Crónica de una carriconga frustrada

1 Mar

———————–
“No más”: esas fueron las palabras que mejor pudieron entenderse, dado el barullo y jolgorio circundante, de las declaraciones, que ha recogido Radio Martí en Miami del nuevo líder de exilio cubano, el conductor yotuvisivo e ícono gay Alex Otaola.

No sabemos si por casualidad o intención lo cierto es que apenas se entiende lo que dice, en medio de tanto ruido, eso sí, el entrevistado se nota eufórico desde el techo de la “carroza”, con la que encabezó, este sábado 29 de febrero de 2020, su “carriconga”, como simpáticamente bautizó a la caravana un buen amigo.

Honor a quien honor merece, el gran mérito por la materialización de esta comparsa motorizada se lo lleva Otaola; nuevo apóstol cubano de la libertad, que lo sería más, si no fuese tan devoto de Donal Trump y su política de separar al cubano de adentros del de afuera, en la falsa creencia de que eso hará caer al comunismo en Cuba.

Pero no todo fue color de rosa, se ha bastado un solo cubano para aguar la fiesta de los republicanos caribeños, un influidor que se hace llamar El Protestón cubano, quien al final ha hecho algo peor que lo que amenazó Edmundo García, cuando dejo caer en su canal en YouTube y Facebook, La Tarde se mueve, la idea de que podría presentarse en la actividad política y contar allí los pocos automóviles que según él participarían.

Para alivio de los movilizados por Otaola, el agitador raulista, al parecer, no se presentó. Eso sí muchos de los asistentes lo evocaban con sorna y alegría al ver que no se cumplían sus vaticinios de poca participación.

Lo que nadie esperaba que otro aguara la fiesta; El Protestón. Lo suyo fue otra cosa, en lugar de calcular, ha preferido filmar la manifestación, desde una posición no comprometida. Y así ha sido, armado de una cámara y un micrófono, el youtubero se ha presentado desde temprano en el en el lugar para preguntado la opinión de los que asistían, algunos supieron comportarse otros formaron una turba que daba pena ajena.

Es vedad, que El Protestón ha puesto el dedo en la llaga señalando lo evidente, solo hay que ver el letrero de la gorra de Otaola, si aquello no es un evento de propaganda en favor del actual presidente, y para que fue aquello: los otaoleros se pusieron calientes y la policía tuvo que sacarlo por su bien, al reportero independiente, en medio de un acto repudio del tipo sufrido por los Marielitos en 1980, si la sangre no llegó al río, fue porque la policía retiró al tipo.

 

Pero el acontecimiento tiene cierta utilidad, nos ha servido para aquilatar quien es ese brillante lucero dentro de la constelación del nuevo exilio cubano, conocido como Eliécer Ávila. El antiguo joven comunista que ha sabido poner las argucias retóricas propias de un ideólogo de la UJC, pero con contenido invertido, del socialismo al liberalismo vulgar, al servicio de su camino hacia la presidencia de Cuba, algo que no tiene reparos en anunciar. Hay que reconocer que ha logrado atraer gente de la migración joven, aunque no grandes inteligencias y ponerlas al servicio de su acercamiento a donde la braza mejor calienta.

Parece que Eliecer ya se ha percatado ya de que Otaola es el hombre elegido por el suprasistema que administra el interminable diferendo Cuba-Estados Unidos, para liderar al exilio por el sistema, y no ha tenido reparos en exaltar su figura, equiparándolo a un José Martí, incluso bajo la azotaina dada por el influidor cuando descubrió, a Eliecer, rompiendo subrepticiamente el parón de envíos a familiares en Cuba, que el mismo líder de Somos más defendía en sus directas, si esto no es demagogia.

El caso es que, al aceptar la orden de Otaola de meterse a su gente en la carriconga, Ávila, acaba de transformar a un digno y esperanzador grupo disidente como fue Somos más, en una vulgar U J T, es decir Unión de Jóvenes Trumpistas de Cuba, no es de extrañar que le haya surgido tanta disidencia al grupo disidente. Dada la cultura política que podría esperarse de este ingeniero cibernético, formado en Cuba, bien podría discriminar entre alzar la voz por los silenciados por Castrismo, lo cual siempre será legítimo, y prestarse para hacerle el juego al comunismo, haciendo contra su pueblo lo que este siempre ha hecho, aislándolo de sus miembros que están fuera de la isla. Ahora respaldado una medida que en realidad es parte de la política del gobierno populista norteamericano para debilitar cualquier comunidad hispana, incluida la cubana. Eso si de los compatriotas reconcentrados en USA o la frontera, ni Otaola, ni su paniaguado dicen nada, conta la situación no habrá caravana, como si la caridad no debiera empezar en casa.

Si algo tenemos que agradecer a Eliecer, de los videos tomados por él y su “primera dama”, es por el modo en que nos permite escuchar, los chivatazos y expulsión que le dieron al que piensa diferente, algo que no podía registrar el Protestón una vez que fue retirado. En realidad, lo peor y lo mejor de la demostración ha sido “la protesta contra el Protestón” convertida de hecho en un acto repudio improvisaron a un cubano que piensa diferente; con el que pocas veces coincido salvo en el hecho de que a esta altura tampoco soy trumpero.

 

El caso es que el repudiado en ningún momento se manifestó a favor del comunismo, han sido los carricongos en buena medida los mismos que se han auto provocado, así será la cantidad de segurosos que tienen infiltrados. Si esta es la democracia que nos espera si un día la alianza Otaola- Eliecer se hace del poder en Cuba, seguiremos embarcados como en tiempos del comunismo.

No me extraña  de que como dice,  el troll castrista Alex Guerrero, muchas de las parsonas que participaron en la marcha, y seguramente también en el acto repudio al proteston está repatriada, eufemismo para definir el retorno de sus derechos ciudadanos en Cuba,  pago mediante y garantía de no ser oponentes, otras bajo peligro de deportación, es decir con un pie en USA y otro en Cuba, el caso que no me extrañaría que que la manifestación se organizada desde Cuba para desprestigiar a la diaspora cubana.

Si uno de los objetivos, al margen de la pobre gente de buena fe que les sigue, del dueto convocante al show rodante fue hacernos creer, que luchan de verdad por la tolerancia y libertad para todos los cubanos, este ha sido frustrado. Para conseguirlo se ha bastado un solo individuo, cámara en mano; algo que, aunque ahora no lo parezca tampoco beneficia al régimen cubano, en tiempos en que la verdad es cada día más “contrarrevolucionaria”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: