Mucho más que la historia de una lesbiana despechada

10 Nov

Shibden Hall, W. Yorks. La casa de Anne Lister (1791-1840). Foto: Rictor Norton & David Allen

No es que me gusten mucho las películas de temas homosexuales, aún reconociendo que sabrá Dios por que atavismo, digiero un poco más las que tratan de amor lésbico, el caso es que he podido ver, sin gran esfuerzo y hasta con interés “Los Diarios Secretos de Miss Anne Lister“, sintetizado en un largometraje la serie filmada a finales de 2009 y que en 2010 , transmitiese la BBC Two, bajo el mismo nombre.

La obra se basa en la vida de un personaje real y sobre todo en su diario personal escrito buena parte en clave, fue Dirigida por James Kent, sobre un guión de Jane English, ambos han trabajado con la maestría que se descubre en el buen cine inglés, sobre todo en el dedicado a romances de época donde lo novedoso ha sido la sustitución del típico chico aristócrata por una chica, el decir el cambio de la pareja heterosexual por una homosexual.

Con independencia a la utilidad practica que pueda tener este material en las campaña de agitación homosexual que se impulsan en esa misma Inglaterra donde se narra la historia, hay que reconocerle a la película un valor descriptivo, incluso informativo de como puede funcionar las personas con esta inclinación en un momento en que la sexualidad era duramente codificada.

Hablo de una represión cultural a la que no escapaban ni siquiera las relaciones con el otro sexo, creándose así situaciones, en las que una lesbiana con experiencia, como era el caso de Anne Lister encontraba los resquicios y condiciones para ser la primera en dar un beso de amor a una muchacha.

Es pues en las artes de seducción de una mujer adulta a una mucho mas inmadura donde puede darnos la película una lección, si pasamos por alto el buen ojo que se le coloca al personaje principal, interpretado muy convincentemente por Maxine Peake, quien no hay chica a la que se acerque a la que no logre seducir.

La impresión que se nos da es la de que en el corazón de cada mujer se encerraría una lesbiana, incluida en el de las mujeres de la tercera edad que velan por el respeto de la moral victoriana, las cuales no se si porque así serían las inglesas de entonces o por los intereses ideológicos de los realizadores parecen bastante amachangadas. Estos personajes contribuyen a construir el escenario de como se filtraba socialmente la conducta entonces reprobada, la de una mujer atraída por las muchachas.
Y es en este reguardo de las normas donde el retrato epocal me parece mas interesante, tanto como la disposición a trasgredirla que tiene la figura central con una negación de la realidad rayana en la locura de un Don Quijote, al cual no le faltará un Sancho Panza que arrestar a una aventura, que no deja de serlo aunque se trate del aspecto sexual.

Espero que no se me condene por esta comparación políticamente incorrecta en los tiempos en la que la homosexualidad ha sido excluida de los listados de enfermedades mentales, mas no puede definirse como otra cosa que como locura la manía que tenía Lister de pedirle a sus amantes que se desposaran con ella, como si viviera no en la Inglaterra decimonónica, sino en la España zapatera del siglo XXI. El caso más famoso de proposición matrimonial fue el que Lister le hiciera a la rica heredera Ann Walker , a quien conoció en 1832 , y para cuyo eventual casamiento, como era propio de ese momento, año 1834 , le fue negado el reconocimiento legal. En la películas se nos representa “la boda” de una manera muy metafórica.

Pero como en las relaciones heterosexuales, en las homosexuales, por lo visto no basta con ser aceptado para ser querido, entre los desencuentros de la obra se observa la vieja historia de quien nos ama sin que le amemos, o de quien amándonos y siendo amado han de tomar otro camino por el interés del dinero. Pero no se preocupe, aunque en la vida real no fue así, en la obra hay un final feliz, incluso una lección de dignidad que le podría servir a cualquiera, no importa su identidad sexual.

La película despierta en interés en conocer quien fue aquellas que algunos definen como la primera la primera lesbiana moderna, dada la clara conciencia que tuvo de su orientación sexual Anne Lister (1791-1840), quien en 1805 Anne encuentra su primer amor en las Escuela Manor House en York, a donde había sido enviada a estudiar, se trata de Eliza Raine ( 1791-1869 ) . Mas tarde vuelve a su casa para ser educada en ella y es aquí donde nace su interés por la literatura clásica, que sin duda le servirá para covertirse en la escritora de  culto que es hoy, gracias a sus anotaciones diarias.

Como soltera adinerada gracias la herencia que le deja su tío en 1826,  la casa y los terrenos de Shibden Hall en West Yorkshire ,  pudo Anne Lister vivir a su manera; fue cronista , alpinista y viajera, desarrollando unas relaciones de pareja que en nada eran aceptada por la alta sociedad a la que pertenecía, aunque las practicara más de una aristócrata como es el caso de Lady Eleanor Butler (1739-1829) y Sarah Ponsonby (1755%961831) las famosas Señoritas de Llangollen, quienes optaron por vivir juntas antes de ser casadas por sus familias, dos damas de la aristocracia Anglo-Irlandesa a las que Lister solía visitar.

Anne Lister murió relativamente joven, a los 49 años de edad de unas fiebres que tuvo cuando viajó en compañía de con Ann Walker a Kutaisi, Georgia. Será trasladada embalsamada al Reino Unido y enterrada donde está enterrado en la iglesia parroquial , en Halifax , West Yorkshire. Walker, quien había recibido en herencia la propiedad de Shibden Hall, morirá en 1854 en su casa de la infancia, en Lightcliffe.

En los diarios de Anne Lister , de los cuales se nutrió la guionista de la película, se narra, entre otros detalles de su vida cotidiana, sus estudios y sus negocios las apasionadas y a veces un tanto promiscuas relaciones lésbicas. Los diarios contienen más de 4.000.000 de las cuales, una sexta parte, que es la referida a las relaciones homosexuales, permanecieron codificadas con términos matemáticos hasta el año, 1930. Los diarios constaba de 26 volúmenes y abarcan un período que cubre desde 1806 a 1840. El código utilizado fue descifrado por el último habitante de Shibden Hall, que también se apellidaba Lister, John ( 1847-1933 ) y un amigo suyo, Arthur Burrell. Al ver de lo que se trataba Burrell aconsejó a John Lister para quemar todos los libros, pero este hizo caso omiso y gracias a tal negativa pudo la autora Autor Helena sacara la luz algunos de los diarios, primero en un volumen, aparecido en 1988 y luego otro en 1992.

En la breve parte de la vida de Anne Lister que se nos cuenta en el filme conoceremos a una joven soltera que vive en el Yorkshire del siglo XX acompañada de su un par de tíos solterones como ella, quienes, no se si por viejos, por amor o por hacerse los de la vista gorda conviven con los encuentros amorosos de la sobrina sin escandalizarse.

Un personaje interesante de la película es el empresario local Christopher Rawson ( interpretado por Dean Lennox Kelly) quien tras ver rechazada su proposición de matrimonio intenta hacer negocios con Anne, manipulando de vez en cuando la información que tiene sobre su homosexualidad, la llama ‘ Gentleman Jack, pero sin alcanzar nunca sus objetivos. Es la figura que permite a los realizadores presentar la superioridad moral e intelectual de la Lister sobre el mas natural de sus contrincantes, el hombre, que tanto odia el movimiento lésbico y al que la ideología de genero está sirviendo su cabeza en bandeja.

Con tanto mérito la película no podía menos que haberse presentado en el Festival Lesbiano de Londres y Festival de Cine Gay en marzo de 2010 y estuvo en la apertura del festival Frameline en San Francisco el 17 de junio de 2010. La serie fue transmitida en Australia por ABC1 el 13 de noviembre de 2011.

Por los fragmentos que he visto en la red la película cuenta en general con una buena critica, sin embargo no ha pasado de eso. En algo deben haber pecado los realizadores para que el lobby homosexual tan influyente en el mundo cultural no le haya conseguido mayor reconocimiento en forma de premios, los que suelen respaldar. un cine de este tipo, sabrá Dios si la causa radica en el retrato del gran amor de la escritora, Mariana Belcombe ( interpretado por Anna Madeley ), un caracter que por su debilidad, miedos y pies puestos en la tierra nos resulta demasiado humano; un ser tan cuidadoso no es precisamente un buen ejemplo para la lesbiana llamada a salir del armario. Mariana, siente vergüenza de ser vista y prefiere casarse con un hombre mucho mayor que ella, Charles Lawton (interpretado por Michael Culkin) para lograr así la independencia económica, con la esperanza de que cuando este muera, que para su desgracia será a los 89 años (longevidad rara para la época) conseguirá la libertad para vivir con la mujer que ama. Aún así y aprovechando los permisos que le daba su marido, Mariana se encontrará con Lister de la que fue amantes durante varios años hasta que esta se establece definitivamente con la Ann Walker, por la que si bien no siente el mismo amor que por Mariana, al menos comparte la disposición de estar con el ser que se ama.

Quizás radique aquí, en la descripción de Mariana Belcombe, esposa de Lawton el peor pecado de una película, que auténtica, a su manera, dificulta su uso en tareas propagandísticas.

Anuncios

Una respuesta to “Mucho más que la historia de una lesbiana despechada”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las inglesas se homosexualizan más rápido | El Hombre de Cuba Nuestra - 27 noviembre 2013

    […] de las industria culturales y de las que ya vimos en excelente ejemplo cuando comentamos “Los Diarios Secretos de Miss Anne Lister” en este mismo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: