Charla en la Universidad de Estocolmo sobre el pasado y presente del la Geopolítica mexicana

22 Mar

Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo; Inicio de la charla “México y la Geopolítica de América Latina”, al centro profesor Leopoldo González Aguayo, a su espalda el Embajador mexicano Agustín Gasca Pliego. Foto: Carlos M. Estefanía

Un enamorado de la historia, y en particular de la mexicana, como es mi caso, desde la infancia, no podía pasar por alto la cconferencia abierta que se ofrecería sobre México y la Geopolítica de América Latina en la Universidad de Estocolmo el pasado 17 de marzo de 2015. La charla estaría a cargo del profesor Leopoldo González Aguayo y tuvo por comentarista a Andrés Rivarola Puntigliano, Profesor títular en Estudios Latinoamericanos del Instituto.

El encuentro se hallaba respaldado por la Embajada de México en Estocolmo, cuyo titular, el Embajador Agustín Gasca Pliego estuvo presente, si hay que decir, no habría estado de mas aquellos platillos y bebidas con los que su antecesora solía agasajar a los asistentes a eventos similares, una vez culminados los coloquios. Esperamos que la sede diplomática tome en cuenta este comentario y así dejarnos para la próxima un mejor sabor de boca, como antaño.

González Aguayo es Profesor de Carrera de la UNAM, Licenciado en Ciencias Diplomáticas, egresado de la Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales; es Doctor en Estudios Latinoamericanos por la Sorbona de Paris y autor y coautor de una docena de libros y docenas de artículos especializados, durante las últimas dos décadas, en asuntos de la Geopolítica y de la Geoestrategia.

Debo agradecerle en primer lugar que me permitiera registrar su charla en sonido e imagen, en segundo lugar el habernos ofrecido una conferencia rica en datos y pasión que será la delicia de todo el que la escuche al final de este comentario.
Algunas de las cosas que contó ya las conocía de mis lecturas juveniles, como es el caso del rol de los Tlaxcaltecas en la derrota de Montezuma, o creación del concepto de Latinoamérica por los franceses como fundamento ideológico de su conquista de México -y me extraña que haya historiadores profesionales o académicos que no estuvieran al tanto de esto, otras cosas resultaron novedosas, como el papel de estos mismos Tlaxcaltecas bajo el mando de Pizarro en la conquista del Perú, la copia por los ingleses del modelo español a la hora de establecer su dominación sobre la india o el respaldo norteamericano a la revolución contra Porfirio Díaz, dado que este se acercaba peligrosamente al modelo japonés.

En este sentido creo que deberían cambiarse los términos de malinchismo o sipayismo por el de Tlaxcaltequismo a la hora de describir aquellos que sirven a una potencia allende el Mar contra quienes no importa los conflictos o diferencias regionales, más se les asemejan en color , desarrollo, creencias o cultura.

Algo que consideré poco afortunado fue la apología que hizo el conferencista de los alucinógenos, olvidando que su uso actual tiene menos que ver con las culturas indígenas y mas con el objetivo de degradar moral e intelectualmente a la juventud en cualquier parte del mundo.

En otras cosas me parece que el conferencista se quedó un poco corto, por ejemplo, al responder mi pregunta sobre el rol de los ingleses en la independencia mexicana, a propósito de lo que se había comentado durante la visita de Peña Nieto a Gran Bretaña sobre Inglaterra como primer país en reconocer al México Libre. Según Leopoldo González Aguayo lo que le preocupaba principalmente a los ingleses era frenar el fortalecimiento de los Estados Unidos -quienes en mi opinión ha terminado haciendo el trabajo sucio de los británicos- y la preponderancia de la masonería del rito escocés sobre su supuesta rival francesa,  sobre eque los escoceses fueran mas estabilizadores, como si la masonería en general, nacida para impedir el retorno de los reyes papistas a Inglaterra,  no hubieran sido el instrumento más eficaz,  primero para hundir a Francia como rival de Inglaterra y luego para destrozar la unidad iberoamericana.

Por ultimo, me gustaría matizar lo que dijo del respaldo dado a José Martí por Porfirio Díaz, se trata del mismo Martí que tuvo que poner los pies en polvorosa por escribir ante el ascenso de Don Porfirio a el poder que hacía falta una Revolución que no convirtiera en presidente a su caudillo, el mismo que casi 20 años después regresa a México para sacar de Díaz algo mas que cuatro presos, su compromiso total frente a una virtual anexión de Cuba a México, otro tema del que los historiadores nacionalistas , a uno y otro lado del estrecho de Yucatán,  se cuidan mucho de hablar. Un compromiso que como sabemos jamás se materializó.
Como buen profesor de la UNAM el enfoque de este profesor es nacionalista y visceralmente antinorteamericano, algo que si bien ayuda a contrarrestar en lo ideológico los enfoques sobre México imperantes en las Universidades Norteamericanas y Europeas, desde el punto de vista estrictamente científico pueden afectar, por ejemplo, en la visión un tanto idealizada de la revolución cubana que se desprende del ataque hecho por el investigador al ex canciller Jorge Castañeda, como si solo existieran motivos personales y no objetivos para que alguien rompa con el modelo creado por Fidel Castro.


En cualquier caso, recomiendo esta charla que usted puede escuchar íntegra, sin cortes, en su orden cronológico y con mejor sonido de la que colgamos en youtube, pinchando abajo:

http://www.ivoox.com/leopoldo-gonzalez-aguayo-mexico-geopolitica-de_md_4229085_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: