Nada de Judeofobia, mucho de sionismo

16 May

Por fin se materializó la promesa trumpista de trasladar la embajada norteamericana a Jerusalén; el hecho contradice promesas históricas hechas a los palestinos y no solo a ellos de que se mantendría la ciudad sagrada como un espacio neutral dentro de la lucha política entre musulmanes y hebreos. Si sumamos a la provocación torpe e innecesaria la conmemoración este martes del 70 aniversario de la llamada “Nakba” es decir la catástrofe humanitaria, cuando cientos de miles de palestinos se vieron obligados a la fuerza a huir de sus hogares en lo que hoy es Israel. El caso es que ya tendremos servida, por una vez más, la mesa de las protestas y muertes, de las que los medios, en raro cumplimiento con su deber por lo menos se están haciendo eco.

Según mis últimos datos los soldados israelíes ya habrían matado a unos 60 manifestantes y heridos muchos mas, alrededor de unos 1.700 demostrantes, por supuesto se trata de cifras en aumento permanentemente, pero con las que damos podemos hacernos una idea de la gravedad de los acontecimientos.

Con todo lo que se habla del presunto terrorismo intrínseco en el credo musulmán lo cierto es que estamos asistiendo a un terrorismo de estado manifestado en el enfrentamiento entre civiles que se inmolan y soldados armados hasta los dientes, sea justa o no, lo que se trata del lado palestino es de hiperbolizar las opresión rompiendo así el entumecimiento de los sentido que sufre la opinión pública internacional cada vez que la opresión de un pueblo se rutiniza y normaliza, lo mismo en el mundo árabe que en América Latina, en Cuba tenemos un buen ejemplo.

Mientras tanto Hamas, el grupo armado que controla Gaza, no interviene en la desigual batalla, dispuesto a aprovechar una ola de condena internacional contra Israel de se cuida mucho de enfrentarse su ejército.

En España el analista Fernando Díaz Villanueva ha decidido analizar el asunto y lo ha hecho de la manera más parcializada que podría haber, exculpando prácticamente a Israel, abriendo fuego contra las condenas extranjeras como si esta las fomentara el consuetudinario rechazo al hebreo, un delito de opinión perseguido con saña hasta la irracionalidad por el sistema de partidos establecidos por las fuerzas aliadas que ocuparon el continente tras la segunda guerra mundial. Lo curioso es el modo en que en este nuevo orden florece cada vez más a islamofobia, sobretodo en el país desde la que nos habla el periodista y al que entre col y col se le desliza cierto resquemos contra la inmigración “descontrolada”; precisamente España país cuya cultura y lengua tanto debe a la presencia musulmana. De esto no habla mucho Villanueva, quizás porque solo se entra de los casos, sin duda alguno lamentables en los que un musulmán apuñala a un judío, no de aquellos en los que pasa más o menos lo contrario como el que me narraron hace poco de una chica árabe ejecutada por un guardia de un disparo por el delito de abrir sus cartera en un lugar que siendo público no era el indicado. Pero no todo está equivocado en el análisis, muchos de los datos que ofrece son ciertos, como también le asiste la razón cuando explica las manipulaciones de las que son víctimas los palestinos por parte de los estados árabes de su entorno.

Yo naturalmente le he dejado bajo el análisis, en su canal de ivoox y de YouTube el comentario de turno que es el siguiente:

Podemos criticar con justicia la política árabe con respecto a los palestinos, pero se ha de reconocer que criticar el nacimiento de una base neocolonial angloamericana, en el cercano oriente, disfrazada de república, armada con millones de inmigrantes, muchos de los cuales ni siquiera tienen sangre semita como la mayoría de los khasares asquenazis devenido en la élite nazi que dominó desde su nacimiento Israel con el ateo Bengurión a la cabeza (aunque usen la fe hebrea para legitimarse), nada tiene de Judeofobia, en cambio sí tienen mucho de sionismo desconocer la represión de musulmanes y cristianos y la expulsión descarada de los primeros de sus casas o admirar la falacia política del Estado de Israel, que es una forma de culto oculta a las barbaridades del imperio británico que por dogma de fe ha de seguir todo liberal que se sienta como tal.

2 comentarios to “Nada de Judeofobia, mucho de sionismo”

  1. spoudaiosaner 16 mayo 2018 a 4:31 PM #

    Cuando se habla de “antisemitismo” se identifica como el odio los jufíos, cuando en realidad tanto los judíos como los árabes som semitas (desciendientes de Sem).
    Es lamentable que Israel persiga a los musulmanes de esa manera. Es una experiencia habitual que quien se ha visto perseguido o tratado con menosprecio haga de su debilidad una virtud. Es decir que si alguien se ha visto sometido a malos tratos o a desprecio (sobre todo si se debe a su ascedencia familiar o racial) aproveche esa experiencia para defender su situación pretendiendo tener razón incluso cuando es dudoso que la tenga. Se llama a ese fenómeno “dar patadas desde abajo”. (Nieztsche ha aludido, (si recuerdo bin) a ese fenómeno. Al machismo está sucediendo un matriarcalismo, a veces excesivo y comparable con el machismo. El pueblo judío fue perseguido (no sólo por los nazis, sino incluso en épocas anteriores). En España fueron los regímenes cristianos los que desarrollaron el antijudaísmo, despreciando la aportación judía a nuestra cultura. No deberá olvidarse la Inquisición. Franco, en cambio, a pesar de su fingida amistad con Hitler, hizo la vista gorda cuando la embajada de España otorgaba pasaporte y permitía la emigración de judíos a la España franquista. Franco se lavaba las manos frente a Hitler con ayuda de su cuñado Serrano Súñer. Hitler y Musolini ayudaron a Franco, pero éste sólo les estrechaba la mano (aunque no la tenían muy ancha) amablemente, pero sin comprometerse (como creen los suecos, apoyo de la brigadas internacionales de inspiración estalinista). Suecia hacía la vista gorda y ayudaba técnicamente a Alemania (no hay que olvidar la mina de hierro de Ludvica que, todavía hoy, se llama “La mina alemana”) y miraba a otro lado cuando los nazis cometían crímenes en Noruega o cuando sus tropas atravesavan el territorio sueco. Pero también permitían el exilio alemán judío o antihitleriano. El comportamiento del gobierno israelí frente a los árabes ha dejado mucho que desear, pero si alguien les critica es calificado de nazi. Era bastante frecuente en Suecia (por los años 60, por ejemplo) de cómo los inmigrantes negros de Africa, se aprovechaban sexualmente de las jóvenes suecas, y éstas no se atrevían a oponerse y decir que no, para no ser calificadas de “racistas”.
    Mi consejo a los inmigrantes ha sido siempre que no hay que defender sus raíces frente a la conciencia escandinava. Es bueno llevar siempre consigo sus raíces y plantarlas en tierra extraño. Mi consejo al inmigrante es que sea más sueco que los suecos. Entender Suecia como inmigrante es sumamente valioso pra uno mismo y para los nativos.

    • Carlos Manuel Estefanía Aulet 16 mayo 2018 a 4:55 PM #

      Gracias por su interesante comentario Jose Luis. Siempre evito el término “antisemita” ya que en propiedad debería incluir al antiárabe lo cual no es la intensión de los que lo usan. Por cierto los judíos italianos estuvieron muy comprometidos con el nacimiento del fascismo movimiento en el que muchos militaron, veían en Mussolini (cuya primera mujer era judía) la culminación del establecimiento del estado liberal, con el cuento del resurgimiento italiano, no por gusto los liberales de Italia también apoyaron al Duce en sus inicios. Para los hebreos el fascismos era una garantía contra el retorno de un régimen dominado por el catolicismo que siempre les había segregado. Lo que no contaban era con el ascenso del nazismo y el contagio del fascismo con la fobia contra todo lo hebreo y menos que los nacional-católicos de Franco les protegieran años después a sus hermanos, paradojas de la historia.
      Saludos
      Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: