Alcohol y mariguana al asalto de la pantalla

11 Jun

El alcohol en la vanguardia

Félix J. Fojo, ha publicado en Cubaencuentro.com un artículo sin dudas interesante, se titula: “Alcohol y Cine”, con el que pretende darnos un recorrido por una historia del cine acompañada de los tragos más diversos. El trabajo puede usarse para algo más que hacer un ejercicio de cultura alcohólica en la gran pantalla, nos serviría por ejemplo para resumir de manera palpable el modo en que el cine, particularmente de factura anglosajona se las ha arreglado para promover el consumo de alcohol entre sus espectadores. No es que esta fuera la intención de Fojo, quien de alguna forma parece haber caído bajo el embrujo etílico al afirmar que una buena película sin algo de alcohol le parece como desamparada. Al final, el colaborador de Encuentro, al parecer bajo los efectos sinestésicos de su propia escritura cierra el artículo con las siguientes palabras: “Terminemos aquí con esta borrachera de los sentidos. Brindemos, para despedirnos, con lo que usted quiera… ¡Y a su salud!” Sobran los comentarios.

Abstrayendonos de esta peligrosa invitación, hemos de reconocer la utilidad de artículos como este a la hora de buscar ejemplos concretos (Félix J. Fojo nos regala un auténtico catálogo de los mismos) para demostrar como la liberalización y fomento de la mariguana en los medios actuales sigue una camino trillado décadas atrás por la industria del alcohol, sobre todo a partir de ese golpe de estado contra la soberanía y más que ella la salud del pueblo estadounidense que significó la ley seca en Norteamérica.

Mariguana, del rechazo a la contraofensiva

Un buen ejemplo de lo que afirmo lo descubrí en un artículo publicado el 9 de mayo de 2017, en la sección de Cultura y entretenimientos del diario sueco Dagens Nyheter, bajo el título de “La hierba nunca ha sido más verde en Hollywood” (en sueco: Gräset har aldrig varit grönare i Hollywood), lleva la firma de Hynek Pallas

En su trabajo Palas hace con la mariguana lo mismo que Fojo con el alcohol, solo que dándole un toque de actualidad al detallar como el humo de la” hierba del diablo”, invade hoy las series y películas norteamericanas, Este auge no es de extrañar, asegura el periodista, cuando estado tras estado legaliza la marihuana y su éxito económico es un hecho.

Para demostrarnos la naturaleza anticipadora de la “fábrica de sueños” con respecto a la curva social, el periodista nos trae a colación lo que denomina “exquisita serie de comedia” “Weeds”, estrenada en 2005. Asi mismo subraya el hecho de que” Disjointed” (Desarticulado) fuera creada por un realizador capaz de ganarse al público como Chuck Lorre, el hombre detrás de “The Big Bang Theory ” lo cual explicaría en algo la enorme popularidad conseguida actualmente por la cultura de la mariguana.

El periodista nos recuerda que no es la primera vez que la mariguana es enfocada por el cine y se remonta a los años 20 cuando la hierba era vista como un peligro para la comunidad, lo hace citando el ejemplo de la película “High en the Range” (1929) donde un ingenuo vaquero se convierte en asesino después de haber fumado un “nuevo tipo de cigarrillo” que recibió de un mexicano. Este sería el tono, nos recuerda, de una oleada de filmes de la década delos treinta como “Marihuana – malas hierbas con raíces en el infierno” (1936) y “Asesino de la juventud” (1937) donde se muestran unas jóvenes que tras fumar el pitillo se quitan la ropa, posando para fotografías y se dejan ser vendida a un burdel. El film mas más famoso del género sería “Reefer Madness” (1936) – un clásico de culto parodiado musicalmente -y portanto desarmada su alerta-en 2005.



En su afán por encontrar puntos débiles en aquella lucha de las primeras décadas contra el consumo de la droga el periodista alega que participaban de un lenguaje racista, asociando las drogas a la inmigración, el opio era una amenaza china -no nos dicen que fueron los ingleses los que obligaron a los chinos a consumir opio y que la cocaína llevaba a los afroamericanos violar a las mujeres blancas o que estas quedan embarazadas por hombres negros después endrogarse juntos, como apareció en un editorial de entonces. No dudo que esto haya sido así, pero el hecho de que quienes combatían desde los medios la mariguana apelaran a los códigos racistas fuertemente establecidos en la sociedad norteamericana de la época no basta para indultar a la peligrosa hierba.

El uso en el pasado de lo que hoy consideramos un discurso xenófobo o supremacista no debería importarnos medos que la manera “políticamente correcta” con la que hoy se ejerce la irresponsabilidad promover el uso de la mariguana, cuando de manera indiferenciada se muestra ante jóvenes negros, blancos o asiáticos héroes mariguaneros con los cuales identificarse. Es lo que ocurre en un thriller que cita el periodista sueco “Dark Harvest”, ganador del premio del Festival de Cine del cannabis en Nueva York en el año 2016- si existen barbaridades como esa- donde vemos como un cultivador de marihuana resuelve un asesinato, junto con oficiales de narcóticos. Lo mismo ocurre en otro ejemplo de este artículo, en la película de Netflix “El verde es oro” (” Green is gold”) de 2016, donde un joven fumador de “verde” asume el cuidado de su hermano pequeño después de que el padre es llevado a la cárcel.


Afortunadamente Hynek Pallas, va más allá que su colega Félix J. Fojo, descubre la naturaleza propagandística del cine actual en favor del cáñamo, pero la coloca en un plano de igualdad, con la que se hacía en los 1930 contra la hierba, afirmando que ambas son igual de “agotadoras”.
Bajo peligro de que el lector me tome por maquiavélico creo que desde el punto de vista ético debería analizarse hasta qué punto se justifican los medios y esto solo puede hacerse estudiando los fines de casa caso.
Asi mismo considero que la criticas de las artes visuales y de la sociedad en general no debería reducirse a identificar cuando una obra de arte, además de valores estéticos sirve de propaganda a determinada idea, algo que resulta mucho más común de lo que se piensa, sino ir más allá y explicar las motivaciones de quienes transmiten dichas ideas. De lo contario el crítico podría terminar haciéndole el juego a la intensión de influir sobre el espectador que tienen los emisores de este discurso.

En lo que se refiere concretamente al alcohol y la mariguana, para mi está claro que en la época industrial cuando la mano de obra humana tenía un valor para los dueños de medios de producción, era conveniente y rentable protegerla de los efectos de tales drogas, aunque fuera a través de un miedo más o menos exagerado como el que ya hemos mencionado en relación a la mariguana y que luego sería sucedido contra el alcohol con películas como Días sin huella (1945): donde se narra la vida de Don Birnam (Ray Milland) escritor incapaz de vencer sus arrebatos alcohólicos o “Días de vino y Rosas” (1962) en la que vemos al personaje Joe Clay (Jack Lemmon) degradarse poco a poco en la dependencia etílica.

Lamentablemente apenas vemos un cine así en estos tiempos, sin duda alguna ha habido un cambio de paradigmas en las películas sobre el asunto, lo que ayer era una tragedia hoy se trivializa en forma de comedia o peor aún convierte en sigo de la “tipodurez” del héroe contándosenos historias tan increíbles como la de Non-Stop película de misterio y acción de 2014, en la que Bill Marks (Liam Neeson) un alguacil federal alcohólico dado de baja de la fuerza policial, es capaz medio borracho de de vencer un comando delictivo y evitar, , el secuestro de un avión Boeing 767.

Cuando se imponen los mitos de la superpoblación, el hecho de exponer esa misma humanidad a los peligros de las drogas tiene fácil explicación, el problema está en quien se atreve a indagar en la misma. Más cómodo resulta quedase en la superficialidad de constatar hechos, cosa propia de los periodistas, que arriesgase a explicarlos, so pena de sufrir el ostracismo de los auténticos filósofos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: