Estados versus hermandad latinoamericana

15 Jun

Mapa del crecimiento del imperio español,  forma política adoptada por la gran hermandad Iberoamericana.

 

Sobre la fragmentación,  raro comentario de un español

 

En el mismo podcast al que hago referencia en la entrada anterior Fernando Diaz Villanueva se pronuncia por la partición de la América Latina en pequeños estados, como si esto fuera la división de un mal y no su multiplicación y para desacreditar la idea del daño que nos hace este fenómeno nos recuerda la defensa que hacen de la unión latinoamericana demagogos como Chávez. Yo le recordaría el daño que le hacen a Españas nacionalistas al querer dividir su mal mayor en nuevos estados nacionales, algo con lo que el  Fernando nunca ha concordado, nada que se ve mejor la viga en el ojo ajeno que la viga en el proio.

El problema del periodista español que no entiende que la contradicción existente en lo que dicen y hacen personajes como el desaparecido gobernante venezolano, cuya acción política lejos de fortalecer contribuyen a debilitar lo que denomino, “hermandad iberoamericana” entendiendo por ella aquella comunidad trasatlántica que se fue forjando formó durante tres siglos, desde lo que hoy llamamos Alaska hasta el Estrecho de Magallanes, sobre un crisol de razas y etnias de origen amerindio, africano e ibéricas, que usaron como lengua franca el castellano, a la que abnegados hombres de fe unificaron en valores y sentimientos, usando una de las variantes más bellas del monoteísmo, algo que debemos reconocer creamos o no en ella, que supieron integrar culturas, tecnologías, coraje y energía para fundar un imperio en el que millones (aunque no los déspotas originarios destronados tras el gran encuentro) saldrían beneficiados, incluido aquí prisionero de la guerra tribal que eligió la esclavitud antes la muerte y que más tarde en mano logró darse libertad ya fuera comprándola con dinero ahorrado ya conquistándola machete en mano. Fue así que nació un imperio que fue envidia de toda Europa, hasta que la acción paralela de los traidores engarzados entre sí, afrancesados unos, otros asalariados de la pérfida Albión logró desintegrarlo. Fue así que la gran obra administrativa se redujo a cenizas naciendo de su desgracia algo que no tiene nada de bueno, un sinfín de pequeños feudos oligárquicos, llamados Países Latinoamericanos, que no solo multiplicaron con creces cualquier mal del pasado, sino que como la familia que deja de intervenir en la pelea de sus hijos cuando los cree extraños, resultaron incapaces de verse en el espejo de su vecino hundido y menos de acudir en su ayuda y parar la pelea fratricida, como ocurre, por ejemplo, entre colombianos y venezolanos, idénticos como mellizos que son, nacidos del parto mortal de Gran Colombia. Nadie se cruzaría de brazos frente al desangramiento que sufre Venezuela, si esta en lugar de ser un estado soberano, fuese son una provincia de la gran unión federal que algún día, si el hombre se lo propone y la suerte así lo dispone, corresponderá la llamada hermandad, donde no habrá fronteras que cierre el paso al caminante no aranceles que aumenten el valor de las mercancías en beneficio de las burocracias al servicio de las élites locales.

 

Lo bueno de debatir

 
Una forista de la página de Cubaencuentro, donde he desarrollado esta idea me ha dicho:

“El concepto es muy bonito, Bolívar, Martí, Betances, pero la puesta en práctica, si es que se da, solo engendra dictaduras. Además, qué unidad americana ni la cabeza de un guanajo? ¿Qué tiene que ver un inuit, con un maya o un inca o con un argentino de origen italiano o alemán?

Y yo le he respondido a la señora que lo que sólo existe en la cabeza, -por obra y gracias de las ideologías de estado que se inculcan desde hace dos siglos en nuestras escuelas (no solo los comunistas las usan para adoctrinar- son las “identidades” de unas pseudonaciones hispanoamericanas, que nacieron de la fragmentación forzada de lo que fue, con toda base histórica la gran hermandad iberoamericana. Y como también me pidió que la perdonara por “meter la cuchareta” agrego que lo que habría que perdonarle no es su intervención, sino lo poco que parece conocer de nuestra historia y ni eso sería condenable. No es culpa de la señora, sino de las maestras, que nunca supieron explicarle que fueron hombres como Bolívar y Martí (inspiradores del extinto Chávez, del que se valía el periodista) los que descuartizaron la gran hermandad iberoamericana, abriendo con sus prácticas militaristas el camino a las dictaduras que desde entonces ensangrientan nuestro territorio. Una vez más se ve que hay que aprender a juzgar a los hombres, no por lo que escriben o dicen sus discursos, sino por lo que realmente hacen en La Historia.

Con respecto a sus referencias étnicas intento sacarla de su error recordándoles que eso que todavía se llama inuit (forma políticamente correcta de llamar a los esquimales de toda la vida), maya o inca son los restos de una población aún mayor de equis (los que tal vez bajaron al sur durante los enfrentamientos hispano rusos en la costa occidental de Norteamérica, mucho antes de las desafortunadas “independencias”), mayas e incas, que hicieron del español su lengua y del catolicismo su religión como instrumentos de integración a esa comunidad, tal y como la definí arriba y que el argentino, que no sólo tiene origen italiano o alemán sino no también sangre de indígenas, para ser exacto en un 56 por ciento, tiene mucho más en común con cualquier otro subproducto iberoamericano; un chileno, un cubano o un mexicano, que con sus primos europeos. Por supuesto esa identificación (que no tiene que ser absoluta, claro está), como en el resto de los “países” vecinos se la borra desde que nace la ideología de estado, pero bien que se emerge solita cuando se acercan los buques de guerra británicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: