Del Segundo Zapata al Segundo Payá ¿Hasta dónde llegarán las vidas del espadachín Guillermo fariñas?

6 Dic

El nivel de mimetización del compañero Guillermo Fariñas Hernández no tiene comparación. Pprimero se reinventó como un Orlando Zapata sub2, parodiando al viejo Marx, podemos constatar que la historia se repitió, primero como tragedia y luego como farsa, con una huelga de hambre, que rompió todos los pronósticos sobre la sobrevivencia humana, y que de paso sirvió para mostrar al mundo las virtudes de la medicina revolucionaria, amén de una tolerancia inusitada por parte de un régimen que además de curar, permitía que su hospital funcionara como unasuerte de oficina de prensa, desde la cual se le podría criticar sin que pasara nada.

Luego vino el turno de mimetizar a la segunda víctima, Oswaldo Paya Sardiñas, para comenzar se le consiguió a Fariñas un lustroso premio Sájarov, sabría dios en que estarían pensando los sesudos que se lo otorgaron y donde meterán la cabeza si un día se les destapa abiertamente el premiado como lo que ya está pareciendo ser, el agente con la misión de “caprilizar” a la oposición cubana, en convertirla en una masa “leal” y adocenada como ocurre con buena parte de la venezolana.

Pero faltaba un acto en la comedia, el atentado. Y es así que nuestro héroe, cual diestro esgrimista, entrenado por la seguridad del estado, armado sólo con un lápiz se ha salvado de ser apuñaleado, dando una certera estocada en el cráneo de su enemigo; es lo que se resumen de las dos versiones que nos han llegado, de lo que había pasado, cada cual más loca, como la misma dictadura que entre bambalinas dirige lo representado.

Entonces ¿mentía Fariñas cuando avisaba, cual si fueran los disidentes quienes infiltran al estado y no al contrario, de que había un plan para matarlo? No necesariamente, si el guion lo requiere habrá que eliminar el personaje que con él han creado, el “ícono” como él dice, para hablar de sí mismo, podrán hacerlo de mentiritas, enviando al actor de vacaciones y bajo un nombre falso a vacacionar en un país amigo, como parece que le prometieron a Arnaldo Ochoa y el resto de los incriminados en la llamada Causa número. Mas si por el contrario lo que se busca es realismo, como cuando se decidió enviar al cielo al creador del chavismo, previo nombramiento de Maduro como su representante en la tierra, le llegará el turno al Coco, de encomendarse a sus santos, pues en ese mismo momento se habrán terminado su nueve vidas de gato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: