Archivo | marzo, 2020

Política y coronavirus. Por la vuelta del ting vikingo

28 Mar

Alarma selectiva

“El virus corona amenaza la vida, la salud y el empleo, dice el primer ministro Stefan Löfven en su discurso ante la nación.- Más estarán enfermo, más tendrán que despedirse de alguien amado.Los residentes de Suecia deben estar preparados para más medidas de intervención debido al virus, dice Löfven.- Puede llegar con poca antelación y puede perturbar aún más la vida cotidiana.”Hay pocos momentos en la vida en los que tienes que hacer sacrificios, no solo por tu propio bien, sino por tu entorno, tus semejantes y nuestro país”, dice Löfven.- Ese momento es ahora. Ese día ya está aquí. Esta tarea se aplica a todos. Nadie tiene una oportunidad en esta situación, continúa el Primer Ministro.- Nadie debe ir a trabajar con síntomas. Jóvenes o viejos, pobres o ricos, no importa. Todos deberían hacer su parte”

Las de arriba, ademas de anunciar que muchos se despedirían de sus trabajos y seres queridos, fueron algunas de  las palabras, a la nación ofrecida por el Primer Ministro sueco en la noche del 22 de marzo, un día después de que se conociera que el vecino país de Noruega acababa de decretarse una suerte de ley seca, prohibiendo que se sirvieran bebidas alcohólicas en los establecimientos de Oslo, toda una tragedia para el rampante alcoholismo nórdico, que tanta gente enferma y mata sin que se haga nada serio por evitarlo, solo establecer el monopolio y por tanto la ganancia del  estado sobre la fatal droga.

En el caso sueco se denomina Systembolaget. Los establecimientos del monopolio estatal son las únicas tiendas al por menor que pueden vender bebidas alcohólicas que contengan un porcentaje de alcohol superior al 3,5%. Jamás he visto un discurso a la nación de un Primer Ministro, denunciando la tragedia de la que el estado participa, en tanto que con el pretexto de regularla, se convierte en el principal abastecedor y por tanto beneficiario de una sustancia que tanto daño hace a su pueblo. En este caso el estado no lidera al pueblo, sino que se deja llevar y hasta se aprovecha de unas mala constumbre que viene de la época vikinga. Aunque no todo era malo entonces y hastas podríamos sacar lecciones como veremos mas adelante.

Según datos de 2016, aportados por el Global Data Health Exchange (GDHx) y el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME); la tasa de mortalidad a causa del alcohol por cada 100000 habitanes de de Tasas de mortalidad estandarizadas por edad por trastornos por consumo de alcohol y drogas, medidas como el número de muertes por cada 100,000 individuos Estos incluyen solo muertes directas atribuibles al consumo, pero no a trastornos relacionados indirectamente con el uso y abuso de medidas espirituosas como pueden ser suicidios o accidentes lo cual aumentaría estrepitosamente el peligro.

Según el Instituto Karolinska y de acuerdo a un estudio de 2014 hay más de un millón de suecos que consumen alcohol hasta el punto de que puede considerarse dañino y conllevar un riesgo de dependencia. Cualquiera puede terminar consumiendo alcohol en un grado que ocasione problemas. Pero la morbilidad relacionada con el alcohol, se observa predominantemente en grupos socioeconómicos menos privilegiados “, nueve de cada diez suecos mayores de 17 años han consumido alcohol en el último año. Casi uno de cada dos tomará alcohol cada semana, y más de uno de cada tres consumirá el equivalente a una botella de vino más de una vez al mes o con mayor frecuencia. Y si bien se observa una lenta disminución del consumo en los últimos diez años; todavía está en niveles marcadamente más altos que hace 20 años, lo peor es que la proporción de consumidores de alto nivel ha aumentado significativamente desde 1995, y los investigadores actualmente estiman que aproximadamente un millón de suecos consumen alcohol en tal medida que corren el riesgo de encontrarse con problemas médicos o sociales, y que 300,000 de ellos han desarrollado un dependencia del alcohol. De estos, hay 50,000 que tienen una dependencia que involucra grandes problemas, mientras que la gran mayoría, 250,000 personas, tienen una dependencia menos pronunciada, más o menos en secreto, a puerta cerrada.

Frente a tales estadísticas tenemos que la atención de salud se centra principalmente en las 50,000 personas con mayores problemas. Esta es la atención tradicional por abuso de sustancias, que por razones históricas es realizada por los servicios sociales en lugar de los servicios de salud. Pero todos los demás, aquellos que tienen problemas de leves a moderados, rara vez buscan atención médica para sus problemas, y definitivamente no están en contacto con los servicios sociales.

Hablamos de un mal universal tan peligroso como el coronavirus, pero contra la que nadie nos asusta como se viene haciendo desde los gobiernos y medios con el covid 13. Evidentemente el poder da la alarma cuando quiere y no siempre cuando al pueblo le conviene.

No hace falta negar la existencia de una pandemia muy peligrosa, ni caer en teoría conspiratoria alguna, para cuestionar la manera universalmente errada y hasta ilegítima en que los gobiernos del mundo “libre” están gestionando el mal. El lugar de aprender de la efectividad de los estados en las democracias asiáticas, como Taiwán, Corea del Sur o Japón, los países occidentales, comenzando por los que parecerían haber servido de laboratorio, Italia y España se han lanzado por la tarea fácil de imitar y hasta dejase asesorar la tiranía china.

Todo esto sin la mejor resistencia de la ciudadanía de quienes se suponen la representan en sus parlamentos. Tan bajo ha caído el estado liberal de este lado, que en no pocos aspectos ha dejado atrás, en cuanto al irrespeto de las libertades individuales, a quienes por principio las violan de este lado del universo, tal es el caso del régimen cubano, el cual se ha dado gusto de denunciar la paja en el ojo ajeno. Lo ha hecho sin necesidad de mentir en el órgano oficial del partido comunista de la isla, el periódico Granma, donde se publica lo siguiente:

Demagogia de números, nuevamente el sistema, mudo casi siempre de realidad, vuelve a relatarla casi exclusivamente con estadísticas: cifras, porcentajes, comparaciones y frases «ingeniosas» para hacer creer que se sienten «muy seguros» con las decisiones que asumen sin consultar a los pueblos.
Opera una especie de «aristocracia académica» que, con el pretexto de que los pueblos «no saben», dictan normas y decretos a granel para conducir la crisis por los senderos que, para ellos, son más seguros.
En la lógica del combate al nuevo coronavirus, reinan los silogismos del «estado presente», pero con pueblos desmovilizados a punta de pánico o de verdades a medias. «Todos a su casa» a fungir como espectadores de las cifras y de las acciones asumidas por quienes dicen saber qué hacer ante una amenaza de la que saben poco o nada.”
Semiótica de la pandemia: ¿Ignoramos cuánto ignoramos?, artículo de Fernando Buen Abad publicado el 26 de marzo de 2020

Es Granma, cierto, pero dice verdades, que lo que apenas haga lo mismo cuando se trata de la realidad cubana, para la cual valdría la pena una crítica similar ya es otra cosa.
Lo cierto es que se ha establecido un relato único sobre la enfermedad y el modo de evitarla que se va cumpliendo a rajatabla de la manera menos democrática por esta zona del globo terráqueo que llamamos democrática, en la india, donde la convivencia como monos y ratas en los templos es cosa aceptada la policía de da el gusto de dar azotainas al que rompa la cuarentena, en Latinoamérica los castigan obligándoles a hacer cuclillas y repetir que no saldran de casa. En Estados unidos todavía es peor, se acusa de terrorista a quien bromee con la cuestión como el caso del payaso que se puso a lamer la taza de un inodoro preguntando por el virus. No solo se frena el hacer sino incluso el pensar, los youtuberos las rebeldes, no se atreven ni a mencionar la palabra coronavirus por temor a represalias.

El nivel se censura de todo lo que se salga de la línea prestablecida es de tal que una publicación teóricamente disidente como la revista digital Cuba encuentro, se ha cuidado mucho de publicar cualquier artículo que se salga del concepto del paradigma establecido sobre el virus, permitiéndose a lo sumo hacer política antirrepublicana cuestionando faltas no esenciales del gobierno de Trump. El miedo al debate es tal que tras permitir a los lectores debatir libremente sobre los artículos un directamente sobre el asunto en los tablones del foro, se ha dado a la tarea de borrar, ya no solo lo que tuviese el menor tufo idea conspiratoria, sino a quienes con argumentos y evidencias denunciaran la manipulación mediática que está sufriendo el público con respecto a la enfermedad.

Cuando jugaba su papel

El caso la contagiosa enfermedad que nos aterra hoy en día, esta ha puesto en evidencia un mal tan grave o peor, la falta de entereza, por no decir de fuerza que tienen los pueblos para impedir que los estados, cualquiera que ellos sean, puedan manifestar de la noche a la mañana el potencial totalitario que les caracteriza. Y lo peor no es esto, sino la manera alegre que sus primeras víctimas, los pueblos lo aceptan y hasta contribuyen alegremente a la tarea.

Si el presente está tan perdido, en cuanto soberanía del pueblo, habrá que mirar al pasado en busca de consuelo, tal vez al de los pueblos germanos, antes de ser “civilizados”, es decir amaestrados por los estados.

Para esto vamos a hablar más abajo del llamado ting, en nórdico antiguo se llamaban þing (pronunciado como la palabra inglesa thing) Este sería equivalente escandinavo a nuestras, tribunales, asambleas y parlamentos modernos. Esos mismos en los que los representantes del pueblo ganan sus salarios, hagan o no lo que conviene a sus electores. Magistrados que, si se les ordena, evitan plantar cara a unos ejecutivos que, desde Estados Unidos a la Argentina, actúan como “lombardizados”, por no decir lobomotizados frente al covid-19 y sus mutaciones.

Sin embargo, el ting fue otra cosa y para comprender cuan superiores fueron los barbaros germanos que lo usaban con respecto a nuestros domados conciudadanos, echaremos manos al artículo Vikingarnas demokrati gjorde livet surt för kungen, lo que en español podríamos traducir libremente como La democracia de los vikingos le hizo la vida un limón al Rey”, que era el equivalente entonces a nuestros presidentes y primeros ministros. Se publica en la revista sueca Historia del Mundo.

A diferencia de estos tiempos donde hasta las famosas redes sociales, intentan acallarnos, todos los hombres libres tenían derecho a hablar. Sus críticas constantes volvieron loco al rey, pero también lo hicieron cambiar sus decisiones si la presión era lo suficientemente fuerte. En otros al menos había habría eso que hoy brilla por su ausencia, salvo en las series con las que nos distraen de nuestro deber como Casa de Papel, resistencia. Veamos un caso: Un día de primavera en 934, el Skald (en español escaldo poeta escandinavo, autor de cantos heroicos y de sagas) islandés Egill Skalla-Grímsson se presenta ante los jueces el ting. Son treinta y seis jueces en el tribunal ubicado al norte de Bergen, en el oeste de Noruega, juzgarán en una disputa por la herencia entre Egill y Önund. Egill lucha con el viento en contra, ya que Önund es amigo del rey Erik Blodyx y de la reina Gunhild, y para colmo, la pareja Real está presente en el juicio. Allí el escaldo Egill explica que su esposa ha sido engañada sobre su legítima herencia por su cuñando Öund. El está casado con la hermana de la esposa del poeta, y cuando el padre rico de las hermanas falleció, Önund se apresuró a apoderarse de toda la herencia en nombre de su esposa. Önund ahora se pone delante de los jueces, alegando que el difunto gran agricultor Björn, el rico, solo le dio derechos de herencia a una de sus dos hijas, su esposa.

Se trata de una mentira. Egill ha traído consigo no menos de doce testigos, que juran que a su esposa también se le prometió una parte de la herencia. En este momento, la reina Gunhild comete un error fatal. Para ayudar a Önund, ella ordena a los guardianes del rey que disuelvan el Ting. Entonces los asistentes se abalanzan contra el recinto generalmente inviolable de ramas de color avellana en el que se sientan los jueces, quienes huyen aterrorizados. Evidentemente la justicia no era algo que los vikingos tomaran a la ligera subraya el redactor del artículo. El problema es que se violan las reglas de los tribunales y se pone en juego el sistema judicial, el honor de los vikingos exige que los hombres mismos garanticen que se ejecute la justicia. Tanto los amigos de Önund como los de Egill recurren a las armas.

La grave violación del ting terminó, según las historias, con los guardianes del rey matando a diez de los amigos de Egill, después de lo cual se permitió al skald navegar a su hogar en Islandia, aunque sin haber recibido justicia. Sin embargo, no siempre los reyes y las reinas obtuvieron, lo que deseaban en el ting.

Los historiadores han encontrado numerosos ejemplos de gobernantes nórdicos que fueron rechazados y amenazados por sus súbditos furiosos y tuvieron que cambiar de parecer.

Ya existían lugares para el ting durante la Edad del Hierro, cuando vivían los antepasados de los vikingos.  Dado que la palabra también se encontró en inglés antiguo, alemán y otros idiomas germánicos, los investigadores esperan que no solo los escandinavos sino todas las tribus germánicas de la Edad del Hierro del norte de Europa se reunieran en estos sitios.

La teoría es corroborada por el emperador romano Julio César, quien en su relato de las guerras galas del 50 a. C. describe la reunión con el pueblo germánico al norte del Rin.

Después de que los romanos construyeron un puente sobre el río y amenazaron con invadir la tierra de los suevos, aquellos convocaron a un ting, o como el Cesar lo describe en latín; Concilium (concilio). Los suevos decidieron evacuar sus aldeas y formar un ejército de defensa. Que pararía el inminente ataque de los romanos.

Incluso fuentes romanas posteriores hablan de las asombrosas tradiciones democráticas de los germanos. En su obra Germania del año 98 DC, el historiador Tácito describe las cosas de los antecesores de los alemanes, que en muchos aspectos se parecían a las de los vikingos mil años después.

Según Tácito, el aquello consistía en que hombres libres se reunían en la luna nueva y la luna llena para juzgar disputas y establecer nuevas leyes. Según Tácito, un ting comenzó con el rey o el jefe leyendo los asuntos actuales.

Cuando se trataron los asuntos, los participantes mostraron su desaprobación tarareando. Si, en cambio, estuvieron de acuerdo, golpearon sus lanzas entre sí, una costumbre que sobrevivió en la Era Vikinga, cuando el hábito de golpear escudos o espadas uno contra el otro se conocía como vápnatak ( toma de armas).

Para los romanos,  el poco distanciamiento que existía en  los “alamanes” entre los jefes y sus súbditos fue otra sorpresa. En en el momento de la asambleea cualquiera tenía oportunidad de hablar.

 

Como con los antiguos germanos combatidos  y sometidos en parte por Roma, o los godos que destrozaron el imperio,  el rey de los vikingos debía ser aprobado en el ting del reino, y a menudo tenía que hacer de tripas corazón para complacer a sus súbditos.

Veemos el ejemplo de Håkon góðe (el bueno) quien según la historia real de Snorre Sturlasson, fue elegido rey de Noruega en ting de Trondheim, celebrado alrededor del año 930–934. Para aquella época algunos vikingos ya se habían convertido al cristianismo, mientras que la mayoría aún aferraba al ásatrú es decir al paganismo nórdico.  Este rey era cristiano, pero dependía del apoyo de los creyentes de los paganos y esto le causó problemas. Un invierno, Håkon viajó con su corte a Trondheim para participar en la tradicional celebración “navideña” de los vikingos, en realidad celebración sacrificial en honor de Oden y Thor. Durante la primera sangría, el Rey hizo la señal de la cruz sobre su taza de sangre, lo que causó el enojo de la mesa. Los hombres allí sentados le gritaron que comiera la carne del caballo sacrificado, pero el rey se negó.

Durante la próxima fiesta de sacrificios, la mala fama del rey le precedía, y los vikingos se comportaron aún más amenazadoramente. Al final, Håkon consideró que lo sabio era participar plenamente de la ceremonia, por lo que no solo bebió de la copa sin hacer signos cruzadas, sino que además comió del hígado de un caballo sacrificado.

Peter Nicolai Arbo-Haakon den gode.jpg
Haakon_I_de_Noruega

Pero no siempre los reyes germanos fueron tan débiles, con posterioridad a la era romana, los tings fueron perdiendo poder poco a poco frente a los Reyes y la iglesia que les ayudaba a conformar los típicos reinos medievales europeo, este proceso se da a lo largo de siglos 400, 500 y 600. Sin embargo, en los países nórdicos, los vikingos mantuvieron obstinadamente su derecho a la codecisión a través del ting. Prueba de ellos es que cuando el misionero Ansgar de Francia, visitó Birka alrededor de 830, se sorprendió por la respuesta que le dio el rey a su solicitud de ser misionero entre los vikingos. Esta suerte de presidente electo vitalicio le preguntó al monje llevar su cuestión al ting y que la dejaría en manos de los dioses y del pueblo, explicándoles que era costumbre que todas las decisiones públicas se basen más en la voluntad unánime del pueblo que en el poder del rey. Al final hubo una fuerte discusión, pero la asamblea decidió autorizar a Ansgar para estableciera una congregación cristiana en Birka.

La revista Historia del mundo, asegura que este mismo tipo de asamblea existía entre los Dioses. Así mismo explica que había muchas en toda Escandinavia, las había de diversa extensión y podían ser convocadas por cualquier hombre libre o viuda con tierras propias. En el caso de asambleas locales la convocatoria se realizaba con la ayuda de un mensajero que llevaba una pieza de madera o un garrote, que se trasladaría, en una suerte de carrera de relevo, de granja en granja con la invitación a reunirse en una fecha determinada. Las personas que no reenviaran el mensaje podrían recibir una multa.

Gradualmente, surgieron tings cada vez más grande en los que se trataban trataron problemas que afectaba a toda una región. En Noruega, el Eidsivating, fundado alrededor del año 850, recibió se encargó  de los asuntos de las partes orientales del reino, mientras que los llamados denominado ting amarillo y el tingn glaseado del siglo IX se responsabilizaron de lado oeste de Noruega y el área alrededor de Trondheim. A finales de la era vikinga de Dinamarca, todavía quedaban una serie de pequeños consejos de condado locales y tres grandes consejos de condado en las ciudades de Lund, Ringsted y Viborg.

Tanto las asambleas pequeñas como las grandes se realizaban a cielo raso y en lugares fijos, a los que era relativamente fácil llegar. Los vikingos estaban preparados para viajar una gran distancia para participar en las discusiones y tomar decisiones importantes. En Islandia, el viaje tomaba más de una semana a caballo para los granjeros que vivían más lejos del consejo del condado.

El sitio elegido como lugar podría depender del azar, como lo muestra la historia del vikingo noruego Torolf Mosterskägg, quien, al acercarse a la costa de Islandia, por la península de Reykjane, arrojó los pilares de su templo de para dioses noruegos, por la borda. Los soportes estaban decorados con tallas de Tor, quien también era el dios de las cosas. En el lugar donde cayeron, Torolf instaló el primer ting en el área.

Aquellos vikingos hicieron las cosas de la misma manera, ya vivieran en Suecia o en Irlanda. La reunión pública se llevó a cabo bajo el cielo abierto, y los vikingos traían a toda la familia. Y no solo servía el ting para hacer política o justicia, sino que se convertía en la oportunidad para comprar, divertirse, hasta encontrar una pareja.

En resumen, que si vivieran en tiempos de los vikingos otra habría sido el modo de abordar la expansión del coronavirus, se habría escuchado más voces, y más argumentos y sobre las experiencias y el saber verdaderos, se habrían encontrado una mejor estrategia, que no implicara, por ejemplo amontonar bajo un mismo techo a niños con persona mayores de la tercera edad, que son las de más alto riesgo, tan poco de habría torpedeado tan fácilmente la economía afectado de manera quizás irreversible, la pequeña y mediana empresa y con ello las familias que viven de ellas. Quizás bajo la presión popular el estado de habría visto empujado actuar con rapidez y eficacia, concentrándote en detectar a los que realmente están afectados, colocando solo ellos en cuarentena y contando con los recursos necesarios para salvarles de la muerte, sin afectar a la sociedad entera.

Se trata lamentablemente pues de una forma de ejercer o frenar el poder que hoy resulta imposible, incluso para los herederos de aquellos valientes guerreros, no solo por la perdida en la memoria social delo que sería una auténtica cultura participativa en la cosa pública, sino por motivos de fuerza mayor, porque, para el caso sueco, la recomendación de evitar grandes aglomeraciones, se ha pasado a un decreto por el que se prohíben reuniones de más de 50 personas, algo que puede servir lo mismo para que no se enfermen que para que no protesten.

Frente a la política de crisis del gobierno sueco se supones que deberíamos tener Jimmie Åkesson, líder del Los Demócratas suecos, el partido opositor más poderoso. Este dedicó un discurso a la nación el 26 de marzo. En él se pregunta: ¿Por qué se cambió el mensaje de los expertos?,¿Por qué no hicimos algo antes?,¿Por qué no estábamos mejor preparados? ¿Por qué se dijo que los niños y los jóvenes no se infectarían? Y agrega que se enoja de que, en Suecia, con su alta carga fiscal todavía tengan que preocupase la gente de si recibirá atención médica o no, pero cree que no es el momento para maldecir, sino para pasar la crisis como un país unido, como nación, como familia. Es decir que por el momento no va a exigir responsabilidad, por el contrario, considera que en este momento como como político de oposición se sirve mejor al país apoyando en lugar que desafiando al gobierno que encabeza Stefan Löfven. Ya podremos imaginar el nivel de resistencia por parte de la política establecida que tendrá la estrategia gobierno frente al virus: nula. Es lo que pasa cuando el estado liberal saca su verdadera cara, la monolítica y de granito, como los muros del mismo parlamento

Para el caso sirve de justificación en el hecho de que, según la conferencia de prensa ofrecida del 27 de marzo de 2020, por La Autoridad de Salud Pública, la Junta Nacional de Salud y la Agencia de Protección Social y Planificación de Emergencias de Suecia sobre covid-19 hasta el momento el país tenía 3046 infestados y 92 fallecidos por la pandemia. Algo que impresiona más en cuanto no se airea con la misma insistencia y visibilidad otras causas de muerte.

A esto habría que agregar, lo que más duele al hombre de la sociedad industrial, la afectación de su bolsillo. El mercado de valores del país está en baja, la aerolínea SAS despedirá 10,000 empleados, superada por la Volvo que al detener toda la producción en Suecia indefinidamente y dejará más de 20,000 empleados sin trabajo. Por cierto, no he visto un solo sindicalista protestando por estos despidos, ni lo que vendrán con el resentimiento inevitable de otras industrias, como, por ejemplo, los servicios vinculadas al turismo, hoteles, restaurantes, etc.

De lo que si se saben es del colchón a costa del erario público con el que el gobierno socialdemócrata apoyado por el partido campesino Centro y el liberal, intenta suavizar la caída de estas víctimas colaterales del panicovirus; se trata de un paquete de apoyo a los afectados que recuerda un tanto al de Trump. Para el caso sueco se gastarán hasta 300 000 millones de coronas suecas con las que se compensarán los salarios afectados en caso de baja por enfermedad a corto plazo, y demoras en los pagos de impuestos de la compañía. Así mismo la nación ha cerrado sus fronteras, a personas que no procedan de la Unión Europea (los xenófobos levantaran su altar al virus, ya lo verás) posponiendo o cancelando eventos deportivos y culturales y convirtiendo en a distancia la educación presencial en institutos preuniversitarios y centros de educación superior, algo para que el país vanguardia en cultura digital realmente estaba preparado, hay que reconocérselo. Y aunque varios escolares han sido enviados a casa, mientras que la educación pre y universitaria deviene educación a distancia, por lo menos se ha guardad la formalidad democrática sometiendo al Parlamento, 19 de marzo, de un proyecto de ley que le da al gobierno el poder de cerrar escuelas obligatorias y preescolares si lo considera necesario. Medida que hasta el momento no se ha tomado, pero podría aplicarse más adelante.

Y si bien se ha retrasado en cuando en cuanto a las medidas de confinamiento general, su gobierno acaba de prohibir cualquier reunión pública de número igual o superior a los 50 ciudadanos. Es decir que si el ting parecí muerto ha recibido su tiro de gracia, gracias (valga la redundancia) al coronavirus.

Homoerótica y Estalinismo: el caso del comisario Nikolay Yezhov

15 Mar

 

Sabemos que el nazismo, pese a la homofobia que se le acredita, no tuvo reparos en usar homosexuales a su servicio. El caso paradigmático lo tenemos en Ernst Julius Günther Röhm (Múnich, 28 de noviembre de 1887-ibídem, 1 de julio de 1934) el cofundador y comandante de las brigadas paramilitares nazis conocidas como SA (1931-1934), a las que no puede negar su papel en la protección y ascenso nacional socialismo al poder

Lamentablemente no pasará mucho tiempo sin que al líder de aquellas fuerzas le toque caer. En teoría su error fue intentar que las SA reemplazasen al ejército regular como fuerza nacional, lo que estuvo a punto de desencadenar una revuelta de las Reichswehr, es decir de la defensa imperial. Así como se llamaron las fuerzas armadas de Alemania hasta 1935, cuando el Adolf Hitler las rebautiza como Wehrmacht, que en alemán significa «Fuerza de Defensa»
.
Para colmo Röhm tenía enemigos y competidores muy cercanos, entre ellos su segundo al mando, Heinrich Himmlery el piloto Hermann Göring, quienes logran involucrarlo en un falso intento de golpe de estado. Por ello se le incluirá en la lista de disidentes apresado durante la famosa «noche de los cuchillos largos», o si quiere un nombre más afeminado, de Operación Colibrí, que es como en realidad se denominó el operativo desatado por Hitler entre el 30 de junio y el 1 de julio de 1934, deshacerse de sus oponentes de izquierda dentro del partido, y que culminó en numerosas ejecuciones, entre ellas la de Röhm.

Es verdad que Hitler en principio no quería eliminar a su antiguo compañero y leal protector, pero terminó convencido por Göring y Heinrich Himmler, de que no valía la pena tanta compasión.

En cuanto al tema de la ostentosa homosexualidad, de Röhnm, Hitler aseguró que no sabía nada de ella, hasta después del fatídico, lo que hizo bromear a muchos con el chiste de que también ignoraba que Göring fuese gordo y Goebbels cojo.

 

Esta historia es más o menos conocida; e la que pocos saben es Röhm tuvo su equivalente en el campo soviético en lo que a la orientación sexual refiere. Se trata del cruelmente llamado “el enano” (medía 151 centímetro), Nikolái Ivánovich Yezhov, Nacido el 19 de abril de 1895, San Petersburgo, Imperio ruso y ejecutado el 4 de febrero de 1940, un año después de ser arrestado, bajo la acusación de preparar un golpe antisoviético, en el edificio de la Corte Suprema de la entonces Unión soviética.

Casi hasta ese mismo momento y desde el 28 de enero de 1937, Nikolái Yezhov, se había desempeñado como comisionado general de seguridad del estado, su eliminación estuvo envuelta en absoluto silencio, a, punto de que se le priva del título postmorten, el 24 de enero de 1941

 

Nikolái Yezhov ocupó también otros puestos de importancia, bajo Stalin, como el de Presidente de la Comisión de Control del Partido subordinada a el Comité Central del Partido Comunista de los Bolcheviques (1935-1939), miembro de Buró Organizador del Comité Central del PCUS (b) (1934-1939), Secretario del Comité Central del PCUS (b) (1935-1939), miembro candidato del Buró Político del Comité Central del PCUS (b) (1937-1939). Comisario del Pueblo de Asuntos Internos de la URSS (1936-1938), Comisario del Pueblo de Transporte de Agua de la URSS (1938-1939).

Fue en su cargo de Comisario del Interior del Pueblo y actuando bajo el liderazgo de Stalin, que Yezhov se convirtió en uno de los principales organizadores de las represiones masivas de 1937-1938, conocidas como el Gran Terror. De esto escribió mucho la presan soviética en tiempos de las glasnost (transparencia) decretada por Mijaíl Gorbachov como parte de su restructuración, perestroika.

Así para cualquiera medianamente informado sobre la historia contemporánea de Rusa, el 1937, durante el cual Yezhov dirigió el NKVD, se convierte en el año cumbre del Yezhovismo, entapa de represión cuyo fin llega con Beria, el mismo que tras la muerte de Stalin desarma los campos de concentración e intenta medidas de liberalización que nunca han sido reconocidas, opacadas por el estigma no del todo justo, de ser el último esbirro estalinista.

Lo que tampoco se sabe es que Nikolái Yezhov supo encubrarse dentro del comunismo, sin dejar de practicar la homosexual. Algo que no debería ser fácil en una época donde la pederastia que era el término que reservan los rusos para quienes los hombres que se acuestan con otros se pagaban con peas de hasta cinco años.

El tema ha sido abordado por no de los capítulos de la serie Materiales secretos, publicado este 1 de febrero de 2020. El video estás en ruso, pero aquellos que no domina esa lengua tienen la posibilidad de utilizar las aplicaciones que ofrece YouTube, primero para textar el interesante documental y luego traducirlo automáticamente, reconozco que no es una traducción perfecta, pero, por ejemplo, a menudo Yezhov se traduce como erizo, pero aún y así, se puede entender mucho de lo que se habla sobre el personaje.

El documental nos narra el papel de aquel martillo de trotskistas y bujarinistas, desempeñado por Nikolái Yezhov, lo que ya todos sabemos desde los ochenta, pero también nos ofrece la caracterización menos conocida de un hombre, con poca instrucción, amante del alcohol, desequilibrado mentalmente y obsesionado con perversiones sexuales, como entonces y todavía hoy se considera en Rusia a la homosexualidad.

Así mismo nos enteramos de relaciones muy curiosa, como las que consentía el temible policía político a

Los realizadores hablan de las curiosas relaciones que tuvo el represor con personajes famosos de su época como, por ejemplo, Mikhail Sholokhov, el premio Nobel y autor del Don Apasible, la aburria novela real socialista que nos obligaban a leer en la escuela cubana. Resulta que el Comisario del Pueblo permitía a Sholokhov encamarse con su mujer, algo que tuvo que poner fin, divorciándose de ella, por ordenes del partido. Un partido que parecía saberlo todo sobre sus funcionarios, menos que el
comisario Yezhov por su parte se acostaba con Filipp Isayevich Goloshchyokin. Se trata de uno de los temidos e implacables fundadores de la Cheka, participante en la panificación del asesinato de la familia Romanov, prisionera del Sóviet de los Urales en Ekaterinburgo Es considerado uno de los principales culpables de la hambruna en Kazajstán en 1932-1933. Parece que tanto muerto a espaldas de su querido, incluidos representantes de la nobleza, excitaba particularmente al compañero Yezhov.

El caso es que, como los amantes de Verona, los dos terminarán de la peor forma. Goloshchyokin fue Ejecutado el 28 de octubre de 1941. A pesas de sus muertos e inclinaciones sexuales delatadas por Yezhov, el antiguo chekista será rehabilitado, durante el deshielo que sucede a la desaparición de Stalin.

Además del video con el que inicio esta entrada y que, recomiendo, me gustaría comentar con el lector la Declaración del arrestado N. I. Yezhov al Departamento de Investigación del NKVD de la URSS. 24 de abril de 1939, que se encuentra en la red. Ella es tomada tomadas de la obra de Petrov N., Jansen M. “La mascota de Stalin” – Nikolái Yezhov. M., 2008. páginas.365-366

En este documento, triste, no importa los crímenes cometidos por el antiguo represor, Yezhov detalla una serie de actos que caracterizan lo que el mismo denomina su degradación more, refiriéndose a ellos como su antiguo vicio de pederastia.

Según el Comisario venido a menos, todo comenzó en la primera juventud, cuando cuando era aprendiz de sastre. Durante unos 15 a 16 años, tuvo varios casos de actos sexuales pervertidos con sus compañeros del mismo taller de sastrería.

Este “vicio” (como lo describe en el informe), se reanudó en el viejo ejército zarista con una relación casual con uno de los soldados de su compañía. Así mismo informa que mantuvo comercio carnal con cierto Filatov, un amigo suyo en Leningrado, con quien había servido en el mismo regimiento. La relación era mutuamente activa aclara, es decir, cada uno hacía de “mujer” del otro lado.

En 1919, cuando es nombrado comisario de unidades de telégrafo de telégrafo base, tuvo una relación pederastica mutuamente activa su secretario Antoshin.

Luego salta a 1924, cuando trabajando en Semipalatinsk, se encontró con su viejo amigo, Dementiev, con él, también tuvo varios casos de pederastia, pero solo activa de su parte.

En 1925, reconoce el oficial represaliado, estando en la ciudad de Orenburg, estableció vínculos pederástas con Boyarsky, entonces presidente del consejo sindical regional de Kazajstán, quien en los momentos del interrogatorio estaba trabajando como director de un teatro de arte en Moscú. La relación fue mutuamente activa. Entonces los dos acababan de llegar a Orenburg, vivían en el mismo hotel. La relación fue corta, ya que pronto llegó la esposa de Bouarsky, para aguarles la festa a la feliz pareja, diría yo.

Pero es en ese mismo año, 1925, Yeshov es traslado de la capital de Kazajstán de Orenburg a Kzyl-Orda. Es aquí donde se empata con el entonces secretario del comité regional Goloshchekin F. I. quien como el interrogado venía sin esposa. De acuerdo a Yeshov, dos meses antes de volverse a Moscú, se mudó al departamento del ejecutor de la familia real, estableciendo con él relaciones pederásticas  (como llaman en Rusia a cual quier acto homoérotico masculino) mutuamente activas, que continuarían periódicamente hasta su partida.

En 1938, mantuvo en dos ocasiones relaciones pederastas (siguiendo la nomenclatura del informe) con el mismos Dementiev, con el que ya se había relacionado en 1924. En este caso los encuentros se dieron en Moscú durante otoño de 1938, después de que Yesov perdiera su puesto como Comisario del Pueblo. Los amantes vivieron juntos durante unos dos meses.

Un poco más tarde, también en 1938, el estalinista caído en desgracia refiere dos casos de actos de pederastia sostenidos entre él y un tal Konstantinov, al que conocía desde 1918 en el ejército. Ambos habían trabajado juntos hasta 1921. Después de 1921, apenas se vieron. En 1938, por invitación suya, Konstantinov comenzó a visitar su departamento, en dos ocasiones vino con su esposa, el resto de las visitas fueron sin ella. A menudo me quedaba a pasar la noche, aprovechando la ocasión para mantener relaciones de pederastia mutuamente activa dos veces. El interrogado considera importante dejar clara su condición bisexual al informar que además mantuvo relaciones sexuales con la esposa, de su amigo todo esto acompañado por regla general de bebida.

Varias cosas llaman la atención de este fragmento de acta, cuya insistencia en el tema relativamente irrelevante de los encuentros homosexuales del acusado, me recuerda un tanto las confesiones de los caballeros templarios cuando cayeron en desgracia bajo la tiranía de Felipe el Hermoso. El caso es que siempre ha de tomarse con reservas cualquier declaración hecha bajo presión, no creo que la de Yeshov, delatando tanto compañero sexual, todavía activos, en sentido laboral y hasta quizás sexual, no sea la excepción. A propósito de lo anterior resulta un elemento indicativo el detalle de lo activo o pasivo (hacer de mujer) en los contactos, como, si igual que en la antigüedad, una de ellas, la activa, resultara menos degradante ante la moral imperante que la otra, la pasiva.

 

El segundo detalle es el hecho que un individuo de tamaño poder solo mencionara relaciones que aparentemente fueron consentidas, no se menciona un solo caso de violación en todo el acápite el acta, algo que llama la atención proviniendo de un individuo responsable de tantos asesinatos. ¿Será verdad o acaso una manera de no “embarrarla” más?, por el momento no lo sabemos.

Lo que si se pone en evidencia es la doble moral por las que, pese a sus férreas leyes anti homosexuales, se rigen los partidos de vocación totalitaria. Cuando se trata de conseguir a alguien con la suficiente falta de escrúpulos como hará asumir las tareas más asquerosas que garantizan el poder de sus elites, echaran mano de quien sea, haciendo la vista gorda ante cualquier cosa que en ese momento se considere una mancha ética. Luego, una vez que han servido, se descubrirán todo y se les pasará la cuenta, por esa, o cualquier otra lacra, el líder recuperara la vista y aquí no ha pasado nada.

Lo menos que me esperaba que hubiese tanto recuento de un tema tan escabroso en los informes de los servicios secretos soviéticos, supongo que lo mismo habrá en los de la Stasi o los de la seguridad cubana, así que ya saben los amantes de literatura gay, los archivos donde tienen que escarbar.

El ser y no ser del Coronavirus

14 Mar

Cuando niño, quede fascinado con la adaptación radial hecha en Radio Progreso, emisora habanera que se escuchaba en toda Cuba de la novela Sol desnudo. Se trata de una obra de Isaac Asimov publicada primero por entregas en los números de octubre, noviembre y diciembre de 1956 de la revista Astounding Science Fiction.

Por cierto, por aquella misma época de mi infancia, la BBC, incluyó una versión de la obra de Asimov en su serie Out Of The Unknown. Naturalmente parte de la complejidad de la novela original de Asimov debió ser sacrificada para reducirla a un capítulo televisivo de 50 minutos. Fue filmado del 23 al 26 de julio de 1968 con grabación de estudio los días 8 y 9 de agosto y transmitido por la BBC el 18 de febrero de 1969. El Director fue Rudolph Cartier, el adaptador de la novela Robert Muller (adaptación) contando con las estrellas de Paul Maxwell como el detective Elijah Baley y Trisha Noble como Gladia. Sabra díos si fue estas serie la que inspiró la valiosas adaptación radial hecha por el Instituto Cubano de Radio y Televisión, sobre la cual, lamentablemente no he encontrado rastro en las redes.


Paul Maxwell interpretado a Elijah Baley y Trisha Noble como Gladia, foto tomada de archivetvmusings.files.wordpress.com

La historia de Sol desnudo se desarrolla en un futuro Lejano, en el siglo 47, y está protagonizada por el detective terrestre Elijah Baley, quien es enviado a un planeta mucho más adelantado?, Solaria, cuyos habitantes padece de una suerte de sociofobia, viven completamente aislados, asistidos por robots programados para no hacer daño comunicándose entre sí a través de medios electrónicos y si mal no recuerdo con hologramas, los encuentros son esporádicos, fundamentalmente con motivos reproductivos, es en estas condiciones que ocurre el asesinato de Rikaine Delmarre, atribuido a esposa Gladia, sin embargo no existen ni armas ni motivos para el crimen, hecho inédito en aquella cultura, pero todavía usual en la atrasada Tierra, es por ello que tiene que venir un especialista de ella a resolver un problema con el que los adelantados solarianos no podía lidiar, cosa que Baley consigue.

Desde entonces he vivido lo suficiente para comprender cuan visionarias ha resultado las fantasías de Asimov, en primer lugar, esa idea de que hombres de sociedades más primitivas pueden descubrir mejor que los que viven en ellas los absurdos de sociedades adelantadas, y que por desgracias devienen en modelo del destino de toda la humanidad.

Es la visión la que comparte Sol desnudo con La máquina del tiempo del escritor británico Herbert George Wells, obra cuya lectura si bien me ha parecido aburrida, no ha dejado de fascinarme en su versión cinematográfica de 1960, dirigida por George Pal, y con Rod Taylor en el papel de protagonista, que en la película llama como al novelista, George Wells. Se trata de un científico que construye una máquina y con la que parte al futuro el día 31 de diciembre de 1899, novela había sido publicada por Wells en 1895.

El caso es que en lo que el director de la película selecciona de la novela vemos a viajero en tiempo llegar a la tierra del año 802.701. El planeta está poblado por los Elois, cuya representación en esta versión fílmica de la obra (existen como cinco) se asemejan mucho a cierto tipo de joven que he visto en mis andanzas escandinavas, incluso en algunas características no dejan de asemejarse en algún sentido al sueco promedio, al menos como estos son percibidos por los extranjeros. El caso es que en el planeta existe otra raza humana, la de los Morlocks, que vive bajo la tierra y se alimenta de la primera, la cual a su vez se comporta como corderos frente a sus depredadores.

Así tenemos una escena emblemática de esta sumisión cuando se oyen sirenas hipnotizan a los Elois quienes se dirijan hacia las grutas de los Morlocks donde luego serán devorados por esto, entre los que desaparecen en ella se encuentra Weena, una chica a la que George había salvado de morir ahogada en medio de la indiferencia de los suyos y a la que está enseñando a amar. George va tras ella e intenta rescatarla una vez más, esta vez de los Morlocks con los que tiene que enfrentarse frente a los impávidos los Elois. Aquellos al principio no hacen nada, más de pronto, se enciende el espíritu de lucha (como comentaba mi abuelito en una de las ocasiones que veíamos la película juntos) en uno los candidatos a ser devorado luego le siguen el resto, quienes ayudaran al viajero del tiempo, salvándose entre todos de terminar como cena de los monstruos antropófagos.

Ha pasado en tiempo, en vivido en diferentes sitios y observado con horror la tendencia al aislamiento y a la obediencia de sus propios Morlocks que existe entre los humanos de hoy, mal que se agrava con el avance de las generaciones.

Lo que no podría esperar que asistiese a un giro de tuerca tan brusco, como el que está teniendo lugar en este momento. He tomado conciencia de ello sobre todo, a partir del instante en que un amigo radicado en Lombardía, adelantándose a la prensa, me informó de las medidas de excepción tomadas por el estado italiano en “favor” (o en contra, ya se verá) de su población, medidas perfectamente identificables con la violación de los derechos humanos, que, con justificaciones de otro tipo, aplican los regímenes totalitarios.

Se trata de medidas que conducen a un aislamiento de la ciudadanía, y sobre todo a generar un miedo al contacto humanos, que, de extenderse unos meses más, convertiría, al país, principalmente en su zona norte, en una suerte de Solaria, todo ello en contubernio con las autoridades políticas y religiosas que no dice ni esta boca es mía, como harían los Elois al llamado de los Morlocks.

Lo terrible, en medios de debates bizantinos sobre los niveles de premura, donde, son los liberales, más que los socialistas, como sería de esperar, los liberales se sitúan a la vanguardia, en la legitimación del derecho del estado a decirle al individuo lo que tiene que hacer y con quien o no debe reunirse.

No dudo que los pueda haber, pero yo no he encontrado liberales protestando, por el modo concreto en que se está abordado la pandemia, con un intervencionismo estatal que se observa, al menos en Europa, desde el fin de la segunda guerra mundial. Por el contrario, se apoya dicha intervención, como podemos ver en la publicación liberal colombiana panampost.com, por ejemplo, en el artículo El control estatal del coronavirus no contradice los principios libertarios, de la profesora universitaria y amante de la libertad, como allí la definen, Mamela Fiallo Flor.

Ella, citando varias autoridades del liberalismo, asegura que defender la vida, propiedad y libertad, como hacen los libertarios, es compatible con defender a la población ante una pandemia. El problema es verificar sí esto que suena también en la teoría coincide con la práctica.

La misma Fiallo Flor, en su artículo AMLO pretende combatir el coronavirus igual que el crimen: con abrazos, ataca al presidente López Obrador, al que muchos, sean liberales o socialista, siguen considerado de izquierda, aún después de su conversión en policía fronterizo de Estados Unidos:

“Evitar abrazos es una de las recomendaciones claves para evitar el contagio del coronavirus. Salvo en México, donde el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que hay que abrazarse más, subestimando así el peligro de una enfermedad que ha infectado a más de 134 567 personas y ha matado a alrededor de 5 000.”

Escribe la periodista, para la cual liberta de abrazarse debe estar vedada en nombre de una enfermedad no parece ser tan grave como otras, que no pusieron en crisis el acercamiento humano, o como la definiría un obispo indignado por la nueva intromisión estatal; “la comunión de los hombres.

Se usa contra el trato colectivo una enfermedad cuyo índice de mortalidad general es del 2,3% y que por suerte o por errores estadísticos o de comprensión de la propia enfermedad, deja fuera a los niños de hasta 9 años e sus efectos más graves, como si los que murieran por ella, fueran en general lo que por motivos de edad ya estaban para fallecer.

El caso es que el numero de pacientes fallecidos en relación a los enfermos está muy por debajo de otras enfermedades con las que no se hace tanto revuelo y cuyos portadores menos sintomáticos seguro andan entre nosotros desde hace tiempo.

Tenemos por ejemplo la Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo con una tasa de letalidad cercana al 40% esto por no hablar del virus del Ébola que con su tasa de letalidad en torno al 50%, y si buen causó varias alertas sanitarias globales, tampoco generó tanto estado de sitio, por ejemplo en España donde llegó personal médico contagiado, ni tampoco la gente dejó de abrazarse, ni siquiera en África donde se dio el brote.

Critica similar a la que hace la colombiana contra el presidente mexicano, podemos escuchar por parte del liberal independiente español Fernando Díaz Villanueva, quien, en un clip subido a YouTube, el 14 de marzo, no solo se suma a la histeria en boga con respecto a los peligros de virus, sino también se ceba con gobierno social comunista de su país (al que en lo personal no le tenemos el menor aprecio), por no haber sido lo suficientemente intervencionista, como prohibir las manifestaciones del 8 de marzo.

Lo que le preocupa en este caso al liberal no es que dicho evento, originalmente dedicado a la mujer trabajadora deviniera el día de las gamberras, de la violencia contra la propiedad ajena o pública y el odio a los nombres, a las iglesias o los niños por nacer, sino que se permitiera todo aquello en “Tiempos del cólera”, pero no del emocional, ni siquiera del causado por el bacilo aerobio Gram nega, sino de otro tipo de enfermedad, una especie de neumonía generada por el COVI-19, como también se denomina al dichoso coronavirus.

El video se titula irónicamente Cubiertos de Gloria. Pero da la casualidad de que Fernando también se cubre de Gloria repitiendo acríticamente el relato oficial y la “información” que difunde la prensa establecida sobre la “pandemia”. Típico del liberal que no da más que para criticar a su hermano gemelo, el socialista de medio pelo.

Eso sí cuando el sistema lo ordena, este mismo liberal que nos daba la cantaleta con lo de que la gente se pueda entregar a la droga (que él se cuida de consumir) aunque se enferme, o morirse si le da la gana de pedir que le den eutanasia, se olvida de todos sus discurso de derechos individuales, incluido el de suicidarse, y se vuelve una camisa parda del totalitarismo vírico, sumándose a la cuadrilla que arrea a la ciudadanía a casita y sin rechistar.

Así son los liberales quienes a la hora de la verdad pueden resultan más estatalista que Stalin, o en el mejor de los casos posponer la pelea, para cuando sea demasiado tarde, aun avizorando lo quien se viene con estos controles, como lo escribió el 03/13/2020, Peter G. Klein en la página del Instituto Mises: Bajo el título de “Coronacrisis and Leviathan”:

“¿Cómo se expandirá el leviatán, temporal y luego permanentemente a través del efecto de trinquete, en respuesta a COVID-19? Es demasiado pronto para hacer predicciones definitivas, pero podemos hacer conjeturas fundamentadas basadas en la experiencia y nuestro conocimiento de cómo funcionan los gobiernos.

Primero, podemos esperar que los controles gubernamentales sobre los viajes y la asamblea sean más estrictos. Ya sea mediante aprobación legislativa, acción ejecutiva unilateral o decreto judicial, el principio de que los gobiernos deben controlar el movimiento y las reuniones de personas para prevenir la propagación de la enfermedad ha sido claramente establecido (o restablecido). Como sabemos por el trabajo de Higgs, las capacidades adicionales en esta área adquiridas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otras agencias probablemente se retendrán y se utilizarán mucho después de que la crisis haya disminuido. Y una mayor intervención del gobierno en los sectores biomédico y sanitario está prácticamente garantizada.”

Lo terrible es que el modelo comienza a expandirse, por todo Europa y América, particularmente en la parte norte y central. Con medidas que frenan en movimiento de las personas y coloca en cuarentena a las que de declaren contagiadas, aunque no tengan dolencias o síntomas aparente, incluso en contra de la voluntad de estas.

Esto me recuerda el revuelo que se armó cuando de manera similar, allá por los ochenta, el gobierno cubano encerró a las personas contagiadas con sida. Una política que fue muy criticada por la oposición al régimen, apoyada particularmente por el establecimiento liberal internacional. Eso podría entenderse tomando en cuenta sus presupuestos ideológicos, no así la posición que mantiene cuando en lugar del ser un régimen comunista, es uno “democráticos” el que segrega a los enfermos, usando exactamente la misma justificación usada entonces por los funcionarios castristas de la salud.

Si se quiere verificar la naturaleza política y mediática de lo que estamos viviendo con la crisis mundial del Corona virus, recomiendo leer el artículo ¿Qué pasaría si se infectan 60 millones de personas en los Estados Unidos?.  El trabajo aparece en el sitio digital del periodista Rush Limbaugh, se trata de un personaje conocido como el pionero de la radio AM, que revolucionó los medios de comunicación norteamericanos con su combinación sin precedentes de discusión seria de temas políticos, culturales y sociales junto con humor satírico y mordaz.

Limbaug ha recordado a sus seguidores la ya olvidada gripe porcina de los años 2009, 2010 por la cual fueron infectados 60 millones de estadounidenses, de aquellos, enfermos 300,000 fueron hospitalizados. Pero de ello ya nadie recuerda. Algo que el periodista atribuye a que hubiese un presidente diferente, el demócrata, Barack Obama. Entonces el tratamiento noticioso fue otro, el de cuán maravillosamente bien Obama estaba lidiando con eso.

No hubo pánico mediático, no tampoco disposición del Partido Republicano para tratar de sacarle provecho político de arriba. Según Rush Limbaugh el asunto fue tratado como un problema de salud de arriba a abajo. Sesenta millones de estadounidenses infectados, 300,000 hospitalizados.

Comparemos aquella situación con la actual, den que los norteamericanos vacían los mercados de productos de primera necesidad, yéndose a las manos como si estuvieran en la Cuba racionada del comunismo, cuando el número de infestado son una fracción de porcentaje en comparación con aquella gripe porcina campeada por Obama, sin tanto alboroto, aunque dejara 18.500 muertes confirmadas en el laboratorio. Por el momento el coronavirus se ha cobrado la vida de unas 37 personas solamente.

La vocación de pánico es tal que algún exiliados cubano americano, sumido en ella, utilizan la política mediática opuesta seguida en Cuba, la de orientar medidas sanitarias, pero no aterrorizar con el miedo a la enfermedad, como un arma para atacar al gobierno comunista por una de las pocas cosas que ha hecho bien en los últimos, e incluso solicitar el fin definitivos de los contactos pueblo a pueblo, si no le faltaran ganas a los hispanófobos de la actual administración norteamericana, o como si en lugar de la isla caribeña, se tratara de China, donde se da el primer brote de la enfermedad, o de algún país de Europa, epicentro de la pandemia, o algún país latinoamericano de esos cuyos sistema de salud es mucho peor que el cubano.

Para terminar, compartiré con el lector el breve intercambio que sostuve con el doctor Francisco Almagro a propósito de su artículo La Corona y la Plaga. El trabajo fue publicado por el psiquiatra cubano radicado en Miami | el 10/03/2020 en Cuba encuentro. Aquí se afirma lo que ya he leído en un sinnúmero de avisos: El COVID-19, como ha sido bautizada la infección, se elimina con un simple lavado de manos de unos veinte segundos o restregárselas con alcohol para uso tópico en la piel, conocido en Estados Unidos como hand sanitizer siempre es preferible la primera opción, el lavado de las manos.

El problema es que me cuesta creer que un ente acelular y microscópico como éste, pueda eliminarse de manera tan simple. Así que escribí al pie del artículo, en el foro del lector lo siguiente lo siguiente: “El cuento del virus que se va lavándose las manos me recuerda el otro de la responsabilidad humana en el cambio climático.”

A lo que no corto ni perezoso, Almagro contestó:

“Simpática alegoría. Pero al menos lo del virus es cierta, científicamente demostrada. Es llamativo que los primeros casos sean italianos y estén “localizados” en un paraje tan alejado de La Habana como Sancti Spíritus, aislados en Villa Clara. A su paso por la aduana de la capital tuvieron contacto con el personal. No es lo mismo decretar emergencia sanitaria en el medio de la Isla, a donde no hay vuelos norteamericanos, que en la capital. Rezaría porque esta vez la política no se imponga a la salud de un pueblo que no tienen ni siquiera esa agua del cambio climático para lavarse las manos.”

Mi respuesta, fue la siguiente:

Sí, eso afirman los administradores de la vida y de la muerte, que es en lo que se han convertido los sistemas de salud occidentales. Lo mejor es tomar sus “informaciones” con pinzas, pues evidentemente hay factores políticos y bien poco científicos afectado estas medidas sanitarias. Lo cierto es que, en Italia, con el pretexto del virus, se ha establecido un sistema de control de la población y de su movimiento que ya hubiera querido Mussolini, lo peor es que la bola pica y se extiende con el silencio cómplice de los mismos liberales que en tiempos del sida protestaban contra el internamiento forzado de los enfermos en Cuba.”

Nada, que cuando el globalismo ordena, el liberalismo se olvida de esos derechos individuales, incluido el de suicidarse que tanto pregona.

Me parece que la mejor actitud es mantener un sano escepticismo tanto frente a las instituciones que promueven este pánico, como frente a los paranoicos que aseguran que se trata de una conspiración anti poblacional.

Al final nos sabemos lo que hay detrás de todo lo que está pasando. Solo indicio de que nada es casual, como no puede serlo que meses atrás, cuando nadie hablaba de esta enfermedad que está cambiando tantas cosas a nivel global, amén de aterrizar a medio mundo.

Por ejemplo de esa salida inesperada de Inglaterra de la Unión Eropea, para que ahora, sospechosamente el Reino Unido, tan visitado por gentes de todas partes y por supuesto portadores del corona virus, quede excluido de la cuarentena impuesta por su aliado Estados Unidos al resto de Europa.

O que nos  llegara a cada hogar de Suecia, hace no mucho, un folleto explicando que hacer en casos de crisis humanitaria. Es algo que jamás había recibido en las casi tres décadas que llevo viviendo en la apacible nación escandinava.

Y no deja tampoco de llamar la atención el modo con el que el cine, fundamentalmente norteamericano, nos vienen atiborrando de películas distópicas donde la civilizaciones viene abajo ya por enfermedades virales, ya por masas de zombis, en otras palabras enfermos contagiosos a los que resulta legítimo aniquilar.

El caso es que aquí ya se toma medidas extrañas, lo mismo encuentras un letrero en el dentista solicitando que no vayas sin tienes síntoma de refrío, que se ordena a los padres no visitar una escuela, que se manda a los niños a casa, incluso a los de la familia real, como el caso de la princesa Estelle y que tendrá que quedarse estudiando en palacio, sin acudir al colegio hasta nuevo aviso ya que un estudiante del centro, dio positivo.
¿Se sabía lo que venía en forma de enfermedad, esperemos que no haya nada peor atrás y por ello nos venían preparando, incluso desde la pantalla o todo ha sido una sorpresa? No lo sé.

Lo que, si se es que jamás dejaré de cuestionar la realidad social tal como la presentan los medios, no creeré ciegamente en cualquier justificación dada por los funcionarios, especialistas o periodistas “profesionales”; esos Morlocks de nuestro tiempo ante los cuales deberían rebelarnos por principio al menos de pensamiento, como si fuéramos el personaje de Wells.

Frente a sus poderes omnímodos no nos queda otra arma que la duda metódica, usémosla como lo hizo Sócrates al precio de beber cicuta o como aquel Descartes, muerto en Estocolmo, hay quien dice que, por envenenamiento, otros que, por una neumonía, provocada quizás por un pariente cercanos de ese virus coronado que no deja de joder.

Por la “Revolución”, hasta el honor

7 Mar

Continua la despiadada guerra de los likes (gustos) devenida en de los leaks (filtraciones) entre los influidores cubanos. El escenario de las batallas los conforma las redes sociales, los bandos son dos, aunque quede por ahí algún francotirador que aparentemente lleve su guerra contra todas las banderas, a saber, Erich Concepción y los que se hacen llamar El Protestón Cubano o Ultrack.

Los dos bandos mejor definidos podríamos denominarlos el de los Otaolistas y el de los Edmundistas.

En el primero, como era de espera tenemos de general y líder indiscutible a Alex Otaola, seguido de su cuadrilla, Eliecer Ávila, Liu Santiesteban y Roberto San Martín.

En el segundo, combatiendo a pecho descubierto, como avanzada tenemos, como su nombre sugiere a Edmundo García. Dice que ha venido a Miami con la misión de enterrar a Otaola, aunque quizás como decimos en Cuba, haya sido “tirado pa la candela”, sin que el propio conductor de La Tarde se mueve lo quisiera o supiera.

Lo cierto que está allí, en Miami, sin ingresos paro con una corte de ayudantes misteriosos que le asisten tecnológicamente en la realización y difusión de sus videos, y lo pero preparado para demandar legalmente a Otaola por haber difundido, sin autorización, su famoso video de contenido onanista que tantos memes humorísticos ha generado.

Detrás de él, sin dar la cara, pero con recursos informativos que cualquier líder de opinión envidiaría, está el tocayo de Otaola, el Guerrero Cubano, el troll más famoso y citados de cuantos defienden el raulismo en las redes, teniendo muy cerca al payaso pedigüeño de García Cabrejas, tocayo de San Martín. Parecería que esto de los nombres encontrados es regla en el choque digitales de cubanos.

Las tiraderas son cruzadas, con víctimas colaterales como pueden ser los presentadores de sus respectivos programas digitales; Omar Moynelo, Carlucho y Juan Juan Almeida. Estos, aunque aparentemente mantienen una suerte de neutralidad contenida en sus respectivas plataformas, aunque de vez en cuando disparan hacia un u otro lado certeros cartuchos disfrazados de parodias o encubiertos por inocentes entrevistas.

Como era de esperar la pelea que más público atrae y no exenta de bajezas, cual lucha libre mexicana, aunque se dan con ganas, es la que tienen lugar a lo largo de la semana entre Otaola y Edmundo García, quien debemos reconocerlo, pelea un poco más limpio, al menos de manera relativa, nada difícil de conseguir cuando la cosa ha Comenzado con la revelación de intimidades de Edmundo (que él ha reconocido ciertas) poco después del espectacular giro dado por Otaola, del foco en la farándula más “repartera”, a la compartición del tema artístico con la política.

Quizás imbuido por el éxito, o más bien por quienes arman la pelea para entretenernos, Otaola continua haciendo revelaciones, lo mismos de conversaciones de García donde deja mal parados a algunos de sus propios compañeros castristas, que por otras conversaciones de temas sexuales, los que a diferencia de las anteriores, van perdiendo verosimilitud, día a día, como si demostraran haber surgido, más que de un algoritmo, como sugiere el propio Edmundo, de un taller de jodedores con el propio Otaola a la cabeza, colocando en la mente de Edmundo, lo que más parecen ser las propias perversiones del actor gay camagüeyano.

Del otro lado el giro informativo también es notable, con guerrero a la Cabeza, se está difundiendo una información que ha dejado de centrarse en la vida sexual de Otaola, sus viajes y remesas a Cuba, para abrir fuego sobre los socios que financian su programa, revelando además de presuntos delitos, que los mismos son repatriados con negocios en Cuba, y lo mismo se dice de muchos de los participantes en la reciente carriconga, entre los cuales según el supuesto santero cubano, hay no solo repatriados sino también cubanos en vía de deportación, es decir con un pie en Cuba.

Así mismo como para convertir a Otaola en culpable por asociación, Guerrero ha soltado el rumor de que Fariñas, alias El Faquir, apodo que le inventó Zoé Valdés, se ha robado dinero de la disidencia para gastárselo en mujeres y todavía algo peor, Alex Guerrero ha difundido un video en que se ve al ex militar en una cama, pegándole a una de sus contundentes mulatas, sabrá dios si es la indiscreta y maltratada dama misma persona que entregó los videos masturbatorios de Edmundo, y que este encumbre, con la misma caballerosidad conque esgrime un saberle no sé qué, que por el momento calla a la experiodista María Elvira, cuya carrera hacia el congreso podría descarrilar si todo si el hablara.

Pero volviendo al Coco Fariñas, convertido por amigo y entrevistado en otro talón de Aquiles de Otaola. Eso decir eso de mostrar imágenes de sexo y violencia heterosexual en esta época de cacería de brujos por la internacional feminista, es peor que acusar a un cristiano nuevo de judaizar en tiempos inquisitoriales. El guerrero cubano lo sabe y se le escapa la intención cuando llama directamente al feminismo a tomar cartas en el asunto. Lo peor no es eso, sino la reacción, cuando se enteren, de los ancianos de la tribu europea que le concedieron a Guillermo Fariñas, el premio «Premio Sájarov» el 21 de octubre de 2010.

Desde entonces ya yo tenía mis dudas, nunca me pareció creíble la huelga, que se suponía era en protesta por la muerte de un huelguista incuestionable en su empeño Orlando Zapata, además de pedir la liberación de presos políticos en las cárceles cubanas. Para mí era por el contrario un método para hacer creer al mundo que el gobierno cubano daba el mejor trato a sus disidentes que se negaban a comer y así borrar mala imagen dejada por la inmolación en su celda de Zapata.

El segundo objetivo, se evidencia ahora era dañar el propio premio, demostrando a la larga que se le concedía a cualquiera, en este caso a un maltratador y de ese modo por carambola desprestigiar a otros premios cubanos, por ejemplo, a quienes se les concediera en el 2005, el movimiento de las neodamas de blanco.

Aunque habría que reconocer que lo que queda de aquellas damas originales está bastante ajado desde el punto de vista moral. Ocurre que la propaganda castrista, tanto a nivel nacional como internacional ha sabido sacar buen partido a las continuas “indiscreciones” sobre temas financieros y conflictos personales soltadas, lo mismo por su disidencia interna, como por la propia jefa actual de esa especie del partido político centralista y vertical en el que se ha convertido el antiguo grupo de funcionamiento espontaneo y participativa en la defensa de los periodistas independientes encarcelados duranta la llamada Primavera Negra, de 2003. El caso es que a Berta Soler se le va a cada rato la lengua, lo mismo ante las cámaras que registran una manifestación callejera, que, en una llamada telefónica desde Cuba, que durante la entrevista concedida al propio Edmundo García cual, si se tratara de un imparcial periodista, y no un agitador malintencionado al servicio del sistema que ella dice combatir.

Pero el objetivo fundamental al deshonrar el Sájarov ha sido el cubano que en toda regla mereció el premio, el difunto Oswaldo Payá Sardiñas. Así el torpedo Fariñas sirve para hundir las dos naves enseña de la flota opositora cubana, los mártires de la resistencia pacífica Zapata y Payá.

Supongamos que todo lo último es verdad, que podría serlo ya que, en la guerra de propagandas, nadie lanzaría memes de falsedad comprobables. En ese caso la conclusión no tiene que ser necesariamente la que nos sugiere el Troll, la de que existe corrupción dentro de la oposición, cosa que todos sabemos, como también conocemos, por más que los Edmundianos lo oculten, que no menos grande es la corrupción de quienes gobiernan en Cuba.

Aquí la conclusión sería otra. Comencemos por la idea de que nadie está tan loco de invertir en Cuba y al mismo tiempo combatir a su gobierno, y más cando se sabe que el régimen tiene ojos en todas partes y de pillarte no solo te quita todo lo que tengas en la isla, sino que puede secuestrarte, cualquiera que sea tu ciudanía y castigarte. Luego entonces el surgimiento de esta figura con recursos en la isla que al mismo tiempo le hace la guerra, aunque sea propagandística, solo podría explicarse de una manera, se trata de gente que se siente protegida, ¿por quién?: por los únicos que pueden dañarte o protegerte, según les afecte o sirvas, los compañeros de la seguridad del estado.

La segunda pregunta sería ¿qué gana esa misma seguridad con la actividad de sus protegidos? Pues algo muy sencillo, el haber construido ella misma la punta de la montaña de hielo de su oposición, no solo para manejarla la desde afuera, sino también para mancillarla metonímicamente, enlodando el encumbramiento de esta, que la Seguridad ha construido.

En cuanto a los implicados u objetivos directos de descrédito, en lo que podríamos denominar “Operación Alex contra Alex” (Guerrero versus Otaola), ya sean socio, financiero, o “mula”, según Guerrero repatriados en Cuba: Bobby Pérez, Jordán Cedeño, y Pablo Villavicencio, ya el multientrevistado Coco Fariñas, quien torpemente respalda el contraproducente Parón a la ayuda de la emigración a sus familiares en Cuba ¿Que ganan con eso?

Probablemente nada, solo materializarían, de ser ciertas mis sospechas, el viejo programa de todos los agentes que un día sacrificaron su propia vida por lo que creían que era una revolución verdadera, en el caso de esto el precio es moral, y si es verdad que por la revolución hay que darlo todo, incluso la vida, pagar con la honra les puede saber a poco, sobre todo si se compara este sacrificio con el de otros, por ejemplo, los años de cruda prisión que sufrieron cinco de los participantes en “Avispa”, red de espías cubanos en Estados Unidos. Los cuales por cierto defendió Edmundo a Capa y Espada desde el corazón de Miami, sin que ninguno de los supuestos terroristas vigilados por Avispa le tirara ni una naranja.


Edmundo García entrevista al espía René González Sehwerert

 

El consuelo es mayor cuando se sabe el premio que reciben al final de su encierro aquellos convictos de espionaje: ser tratados como héroes (aunque no tanto como alguno de ellos querría), no solo en su isla, sino hasta en una película titulada Red Avispas. Se trata de una obra del director francés Olivier Assayas, y tiene entre sus protagonistas a famosos de la tala de Penélope Cruz y Gael García Bernal. El guion de basa en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría, escrito por un admirador brasileño del castrismo -buena forma de evadir la conexión directa con esa dictadura, el escritor Fernando Morais, la cinta cuenta, la historia de Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino, desde la perspectiva oficial cubana, sobre el modo en que aquellos lograron infiltrarse dentro de las organizaciones del exilio cubano Florida, con el supuesto motivo de evitar ataques terroristas hacia la isla.

Ese es el mensaje anticubano que se transmitirá a los incauto y desinformados consumidores de servicios de cine online como Netflix, que ya ha adquirido los derechos del filme para su reproducción internacional. Estamos en presencia de uno del último, de los numerosos aportes “culturales”, de un extraño cine, ese que lleva décadas sirviendo al establecimiento norteamericano en la tarea de mejorar en la pantalla la imagen de un supuesto enemigo, el régimen cubano, el mismo que nunca dejó de actuar encubiertamente en suelo norteamericano que ahora hace otro tanto y sin que nadie ponga remedio en redes sociales nacidas en y controladas por Estados Unidos.

Crónica de una carriconga frustrada

1 Mar

———————–
“No más”: esas fueron las palabras que mejor pudieron entenderse, dado el barullo y jolgorio circundante, de las declaraciones, que ha recogido Radio Martí en Miami del nuevo líder de exilio cubano, el conductor yotuvisivo e ícono gay Alex Otaola.

No sabemos si por casualidad o intención lo cierto es que apenas se entiende lo que dice, en medio de tanto ruido, eso sí, el entrevistado se nota eufórico desde el techo de la “carroza”, con la que encabezó, este sábado 29 de febrero de 2020, su “carriconga”, como simpáticamente bautizó a la caravana un buen amigo.

Honor a quien honor merece, el gran mérito por la materialización de esta comparsa motorizada se lo lleva Otaola; nuevo apóstol cubano de la libertad, que lo sería más, si no fuese tan devoto de Donal Trump y su política de separar al cubano de adentros del de afuera, en la falsa creencia de que eso hará caer al comunismo en Cuba.

Pero no todo fue color de rosa, se ha bastado un solo cubano para aguar la fiesta de los republicanos caribeños, un influidor que se hace llamar El Protestón cubano, quien al final ha hecho algo peor que lo que amenazó Edmundo García, cuando dejo caer en su canal en YouTube y Facebook, La Tarde se mueve, la idea de que podría presentarse en la actividad política y contar allí los pocos automóviles que según él participarían.

Para alivio de los movilizados por Otaola, el agitador raulista, al parecer, no se presentó. Eso sí muchos de los asistentes lo evocaban con sorna y alegría al ver que no se cumplían sus vaticinios de poca participación.

Lo que nadie esperaba que otro aguara la fiesta; El Protestón. Lo suyo fue otra cosa, en lugar de calcular, ha preferido filmar la manifestación, desde una posición no comprometida. Y así ha sido, armado de una cámara y un micrófono, el youtubero se ha presentado desde temprano en el en el lugar para preguntado la opinión de los que asistían, algunos supieron comportarse otros formaron una turba que daba pena ajena.

Es vedad, que El Protestón ha puesto el dedo en la llaga señalando lo evidente, solo hay que ver el letrero de la gorra de Otaola, si aquello no es un evento de propaganda en favor del actual presidente, y para que fue aquello: los otaoleros se pusieron calientes y la policía tuvo que sacarlo por su bien, al reportero independiente, en medio de un acto repudio del tipo sufrido por los Marielitos en 1980, si la sangre no llegó al río, fue porque la policía retiró al tipo.

 

Pero el acontecimiento tiene cierta utilidad, nos ha servido para aquilatar quien es ese brillante lucero dentro de la constelación del nuevo exilio cubano, conocido como Eliécer Ávila. El antiguo joven comunista que ha sabido poner las argucias retóricas propias de un ideólogo de la UJC, pero con contenido invertido, del socialismo al liberalismo vulgar, al servicio de su camino hacia la presidencia de Cuba, algo que no tiene reparos en anunciar. Hay que reconocer que ha logrado atraer gente de la migración joven, aunque no grandes inteligencias y ponerlas al servicio de su acercamiento a donde la braza mejor calienta.

Parece que Eliecer ya se ha percatado ya de que Otaola es el hombre elegido por el suprasistema que administra el interminable diferendo Cuba-Estados Unidos, para liderar al exilio por el sistema, y no ha tenido reparos en exaltar su figura, equiparándolo a un José Martí, incluso bajo la azotaina dada por el influidor cuando descubrió, a Eliecer, rompiendo subrepticiamente el parón de envíos a familiares en Cuba, que el mismo líder de Somos más defendía en sus directas, si esto no es demagogia.

El caso es que, al aceptar la orden de Otaola de meterse a su gente en la carriconga, Ávila, acaba de transformar a un digno y esperanzador grupo disidente como fue Somos más, en una vulgar U J T, es decir Unión de Jóvenes Trumpistas de Cuba, no es de extrañar que le haya surgido tanta disidencia al grupo disidente. Dada la cultura política que podría esperarse de este ingeniero cibernético, formado en Cuba, bien podría discriminar entre alzar la voz por los silenciados por Castrismo, lo cual siempre será legítimo, y prestarse para hacerle el juego al comunismo, haciendo contra su pueblo lo que este siempre ha hecho, aislándolo de sus miembros que están fuera de la isla. Ahora respaldado una medida que en realidad es parte de la política del gobierno populista norteamericano para debilitar cualquier comunidad hispana, incluida la cubana. Eso si de los compatriotas reconcentrados en USA o la frontera, ni Otaola, ni su paniaguado dicen nada, conta la situación no habrá caravana, como si la caridad no debiera empezar en casa.

Si algo tenemos que agradecer a Eliecer, de los videos tomados por él y su “primera dama”, es por el modo en que nos permite escuchar, los chivatazos y expulsión que le dieron al que piensa diferente, algo que no podía registrar el Protestón una vez que fue retirado. En realidad, lo peor y lo mejor de la demostración ha sido “la protesta contra el Protestón” convertida de hecho en un acto repudio improvisaron a un cubano que piensa diferente; con el que pocas veces coincido salvo en el hecho de que a esta altura tampoco soy trumpero.

 

El caso es que el repudiado en ningún momento se manifestó a favor del comunismo, han sido los carricongos en buena medida los mismos que se han auto provocado, así será la cantidad de segurosos que tienen infiltrados. Si esta es la democracia que nos espera si un día la alianza Otaola- Eliecer se hace del poder en Cuba, seguiremos embarcados como en tiempos del comunismo.

No me extraña  de que como dice,  el troll castrista Alex Guerrero, muchas de las parsonas que participaron en la marcha, y seguramente también en el acto repudio al proteston está repatriada, eufemismo para definir el retorno de sus derechos ciudadanos en Cuba,  pago mediante y garantía de no ser oponentes, otras bajo peligro de deportación, es decir con un pie en USA y otro en Cuba, el caso que no me extrañaría que que la manifestación se organizada desde Cuba para desprestigiar a la diaspora cubana.

Si uno de los objetivos, al margen de la pobre gente de buena fe que les sigue, del dueto convocante al show rodante fue hacernos creer, que luchan de verdad por la tolerancia y libertad para todos los cubanos, este ha sido frustrado. Para conseguirlo se ha bastado un solo individuo, cámara en mano; algo que, aunque ahora no lo parezca tampoco beneficia al régimen cubano, en tiempos en que la verdad es cada día más “contrarrevolucionaria”.

 

Un homenaje al Programa de Ramón y a su creador en La Tertulia de Estocolmo

1 Mar

En esta edición de La Tertulia de Estocolmo, correspondiente al 28 de septiembre de 2019, se la hemos dedicado a un hito de la radio cubana,” El programa de Ramón” y naturalmente al creador que estaba detrás, el escritor, poeta, humorista, musicógrafo Ramón Fernández-Larrea.

Ramón Fernández Larrea nació en Bayamo, Cuba, 01-01-1958. Ha publicado, entre otros, los poemarios: “El pasado del cielo”, “Poemas para ponerse en la cabeza”, “Manual de pasión”, “El libro de las instrucciones”, “El libro de los salmos feroces”, “Terneros que nunca mueran de rodillas”, “Cantar del tigre ciego”, “Yo no bailo con Juana” y “Todos los cielos del cielo”, con el que obtuvo en 2014 el premio internacional Gastón Baquero. Ha publicado además las antologías personales “Nunca canté en Broadway” y “Si yo me llamase Raimundo”.

Fernández Larrea ha residido en Tenerife, Islas Canarias, Barcelona y actualmente en Miami Beach, Estados Unidos

Vale resaltar que la emisora de radio online https://memoriadelahabana.com/ desde la que opera rescatando la música, los lugares, los personajes y los sucesos de otros tiempos. “Memoria de La Habana” que es como se llama el programa radial que desde allí se emite para el mundo entero (como hace La Tertulia desde Radio Botkyrka), además de por la radio convencional de Miami, tiene una hora de duración e intenta rescatar todo el pasado sonoro de Cuba en el siglo XX.

Ya se había emitido durante cinco años en Barcelona, España, cada domingo en la tarde a través de la emisora Radio Gladys Palmera, de ello nos cuenta su creador en el programa.

Una vez en Miami el programa se ha reinventado ensayado un nuevo concepto, dirigiéndose a quienes siempre escucharon hablar de Cuba y de la vida nocturna de una gran ciudad a través de sus padres y abuelos.

Cada edición, que recomendamos, está dedicada a un tema diferente, que como se informa en el sitio puede ser La construcción o nacimiento de un lugar, la vida de un músico o contar y recrear un suceso importante sucedido en la primera mitad del siglo XX en la capital de Cuba, junto a la mejor música grabada en esa época, mucha de la cual fue intencionalmente olvidada o prohibida después de 1959.