Para un final del Guerrero Cubano: desnudado por Otaola y empalado por Juan Juan

13 Jun

Ahora comprendo
Cual era el ángel
Que entre nosotros pasó
Era el más terrible, el implacable
El más feroz.

Casos y cosas de nuestra YouTube esfera

Llevo algún tiempo abordando, el tema de lo que denominaré la “YouTube esfera” cubana. Inicie la senda, con el artículo “Mariconga” o Muerte, donde pongo en la palestra al conductor Alex Otaola, cuando ningún “escribidor” lo tomaba en serio. Desde entonces ha llovido millones de teclazos hablando bien o mal del hoy celebre ifluencer en los medios digitales cubanos, lo mismo del exilio que del oficialismo, que de quienes coquetean con ambos extremos. Y como no podía hablar de Otaola sin mencionar su alter ego, es decir su archienemigo conocido como Alex Guerrero, también este recibió carta de presentación al convertir en un personaje digno de ser debatido, con mi artículo Por la “Revolución”, hasta el honor. Lo que entonces no imaginé, hablando de “honor” lo pronto que debería escribir de la deshonrosa derrota que sufriría, con todos los recursos a su disposición, el Alex castrista a menos de su contrincante, devenido en algo más que un anticomunista, en trumpista de tomo y lomo, con todos los talones de Aquiles que ello implica. Veamos el contexto y sobre todo el modo bestial en el que el guerrero ha sido digitalmente ejecutado.

Guerra virtual dentro del castrismo

No cabe duda de que la youtuberesfera cubana, al margen de lo útil e informativa que es tiene mucho de circo. Por ejemplo, en forma de ruidosas guerras civiles que se dan en ambos bandos del enfrentamiento principal, el de los castristas y los anticastristas.

Por la parte de castrismo, al parecer el protagonismo, la envidia y la cizaña o simplemente el tumbe de patrocinadores, es decir admiradores que financian, ha desatado la guerra entre Edmundo García y Roberto Cabrejas, Alias en Invicto, quien es atacado desde la retaguardia por otro crítico implacable del exilio que es el protestón.

Desde que desapareció de la redes la versión semi radial de la Tarde Se Mueve, conducida por Edmundo García, se había creado un vacío de ofertas para los sadomasoquistas, que gustaban de escuchar y pelear con un defensor del castrismo en el corazón del exilio, esa laguna la llenó por un tiempo Cabrejas, pero regresó García de Cuba, con más información, carisma e historial, fama y sobre todo arrogancia, que el pobre Cabrejas y este se acomplejó.

 

Es lo que antes había hecho con el caso del Protestón cubano, cuyo perfil se basa más en atacar a los castristas que defender al castrismo, sin dejar de ser un aliado indirecto del régimen cubano, ante esto, Alex Guerrero, comandante indiscutible del pelotón suicida del castrismo en redes, intento apagar el fuego, sin más resultado que avivar las llamas.

Guerra virtual dentro del anticastrismo

Por otro lado, en el bando del anticomunismo la fragmentación no es menor, de un lado tenemos el bando de los intelectuales, del otro al de los bufones. El primero lo encabezan Zoé Valdés y Antonio Rodiles, y el segundo Otaola y Roberto San Martín, apoyados de cerca por in grupo de influenciadores que se bien no son graciosos, tampoco son muy ilustrados que digamos; Liu Santiesteban e Eliécer Ávila.

Ya habían dimes que te diretes por culpa de la chanza de Otaola, pero su alianza con Rosa María Payá, y la invitación de Luis Almagro a su programa, acompañado de un funcionario responsable de financiar al movimiento democrático le puso la tapa al pomo de un Rodiles que siente que la disidencia interna está siendo opacada por esta maniobras, la batalla es sangrienta, no es fácil caer en las redes de la dramatización otaolezca salpicada de golpes bajos como los de denunciar las entradas económicas de Rodiles, lo que pone en evidencia algo peor que el mecenazgo norteamericano a la disidencia, el modo en que el régimen lo permite aun violando su propia legalidad.

Por otro lado, Rodiles alcanza una cierta superioridad moral por el hecho de estar “en la caliente” desde hace años, con respecto a los emigrados que el suele criticar, en particular a Rosamaría Payá, y Otaola, al que considera una suerte de agente publicitario de la primera. Y todo esto al margen del gran error del matemático -cuyos títulos cuestiona el Guerrero en sus espacios-, quien comenzó muy bien, cuando su Estado de Sats no era otra cosa que un espacio virtual del debate inteligente y cortapisas de la realidad cubana. Todo cambio, mire usted la paradoja, a partir del entierro del padre de Rosa María, cuando interviene la policía y Antonio Rodiles se transforma ante sus ojos en una suerte de líder de la resistencia cívica. Desde entonces se ha dedicado a este tipo de “política práctica”.

Desgraciadamente su falta de realismo no solo lo ha alejado de la población, sino incluso lo ha llevado a la confrontación con sus compañeros de línea dura, recibiendo ataques de todas partes, incluido de uno de los hijos de Payá, que prefiere atizarle más a él por los cuestionamientos económicos y estratégicos que le hace a su hermana, que, al Guerrero Cubano por las difamaciones, de naturaleza libidinosa que suelta contra su hermana. Por supuesto el falso santero de la seguridad no se queda en eso, sino que se hace eco de uno y otro argumento de los que usan los opositores en su pelea interna, para avivarla todavía más.

En medio de estas broncas y marcando la distancia tenemos a otros de los objetivos del Guerrero, quizás por ser el más informado y a su vez calculador de todos los que participan en la trinchera contra la mal llamada revolución cubana. Me refiero a Juan Juan Almeida, cuyo único pecado ha sido pasar de informar sobre las miserias políticas de la jerarquía a dar cuenta de inmoralidades de naturaleza intima de los dirigentes cubanos, algo que por desgracia ocurren hasta en las mejores familias y que poco o nada aportan a la libertad de Cuba.

Por supuesto los afectados por estas denuncias, no se han quedado atrás, y han dado orden a su marioneta de pagar con la misma moneda, difamando a más no poder del hijo de comandante Almeida. La respuesta del exiliado ha sido fría, se ha limitado a anunciar que el tal Alex Guerrero Cubano, era solo un actor y que su pelea no era contra el payaso sino contra el dueño del Circo, en clara alusión a los oficiales de la seguridad del estado que habían inventado al personaje. Eso si se ha guardado una bala en la recamara como tiro de gracia cuando le llegara la hora al troll.

El Guerrero se encuentra con la horma de su zapato

Afortunadamente para Juan Juan, no tuvo que demorar mucho para aplicar su venganza. La balanza del karma se inclinó inesperadamente en su favor. Cuando parecía en medio de tantas broncas y peleas que no nos quedaba nada que pudiera sorprendernos, Alex Otaola deja sin resuello a sus seguidores, develando la verdadera identidad de su alter ego castrista, dando un paso más allá de que diera, Juan Juan anunciaba su profesión.

Por ahora no sabemos quién ha sido, parodiando a Silvio Rodríguez, el “ángel para un final del Guerrero cubano, si sería, es decir la persona que contó a Otaola que de donde salía la voz que tanto le atacara; y que resultó ser la de un compañero de oficio conocido artisticamente como Juan Karlos el Gordo, un humorista cubano, que no hacía mucho había sido invitado por su tocayo y colega Carlucho, competencia de Otaola en redes que ha quedado muy mal con la revelación.

Una vez armado el brete es que ha venido Juan Juan a colocar la guinda al pastel. Sacando un video donde acusa al hijo de Raúl Castro de ser el autor intelectual del Guerrero Cubano, y a su interprete, a quien el mismo contrató en varias ocasiones, de proveerle drogas a una persona de su familia que era adicta y de acostarse con  una jovencita siendo un hombre casado.

 

En un segundo video Juan Juan ataca directamente la madriguera de sus enemigos, exponiendo en detalle las caracteríosticas del llamado Departamento 28, que es el que se desgasta en hacerle la guerra los youtubers anticastristas mas destacados. Asi mismo devela caracteristicas personales y conflictos  internos que bien podrían justificar la idea de que el chivatazo de quien era en realidad el Guerrero Cubano, podía venir de allí adentro.

El desenmascaramiento no deja de ser penoso, tanto para el castrismo, como para los que nos reímos del personaje, relativamente bien montado, del Guerreo. Èste,  bajo la el filtro, la elección del idiolecto y al interpretación en medio de otros defectos, no dejaba de sacarnos alguna que otra carcajada en medio de sus bajezas y es que como su colega Otaola a Karlos el Gordo, en su papel de Alex Guerrero, más allá de sus nefastas intenciones, tiene gracia para dramatizar lo que dice, como ocurre con su compañero de lucha Edmundo García.

Y es que la picardía no siempre está del lado de la justicia, al punto que con excepción de Otaola y si me apuras los llamados Pichy Boys, apenas existen os anticastristas que, en las redes, con la capacidad de convertir el chiste en un arma ideológica.

Me imagino que, entre los aspectos más frustrante de lo sucedido, para muchos enemigos y amigos del Guerrero Cubano, fue conocer la persona de carne y hueso que estaba detrás. El carácter era supuestamente un negro forzudo, guapo y experto en artes marciales, como sugerían la figurilla que le representa en sus videos, y las declaraciones que allí se hacían, pero resultó que en realidad el cómico de segunda que le daba viva es un blanco, bajo y como su apodo lo informa gordo, y no del tipo de los que levantamos pesas, sino fofo como el que más. Es decir, un individuo que no mata ni una mosca, de ahí la sospecha de Juan Juan de que si se comportó (y sigue comportando) de manera tan miserable, es porque podría haber sido amenazado con una cárcel en la cual no sobreviviría.

Viéndose en un espejo  Juan Karlos el Gordo, se debió haber aguantado, antes de meterse con los familiares de sus víctimas o peor aún de amenazar con ajustarle cuenta a los cubanos que no le caían en gracia, si estos se atrevieran a ir a Cuba. Ahora se invierte la tortilla y es un alfeñique como el youtubero Ultrack quien ha llamado al actor para amenazarlo con darle una tunda si viene a USA.

El caso es que la caída en desgracia del artista es ya, ni siquiera será necesario tumbar el comunismo, basta con que sobrevenga un cambio de élite dentro del mismo sistema, o simplemente que los jefes que le usaron, una vez que se percaten de su inutilidad, le echen a un lado, dejándolo sin amparo ante la ira que popular por lo bajo del papel que le ha tocado jugar. Por ahora ese momento no ha llegado, la estrategia de la seguridad, aún puesta en evidencia, ha sido la de continuar haciendo el ridículo, sin dar el brazo a torcer Juann Karlos el Gordo-Guerrero Cubano, sigue fastidiando desde su canal, pero en realidad ya no puede engañar a nadie, ni siquiera a sus correligionarios. Los días del Guerrero están contados.

En fin

Mantener al Guerrero en el aire, amén de un ejercicio de cinismo o de fe en el personaje, por encima de la descaracterización del actor que lo interpreta, solo sirve poner en evidencia, en primer la falta de fieles youtuberos que tienen el sistema; desacreditar al llamando presidente de Cuba , así como a los periódicos isleños que se hacían eco de lo que decía el supuesto guerrero cubano en sus videos, en segundo lugar la crisis de profesionalidad que está sufriendo los encargados de dar la guerra de las ideas a nombre del régimen Cubano, esto por no hablar de algún conflicto interno que explicaría el terrible chivatazo.

Sea como sea ha ocurrido lo menos esperado que el equipo que conforman Otaola y su equipo de borrachos, resultara más inteligente que los agentes del estado, incluido al pobre actor, obligado a injuriar a diestra y siniestra, algo que hoy es penado tanto por la ley norteamericana, como incluso la cubana, y cuyo futuro profesional, en la Cuba postcomunista que algún día llegará, se ha volatilizado gracias al chisme más duro de cuantos Alex Otaola nos ha contado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: