Del ateísmo científico a la mística ortodoxa, el giro espiritual del cine ruso

28 Jul

 

Se dice que en Kuibyshev (hoy Samara) en el invierno de 1955-1956, una chica llamada Zoya Karnaukhova, durante un baile con el icono del santo Nicholas el Taumaturgo quedó petrificada durante 128 días. Los clérigos de la Iglesia Ortodoxa Rusa, incluidos Sergio, Metropolitano de Syzran y Samara, consideraron aquel incidente como un milagro Tal fue el revuelo que se armó Kuibyshev y sus alrededores, a causa de la propagación de rumores sobre la “petrificación” de la niña en la casa número 84 en la calle Chkalov, que las autoridades soviéticas se vieron obligadas a usar las fuerzas de la policía para poner orden en los disturbios. Hoy los herederos de aquel poder autoritario aseguran que no se conservan registros de lo acontecido con la chica de marras.

La historia de un bailarín sacrílego, petrificado en castigo por la profanación de santuarios  es conocida en  Rusia desde al menos el siglo XIX. Parece ser un relato folclórico recurrente. Pero no es una leyenda de la época zarista, sino el caso que tuvo lugar en los tiempos del deshielo soviético, el que fue llevado al cine bajo el título de Milagro en el año 2009, bajo la dirección de Alexander Proshkin. La película participó en el 31 ° Festival Internacional de Cine de Moscú, llevado a cabo del 19 al 28 de junio de 2009, donde su director recibió el premio “Jorge de plata”.

El filme, estrenado el 12 de noviembre de 2009, se ambienta claramente en tiempos del XX congreso del Partido Comunista de la URSS, que es donde se denuncian los crímenes de Stalin, y el culto a la personlidad. Paradógicamente fue aquel ex seminarista devenido en lider conunista, quien reactivó la iglesia ortodoxa rusa como una fuerza moral más, el objetivo: ganar la llamada gran guerra patria.

La cámara comienza mostrando la humilde casita de la ciudad de Grechansk donde viven una madre y su hija Tatyana.  Es un verdadero recuento de la austeridad material con la que se vivía la población soviética. Las dos mujeres son ateas, pero conservan en un estante varios íconos que fueron heredados de la abuela. La hija tiene un carácter masculino y grosero, y su madre en cambio es más tranquila y cayada. Tatyana hace que su madre saque los íconos de la casa, lo cual la señora acepta humildemente, regalándoselos al sacerdote ortodoxo local.

Solo quedará  en casa el icono de San Nicolás, que es el nombre de un antiguo novio de la muchacha 

Cuando Tatiana tiene su cumpleaños se organiza una pequeña velada en su casa, los jóvenes acuden y bailan en pareja, en medio de la diversión Tatiana toma el ícono de San Nicolás y comienza a bailar con él en sus manos. De repente, algo sucede en y los invitados asustados salen corriendo de la casa gritando. Resulta que durante el baile  Tatyana han quedado petrificada, ni siquiera el carpintero, que parece tener cuentas pendientes con el poder soviético puede salvarla, sus herramientas se extropean cuando intenta romper el piso donde la chica está paralizada.

Por su parte, la madre en pleno ataque histérico se culpa de todo y recupera los íconos que había regalado, sin embargo ya es demasiado tarde y de vuelta a casa es atropellada por un tren.

Esta película la he encontrado íntegra en el canal de YouTube del actor que interpreta a Trotsky en la serie del mismo nombre, Konstantin Khabensky.

Este destacado artista aquí hace del periodista Nikolái (Nicolás) Artemieven quien viene dispuesto de la capital a escribir un artículo honesto sobre lo que ha pasado, tratando de explicar el estado de la chica desde un punto de vista materialista, utilizando términos de la enciclopedia médica. Pero el periodista de percata de dos cosas, que la muchacha es un antiguo amor -su nombre fue el que salvó al ícono- y que en realidad el milagro ha sucedido.

Un personaje interesantes de la película es Nikita Khrushchev  (Alexander Potapov ) a quien se le hace llegae a Grechansk, dispuesto a combatir a los oscurantistas, pero al ver la estatua viva, la pasión atea se le apaga. No es lo que ocurre con el caracter del Comisionado de Asuntos Religiosos, Kondrashov  (Sergei Makovetsky ), una suerte de inquisidor ateo ,   cuya tarea fundamental es ocultar a la población que ha tenido lugar el “Milagro”, lo hace por ejemplo presionando al sacerdote ortodoxo para que en la misa le diga a sus feligreses que tal evento no

La chica recupera la movilidad tras la intervención del hijo del sacerdote y termina siendo internada en un manicomio además de ser tratada como parte de un complot desestabilizador  norteamericano.

Es importante tomar en cuenta que, en aquellos días, estaba prohibido hablar de cualquier milagro, todo tenía que explicarse desde un punto de vista materialista. Pero además vemos aquí un préstamo de la célebre obra Maestro y Margarita donde las andanzas del diablo en el Moscú estaliniano de los treinta también son explicadas por la presa en los términos propios del materialismo.

Resulta interesante el giro que ha dado el cine ruso, no solo en comparación con el que se hacía en el país en tiempos de su pertenencia a la Unión Soviética, sino en relación con el cine occidental donde si bien abunda el cine fantástico, el cual ha terminado absorbiendo, por no decir degradando el género de la ciencia ficción, apenas aborda el asunto milagrero en sentido cristiano es raro. Así resulta rearo ver en las salas, no hablemos en los festivales películas que aborden milagros, ya desde una perspectiva católica ya de una protestante y aun cuando se hace, rara vez es premiado. En cambio, el asunto se me hace recurrente en el cine postsoviético

Sin duda alguna Rusia se ha convertido en lo mismo que pretendió ser el franquismo, solo que ahora la reserva espiritual de occidente se encuentra al oriente, precisamente en aquella parte de Europa cuyas creencias religiosas fueron machacada pro el estado, no con la forma sutil y efectiva del estado secular postmoderno, sino con la cruel, abierta y despiadada del ateísmo comunista que al final deja sin proponérselo mas hambre de Dios que nunca, el nuevo cine ruso es el mejor ejemplo.

PS: Alguien me escribe quejandose de que la película no está traducida. Pero hay una solción para quien no domine el ruso, ella está  en las aplicaciones de youtube para colocar el traductor automático, no es perfecto pero  se entenderá bastante bien la película y mas con lo que aquí ya comentamos, a continuación un tutorial; 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: