De que habla Lamrani cuando habla imparcialidad sobre Cuba

11 May


Portada del último loibro de Salim Lamrani. Foto publicada en http://www.pressenza.com

La pupila insomne es el blog que actualiza Iroel Sánchez, un Ingeniero y “periodista cubano”, ex presidente del Presidente del Instituto Cubano del Libro, que hoy trabaja en la llamada Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Lo anterior no nos dice mucho del personaje, para conocer el árbol por sus frutos mejor estudiar su actuación como una especie de fiscal durante la “conferencia de prensa” montada en La Habana por la seguridad del Estado Cubana, con Jens Aron Modig, el dormidizo testigo de la extraña muerte de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Iroel Sánchez no pierde oportunidad para atacar todo lo que signifique las menor disidencia contra el régimen cubano, lo hace lo mismo desde su modesto blog, siempre cargado de informaciones “confidenciales”, las que solo reciben gentes de toda confianza para el estado cubano, que desde cadenas extranjeras, no solo agencias afines al gobierno la isla como son, Rusia Hoy o Telesur, sino incluso otras que deberían ser un poco mas objetivas con la cadena pública española RTVE.

Su empeño por irse a las manos contra todo lo que se aparte de la línea oficial (tal y como él la entiende) que, no sabemos si por propia vocación o porque se lo han ordenado (una forma indirecta de dar cobertura), la ha emprendido, ya no solo contra a oposición vinculada al exterior, sino también contra los que abogan y auguran el nacimiento de una futura oposición leal en Cuba –al estilo del caprilato venezolano- es decir la Revista Espacio Laical, y el grupo CAFÉ, hoy por hoy los mejores valedores que tiene el régimen de Cuba, de cara el mundo. Así lo podemos ver en la serie de artículos atitulados: El “aterrizaje suave” de Cuba en el capitalismo y la “secuencia óptima”, que aparece en su blog.


Por supuesto CAFE, no se ha quedado dado y se ha defendido del ataque de la Pupila, publicando en su sitio digital: Respuesta de Cuban Americans For Engagement (CAFE) a Iroel Sánchez. Luego ha seguido la bronca, con la nota Una pregunta sin respuesta, donde Yroel lloriquea por la tranca que le ha dado la vicepresidenta de CAFE, María Isabel Alfonso y con el tiro de gracia que ésta le propina en la nota RESPUESTA A UNA PREGUNTA.

Estamos asistiendo,  además de a una forma poco tradicional de dirimir las discrepancias políticas en Cuba, es decir por la vía del blog, al antagonismo dialéctico entre el vocero de un fidelismo estatalizante, proletarizante, inmovilista y ortodoxo, de consumo nacional y la vanguardia intelectual del reformismo raulista; pequeñoburgués y heterodoxo concebido sobre todo para para la exportación, a los sectores más acomodados de la diáspora cubana.

Dicho lo anterior me interesa analizar la publicación por parte de Iroel Sánchez en su “bitácora” del artículo de Salim Lamrani: 25 verdades sobre Reporteros Sin Fronteras

Partamos del principio de que el significado de un discurso y sus efectos, no sólo tiene que ver con lo que en él se dice, sino también desde donde se dice y por quien se dice. En este caso el autor se nos va a hablar de una organización como Reporteros Sin fronteras  la cual desde hace años denuncia la represión contra periodistas e intelectuales que disienten en Cuba, y su artículo se publica en un blog como el de Iroel, ya esto debería decirnos algo. Luego viene el contenido que se elige: Lamrani nos presenta a RSF exponiendo, no sus denuncias, sinó las fuentes de financiamiento con las que cuenta la organización es Estados Unidos, lo que la convertiría “por asociación” en agente de la Cía. Al mismo tiempo destaca el hecho que reporteros sin fronteros no se comprometa con otras agendas -las mismas que suele respaldar la izquierda caviar europea-, como el caso de las demandas por a Estados Unidos, por la muerte accidental del reportero español José Couso tras la invasión norteamericana a Irak.

No vamos a caer en la trampa de refutar las medias verdades que expone Lamrani en este y otros trabajos por el estilo, verdades que además son casi de Perogrullo, todos sabemos que en el terreno “informativo”, tenemos un par de industrias de las que viven atacándose mutuamente, como parte del juego el anticastrismo y el castrismo.

A lo que deberíamos ir es a las omisiones injustificadas del franco argelino en su estudio, a si es verdad o no lo que Reporteros sin fronteras denuncia sobre Cuba, con independencia de donde le llegue el dinero. Pero no, el autor del artículo publicado por Iroel en su sitio, es una persona que si no está mandada, al menos parece obsesionada con los críticos y no con quienes usurpan la soberanía popular en Cuba. Así pues vale la pena subrayar a la poca credibilidad de un científico que no nos lo cuenta todo sobre una isla cuya imagen en los medios parece ser su especialidad.

Es esto lo que le permite a Lamrani servir de instrumento a los apologetas  abiertos (también a los encubiertos) del sistema imperante; como es el caso de Iroel Sánchez.

Estoy seguro de que si Lamrani fuera un investigador honesto sobre temas cubanos, estudiaría holísticamente el problema, en lugar de cuidarse tanto que los trapos sucios que airee sea solamente de las organizaciones y periodistas que incomodan al poder, nunca los de los que se le someten.

Si Lamrani fuese un académico serio, con la misma minuciosidad conque desprestigia a Reporteros en ese trabajo que no por gusto es publica en un sitio cuyo nombre ideal sería la “pupila soñolienta”, haría otro tanto con los actores del otro bando en la guerra mediática que cierne sobre la tierra que me vio nacer, me refiero organizaciones como la Unión de Periodistas de Cuba, agencia del tipo agencia Prensa Latina, los medios de la gusanera castrista de Miami, al estilo de La Tarde se Mueve” con las que el mismo suela colaborar o del “blogerío” oficialista al que pertenece la página Iroel Sánchez cuyos vicios profesionales y falta de compromiso contra la verdad superan en mucho a los que se les pueda a tribuir a Reporteros sin fronteras.


Lamrani no pasa de ser que un propagandista cultivado, que, sólo ve lo que conviene al poder (no sólo al de la isla, sino su amo, el global) y esto siempre pasa factura a la hora de buscar esa verdad; que en teoría, el objetivo de la ciencia social. Con esa barrera de por medio se vuelven dudosas, ante cualquier lector serio, las “investigaciones” que el pichón francés de argelino hace sobre Cuba, sin que nos importe los títulos que ostenta: Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, profesor titular de la Universidad de La Reunión, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, autor del libro Cuba, etc,etc, etc.

Cuando vemos la conducta en la vida real y “virtual” de individuos como este, comprendemos a que se refiere el pensador español Félix Rodrigo Mora cuando se refiere a la pedantocracia, especie de la que la que este “cubanólogo” es un típico ejemplar. De todos modos buscaré su ultimo libro, Les médias face au défi de l’impartialité, Paris, Editions Estrella,2013, a ver si aunque sea por esta vez no me descepciona, aunque francamentwe no guardo muchas esperanzas.

Ludwig Wittgenstein (1889-1951) Filósofo de origen austríaco, dijo que: “Lo que se deja expresar, debe ser dicho de forma clara; sobre lo que no se puede hablar, es mejor callar. Si Lamrani, no está dispuesto a hablarnos claramente y descubriendo las dos caras de la imparcialidad de los medios en relación a Cuba, pues mejor será que se calle y a otra cosa mariposa.

Zapatero se dediquese  a su zapato; mejor sería que Lamrani se buscara otro nicho para investigar, que nos cuente por ejemplo, de las violaciones de los derechos humanos que ejecuta contra el pueblo de sus padres el estado, que bajo en cuento de la “liberación nacional” terminó siendo adaptados a los intereses de Europa occidental, o mejor aún que se deje de tanto de tanto viajecito a Miami para estudiar desde sus lindas playas la cosa cubana y se mude a los suburbios parisinos, donde del racismo y las islamofobia que sufren jóvenes como él en el país que les vio nacer provocan a cada rato estallidos incendiarios, tal vez entonces por tocarle de cerca el asunto sea más sincero, o por lo menos deje el bando de los que mandan y se pase al de los oprimidos.”

Claro, Lamrani sabe con quién meterse, para que no perder su espacio como de intelectual orgánico francés, y mucho menos el vacilón que le ofrecen sus amiguetes de Cuba y en Venezuela. No hay nada más fácil en el mundo que dárselas de intelectual progresista cuando se está al servicio y por tanto bajo el premio y la protección de esa mega empresa capitalista que es el mal llamado Estado Socialista, al que le sirva el sayo que se lo ponga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: