupa a Mercier es que los homosexuales no hayan sido capaces de crear una verdadera alianza con los llamados straights a la hora de reclamar unos derechos de ique según el investigador garantiza la Primera enmienda de la constitución norteamericana.

Por su parte lo que le molesta al doctor Philip N. S. Rumey es el tratamiento que se le da a una violación cuando la victima es masculina, y sobre todo gay lo cual siembra el escepticismo entre los policías que consideran la existencia de diferencias esenciales entre la violación de un hombre -algo que está ocurriendo cada vez mas a menudo en Suecia, según la prensa- y la de una mujer, sobretodo por la resistencia que el primero puede hacer, en este caso el investigador apela a que se cumpla con el artículo 4 y 14 del Acta de la Convención Europea de derechos humanos de 1998 referido a la investigación de las violaciones y a la no discriminación por motivos de orientación sexual.

Particularmente curiosa es la propuesta de San Winter, dela Facultad de educación de Hong Kong en China encaminada a despatologizar a las personas transgeneros que tanto abundan en Asia, siguiendo la misma fórmula aplicada en occidente con los homosexuales.

También resulta interesente lo que nos cuentan de los derechos de la las minorías sexuales en Japón los investigadores Marc McLelland y Katshuhiko Suganuma, quienes vuelven a lo que ya sabíamos la larga historia, bien documentada, de sexo y erotismo dentro de un mismo género el país del sol naciente. Según los investigadores durante el periodo Edo ( 1603-1867) no existía ley que regulara las relaciones entre los sexos, así lo mismo un samuráis que un sacerdote que un hombre común, pondia, dentro de ciertas reglas éticas, tener relaciones con personas del sexo opuesto o del mismo al que estos pertenecían.

Por cierto hagamos alto para recordar que el caso de los samuráis se muestra muy bien en la película japonesa de 1999, Gohatto, también llamada “Taboo”,dirigida por Nagisa Oshima y que nos cuenta la matanza que se forma en una escuela de entrenamiento cuando se incorpora Sozaburo Kano, de tan solo 18 años, de quien comienzan a enamorarse los bravos guerreros para luego matarse entre si manipulados por el mozalbete. La película aborda la pasión homosexual con la naturalidad de quien sabe que cuenta con un público dispuesta aceptar como natural ese tipo de sentimiento, no solo en Japón, sino en todo el mundo.

Volviendo al ensayo. Es con la occidentalizaciión del país durante el período Meiji, cuando comienza a ser cuestionada, la homosexualidad, como parte de la influencia de la medicina alemana en el país. A pesar de ello y de la cultura pronatalidad, no dejó de existir una especie de mundo homosexual sobre todo en el ejército, donde si hablar explícitamente de sexo se exaltaba la amistad y camaradería entre los soldados y donde era práctica generalizada que los oficiales resolvieran sus problemas sexuales con los bisoños. Luego vino la ocupación norteamericana, la postguerra y el crecimiento de la curiosidad del público por formas sexuales no procreativas, que era satisfechas por revistas y otro tiempo d publicaciones de la época.

En los años setenta aparece el movimiento lesbico Wakakusa no Kai así el partido defensor de los gay Zatsumi no Kai (Partido del pueblo misceláneo). Movimientos que van tomando un discurso mas bien occidental cuando abordan el problema de las minorías sexuales en un país donde como nos muestra la televisión española en El imperio de los “sinsexo” , un reportaje de su programa Documentos TV – el sexo de los heteros está en crisis, arrinconado sin duda alguna por el modelo industrial que es en realidad el verdadero enemigo de la reproducción sexual. Sus consecuencias para el Japón moderno, en términos demográficos, son peores que las de las bombas atómicas lanzadas contra ese país, durante la segunda guerra mundial

Los autores del ensayo sobre japón no pretenden que los japoneses del nuevo milenio regresen a las practicas homosexuales históricas pero si que una coalición internacional homosexalista tome en consideración el contexto cultural del movimiento gay y lesbico de ese país.

Estoy seguro que estudios como estos no son financiados por las minorías homosexuales, sino por quienes están interesados de que estas crezcan se desarrollar y prevalezcan como alternativas al al paradigma procreativo una forma de sexualidad humana que no contribuya al crecimiento poblacional, es de eso de lo que se trata mas que del derecho de una mujer a dejarse consolar por otra con el simulacro de un pene (entre otroas formas) o en de un timpo aficionado por activa y por pasiva a algo que se ve mucho en el mundo animal y por ello no se hace más humano: el coito anal.

Homosexualismo y soberanía nacional

Con un espíritu muy similar al de la obra anteriormente mencionada, fue escrito el folleto Kampen Mot Homofobi (La Lucha contra la homofobia) publicado en Junio de 2012 por el Instituto Sueco de Asuntos Internacionales. Recordemos que Suecia es una de los países del mundo donde mas ha avanzado la agenda homosexualista, sin más resistencia que la de algunas sectas religiosas o políticas más o menos marginadas.

La autora del estudio es Kristina Hultman, quien una entrevista publicada por el periódico conservador “Svenska Dagbladet” el 4 de febrero de 2008, reconoció, que al salir del armario a los 38 años, se sintió como en una segunda pubertad. Con tal declaración no nos cabe duda de la orientación ideológica, de la autora, lo cual no impide que podamos leer su trabajo como un baso medio lleno o vacío según sean nuestros intereses informativo, ene este caso conocer los avances de la ofensiva homosexualista a nivel internacional, bajo la nomenclatura de la cuestión Homo bi y transexual (hbt).

Así podemos conocer que en 1991 el tema del derecho al homosexualismo fue incluido entre los estatutos de Amnesty Internacional. Fue como con la desaparición de los regimenes totalitarios en Europa Oriental a los miembros de esa organización creyeran que se acababan los males del mundo y quedarían sin trabajo. La verdad es que millones de seres humanos han seguido desde entonces viendo conculcados sus derechos más elementales, y no presisamente en relación a la forma de obtener orgasmos, pero a los de amnistía parece sobrarle el tiempo y decidieron meterse en algo que tiene mas de cultural que de político ahun cuando se exprese en lo moral y lo juridoc, por eso con la iglesia y lo que no es la iglesia ya están topando desde entonces.
El caso es que por primera vez, en 1997 y gracias a la nueva orientación de Amnistía pudo se considerando una miembro (¿miembra?) de la “comunidad” hbt como presa de conciencia, se trataba de la rumana Mariana Centiner, arrestada en la ciudadela transilvana de Alba Julia por haberse llevado otra mujer a la cama.

Aquí se aclara que tras el derrumbe de la URSS los derechos de los homosexuales se fortalecieron en caso todos los países ex socialistas salvo excepciones como Rumania, Bosnia y Macedonia. Dice la autora Hasta la ley estalinista que castigaba la homosexualidad con penas de cárcel fue eliminada en 1993.

Quiero aprovechar aquí para recordar que no solo Stalin castigaba la homosexualidad, sino también occidente hacía otro tanto. Ya se conoce el asunto de la persecución de los homosexuales por Hitler, una persecución que pese a lo que se decía en Mi lucha comenzó relativamente tarde, tanto que el jefe de los grupos de asalto SA nazi, Ernst Roehm, era bisexual, Hitler lo sabía y cuando le venían con el chisme le restaba importancia a ese aspecto de la vide intima de su compañero. Otra cosa es cuanto Roehm cae en desgracia por las intrigas de Himler. Para colmo Hitler decide congraciarse los sectores mas conservadores de la sociedad alemana y lo hace subieno la parada a la persecución de los homosexuales, no se trataba de algo nuevo, ya 700 precticantres del sexo contra natura habían poblado las cárceles alemanas en entre 1930 y 1932, es dercir en tiempos de la liberal República de Weimar, antes de que los nazis tomaran el poder. A estos último, al igual que a sus odiados judíos -quienes consideraban el sexo solo donde hay penetración- el lesbianismo les tenía sin cuidado.

Luego llagaron los aliados y liberaron a los reos de los campos de concentración, a todos menos los homosexuales, quienes había sido repudiados por sus compañeros de encienrro y cuyos castigos encarcelamiento ordenado por tribunales nazis, fueron considerados legítimos por los vencedores. Y la cosa no quedó aquí. Una vez restablecida la república Federal Alemana en occidente los únicos ex reclusos de los nazis que se quedaron sin compensaciones por parte del estado fueron los homosexuales. Asi de universal era el rechazo de entonces a lo que hoy se llama denomina con el eufemismo inglés de chico alegre (gay). Como cambian los tiempos.

Retornando al folleto de Hultman. Un momento decisivo en la campaña de aceptación mundial del homosexualismo lo tenemos en el año 2007 cuando por iniciativa del Alto comisionado de Para los Derechos Humanos por la ONU, el jurista canadiense Louis Arbour se establecen los llamados principios de Yogyakarta, donde se explica como el derecho humanitario internacional habría de aplicarse en relación a las inclinaciones homo y bi sexuales, así como en relación a la identidad de Genero. Dictándole así a los estados como estos tenía que actuar en relación a la protección no solo de las personas hbt, sino también el caso de los intersexuales, es decir a quienes no tienen claro desde su nacimiento de su identidad de género.

De este modo, poco a poco nos vamos enterando de cuales son los países la agenda homosexualista ha ganado mayor terrenos, estos son además de la ya mencionada Suecia, Canadá, España, Sudáfrica, Australia, determinados estados de la Unión norteamericana,, Brasil y Argentina – a estas altura debería incluirse México. Del otro lado la escala de resistencia la tenemos comenzando con Arabia Saudita, Irán, Los Emiratos Árabes Unidos, Yemen seguido de un grupo de estados africanos.

En cuanto a China, las relaciones sexuales con el mismo género fuero despenalizadas en 1997, pero Hultman se queja de que cuando los homosexuales son arrestados se les encausa bajo las leyes contra juliganismo por los cuales pueden ser condenados a la pena máxima.

En los países bálticos todavía la tolerancia con los homosexuales no se equipara a la del resto de Europa, allí no se autorizan los festivales de orgullo gay, algo que comos sabemos tampoco permite en Rusia.

Este país es acusado por la autora de acrecentar la represión contra las personas hbt, y a pesar de que le cartelillo de enfermedad ha sido oficialmente retirados para los homosexuales, los gay siguen siendo tratados como enfermos por la población. Lo que mas preocupa a la ensayista es la nueva ley sobre la propaganda homosexualista promovida por el partido de Putin que entró en vigor en la primavera de 2012.

Algo muy diferente ocurre con los Estados Unidos de Obama, quien ha instruido a todas sus embajadas para que estén atentas a la opresión y discriminación de los homo, bi y transexuales, así que la ayuda para estas personas será parte de apoyo económico que ofrece Estados Unidos a nivel internacional. Esto crea la cuestión de que pasará con impotentes aliados de Estados unidos como Paquistán, Afganistán, Egipto, Etiopía, Irak y Sudan, donde los homosexualistas siguen siendo rechazados por motivos culturales y religiosos.

En cuanto a Suecia, por el folleto nos enteramos que 3, 3 millones de coronas de la ayuda para el desarrollo que ofrece este país son destinada a respaldar los derechos de las persona hbt, una cantidad que a la autora le parece “tímida”.

A mi por el contrario me parece una suma exagerada, aunque ridícula se le compara con los recursos que presumo deben haberse destinado a crear no tanto el problema homosexual, cumo la cultura homosexual, un oranismo que crece emparejado con la inmiscusión del estado en la cama heterosexual, mismo persiguiendo a la prostitución hetero, pero no la homo -sin hacer lo mimo con la pornografía- sembrando el pánico el hogar a travez de medios, psicólogos, asesores y organizaciones feministas, incordiando hombres y mujeres, para luego legislar y castigar a la parte masculina del par por presuntan violaciones allí donde solo hay juegos sexuales o en el peor de los casos deseos de alguna avispada de esquilmar a un desprevenido “Don Juan”, del tipo Julián Asange.

Así se va socavando y enlodando de heterosexualidad, mientas se victimiza la homosexualidad para luego elevarla a un pedestal divino, exactamente como hacían los pueblos primitivos.

Volviendo a Cuba

No se puede decir que la batalla homosexualista ya esté ganada en Cuba, pero que sus activistas están a la ofensiva, ganando trechos día a día es una verdad incuestionable.

En realidad existe un cierto respaldo institucional a este movimiento desde que el oficialismo comenzó a succionar fondos internacionales, como esos que ya vimos destina Suecia (y no solo ella) para las campañas de aceptación y luego promoción de la homosexualidad. El estado lo cubano lo hace mediante un órgano paraestatal como es el Cenesex que dirige Mariela Castro, Centro al que le sale competencia desde la sociedad civil cuando nace, en mayo de 2011 y desde la disidencia política el Observatorio Cubano de los Derechos de la Comunidad LGBT. Se trata del grupo encabezado por la activista lesbiana Leannes Imbert, que el 28 de junio de 2012 solicitó al Parlamento cubano la aplicación en la isla de los Acuerdos de Yogiakarta

Menos confrontacional, resulta el proyecto homosexualista “Arcoiris” cuyo acto público más reciente ha sido la entrega al Departamento de Desarrollo de Colecciones de la Biblioteca Nacional “José Martí”, de un disco compacto donde se compilan los boletines de La Noticia LGBT al día publicados entre diciembre 2008 y marzo de 2011, cuando sectores antihomosexualistas del aparato estatal frenaron el proyecto.

El estado cubano tienen compromisos internacionales que le hacen navegar a contracorriente de lo que predican o piden dentro del país de la tres carrileras del homosexualismo arriba mencionadas. Por ello y a pesar de que la cubana ha sido una cultura relativamente tolerante como el homosexualismo, La Habana, tomó partido a favor de Moscú cuando por iniciativa rusa se propuso al El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas una ley que pide tener en cuenta las características culturales, históricas y religiosas’ para evaluar los derechos humanos. Se trata sin duda alguna de frenar la ingerencia en el tratamiento interno que se le da, entre otros aspectos de los derechos humanos, al problema HBT y que ha recibido además del respaldo cubano y ruso, el de la Liga Árabe, Angola, Bangladesh, Burkina Faso, Camerún, China, Congo, Djibouti, Ecuador, India, Indonesia, Jordania, Kuwait, Kirguistán, Libia, Malasia, Maldivas, Mauritania Filipinas, Qatar, Arabia Saudita, Senegal, Tailandia y Uganda. Al final para espanto del movimiento gay internacional la resolución fue aprobada por 25 votos a favor, 15 en contra y siete abstenciones.

Pero se trata a todas luces de una maniobra para encajar en los intereses extranjeros, mientras tanto, al interior, el homosexualismo cuenta como una ambiente político general que favorece su crecimiento y aceptación, no solo dentro de población en general, sino también entre intelectuales mas o menos críticos, como hemos visto con el artículo de Eduardo del Llano que da origen a este escrito.

Los mensajes que no olvida la hija de Oswaldo Payá

29 Oct

Foto de Rosa María junto a su padre Oswaldo Payá. Con ella iliustra su cuenta de Twitter, desde donde lamente los “olvidos” de Aron Modig.

Aron Modig ha evitado responder los emplazamientos públicos hechos desde la prensa sueca por la Sociedad Académica Euro cubana, donde se le cuestiona su extraño comportamiento ante los medios que le entrevistaron en Cuba.

En cambio, el político democristiano, ha tenido la gentileza de conceder una entrevista a la publicación Misceláneas de Cuba, publicado en el 26 de octubre de 2012 en Youtube. Aplausos para los misceláneos.

Es una pena que los colegas de Misceláneas no aprovechasen la ocasión arrancar a Modig de los brazos de la amnesia que le acompaña desde su arresto por las autoridades cubana.

Era esta la oportunidad trasmitirle al líder juvenil el cuestionamiento realizado tres días antes, el 23 de Octubre, cuando Rosa María Payá, atada a la isla por a la burocracia a pesar de la sonada reforma migratoria, escribió en su cuenta de twitter:

“Arong Modig da entrevistas pero no mencionó el sms que desde su celular decía: Ángel dice que un auto nos golpeó y nos sacó de la carretera.”

Y nadie crea que el olvido de los comprometedores mensajes tiene algo que ver con la latitud de estos lares.

Durante el Juicio que se le siguió a Carromero en Cuba y por el que fuera condenado a cuatro años de prisión -cinco menos de los que según las leyes cubana se puede llegar a castigar un “homicidio imprudente” como el que se supone, cometió el “gallego”, como si la “justicia barriese para su lado- no se dijo ni una palabra sobre el asunto y eso que su abogada era “de primera”, según nos cuenta cierta prensa comprometida con La Habana. Y por lo visto en el futuro tampoco se va a hablar una vez que sabemos que el dirigente de Nuevas Generaciones (NNGG) aún declarándose inocente no recurrirá la sentencia y no ha de ser precisamente porque Carromero este dispuesto soportar la prisión del comunismo tropical.

Y de España ni le cuento, una vez que se supo allí de la renuncia de la defensa a apelar la sentencia Carromero el Ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo ha iniciado los contactos con el Gobierno cubano solucionar el caso, pidiendo ante todo “prudencia” y “discreción”, ucase acatado por todos los grupos parlamentarios y cuestionado desde la sociedad civil, con mas dignidad que todos estos politicastros (nunca mejor dicho) sólo se alzan un par de voces, la de dos extrajeros; la Regis Iglesias a quien ya he mencionado en otro artículo y la de su compatriota Carlos Payá, el hermano de Oswaldo.

Veremos cuando saldrán a la luz esos dichosos sms de los que nadie se atreve a hablar los mismo en La Habana, que en Madrid que en Estocolmo, como si se tratara, como declarara recientemente mi colega Germán Díaz Guerra a Radio Paz de Miami, de una conjura internacional, un pacto de silencio que por lo visto busca ocultar algo muy comprometedor en la muerte de Payá.

Apropósito de la Muerte de Menoyo: rescate de una vieja nota. Editorial Cuba Nuestra y testamento del Guerrillero

28 Oct

MENOYO EN LA HABANA: ¿COMIENZA LA TRANSICION?

Por Carlos M. Estefanía Aulet*
Colaboración
Suecia
Cuba Nuestra
La Nueva Cuba
Agosto 16, 2003

Conocí al comandante guerrillero Eloy Gutiérrez Menoyo durante su visita a Suecia en 1995. Me pareció convincente su discurso en el Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo el 10 de noviembre de aquel año; lo publicamos íntegramente en el número 4 Cuba Nuestra (enero febrero de 1996, versión impresa).

Ahora la agenda de Menoyo parece haber cosechado su mayor éxito, así lo anuncian los medios informativos iberoamericanos al dar a conocer el 7 de agosto 2003 que el líder del grupo Cambio Cubano de Miami, podrá fijar su residencia en Cuba para trabajar por un espacio “para la pluralidad”.

Ya comenté la estrategia de Menoyo en mi trabajo “Vindicación del Diálogo”, escrito en la lejana fecha del 7 de mayo de 1997. Entonces sugerí que si a Menoyo no se le invitaba a Cuba, sería el gobierno quien perdería más.

Menoyo ha sido consecuente en su posición de entonces, el que parece haber cambiado es el gobierno cubano, que en los momentos de mayor aislamiento y presión internacional aprende la lección y autoriza a su opositor pacífico a establecerse definitivamente en Cuba. De tal modo Cambio Cubano obtuvo el primer gran triunfo de su agenda: el derecho tantos años solicitado a trabajar por el “cambio” en territorio “cubano”. Es lo que proclamaba desde que fundó la organización Menoyo, quien ha dicho que trabajará, siguiendo una política socialdemocrática, tanto con los funcionarios del gobierno que se dignen a recibirle como con los sectores de oposición que tengan una actitud equidistante de la Sección de Intereses estadounidense.

En el exilio los ataques no se hicieron esperar. Si me fuese a guiar por las notas que de allí que llegan a mi buzón digital Menoyo sería: “parte del aparato estatal castrista. Su presencia es parte de la campaña del régimen para confundir y tratar de ganar tiempo y fondos para mantenerse en el poder”.

Hay quien llama a vigilar su la línea de trabajo ya que: “al parecer este forma parte de un plan para representar los intereses de la Internacional Socialista en Cuba, ¿con quiénes va a trabajar? Bueno ya sabemos que no será con Marta Beatriz ni con Biscet, “Kastro” sabe quitar del camino lo que realmente le estorba y éstos están presos, así que me imagino que será con Elizardo Sánchez, con Payá y con Vladimiro, que siguen más o menos esa ” misma línea”, socialdemócrata. Creo que debemos observar muy atentamente cuál será la actitud del gobierno cubano”.

Ciertamente la línea socialista democrática de Menoyo, al parecer, será legitimada por quienes, a golpes de sacrificios, palizas y cárceles han defendido esa misma orientación ideológica dentro de la isla. Según EFE, Vladimiro Roca, (líder del Partido Socialdemócrata de Cuba), declaró que la noticia “le sorprendió agradablemente”, considerando como un buen ejemplo por parte de Menoyo su renuncia al exilio y la decisión de asumir los riesgos de quienes hacen oposición en Cuba.

Por su parte otro socialdemócrata convicto y confeso, Elizardo Sánchez Santacruz, consideraba buena la decisión de Gutiérrez Menoyo porque: “Cuba es el escenario principal donde se van a decidir los destinos de la nación”. Sánchez valoró a Menoyo como un hombre valiente, aunque lamentó que el líder de Cambio Cubano haya descalificado a la disidencia interna sin mostrar solidaridad con los presos políticos.

En mi opinión el distanciamiento histórico de Menoyo con el movimiento democrático de la isla ha sido el precio pagado para poder clavar la cuña, que para el totalitarismo sería el establecimiento en la isla de una oficina de Cambio Cubano.

Según Elizardo Sánchez la permanencia del ex comandante revolucionario en Cuba puede ser “una decisión tomada al más alto nivel dentro de la Isla”. Sin dudas, como dice el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, si Menoyo ha recibido derecho a establecerse en Cuba es porque la elite del poder lo ha autorizado.

También podría tener razón el crítico que aseguraba que la presencia del Comandante del Escambray, en lugar de una señal de movimiento, sea parte de la campaña del régimen para “confundir y tratar de ganar tiempo” ¿que otro remedio le queda en la situación en que se encuentra?

Lo que no comparto de ningún modo es la posición de quienes acusan a priori a Menoyo de ser agente del gobierno, sin pruebas convincentes, sólo porque sigue una línea política diferente.

Sin dudas el régimen tratará de utilizar a Menoyo de cara al mundo, del mismo modo que Menoyo utiliza hoy la debilidad del régimen de cara al Cambio. Démosle pues una oportunidad al viejo guerrillero.

El hecho indiscutible es que desde el momento en que se le concede residencia en el país a alguien que ha declarado abiertamente el carácter dictatorial e intransigente del sistema imperante [aunque también haya criticado los métodos radicales de sus enemigos], la dictadura ha dado “un paso atrás”. No la ayudemos a dar “dos hacia adelante” con nuestra falta de fe e incomprensión.

Estamos en presencia de jugadas peligrosa por ambos lados, y quizás también del inicio de la verdadera liberación de Cuba, tal como la espera la mayoría de su pueblo, por la vía pacifica y de la reconciliación. El gobierno ha hecho una concesión y eso es en cualquier sentido un paso liberalizador, debemos aplaudirlo con la misma fuerza que condenamos cada giro en sentido inverso que da la dictadura a la tuerca de la opresión. Estemos claros que el día en que el régimen apesadumbrado por sus contradicciones internas y externas, se disponga a transigir definitivamente, lo hará de manera gradual. Su apertura a la democracia por supuesto no la discutira con los grupos beligerantes o quienes hablan de revancha, sino con organizaciones intachablemente moderadas y conciliatorias como Cambio Cubano.

Castro ha movido fichas, queda a Menoyo la próxima jugada; deberá hacerla con tino para que su dama no sea comida o por la pieza del colaboracionismo o por la de la intransigencia, ésas que paralizan por igual de la evolución de Cuba hacia su libertad.

……………………………………………………………………………..

Descansa ya, guerrero de la Paz

A la derecha el comandante guerrillero Eloy Gutierrez Manoyo

Este 20 de Octubre ha muerto Eloy Gutiérrez Menoyo. Había nacido en Madrid el 8 de diciembre de 1934, trayéndose a Cuba, con la emigración de sus familia, los aires de la confrontación que destrozaba su país.
Y así aquellos vientos que se desataron en nuestra propia tormenta, la que sostuvieron durante casi 6 años el gobierno de entonces y los combatientes antibatistiano, entre los que se encontraban Eloy y su hermanos Carlos, caído en el asalto al palacio presidencial.

Carlos Gutiérrez Menoyo. Hijo de Carlos Gutiérrez Zabaleta, médico y militante en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se exilia en Francia al concluir la Guerra Civil de España y se alistó con las tropas francesas y estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Al término de la Segunda Guerra Mundial, Carlos y el resto de la familia viajan a La Habana, Cuba. Se incorpora al Directorio Revolucionario y participa, acompañado por su hermano Eloy, en las acciones del Asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957, como dirigente de la operación donde muere. con Información de Ecurred

Instituto Preuniversitario en el Campo bautizado con el nombre de Carlos Gutierrez Menoyo por el mismo estado que mantenía en prisión a Eloy, hermano del combatiente antibatistiano. Foto tomada del sitio del Instituto en Facebook.

Lo que no podían sospechar aquellos revolucionarios es que con su sangre o la que derramaban del bando contrario labraban el campo para una nueva tiranía, contra ella y renunciando a todos sus cargos, como un “Che” de la democracia volvió a alzarse en armas aquel españolito aplatanado, quien tras ser herido en combate terminó siendo condenado a 30 años de cárcel.
En medio de su desgracia tuvo la fortuna de que sobre el cayera la mirada de la socialdemocracia en la figura de su compatriota y entonces jefe de Estado Felipe González, a quien debe las gestiones por las que en 1986 resultó amnistiado.

Cargado de ideas de la prisión y fue con ellas, y enterrando el hacha guerrera con las que volvió a pelear por su segunda tierra, Un día lo vimos en Suecia, allá por el 1995. Si su anfitrión de ese momento, Pierre Schorí (brazo derecho del extinto Olof Palme), entonces con el poder necesario, le hubiera apoyado podría haberse creado Menoyo una auténtica base política entre aquellos exiliados que a pesar de su anticastrismo llevaban en la sangre los valores del socialismo.

Pero Menoyo estaba mal guiado, llevado de la mano, sin saberlo por el Diablo, alguien quien mas temprano que tarde se manifestó como un cómplice del gobierno cubano: René Vázquez Díaz. Algún día nos dirán los historiadores cual fue la dimensión de su responsabilidad en el hecho de que el la doctrina de “Cambio Cubano” no echara raíces en el exilio político que por estos hélidos lares se estaba gestando.

Gutiérrez Menoyo continuó su lucha frente al régimen interminable de los Castros, respaldado por los pocos acólitos de su grupo Cambio Cubano, marcando distancia con el resto de la oposición a la que denuncia por una corrupción que tiene mucho de cierta, sin establecer otra alianza que de manera ocasional fragua con sus correligionarios de Arco Progresista.

Dijo en Cuba cuatro verdades, contra unos y contra otros, y aunque tolerado no avanzó demasiado, mas allá de convertirse en un referente moral que no puede ser negado, ni siquiera por sus enemigos de “izquierda” y de “derecha”.

En todo caso tuvo un gran mérito, raro en una generación violenta que quiere morir de un odiando con las botas puestas. Fue capaz de iniciar una nueva guerrilla cubana, la partida solitaria, desguarnecida, olvidada, pero no por ello menos heroica que la del sacrosanto Guevara, pero mucho mas humana y noble que la boliviana, por ser la de veterano comandante, una guerrilla cuyos humos no emergen de cañones, sino de la pipa de la paz.

Descansa Eloy tranquilamente, nada malo te aguarda del otro lado que si tuviste muertos alguna vez, ellos, por tu sufrimiento en prisión, tu cambio de vida y acción, hace tiempo, te habrán perdonado.

Venga a los familiares y amigos de luchador fallecido estas condolencia de una revista que se siente en deuda con Menoyo, como debe estarlo todo hijos de la patria cuyo nombre tomamos prestado.

Testamento político de Eloy Gutierrez Menoyo publicado tras su muerte en diversos periódicos españoles

El año 1959 registró un acontecimiento que parecía marcado por la poesía: la Revolución Cubana. De aquella Revolución, esparcidos por la isla y por el mundo, quedan hoy restos dolorosos de un naufragio. En el 2003 regresé a Cuba. Enemigo en un tiempo del Estado cubano y percibido así oficialmente, intentaba una actividad pacífica que fecundara a favor de un espacio político. Durante años, desde el exilio en visitas puntuales a Cuba, habíamos dialogado con este gobierno con vista a una apertura política. Con el país hecho añicos, sin el socorro de la desaparecida esfera comunista, no le quedaba a Cuba otra salida que no fuera el cambio.

Así se lo manifesté a Fidel Castro en nuestros encuentros que consideré breves pero sustantivos. Sin embargo, desde mi llegada sorpresiva, no se me ha extendido el carnet de identidad ni se me ha otorgado el espacio político que se discutió en un tiempo. Es cierto que se ha tolerado mi presencia pero ello ha ocurrido bajo el ojo orwelliano del Estado que se ha preocupado por observar de cerca a nuestra militancia.

En el tiempo que he pasado aquí, he visto también la destitución de sus cargos de algunos de los funcionarios oficiales que compartieron conmigo y otros activistas de Cambio Cubano, no sólo la preocupación por los problemas que asolan a nuestro pueblo, sino también la urgencia de producir la necesaria apertura política. Esa apertura política traería consigo grandes transformaciones que se hacen impostergables y para las cuales no faltó en los momentos de nuestras conversaciones cierto estímulo alentador por parte del más alto liderazgo de este país.

Hoy día, sin perder mi fe en el pueblo cubano, denuncio que aquella empresa, llena de generosidad y lirismo, que situaría de nuevo a Cuba a la vanguardia del pensamiento progresista, ha agotado su capacidad de concretarse en un proyecto viable.

Comparto esta realidad con los mejores factores del pueblo cubano, estén en el gobierno, en sus depauperadas casas o en el exilio, y asumo la responsabilidad de este tropiezo a la vez que me reafirmo en las ideas que en su inicio suscitaron la admiración de amplios sectores cubanos e internacionales. Hago esta declaración en medio también de un diagnóstico médico en lo que va menguando mi salud personal. Asumo la responsabilidad de esta batalla y no me amedrenta el hecho de que algunos puedan calificarla de fracaso. La voluntad de perpetuarse en el poder de Fidel Castro ha podido en este caso más que la fe en la posible renovación de los mejores proyectos cubanos desde fecha inmemorial. ¿Cuál es la Cuba a la que me enfrento hoy en medio de mi enfermedad? Es una Cuba desolada en la que el carácter ético del proceso de 1959 se ha hecho inexistente. El ciudadano ha ido perdiendo consciencia de sí mismo: se resiste aunque a veces no lo exprese y la juventud se sustrae y convierte el deseo de escapar en una obsesión desmesurada. Grandes sectores de la gente de a pie ya sabe de memoria que esta revolución ya no tiene sentido moral. El cubano ha ido perdiendo su esencia. Sobrevive en la simulación y en ese extraño fenómeno del doble lenguaje. Las estructuras son irracionales. La extranjerización de la economía se monta precariamente sobre una fórmula absurda y desbalanceada que excluye el protagonismo y la iniciativa nacional.

El gobierno que pregonó ser del pueblo y para el pueblo no apuesta por la creatividad y la espontaneidad nacional y el sindicalismo brilla por su ausencia.

Me ha tocado vivir de cerca la ardua faena de intentar hacer oposición en este país. He sido firme en mi posición independentista y en mi llamado a marcar distancia de cualquier proyecto vinculado a otros gobiernos. Pero el gobierno cubano ha sido tenaz en su minuciosa labor de hacer invisible a la oposición, a la que se coacciona y cohíbe de movilizarse y no se le permite insertarse en las áreas importantes de las comunicaciones o la legislación.

¿Cómo indemnizar a un país a 50 años de disparates contra su ciudadanía? ¿Cómo se indemniza a un pueblo de tantos daños directos contra la colectividad y el ciudadano? ¿Cómo se le indemniza de los errores por consecuencia?

El gobierno cubano no deja duda de su incapacidad de crear progreso. Como resultado de esta realidad el cubano deambula sus calles como un ciudadano disminuido, inquieto, triste e insolvente. En la mentalidad de los que se aferran del poder a toda costa ese ciudadano es el modelo y candidato perfecto a la esclavitud. La constitución no funciona. El sistema jurídico es una broma. La división de poderes no es siquiera una quimera. La sociedad civil es, como el progreso, un sueño pospuesto por medio siglo.

¿Burla la justicia la madre desesperada que busca leche para su hijo en la bolsa negra? Hace unos 60 años, Fidel Castro se dirigió a un magistrado, en medio de una dictadura pero con prensa libre como testigo, y explicó que si se le acusaba por uso de fuerza militar revolucionaria, ese agravio, ese desacato a la ley, y aquella querella oficial contra él, debían ser desestimados ya que el gobierno existente era producto ilícito de un golpe de estado. Aquella lógica, inexpugnable y cierta, podría aplicarse hoy día, en nombre de la oposición para decir que el gobierno cubano hace un grosero uso del poder absoluto y que su consolidación a perpetuidad es una intolerable disposición testamentaria. Se usaría bien aquel planteamiento de Fidel ante un magistrado para decir que nadie puede hacerse custodio eterno de un país ni llevar adelante una meticulosa empresa de abolir la realidad y de paralizar el avance. También se me ocurriría preguntar dónde está la dirección originaria del proceso por el que murió mi hermano Carlos o cuándo terminará la desazón de sentir que el futuro está hipotecado. Durante 50 años de destreza política y control policiaco el cubano ha sido un verdadero héroe de la subsistencia dentro de un laberinto dialéctico. Ha manejado el desencanto y el extravío y el desdoblamiento y la fatiga. ¿Qué tiene de nuevo que decirle este gobierno a ese cubano acerca de su destino incierto? Según los médicos, mi diagnostico es irreversible. Voy sintiendo que cada día será más opaco y a la vez más cierto en la brevedad de mi destino. No temo el diagnóstico que parece ser una ruta y la caminaré con calma y con esperanza en el futuro de Cuba, esta tierra de hombres y mujeres inigualables. Quisiera decir que me reitero en las ideas que alentaron en mí y en mis hermanos mis padres generosos; ni tamizo ni renuncio a mi vinculo con la socialdemocracia, una vinculación que es, cada vez más, a partir de la visión incluyente de la historia; las posibilidades de éxito de cualquier visión política se engrandecen o achican a partir de la generosidad y el sentido de compromiso colectivo, la capacidad de acuerdo de sus portadores.

Si ofendí a alguien, si los fantasmas de las diferentes contiendas me tentaron a faltarle a la generosidad, pido benevolencia, al igual que olvido a quienes pudieron haberme juzgado de manera apresurada hoy reflexiva. Creo haber servido a Cuba en diferentes etapas por encima de los errores de mi autenticidad, de cualquier falta de visión de mi parte o de cualquier terquedad en el camino. Durante la revolución, creo haber sido una voz de humanismo que se manifestó quizá mejor en el sentido de oponerme a los fusilamientos. Haber vivido en mi infancia la guerra civil española me había preparado para intentar al menos el dominio de las pasiones. No creo haber sido de los que permitieron el reverso del sueño que acabó en convertirse en la peor pesadilla. Alguien podría interpretar este documento como un lamento pesimista. Sin embargo, no es ese su propósito como no va en él ninguna forma de cólera aunque me haga eco de estos duros quebrantos de la familia cubana a la que me uní desde mi niñez al llegar a Cuba como miembro de una familia de exilados españoles republicanos. Mi optimismo se basa en la fuerza telúrica de esta isla; en la ternura infinita de la mujer cubana; en el poder de innovación de su gente más sencilla. La herencia de perdurabilidad de la Nación cubana resistirá todos los ciclones de la Historia y a todos los dictadores. Varela es más que una seña. Maceo es más guía que guerrero admirable. Martí no es una metáfora. La suerte llegará. Cuando el último cubano errante regrese a su isla. Cuando el último joven nacido en Madrid, en Miami o en Puerto Rico se reconozca en la isla. Cuando sanen las heridas y desaparezca el dolor habrá un pueblo que tendrá cautela de celebrar su nueva dicha y de cuidarse de magos iluminados y de proyectos mesiánicos. Porque, no importa cómo, la suerte llegará: delgada, silenciosa y frágil como una mariposa llena de júbilo, como una señal para este pobre pueblo que merece algo mejor. Yo sé que habrá una mariposa que se posará en la sombra. Me habría gustado poderle decir que habría querido dar más; acaso ella habría entendido que sólo pude dar mi vida y que tuve el privilegio de ser parte de esta isla y de este pueblo.

Un racista sueco llamado August Strindberg

27 Oct

En la nota sobre el tema del escándalo sobre Tintín y el racimo, había yo prometido escribir el próximo artículo dedicado un August Strindberg que cojeaba de esa misma pata. Disculpe el lector sino es hasta ahora que encontré la oportunidad para abordar algo que descubri el día en que cayó en mis manos el libro “Radikalare än Hitler?” (¿Mas radicales que Hitler?) escrito por Göran Dahl, profesor de sociología en la Universidad de Lund, quien escribe entre otros temas sobre la critica de la cultura, el psicoanálisis y las políticas conservadoras.

Había comprado ese libro sin sospechar que en su interior me toparía con un Strindberg para mi desconocido, movido por el tema general que aborda, el de las corrientes ocultistas de principios de siglo XX que entroncaron con el nazismo. Un fenómeno curiosísimo del que supe gracias a un libro que amo, tanto que lo envié a Cuba para que lo leyeran mis seres queridos y luego lo hice regresar a Suecia: Me refiero a un libro que adquirí en las calles de Madrid, por “cuatro perras”: “El Mandril de Madame Blavatsky“, un estudio muy bien escrito de P Washington, la obra mas contundente que he leído contra esos movimientos espirituales que hoy engloba la llamada nueva era, de los que sin que muchos sepan también bebió el nacional socialismo, creando un raro maridaje entre ciencia y mitologías que termina por dejarnos estupefacto. Por el supe de la afición de Hilter por el ocultismo , así como de sus consultas a astrólogos oficiales antes de tomar decisiones importantes, aficción semejantes tenían otros dirigentes nazis como el teórico racial Alfred Rosenberg, seguidor de Gurdjieff o Hess, adepto al pensamiento de su tocayo Rudolf Steiner.

Por cierto hace algunos años se generó una gran debate en Suecia en relación a las escuelas Waldorf, basada en en el steinerismo, las cuales fueron acusada poco menos que de sectas cuando no de fascistas.

La esoteria nazi

¿Quién no conoce de las búsquedas hitlerianas en el corazón de Asia, gracias a la película “7 años en el Tibet“, o el libro del mismo nombre escrito por Heirich Harrer?

Allí se narra la expedición enviada aquella región asiática por la “Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana”), mas conocida como Ahnenerbe, presidida por el propio Heinrich Himmler, el objetivo era identifica el punto de nacimiento de una raza de la que descenderían tanto los pueblos nórdicos como las aristocracias chinas y japonesas, una raza que supuestamente no había surgido de la evolución, sino llegado del cielo para establecerse en la Atlántida.

No se hasta que punto la expedición nazi habría podido confirmar esta locura, mucho mas acertado parece ser la afirmación de su responsable, el biólogo Ernst Schäfer, de que el Yeti no era otra cosa que una especie de Oso. Por cierto hay una historieta de Tintín de 1960 en la que este viaja al Tibet y se topa nada más y nadamenos que con el propio Yeti.

Strindberg bebe de la misma fuente

Los antecedentes de todo lo anterior nos lo explica Göran Dahl en su libro, particularmente en la parte que dedica la “ariosofía” como antepasada ideológica de los nazismo. Se trata de una suerte de teosofía germanizada que emerge en la Viena de la década de 1890, es decir la la ciudad cosmopolita donde una joven Hitler soñaba hacerse pintor y en la que se mezclan ciencia ocultismo y astrología, un movimiento que tiene como figuras principales al austriaco Guido Von List, así como siciliano Adolf Lanz, alias Jörg Lanz, o Lanz von Liebenfels, con quien Strindberg parece haber mantenido correspondencia y hasta haber sido miembro de su organización esotérica Ordi Novi Templi (ONT), desde el año 1898 hasta el de su muerte, 1912.

Nada, que como Breivik, el terrorista islamófobo de Oslo, Stridnberg también nos salió “templario”.

En su principal obra, publicada en 1904 ” Theozzologie oder die Kunde von den Sodoms-Äfflingen un dem Götter-Elektrom, Liebenfels aseguraba que el paraíso original quienes gobernaban eran los arios quienes habían sido traicionados por sus mujeres las cuales se dedicaban a la sodomía y el sexo con los monos, como resultado de estas relaciones habían surgido los Tschandalas” -llamados popularizadios por el dramaturgo sueco  con el término de “Äfflingar” de la palabra alemana “affe”que signfica mono,  en una traducción al danés de su relato Tschandalas- los medios monos d la actualidad representados, según el ariósofo por los gitanos y los judíos. La solución al problema que ya entonces proponía Adolf Lanz era la de exterminar aquella raza “degenerada” usando recursos como la deportación a Madagascar, la cárcel el hambre o la esterilización. Medidas que como se sabe fueron puestas en práctica pocas décadas después y no solo por los nazis.

Strindbeg admiraba las ideas de Liebenfels con quien se carteó desde a comienzos del siglo XX hasta que el escritor teatral fallece. Estaba además suscrito a la revista Ostara que publicaba el ocultista siciliano desde el año 1904 y que duró hasta 1918, publicación en la que aprecerá un sentido obituario con motivo de la muerte del escritor escandinavo.

Del pensamiento racista de Strindberg volví a tomar nota el 6 de septiembre pasado durante la inauguración de la exposición titulada ¿Era Stridberg racista? en el centro Multicultural de Fittja, allí podían leerse textos del famoso dramaturgo cargados de la xenofobia usual en la época, pero que no se justifican en la pluma de un hombre cultivados, capaz de abordar en su obra temas universales y de penetrar en el alma humana como pocos escritores suecos de su tiempo supieron hacer.

HPIM4466

Aunque no me dedique a contrastarlas detenidamente las frases parecen entresacadas de un folleto publicado por el Centro Multicultural con motivo de la exposición, cuya portada estaba ilustrada con un autorretrato realizado por Strindberg en 1886.

HPIM4461
En él se explica que el aporte del Centro, al “Año Strindberg”, 2012, ya que se ha pasado por alto la relación del esc ritor con el pensamiento racial de su tiempo, es precisamente llamar la atención sobre ese aspecto.

HPIM4462
Tras caracterizar la “bella época” en que le tocó vivir a Strindberg, preñada de colonialismo y antisemitismo, se exponen una serie de citas del escritor que dilucidan por sí mismas si  el autor era o no racista.

HPIM4463

Aquí vemos un Strindberg que a despecho del antirusismo propio de sus compatriotas cifra sus esperanzas en Rusia como parabám contra el “peligro amarillo”, que pide que echen a los chinos como hacían los norteamericanos. Lp paradójico es que al final de su vida, terminó estudiando chino como hacen hoy sus coterráneos.

HPIM4464

A los negros, si bien los consideraba humanos los equiparaba con los blancos idiotas y en virtud de ellos cuestionaba el que se le concediesen los derechos ciudadanos.

HPIM4465

En cuanto a su descripción física y moral de los judíos, juzgando por lo que se muestra, esta parecería haber servido de modelo a la propaganda antisemita esparcida primero por la Rusa Zarista y luego por la Alemania Nazi. Strindberg no muestra la menor piedad con los judíos de su época, ni siquiera con el que fuera su propio editor y eso que declaraba que no los odiaba.

Si es bueno aclarar que el antisemitismo sueco estaba muy ligado al pensamiento del movimiento obrero -con el que Stridberg se vinculara al final de su vida- que identificaba al hebreo con el plutócrata y ciertamente la socialdemocracia nació viciada de ese mal, siendo como fue uno de sus patriarcas, Carlos Marx a pesar de sus orígenes judíos, uno de los críticos mas hirientes se esa comunidad.

Contra los gitanos escribe el tramaturgo su relato Tschandala, de 1889, donde sublima una historia acaecía a el mismo cuando se le acusó de haber embarazado a una gitana menor de edad. En su novela se trata de un honesto maestro de raza aria en de la Escania (Skåne) de los años 1600 que trata de ser timado por un malévolo gitano.

Por cierto cuando una contempla las fotos de Strindberg, rubio, de ojos claros y frente ancha recuerda mucho al modelo de sueco puro que uno encuentra ojeando los libros de Instituto racial de Uppsala, paradójicamente si en algo se muestra el escritor universalista en el asunto de la “suequidad” abordado al final del folleto, donde se extrae un fragmento de un artículo de 1886 donde afirma “El ser sueco no es peor que ser otra cosa, tampoco es mejor”

Aleluya, el racista no no resultó ser nacionalista.¿ y que más da?

Portada arriba y contraportada abajo del folleto publicado por el Centro Multicultural para la ocasión.

Por último quiero agregar que fue la inaguración de la muestra la oportunidad para escuchar en persona al profesor Göran Dahl, hablando de contenido de su obra sobre los predecesores ideológicos del nazismo y por supuesto del encantamiento de Stridberg con algunas de las ideas de estos. Y creo tras escuchar la charla y vover a revisar el libro que las editoriales del continente comenzando por las españolas deberían traducirlo, como un aporte a la comprensión de los orígenes ideológicos de la intolerancia y el miendo al otro que día a día se acrecienta más, en el viejo continente.

Miniatyrbild
Strindberg och det esoteriska rastänkandet (1)

¿Qué empaña un Carromero en España?

20 Oct

Àngel Carromero durante un debate en el programa de Televisión Española “”12 de Octubre: España UNA y no CINCUENTA Y UNA”

La condena de Carromero según un medio “alternativo”

En Cuba tenemos la muestra viva de las falsas expectativas que encierra toda esa euforia despertada en el mundo por las posibilidades para el activismo democrático de los medios alternativos que representan desde las radios locales hasta la creación de espacios y redes sociales en la red digital. Y es que muy rápido se olvida con facilidad el hecho histórico de que cuando el ciudadano va el poder está de vuelta, lo mismo en esa isla tropical que en China o en Irán, en Venezuela o España, en Rusia o Estados Unidos, o en la misma Suecia desde donde escribo, vaya para que nadie me acuse de estar ideológica o nacionalmente “comprometido”.

Si con el desarrollo tecnológico fácil le resulta a un ciudadano crear nuevos espacios para la expresión, comunicación y la acción colectiva, mucho mas fácil y económico resulta al poder mimetizar, infiltrar y contraponer esas mismas redes a sus objetivos originales emancipatorios.

Ahí lo tenemos en esa red de blogs y paginas de Internet que se hacen llamar alternativos, y que no hacen que reproducir los que el gobierno cubano quiere que se diga, en ocasiones adelantándose a los medios oficiales, confundiendo así al desprevenido navegante que ya no creen en Granma o Juventud Rebelde pero si desea saber la opinión de un ciudadano de a pie o por lo menos de un equipo independiente.

Un caso típico en esta estrategia es el de Cubadebate, sitio que se presenta a sí mismo como “Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba” y en que si bien podemos encontrar información interesante, exige del lector una actitud critica que le permita discriminar la verdad de la mentira en numeroso artículos de alto grado de tendenciosidad, cuando no abiertamente difamatorio contra la Cuba que representan aquellos ciudadanos que dentro o fuera del país discrepan de su gobierno.

Como parte de esta privilegio informativo del que goza Cubadebate tenemos la información de “primera mano” ofrecida el 15 de Octubre de 2012, bajo el título de Dicta Tribunal Sentencia Condenatoria contra ciudadano español Ángel Francisco Carromero Barrios, dando a conocer al mundo que la sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma había declarando a Carromero Barrios responsable del delito de Homicidio de dos personas se tratan de Oswaldo Payá y Harold Cepero, a los que ni siquiera se les menciona por sus nombres.

Según Cubadebate como consecuencia de tal imprudencia el tribunal sancionaba al español a cuatro años de privación de libertad. Se trata de la cifra perfecta para lo que se venía cocinando desde días atrás entre los regimenes del Partido Popular de España y el Partido Comunista de Cuba, tal para cual.

Esta condena habría sido la gran oportunidad para que la Fundación Hispano-Cubana, demostrara tanto su compromiso con la memoria del difunto lider del Movimiento Cristiano Liberación, como la independencia que proclama su presidente Guillermo Gortázar Echeverría, con respecto al Partido Popular en el video entrevista titulado: Un encuentro a la luz de futuras transformaciones democráticas. realizado por proyectociudadanocubano   publicado en la red en el 2 de marzo de 2012

Tales objetivos los haría alcanzado la Fundación alzando su voz en demanda de una investigación alternativa que esclarezca la muerte de Oswaldo Payá, como reclaman su hija y su esposa desde Cuba.

Sin embargo todo lo que encontrarnos en su página al respecto es una breve reseña de la información ofrecida por Cubadebate que reza así:

ANGEL CARROMERO, CONDENADO A CUATRO AÑOS DE PRISIÓN EN CUBA
La noticia está publicada en la web oficialista Cubadebate y ha sido confirmada a Libertd Digital por fuentes del PP. El español, según dicha web, ha sido condenado a cuatro años por un delito de homicidio al considerar probado que el accidente de tráfico en el que murió el disidente Oswaldo Payá se debió a la “conducta imprudente” del español.

La Fiscalía había pedido siete años de cárcel en el juicio, que se celebró el pasado 5 de octubre en la ciudad de Bayamo. La defensa, por su parte, reclamó la libre absolución.

La decisión, añade la página, puede ser impugnada ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular.

Un texto frío, pulcro e inocuo, puramente informativo, sin posiciones ni reacciones, que no hace daño ni aquí, ni allá, que demuestra que es muy fácil hacer oposición y disidencia desde distantes riveras, mas cuando la candela se acerca, lo mejor es responder complacencia, en este caso aceptando la diplomacia de la aceptación con la que , el actual gobierno español está siguiendo el caso de Carromero, aunque se deje a la verdad en el atolladero.

Carromero se apaña

Ya lo está pronosticando desde hace día en Miami, La Tarde se mueve, el programa radial de la burguesía castrista en esa ciudad norteamericana, una burguesía pura y dura, que poco tiene que envidiar a la que sostiene a los populares españoles, olvídese usted del discurso pseudo izquierdista, con el que la parte cubana oculta su condición de clase, para ser mas exactos, de “nueva clase”.

La suerte de Carromero está echada y aunque parezca no es tan mala. No importa que el bello durmiente de Jens Aron Modig al conocer la noticia haya puesto en grito en el cielo, con una declaración oficial aparecida el 15 de Octubre de 2012, en la página de La Juventud democristiana sueca (KDU, según sus iniciales suecas), en ella se comenta la noticia de que el joven político Ángel Carromero fuera condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario tras el accidente de coche del 22.

El líder de KDU percibe la condena como algo irreal, siente profundamente difícil situación del implicado y reitera sus esperanzas de que pronto Carromero volverá a casa, a reunirse con sus seres queridos. En la declaración Aaron Modig afirma:

– No creo que sea correcto acusar a Ángel de algún delito. Por lo que recuerdo de nuestro viaje Ángel no condujo imprudentemente. Tampoco se que los familiares y seres queridos de Payas o Cepero hayan formulado acusación contra Ángel. Se siente mal el acusarle de algo.

Ahora resulta que el presidente de las Juventudes Demócrata Cristianas de Suecia, ha recuperado suficiente memoria como para defender la inocencia de su compañero de aventuras y bulerías, a juzgar por los comentarios festivos sobre un sueco bailando sevillanas, dejados por Ángel Carromero en su cuenta de Twitter, cuyo mensajes en vísperas del accidente han sido borrados. La pena es que la recuperación no sea lo suficiente como para aclarar algo aún mas importante que la velocidad a al que conducía el condenado. Los detalles que explican los dos fallecimientos del hecho.

Puede que la de Modig, haya sido una reacción inmediata al sentimiento de sentirse traicionado, que sus olvidos y silencios hayan tenido por precio la promesa de que Carromero sería liberado. De ser ese el caso sería una reacción injusta para con sus anftriones de la Seguridad del Estado, una respuesta nacida del desconocimiento de un entresijo legal que le permitirá a todos los implicados bañarse y guardar la ropa, con una solución que si no parece salomónica, al menos recuerda aquellas que daba Sancho Panza a los querellantes durante su etapa de gobernador en la ínsula de Barataria.

Carromero se apaña cumpliendo castigo en España. De esto no cabe duda tras escuchar lo dicho por Edmundo García en Miami, el mismo día en que Modig hacía publica su declaración en Suecia. El propagandista del gobierno cubano comentó ese 15 de Octubre la sentencia de 4 años recordando que eran 7 años los que pedía la fiscalía para Carromero, y usando como fundamento el que no hubiese ninguna objeción por parte del Gobierno Español, así como el reciente encuentro entre los cancilleres García Margallo y Bruno Rodríguez en Nueva York, llegó a la conclusión de que habría una solución del caso basada en unos viejos acuerdos acuerdos firmados entre Cuba y España que permite que los ciudadanos de ambos países cumplan prisión en sus países de origen. García asegura que sin tener información privilegiada Carromero será enviado a cumplir su condena en España.

Lo de García carezca de información privilegiada no me lo creo, demasiado importante es el papel que juega para que se le permita hablar a tontas y a locas en su programa. Si me creo en cambio lo que pronostica del envío de Carromero en España, y agrego lo que veo probable tras ese paso. Una vez puesto el primer pie en Barajas, Carromero será absuelto de todos sus crímenes por el gobierno Español y dejado en libertad. Cuba, a sabiendas de que eso ocurriría, armará la pataleta, a manera de “desquite” pondrá en libertad a algún raterillo enviado desde la Península, así que aquí paz y en el cielo gloria.

Este futuro previsible se respaldó con la edición del jueves 18, del mismo programa, en esta ocasión volvieron a la carga los exitosos empresarios cubano americanos Álvaro Fernández y Francisco Aruca, lo hacían al reseñar, entre otros artículos los artículos publicados por el señor Fernández en el periódico digital Progreso Semanal, el trabajo “Después de la condena, ¿qué vendrá?, escrito por uno de los colaboradora de Progreso en Cuba, Alberto Ramy.

Aunque con cierto despiste, Aruca convirtió al sueco Modig en Noruego, los dos comentaristas hicieron, desde el punto de vista de sus objetivos propagandísticos, un buen resumen, de lo que aparece en la entrada al blog de Ramy.

Y podría decirse que hasta pecaron de indiscreción al comentar la “opinión” dem su corresponsal de que la reducción de tres años tenía una ” buena razón”, la de facilitar que a Carromero lo expulsara del país y que terminara cumpliendo su condena en España. Se trata de una visión que contradice los principios mas elementales del derecho, donde las personas se les juzga en función de los crímenes cometidos, y no con la segunda intención de facilitarle el retorno a si país.

Aruca le explicó a su audiencia Miami se los tratados cubano-españoles según los cuales cualquier condena menor de 5 años facilita que el acusado cumpla la pena en su país de origen.

Por su parte Álvaro Fernández subrayó que si Ramy estaba “especulando” se trata de un periodista que normalmente acaba teniendo la razón. Es algo que no sorprende cuando el periodista sirve a una gobierno que gusta diseminar como profecía sus decisiones ocultas. Fernández, como había hecho Edmundo García, días atrás ante los mismos micrófonos menciono las reuniones entre el gobiernos de España y Cuba, la reacción positiva ante juicio del Cónsul General en Cuba que vio justo el juicio reafirmando al idea de que “atrás del telón” hay movimiento para que Carromero acabe en España en algún momento.

Por su lado Aruca repite el mismo tópico expresado por el uruguayo Fernando Ravsberg, el corresponsal de la BBC que lleva más de 20 años viviendo en Cuba – demasiándos como para que el régimen no le haya encontrado un talón de Aquiles, sobre la eficacia de la abogada -un elemento legitimador mas del proceso que ya se vuelve repetitivo- y agrega un detalle muy importante, el de que en ningún momento, el objetivo político del viaje saliera a relucir, a pesar de que Modig confesara – instado por el propio Ravsberg, recordemos- que los dos extranjeros habían traído 40000 euros para Paya -dinero que no se sabe a donde fue a parar- así como la misión de vertebrar una organización juvenil democristiana. Sin el mejor ambages Aruca afirma que el problema político eso se habría tratado trató en Nueva York , en España con discreción y en Cuba con la omisión de ese tipo de cargo en el juicio.

Lo que dice y no dice Ramy

Efectivamente, si vamos a la página de Progreso Semanal y revisamos el artículo de Manuel Alberto Ramy encontramos su afirmación de que según “fuentes bien autorizadas”, técnicamente, la condena menor a cinco años facilitaría que Carromero viaje a España ya sea como expulsardo del país, ya mediante la aplicación de acuerdos bilaterales que permiten cumplir la condena en el país del cual es ciudadano.

Como ya habían mencionado los voceros del régimen cubano en su radio de Miami, varios son los asideros del “pronóstico” de Ramy, veámoslos en detalles:

Primero: que basándose en la defensa de la abogada cubana, Dorisbel Rojas, el Cónsul General de España en Cuba, Tomás Rodríguez Pantoja, declaró el día 5 que el juicio había sido procesalmente correcto y que estaba seguro de habría una reducción de la pena considerable; fue lo que ocurrió con rebaja de tres años a la petición inicial.

Segundo: el hecho de que en ningún momento el objetivo político del viaje a Cuba fuera incluido en el proceso judicial, Sobre este aspecto Ramy escribe:

El aspecto político ha sido conversado por vías diplomáticas que incluyeron al más alto nivel de ambas cancillerías cuando en Nueva York los ministros del Exterior de Cuba y España, dialogaron sobre el tema. No sería peregrino pensar que previo a dichos encuentros también los hubo a nivel de embajadores. No es casual que a escasamente una semana del trágico accidente, al que Cuba restó su valor político, en España el tema Carromero y su abordaje público pasaron a ser patrimonio de personalidades autorizadas por la cancillería hispana y fueron discretas. Todo en consonancia con la solicitud del acusado de no politizar el accidente.
El objetivo político del viaje, los proyectos y sus posibles impulsores en España -todos vinculados al Partido Popular y a la Democracia Cristiana Internacional- pudieran haber salido a relucir durante las investigaciones y en los interrogatorios a Carromero, no así en el juicio, repito. De ser así, posiblemente estaríamos ante materiales políticamente sensibles y muy calientes, dada la actual coyuntura que vive el hermano pueblo español. ¿Que lo saco de la manga? Creo que no. ¿Acaso Jens Aron Modig, el sueco que viajaba en el auto con Carromero, no confesó horas antes de partir para su país que ambos trajeron 4 mil euros para el Movimiento Cristiano de Liberación (MLC) y que él estaba en disposición de ayudar a vertebrar el ala juvenil de dicho movimiento? ¿Qué más pudo haber confesado a las autoridades y cuánto más podrá haber aportado Carromero?”

Así tenemos que en criterios del analista el piso político ha sido determinante en el caso tanto como el bajó el nivel público del tema al reducirlo a un accidente de tránsito, lo cual determinaría ” posiblemente” el traslado de Carromero a España, dentro de las normas legales, y tras en un tiempo prudencial.

Ramy termina su nota lanzándole una toalla a la dignidad Española, la cual según él no se vera herida aunque significará que ella deje de, según él, de inmiscuirse en los asuntos internos cubanos.

Y parece que el “comunicador” de La Habana va a tener razón. El pasado 12 de octubre los disidentes y opositores cubanos brillaron por su ausencia una vez más, pero sin el PSOE en el poder, en la recepción que ofrece cada año la embajada española en Cuba con motivo de la Fiesta Nacional de España.

Recordemos que lo de invitar a los disidentes a la celebración de las fiestas nacionales de los países Europeos fue una de las sanciones – aunque suene raro pues tal convite debería ser la norma de las democracias liberales- impuestas por la Unión al régimen de Cuba tras el arresto de 75 disidentes en la primavera de 2003.
Ya bajo el gobierno de José Luis Zapatero la embajada española dejó de invitar a la oposición cubana a su tradicional festividad, lo que le valió la critica de un PP en la oposición al gobierno socialista, ahora desde el poder los pepeteros vuelven a esa andada sin que sus parlamentarios digan nada, ¡ver para creer!

Así pues, como nos cuenta Fernando Ravsberg en su blog Cartas desde Cuba, hemos tenidos un Día de la Hispanidad sin incómodos disidente en la egregia sede diplomática, allá en La Habana, lo que no faltó fue una representación de los acólitos del régimen según cuenta el reportero:

” La embajada de España en Cuba celebró el 12 de octubre con una recepción en la que no se invitó a disidentes, blogueros opositores ni periodistas anticastristas, a pesar de que participaron más de un millar de cubanos, entre intelectuales, religiosos, artistas e incluso militares.”

Mas claro ni el agua, con Carromero el Raulismo tiene al “Rajoyismo”, literalmente, agarrado por los huevos” y que me perdone el delicado lector por tan ruda expresión, pero no encuentro otra mejor para expresar el lamentable estado en que se halla el gobierno español.

Del otro lado dela valla tenemos aquellos a quienes Ramy, escapándose por las ramas,  pasa por alto en su enjundioso análisis reproducido en Progreso.

Los herederos y compañeros del fallecido por cuya muerte se condena a Carromero , esos a los que no se les permitió el acceso a un juicio tan perfecto en epinión del representante español, una de estas personas es Rosa Maria Payá quien considera que Ángel es inocente; por alguna razón será.

Sin embargo a Ramy no se le ocurre ponerle seso al asunto. Lo mismo ocurre con la viuda de Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo quien en una entrevista telefónica con Europa Press mostró directamente su rechazo a la versión oficial afirmando: “No creo que haya ocurrido como dicen. Quiero que me digan la verdad”.

En considera que Carromero no debe cumplir cárcel sino que debe ser enviado junto a us familia, que espera que algún día se con ozca la verdad, y sigue reclamamos una investigación internacional para esclarecer las causas del siniestro.

Extraña reacción de una familia para con el supuesto causante de la muerte de un ser querido, ¿no le parece al lector?

Otra voz ignorada, es la del el hijo adoptivo, en términos políticos, de Paya: Regis Iglesias; se trata de un activista extraditado a España en 2010 tras siete años y medio en prisión,una de las pocas personas que desde ese país – frente al silencio cómplice del Partido Popular y su gobierno, o el mutism9 aún mas ominoso, de la mal llamada (por esta servil actitud )Fundación Hispano-cubana, una institución cuyo supuesto fin era el de la promoción, fomento y desarrollo de los principios y valores de la libertad y la democracia en todo cuanto se refiere a las relaciones de cualquier naturaleza de España con Cuba y viceversa- está dando su batalla quijotezca, defendiendo abiertamente la “inocencia” de Carromero y señalando al Estado que juzgó al jóven político español como el verdadero culpable de la muerte de su mentor.

A diferencia de lo declarado por el Cónsul General del Reino de España en Cuba, Iglesias ha sido capaz de calificar de “farsa” un proceso judicial que según el está lleno de contradicciones para cualquier observador independiente exigiendo como hacen los familiares de Payá una investigación internacional saque la verdad a la luz.

Según las declaraciones hechas a EFE por el representante del Movimiento Cristiano Liberación, el accidente de tráfico en que murió Paya provocado por la policía política de Cuba. Esto lo hace basado en Regis en los mensajes que envió a su país, desde el hospital donde era atendido en Cuba el dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular, unos mensajes de los que ahora nadie parece saber nada en Madrid.

Con estas contudente afirmaciónes hechas por Regis Iglesias solo se está emplazando al régimen cubano, sino incluso a su homólogo español, cuya callada por respuesta parece demostrar lo poco que le importa la justicia que se le haga a la memoria de Oswaldo Payá, a pesar de que éste, al igual que Carromero, ostentaba la ciudadanía española.

Y mientras tanto casa vez se suman mas elementos al para creer en inculpación no de Carromero, es los que ocurre esta extraña condena y los augurios que sobre ella hacen los “analistas” castristas en Miami.

Conclusiones

Solo una mentes reducidas por su subordinación al poder son capaces de utilizar medios alternativos para justificar las arbitrariedades judiciales y políticas cometidas en Cuba, como el caso Carromero.

Si de verdad este cometió un delito incluso dos, desde la perspectiva de la legalidad socialista, debería caer sobre el todo el peso de la ley, y no solo el necesario para facilitar las transacciones políticas entre los gobiernos de Cuba y España. Por otro lado salta la pregunta, que es lo que recibe el régimen cubano a cambio de su ingerencia, a todas luces descarada en la justicia de su propio estado. ¿Acaso completar la coartada que desvíe la atención sobre la necesidad de profundizar la investigación en la muerte de Oswaldo Payá y su compañero? En ese caso, no importa lo que ocurra mañana si liberan a Carromero en España, tendremos más de un implicado en el presunto asesinato, y no serán solo los autores materiales y intelectuales del hecho, sino también quienes actuaron, por amistad, dinero, ideología, miedo, o simplemente “razones de estado” para que no se supiera la verdad. Y siendo así habrá que pensar que como en el caso del Comendador de Fuente Ovejuna, no fue uno, sino muchos los que mataron a Payá.

Cine “español” donde sobra el Castellano

11 Oct

Siempre, hay que agradecer al Instituto Cervantes, el que tenga lugar en Estocolmo un Festival de Cine Español que ya va por su tercera edición.

 

Se trata de un evento que contribuye a la comprensión, en primer lugar de los suecos, que viendo este cine entenderán un poco mejor como viven y piensan sus vecinos europeos del sur, en segundo lugar a que nosotros los post españoles, es decir los que descendemos de aquellos hombres y mujeres que un día abandonaron la península para hacer las Américas, podamos comprender como va la cosa, para bien y para mal en la madre patria, intentando desentrañar en el sueño de la ficción audiovisual lo que allá pasa.

100_2296
Cine Rio (Bio Rio)

En lo particular agradezco a la institución las invitaciones recibidas para ver dos películas que me han dicho mucho, quizás más de lo que sus respectivos directores quisieran.

100_2288

100_2285

El Cine Rio de Estocolmo, arriba, está  frente a un bello canal de esta Capital

Y hablando de directores, debo también agradecer al Cervantes, la facilidades otorgadas para la realización de una entrevista para el semanario digital Cuba Nuestra, al director Mario Barroso, encuentro que tuvo lugar en una de las sedes del festival el histórico cine “Rio” (BIORIO) de la capital sueca.

La primera película que me gustaría comentar es “El cuaderno de barro” [], con la que se abrió el festival en el auditorio del Propio Cervantes, el 02/10/2012 a las 18:30, hora local.

Se trata y perdone el lector la crudeza de un torturante ” documental” de Isaki Lacuesta concebido en 2011, a todas luces para resaltar la figura del “artistaa” Miquel Barceló, el típico “hombre blanco” que le gusta irse a hacer de las suyas al África, pero esta vez no se trata de una “trata”, mucho menos de una matanza de indefensos pigmeos o de bravos zulúes, sino de algo peor, del enfrentamiento de una comunidad indefensa al performance concebido por Barceló en compañía de un colega al que no cesa de empotrarle casquetes de barro en la cabeza.

Al final todo termina con un aplauso de los asistentes que tiene de natural, lo que ntiene las ovaciones de los públicos que asiste a los espectáculos televisivos.

Para colmo la película es hablada todo el tiempo en francés, con lo que se pone en evidencia el proceso de descastellanización que viene sufriendo la industria cultural española, un proceso que impulsa, lo que un colega de CNT ha llamado con muy bien tino, los “necionalismos” que hoy intentan desgajar a España.

Estos “necionalistas” no pueden percatarse de que el día que se desprendan de España, no solo se alejaran de Iberoamérica, esa obra inmensa en la que todos participaron comunicándose con una misma lengua, sino que terminarán volviendose, ni siquiera colas de león, sino colas de ratón injertas en un león, que les despreciará como nunca les depreció Madrid.

100_2294

No importa, España, déjalos que se vayan que si mañana se queda sola castilla, “a por ella vendremos” sus hijos del nuevo mundo, para abrazarla y unirla con la misma fuerza que la combatimos cuando desde ella, nos querían someter a Francia o cuando esos agentes del ingles, mal llamados próceres, nos confundieron prometiéndonos villas y castillas que nunca llegaron con la independencia. Ojalá aprendan la lección esos que boicotean la presencia del idioma español en el cine que hoy se hace en España.

El mismo fenómeno lingüístico nos lo encontramos en la película de 2011 Katmandú, un espejo en el cielo, la directora Iciar Bollaín quien elige el inglés como lengua franca para la comunicación de sus personajes, en primer lugar de Laia, una joven maestra catalana que se traslada a Katmandú a trabajar en una escuela y a la que en ningún momento se le ocurre aprender el idioma de sus educandos.

Se trata de una película con todos los ingredientes para ser una auténtica obra de arte, buenas actuaciones, interesantes locaciones y un tema apasionante, sin embargo, el lastre de la ideología feminista, la convierte en una pieza mas de la era Zapatero, en una muestra de que se puede hacer cine de curas, sin curas, es decir con maestritas que allá del otro lado del mundo hacen todo lo posible por impedir que una amiga hindú aborte la niña que la familia no desea, mientras que del lado de acá, es decir de España, llora, no por el niño que va a perder, sino para que la ayuden a evitar la criatura que no se puede permitir, la mujer “emancipada”.

Pero la culpa de todo lo dicho no está en el cine, ni siquiera en los directores, ellos solos siguen las reglas de una sociedad que hace tiempo dejó en claro que no existen autores, solo intereses, transnacionales, que poco a poco van borrando las sendas de identidad al arte, obligando con trabas, premios y subsidios a que todos bailen el mismo ritmo, el ritmo estandardizador que dicta al mundo el industrialismo.