Lo que le debemos a Bolívar y a San Martín

27 Nov

Alejandro González Acosta, intelectual cubano radicado en Ciudad de México publicó el pasado 23/11/2017, en la revista digital Encuentro de la Cultura Cubana, un enjundioso artículo, se titula “Dos formas de pensar la América: Bolívar y San Martín”. En el asegura la unidad imposible de la América hispana, así como la amargura con la que murieron los dos grandes Libertadores de la América del Sur alejados de sus patrias: San Martín, en París, y Bolívar en suelo ya colombiano, a punto de abordar un barco inglés para irse a vivir a Europa, indeciso entre París y Londres.

En la meticulosa y cuidada nota, muy a tono con las historiografías nacionalista se reconoce que ambos “Libertadores” tuvieron proyectos muy distintos para el continente, mientras Bolívar concibió la unidad centralizada bajo su protectorado perpetuo, una Presidencia Vitalicia que pretendió imponer en Perú, Bolivia y la Gran Colombia, San Martín pensó primero en una monarquía parlamentaria al estilo inglés, pero al no encontrar un candidato europeo para el puesto asumió el modelo de una federación de naciones. No he podido menos que comentar la nota mencionada en debate con algún lector en una fructifica dialéctica que me ha llevado a exponer varias ideas entre ellas las siguientes ideas.

En primer lugar no es de extrañar que Bolívar y San Martín murieran arrepentidos, habían descuartizado la parte americana de un gran imperio del que formaban parte privilegiada -que una vez descabezado no fueron capaces de reintegrar- como cipayos al servicio de Inglaterra y esta los trató como perros después de haberlos usado para hundir y fragmentar la portentosa unidad hispanoamericana. Eran pues traidores a su patria y fieles a la potencia extranjera que les financió la aventurita, la pérfida Albión, después de esto era de esperar lo peor.

En cuanto al caudillismo que se desató desde entonces, este no debe atribuirse al elemento hispano que componía las nuevas naciones, esto un mito, en realidad se trata de un fenómeno postcolonial y consustancial al proyecto exterior de mantener desunidos insolidarios y en conflictos permanentes a los latinoamericanos.

La “libertad” traída por estos personajes no se justifica ni siquiera con la necesidad de administrarse a sí mismas, que tendrían las distintas zonas y regiones que conformaban el imperio. Los “autogobiernos”, existían en forma de cabildos, no hablemos ya del respeto que se tuvo en la conquista por la estructuras de poder y organización social precolombino, las cuales terminaron fueron siendo destrozadas poco a poco tras la expulsión de los españoles por el mismo masón-liberalismo que minó desde adentro sus ejército, para florecer tras la independencia por toda nuestra américa.

Al final para lo único que sirvieron aquellas guerritas libertadoras, primero contra España y después dentro de los paisitos recién inventados, fue para crear naciones débiles, tiranizadas por oligarcas de medio pelo y atrasadas, destruir el comercio interno y retornar a la época de masacres entre pueblos a las que había puesto punto final la conquista con la creación, coordinada desde la distancia, de una comunidad gigante unida por una misma lengua franca y mayoritaria, la cultura, la religión y un mismo sistema administrativo, en la que surgieron ciudades con tanto o mejor nivel de vida que Europa y con las que rara vez podían batirse y vencer en la contienda los ejércitos de las potencias entonces emergentes, como Inglaterra Holanda, Francia y más tarde Estados Unidos.

Todo eso se fue al garete con la sacrosanta “independencia”, pagada y organizada desde Londres por los ingleses y traída a sangre y fuego, contra la voluntad de miles de hispanoamericanos, por las hordas de Bolívar y San Martín, a ver cuando aparece el historiador que horrando su profesión los baje de sus pedestales presentándolos como lo que fueron: los mayores responsables de nuestra perdición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: