De la BioNeuroEmoción* o la ciencia sin compasión

20 Abr

Mentiría si negara, más que la curiosidad, la fascinación que despertó en mi todo lo relativo a la nueva era, tanto por su discurso, donde se entremezclan, de manera creativa y ecléctica, términos propios de creencias primitivas o esotéricas, de la física cuántica y de la llamada psicología humanista; como por sus promesa de curas prodigiosa,s allí donde  la ciencia establecidas eran derrotadas.

Se trata de un movimiento vinculado a la contra cultura, y por tanto, en apariencia, “liberador”, del que naturalmente, había mucho eco en la Cuba de mi juventud, donde la censura y el monopolio sobre los medios de comunicación y literatura, velaba por que el ciudadanos no estuviese sometido a otra ideología que la que no fuese la que se estructuraba a partir de un materialismo dialéctico e histórico perfectamente dogmatizado por los pensadores oficiales; es verdad que con la destrucción de la fábrica central de dogmas, es decir las Escuelas del Partido y las Universidades de la Unión Soviética, hubo un ligero reblandecimiento de los esquemas de pensamiento, que para el año en que salí de la isla, allá por 1993 no había avanzado mucho y por el que nadie podría adivinar que llegaría un tiempo como el de hoy, en el que el pensamiento oficial convive perfectamente, lo mismo con una procesión religiosa, católica o afrocubana que con un bloguero que sin ser catalogado de contra revolucionarios, abogan lo mismo por ideas trotskistas que homosexualistas.

En lo que sí se podía avisorar un desarrollo más acelerado era en el terreno de introducción de la medicina alternativa, en los años 90 en pleno casco histórico de la ciudad se abrió una farmacia donde además de hierbas medicinales se podría encontrar objetos naturales o semielaborados usadas en la magia afrocubana, como el palo vencedor o la cascarilla, por otro lado ya había clínicas o instituciones vinculadas a las Fuerzas armadas donde lo mismo se aplicaba la acupuntura que se hacían prácticas de Tai Chi. Para más información sobre las políticas que estaba detrás de esto, recomiendo visitar la entrada de la enciclopedia digital oficialista Ecurred, titulada La medicina tradicional y natural en Cuba.

Así mismo, recomiendo un interesante trabajo, del doctor Arnaldo González Arias titulado La Subcultura Marginal Pseudocientífica en Cuba y la Energía Piramidal, donde se aborda el estraño caso de subcultura médica pseudocientífica cubana, la cual, a diferencia de lo que ocurre en el resto del mundo occidental anida en la atención medica estatal que se ofrece en la isla.

En lo personal, si hubo algo de lo prohibido que me atrajo y de lo que pude enterarme mejor una vez llegado a Suecia, esto fue el Movimiento de la Nueva Era, y dentro de ella lo que atañe a las terapias alternativas, cuyos libros ya prestados, ya comprads para conformar buena parte de mi biblioteca, me permitieron usar la libertad de información, imperante en el país (sin duda alguna muy superior a la cubana, pero al fin y al cabo relativa.

Mi acercamiento al tema de la Nueva Era se dio en dos planos, el práctico y el teórico; el primero me lo facilitó el conglomerado de grupos y servicios más o menos establecidos relacionados con el movimiento acuariano, sobretodo, aunque no sólo, los que operaban dentro de la comunidad iberoamericana en franca contradicción y a veces pacífica convivencia con la marxista leninista que a través de organizaciones políticas y radios de cercanía se le inoculaba a ese sector de la inmigración, la otra vía, la académica me llegó casi en forma de deber, cuando tuve que preparar las conferencias dedicadas al tema dentro de los cursos de Religión que impartí en el instituto superior de Roslagen, hará poco más de una década.

En una época donde las ciencias han sido instrumentalizadas por el poder en su propio beneficio no me extrañaba las búsqueda de soluciones alternativas a los males del cuerpo y del espíritu dentro de esta esfera.

Sin embargo, después de perder lo prohibido, el fruto perdió su misterio, poco a poco, he ido descubriendo que no todo fue espontáneo dentro de esta nueva era, que ya envejecida, se ve cada día más sometida a la misma agenda que doblega lo mismo a la religión que a la ciencia oficial.

Hace poco, por ejemplo, descubrí el video de un conferencista típico de los de la nueva era, que parecía dictado por las mismas fuerzas que a nivel internacional se empeñan en detener el crecimiento poblacional, en él se bagatelizaba el dolor de una mujer tras sufrir un aborto, explicándole que el alma encarnada en ese feto había elegido el cuerpecillo a descuartizar conciente de destino, porque deseaba vivir esta experiencia, así habría que respetar su voluntad, de modo tal que el crimen lo cometía quien evitaba el aborto y no quien lo aceptaba. Valiente ejercicio de retórica: siguiendo esta lógica no se debería hacer nada por evitar la muerte de nadie, pues las almas habrían elegido cuerpos con la conciencia de que habrían de morir antes de tiempo.

Ese lo dejé pasar, pero no quiero hacerlo con este otro que pongo al final del texto y que colma mi paciencia, con esta última generación de nuevoseros, que parecen escapados del infierno; se titula “Enric Corbera Explicación cuántica del transgeneracional-El Duelo.”

Según la página Natural Enric, Corbera, el conferencista que aparece en el video, es licenciado en Psicología, Diplomado en BioNeuroEmoción por una institución cubana de la que hablaremos mas adelante; La Organización de Integración para el Bienestar Social (OIBS), donde recibió grado Docente reconocido por el MES (Ministerio de Educación Superior). Tiene además un Master en PNL y en Hipnosis Ericksoniana. Tiene además los cargos de Embajador para la Paz, distinción otorgada por Mil Milenios de Paz y Fundación PEA, Presidente de la Asociación Española de BioNeuroEmoción (aeBNE) y de Director del Instituto Español de BioNeuroEmoción (ieBNE). Se presenta además como Representante oficial del OIBS en el extranjero para la formación académica en BioNeuroEmoción. En el mismo portal se dice que Corbera es Asesor de proyectos y protocolos científicos para el desarrollo científico de la BNE, así como Formador en el método de BNE con experiencia internacional en diversos países como Cuba, México, Argentina, Perú.

Este “especialista” dice tener más de 20 años estudiando las emociones y las creencias y cómo éstas afectan en la salud, desarrollando a través de diversos seminarios como la Curación Emocional, La Biodescodificación, la BioNeuroEmoción y actualmente desarrollando El Arte de Desaprender, método basado en la aplicación de un pensamiento y una mente cuántica de observación. Todo esto suena muy bien, sin embargo, basta escuchar su conferencia para comprender que si algo ha se ha pasado por alto en medio de tanto título y curso, es aquello que se refiere a la importancia de la entrega a los demás, no sólo para la satisfacción personal, sino como premisa inevitable de la sobrevivencia humana.

De este modo y con tan “impresionante” curriculum vitae sobre sus espalda, el Corbera no tiene reparos en explicar a su extasiado público, invocando lo “transgeneracional” el mejor modo de enterrar los cargos de conciencia para darle espalda a la madre que los parió, evitando así el pecado de ser “intervencionistas”.

Ya no debería asombrarnos el modo en que el nuevo orden mundial encuentra voceros, donde menos se les espera, que disfrazados de especialistas nos convencen de lo bueno que resulta aislarnos, y lo hacen en un ejercicio de neolengua orwelliana, con la que se califica de egoísta a quien se niega a abandonar a sus seres queridos, mientras que, al estilo del sacerdote más retorcido siembra sentimientos de culpa en quienes al no poder tener hijos por la vía natural acuden a la ciencia en busca de ayuda.

No es de extrañar que sea en Cuba, país víctima desde hace décadas del mas funesto de los experimentos maltusianos ejecutados en las Américas, donde este hombre se ha titulado en eso que llama BioNeuroEmoción.

En el video de marras Enric, alardea del modo en que se le atiende en la isla, de lo que no se habla es de la guerra de independencia declararda contra esa isntitución pública con la que el mismo se avala, la “ Organización para la Integración del Bienestar social”; ésta parece ser uno de los últimos aportes del Estado Cubano en su política de, no sólo de institucionalizar, sino sobre todo de negociar con la llamada medicina alternativa. Es lo que se descubre cuando leemos entre líneas, la explicación que se da sobre quienes son, enel  propio portal de  la institución:

“Somos una organización gubernamental cubana designada para la implementación y progresivo desarrollo del bienestar humano, a través de las actividades científico – investigativas e innovación tecnológica que incluye al ecosistema, los animales, las plantas y en paralelo brinda servicios de consultorías y de asesorías con un enfoque holístico. Asimismo, realiza actividades docentes y programas comunitarios con enfoques preventivos y promocionales para la calidad de vida y el bienestar social”

De más está decir que desde hace tiempo se está criticando el uso de estas alternativas para el tratamiento de los pacientes cubanos, como si se tratase de curas cuyos resultados ya han sido comprobados científicamente, así se distrae a los enfermos nacionales con placebos mientras que se ofrencen servicios médicos, realmente científicos de primera calidad a los extranjeros que puedan pagar, ya sea con dinero de verdad (no pesos cubanos) ya sea con servicios propagandísticos o políticos, cuyo precio resulta difícil de calcular en dólares o en euros.

Bueno, el caso es que la Bioneuroemoción se ha convertido en una especia de manzana de la discordia entre sus tituladores cubanos. Resulta que los avispados directivos de (OIBS) de la República de Cuba, convocaron al Primer Curso Internacional del Diplomado de Bioneuroemoción (CP1) para los días que iban del 21 al 30 de marzo de Este año en La Habana, Cuba.

Según el anuncio de La Organización de Integración para el Bienestar Social (OIBS), se trataba de brindar a los profesionales interesados en  el “Diplomado en Bioneuroemoción”,  un método novedoso que plantea una visión holística e integradora, orientada al Bienestar Social.

El evento tendría lugar en el Hotel Palco de La Habana, durante el curso se desarrollarían conocimientos basados en las teorías que sustentan esta metodología, proporcionándose además herramientas para el tratamiento de enfermedades crónicas como los trastornos mentales, los desórdenes del comportamiento, la violencia, las adicciones etc. El curso sería impartido sólo por los profesores cubanos de la OIBS, con experiencia en proyectos de investigación sobre el método que se desarrollan en Cuba desde el año 2009.

Casualmente en Mayo de ese mismo año llegó a Cuba lo que entonces se llamada “Biodescodificación”, llegó de la mano de Enric Corbera y Rafael Marañón a demanda del Gobierno de Cuba, comenzandose entonces la formación de personal medico y sanitario cubano con el objetivo de incorporar la biodescodificación al sistema público de salud cubano.

Según la página biodescodificacio.com entiende por Biodescodificación a:“una manera de entender la enfermedad como la respuesta física exacta a una situación estresante, a un conflicto que ha sido vivido en soledad y que es emocionalmente desestabilizante y no tiene salida positiva posible o al menos la persona no lo ve. Es como si la persona hubiera vivido un instante de desconexión de sus propias emociones, un instante de congelamiento que queda anclado en su ser.”

Resulta evidente la similitud de contenido de este concepto con el de BioNeuroEmoción, el cual se define en la página bioneuroemocion.com, entre otras cosas, como un método de investigación cuyo objetivo es:  encontrar las claves emocionales, identificar la emoción Oculta que subyace detrás de todo comportamiento disonante, expresado en formas de conductas antisociales, violencia, adicciones y síntomas físicos llamados enfermedades. En el mismo sitio se informa que La descodificación biológica nace como marca registrada y fue introducida en España por Enric Corbera en el año 2008.

Lo cierto es que OIBS no dice una palabra de la patente, lo que si garantizó es que el 100% de este claustro de profesores son considerados expertos en el método, poseen categoría docente, investigativa y/o grado científico.

Evidentemente cualquiera podía participar en este curso gestionado por la agencia turística estatal cubana Cubatur, siempre y cuando estuviera dispuesto a pagar el precio: 600.00 Euros. Eso sí, los cursistas de nivel Universitario que quisieran optar por el Diploma de curso de Postgrado tendría que presentar una fotocopia de su título, en el casos de personas sin nivel Universitario, estas recibiría el Diploma de participación y así todos contentos. Este es el modo que funciona el capitalismo de Estado en lo que respecta a la “comercialización del saber”. Un negocio en el que la empresa estado tiene todas las de ganar cuando se enfrenta al pequeño comerciante, como es el caso de Corbera, quien por lo visto le dejaron fuera de la torta. Lo único que le quedó fue publicar en el  portal del ieBNE. un comunicado con fecha 12/03/2014 donde intenta desautorizar el curso acreditado por el OIBS

Comunicado Oficial CP-1 marzo 2014 Cuba
El Instituto ha tenido conocimiento de que el OIBS impartirá un CP1 Internacional de Bases Metodológicas de la BNE. Consideramos que el apoyo de conocimiento y metodología del Instituto es fundamental para el buen desarrollo de dicha Formación. Por consiguiente manifestamos desde el Instituto, que dicho CP1 no tiene nuestro apoyo académico por la ausencia de nuestro asesoramiento y soporte.
Lo ponemos en conocimiento a los alumnos y personas interesadas en realización de este curso, para evitarles confusión.

Nada, que “le dieron la mala” al inventor. Lo que si resulta resulta un poco raro en este conflicto, es que Corbera aparezca en la página de su instituto como Diplomado en BioNeuroEmoción por la Organización de Integración para el Bienestar Social. Si eso fuera así, son los cubanos los que le dieron el título del que tanto alardea, así que no se entiende como es posible que sea ahora su Instituto Español, el que tenga que dar el visto bueno, en forma de apoyo o no los cursos de “BioNeuroEmoción” que se imparten en Cuba. Deben ser cosas de las pseudociencias.

Por lo visto a Cuba le resbala quien patentizó en realidad la BioNeuroEmoción. Ante lo contundente del hecho, lo mejor que puede hacer Enric Corbera es aplicarse su propia medicina (nunca mejor dicho) a ver si con ella se le pasa la perreta. Fue por lana al socialismo explotador y salió trasquilado como si hubiera negociado con el más salvaje de los capitalismos. Se lo tiene merecido.

Bronca a parte, siempre es bueno ser escéptico frente los charlatanes de feria, no importan si son privados o estatales como esto que en Cuba, otorgan certificados en BioNeuroEmoción. Pero la cosa se agrava cuando se va más allá de estimular nuestra imaginación augurando curas maravillosas a partir de nuestros sentimiento o de la física cuántica, para proponernos programas de conducta evidentemente lesivos y antihumanos, entonces que debemos pasar de la duda a la crítica más incisiva, que es la que merece una “charla” que de manera más menos velada intenta matar la solidaridad, apostando por la eutanasia pura y dura para aquellos que nos dieron la vida.

* Para leer un artículo crítico sobre este tipo de cura pinche aquí: ¿Qué es la Bioneuroemoción? ¿Es válida como terapia?

8 comentarios to “De la BioNeuroEmoción* o la ciencia sin compasión”

  1. Diana 11 febrero 2016 a 7:41 PM #

    Yo quiero una beca para el diplomado he hecho esta terapia y realmente me ha sanado

  2. ton 29 enero 2016 a 4:41 PM #

    fui diagnosticado con delirios…comenzaba a ver en todas partes que la gente me juzgaba y criticaba. odio, respulsión, ect. No me gustó eso de ir a un bio y pagar 600 pesos por que me parecía demaciado caro pero sí hice el curso, dije, si hago el curso al menos tendré el conocimiento

    Comencé a hacer el curso y practicando los conceptos, claramente al principio fue todo de cambiar de perspectiva pero no me quedo otra, no me podía jugar el ecepticismo por mi cura, ante en ello, preferí abandonar lo que sabía y menterme en esto, que como minimo, aunque no fuera cierto me primetía una esperanza de seguir viviendo. (los que tengas psicosis sabrán que quiero decir) es insoportable la vida con esos sintomas

    Me jgué y comencé a practicar, fui viendo en la calle que cuando sentía esto comenzaba por donde miraba, hice los ejercicios de expresión y más que bajaron un poco, intenté haciendolo por una semana y comencé a ver como cuando salía la emoción, todo lo demás se estabilizaba.

    Ya no quería seguir sintiendome superior, por que la superioridad era solo una sensación de inferioridad. por ello al solucionar la inferioridad la superioridad se equilibra y deja en linea recta tu mente. Comencé así hasta que logré sacarle en dos semanas casi todo, más del 95% de la emoción y ya llevo más de 1 años así sin ninguna reversibilidad del sintoma. cuando sale la emoción dice que sale todo. Me ha funcionado, quieres que crea mi experiencia vivida y la coherencia que he visto como funciona esto o tu argumentación que va contra tus creencias de lo que es correcto? siendo un poco forro diría, nos estás matando a todos. y están matando a cientos de personas, (o tal vez miles) a reforzar su creencia de que ellos no puedan curarse, (nisiquiera intentarlo) y seguir sufriendo. solo puedo decir que estoy más comodo, y he puesto esto en un problema de costilla, “también sin cura” para los doctores que fui, y hace dos años que no siento ni un dolor tampoco. Creo en lo que veo. están muy bien tus teorías pero creo que no eres imparcial, (yo tampoco lo estoy siendo) pero en fin, la diferencia no más diria es que estoy hablando de la experiencia, no del raciocinio que explica. un saludo!

  3. susana 28 enero 2016 a 12:16 PM #

    Nefasto el articulo….leerlo una perdida de tiempo!!

  4. RosyHer 17 octubre 2015 a 4:33 AM #

    Es terrible que gente con el poder de escribir, lejos de tener el criterio para aplicar criticas constructivas o criticas neutrales sobre un tema aplique criticas lesivas, desagradables, descalificando a la gente que sin conocer un tema utilice un lenguaje del que se observa que no tienen preparación ni técnica para generar una redacción que aporte de manera propositiva para quien se toma la molestia de leerlo, yo lo hice por la información relacionada con el país de Cuba, nefasto artículo.

  5. tony 24 agosto 2015 a 10:23 PM #

    Poes no se que tanto te habrás metido en el tema, pero yo desde que lo probé, y aseguré su eficacia. lo utilizo todo el tiempo, y no he pagado un peso para hacerlo.

  6. Erica 25 marzo 2015 a 5:06 AM #

    ¿cómo puede hacer una mexicana para estudiar el diplomado en bioneuroemoción en Cuba?

  7. teresa fontanone 27 septiembre 2014 a 10:55 PM #

    Quiero saber si hay posibilidad de beca para curso de bioneuroemocion.soy d uruguay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: