De la asexualidad como estado “natural”

13 Mar

Retorcer la sexualidad y desviarla por mil caminos siempre que estos no conduzcan a la reproducción natural de nuestra especia es una de las tareas principales que asigna el Nuevo Orden Mundial, a los medios que se le subordinan, como hace por ejemplo el programa radial de Julia Otero en Onda Cero. Pero ¿qué pasa si alguien intenta regular el sexo desde otra dirección? por ejemplo buscado una sexualidad más responsable o la abstinencia como medio más efectivo que los anticonceptivos para frenar el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Entonces los contertulios de la Otero se vuelven como locos, no tienen respuestas claras para el reto. Es lo que ocurrió en el programa El Gabinete, actualizado en la red el pasado 11 de marzo y en el que aparentemente se debatía si la abstinencia sexual era un trastorno o algo natural.

Allí estaban, junto a la Otero los tertulianos Elisa Beni, Juan Manuel Prada y Lucía Etxebarría, dilatando sobre el control y el descontrol de la sexualidad humana, citando no sé cuantos libros seudocientíficos (en realidad neo puritanos), todos aparecidos en el medio anglosajón, lo que citan como biblias cuando denuncia una supuesta compulsión sexual de la sociedad moderna, sin decir una palabra de la aberrante sexualización a la que es sometida la infancia a través de dibujos animados y charlas “educativas” con las que se les bombardea desde las guarderías hasta que llega a la pubertad. Habían distintos enfoques es verdad, pero solo en una cosa parecían estar de acuerdo todos los contertulios, y era en el mayor disparate, el de que la falta de deseo sexual, no es un problema, como si no fuese la existencia de ese deseo lo que ha permitido durante siglos sobrevivir a la humanidad, e incluso que esos mismos contertulios pudieran estar hablado. Quizás en sus pequeñas cabecitas la falta de deseo sexual que suele expresarse en impotencia o la frigidez, ya no sea una enfermedad, entonces tampoco lo serían, siguiendo esa propia lógica la falta de otras capacidades como la de para ver, caminar, escuchar o para citar la incapacidad que parecen adolecer los participantes de ese programa, la de no pensar.

En pocas palabas, la asexualidad no es un problema, es una nueva “orientación” sexual lo que traerá por consecuancia, primero que el que la padece baje la guardia sobre sobre su mal y lo que es peor que se cierren consulta y se desvien los rescursos médicos que podrían utilizarse para su cura, como ya sucede con otras parafilias desclasificadas como enfermedades.

Lo que siempre seguirá siendo un problema será sexualidad sanamente reproductiva, que es lo que en realidad asusta a quienes diseñan la agenda profunda de este tipo de tertulia, para combatirla ya tienen una nueva arma la de la construcción de la “comunidad asexual” y la de la promoción entre los jóvenes la asexualidad como un estado “natural”. Despues nos quejamos del celibato de los curas, cuando lo que se nos viene enciema es el celibato general de las masas persuadidas por los “especialistas” de su condición asexual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: