Para renovar la Carta Magna

18 Jul

Imagen publicada en ecured.cu

 

 

“La Cámara no podrá atacar las libertades de culto, imprenta, reunión pacífica, enseñanza y petición, ni derecho alguno inalienable del Pueblo.”

Art. 28 de la Constitución votada en el pueblo libre de Guáimaro, Cuba, el 10 de Abril de 1869

 

 

Hemos publicado en nuestra sección dedicada a la Sociedad Civil el Comunicado firmado en La Habana por el grupo Consenso Constitucional, el 1 de julio de 2014. Aquí se informa que durante los días, 27, 28 y 29 de junio, se realizaron encuentros en toda Cuba donde a pesar del acoso policial más de 1800 ciudadanos debatieron en torno a un Cambio constitucional para la isla. La idea es publicitar el proyecto por país como paso previo a la recreación del Estado de Derecho.

El exilio cubano en Miami no ha estado ajeno a este proceso no solo a través de sus medios, en los que no podía faltar la polémica, sino también con el llamado a la participación directa en un proceso que trasciende las fronteras del país caribeño en cuestión.

Así los gestores de este Consenso convocaron a un encuentro en la Universidad Internacional de la Florida para el 19 de julio en el salón GC-140 del Graham Center de la Universidad Internacional de la Florida, entre las de 9:00 a.m. a 2:00 p.m. Allí los diferentes grupos políticos del exilio tendrán la posibilidad de presentar ponencias que no excedan los 10 minutos ante una comisión Andrés Alburquerque, Carmen De Toro, Ramiro Gómez, Pedro López, Arnoldo Muller y Enrique Patterson.

A partir de nuestra experiencia como redactores de la primera publicación independiente cubana en Europa, en la que colaboran no solo compatriotas radicados en diversas partes del mundo, sino personas de otras nacionalidades que nos ayudan a comprender los grandes retos globales a los que también se enfrenta país de nacimiento se nos ocurren algunas ideas que deberían ser reflejadas de algún modo en nuestra Carta Magna y que redundarían en la felicidad de los cubanos, siempre y cuando se den dos condiciones fundamentales: Una de que el estado cumpla a rajatabla sus propias leyes, comenzando por la principal dos que el parlamento sea del pueblo, no solo de nombre como ocurre actual mente, sino de hecho, que sea allí realmente donde se ejerza la soberanía de la nación, donde nazca y se controle al gobierno, sin élites dominantes ni minorías aplastadas por una comunidad mayor.

La Constitución que necesitamos:

Necesitamos una Ley Fundamental que tanto desde el punto de vista formal como material, independice tres poderes clásicos el: legislativo, ejecutivo y judicial y que a su vez garantice la existencia poder nivelador el de la opinión pública este se lograría a través de tres leyes adicionales una Ley de Libertad de Prensa y otra de libertad de expresión (como las que existen por ejemplo en la Constitución sueca), una tercera de trasparencia que permita la fiscalización ciudadana de todo cuando se cuece en las instituciones públicas;  Gobierno, Ministerios, Parlamentos, Tribunales, etcétera.

Necesitamos una Ley Fundamental que en la fuga del unipartidismo no nos haga encallar en el mal de las partidocracias, que a la vez que proteja la formación de a en auténticas plataformas para defender ideas, visiones y sanos intereses impida la reproducción en Cuba de ese mal de la democracia moderna que son los partidos entendidos como aparatoso ideológicos convertidos en medios de vidas para demagogos y burócratas, o instrumentos de lobbistas que corrompen con su dinero la materialización de la voluntad electoral, cuando no son parte de la función de títeres con los que el estado hace creer al ciudadano que es su amo.

Y siguiendo la anterior idea necesitamos una Ley Fundamental que coloque al estado al servicio del individuo y no al revés como ocurre hoy con el caso cubano, que permita la participación directa e indirecta en cualquier instancia de la administración, fiscalizando a nivel local, provincial o nacional, la acción de representantes, funcionarios y especialistas para los que no existirá jamás la palabra inmunidad.

Se trata de recuperar la centralidad del ciudadano sin caer la visión atomizadora del individuo que ha logrado imponerse en las sociedades occidentales, contraponiendo la persona, no al poder, pero si a la pareja, al padre al hijo y en genera al núcleo central de todo sociedad que es la familia.

Es con respeto a esa célula reproductora, en cuyo seno nace, se educa y encuentra su mejor apoyo el individuo, que por su propio bien, el del ciudadano, ha de marchar a contracorriente del mundo actual la nueva constitución, defendiendo con uñas y dientes a la familia cubana.

Necesitamos una Constitución que impida el trato discriminatorio o el sometimiento de los individuos en base a su apariencia, pensamiento, condición económica o sexo, que convierta en irrelevantes tales particularidades del individuo a la hora de su interacción social, que logre convertir en obsoletas la guerras de sexo clase o color.

Y en su fan de justicia en igualdad la nueva Constitución, ha de ir más allá que todas las vigentes, colocando en pie de igualdad en lo que a la defensa de los derechos humanos se refiere a todo el que pise nuestro suelo, lo mismo si es un nativo que un extranjero, qué más podemos demandar los que hemos sentido en carne propia el sufrimiento del emigrado.

El día que tal Constitución impere en la  patria, ademas de encontrar la felicidad  en ella , le daremos una lección a la humanidad por haber sabido hacer de la nuestra una tierra promisoria. salvade los peores aspectos del Estado, los imperialismos el nacionalismo y el mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: