Archivo | octubre, 2017

Un paseo visual por el Museo Etnográfico de Estocolmo

29 Oct

La imagen puede contener: exterior

El martes pasado, por razones de trabajo hube de visitar uno de mis museos favoritos: El Museo de Etnografía de Estocolmo, el mismo forma parte de la agencia gubernamental sueca de Museos de Culturas del Mundo, Allí se conservan y exhiben vastas colecciones internacionales, principalmente de Norte, Centro y Sudamérica, Asia y África, pero también de las regiones árticas y Oceanía, existen ademas talleres, salones de conferencia y una tienda de artesanías.

La imagen puede contener: calzado, postre y comida

Gracias a ello y de un santiamén me topé, por obra y gracia de las imágenes, objetos de uso común y las reproducciones, brujos africanos, con los aborígenes australianos, los indígenas de sur y Norteamérica, y como no, los chamanes inuit que habitan en el Ártico. No podían faltar por supuesto la cultura del samurai representada por las maquetas de sus edificios, teteras, ropas,  corazas y espadas de origen japonés.

La imagen puede contener: una o varias personas

La imagen puede contener: calzado

Al terminar el largo recorrido pude recuperar fuerzas en el exótico café atendido por  personal asiático que alberga tan apasionante lugar.

La imagen puede contener: personas sentadas, tabla e interior

De aquí se sale a un bello jardín que no pude dejar de retratar. Me quedaría allí toda la vida, incluso bajo la llovizna otoñal que caía en ese momento.

La imagen puede contener: planta, árbol, cielo, flor, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: planta, árbol, césped, flor, calzado, exterior y naturaleza

La institución existe desde 1900, en que se crea el departamento etnográfico del Museo de Historia Natural de y la Real Academia de Ciencias. Knut Hjalmar Stolpe será su primer director. Stolpe, nacido el 23 de abril de 1841 en Gävle , muerto en el 27 de enero de 1905, fue un entomólogo, arqueólogo y etnógrafo sueco que trabajó en el Museo de Historia durante los años 1874-1900, durante muchos años realizó extensas excavaciones en Björkö y en Vendel. Su gran interés en la vida era estudiar las culturas tradicionales de todo el mundo y la arqueología le sirvió de medio para financiar estos estudios.

En 1966 el museo se separa de los dos centros mencionados convirtiéndose en Ciencias y se convirtió en un museo estatal independiente. Un nuevo edificio con el propósito específico de albergarlo es erigido entre 1976-1978, fue diseñado por los arquitectos Jan Gezelius y Gunnar Mattsson.  Esa es la casa que hoy alberga al museo. El nuevo local se abrió al público en 1980. La obra arquitectónica fue galardonada con el Premio Kasper Salin de 1981 . La construcción se ubica o en Djurgårdsbrunnsvägen 34, en Gärdet, rodeada de un entorno verde, donde tiene por por vecinos más cercanos, al Museo Técnico, el Marítimo, el de deportes y el de la Policía.

Aquí podemos disfrutar de ricas colecciones de artículos que permiten desarrollar importantes actividades ya sean investigativas o educativas, relacionadas con la religión, la cultura e historia de ultramar, así como el colonialismo y el racismo. El 97 por ciento del inventario total del museo, que abarca aproximadamente 460,000 objetos, se encuentran en sus almacenes y salones, mientras que el 3 por ciento restante está expuesto en exhibiciones itinerantes y préstamos.

La imagen puede contener: 11 personas, personas sonriendo, interior

Como detalle curioso me llama la atención la adición a los temas mencionados de cuestiones ambientales y la presencia de una exposición organizada desde una perspectiva de género donde se abordan entre otros temas el asunto del amor dentro de un mismo sexo, y las relaciones sentimentales interraciales o con personas hándicap. Algo que encaja perfectamente en la orientación normativa y de valores subyacente a la actual educación sueca.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

Invito a mi lector a visitar el museo a través de las numerosas imágenes que hube de recoger ese día pinchando aquí.

Acoso sexual y propaganda de estado: retomando el caso de Evangelina Cossío

22 Oct

Pero el uso del abuso sexual (inventado o real) con fines políticos no es nada nuevo bajo el sol, durante la guerra de independencia cubana terminada con la intervención norteamericana se dieron buenos ejemplo de ello; ya he abordado en mi blog uno de los más sonado, el caso de Evangelina Cossío, la protegida de William Randolph Hearst el magnate indiscutible de lo que ha sido dado en llamar Prensa amarilla, es decir la prensa sensacionalista que para algunos historiadores, fundamentalmente españoles fue la que preparó la intervención norteamericana en una guerra ajena como la de Cuba, que tenía todos los visos de ser una guerra civil hasta que la alineamiento total del mambisa do con el nuevo invasor demostró en realidad para quienes trabajaban, consientes o inconscientemente aquello aquellos “nacionalistas” .

W. R. Hearst, competidor de Joseph Pulitzer en la conquista del lector norteamericano encontró en la guerra cubana un manantial de historias que venderían muy bien, pero quiso ir más allá creando y haciendo cosas con unos relatos que de hecho le convertirían en eso que los politólogos llaman halcón de la guerra, llegándose a atribuir como mérito propio la participación de Estados Unidos en el conflicto. El caso de Juana Evangelina de las Mercedes Cossío y Cisneros resulta modélico en esta actividad propagandística más que periodística. Sin embargo, su historia no era exactamente la que habían transmitido a su público los imaginativos redactores de The San Francisco Examiner y del The New York Journal los medios que por entonces controlaba W. R. Hearst, y que serán los primeros dentro de un inmenso imperio mediáticos.

Volviendo a la historia que ya he narrado, pero detallándola un poco más hemos de reconocer que en realidad Evangelina había sido usada, para una peligrosa operación con el consenti-miento de su padre, Agustín, un independentista relegado a Isla de Pinos. Se trataba de ten-derle una trampa coronel José Bérriz, comandante Nueva Gerona. La idea estaba planeada para la noche del 26 de julio de 1896. La chica tenía que convenir un supuesto encuentro amoroso con el oficial, quien sería neutralizado por los independentistas quienes atacarían inmediatamente el cuartel de caballería de la plaza.

Pero la cosa no salió a pedir de boca, a los gritos del militar, vinieron los suyos y así se frustró la acción de los conspiradores. Por el momento el señuelo sexual pudo escapar, pero la muchacha pronto será delatada y conducida a la Real Casa de San Juan Nepomuceno de Recogidas, en La Habana, devenida cárcel de mujeres de la Isla.

Sometida a consejo de guerra la joven conspiradora resultó condenada a 20 años de privación de libertad en Ceuta, destino de muchos de los separatistas cubanos.

Según escribe Domingo del Pino Gutiérrez en su artículo El caso de Evangelina Cossio y Cossio, la cubanita no es “descubierta” por la prensa norteamericana hasta agosto de 1897, cuando ya llevaba nueve meses de encarcelamiento en La Habana. Los responsables fueron los periodistas Thomas G. Alvord Jr., Clarke Musgrave y Eugene Bryson quienes la vieron por casualidad cuando visitaban la prisión por otro motivo. La belleza y la juventud de la muchacha les llamó la atención e informaron a Randolph Hearst de la mina de oro periodística que acababan de descubrir.

Acto seguido se organizó una campaña de prensa en Estados Unidos, en particular en los periódicos de Hearst, donde se insistía no sin cierto morbo sexual que a la joven se mantenían medio desnuda en su prisión, entre otras atrocidades y tratos poco éticos. A pesar de que formalmente eso fuera negado oportunamente por Fitzhugh Lee, el Cónsul Estadounidense en La Habana, quien también insistía, sin que los medios de su país le hicieran mucho casado en que la joven había reconocido su participación en el intento de levantamiento de Isla de Pinos. Como veremos de más adelante se trataba de un acto de cara a la galería, quizás para bajar la guardia de las autoridades españolas. El señor Lee también estaba implicado en la jugada.

El caso es que la joven nunca llegaría a las costas africanas. En la media noche del 6 de octubre cuando su traslado era eminente se organizó la fuga y llegada a Estados Unidos de la Joven lo constituyó que sirvió parta seguir echando basura sobre el machismo de las autoridades españolas. Siempre se ha dicho que se trató de una operación organizada y financiada exclusivamente por W. R. Hearst, sin embargo, la cosa no fe exactamente así, otros actores debieron implicarse para que el plan pudiera llegar felizmente a su fin.

Hablamos de una campaña mediática que no culminó con la entrega de la isla a Estados Unidos. Tal nos lo muestra el relato del hecho que publica George Clarke Musgrav. en su libro Under Three Flags en Cuba; Boston: Little, Brown y Company, páginas 92-108., publicado en 1899, en plena ocupación de Cuba por los Estados Unidos. Según l idílica versión de este autor el padre de Evangelina había sido condenado a muerte por conspirador y ella buscando su indulto y tras ciertos avatares había lograd entrevistarse con el general Martínez Campos en busca de un indulto: “El viejo soldado se conmovió por su devoción filial y conmutó la sentencia por destierro de por vida”. Me llama la atención lo bien parado que sale Martínez Campos en esta historia, el que sin bien había recibido órdenes de perseguir la masonería organizadora por excelencia del independentismo, se cuidó mucho de hacerlo durante su nueva y última etapa en la isla.

Padre e hija se trasladan a Isla de Pinos y allí continua la historia según la versión del norte-americano. Convertida la Isla convertida en colonia penal, ella se había convertido en el des-tino del coronel Berriz, sobrino del general Azearraga, ministro de la Guerra de Madrid, quien, a pesar de estar casado, había estado involucrado en un notorio escándalo en La Haba-na. De acuerdo con Clarke Musgrave, Berriz, sin muchas opciones amorosas echaba de menos a la alegre vida capitalina, este es el momento en que le hecha el ojo a la llamativa belleza de Evangelina y como él era gobernador y ella la hija de un rebelde; vio a “la niña inocente como una presa fácil”. Sin embargo, se sorprendió enormemente al encontrar que sus atenciones no hallaban respuesta. Su vanidad estaba herida, e inmediatamente intentó el acercamiento por otros medios. Sin previo aviso, el padre había sido capturado y encerrado. Adivinando la razón del encierro, Evangelina habría suplicado la liberación de su padre al gobernador, quien ga-lantemente aseguraría que no podía negarle nada, ordenando la liberación del independen-tista: “Temblorosa de alegría, la frágil chica derramó efusivas gracias, pero su corazón se hun-dió cuando el militar continuó: ” Las Gracias son fáciles de dar, pero más tarde juzgaré tu gra-titud” haciéndole una violenta demanda de amor. Desde ese día, Evangelina permaneció muy cerca y su padre, quien, dándose cuenta del peligro, rara vez la dejaba sola.

El 24 de julio, nuevamente será arrestado el padre y la hija, al darse cuenta de acoso que ello que implicaría no se no se aventuró a presenciarse ante el” brutal oficia”. Dos noches después llamaron a la puerta. Con esperanzas por su padre y miedo por su torturador, Evangelina se puso una bata y se abrió la puerta. Entonces entró Berriz de completo uniforme completo. Temblorosa de miedo, le pidió a su visitante que se sentara, y él le preguntó por qué lo recha-zaba cuando sabía que el destino de su padre estaba en sus manos.

En esta versión de la historia, Cossío suplica lastimosamente al militar que dejara de molestarla, y le rogó que liberara a su padre; pero él le jura que era devoto de ella, amenaza-do y engatusándola alternativamente. El militar se volvió tan persistente en sus atenciones que ella tuvo que correr hacia la puerta. El coronel la agarró por los hombros y, sofocando sus gritos, la obligó a regresar a la habitación interior. Pero sus clamores de ayuda habrían sido escuchados. En el hotel, cerca, se juntaron algunos hombres y corrieron al rescate. Entre ellos se encontraba un joven cubano llamado Betencourt, que era un ferviente admirador de Evangelina; y con él estaban Vargas, un empleado y un joven comerciante francés llamado Superville. Sin muchas ceremonias se precipitaron a la casa, tomaron Berriz y lo arrojaron al suelo. Betencourt, como es lógico, lo golpeó con fuerza, y luego lo ataron con una cuerda para llevarlo al juez civil. Al principio, “el cobarde pidió misericordia”; pero luego, al ver a los soldados indecisos entre la multitud les, gritó que los cubanos le querían asesinar. Desde el Cuartel se envió una tropa, que dispersó a la gente que, tras disparar, matar o herir a varios de los presentes, liberó a Berriz y se apoderó de Evangelina y sus tres rescatistas.

El gobernador pensó que lo más político era silenciar el asunto, pero como desafortunada-mente, varios ciudadanos prominentes habían recibido disparos, y una investigación del he-cho se inminente. Que fue encontrado en la habitación de una dama Biarriz no lo pudo negar, pero se excusó diciendo que Evangelina lo había inducido a entrar, y los hombres, escondidos en su interior, estaban listos para matarlo, con el objetivo de liberar a los prisioneros y tomar la isla. George Clarke Musgrav se trataba de una historia ridícula de las que siempre ha perfumando la rebelión en Cuba, el problema es que los historiadores cubanos posteriores, a pesar de un antiespañolismo rampante nunca han negado su veracidad, algo de verdad tiene que haber en ella. De cualquier modo, este relato parece servir de paradigma a lo que estamos viendo en estos momentos, con la campaña Metoo, ya no solo en los medios “profesionales” de todo el mundo, ya no dirigidos contra los hombres de una nacionalidad particular, sino contra el género masculino en general.

¿Operación de prensa o de Estado?

Ya pare terminar con Evangelina v hasta qué punto se involucraron las autoridades norteamericanas en su fuga. Para ello nos valdremos del artículo; Not a hoax: New evidence in the New York Journal’s rescue of Evangelina Cisneros ( No es un engaño: Nueva evidencia en el rescate del Evangelio Cisneros de New York Journal ), publicado en American Journalism, 19, (4) Otoño de 2002 y reproducido por el profesor de la American University W. Joseph Campbell, autor del libro “The Spanish-American War: American Wars and the Media in Primary Documents”(2005) Donde se aborda el caso las actividades extra periodísticas de realizadas por los corresponsales norteamericanos en los meses previos y a lo largo de la Guerra Hispano-Estadounidense, entre ellos la organización por New York Journal propiedad de Hearst, de la exitosa fuga exitosa de la prisionera política de diecinueve años, Evangelina Cossío y Cisneros como punto inicial de una larga lista de travesuras, actor irresponsables y hazañas que van desde inflar historias, disparar contra las fuerzas españolas y participar en la toma de ciudades hasta la realización de misiones de inteligencia para el ejército de los EE. UU.

En al referirse a toda la operación que precedió al Palo periodístico dado por Journal con la llegada de Evangelina Cosío, y su llegada a Estados Unidos y su instauración definitiva en emblema del presunto maltrato rutinario que infligían los españoles a las Cubanas, Joseph Cambel ofrece una serie de detalles significativos que nos llevan a considerar la implicación directa del Estado norteamericano a través de sus funcionarios en Cuba en una operación a todas luces propagandística, algo se que trasluce por en el particular interés que estos mostraran por Evangelina Cossío, pasando por alto los miles de separatistas que agonizaban en las ergástulas del régimen español dentro y fuera de Cuba. Para esta tarea resulta de gran utilidad el estudio realizado por W. Joseph Campbell sobre la base de la revisión detallada de la correspondencia del personal diplomático estadounidense asignado a Cuba en 1897. Sus cartas e informes se conservan en los Archivos Nacionales de los EE. UU. También estudia la recopilación de correspondencia, informes y manuscritos de Fitzhugh Lee en la Universidad de Virginia cuyo acceso de los investigadores había estado restringido hasta hacía poco por un acuerdo con el donante. Además, acudió a demás a varias colecciones de manuscritos en la Biblioteca del Congreso e informes del caso Cisneros publicados por el Journal de Hearst y por periódicos rivales en la ciudad de Nueva York. Los artículos y editoriales que aparecen en los periódicos en Washington, DC y Richmond, Virginia, también arrojaron importantes ideas. Todo este material revelará, según el investigador, entre otras conclusiones las que translite-ramos a continuación:

    • Un joven miembro del personal del consulado estadounidense en La Habana, Donnell Rockwell, proporcionó la pequeña herramienta con la que Cisneros aserró subrepticiamente los barrotes de su celda. Rockwell será detenido e interrogado por las autoridades españolas que investigaban la fuga de la cárcel, pero pronto fue liberado. Inmediatamente después de su liberación, Rockwell solicitó, y le fue concedido por su superior, una licencia de treinta días para viajar a los Estados Unidos, supuestamente debido a su mala salud.
    • El oficial consular de los EE. UU. en Sagua la Grande, en el centro de Cuba, Walter B. Barker, estaba a bordo del Seneca, el vapor de la línea Ward Line con destino a Nueva York en el que contrabandearon a la joven para completar su huida de La Habana. The New York World citó al capitán del Séneca diciendo que Cisneros pasó gran parte del viaje en compañía de Barker y el sobrecargo del barco. A pesar de que Barker iba a Nueva York con una licencia solicitada de manera inusualmente apresurada,  no marchó a la ciudad en el primer barco de pasajeros disponible.
    • Uno de los principales conspiradores, Carlos Carbonell, era un banquero cubanoamericano con estrechos vínculos con Lee. Carbonell se casará con Evangelina en junio de 1898, menos de un mes después de proponerle matrimonio en la casa de Lee en Virginia. Además, Carbonell fue nombrado teniente del personal militar de Lee poco des-pués de que Estados Unidos entrara en guerra con España. Mientras estaba en el equipo de Lee, Lee le ordenó a Carbonell que “hiciera una investigación silenciosa” sobre un posible negocio inmobiliario en Cuba que Lee pensó que valdría una fortuna. No está claro si Lee persiguió o invirtió en la aventura, pero la investigación de Carbonell representa evidencia adicional del alcance de sus vínculos con Lee.
    • Aunque Lee estuvo asociado con Rockwell, Barker y Carbonell, el registro disponible no lo vincula inequívocamente con el plan del Journal para liberar a Cisneros. Tampoco hay evidencia que sugiera que los funcionarios del Departamento de Estado en Washington -incluido John Sherman, el secretario de Estado o William R. Day, el primer secretario de estado auxiliar- alentaron, aprobaron o incluso supieron sobre la conspiración.
    • Aún así, es inconcebible que Lee no conociera la trama, dado su gran interés en Cisneros. Era, además, el vínculo común entre Rockwell, Barker y Carbonell. Y el propio relato de Lee sobre el caso Cisneros -un manuscrito en borrador no publicado escrito en 1898 y destinado a ser un libro capítulo – ofrece detalles considerables sobre la fuga. En particular, Lee aclara el papel de Carbonell, describiéndolo como esencial para la salida de la muchacha desde La Habana.

 

  • Además, la correspondencia de Lee con funcionarios del Departamento de Estado muestra claramente que el afable cónsul general -un ex comandante de la caballería confederado y la fuente favorita de corresponsales estadounidenses que cubrían la insurrección cubana realizó maquinaciones, intrigas y actividades de inteligencia. “Soy el encargado”, escribió Lee durante su misión en La Habana, “de delicadas e importantes funciones secretas [además de mis deberes consulares regulares”. Con la aprobación del Departamento de Estado, Lee en 1896 estableció un fondo de $ 1,200 para pagar lo que llamó a un “servicio secreto” o “un sistema de detective secreto”, una red encubierta que le permitía estar “exactamente informado de todo lo que sucede en la ciudad [de La Habana] y en otras partes de la Isla”. El “servicio secreto” tenía la intención, dijo Lee, de proporcionar una alerta temprana sobre las crisis emergentes y el deterioro de las condiciones en Cuba. Su correspondencia con el Departamento de Estado indica que Lee no buscó la dirección de Washington para llevar a cabo su operación de recopilación de inteligencia en La Habana. Aunque su correspondencia oficial no identificaba a los informantes que reclutó, Lee a menudo informaba al Departamento de Estado sobre los informes de fuentes a las que llamó “exploradores” en Cuba.
  • Significativamente, Lee se interesó profundamente en el encarcelamiento de Cisneros y una vez se prometió que: “Si esa joven es liberada, haré cualquier cosa en el mundo para protegerla de los tiburones que la esperarán incluso en la puerta de la prisión”. Su esposa y su hija visitaron a Cossío en prisión a principios de 1897, y al hacerlo, trataron de “aliviar el tedio y la angustia de su encarcelamiento”
  • El manuscrito inédito de Lee también deja en claro que fue más allá de los deberes de un diplomático estadounidense e instó a las autoridades españolas a aliviar las duras condiciones de la detención de Cisneros en la Casa de Recogidas. “Las palabras me fallan”, escribió, “al describir los horrores de este lugar y la apariencia de la banda de mujeres disueltas confina-das en él” . Lee dijo que había notado a Cisneros mientras visitaba a varias mujeres estadounidenses que fueron encarceladas brevemente allí. “Logré que finalmente se liberara a los estadounidenses”, escribió en el manuscrito, “pero la imagen de esta jovencita abandonada continuó persiguiéndome”. Él retomó su caso con las autoridades españolas de alto rango y pronto con alojamiento menos castigador fueron construidos para lo que Lee llamó “la mejor clase de prisioneros” -Cisneros entre ellos. Sesenta y cinco
  • A mediados de agosto de 1897, Lee escribió una carta personal al gobernador general español en Cuba, invocando a su esposa e hija para pedir la liberación de Cisneros. El gobernador general, Valeriano Weyler y Nicolau, rechazó la obertura de Lee, refiriéndose indirectamente a la campaña del Journal para presionar a España por la liberación de Cisneros. “No puedo ocultar que la propaganda que está sucediendo en los Estados Unidos [haría que] mi acción fuera bastante difícil”, escribió a Weyler, “pero confío en que esto desaparecerá y que cuando llegue el momento podría ver si puede encontrar la forma de acceder a la petición de la Sra. y la señorita Lee “. La carta de Weyler  fue escrita el 28 de agosto de 1897, el día en que, coincidentemente, Decker llegó a La Habana para comenzar a planear la fuga. Una semana más tarde, Lee salió de Cuba con su permiso de hogar. Mientras estaba en La Habana, Decker actuó como corresponsal de la Revista en Cuba y trabajó en la oficina del periódico en Casa Nueva, un edificio en el corazón de La Habana que también albergaba el consulado estadounidense y oficinas de Hidalgo & Co., agentes de la Habana Línea de barco de vapor, que operaba el Seneca.
  • Musgrave, corresponsal del diario en Cuba, mencionó en su libro, Under Three Flags in Cuba, que Rockwell, el empleado consular, había obtenido un pase que permitía a Musgrave y Decker visitar a Cisneros en la cárcel. Decker, al reclutar conspiradores en La Habana, había “obtenido la ayuda de Lee”, quien puso a d su disposición los servicios de Rockwell.
  • El investigador opina que la razón obvia para que el personal diplomático de los EE. UU. y sus asociados hayan ocultado o desviado la atención de sus roles, era el el elemento de anarquía inherente a la fuga de la cárcel. Del mismo modo,  considera, había muchas razones para que Hearst y Decker minimizaran o ignorasen las contribuciones de otros. El Diario -cada vez inclinado a la autopromoción -dijeron la fuga como debe casi enteramente a la astucia y la habilidad de su corresponsal, Decker. Que tuviera cómplices era, para el Journal , un detalle menor y subordinado.


Hasta aquí la parte del trabajo de W. Joseph Campbel que nos interesa. Para nosotros y a diferencia de The Journal, si resulta de suma importancia el papel cómplice de los funcionarios norteamericanos en la fuga de la joven cubana, ello revela para el caso norteamericano de entonces y sin seguramente de ahora con la campaña Metoo, el modo en que la prensa y el poder se imbrican, algo que teníamos muy claro en el caso de los países socialistas, pero que como vemos con el caso de Evangelina Cosío ya se ejecutaba desde los tiempos del más crudo capitalismo.

Del abuso sexual y el autismo feminista: a propósito de #MeToo

21 Oct

Donde hallar un buen escándalo para una campaña

Hollywood ha sido desde los años 20 del siglo pasado no solo Meca del Cine sino también de los escándalos sexuales. Uno de los primeros fue el que se montó septiembre de 1921, con el cómico Roscoe Fatty Arbuckle. Había organizado una fiesta para celebrar un contrato millonario en la que participaría la aspirante a actriz, Virginia Rappe, la que a los pocos días muere de peritonitis. Una amiga de la fallecida acusa al artista de haber lastimado a la finada al violarla con una botella. Arbuckle es declarado inocente, pero su carrera se fue al garete.

Alguien que no puede faltar en estas historias es el hipersexual de Charlie Chaplin obligado a casarse en 1924, so pena de ser acusado de estupro con la entonces adolescente Lita Grey a quien había embarazado. Al parecer Charlot no escarmentó y volverá a las andadas en 1943, preñando a la actriz Joan Barry y mandándola a Nueva York. Chaplin es acusado de violar una ley Mann, que prohibía el traslado de por asuntos sexuales, pero sale bien parado, se le declara inocente, aunque tendrá que pagar la manutención del hijo.

Otro al que también se le iba la mano es flemático Alfred Hitchcock quien ha sido acusado de abusos, tocamientos e intentos de besos en las memorias de la actriz Tippi Hedren.

Mas para acá tenemos los casos de Woody Allen y de Roman Polansky
En el caso de director polaco pende todavía la acusación de 1977 por Drogar y violar a una menor de edad, Samantha Geimer, de 13 años y aunque Geimer ya ha perdonado a Polanski, la entrada del realizador a Estados Unidos sigue estando prohíbida.

Por su parte Allen fue acusado por Mia Farrow de abusar de Dylan, su hija adoptiva, cuando esta tenía tan solo siete años. En enero de 1992 Farrow había descubierto fotos explícitas de su hija adoptiva de 20 años, Soon-Yi Previn, en posesión de Allen y se da cuenta de que están teniendo una aventura amorosa. Tras confirmarse que Woody mantenía relaciones sexuales con esta otra hija adoptiva Farrow y Allen se separaron, con quien más tarde se casará el director y actor. La propia Dylan publicará una carta en The New York Times en el año 2014, en la que confirmará las acusaciones contra su padre adoptivo.

Ahora tenemos un nuevo lío, es el que se ha armado cuando una docena de mujeres que han presentado denuncias que van desde la violación hasta el acoso sexual contra el magnate del cine Harvey Weinstein. El empresario ha declarado mediante su vocero que niega que “cualquier acusación de sexo no consensual es inequívocamente negada” y que “nunca hubo actos de represalias” contra las mujeres que lo rechazaron.

Pero esto no es suficiente, vivimos en tiempos de feminismo global, y en nuevo escándalo ha servido de base para que cientos de miles de mujeres tomen las redes sociales compartiendo sus propias experiencias de acoso sexual. Es lo que se ha dado en llamar el movimiento ‘#MeToo’. Un fenómeno viral que vuelve a poner en escena lo que ya se había ensayado con alguien no menos poderoso que Weinstein, Donald Trump. El actual presidente norteamericano que no pudo evitar que una campaña similar se desatara contra su persona en medio de su carrera electoral

Radiografiando al movimiento #MeToo

Por supuesto que el acoso sexual real es algo condenable desde todo punto de vista pero ello no quita que “El movimiento #MeToo revele, por una vez más, la obsesión del feminismo con el victimismo”, es lo que afirma desde el título de un artículo publicado en 17 de octubre de 2017 en https://blogs.spectator.co.uk Joanna Williams, editora de la publicación digital Spiked y autora de los libros “Libertad académica en una era de conformidad: Enfrentar el miedo al conocimiento” y de “Mujer vs Feminismo: por qué todos necesitamos liberarnos de las guerras de género”.

Según Williams, los Twitter de #MeToo, más que revelar “la magnitud del asalto sexual”. Habla del deseo de algunas mujeres de alcanzar el estado de víctima. La escritora considera muy acertadamente que las acusaciones contra Weinstein con cargos de violación merecen ser tomadas en serio y juzgadas en los tribunales de justicia en vez de por la opinión pública. En este momento, las principales damas de Hollywood no solo captan la atención del público sino también la simpatía generalizada, pero esto no detiene el fenómeno. Vivimos en una cultura obsesionada con la fama, y al igual que muchas mujeres pueden emular la dieta de una estrella o el sentido del vestir, también quieren la simpatía también. #MeToo es un clamor inclasificable para ser incluido en el sufrimiento de las celebridades. Y agrega: las revelaciones de redes sociales #MeToo borran la frontera entre el asalto sexual y el acoso sexual ayudando a crear una falsa impresión de que todos los hombres son sexualmente abusivos y simplemente está esperando una oportunidad de asaltar a las mujeres inocentes e indefensas.

Desdibujando los límites entre la violación y la cada vez más amplia definición de acoso sexual no solo se trivializan los delitos graves, sino que también se inflama cibernéticamente el clima de histeria en el que el acoso sexual de las mujeres llega a ser presentado como parte de la rutina de la vida. La vida para las mujeres se presenta como un campo de batalla donde todas están solas, pero una broma un silbido o una mirada están lejos de ser asaltos, reconoce esta valiente escritora.

Ella toma nota para el Reino Unido de algo que también se evidencia en Suecia el infierno permanente en que viven las mujeres con la creencia de que pueden ser violadas fácilmente en el siglo XXI, algo que no sólo resulta falso sino también destructivo, considera. En 2015, Girl Guiding UK descubrió que el setenta y cinco por ciento de las niñas y mujeres jóvenes sufrían de ansiedad ante un posible acoso sexual. Por otra parte, una encuesta de 2016 sugirió que el 41 por ciento de las mujeres jóvenes espera enfrentar discriminación en el trabajo. Ninguna de estas jóvenes había sufrido acoso o discriminación la ansiedad giraba en torno a lo que potencialmente pasarles en el futuro.

El Twitter, considera la editora de Spiked, es una plataforma narcisista: los usuarios deben suponer que el mundo quiere actualizaciones públicas sobre sus pensamientos y sentimientos, en caso de los Twitter #MeToo lo único que se muestra el lamentable estado del feminismo actual concluye Williams.

La mejor descripción de la histeria desatada tras el nuevo escándalo hollywoodense la encontramos en el Podcast publicado en Spiked bajo el título de “Brendan O’Neill sobre la crisis mundial en torno Harvey Weinstein“. Allí se equipara lo ocurrido con un proceso estalinista, definiéndose esta nueva persecución del mal como suerte de “Salem sexual”. Se trata de una clara alusión a la famosa cacería de brujas iniciada en enero de 1692 Salem población cercana a Boston, Estados Unidos. Todo comenzó cuando dos niñas, de 9 y 11 años de edad acusaron a las mujeres de lugar de haberlas embrujado; hubo 141 vecinos encausado de los cuales 20 serán ejecutados y cinco morirán en en prisión. La histeria ahora es la misma, la diferencia radica en que hoy no se trata de brujas sino de “brujos”.

Reflejo en Suecia

Un ejemplo que confirma en Suecia las observaciones de la inglesa lo tenemos en el artículo que publicó ese mismo 17 De octubre en el periódico Metro de Estocolmo, la columnista Cissi Wallin, bajo el título que podríamos traducir como “Metoo: Yo también estoy”. Aquí Cissi Wallin se pregunta hasta cuando los hombres dejaran de tomar “su maldita responsabilidad”, considerando no pueden ser solo las mujeres las que piten, batallen y luchen por un clima en el que las niñas no tengan un miedo constante al abuso:”¿Cuándo podrán los hombres, en general, asumir su maldita responsabilidad y limpiar toda la mierda con la que están de acuerdo colectivamente, incluso con sus silenciosas concesiones?”

Cissi para por alto que los primeros en combatir el abuso contra las mujeres después de las propias afectadas que hicieron resistencia fueron hombres, padres, hermanos, maridos en hijos que intentaban reivindicar de sus esposas, hijas madres y hermanas el honor ultrajado, claro de eso no puede hablar la periodista cuando “honor” se ha convertido en una mala palabra, un rezago de sociedades incivilizadas que sólo genera crímenes patriarcales, aún así siguen siendo hombres los que en forma de ciudadanos, policías y jueces, los que junto a mujeres de igual oficio detienen y castigan en innumerables casos tanto a los violadores reales como lamentablemente a los falsamente inculpados.

Virando la tortilla

Pero las feministas en su visión reducida de la realidad no pueden ver esto, en su lugar e ignorando siglos de desarrollo de las ciencias juridicas intentan que un hombre por el simple hecho de pertenecer al género masculino tenga que sentirse responsable del crimen comentido por otro al que ni siquiera conoce.

Esto es tan absurdo como intentar cargar a todas las mujeres del orbe con las culpas de Janis Leigh Karpinski oficial de carrera en la Reserva del Ejército de los EE. UU., ahora jubilada Lynndie Rana England ex soldado de la Reserva del Ejército de los Estados Unidos por las torturas y abuso (algunos de ellos de naturaleza sexual) en las que participaron junto ahombres (no nos de pena reconocerlo) contra los prisioneros iraquíes en Abu Ghraib

Lo que sí es vergonzoso es que una tragedia humana como es una violación pueda ser manipulada con fines de lucros o peor aún propagandísticos. Ahí tenemos el caso del desgraciado voleibolista cubano Luis Tomás Sosa, condenado inicialmente a tres años y medio de cárcel por la presunta violación de una ciudadana de origen kurdo hace un año en Tampere Finladia y tras permeanecer un año tras encarcelado resultó absuelto por la corte de apelaciones de Turk. A ver quién le devuelve ahora al joven jugador el prestigio e incluso la seguridad en sí mismo tras una acusación a todas luces falsa, hecha por una mujer, cuya dudosa credibilidad no le impidió salirse con la suya en el caso del resto de los involucrados; Abraham Alfonso Gavilán cuya pena fue reducida a un año y tres meses – liberado tras cumplir más de la mitad de la sanción- el capitán Rolando Cepeda Abreu, reducido a dos años y medio; el pasador Ricardo Calvo Manzano ahora cumpliendo tres años y medio, y el peor parado Osmany Uriarte cuya noche loca le ha costado cuatro años de prisión en un país frío, oscuro y extraño.

El uso de la violación con sentido político más que para reivindicar los derechos de sus víctimas lo vemos a diario y poco o nada parecen revelarse contra este uso las feministas que en Suecia se rasgan las vestiduras por lo que puede ocurrir en esos antros de perdición y prostitución femenina o masculina que es Hollywood, mientras no dicen ni esta boca es mía cada vez que un hombre es violado algún rincón de la apacible Suecia, país donde según el mismo periódico Metro y de acuerdo a las estadísticas del Consejo de Prevención del Delito en el año 2012, se informaron de 132 casos de violaciones contra hombres adultos lo que significaba un aumentó en un 23 por ciento en comparación con el año anterior. Piden la solidaridad de los hombres, pero no mueven un dedo para protestar contra las condiciones en las que estos puedan ser abusados, en las cárceles del mundo y el silencio es mucho mayor cuando él y se realiza con fines de castigos político, como ocurrió en el caso iraquí ya mencionado o, en las cárceles de Gldan Georgia con los opositores al presidente Saakashvili, según se difundió en ese mismo año de 2012.

Este autismo sexista se incrementa sin el deleznable acto sirve de culminación al proyecto de convertir una nación en estado fallido, como ocurrió con Libia, cuyo dictador ya sabíamos que tenía los días ya estaban contados desde el momento en que los medios de todo el mundo, se hicieron eco de la del testimonio de una mujer libia que aseguraba haber sido violada por 15 soldados del régimen. Sensibilidad mediática que se esfumaría tras la sodomización de Gadafi por unos violadores contra los que nadie hace campaña como la que le tienen montada a Míster Weinstein.

Conclusiones

Desde la perspectiva humanista, nadie debería callar cuando se comete un delito contra una persona, no importa si es mujer u hombre incluso si ha sido un tirano, ya no hablemos de niños o niñas, ancianos o ancianas. Hablando concretamente de la frescura o propasamiento de un hombre con una mujer no hace falta se feminista para condenarlo basta con tener sentido de caballerosidad (otra de las cosas que repugna al feminismo) para considerarlo algo deleznable y por tanto lamentable.

Otra cosa es difundir en las redes sociales materiales como el video publicado en el 18 de octubre, en evidente conexión con la campaña de Marras en el canal Historias de YouTube bajo el título de Toma Fotos De Su Violación En La Ducha.

Aquí se nos cuenta la triste historia de una activista anti acoso que se fue bañar con un borracho. Ya podrá imaginarse el lector lo que pasó. Este descuido de la propia integridad, imperdonable una persona que se supone alerta a las jóvenes para que nadie abuse de ellas, parece más el guion de una mala película porno que otra cosa. Lamentablemente y dado el nivel de la carencia de pensamiento crítico que impera en esa misma plataforma, la historiaa mas que como alarma, funciona perfectamente como material de propaganda anti masculina.

Exponer experiencias desafortunadas de acoso sexual no está mal, lo malo es cuando aquella más bien parece construcciones con el fin de calzar una campaña mundial como la que se ha armado con el último escándalo hollywoodense (lugar de relajo e inmoralidad por excelencia). Eso para lo único que sirve es para ayudar a las fuerzas que intentan llevar la lucha de clases al terreno sexual, con el objetivo encubierto de satanizar al hombre y destruir cualquier intento de acercamiento heterosexual, incluido aquel que implica consentimiento de ambas partes. Lo que está en la mira no es el acoso sexual, ni siquiera el juego ambiguo y erótico del “quiero y no quiero”, el objetivo es la pareja humana capaz de ser reproductiva. No nos dejemos manipular, en nombre de la solidaridad o de las culpas colectivas por una agenda feninazi, la cual hace con las mujeres lo que Hitler con el pueblo Alemán, llevarlas al atolladero en nombre de su defensa.

Cuba: cuna y olvido del catalanismo radical

14 Oct

La Independencia: ¿buena para Latinoamérica, mala para Cataluña?

Mario Vargas Llosa ha ofrecido un memorable discurso en la marcha de Barcelona a favor de la unidad de España que tuvo lugar el 8 de Octubre de 2017, allí ha denunciado los peligros de la pasión cuando ésta es movida por el fanatismo y el racismo, podría haber dicho mejor la xenofobia que es la herramienta por excelencia de los inventores de nuevas naciones, allí donde viejas pasiones ya habían inventado otra, recomenzándose el mal en una historia de nunca acabar.

Ocurre que si por principios (libertarios) el estado nacional ya es algo malo, lo que buscan los “independentismo”, desde que tenemos memoria de ellos, es fragmentarlos en miniaturas en las cuales se reproducen todos los males del cuerpo originario.

El escritor peruano ha definido muy bien a la pasión nacionalista como lo que es: “Religión laica, herencia lamentable del peor romanticismo. El nacionalismo ha llenado la historia de Europa y del mundo, y de España, de guerras, de sangre y de cadáveres. Desde hace algún tiempo, el nacionalismo viene causando estragos también en Cataluña.

Eso está muy bien, lo que le falta es el coraje para incluir la experiencia hispanoamericana del orador. El lastre de una formación general en los cánones de ese mismo nacionalismo que hoy critica para Cataluña, le impide ver lo evidente, que estamos asistiendo por vigésimo primera vez a la puesta escena, en territorio hispanohablante(los catalanes lo son por excelencia, aunque también dominen su dialecto) del invento de un estado nacional. Nada nuevo bajo el sol.

Así pues las palabras de Vargas Llosa bien las podría haber empotrado el tatarataratararabuelo del escritor en la cara del ariqueño Manuel Pérez de Tudela, como respuesta a su redacción del documento firmado el 15 de julio de 1821 por los vecinos notables de la Ciudad de los Reyes (Lima) según el cual el Perú declaraba solemnemente su independencia de la Corona Española, texto que se proclamara públicamente el 28 de julio del mismo año, en la Plaza Mayor de la ciudad.

Ha llovido mucho desde aquella fecha. Pero ni entonces ni hoy es fácil encontrar al intelectual que le ponga el cascabel no al gato, sino a ese jaguar feroz del “independentismo” (independencia para machacar su propio pueblo) latinoamericano.

La pieza cubana en el rompecabezas catalanista

Cuba es la conexión directa de aquellos vientos con las tempestades que hoy azotan a lo poco que queda de España.Como se nos cuenta en el artículo de BBC Mundo: Qué tiene que ver Cuba con el independentismo catalán, más allá de la bandera estelada, firmado por Lioman Lima; la primera Asamblea Constituyente del Separatismo Catalán tuvo lugar entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de 1928 en La Habana. Antecedentes del hecho lo tenemos en los catalanes que combatieron del lado independentista cubano, tales como: José Miró Argenter, Josep Oller Araga o Gabriel Prat, quienes por supuesto no compensan el compromiso que desde los inicios del independentismo tuvo esa Cataluña que hoy se quiere separar con los esfuerzos hispano cubanos por mantener a la siempre fiel Isla de Cuba como parte integral de la Corona hispana. Recuérdese a los miles de voluntarios movilizados por la Diputación de Barcelona, quienes para resaltar su catalanidad en la defensa de los intereses de España llevaban, como parte de su uniforme, faja con los colores, gorro encamado, polainas y alpargatas, que les identificaba como paisanos catalanes.

El historiador Joan Esculies, profesor de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), explica a la BBC que para muchos catalanes el perder Cuba significó perder sus negocios y muchos de ellos no le perdonaron la derrota a la monarquía, como antes tampoco no le habían perdonado la abolición de la esclavitud en la Isla, otro negocio rentable que enriqueció durante décadas las arcas de los abuelos de algunos de estos políticos que hoy claman por la independencia de su pequeña tierra.

Aunque no solamente de la esclavitud vivió el catalán; en Cuba aún resuenan apellidos de familias catalanas que se enriquecieron en la isla con otros negocios como el del tabaco; Partagás o la bebida; Bacardí.

En la misma nota se hace referencia al dinero traído por los catalanes a su lugar de origen tras la pérdida de la colonia y que facilitaron entre otras cosas las construcciones modernistas de Cataluña.

Por su parte los catalanes que quedaron del otro lado del Atlántico comenzaron a pensar en cómo repetir en Cataluña, lo ocurrido en Cuba. Según el historiador Joan Manuel Ferrán Oliva, también entrevistado por la BBC, para 1925 aún residían 17.000 catalanes en la Isla, y esta era la mayor comunidad fuera de España, muchos de ellos se convertirían en el principal soporte internacional de la “causa independentista” Mientras se organizaban los grupos nacionalistas catalanes en La Habana y Santiago de Cuba, quienes a diferencia de los reformistas del llamado “catalanismo político” surgido en España, pedían más que descentralizar el poder desde Madrid, liberar a Cataluña al estilo cubano. Así surgieron en la Isla asociaciones independentistas catalanas como el Club Separatista Número 1 de La Habana, el Club Separatista Número 11 de Santiago de Cuba, el Grop Nacionalista Radical Cataluña o el Blok Nacionalista Cathalonia de Guantánamo. Según se refiere en el artículo de la BBC, muchas de estas organizaciones eran secretas, como lo fueron en sus orígenes por cierto muchos de los clubes que gestaron la idependencia de las diferentes naciones latinoamericanas.

Estos independentistas radicados en Cuba publicaron revistas y colocaban en los balcones de los centros y las asociaciones catalanas una senyera (la bandera amarilla con cuatro barras rojas, emblema de Cataluña) con una estrella blanca, como la cubana, pero en el centro.

Hacia 1914, llega a La Habana un marino mercante proveniente de Chile que cambia nuevamente el diseño y el significado de la bandera “estelada”,  se trataba de Vicenç Albert Ballester, ex miembro del Fomento Autonomista Catalán quien había sido encarcelado por organizar actos de corte independentista, al ver estas banderas que se colocaban en las asociaciones catalanas y ver la bandera cubana se inspiró en ellas para hacer el diseño de la actual “ estelada“ la cual será convertida en 1922, en el emblema de un partido denominado Estat Catalá (Estado Catalán), fundado por Francesc Macià i Llussà, conocido en castellano como Francisco Maciá, un catalán que paradójicamente había sido teniente coronel del Ejército español y que como veremos más adelante tratará de aplicar sus conocimientos militares en los intentos de independizar a Cataluña.

Maciá: el Martí catalán

En 1928, Maciá vuelve a Cuba y la bandera de su movimiento declarada como bandera oficial de la «República Catalana Independiente» lo que se recoger en la «Constitución de la Habana» que se escribió y firmó en la capital de Cuba entre el 15 de agosto y el 2 de octubre de 1928. Ella presidirá la primera Asamblea Constituyente del Separatismo Catalán, que tiene lugar entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de 1928. Esta reunión se inspiraba en la célebre Asamblea Constituyente de Guáimaro en la cual un grupo de independentistas cubanos habían participado el abril de 1869, en la localidad del mismo nombre de la provincia de Camagüey, Cuba, para redactar y votar la primera Constitución cubana, contra el dominio español.

Es pues inspirados en aquellos mambises que los emigrados catalanes, entre ellos a Maciá, además de aprobar la Constitución Provisional de la República Catalana o Constitución de La Habana, como primer documento que daba “forma legal” a la “nación independiente” crean, con evidente inspiración Martiana, la organización encargada de materializar el proyecto, Partido Separatista Revolucionario de Cataluña.

En el evento se reafirmaba lo concluido en congreso de emigrados catalanes celebrado en 1922 en La Habana donde ya se consideraba que Cataluña tenía derecho a la independencia absoluta”, indicó Ferrán Oliva a la BBC. El historiador, de origen cubano, asegura que uno de los principales motivos para que este evento tuviera lugar en Cuba era el hecho de que los emigrados catalanes en Cuba estuvieron entre los que más fondos aportaron a la causa independentista. casi hasta mediados del siglo XX” “más de 47 % de los recursos económicos recibidos por Estat Catalá durante el régimen de Primo de Rivera (1923-1930), provinieron de los emigrados en Cuba.” Luego vinieron los conflictos, al caer el gobierno de facto en España, Maciá renunciará a la independencia, aceptando la fórmula autonomista. De vuelta a España en febrero de 1931, año en que fund Estat Català con Partit Republicà Català el grupo L’Opinió para dar nacimiento a Esquerra Republicana de Catalunya. Será elegido diputado a Cortes entre ese año y 1933. El 14 de abril de 1931,al obtener la mayoría para su nuevo partido en las elecciones municipales Macià proclamó la República Catalana pero a los tres días renuncia a la misma negociando con el Gobierno provisional un estatuto de autonomía para Cataluña, y que el Gobierno de Cataluña se denominara en lo adelante como Generalitat.

Esta claudicación del “apostol idenpendentista” catalán le gano el repudio de los emigrados de Santiago de Cuba quienes descolgarán su retrato de las sociedades catalanas y retirándole la presidencia de honor de las mismas.

Francesc Macià i Llussà corrió la misma suerte que los independentistas cubanos que abrazaron las banderas del autonomismo como resultado de sus experiencias durante la guerra de los 10 años; 1868-1898.

Como sus inspiradores cubanos, también Francesc Macià había intentado el camino de la beligerancia hacia la independencia. Para ello ideó lo que los historiadores españoles califican como  el “complot de Prats de Molló”, un intento de invasión militar de Cataluña desde Francia que permitiera ocupar el territorio suficiente para llamar la atención del mundo “caso catalán”.
El plan era el de atravesar la frontera de madrugada y por las montañas con dos columnas que se reunirían con otros grupos sediciosos en los alrededores de Olot, capital de la comarca de La Garrocha, y luego tomaría la ciudad para proclamar desde allí de la República Catalana. Para conseguir sus objetivos el independentista trató de echar mano a todas las alianzas imaginables, desde los movimientos nacionalistas filipinos y europeos (incluidos en primer lugar, naturalmente, los vascos) hasta los anarquistas de la CNT, pasado por los comunistas y naturalmente quienes les ordenaban, los soviéticos, con tal objetivo marcha a Moscú acompañado del secretario del PCE José Bullejos— entrevistándose allí con dos figuras soviéticas del momento pero que pronto caerán en desgracia; entrevistarse Bujarin y Zinoviev, le servirá de intérprete Andreu Nin, otro futuro desgraciado, desaparecido por los estalinistas durante la guerra civil.

Por supuesto se trataba de forjar un pacto contra natura que estaba condenado de antemano al fracaso. Mas lo peor de conjurar tanta gente diferente no era los conflictos entre ellos, sino la facilidad que se daba para la infiltración de agentes. Así ocurrió cuando Maciá entró en contacto con grupo de exiliados italianos en París entre los que se encontraba Ricciotti Garibaldi hijo, nieto del héroe de la unificación italiana del mismo apellido quien siguiendo la tradición del abuelo resultó ser un agente extranjero, en su caso al servicio Mussolini, lo cual no había sido así desde el principio de su exilio, por el contrario; había intentado organizar una oposición al ascenso de Mussolini y el fascismo con su movimiento Libera Libera, viendose obligado a trasladarse a Francia en 1925, luego jjunto con dos hermanos se dedicó a la creación de una legión de veteranos de Garibaldi, dentro de la inmigración italiana con el objetivo de incursionar en Italia para levantar al pueblo contra el fascismo financiandose con la Francmasonería italiana, en un plan muy asemejaba al de Francesc Macià. Sin embargo junto con su hermano Peppino, terminará siendo reclutado por el vice vicario Francesco La Polla como agentes del gobierno italiano y será gracias que el dictador Primo de Rivera tenga conocimiento de la invasión que se planeaba contra el territorio español. Aparentemente será desde el mismo grupo italiano donde se pondrá en sobre aviso a las autoridades francesas, quienes detendrán en la frontera a la mayoría de los participantes de la invasión. Por su parte Maciá será arrestado por la policía francesa el día 4 de noviembre en la casa de campo cercana a Prats de Molló que funcionaba como su cuartel general lo mismo hará en paralelo la policía española con otros implicados del interior de Cataluña. A pesar de sus delaciones y dada las presiones políticas también resulta arrestado Ricciotti hijo en Niza, la policía francesa había obtenido evidencia de que estaba a al servicio del gobierno italiano.Expulsados ​​de Francia buscará refugio en Cuba, pero unos meses después volverá a Riofreddo, Italia, donde su hermano Ezio Garibaldi era alcalde.

Por su parte Maciá será juzgado el 21 de enero de 1927. El independentista catalán aprovechará la oportunidad para hacer lo mismo que ya había hecho Hitler, dos años antes, en el Juicio de febrero de 1924 por su intento de golpe de estado del 9 de noviembre de 1923: convertir el proceso en una tribuna política.

Por su parte los franceses, tan implacables con sus separatismos internos resultaron más que benévolos con el catalán, condenándolo a los dos meses de cárcel que ya había cumplido en prisión preventiva, por lo que fue puesto inmediatamente en libertad, más una multa de 100 francos por tenencia ilícita de armas, y a la deportación Bélgica. tanta complacencia con un conspirador enemigos de una nación con la que se mantienen mantiene relaciones diplomáticas se ven en raras ocasiones, por ejemplo cuando la policía norteamericana descubrió y abortó en enero de 1995 el llamado Plan de la Fernandina, organizado por José Martí y su Partido Revolucionario Cubano, el paralelo con el caso catalán es evidente salvo en el detalle de que la intervención policiaca no bastó para detener un nuevo estallido independentista en Cuba el 24 de febrero de 1995.

Macia 2a tongada escanea 003 editora 8 44 1.jpg
Francesc Macià

Francisco Maciá, se convierte  en una suerte de mito de la independencia, todo un José Martí catalán -el padre del  Martí cubano, Mariano Martí, era natural de Valencia uno de los reivindicados como “países catalanes”.  En 1927, Maciá inicia un el viaje por América Latina, para Octubre de 1928 ya estará en Cuba participando en la ya referida Asamblea Constituyente del Separatismo Catalán, el nacimiento del Partit Separatista Revolucionari de Catalunnya, la aprobación de la Constitución Provisional de la República Catalana y sosteniendo todavía que el alzamiento armado de los catalanes, seguía siendo el camino a la independencia.

Razones de la fascinación catalanista con Cuba

Para la vigencia de tal idea es necesario remontarnos la Cuba de la época: En aquel momento 1928 Cuba con su economía y democracia todavía no era el ejemplo de los males que traen para una nación el biparticionismo que provocan los independentistas.

Machando lo había hecho en su primer mandato tan bien que es reelegido, había asegurado la mayor independencia económica posible a la República, procurado la diversificación de la producción nacional y que ésta llegara a satisfacer la mayor parte de las necesidades del país. Como recuerda el periodista David Canela Piña en su artículo Gerardo Machado: ¿fue realmente el Asno con Garras?, Machado Incrementó la recaudación fiscal, aprovechando que la Ley de Obras Públicas imponía un recargo del 10% sobre todos los artículos de importación considerados suntuarios y otro del 3% sobre todos los productos de procedencia extranjera, excepto los alimentos.

Esto hizo bajar las importaciones, y desarrolló la industria nacional, creando fábricas de pintura, zapatos, fósforos, y de productos no vinculados a la caña de azúcar y el tabaco. Y en 1927 aprobó una nueva Ley de Aduanas y Aranceles, para proteger y estimular la producción agrícola e industrial.

Era la primera vez que Cuba tenía su propia tarifa aduanal, de tipo moderno y elaborada para defender sus propios intereses. La producción de aves, huevos, carnes, mantequilla, queso, cerveza y calzado aumentó notablemente. Así mismo, Cuba concertó varios tratados comerciales (España, Portugal, Japón, Chile) de manera completamente independiente.

No era para menos, que los catalanes, en medio de la dictadura de Primo de Rivera, se fascinaran con la Cuba democrática y floreciente de la época. El problema es que la saga de la Cuba independizada apenas había comenzado. Es ahora cuando deben mirarse lo catalanes en el espejo de la isla para saber lo que les espera a manos de sus propios líderes cuando partan a España.