Un Premio Havel 2018 para la artista y disidente vietnamita Mai Khoi

27 May

Según la información que acompaña a este video de arriba en el escuchamos una canción vietnamita dedicada a los “Campos de reeducación” y ya sabemos lo que significa el reeducar en el lenguaje “marxista leninista”. El material habría sido realizado el 7 de abril de 2017 por el trio disidente de la artista Mai Khoi. Se trata una explosión catártica de humanidad reprimida. Con la prohibición efectiva de actuar en Vietnam, el desafiante trío con sede en Hanoi representa un despertar de la autoconciencia y la crítica social en una sociedad en la que la libertad de expresión está lejos de estar garantizada. “Damos voz a lo indescriptible”, dice Mai Khoi, “a diferencia de otros músicos aquí, no pedimos permiso para tocar o presentar nuestras letras a los censores”. Y de la misma fuente extraigo esta valoración estética; Sonéticamente, el grupo de vanguardia es igualmente atrevido, tejiendo en el este instrumento de viento de madera sobre una guitarra disonante en arreglos experimentales y, a veces, muy improvisados. Los temas melódicos y líricos son diversos, y reflejan la variación emocional -desde lo inocente e irónico hasta lo ominoso e introspectivo- de las composiciones sofisticadas de Mai Khoi. Su voz dramática es reconocible al instante por sus cualidades angelicales, su amplia gama de expresiones vocales y sus alturas desgarradoras. A ella se une Nguyen Duc Minh en tambores de escala, flautas y arpas de boca, muchos de los cuales ha inventado y tallado en bambú, y Quyen Thien Dac en el barítono, clarinete bajo y saxofón alto, soprano y tenor. En un paisaje sonoro donde tantos grupos se ven y suenan igual, Mai Khoi y los disidentes ofrecen algo que nunca has escuchado.

Pero ¿Quién se acuerda de la violación de derechos humanos en Vietnam? Nadie o casi nadie; mejor hablar por lo sustancioso a para la izquierda de la bestial intervención norteamericana (nunca de la chino-soviética usando sus agentes nativos comandados por Ho Chi Ming desde los tiempos de Stalin) o por el modo en que la llamada derecha globalizante confirmante de sus tesis liberales para de las exitosas reformas en favor del mercando que aparente han levantado al país de la nada, al menos en lo económico.

El problema es que cuando un país nos interesa es bueno saberlo todo sobre él, lo bueno y lo malo, el pasado el presente y de ser posible el futuro. A esto podría ayudarnos el comunicado de prensa que me llega desde OSLO este 27 de mayo de 2018, anunciando que La Human Rights Foundation (HRF) ha otorgado el tercero de sus tres Premios Internacionales Václav Havel para Disidentes Creativos correspondientes este año a la estrella del pop vietnamita y defensora de la democracia liberal para su país Mai Khoi. Al principio todo parece bien, y a juzgar por el video con el que inicio la entrada el talento artístico es desbordante, pero como cualquier otra noticia, por más que nos agrade, está debemos cogerla con pinzas.

Antes de entrar en su análisis y tomado como fuerte la propia carta informativa. Hay que decir que la HRF creó el Premio Havel en 2012, para ello contó con el respaldo de Dagmar Havlová, viuda del difunto poeta, dramaturgo y estadista checoeslovaco que le da nombre. Todo muy lógico, más cuando Václav Havel se desempeñó como presidente de la propia HRF hasta su muerte en diciembre de 2011. Sería como perpetuar el legado del dramaturgo disidente sino fuese por los ciertos criterios espurios que parece que parecen determinar la premiación actualmente, no importa que formalmente se nos asegura que el premio solo rinde homenaje a quienes trabajan por la libertad y la democracia con creatividad frente a un gobierno autoritario. Entre los galardonados del pasado tuvimos por ejemplo al grupo punk de protesta ruso Pussy Riot, o a la feminista islámica sauditas Manal al-Sharif.

Pussy Riot (” Coño alboroto” en español) es un grupo feminista ruso de punk-rock, cuyo mensaje se orienta a enaltecer la homosexualidad atacando de paso al cada vez más popular en su patria presidente Putin y a la iglesia Ortodoxa rusa por respaldarlo. El grupo que organiza actuaciones provocativas en lugares no autorizados en lugares públicos como ocurrió en la Iglesia del Cristo Salvador de Moscú, el 21 de febrero de 2012. Esta acción del grupo fue condenada como sacrílega.

El 3 de marzo de 2012, dos de los miembros del grupo, Nadezhda Tolokonnikova y María Alyokhina, fueron arrestadas y acusadas de vandalismo . Una tercer miembro, por su parte Ekaterina Samutsevich, fue detenida el 16 de marzo. Sin derecho a fianza, permanecieron bajo custodia hasta que el juicio comenzó a fines de julio. El 17 de agosto de 2012, los tres miembros fueron condenados por “vandalismo motivado por el odio religioso” a dos años de prisión. El 10 de octubre, después de una apelación, Samutsevich fue liberada en libertad condicional y suspendida su sentencia. El juicio y la sentencia atrajeron la crítica occidental. El caso fue adoptado por grupos de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional en cambio la opinión pública en Rusia fue menos favorable a las procesadas. Después de haber cumplido 21 meses, por su parte Tolokonnikova y Alyokhina fueron liberadas el 23 de diciembre de 2013, agracias a que la Duma Estatal aprobará una amnistía, evidentemente el parlamento bajo el putinismo no es tan fiero como nos lo pintan, al menos si se le compara con la asamblea nacional cubana que jamás en la historia ha aprobado el perdón, ni siquiera de un necesitado ladrón de gallinas.

En cuanto a Manal al-Sharif, se le atribuye el mérito de haber iniciado en el 2011 la campaña por el derecho de las mujeres a conducir en 2011 conduciendo ella misma sin permiso y dejándose filmar en el acto. Al-Sharif fue detenida y puesta en libertad el 21 de mayo de 2011 y vuelta a arrestar al día siguiente. El 30 de mayo, al-Sharif fue liberada bajo fianza , por su parte, con mas pompa que objetividad periodística tanto elThe New York Times como la Associated Press conenctador la campaña de conducción femenina con las revoluciones andictatoriales de la llamda Primavera Árabe, (fracazada a la larga) como si tuvieran algo en común las costumbres ancentrales árabes de no perder de vista a sus mujeres, con la represión de las masas por unos regímenes que fueron senbrado en esa parte del mundo musulmán precisametne por occidente, muchas veces con la tarea de remodelar, de manera autoritaria y en dirección a la moderndad la conducta de las mujeres. Por si fuera poco la revista Foreign Policy incluyó a la atrevida chófer entre de los 100 mejores pensadores globales de 2011, y que también aparece en la lista de Forbes de mujeres que conmovieron; “Women Who (Briefly) Rocked” en el mismo año.

En 2012, Al-Sharif fue nombrada una de las Mujeres sin Miedo del año por The Daily Beast y la revista Time la nombró una de las 100 personas más influyentes del año, en resumen la temeraria conductora devino en todo ícono para el establecimiento mediático. Dándose así la impresión de que hubiese nada importante que la igualdad de géneros en derecho a conducir, bajo el régimen monárquico de la Casa de Saud, considerado como “lo peor de lo peor” por el informe anual de Freedom House sobre derechos humanos y políticos del año 2010 https://freedomhouse.org/report/freedom-world/2010/saudi-arabia

Al juzgar por esos premios y al margen de que existan otros que si se ajustas a lo que sería de esperan de un Havel, tanto en Rusia como Arabia Saudí, no existen mejores ni mas creativas formas de luchar por la libertad que improvisar un concierto en una iglesia o manejar un auto transgrediendo abiertamente la legalidad establecida.

Pero volvamos al Premio Havel correspondiente a este año, cuya ceremonia se transmitirá en vivo en oslofreedomforum.com a las 3:00 p. M., Hora de Oslo (GMT + 2) Miércoles, 30 de mayo. Según la nota oficial HRF había retrasado el anuncio por temor a que el gobierno vietnamita prohibiera a Mai viajar como resultado de su activismo a favor de la democracia.

Al parecer Hanoi como ha estado haciendo La Habana con sus opositores, ha aflojado la mano y la galardonada que ya está afuera es lo que se desprende del anuncio de que Mai será reconocida en una ceremonia durante el Oslo Freedom Forum de 2018 este miércoles 30 de mayo en Latter Theatre, Allí estarán los otros dos galardonados en 2018, el grupo underground Belarus Free Theatre y el músico sudaneses del sur y ex niño soldado Emmanuel Jal.

Nótese la procedencia geográfica de los laureados, como los Reyes Magos, siempre vienten desde el oriente. Al parecer al otro lado del mundo no hay derechos que se violen o maneras creativas de defenderlos.

Los tres galardonados con el Premio Havel recibirán una representación artística de la “Diosa de la Democracia”, la estatua icónica erigida por estudiantes chinos durante las protestas de la Plaza Tiananmen de junio de 1989. Cada escultura encarna el espíritu y la realidad literal de la disidencia creativa en su máxima expresión, representando la lucha de la verdad y la belleza contra el poder bruto, hasta ahí la parte simbólica, pero no falta la pecunaria con la que al final termina por corromperse las causas mas honorables. Los galardonados también compartirán el regalo enenedado de un premio de 350,000 coronas noruegas, el resto lo harán los agentes de la propaganda de los regímenes afectados, ya no les costará difícil confundir diciendo que quienes les combaten lo hacen por dinero y no por los crímenes contra sus pueblos que cometen estos mismos gobiernos. Pero ¿qué se le va a hacer?, es la mentalidad de un capitalismo global al que no frenan ni siquiera los viejos totalitarismos.

Reconozco que no deja de llamarme la orientación particular de las denuncias que hace de esta luchadora y lo bien que encajan en los pánicos que siembra en occidente la ideología única de género. Según el boletín Mai khoi es una artista valiente e independiente que estará moldeando el actual discurso público en Vietnam, como si esto fuera posible cuando el poder totalitario no quiere. La joven según los redactores de la nota había llegado al estrellato en 2010, cuando ganó el premio más alto por la composición de canciones en Vietnam, vaya condescendencia del aparato cultural oficialista con una opositora en ciernes.

Como celebridad, Mai ha abogado por los derechos de las mujeres-los cuales no son muy deferentes a los de los hombres en los países comunistas plagados de trabajadoras y mujeres soldados de toda la vida- los derechos LGBT (esto si es nuevo, aunque en Casos como el cubano el propio régimen parece estar a la vanguardia a nivel latinoamericano) y para poner fin a la violencia contra las mujeres. Más recientemente, la artista se convirtió en el punto focal del discurso público después de nominarse para postularse para las elecciones parlamentarias de 2016, algo que también hicieron opositores cubanos, aunque sabían que no ganarían, no porque el proyecto de los oficialistas fuese mejor sino por por el miedo inculcado a sus conciudadanos, cuyo “voto secreto” es vigilado. Su campaña a favor de la democracia provocó un debate a nivel nacional sobre la participación política y finalmente condujo a una reunión con el entonces presidente estadounidense Barack Obama. Desde que se postuló para el parlamento, a Mai le han sufrido redadas en sus conciertos, ha sido expulsada de su casa dos veces y al final de fie efectivamente prohibido de cantar en Vietnam.

En marzo de 2018, fue detenida en el aeropuerto de Hanoi bajo sospecha de “terrorismo” después de regresar de una gira por Europa. Por lo visto a diferencia otros defensores de los derechos humanos y pese a cierto hostigamiento, la artista aparentemente trae sin cuidado a Nguyễn Phú Trọng el Secretario General del Partido Comunista de Vietnam, el más alto cargo en el sistema político del país, mas ocupado presionar las comunidades de religiosas en las ciudades de Hanoi y Saigón para expropiarles sus conventos, demolerlos y construir sobre ellos otros edificios, que en los críticos performances de una estrellita juvenil de vanguardia.

El mismo comunicado de prensa reconoce indirectamente que Mai cuenta todavía con el espacio necesario para encontrar encontrando formas creativas de dialogar sobre arte, derechos humanos y democracia, algo imposible de hacer dentro de una celda. En febrero de 2018, lanzó un nuevo álbum, “Mai Khoi Chem Gio – Dissent”. En una reseña del álbum, The Economist comentó: “Si la música sola pudiera romper cadenas, esta sería la música para hacerlo”.

La Human Rights Foundation basa esta premiación considerando que el trabajo de Mai tiene como objetivo contrarrestar las formas autoritarias de pensar que justifican el control social. En el comunicado se cita el presidente del comité de premios de Havel, Thor Halvorssen cuando declara:”Mai Khoi es sobresaliente en su compromiso con los derechos humanos”, dijo. “A través de su música y sus campañas, ha puesto las libertades civiles y la democracia a la vanguardia de las conversaciones públicas en Vietnam”.

A todo esto, agregar que el tema de la artista será abordado en un largometraje documental que se emitirá en Netflix en 2019. Muy en conexión con las industrias culturales hemos de saber que entre los proyectos futuros de la artista se incluyen una novela gráfica y una obra de teatro sobre sus experiencias.

Pero volvamos a las particularidades de su mensaje, por ejemplo, un asunto tan querido por los medios como los de; la mujer maltratada y derechos homosexuales. Sin hablar de oportunismo, no se puede negar la oportunidad de estos; encajan muy bien en la agenda occidental para la reducción poblacional, de modo tal que la artista si bien disiente en cierto sentido con lo establecido en su país consciente en lo esencial con el nuevo poder global con el que la mayoría de los gobiernos incluso el vietnamita se haya comprometido. No es de extrañar la represión de baja intensidad si se le compara con otras que ha sufrido la “popera vietnamita” en un país en el que según el informe de Amnistía internacional de 2018, decenas de activistas huyeron del país al intensificarse la represión de la disidencia, donde los defensores de los derechos humanos o personas comprometidas con el activismo político pacífico y fieles de cultos religiosos sufrieron violaciones tales como detenciones arbitrarias, juicios sin garantías por cargos relacionados con la seguridad nacional y por otros cargos poco precisos, y reclusión durante periodos prolongados y agresiones y hasta a tortura terminadas en muertes bajo custodia policial como ocurrió con el budista hòa hảo Nguyễn Hữu Tấn quien murió en mayo tras su detención. Aunque la policía aseguró que se había suicidado, su padre manifestó que las lesiones que presentaba el cadáver indicaban que había sido torturado y, posteriormente, asesinado.

Así mismo y de acuerdo al informa entre julio y diciembre fueron detenidos al menos cinco miembros de la organización independiente Hermandad por la Democracia, uno de cuyos fundadores era el abogado de derechos humanos y preso de conciencia Nguyễn Văn Đài. Fueron acusados en aplicación del artículo 79 (actividades para derrocar al gobierno del pueblo), que preveía penas de hasta cadena perpetua o muerte. Varios de ellos habían sido ya presos de conciencia. En agosto se sumó también este cargo a los que ya pesaban contra Nguyễn Văn Đài y su colaboradora, Lê Thu Hà, recluidos en régimen de incomunicación desde su detención, en diciembre de 2015, por “propaganda contra el Estado”, en aplicación del artículo 88.

Pese a la excarcelación de algunos presos o presas de conciencia que habían cumplido ya condena, había al menos 98 personas detenidas o encarceladas por motivos de conciencia, lo que suponía un incremento con respecto a años anteriores. Entre ellas figuraban defensores y defensoras de los derechos humanos que se dedicaban a cuestiones relacionadas con la tierra o a asuntos laborales, activistas políticos, fieles de diferentes religiones y miembros de minorías étnicas. Las autoridades seguían sin conceder la excarcelación anticipada a ningún preso o presa de conciencia que no accediera a exiliarse. El activista social católico y bloguero Đặng Xuân Diệu, detenido en 2011, quedó en libertad en enero, tras haber cumplido seis de los 13 años de prisión a los que había sido condenado, y fue enviado inmediatamente al exilio a Francia.

El pastor religioso Nguyễn Cong Chinh salió en libertad en julio, cuatro años antes de terminar de cumplir la condena de 11 años que le había sido impuesta, y también fue enviado de inmediato al exilio en Estados Unidos. Ambos habían sido torturados y sometidos a otros malos tratos durante el tiempo que habían permanecido en prisión. Habitualmente los juicios contra disidentes no cumplían las normas internacionales de justicia procesal: no existía una defensa adecuada ni se respetaba la presunción de inocencia. La defensora de los derechos humanos y bloguera Nguyễn Ngọc Như Quỳnh, también conocida como Mẹ Nấm (Mamá Seta), fue condenada en junio a 10 años de prisión por “propaganda” en aplicación del artículo 88. La activista de los derechos a la tierra y laborales Trần Thị Nga fue condenada en julio por el mismo cargo a nueve años de prisión, más cinco de arresto domiciliario tras su excarcelación.2 En octubre, tras un juicio que duró sólo unas horas, el estudiante Phan Kim Khánh fue declarado culpable en aplicación del artículo 88 y condenado a seis años de cárcel más cuatro de arresto domiciliario tras su excarcelación. Había criticado la corrupción y la falta de libertad de expresión de Vietnam en blogs y redes sociales; también lo acusaron de estar en contacto con “reaccionarios” del extranjero. En mayo, las autoridades privaron de la nacionalidad vietnamita al ex preso de conciencia Phạm Minh Hoàng, miembro del grupo Viet Tan, con sede en el extranjero, que llevaba a cabo campañas pacíficas por la democracia en Vietnam. El activista fue expulsado en junio a Francia.

El paradero del defensor de los derechos humanos Nguyễn Bắc Truyển, detenido en secreto en julio, no se dio a conocer a su familia hasta tres semanas después. Fue recluido en régimen de incomunicación y se le negó acceso a la medicación necesaria para tratar las enfermedades que padecía antes de su detención.
La negación del tratamiento médico se utilizaba para tratar de obligar a los presos y presas de conciencia a “confesar” delitos. Al activista Đinh Nguyễn Kha, condenado a seis años de prisión por haber distribuido folletos en los que se criticaba la respuesta de Vietnam a las reclamaciones territoriales de China en la región, se le negó el tratamiento postoperatorio que necesitaba.4 También se siguió negando tratamiento médico adecuado para los graves problemas de salud que padecía desde abril de 2015 el activista de los derechos a la tierra Trần Thị Thúy, budista hòa hảo.

Al parecer ninguna de estas gentes machacadas están a la altura de del Havel 2018, y es que se les olvido abogar por lo que mas importante de cuanto interesa a la burocracia que vive del negocio del derecho humanos, la necesidad de que junto a las libertades, de inspiración occidental se promueva la desarticulación de la familia oriental, sembrando dentro de ella la guerra de sexos sobre la base de la victimización abstracta de la mujer, y frenar aún mas el proceso reproductivo a través de colocar en la mirilla, cualquier normativa cultural o legal que canalice hacia la heterosexualidad ese libido que en su condición animal controla a cualquier ser humano.

Paro esto no nos sirve, un monje o un cura subterráneo, ni siquiera el disidente de corte tradicional al estilo de los que apoyaron en Praga la revolución de terciopelo, mejor en una estrellita de esas que desde el escenario, demás plataformas artísticas a su disposición pueda inducir, en las masas juveniles la receta maltusiana. En cuanto al gobierno ni te preocupes, además de beenficiarse con la fómula, que le permite apretar mas abarcadon menos, que hace rato aprendió ese concepto tan occidental como orweliano de oposición controlada, ya no existe un Havel que le quite el sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: