Los suecos, como nosotros, tienen problemas: el idioma

17 Mar

Cartel en el Metro de Estocolmo invitando a futuros estudiantes a participar en conferencias abiertas en la Universidad de la capital sueca, muchos llegarán a ella sin saber redactar, como ocurre en Cuba y otros países de Iberoamérica. Foto: Carlos Manuel Estefanía.

El embrutecimiento es un fenómeno universal, que nadie crea que solo la escuela ha degradado en Cuba bajo el comunismo, en Suecia ejemplo de democracia y capitalismo la cosa es similar. De acuerdo al artículo “Studenter måste kunna skriva” ( Los estudiantes deben ser capaces de escribir) publicado por en la revista Axess, por Ebba Lisberg Jensen, profesor asociad de ecología humana en la Universidad de Malmö.

Dice la nota que vez son más los estudiantes universitarios suecos que tienen grandes dificultades para expresarse por escrito (no le suena esto a los cubanos); ello sería el resultado de la degradación de la profesión docente así como de que el sistema escolar está más interesado en la evaluación que en los propios conocimientos

Según la académica hace unos cinco años los profesores universitarios empezaron a darse cuenta de que algo no estaba bien con los estudiantes. Los estudiantes eran incapaces de realizar los ejercicios de escritura más simples. Lo que detectaron fue que cada vez más estudiantes escribían peor. A veces tan mal que ya no era posible entender lo que quería decir.

Video de la Universidad de Malmö donde Ebba Lisberg Jensen ofrece una charla en sueco titulada “alfabetización ecológica – ¿qué es?”

La profesora tuvo oportunidad de compartir sus observaciones en el programa de radio Nota P 1 en febrero de 2013 y recibiendo desde entonces un flujo constante de cartas y llamadas telefónicas de los maestros, desde la escuela primaria hasta la universidad, que tenían experiencias similares.

Por supuesto todavía hay estudiantes que escriben razonablemente bien, reconoce, pero asegura que parecen haberse vuelto los menos. En la Universidad de Malmö, donde hay estudiantes con variados orígenes étnicos pudieron detectar que esto no era un factor crucial para su capacidad de escribir. Los problemas eran igualmente frecuente entre aquellos con padres suecos étnicos que entre los que tienen padres que emigraron de países fuera de Europa. Sin embargo, los estudiantes de otros países nórdicos, Noruega, Dinamarca y las Islas Feroe, tenían a menudo un mejor dominio del lenguaje lo que llevó a la conclusión de que el problema había que buscarlo en el sistema escolar sueco, más que en circunstancias personales del alumnado.

Tras detallar los problemas gramaticales que presentan los estudiantes y recomendar medias para enfrentarlos por parte de los maestros Ebba Lisberg Jensen hace referencia al último reporte Pisa según el cual los escolares suecos obtienen peores resultados que la media europea en lectura, escritura, aritmética y resolución de problemas. “Con una matrícula universal desde 1842, y una tradición de buenos resultados en comparaciones internacionales, esto es obviamente una mala calificación para el sistema escolar sueco. Por desgracia, el debate se ha convertido rápidamente ideológicamente polarizado”, afirma Lisberg Jensen.

En el artículo se resumen la crítica de la derecha, según la cual la culpa de todo lo tiene lo lejos que ha ido la escuela difusa”, resultado de una pedagogía que se introdujo en la década de 1960 y 70, y aún prevalece en gran parte. El núcleo de esta concepción es que la escuela debe fomentar y estimular a los estudiantes a aprender en lugar de enseñarles. La idea de que el maestro pueda transmitir conocimientos, por ejemplo, dando conferencias, es rechazada. El punto de vista sobre el individuo es muy optimista: imagina que todos los niños tienen dentro de ellos el deseo de desarrollarse y crecer, para hacer lo correcto y a fin de no reprimir la individualidad, el profesor debe evitar corregir de una manera tradicional. Por cierto parece que no es un mal endémico de Suecia, ni siquiera de la enseñanza que tradicionalmente se ha considerado de izquierda, en estos momentos los colegios jesuitas de Cataluña están implantando un nuevo modelo de enseñanza en el que no hay ni asignaturas, ni clases magistrales, ni deberes. Esa es la nueva escuela del siglo XXI, a cuya tentanción no escapan ni siquiera estos religiosos, no me extraña que de su Orden saliera un Papa como Francisco.

Pero volviendo a Suecia, desde su izquierda la crítica ha ido contra las exigencias de la escuela, que es incapaz de despertar la voluntad de los estudiantes para aprender. El ataque se focaliza en la política escolar que permitió la municipalización de escuelas (realizado en la década de 1990) y la reforma de la escuela independiente, que permitió a los estudiantes de alto rendimiento, y sus padres, elegir mejores centros de enseñanza mientras que el resto quedaba abandonado a su suerte.

La investigadora no subscribe una posición política particular sobre la cuestión, y muy a la sueca afirma que las dos partes en razón en cierto sentido.

Es posible que así sea, pero lo que a mí me interesa es la manera en que por diferentes vías se llega a un mismo objetivo, más allá de los sistemas, pues lo que hoy se critica en Suecia cuanto a la enseñanza de su idioma, en Cuba, ha sido, por décadas, el pan de cada día en relación al nuestro.

¿No será que existe un tercer facto empeñado en embrutecer a la juventud en cualquier parte del planeta? Que intenta compensar la universalización de la enseñanza con una devaluación de la calidad de modo tal que se mantenga la incompetencia, tanto profesional como política del “ejército industrial de reserva y así los jóvenes reclutados para este, es decir marginados, no puedan protestar? Para mi esa es la verdad que subyace a un problema que se da por igual en Cuba que en Suecia, explicado la uniformidad con que opera el nuevo orden mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: