¿Serán más brutos los escolares que las “escolaras”?

6 Mar

Niños de una guardería en Estocolmo. Cuando lleguen a la escuela, los niños tendrán peores notas que las niñas; está escrito, pero ¿por quién?. Foto: Carlos M. Estefanía

El 5 de marzo de 2015 reportó  desde España El mundo  varios datos de la OCDE sobre igualdad de género en la formación, entre ellos que:
• Los varones, según de Pisa, son peores en Matemáticas, Lectura y Ciencias.
• El 14% de ellos no logra el nivel básico, frente al 9% de ellas.
• Los chicos dedican menos a los deberes y más a los videojuegos.
• Ellas dedican más tiempo a leer por pura diversión.
• Las chicas lo hacen peor si se les pide pensar como científicas.
• Un 10% más que ellos creen no estar preparadas para el trabajo

Osea que lo único en lo que los muchachos parecen sobrepasar a las chicas es en la seguridad en si mimos y en pensar como científicos, pero lo raro es que sacan malas notas en Ciencias..

La misma brecha de género fue tratada por EL País. Y como el mundo real, que no el diario español, está tan conectado, la cosainformativa no quedó allí, así que no puede extrañarnos que una información similar  fuera difundida en Suecia ese mismo día; el así en la página de P1, radio pública sueca,  y bajo el título de “Pojkar kompenserar bristande kunskap med bättre självförtroende” (Los niños compensa la falta de conocimiento con más confianza) se podía leer y escuchar que; mientras los niños compensa por falta de conocimiento con más confianza las niñas suelen esforzarse más en la escuela. Esta sería la explicación al hecho constatado por la OCDE de que hay muchos más niños que niñas que no logran alcanzar los objetivos de aprendizaje en la escuela primaria.

El informe de la OCDE, con base en datos de las encuestas PISA, que se centra en las diferencias de género en el rendimiento escolar, incluyó 64 países y su objetivo es averiguar por qué a los 15 años de edad, los niños, en mayor medida que sus pares niñas, están en riesgo de quedarse atrás en la escuela y también por que las niñas de alto rendimiento son peores en matemáticas y ciencias, en comparación con los niños de alto rendimiento.

 

Informe de la OCDE muestra que diferencias de género en detrimento de los varones, se encuentra en Suecia por encima de la media entre los países de la investigación, algo que para mi se explica por esa feminización de la sociedad con la que el país nórdico supera a otra naciones europeas, incluida esa España que, desde los tiempos de Zapatero y ahora bajo el régimen de Rajoy avanza a pasos agigantados por el mismo sendero.

Para el caso sueco mientras el 10,7 por ciento de las niñas tienen bajo rendimiento en matemáticas, lectura y ciencias, la cifra correspondiente para los varones es del 19 por ciento, casi el doble.

De acuerdo con el informe de la OCDE, los chicos compensan más adelante la falta de conocimiento con una más confianza en si mismos que las niñas. Habría que ver cuanto durara ese estado y si no se trata del efecto de la inercia en la que los muchachos eran impulsados a la lucha, como ingrediente de su género, el mismo que hoy por hoy se intenta desarmar con los más sofisticados medios.

Hay varias opiniones que intentan explicar la agudización de una diferencia que para mí tienen explicación una la política falsamente “Igualitaria” por la que se rige el sistema educativo del país escandinavo y que poco a poco se va imponiendo en el resto del mundo, como muestra la repetición del modelo “los niños mas brutos que las niñas”; una política que opera en diversas esferas de la sociedad y que bajo la cobertura del feminismo capitalista de estado, se encarga de castigar de modos más o menos sutiles los rasgo tradicionales de masculinidad, incluido los imperativos para virtudes clásicaa, como la templenza o el coraje, con todo lo que esto pueda dañar al niño, haciendo que siempre lleven la de perder a la hora de la evaluación esos peligrosos varoncitos que, por los motivos que sean, patriarcales o biológicos, han retado al poder a lo largo de la Historia.

Esto, transmutado en una invisible calificación disciplinaria – empleada sobretodo si se trata de un niño de origen extrangero, es decir menos amaestrado según los canones de genero- sea lo que explique que, a pesar de la especial seguridad que se les atribuye, lo mismo en España que en Suecia –veremos cuanto les dura- el chico saque peores notas que la chica.

Que al final, tampoco las chicas salen tan bien y que es en el mercado laboral donde los varones terminan luciéndose, no ha de servirnos de consuelo, es solo la señal de que en realidad los niños no son más brutos que las niña como nos quieren hacer creer esas notas que construyen para ellos los sistemas escolares, es además la señal, de que ellas hay una agenda oculta preparada, que pasa por su debilitación moral y psicológica, en manos de “consejeros” y “especialistas” sobre los que los estudios de género, con sus lastre de androfobia y desvaríos conspiranóicos, no se atreven a decirnos nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: