El problema de masonería inglesa V

25 Feb

Video publicado por el canal Visión Konya el20 mayo de 2016 el que una cámara escondida toma la supuesta iniciación masónica de el Imán Fetullah Gülen durante su juventud.

¿Y la fórmula Erdogan?

Si queremos conocer la receta de como liberar a esa secta gigante que siempre es el estado, de una secta ajen que quiere controlarlo debemos mirar Turquía, a pesar del empañamiento de su realidad al que se entrega, sin el menor disenso de izquierda o derecha, el conjunto de los medios europeos, Tal parece que unos y otros obedecieran órdenes de una misma logia secreta.

En estos momentos el gobierno turco lleva a cabo una lucha sin cuartel para salvaguardar su estado de lo más parecido que pueda haber en su contexto a una orden masónica, los métodos sin ser idénticos recuerdan un tanto a aquellos con los que tanta efectividad combatió el régimen de Mussolini a la Mafia siciliana. Todo comenzó con el nombramiento en 1924, de Cesare Mori como prefecto de la capital siciliana. Fue conocido en Italia como el “Prefecto de Hierro” (Prefetto di Ferro) y así se titula la película de donde Giuliano Gemma encarnaba a Mori.

La campaña serviría no solo de propaganda al Partido Nacional Fascista, sino que también reprimir oponentes políticos sicilianos tenían vínculos con la Mafia. El prefecto de hierro cono el mote sugiere actuó con mano dura, usando métodos no siempre convencionales o legales, hasta junio de 1929 cuando Mussolini lo retira y le hace “senador”. Es verdad que la mafia no había sido totalmente exterminada, pero lo que sí logró Mori fue disminuir sus crímenes a la mínima expresión y liberar la economía siciliana del control mafioso, lo que significó un auténtico florecimiento para la isla. El poder de la mafia regresara de la mano de los aliados para establecerse definitivamente.

He abordado en este blog a partir de la película que narraba su historia, el caso del hombre que quiso emular a Mori en su lucha anti mafiosa, Giovanni Salvatore Augusto Falcone, quien tuviera cierto éxito hasta ser asesinado en un atentado mafioso el 23 de mayo de 1992. Dos meses después, el 19 de julio a las 16:58, un auto bomba acabaría con su colega Paolo Borsellino, convirtiéndose los dos en símbolos de una lucha que no parece tener fin.

Quizás para un buen masón resulte forzado comparar la mafia y su con su honorable masonería, sin embargo, cuando se estudia en detalle el modo en que ambas organizaciones afectan la sociedad, su semejanza estructural sale a flote.
Muy similar a la campaña de Mori, pero con muchos menos excesos -el prefecto de hierro no tuvo reparo en usar métodos mafiosos contra la mafia- ha sido la lucha que viene llevando a cabo desde Recep Tayyip Erdogan, desde el año 2013 contra Hizmet (en turco; “Servicio”) la cofradía aparentemente filantrópica dirigida desde el exterior por el Imán Fetullah Gülen. A pesar de venderse como un fundamentalista islámico Gülen vive autoexiliado en Saylorsburg en Pennsylvania ( EE.UU. ), y fue considerado ha sido considerado por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo. Desde allí ha reconocido que haber infiltrado su gente la administración y el aparato legal turcos con el fin de minar el gobierno actual de su país.

En marzo del 2015 varios medios de Turquía, entre ellos www.sabah.com. sacaron a la luz documentos que demostraba que el número 1 de ”Servicio” había sido condecorado en su juventud por la masonería e invitado una de sus reuniones. El documento tiene fecha del 17 de julio de 1969 y muestra la aceptación por parte de Fethullah Gülen del galardón que le entregaba la Logia Masónica Libre y Aceptada. Alguién podría pensar que es un truco propagandístico,  incluso que pudieran serlo en video con el que inicio el  esta entrada, no lo descarto más cuando de esa forma es muy fácil buscarle enemigos a Gülen dentro de la masa turca, la que, a diferencia de muchos cristianos de occidente, identifica la masonería con el culto a Satanás.

Con estos antecedentes y teniendo en cuenta la experiencia histórica del también masón Kemal Ataturk – incriticable padre fundador del estado secular-, no es pues de extrañar que los líderes del partido de gobierno, El Partido de la Justicia y el Desarrollo (en turco: Adalet ve Kalkınma Partisi) de orientación demócrata musulmán culparan a las estructuras paralelas de Gülen de haber organizado la asonada militar de julio de 2016, saldada con al menos 240 muertos  -algún amigo cree que fue un autogolpe como el de Chávez en el 2002 pero yo no lo creo-, y que hayan han solicitado su extradición a Estados Unidos. Algo no ha conseguido ni con Obama, ni siquiera con el xenófobo i nada amigo de inmigrantes musulmanes de Donald Trump.

En lo interior Erdogan ha reaccionado despidiendo a miles de policías, jueces, funcionarios, periodistas, profesores, militares y detenido a miles de personas por estar presuntamente relacionadas con el movimiento Hizmet (Servicio) o directamente con la intentona golpista.

A pesar de ello, lejos de ganarse el aplauso por su enérgica defensa de la democracia turca, el presidente turco, no ha hecho otra cosa que recibir críticas de Occidente. Pese a todo el gobierno turco cesa en su esfuerzo de con una secta que al juzgar por lo que se publica fuera de su país cuenta con el respaldo de Estados Unidos y La Unión Europea. Nada de extrañar cuando la simbología de esto dos conglomerados políticos parecen tomados de la misma masonería.

¿Se atreverían los las instituciones de Inglaterra a combatir las organizaciones secreta que las infiltran como hacen las de Turquía con las suyas? Sería lo mejor, pero lo dudo. En primer lugar, porque la deuda histórica del imperio con los masones es impagable, fueron ellos los que sembrado logias al exterior ayudaron a derrotar a sus más grandes contrincantes. En segundo lugar, porque es ya demasiado tarde. A estas alturas y tras décadas del retorno al misterio quien sabe dónde en que instancia de poder interna o externa se oculta el masón con la tarea de frenar la reforma que desarme su organización. Asi los ingleses estarán condenado a llevar a cuesta esta vieja y herrumbrosa arma, aunque ello signifique la corrupción de su prensa, su política y su policía en definitivas ellas están destinadas a embobecer y controlar a las plebes, no a las élites a cuyos servicios se postran los maestros masones, mientras obnubilan a sus iniciados con emotivos rituales, bellas palabras de fraternidad y la supuesta búsqueda de la verdad.

Fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: