En contra de la contra a la ilegalización de las droga

27 May

Del daño de las drogas legales

De acuerdo al sitio “Saludemia”,  España ocupa el octavo lugar entre los países europeos en consumo de alcohol, siendo esta sustancia la causa de entre el 10 y el 15% de las urgencias médicas, del 4% de los ingresos hospitalarios, del 30-50% de los accidentes de tráfico con resultado de muerte, y del 15- 25% de los accidentes graves de tráfico. Datos procedentes de una encuesta a domicilio revelan que el 19,7% de los ciudadanos se ha emborrachado alguna vez en el último año. Los episodios de embriaguez son más frecuentes entre los hombres que entre las mujeres y aún más entre los jóvenes de 15 a 34 años que entre las personas de mayor edad. Por otro lado, un 5,5% de los encuestados son “bebedores de riesgo”.

En cuanto al tabaco, según el artículo publicado en lne.es bajo el título que ya lo dice todo: El tabaco causa 60.000 muertes anuales en España, la hoja sería la principal causa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media de 10 años de vida.

Lo peor es que de los 60.000 fallecidos anuales en España entre 1.500 y 3.000 son fumadores en la nota se cita la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías que recuerda que, el 23,9 % de la población española fuma y que, a pesar de que el número de adictos ha caído 4 puntos en 2 años, España aún ocupa el noveno lugar en Europa. Es, además, el país de la UE donde antes se empieza a fumar.

En el mismo artículo se da cuenta que el tabaquismo es la principal causa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media aproximada de 10 años de vida, el mismo se relaciona con más de 25 enfermedades y tiene una relación causal con el 30 % de todos los cánceres, con enfermedades respiratorias (75 % de bronquitis crónica, enfisema y asma) y con enfermedades cardiovasculares (25 % de cardiopatía isquémica). Aquí se cita a La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) la cual ha subrayado que el hábito de fumar es el determinante más fuerte de la mortalidad por cáncer en la UE y se estima que el efecto carcinógeno del tabaco se asocia al 16-40 % de los casos de cáncer en general. El tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, intestino, riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda y algunos datos indican que también puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Por su parte la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) han recordado, además, que el 10,3 % de los niños menores de 14 años están expuestos diariamente al humo del tabaco en su hogar lo cual es también la causa de múltiples enfermedades infantiles, como el asma y la neumonía, y de patologías cardiacas graves, además de la muerte súbita del lactante.

Estamos hablando de drogas legales, con las cuales no solo lucran sus comerciantes sino el propio estado a través de sus impuestos. La pregunta es qué pasaría con las ilegales una vez despenalizado su comercio, acaso dejarían de matar, por supuesto que no. Veamos cual es la situación de las mismas en estos momentos en el país ibérico.

El efecto de las ilegales

El diario El PAÍS, publicó el 1 de marzo un artículo titulado “Cómo nos drogamos en España: a los adultos se las recetan y los jóvenes prueban los porros” donde se destaca que España es de los países europeos donde más droga se consume; Sobre todo destaca en el uso de cocaína y cannabis, en los que está en los primeros puestos en Europa, ciertamente las sustancias que se venden en farmacias (tranquilizantes, somníferos e hipnosedantes) son las más consumidas y las que mayor crecimiento han experimentado, pero estas al menos están bajo control médico, lo que no ocurre con en el consumo de sustancias psicoactivas con el cannabis que con el que los adolescentes se inician. Y vale aquí señalar que quienes promueven la liberación de la mariguana no se basan en experiencias jurídicas en las cuales sus elementos activos hayan sido extraídos y controlados por auténticos científicos y médicos, sino donde su venta y consumo ha sido concedida a personas poco instruidas sobre las consecuencias de esta hierba, la cual también mata.

Aunque en el artículo de El País no se aceptan la existencia de muertes por sobredosis de mariguanas e incluso se platea como atenuante que tiene menos efectos sobre la salud que otras drogas, algo que puede discutirse, sí se reconoce que el cannabis mata en carreteras mucho más que otra sustancia, aunque no mate por sobredosis. De acuerdo al informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), publicado en julio de 2016, de los conductores fallecidos que dieron positivo a las diferentes sustancias analizadas (275 conductores en total), el 67% había ingerido alcohol, a más del 30% se le detectó algún tipo de droga y más del 26% había consumido psicofármacos”. En ese 30% la sustancia más detectada, es la cocaína (49% de los positivos), seguida del cannabis (44%) y los opiáceos derivados de la morfina (14%).

El 70% de todo el hachís que se incauta en Europa es interceptado por la Policía en España, donde se viene detectando en los últimos años más consumo de marihuana. El cannabis en forma de resina proviene principalmente de Marruecos, pero hay cada vez más plantaciones de la hierba en el interior del país, sobre todo en Almería y Murcia. Estas siembras ilegales sirven para surtir establecimientos de consumo legalizado como a los coffeeshops de Países Bajos lo que muestra las consecuencias de políticas unilaterales, claro la solución más fácil es la que promueven los abolicionistas de las prohibiciones, la de que todos los estados claudiquen de una vez en la protección de sus ciudadanos de la tentación de la droga.

El periódico redunda en algo de todos ya conocidos, que la puerta de entrada de la cocaína en Europa desde los países productores en América Latina es España y por supuesto que esto favorece también el consumo y aunque hay una relativa disminución del mismo, España pasó de ser el primer consumidor al segundo la prevalencia actual y las consecuencias de del uso de estas sustancias llevan al Plan Nacional sobre Drogas a considerar que están ante una segunda epidemia. Nexus, mefredona y spice son los nombres de algunas de las nuevas sustancias psicoactivas, su presencia es ubicua en internet, donde se compran”. La inmensa parte se produce en el norte de Europa, pero en el 99% de los casos, la materia prima sale de China. Las consumen más los jóvenes de género masculino quienes no se sabe si producen un efecto u otro, o uno terrible”. Además, es muy fácil producirlas con poco material de laboratorio y saltándose la fiscalización de algunos de sus componentes. Su prevalencia, por ahora, es minoritaria. Excepto en las setas alucinógenas, que, aunque están en esta categoría no son precisamente nuevas, se afirma en la nota.

Los adolescentes españoles suelen coquetean con el cannabis, uno de cada cuatro jóvenes de entre 14 y 18 años lo ha probado y es relativamente frecuente que un adolescente que consume cannabis acabe con un brote psicótico en el hospital. Algo que no se muestra ni en los filmes ni en los animados con los que se les bombardean desde un cine juvenil que solo trivializa los efectos de la droga.

Por el momento En la Delegación del Gobierno (PP) están “radicalmente en contra de la legalización del cannabis”, también lo estaba contra la facilitación del aborto y ya sabemos en lo que ha terminado las consignas provida que llevaron a los pepeteros al poder. Peor es la posición de la falsa progresía y el social liberalismo español, según el País un sector de la actual oposición, el que conformas Podemos, Ciudadanos e IU así lo afirmaron en campaña) se muestra a favor de su regularización (entiéndase liberalización) o como hace el PSOE, siguiendo la táctica de sus primos mexicanos del PRI, por su “debate”, que es otra puerta de entrada a la inmoralidad, nadie respetable somete algo absolutamente condenable como por ejemplo la pedofilia (por el momento).


A propósito de la táctica priista copiada por la socialdemocracia española el mismo diario recuerda Países como México han dado los primeros pasos para su legalización con fines médicos y Colombia ya ha concedido la primera licencia de marihuana medicinal. En Estados Unidos más de 20 estados permiten su uso medicinal, pero hay ocho que han dado un paso adelante legalizando su consumo con fines “recreativos”, sería bueno ver como se divierten en las calles de ese país cada vez más numerosos y peor atendidos enfermos mentales de ese país, muchos de los cuales enfermaron por consumir unas drogas, cuyas consecuencias nunca calcularon, pero bueno tanto para liberales como izquierdistas debe cumplirse aquello de que “él por su gusto muere la muerte le sabe a gloria”.

Propagandanda por cuenta propia

Desgraciadamente nada de lo informado anteriormente sirve para disuadir a los defensores de la liberalización de las drogas en España, no importan lo bien informado o en otros asuntos, por ejemplo ahí tenemos el caso del periodista Fernando Díaz Villanueva, cuyos análisis en archivos sonoros suelo escuchar y compartir salvo cuando se le sale un monarquismo, por demás más que arraigado entre los liberales españoles y por supuesto entre sus auspiciadores de toda la vida, para el mundo iberoamericano, el Reino Unidos. En  su podcast El Contra Plano 3, correspondiente al 27 de mayo de 2017, Fernando Díaz Villanueva lanza la típica apología del comercio con drogas, propia de aquellos que enarbolan la ideología liberal, demostrando que no solo los grandes medios, sino incluso los individuales y aparentemente alternativos siguen la agenda que poco a poco va llevando a las autoridades a rendirse frente a ese enemigo brutal de la ciudadanía que son las drogas de todo tipo, desde el alcohol al cannabis, pasando por muchos de los psicofármacos que nunca debieron son incluidos en las tiendas de medicamentos y recomendadas por médicos por presiones de las farmacéuticas, algo de lo que ya en escrito en este sitio. Reproduzco a continuación el comentario que le he dejado en su sitio de ivoox:

El dogma según el cual no se debe perseguir el lucro con sustancias dañinas a la salud, tales como el tabaco, el alcohol y el resto de las drogas nace del desconocimiento de la necesidad que tiene el estado liberal de contener y reducir a su propia población, un fin para el cual las drogas se convierten en el recurso ideal, no sólo por las muertes que provoca a corto o largo plazo, sino por las vidas que no deja nacer al inutilizar al drogadicto para la construcción de una familia. Apelar a las consecuencias delictivas de la ley seca, es dejarse manipular por esa industria del sueño que es el cine, siempre al servicio del estado, no importa su apariencia democrática o totalitaria, y desconocer que el hecho real de que fin de aquella ley fue un auténtico golpe contra la soberanía del pueblo norteamericano en nombre de los intereses maltusianos que desde entonces promueven la liberalización de las drogas en nombre de la falsa libertad del consumir, pasando por alto las circunstancias, desconocimientos y manipulaciones que hacen de los \”consumidores libres\” esclavos de estas sustancias letales y por tanto del poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: