Las inglesas se homosexualizan más rápido

27 Nov

Lesbianas orgullosas durante desfile homo, bi y transexual  en Londres, el 2 de julio del 2011.  Foto; Tamara Craiu
El proceso de lesbianización de las mujeres británicas se incrementa a todo tren, es lo que se desprende del artículo. “El lesbianismo: fluidez sexual es un hecho de la vida de las mujeres” publicado por The Guardian en su edición del 26 de noviembre de 2013.

El reportaje, escrito por Stephanie Theobald, nos ofrece una panorámica de las tendencias lésbicas que se observan entre las británicas para lo que utiliza además de varias entrevistas, los resultados de la última; Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de vida ( Natsal). Según estos estudios el número de mujeres que reportan tener parejas del mismo sexo ha aumentado del 1,8% al 7,9 % ,   en los últimos 20 años.

Si se revisa directamente el resumen gráfico del informe, es fácil detectar, el incremento generalizado de las practicas homosexuales dentro de la población inglesa, sin embargo observamos que entre los hombres se observa una especia de ralentización, al menos si se compara con las mujeres. En algo están fallando los responsables de homosexualizar al elemento masculino, o quizás exista en ellos un tipo de resistencia natural que no se encuentra en los objetivos femeninos. Ya se encargarán de descubrirlo los científicos.

Tenemos pues que, si entre 1990-1991 el 4 por ciento de los ingleses había sostenido una relación genital con personas del mismo género, para período año 1999-2001 este tipo de actividad sexual solo se había incrementado en un 1  %, la situación se mantenía estable en el 5% de la población para los años 2010-2012.

Esto por no hablar de las experiencias homosexuales en general que disminuyeron de un 8 a un 7 % entre las dos últimas etapas mencionadas.

Esto contrasta con la proporción de experiencias lesbianas entre las mujeres.  Si bien entre 1990 y 1991 sólo un 2% de las inglesas había tenido practicas genitales con una compañera, para los años 1999-2001 ya participaba en el juego el 5% de aquellas, es decir más del doble de la primera estadística, la cual se incrementó hasta alcanzar el 8 % 1999-2001.

Gráfico Incremento de las prácticas homosexuales en Inglaterra, tomado de la última Encuesta Nacional (inglesa) de Actitudes Sexuales y Estilos de vida ( Natsal)

A juzgar por lo que se cuenta en el artículo del Guardian, no es que se trata de un incremento del número de mujeres exclusivamente homosexuales, sino del aumento de la fluidez en forma de bisexualidad facilitada por la participación de dos mujeres en tríos como respuesta a la fantasía masculina, la creencia en el mito de que la mujer está mas preocupada que el hombre en satisfacer a su pareja; la multiplicación de clubes, discotecas, asociaciones y actividades solo para mujeres, que respaldan las mismas feministas que acusan de segregacionistas a las llamadas culturas patriarcales de oriente.

En mi opinión creo que no es suficiente hablar de estas condiciones, si se pasa por alto el elemento subjetivo que representa en este proceso, un tipo de educación por no hablar de una que incentiva la duda sobre la propia identidad sexual sumada a una bien calculada idealización de las relaciones con el mismo sexo que se da a través de las industria culturales y de las que ya vimos en excelente ejemplo cuando comentamos “Los Diarios Secretos de Miss Anne Lister” en este mismo blog.

Por último hay que señalar el rol que juegan en su mano a mano dentro de este proceso, psicólogos y jueces, los unos conminando a salir del escaparate a todo aquel o todo aquella, que ellos logren persuadir, y para eso les sobran recursos, de su bi u homosexualidad, mientras asesoran a los padres para que impidan, “por sexistas”, las identificaciones de niños y niñas, mediante juguetes o ropas, con los géneros que tradicionalmente se asociaban en su sexo biológico.

En este especto convienen las recientes protestas de asociaciones de padres en Francia cuando llegó a ese país un catálogo infantil “asexuado”, elaborado en Suecia

No se trata de nada nuevo, ya el asunto de los “estereotipos de género” había cosechado titulares cuando en 2012 Toys ” R ” Us presentó su catálogo de Navidad de género neutro en Suecia. Ami me llegó a casa y puder ver en él la imagen de Spider-Man empujando un cochecito rosa y por contraste la una chica empuñando una pistola.

En septiembre de este año , el gigante minorista de juguetes decidió elegir el mismo enfoque en el Reino Unido y varios otros países , entre ellos Finlandia , Noruega, Alemania , Dinamarca y Francia

Hay que decir que nada de esto es casual, Suecia, a todoas luces constituye el laboratorio por excelencia donde se ensayan las técnicas de reprogramación sexual que, más tarde habrán de aplicarse en el resto del mundo y por supuesto en Inglaterra.

Por su lado los guardianes de la ley asumen la tarea de meter en el closet ( en la cárcel) a base de condena las manifestaciones mas elementales de identidad heterosexual, las cuales van siendo retorcidas por leyes y normas que transforman en acoso sexual lo que hasta ayer era una simple forma de señalar la atracción por el otro sexo, a la vez que se legisla de modo tal que cualquier acto sexual consentido pueda ser trasnforamao a la mañana siguiente o incluso al paso de los años en violación.

Luego se nos sorprende con estadísticas como las que recogió en sus declaraciones con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Samantha Power ” En Estados Unidos, el 83 por ciento de las niñas en escuelas públicas entre las edades de 12 y 16 años han sido objeto de acoso sexual, y en la Unión Europea entre 40 y 50 por ciento de las mujeres han sido objeto de avances sexuales no deseados en el trabajo“.

No sé bien que se quiere decir con eso de “avances sexuales”, pero evidentemente se trata de iniciativas en ese campo tomadas por los compañeros de unas mujeres a las que el capitalismo ha arrancado de la seguridad de sus hogares, no siempre opresivos, para encerrarla en ese modelo de totalitarismo que es la fábrica.

No es la primera vez que ocurre cosa semejante, ya pasó en aquella en aquella Inglaterra donde los campesinos y campesinas entraban a formar parte del lumpen al ser echados de unas tierras, cuyos dueños prefería utilizar para producir lana, una situación retratada perfectamente por Tomas Moro con la frase “las ovejas se comen a los hombres”. Una expresión que hoy podemos parodiar diciendo “la modernidad se come al familia de raiz heterosexual”.

Para conseguir todo esto se ha creado un sistema legal que tendiente e eliminar la presunción de inocencia en el caso del hombre, que facilita la denuncia falsa y por supuesto la compensación, como premio para la falsa denunciante, que de ellas se deriva, esto se revierte en retraimiento masculino del mercado sexual, en incremento de oportunidades para la prostitución gay, y por supuesto en la oportunidad para que un lesbianismo toma la ofensiva en la satisfacción de las demandas siempre latentes del inagotable líbido femenino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: