Puerto Rico; el genocidio olvidado

5 Abr

 

Ingen fotobeskrivning tillgänglig.

 “Los portorriqueños no llevan camino de mejorar…la condición de la clase trabajadora en Puerto Rico era mucho peor que en los tiempos en que España gobernaba. Unos 600 portorriqueños morían de hambre todos los meses…el malestar que se siente en Puerto Rico no es sólo consecuencia de la famosa peste yanqui, la anemia…”
LA ILUSTRACIÓN ARTÍSTICA: BARCELONA, 3 DE ABRIL DE 1905 AÑO XXIV / NÚMERO 1214, Revista Hispano-Americana

 
Vemos arriba la crónica de un genocidio anunciado, lo mismo, pero todavía de manera mas cruel y despiadada, como ya he escrito, pasó en Filipinas, que, como Puerto Rico y Cuba, nunca pudo ser conquistada por los norteamericanos, ni siquiera con el apoyo de las quintas columnas separatistas organizada por la masonería inglesa.

Estas provincias ultramarinas fueros entregadas cobardemente y sin razón militar por el régimen liberal masón imperante en la península, con el contubernio inevitable del borbonato, como pasó con desastre anterior de 1820.

Fue concretamente en Madrid desde donde se cometió el crimen, por esos desde allí hoy se debería pedir perdón a los patriotas hispanos que dieron sus vidas por salvar la integridad del imperio para ser traicionados desde la metrópolis y a las víctimas del genocidio humano y cultural que sobrevino en los territorios entregados en virtud del infame Tratado de París firmado por representantes de la Corona Española y de Estados Unidos el 10 de diciembre de 1898.

Si algún día se reunifica la hispanidad, incluidos los enormes territorios que nos pertenecieron en Norteamérica (y que siempre se olvidan por los unitarios hispanistas), la primera medida será trasladar la capital de la confederación democrática que surja al corazón del nuevo mundo a Ciudad México o La Habana, por ejemplo, cuya sobrevivencia por mas de setenta años al embate secesionista de principios del siglo diecinueve que hundió las Españas americanas, demostró su capacidad de resistencia frente a los enemigos de la unidad hispánica. Será una buena señal de que los reunificacionistas han superado el obsoleto iberocentrismo que les lastra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: