Liberada la Manada en el país del lenguaje políticamente correcto

27 Jun

Otro acto de mala conciencia de la justicia española ha desatado una nueva ola de movilizaciones en toda España, pero no ha sido para exigir el reparo de la injusticia sin para protestar contra a atenuación del crimen cometida por aquella, contra lo que en teoría es un estado de derecho, se protesta contra la liberación de ‘La Manada’, no contra a la injusta condena sufrida por los pobres guarros andaluces. El caso es que al conocer la decisión de la Audiencia de Navarra de conocer la decisión de la Audiencia de Navarra de dejar a los cinco miembros de ‘La Manada’ en libertad bajo una fianza de 6.000 euros, el aparato inquisitorial feministas han movilizado su talibanato conminándolo a tomar las calles en toda España.

El operativo ha contado con el respaldo de los líderes de más radicales del secesionismo catalán y vasco, demostrándose con ello dos cosas, la primera, lo que les espera a estas comunidades si por fin logran secesiónarse, el establecimiento bajo de cobertura de la república de sendas dictaduras de género todavía más duras que la que ya impera en todo el país, lo segundo que al final separatistas y feministas obedecen a un mismo amo, que Dios los cría y el diablo les está juntando.

Por su parte la prensa sigue haciendo de juez y parte, ha creído su propio cuento e insiste en preguntarles a los manaderos cuándo pedirán perdón, un perdón que debería pedirle a ellos quien les desgració de por vida sin demostrar que aquella relación sexual grupal no fue consentida.

Lo mas grotesca es observar el acoso verbal que han sufrido los muchachos tras ser liberados de su injusto encierro de caso tres años. Y vemos, así como se les grita hijo de puta, sin piedad por sus progenitoras, en el país de lo políticamente correcto, donde no ya la palabra “maricón”, con su carga despectiva, sino la cuasi técnica y descriptiva de homosexual se ha convertido en un tabú que penas se puede usar para referirse al que se considera como tal, y que solo reconoce para sí el equívoco anglicismo de gay; “alegre” en nuestro idioma.

Así de jodida está La Madre Patria, donde las madres pueden ser zaheridas verbalmente por las turbas que se agitan desde el poder, mientras que el establecimiento se “solidariza” con las putas verdaderas, esas nadie se atreve a llamar por su nombre, aunque se follen de un palo a una manada de cerdos y todo se confirme en audiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: