El Arte de enterrar el Hacha de Guerra; Mulatu Teshom visita Cuba

14 Ene

castro_mengistu
Fidel Castro y Mengistu Haile Mariam. Etiopía, 1977.

 

“La ministra les dijo que Menguistu, al que todos ellos aún adoraban y consideraban “su padre”, había sido un dictador sanguinario que la había encarcelado y torturado durante siete años, además de responsabilizarlo de masacres y hambrunas que habían cobrado las vidas de millones de compatriotas.
En su país, sus compatriotas trataban a su ídolo de cobarde porque, cuando el ejército rebelde se acercaba a la capital en 1991, Menguistu dio la orden a sus soldados de luchar hasta la muerte, jurando que él mismo se pegaría un tiro antes de entregarse, pero al final se escapó en avión a Zimbabue, llevándose todo el oro”
Rasmus Sonderriis : El hijo etíope de la revolución cubana

 

El 7 de enero pasado, la agencia de propaganda oficial Presan Latina semi informaba desde La Habana, que el presidente de la República Federal Democrática de Etiopía, Mulatu Teshome Wirtu, realizaría a partir del día posterior una visita oficial a Cuba, y que sostendría conversaciones oficiales con autoridades cubanas además de realizar otras actividades.

En términos vagos se informaba que: “Soldados internacionalistas cubanos combatieron al lado de los etíopes en la década de 1970 del pasado siglo; además, una expresión de la solidaridad y colaboración con esa nación del cuerno de África lo constituye la formación profesional de numerosos de sus jóvenes en la isla caribeña.”

Algo mas sobre los lazos cubano-etíopes

Lo de la formación de especialistas etíopes en Cuba es una verdad indiscutible conocí a tres que estudiaron filosofía conmigo en La Universidad de La Habana. La influencia cultural de Cuba en Etiopía ha sido tal es tal que he escuchado activistas de organizaciones no gubernamentales que viajan por razones humanitarias al país africano asombrarse positivamente de lo común que es el dominio del español dentro de sus élites tecnocráticas. Esa parte no requiere comentario, si la del involucramiento de Cuba más que en la defensa de los territorios de Ogaden, de población mayoritariamente somalí,entregada por los británicos a Etiopía en 1954.

En noviembre de 1977 el gobierno etíope había pedido ayuda militar a Cuba, quien envía al General Arnaldo Ochoa el 28 de diciembre de 1977 al mando del primer batallón de tanques cubanos.  Las tropas cubanas eran transportadas desde Angola en cuya guerra civil entre el MPL, de un lado y UNITA y FNLA del otro, también participaba la isla. En abril de 1988, Somalia renuncia al apoyo de sus hermanos de Ogaden, los últimos cubanos abandonaran Etiopía en septiembre de 1989; el trece de julio de ese mismo año será fusilado Ochoa, el héroe de aquella operación tras un cuestionable juicio en La Habana.

El problema es que, según he sabido,  las tropas cubanas no solo se enfrentaron a los separatistas de Ogaden, sino que se involucraron ampliamente del lado del gobierno en su lucha, contra diversas guerrillas o movimientos secesionistas que lo combatían,  como pasaba en Angola,  durante aquella etapa de lo que se conoce como Guerra Civil Etíope; un conflicto interno desarrollado desde el derrocamiento de Haile Selassie en 1974, hasta la caída de la llamada República Democrática Popular de Etiopía, es decir del régimen comunista de Mengistu en 1991.

Aquella guerra civil, en la que participaron miles de cubanos siempre, costó a las etnias etiopes involucrada, medio millón de muertos por la guerra además de 180.000 por la represión mas miles de victimas por las periódicas hambrunas.

Orígenes y cambios ideológicos del Partido Gobernante

Mejor habría sido para Prensa Latina contarle al lector sobre las características del visitante y por su puesto de la evolución ideológica de su partido. Como no lo hizo la agencia lo haremos nosotros; Mulatu Teshome Wirtu Nació en en 1955 en la ciudad de Arjo, Welega, al oeste de Etiopía,  se formó profecionalmente en la cambiante China de los 1970, donde recibió una licenciatura en economía política y un doctorado en derecho internacional por la Universidad de Pekín. Lugo, en la Etiopía postcomunista de de los años 1990, se desempeñará como Viceministro de Desarrollo Económico y Cooperación. Asumiendo en 2001, la cartera de Ministro de Agricultura.  Con esta formación no es de extrañar que el presidente etíope provenga de las filas de lo que conocemos en inglés como Tigrean People Liberation Front (TPLF), el partido que hoy hegemoniza al resto de las organizaciones que hoy componen el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF).  Esta organización fue fundada entre otros por su ya fallecido líder Meles Zenawi Asres quien sería primer ministro de Etiopía desde 1995 hasta su muerte en agosto de 2012.  Meles Zenawi había participado en las agitaciones estudiantiles que acompañaron el derrocamiento al Rey Haile Selassie en 1974 y y la llegada al poder por parte del teniente coronel Hailé Mariam Menghistu.

Desencantado con el réginen,Zenawi junto a otros estudiantes crea en 1975, el Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) con una orientación cercana los maoistas ortodoxos del Partido del Trabajo de Albania, enfrentandose así al gobierno de Mengistu a quien acusaban de someterse al el socialimperialismo soviético.

En 1985 el joven opositor es nombrado Secretario General de una coalición antigubernamental ascendiendo en 1989 a Presidente del recién creado Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE) el que establece lazos con los independentistas del Frente Popular para la Liberación de Eritrea (FPLE), lo que significaría un importante fortalecimiento de la resistencia armada contra el régimen de Adis Abeba. Esto,  unido a la desintegración de la URSS servirá para dar al traste con el gobierno etíope el 23 de mayo de 1991, ese día las fuerzas de Zenawi toman la capital etíope mientras que Mengistu se ve obligado a buscar asilo político en Zimbabue. Cinco días después, 28 de mayo Meles Zenawi, recién llegado de Londres (tomar nota de la participación británica) se proclamaba Jefe de Estado.

Procesado en ausencia durante años Mengistu Haile Mariam sería condenado por Tribunal Supremo Federal de Etiopía a cadena perpetua por los cargos de genocidio, crímenes contra la humanidad, homicidio, encarcelamiento ilegal y confiscación ilegal de propiedad privada, pena de la que ha podido escapar gracias a una vez defenestrado encontró refugio en Harare, la capital de Zimbabue, protegido por su colega y entonces presidente (dictador) en funciones Robert Mugabe.

Tras llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, se el partido de Meles Zenawi abandona su ideología originaria para adoptar una línea más menos socialdemócrata.  Como parte de sus compromisos con el independentismo eritreano, el nuevo gobiernorealizará un referéndum de autodeterminación de Eritrea, región a la que otorgará 1992  una salida al mar Rojo desde Etiopía y así garantizar la viabilidad económica de ambos países, manteniendo una estrecha colaboración con Issaías Afewerki, se trata de otro ex maoista que 1966 se incorporó al Frente para la Liberación de Eritrea (FLE) y que recibió formación en el Ejército  de la la República Popular China. Es presidente de facto de su flamante país desde 1991. En estos momentos junto a Erdogan en Turquía, Zenawi se ha convertido en uno de los pocos lideres capaces de frenar las pretensiones de transformación sociocultural impuestas por los países europeos y de la Norteamérica anglosajona a los pueblos musulmanes.

A pesar de todo el investimento democrático y el reconocimiento con el que cuenta en estos momentos Etiopía por parte de los países occidentales es bueno decir que el verdadero poder del país se encuentra en manos del antiguo Tigrean People Liberation Front y que el resto de entre los partidos de la “coalición” gobernante funcionan simplemente como títeres, al estilo de lo que ocurría en la antigua República Democrática alemana con el Partido Comunista y las organizaciones que le hacían compañía en el gobierno. Por otra parte, en un modelo que nos recuerda al de los sandinistas hay que decir que el partido tigriño también controla al ejército, cuyo 90 por ciento de los oficiales superiores son miembros de TPLF, algo similar sucede con la seguridad del país, cuyas principales agencias, Debretsion Gebremichael y Getachew Assefa están dirigidas por miembros de TPLF. La economía no se queda atrás, la pues las empresas propiedad de TPLF monopolizan las industrias Este poder se extiende al campo de la información desde el momento en que es este mismo partido quien controla los medios en Etiopía están controlados por TPLF.

Derechos humanos

En cuanto a la situación de los derechos humanos, hay que reconocer que esta es grave. En su informe anual del 2016-17 sobre el país africano,  Amnistía Internacional recordaba que las quejas sociales y culturales son reprimidas con fuerza excesiva y letal por parte de la policía, que en el país tienen lugar arrestos arbitrarios masivos, tortura y otros malos tratos, juicios injustos y violaciones de los derechos a la libertad de expresión y asociación, destacando en particular la grave situación desatada  durante las protestas en Oromia comenzada en Noviembre de 2015 contra el tratamiento recibido de Addis Abeba. La buena noticia sería el reciente anuncio del Primer Ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn, de que se liberarán todos los presos políticos y se cerrará un notorio centro de detención, Fisseha Tekle. De ser esto verdad, señalaría el fin de una era de sangrienta represión en Etiopía, Sin embargo la propia Amnistía, que últimamente está muy en favor de hacer justicia, alerta que el cierre  del centro de reclusión  podría utilizarse para encubrir los horripilantes eventos que han tenido lugar allí, en los años que ha funcionado como una cámara de tortura, utilizada por las autoridades etíopes para interrogar brutalmente a cualquiera que se atreviera a disentir, incluidos manifestantes pacíficos, periodistas y figuras de la oposición. En este sentido y de acuerdo con la organización internacional, un nuevo capítulo para los derechos humanos solo será posible en el gigante africano si las docenas de desapariciones forzadas que tuvieron lugar desde 1991, así como las denuncias de tortura y otros malos tratos que se sucedieron hasta nuestro día son investigadas efectivamente y sus responsables comparecen ante la justicia.

La Economía

Quizás lo anterior nos sirva para comprender en parte por qué si bien la economía etíope ha dejado atrás la crisis permanente de su etapa comunista aún está lejos de representar un buen modelo de desarrollo, ni siquiera para Cuba.  La mala cosecha en el periodo 2004-2005 provocó el hambre de 3 millones de personas, lo que demandó una ayuda de emergencia de 70 millones de dólares, financiada por Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Sudáfrica y Australia. La agricultura, con el café a la cabeza, cubre todavía el 90 % de la exportación, el 50 % del PIB y 80 % del empleo. El país sigue siendo poco competitivo y deficiente en infraestructura y recursos humanos y por tanto demandante de flujos de ayuda exterior, al punto de que casi el 30 % del presupuesto anual del país se cubre por la donaciones y préstamos extranjeros.

Pese a estos hechos, no son pocos los que consideran que Etiopía es una de las economías del continente africano que más rápidamente crece. Ciertos informes incluso afirman que el país aspira a convertirse una economía media para el año 2025.  Dentro de esta misma línea, sus amigos de Prensa Latina, en un despacho publicado este Domingo 14 de enero de 2018, aseguran que Etiopía puede mantenerse como la economía de más acelerado crecimiento entre los países orientales de África, aunque se espera que el crecimiento se reduzca a medida que su gobierno aplica medidas para estabilizar la deuda pública.  Además, está haciendo esto, sin aumentar la emisión de gases de efecto invernadero y protegiéndose contra los impactos del cambio climático por eso que se le incluye en el grupo de las economías más prometedoras de África, que reciben el nombre de los leones africanos (en paralelo a los cuatro tigres asiáticos): Etiopía, Ghana, Kenia, Mozambique, Nigeria y Sudáfrica.

Esta bella ilusión de progreso no lo es para todos, ya en el 2016 un informe emitido por el Oakland Institute echó por tierra el mito de que el país fuera uno de los leones africanos. ¿El trabajo titulado “Miracle or Mirage? Manufacturing Hunger and Povety in Ethiopia” (¿Milagro o espejismo? Fabricando hambre y pobreza en Etiopía) explica lo que ya podríamos sospechábamos, que los planes de desarrollo autoritarios impuestos por el Ejecutivo etíope han perpetuado los ciclos de pobreza, la inseguridad alimentaria y marginado a los ciudadanos más vulnerables del país. Lo que trajo como consecuencia que ese año el país viviera una crisis alimentaria con más de 10 millones de personas necesitadas de ayuda para poder sobrevivir.

El gobierno se ha escudado tras el fenómeno climático de El Niño, coartada climática de la que también se valen los patrocinadores internacionales del régimen etíope, el que ha recibido un promedio de 3.5 millones de dólares anuales de los donantes en los últimos años. Sus principales donantes son Estados Unidos, Reino Unido y el Banco Mundial que también han participado directamente en el diseño de su estrategia de desarrollo y juegan un papel clave dentro del mecanismo de ayuda establecidos para implementarla. De mas esta decir que tales donantes se abstienen de reprochar al gobierno etíope la violación de derechos humanos que mencionábamos antes.

Bases para la colaboración entre los postcomunistas etíopes y los precapitalistas cubanos

Asi las cosas la Cuba raulista y la Etiopía post comunista están en condiciones de estrechar la cooperación bilateral. Al margen de sus desencuentros históricos los actuales regímenes de ambos países tienen mucho en común, sobre todo en lo que se refiere al intervencionismo partidario en la Economía y el dejar en manos de la ayuda internacional la solución de problemas que debería ser responsabilidad de la economía nacional tanto de sus sectores públicos como privados.

Según otra nota de PL, emitida esta vez el 13 de enero Cuba y Etiopía proyectan La Habana, 13 ene (PL) la colaboración entre Cuba y Etiopía perfila hoy nuevas perspectivas luego de la visita oficial del presidente del país africano, Mulatu Teshome Wirtu, quien permaneció en Cuba del 8 al 12 de enero y que durante esos días se reunió con su homólogo Raúl Castro, lo cual les permitió constatar el buen estado de los nexos entre ambas naciones y repasaron temas de la agenda internacional.

Las relaciones políticas y de cooperación entre Cuba y Etiopía son buenas y se encuentran en ascenso, refirió la cancillería de la isla caribeña en una declaración. Según la nota los sectores de la salud y la agricultura serían los campos de colaboración de mayor desarrollo entre ambos estados a la vez se que abren, además, nuevas perspectivas en áreas de la educación y otras no tradicionales como la biotecnología. Esperemos que esto permita paliar las faltas de abastecimientos que sufren los respectivos pueblos, hay que ser optimista.

Como dato curioso destaco la información que se nos da la agencia, sobre el hecho de que el mandatario africano colocara una ofrenda floral ante el monumento del héroe cubano José Martí en la Plaza de la Revolución y después realizar un recorrido por el mausoleo que lleva el nombre del Apóstol en la capital, que además participaran ceremonia ante el Panteón de los Internacionalistas, ubicado en la Necrópolis de Colón pasando por alto el hecho de que estos combatientes usaran las armas no solo contra los enemigos externos de Somalia sino también contra los independentistas y alzados internos contra el régimen comunista, algo que me han testimoniad algunos miembros de estas etnias radicados en Suecia y que espero algún día la historia verifique.


Pero de todo esto me lo que más me llama la atención es que no fuera esta la primera visita a Cuba como presidente de Etiopía, resulta que Teshome Wirtu viajó a la isla en 2016, de manera no oficial para asistir a las honras fúnebres de Fidel Castro en la provincia oriental de Santiago de Cuba.

Conclusiones

Para terminar me gustaría saber que opinaría de todo esto desde su exilio el octogenario Mengistu Haile Mariam, a quien que yo sepa y con todo lo mal que se ha hablado del desde que puso los pies en polvorosa,  el Gobierno cubano, ahora amigo de quienes le derrocaron, no  le ha retirado ni la Orden de Playa Girón de la República de Cuba, ni la que lleva  de ese  José Martí de la República de Cuba, que el mulato de Mulatu estuvo homenajeando en La Habana.

La otra cara del encuentro de Fidel Castro con Mengistu Haile Mariam, en Etiopía en 1977. Foto publicada en http://cubanexilequarter.blogspot.se

¿Será una cuestión de olvido? Vaya usted a saber. Mientras tanto lo cierto es que el hacha de la  guerra, por la que un día Fidel Castro envió su ejército a la Etiopía de Mengistu, está tan enterrada los cubanos muertos en aquella tierra extraña. Se dice que fueron unos 16000, caídos por una causa que como dice el cantautor Carlos Varela: no sirvió de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: