El arte sembrar olvido con un robot

9 Jul


Dos hombres negros fueron asesinados en una misma semana por la policía norteamericana. La difusión de sus casos en los medios generó un movimiento popular de protesta. Era de esperar que algo ocurriera para neutralizar el despertar de la conciencia ciudadana sobre el problema de la violencia policiaca. Efectivamente, ahí lo tenemos: otro hombre, negro para más señas, ha matado a cinco agentes encargados de proteger en una protesta pacífica contra la misma policía, el pasado el 9 de julio de 2016.

La jugada mediática es perfecta, más cuando el francotirador terminó ejecutado de manera espectacular y única en la historia de la policía norteamericana; por un robot de esos mismos que se usan para desactivar bombas, solo que en este caso ha servido para activar el artefacto explosivo mato en el acto al perseguido en el lugar donde se escondía.
Según declaraciones hechas a la prensa por David O’Neal Brown , el jefe de Policía de Dallas, quien también es un hombre negro por cierto, un negociador de rehenes había estado en contacto por teléfono con el sospechoso en cuestión quien por lo visto se hallaba acorralado, De acuerdo al oficial se llegó a la conclusión que el tirador, quien decía haber colocado artefactos explosivos en la ciudad, seguía siendo peligroso, y no quedó otra opción que utilizar el robot bomba; “Otras opciones habrían expuesto a nuestros oficiales a un gran peligro”, dijo Brown a los periodistas durante la rueda que tuvo lugar el viernes.

Ha sido la primera vez que la policía civil utilizada un robot de matar a un sospechoso estadounidense en suelo americano. La opinión de varios especialistas en tecnología y ética es, recogidas en el Time, es la de que el uso de este medio técnico ha sido apropiado. Pese a ello otra parte, queda la pregunta, en tiempo de drones, gases paralizantes, y bombas y ruidos capaces de aturdir hasta la parálisis, si de verdad el responsable de tan sofisticado operativo, no tuvo manera de graduar el efecto del su aparatito, de manera de poder neutralizar a su objetivo, y atraparlo vivo, Es lo que se hace cuando se intenta conocer por boca del delincuente la motivación de sus actos, si tenía cómplices, etc.
Sin embargo, la cosa ha terminado de manera turbia, como ocurrió con la masacre de Pulsen, el bar de encuentro homosexuales en Orlando y en los últimos atentados de Paris, con la ejecución inmediata de los ejecutores, es lo que suele ocurrir cuando se intenta borrar toda declaración que nos lleve a los autores intelectuales de los actos terroristas si estos son de falsa bandera.
El presidente Barack Obama, quien calificó el ataque como “vicioso, calculado y despreciable”, acortó su viaje a Europa para la cumbre de la OTAN para viajar a Dallas la próxima semana, muy bien por el presidente, lo malo es que no aclara quien orquestó de despreciable accidente.
Las autoridades han identificado al hombre que ejecutó a los cinco policía, no se trata de un delincuente, ni tampoco de un luchador antirracista de extrema izquierda, como aquellos que militaron en los sesenta en el Partido Pantera Negra de Autodefensa (1966-1982), por el contrario, se trata, al decir de los vecinos, de un buen chico, de sólo 25 años, de clase media, Micah Johnson, se trata de un joven veterano con solo 25 años, que sirvió en la Reserva del Ejército desde marzo de 2009 hasta abril el año 2015, donde, de acuerdo a los registros militares, era un especialista en carpintería y albañilería. Fue enviado a Afganistán entre noviembre de 2013 y julio de 2014, le valió una medalla por su servicio en la guerra global, de la que se retiró con honores, unos honores que ahora se tratan de mancillar de la manera típica sacando a la luz el presunto acoso sexual de Johnson, a una compañera que habría tenido lugar en mayo de 2014.

Con este nuevo barullo (nunca mejor dicho por lo del estallido) quedó servida la mesa del olvido, lo que está en el bombo es la muerte de los oficiales Patrick Zamarripa, Lorne Ahrens, Michael Krol , Michael J. Smith, Brent Thompson , los cuatro gendarmes, sacrificados por una mano oscura, que no necesariamente tiene que ser la del presunto asesino reventado como un ciquitroque gracias a un robotito justiciero, como si se tratara de una película mezcla de ciencia ficción con las clásicas de policías buenos contra pandilleros.
En la presa y por tanto en la conciencia social que esta maneja, habrá menos espacio para Philando Castile, el hombre negro 35 años, ayudante en el comedor de un colegio, al que las redes sociales pudieron ver, gracias a la cámara de su muer mientras agonizaba miércoles, en Minnesota, y así será hasta que la policía se vuelva a exceder, como está grabado en los genes de quienes tienen en prioridad el servicio al poder, haciendo de la suya contra el ciudadano de la periferia. Si la víctima es un latinoamericano no habrá mucho que temer, la división entre “nacionalidades” inventadas por la masonería, sumado al miedo a la deportación que padecen unos y la sensación de integración que tienen otros inhibirán la protesta de una comunidad registrada legal y estadísticamente bajo el concepto único de “hispana”.
Otra cosa es lo que ocurre con la colectividad afroamericana, convertida por obra y gracia de la esclavitud y la segregación en un monolito capaz de movilizarse en masa cuando tocan a los suyos, a pesar de la corrupción que ejerce sobre ella, las sectas religiosas (entre otras drogas), la delincuencia, el desempleo, los programas televisivos hechos por y para minorías. Están conscientes de que son parte inalienable del paisaje y Liberia un sueño del pasado, sobre el que siempre habrá que remontarse, más aún cuando los robots que antaño desarmaban bombas hoy pueden hacerlas estallar en el punto preciso donde borrar la memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: