Misión cumplida comandante Obama

18 Dic

Hay algo que no puedo dejar de recordar cuando visito los supermercados Publix de Miami, repletos de clientes y dependientes cubanos, son aquellos Minimax de mi temprana infancia, todavía no desabastecidos, donde los cubanos del comunismo temprano encontraban mucho de lo que necesitaban, para asombro de los primeros técnicos socialistas que vinieron a ayudarnos.
Desafortunadamente, pronto se fue invirtiendo la cosa y en la medida en que los países comunistas implementaban fórmulas de mercado para agilizar su economía, fue mejorando sustancialmente las condiciones de vidas de sus ciudadanos; todo lo contrario de lo que acontecía en Cuba, cuyo socialismo cuartelario convertía en auténticos espartanos a un pueblo, que hasta entonces, parecía conformado por sibaritas de distinto rango.

Sigo creyendo, que esa naturaleza gozadora en todos los sentidos es la que se mantiene entre los cubanos y me pregunto, qué mal le haría tener en cada barrio un buen supermercado, ese es mi sueño inmediato, más que el de los derechos humanos, la libertad de palabra o una democracia que en realidad no existen en ningún lado.

Parece que el sueño no está lejos de hacerse realidad, el primer paso ha sido el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, tras estas, pocos lo dudan, vendrá el fin del embargo, y con este el florecimiento de los mercados norteamericanos en Cuba y por supuesto las inversiones del poderoso estado empresa cubano en la Florida, lo que llevará a la ruina a más de un hombre de negocios cubano americano.

Hasta ahí, todo está claro y sólo merece nuestro aprobacion. Otra cosa es entender qué está pasando. Voy a dar sobre ello mi versión: el castrismo está siendo premiado por los ingentes servicios prestados a su enorme vecino, a saber:

1-Acabar con el lavado de dinero y ciertos tráficos que hacían los capos de la mafia norteamericana, con la anuencia batistiana.
2- Cerrar las puertas de acceso al poder de un partido de vocación nacionalista verdadera como lo fue el Partido Revolucionario Auténtico o su hermana gemela, la Ortodoxia.
2-Desestabilizar desde la izquierda a los regimenes o proyectos políticos que desde perspectiva realmente progresista y democrática intentaron plantar cara a la influencia angloamericana en Latinoamérica.
3-Arruinar y posiblemente infiltrar y espíar a medio campo socialista comenzando por la Unión Soviética.
4-Participar en la derrota definitiva de los Boers frente a los mercenarios brítáncios que les combatían en nombre de la “igualdad racial”. Tengamos en cuenta que independencia norteamericana de Inglaterra recibió su tiro de gracia con la derrota de los confederados en la Guerra de Secesión.
5-Frenar el crecimiento poblacional según dicta la agenda impuesta a los pueblos del mundo por la oligarquía maltusiana.

Después hay quien se extraña de la nueva política hacia Cuba de la administración Obama. La misión ha sido cumplida; bienvenidos de vuelta a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: