Procesan padres maltratadores en Suecia

9 Nov

“Cuerpos del delito”. Cuidado con darle un correazo a un niño majadero. El periódico Metro de Estocolmo, informó ayer del arrestado y próximo enjuiciamiento de una pareja de 30 años, acusada por sus propios hijos de haberles pegados con los objetos que aparecen en la foto. Aunque el derecho de los padres a castigar a sus hijos está abolido en Suecia desde 1966, el 15 de marzo 1979 fue introducida prohibición mucho más explícita en el Código de Padres, según esta, los niños y no pueden ser sometidos ya no sólo a castigos corporales, sino incluso a cualquier otro trato que pueda considerarse humillante. Prepárense que Suecia es solo el campo de experimento de “lo moderno”; esto va para el mundo entero.

Tengo grabada en la memoria una escena que no puedo olvidar, aunque debería tener menos de 4 años ya que vivía con mis padres, lo cual equivale al hecho de que no estaban divorciados, además de ser ambos muy jóvenes. En la escena me veo perseguido por mi madre con una correa, no recuerdo la trastada que habría hecho, mientras trataba de pegarme levanté el pié y por no sé que extraño efecto de la física, todavía no lo comprendo el cinturón quedó partido en dos mitades, entonces recuerdo alardeado gritándoles mi fortaleza por haberle roto la pieza, en ese momento entro en escena mi padre quien tomando la parte separada, se incorporó a la azotaina. Desde alguna perspectiva el hecho podría resultar gracioso, para mi, y espero no estar enlazando en el relato dos hechos diferentes se trataba de una humillación, un abuso entonces les grité que me pegaban por que yo era “chiquito “, pero que se prepararan para cuando yo fuera grande, tal era el resentimiento que causaba en un niño el hecho, que se prolongó, me parece, hasta que llegó mi abuelita, como siempre, al rescate, quien no necesitó jamás de leyes o prohibiciones para educarme sin darme un solo golpe (que yo recuerde) en toda mi vida, y eso que no era yo, precisamente un ángel. Quizás sea con ese espíritu de abuelita con el que siempre me relacioné con mi hijas, ya una adolescente quien jamás en su vida recibió, ni siquiera, una nalgada de mi parte.

Si aquel niño resentido en lugar de ser cubano, hubiera sido sueco, no habría tenido necesidad de crecer para convertir literalmente en talco a sus padres. Le habría bastado con denunciarlos ante un cuidador de la guardería y la maquinaria del Estado habría entrado en acción adelantando la disolución de tan perversa familia.

Muchos extranjeros no lo saben pero darle un correazo a un niño majadero en Suecia, puede costarle caro, tanto al niño como su papá o mamá.

El derecho a castigar los hijos está abolido en el país escandinavo desde 1966. Una nueva vuelta de tuerca tuvo lugar el 15 de marzo 1979 cuando se introdujo una prohibición mucho más explícita fue introducida en el Código de Padres, según la cual los niños y no pueden ser sometidos ya no sólo a castigos corporales, sino a cualquier otro tipo de maltrato que pueda considerarse humillante. Para completar la tarea a los niños se les enseña desde pequeños el teléfono al que deben llamar para denunciar cualquier tipo de maltrato, al tiempo que se instruye a todo el personal que trabaja con los pequeños desde edades preescolares para que estén al tanto de cualquier señal de castigo.

Si usted trabaja en un organismo cuyas actividades afectan a niños o jóvenes está en el deber de informar inmediatamente al comité de servicios sociales si se sospecha que un niño está siendo “abusado”, en términos que desbordan en mucho el tradicionalmente conocido abuso sexual.

Lo mismo ocurre con las personas que trabajan en áreas tales como la atención sanitaria , los servicios sociales y la libertad condicional . La ley se aplica a todo el personal, lo mismo de los sectores público y de los privados, en el cuidado de la salud o en el campo de los servicios sociales.

La denuncia se hace por lo general a los servicios sociales del municipio donde reside el niño. No existen requisitos formales de cómo se debe hacer la demanda y deberá producirse a partir de la menor sospecha auque exista incertidumbre acerca de las circunstancias que rodean al niño supuestamente abusado.

Parvulitos suecos de camino a las guarderías, ya se encargarán en ellas sus cuidadoras de saber sin se sienten bien y o mal, e informar a las autoridades correspondiente si alguno está siendo abusado, desde la perspectiva de las leyes vigentes. Foto: Carlos M. Estefanía

De como racionaliza esta reglamentación el individuo encargado de ponerla en práctica, tuve idea, el día que un maestro, compañero de trabajo, me dijo en relación a unos niños extranjeros: son chicos necesitados de amor, ya que de seguro les pegan en casa”, en la ecuación de este colega, era el desamor lo que llevaba a un padre a pegar a su hijo y no el deseo de educarlo, como había ocurrido durante siglos en todo el mundo, incluida la propia Suecia hasta mediados de los años sesenta. El personaje por cierto era bastante racistoide pues de hablaba de aquellos en general como si hubiera que salvarlos a todos de un seguro futuro criminal.

Tal vez se trata de un trauma provocado por la ideología, pero el papel activo que se le atribuye a los niños en las denuncias no puede dejar de traerme a la memoria la leyenda fomentada por el estado soviético de Pável Trofímovich Morózov, el niño, asesinado por sus familiares tras haber acusado a sus padres de alta traición, una suerte de mártir al que los pioneros estalinista tenían que rendir culto como parte de su de adoctrinamiento.

Al mismo tiempo estaría yo dispuesto aceptar que esta política haya sido para evitar casos graves de maltrato sobre los pequeños. Sin embargo algo funciona mal cuando continuamente parecen en los periódicos noticias de las formas mas aberrantes de maltratos, que para mi son las asociadas con la pedofilia, un peligro que se acrecienta con la participación de los niños en las redes sociales. En una nota del año 2009 leo que en la zona de Frölunda el número de denuncias de abusos había aumentado en un 60 por ciento en tres años, sin que nadie se explique el por qué.

Del otro lado de la moneda está la impotencia de los padres para encausar a su descendencia por los mejores caminos, los niños saben de su poder y lo usan para impedir que se les pueda poner limites, que son los mismos que mañana harán hombres y mujeres de bien.

Hace algún tiempo viajaba en el Metro y en medio del vagón una muchacha que por su acento parecía cubana, no sabía como tranquilizar a un hijo pequeño que no hacía mas que chillar y molestar a los pasajeros, de pronto para alivio de todos le dio dos nalgadas y asunto resuelto. Como una cosa son mis criterios y otra la ley vigente, quise alertar a mi compatriota sobre los peligros que podría representar para ella ese tipo de “gesto educativo”. Me respondió que nadie le podía decir a ella como criar a sus hijos.

Supongo que así mismo pensaría el matrimonio, el y ella de 30 años cada uno, que según el periódico Metro, de Estocolmo, en su edición del 9 de noviembre de 2013, fu arrestado a finales de septiembre bajo al sospecha de haber abusado de sus hijos con cinturones de cuero y cuerda de saltar al Suiza (no la Suecia) y cámaras de bicicleta, como ilustran las fotografías ofrecidas por la policía, las cuales de manera un tanto caricaturesca, nos recuerda la iconografía conque se ilustran los delitos de asesinato.
La información la ofrece un artículo firmado por Clarence Frenker, aparecido en la página 4 de la versión impresa del matutino bajo el título: sospechosos de haber golpeado a sus hijos con una correa durante años. Una versión un poco mas amplia aparece en el sitio digital del periódico.

Según el periodista en las pequeño de los hijos tenía sólo tres años cuando comenzaron las graves violaciones de la integridad de los chicos por las que la pareja está siendo procesada.

De acuerdo a la demanda presentada ante en el Tribunal de Distrito de Solna al norte de la capital sueca, el matrimonio habría sometido a los niños de regular y sistemática entre febrero de 2011 y septiembre de este año usando diferentes cintos y cuerdas, además de haberles lanzado vasos de aguas en varias ocasiones. Al comienzo de los presuntos (metro no usa la palabra) abusos los niños tenía tres, cuatro y doce años. Según la fiscal Camilla Waering, citada por el matutino este tipo de violencia había causado dolores y enrojecimientos en los pequeños.

Después de varias denuncias recibidas por los servicios sociales, se presentaron en el hogar unos trabajadores sociales a los que los niños contaron lo que les estaba pasando. dijo a los propios niños y niñas a los acerca de lo que han experimentado. La madre admite haber golpeado en un momento dado a dos de los hijos, pero la pareja niega el resto del delito.

No me cuesta colocarme en la posición de esos niños, y comprender las motivaciones internas o externas que les llevaron a denuncias a sus padre. Mas me cuesta desplazarme en el tiempo y seguirles en la conciencia, sentir desde ella que pasará después que sus padres sean condenados y ellos entregados a instituciones cuyas formas de custodia apenas serán cuestionadas por la opinión publica, ya he tratado en este blog el asunto de estos internados.

Es entonces que me arrepiento de lo que estaba dispuesto a hacer en mi ceguera infantil, y le doy gracias al sapientísimo, porque por mi bien y el de mis padres no me hizo nacer en Suecia, a pesar de las” calamidades” que, con correas o sin ellas, pudieran haberme azotado (nunca mejor dicho) en mi auténtica tierra.

Anuncios

2 comentarios to “Procesan padres maltratadores en Suecia”

  1. ivan caamaño jaramillo 31 octubre 2014 a 8:23 PM #

    Es interesante el reportaje , y que acontece con los hijos que abandonan a sus padres en su país de origen , como es el caso de dos hermanas chilenas residentes por muchos años en Suecia , como es Laura rosa Caamaño Jaramillo, e Ivonne juanita Caamaño Jaramillo, residentes en Estocolmo, Suecia es el mejor trato en el mundo hacia sus ancianos , esta gente inmigrante nada han aprendido de ese país que les dio asilo , y esta madre viví actualmente en chile, lo cual las leyes no alcanzan para hacer cumplir sus deberes para con su madre anciana , pero si sus derechos aun les duran , les he enviado video donde muestra el estado actual de su madre , igualmente a otro hermano residente en España y otra figura residente en usa como son Alberto Caamaño Jaramillo ex dirigente sindical de viña del mar, y Boris Caamaño Jaramillo que el año 2010 intentaron dejar sin casa a su propia madre, es un descaro, la madre esta declarada interdicto con 80% síquico y 60% físico, y estos ejemplos de hijos le dan la espalda, si alguno de estas personas lee este comentario les puedo volver a enviar el video actualizado , y verán que la situación para su madre es de sufrimiento , no se les pide cooperación económica ya que considero que es perder tiempo, solamente una firma de lo que les pertenece ya que primero es la madre, y después se pueden repartir la herencia de 4 palos

    curador legal definitivo y cuidador

Trackbacks/Pingbacks

  1. Anónimo - 6 marzo 2014

    […] […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: