La belleza de la canción en sefardí, yiddish y árabe

21 Sep

La imagen puede contener: 4 personas, personas en el escenario, personas que tocan instrumentos musicales y en interiores

Sirocco

El miércoles  19 de septiembre de 2018 descubrí y disfruté la música que hace el grupo Sirocco. Fue en en el Café Le Croissant en la galería SKHLM, en el centro de Skärholmen, suburbio diverso en lo étnico,  en la zona suroeste de Estocolmo.

El nombre del grupo, Sirocco, es una palabra árabe para referirse al el viento del desierto y cuyo álbum debut se titula “Amirim”, lo que significa picos de árboles en hebreo, en el 2014. El disco fue producido en cooperación con el músico israelí y nominado al Grammy Yair Dalal.

En el sitio del grupo encontramos la reproducción de un artículo que le dedica la revista Lira Music, con la firma Rasmus Klockljung, en la que se recoge la explicación que los miembros del grupo hacen del mismo:

Queremos crear vínculos entre el pasado y el presente, entre diferentes lugares y culturas diferentes. Muchas de las canciones que tocamos están escritas en diáspora y son el resultado del encuentro con una nueva tierra y una nueva cultura. Algunas canciones se escribieron hace más de mil años en Andalucía, entonces se llamaba Al Andalus, en la época dorada árabe, cuando musulmanes, judíos y cristianos vivieron codo a codo durante cientos de años. Otras canciones están escritas en yiddish en los Estados Unidos a finales del siglo pasado, donde millones de judíos se vieron obligados a huir de los pogromos en Rusia y Ucrania, y las canciones a menudo son sobre las dificultades de hacer frente en un nuevo país. También tocamos canciones tradicionales en ladino, el idioma que los judíos sefarditas trajeron de Andalucía a Grecia y Turquía. La historia que queremos contar a través de nuestra música es en muchos sentidos un reflejo de nuestro tiempo y de las migraciones que tienen lugar hoy en día”.

Se trata por lo que he visto de un grupo variable de jóvenes y talentosos músicos que acompañan la a la cantante y actriz Sofia Berg-Böhm. En esta ocasión los instrumentistas fueron Patrick Bonnet, guitarra, laúd, Hanna Stenlund Monthan, cello y Nicolás Lazo Zubieta, en la percusión. He averiguado del último, por la curiosidad que me despertó su nombre hispano que es de origen chileno. En cuanto a la voz del grupo Sofia Berg, podemos decir que es hija del director de teatro Stefan Böhm y de la actriz Gudrun Berg; nació el 7 de mayo de 1971 en Lidingo. Estudió en el Berklee College of Music, en la Academia de Teatro de Malmö y en la Real Academia de Música de Estocolmo. Ha actuado en piezas de diferentes instituciones teatrales como: Unga Klara, bulevar Teatro , el Teatro Judío, el Teatro dramático de Malmö y el Teatro de la Ciudad de Estocolmo, así mismo ha participado en grupos musicales como Östblocket o la Jannes Fenomenala Orchestra , realizando grabaciones y conciertos.

La imagen puede contener: 4 personas, personas que sonríen, personas sentadas y en el interior

El espectáculo de ese miércoles estuvo organizado por la asociación cultural: Gente en Skärholmen. Hay que reconocer el talento de grupo, que con su arte nos hizo recorrer desde Andalucía al Medio Oriente, para luego llevarnos a Norteamérica a través de canciones, alguna de ellas milenaria, cantadas en varios idiomas: sefardita (Ladino) yiddish y árabe. Las canciones provienen de partes del mundo donde floreció la cultura judía y la musulmana.

 

Me quedo con “sefardita”

Nunca me ha gustado mucho el término “ladino” para referirse al idioma español que hablan los judíos precedentes de “Sefarad” (España), pues la palabra tiene demasiadas connotaciones algunas muy negativas, veamos las que recoge el Diccionario de La Real Academia:
________________________________________
Ladino, na
Del lat. Latīnus ‘latino’.
1. adj. Astuto, sagaz, taimado.
2. adj. Perteneciente o relativo al ladino (‖ lengua retorrománica). Léxico ladino.
3. adj. El Salv., Guat., Hond., Méx. y Nic. Dicho de una persona: Que es mestizay solo habla español. U. t. c. s.
4. adj. Guat., Hond., Nic. y Pan. mestizo. Apl. a pers., u. t. c. s.
5. adj. desus. Dicho de una persona: Que habla con facilidad alguna o algunaslenguas además de la propia.
6. m. Lengua retorrománica que se habla en el Tirol meridional.
7. m. Lengua religiosa de los sefardíes, que es calco de la sintaxis y delvocabulario de los textos bíblicos hebreos y se escribe con letras latinas o concaracteres rasíes.
8. m. judeoespañol (‖ variedad del español).
9. m. desus. romance (‖ lengua española).
esclavo ladino
Prefiero llamarlo sefardita o sefardí, ni siquiera “Judeo español”, pues cuando se le lee, he revisado un manual de “Ladino” en la biblioteca de la Ciudad de Estocolmo o se le escucha como me pasó con alguna de las canciones cantadas esa noche en esa lengua, resulta tan comprensible o más que los textos castellanos escritos en la misma época de la expulsión. Es en si un español antiguo y nada más; que puede entender cualquiera que conozca en profundidad la lengua castellana. Con ese idioma quedó demostrando el grado de la hispanización del hebreo sefardita, una identidad particular que cual ha sobrevivido siglos a la expulsión de los judíos en el 1492.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas y en el interior

Hay un interesante artículo sobre este tema titulado EL JUDEOESPAÑOL O LADINO, el mismo ha sido publicado en Sefardiweb.  Este es el sitio un proyecto que desarrolla el Instituto de Lengua, Literatura y Antropología perteneciente a La Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa. Adscrita al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Aquí podemos aprender mucho sobre los sefardíes, así que debemos agradecer al Estado Español por su financiación de I+D del estado español.

Según el trabajo de marras el término Judeoespañol, salvo en épocas recientes y por razones académicas, nunca fue usado por los sefardíes para referirse a su propia lengua. Por su parte el término de ladino proviene del castellano medieval y es el modo en que se llamaba a un musulmán o un judío que hablaba la lengua de los cristianos, que como sabemos deriva del latín. Por esto Ladinar significaba ‘traducir al castellano un texto proveniente de una lengua semítica’ como lo eran tanto el árabe como el hebreo, es lo que harían los que traducían directamente la Biblia del hebreo a una lengua romance. Así ladino significó ‘expresión o palabra en lengua romance’, para luego llegar a significar en algunas comunidades sefardíes la lengua sefardí en su conjunto. Ese mismo sentido tiene actualmente en Estados Unidos e Israel cuando se hace referencia al idioma de los sefardíes. Particularmente a los del Mediterráneo Oriental. En cambio para los propios sefardíes su lengua se denomina sencillamente nuestro español y yo les doy toda la razón del mismo modo que se la daría a un cubano o un Argentino que se referirse a “su español” como modo de distinguirlo de las variantes de esta lengua hablada en otras regiones. Una cosa que me llama la atención y que también se aborda en este sitio es la diferencia de asimilación que ocurrió entre los sefarditas establecidos en países europeos, como los Países Bajos, Italia o el sur de Francia y los que se mudaron a los territorios del en el imperio otomano y en el Norte de África. Si los primeros ya para el siglo XVIII habían adoptado la lengua que les rodeaba los segundos en conservaron el uso de su propia lengua. Esto gracias a que no fue hasta bien avanzado el siglo XIX – bajo la influencia del paradigma nacionalista importado de occidente, aclaro- que no se impusieron en estos territorios mediterráneos.

Bilden kan innehålla: 3 personer, personer på scen och inomhus

Cuando los especialistas hablan del judeoespañol de Oriente: se refieren a un idioma utilizado territorios del imperio otomano: Turquía, los Balcanes, Oriente Medio y algunas islas del Mediterráneo, como Rodas. A su ver existen variedades de esta lengua según zonas geográficas. En particular en las ciudades de Estambul y Salónica, que por ser estas importantes centros culturales y editoriales, se convirtieron en un modelo prestigioso para hablantes de judeoespañol de otras zonas.

Hace unos años descubrí, en la biblioteca de Södertelje, una interesantísima exposición fotográfica sobre la comunidad judía en lo que hoy es Turquía. Y fue en ella donde descubrí este interesante fenómeno de sobrevivencia y fortaleza de esta variante de hispanidad. Ojalá algún día encuentre donde guardé las fotos digitales que allí tomé para poder agregarlas a esta entrada.

Según artículo de marras, el judeoespañol de Marruecos, denominado haketía o haquitía, siguió una evolución distinta a la del imperio otomano. Así mismo se cuenta que la lengua sefardí ha conservado algunos fonemas que existían en castellano medieval y que hoy ha desaparecido o evolucionado. De ahí algo que me parece muy justo; la definición de judeoespañol como lengua “antigua” o “arcaica”. Un fenómeno que no le es exclusivo por cierto, si tenemos en cuenta que, si bien en los sonidos hemos sido un tanto innovadores, muchas de nuestras palabras del español del Nuevo Mundo dejaron de usarse en la España de hoy, en ese sentido los arcaicos somos los hispanohablantes americanos.

 

Yiddish

 

Si visitamos el sitio de la Promotora Española de Lingüística (Proel), encontraremos otro interesante artículo que puede explicarnos el origen de otra de las lenguas cantadas por el grupo Sirocco en su bello concierto del Café Le Croissant. Allí bajó el título de ELENGUA YIDDISH se nos explica que se trata de una de las derivaciones que la lengua judaica surgida en la época medieval germana, un grupo de judíos adopta la lengua alemana adaptándola y mezclándola con elementos de hebreo y arameo para uso religioso. Estos son los famosos askenazis de los que ya he escrito en este blog. Askenaz, significaba al principio “Alemania”, pero luego pasó a utilizarse para aludir a todas las tierras colindantes a las ocupadas por los askenazíes y, finalmente, a toda su cultura en sí.

El yiddish había nacido como el resultado de una complicada unión lingüística de tres componentes: el germánico es el dominante algo que se nota a “simple oído” como escuchará por ejemplo en el segundo video que dejo abajo), luego tenemos el elemento semita, derivado del hebreo y del arameo pos-clásicos, y por influencias eslavas provenientes del polaco, ucraniano, bielorruso y ruso. Realmente la fusión es perfecta, es lo que nota el “espectador” (escuchador) de afuera cuando se escuchan las canciones, o se ven series y películas en esta lengua.

Al principio, nos dice este segundo artículo el yiddish se empleaba para obras laicas y correspondencia privada, mientras que para la correspondencia comunitaria, los comentarios bíblicos y otros géneros, se prefería el hebreo. El arameo, a su vez se utilizaba para los dos géneros “más cultos”: los tratados legales (especialmente comentarios sobre el Talmud y sobre otros comentarios ya existentes) y la Cábala. Se trata de una sabiduría ancestral que se supone se remonta a la Antigua Babilonia, pero que de hecho apareció como una forma temprana del misticismo judío en los siglos XII y XIII en el sur de Francia y en España, particularmente en Guadalajara y Zaragoza, para luego reactivarse en el siglo XVIII como parte del Judaísmo jasídico, movimiento nacido en Bielorrusia y Ucrania, y en el renacimiento místico judío en la Palestina Otomana

Como los judíos europeos orientales desarrollaron un yiddish más lejano del alto alemán que los judíos moradores en tierras germanas, existieron dos dialectos de esta lengua: el occidental y el oriental. La segunda variante comienza declinar hacia finales del siglo XVIII hasta desaparecer casi completamente durante el siglo XIX. Por el contrario la occidental tendrá tono un renacimiento el siglo XIX cuando era usada por los artistas, socialistas y propagandistas religiosos, que la preferían al el hebreo clásico, el alemán o las lenguas eslavas.

Así las cosas en 1908 en una conferencia celebrada en Czernowitz (en la actual Ucrania) este yiddish fue aceptado como ‘lengua nacional de pueblo judío’. El yiddish continuó floreciendo en la literatura, el teatro y la prensa, siendo la lengua de la educación, con Varsovia y Vilnius como centros intelectuales, desarrollándose una lengua normativa a partir de los dialectos yiddish polaco y lituano.

Bilden kan innehålla: 4 personer, personer som ler, personer på scen, personer som spelar musikinstrument och inomhus

Esta es la lengua en las que se cantaron las canciones de contendido social durante la velada, mientras las que escuchamos en sefardita o árabe hablaban de amor o de nostalgia por la tierra abandonada, según nos las explicaba la cantante Sofia Berg-Böhm. Con esto se confirma lo que ya sabíamos, que los hebreos centro europeos no solo fueron talentosos para las ciencias, las artes o para crear capital, como ocurre entre otras con las distintas ramas de la famosa familia Rothschild, sino también para fomentar las ideas socialistas. Un hecho que algún rabino ha interpretado como un alejamiento de las doctrinas religiosas y por tanto explicación del holocausto sufrido por el pueblo de Dios a manos de sus enemigos.

De cualquier modo, como se pudo escuchar en el concierto ese tipo de canción en El yiddish, aún sin comprender su contenido resulta bella ante cualquier oído, incluso para aquel que, sin reconocerse de derechas, se haya desilusionado con el mal actuar de la llamada izquierda, como es mi caso. Y es que nadie podía quedarse indeleble ante aquellas bellas melodías interpretadas con excelente voz y acompañadas de nos menos talentosos; violonchelo, oud y percusión, el ensamblaje que hace de este grupo una auténtica joya musical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: