Españoles: ya os podéis quedar casa, “dando la teta”

18 Sep

hombre-lactancia-masculina

Esta camisa le puede venir muy bien a los nuevos españoles, fue diseñada por eRonnie Österberg, originario de Suecia (¿ de dónde sino?) y se denomina Man:MILK (Hombre: Leche) se trata de una “monísima” prenda destinada al  amamantamiento masculino. Foto publicada en Planeta curioso.com

Escucho esta mañana en radio nacional de España que allá, en la madre patria, se ha iniciado el proceso para desvincular el permiso de lactáncia del elemento biológico, de modo tal que no sólo las españolas, sino también los “españolos”, que tengan puestos públicos, puedan acogerse a este “logro social”.

La noticia nos la da, en su condición de entrevistada, la señora Carolina Rodríguez, secretaria de Igualdad por La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), como si no hubiera escasez de personal y medios en los centros penitenciarios para ejercer las funciones de control y vigilancia de los internos, ahora resulta que un guardia de prisiones, empeñado en quedarse en casa mientras su mujer, que está en paro, a consegudo ese derecho, y parece que la cosa va a generalizarse para todos los empleados del estado con la perspectiva de que un día la misma regla funcione para los trabajadores de empresas privadas.

Todo suena muy lindo y anecdótico, como la leyenda de aquella primavera árabe iniciada en tunes con la inmolación de un pobre vendedor. Sin embargo lo que se les viene enciman a los españoles, no es nada nuevo, y mucho menos espontáneo, es un paso más en cercenar la capacidad reproductiva de la mujer, sacándola de casa para enclaustrarla por ocho horas en las paredes de la fábrica o la oficina, separandola de sus hijos a los que entregaría temporalmente en adopción a los centros de cuidad controlados por el estado y metiendo en su lugar a aquel que no puede parir, al hombre.

Lo que los españoles están descubriendo ahora, existe hace años en Suecia y no sélo en ella, me refiero a la formula de “Föräldraledighet”, permiso parental, que es otorgado por instituciones y empresa a sus empleados fijos para que puedan atender el nacimiento y la infancia de sus hijos un derecho que comparten libremente padres y madres.
En Suecia , los padres tienen el derecho de ser liberados de su trabajo, conservando sus puestos y parte de su salario desde el nacimiento del niño hasta que éste tienes 18 meses . Luego cuentan con 480 hasta que el niño cumpla los 8 años.

Según la Ley de Licencia Parental el padre que está de permiso cuidando de sus hijos debe ser tratado con el mismo respeto y derechos que sus colegas, que se mantienen en el trabajo, no es pues una razón para perder el empleo.
Esa persona que ha quedado en casa con su hijo recibirá una indemnización del seguro de padres y además de un subsidio adicional de su empleador prescrito en muchos convenios colectivos ,
Hay varias formas diferentes formas de licencia parental. Primero tenemos la llamada baja maternal, según la cual las mujeres tienen derecho a un permiso parental de al menos siete semanas antes de la fecha probable de parto , y siete semanas después del nacimiento . Usted también tiene el derecho de estar libre de amamantar al bebé.

Luego tenemos Helföräldraledighet que se refiere al permiso parental hasta que el niño tenga los 18 meses. Después de esta etapa el padre tiene el derecho a tomar la licencia en un mismo periodo o dividir hasta tres períodos por año.

Por último está Delledighet donde como padre (o madre), con independencia de que posea o nó la patria potestad sobre su hijo tiene derecho a la reducción de las horas normales de trabajo en tres cuartas , la mitad , cuarta u octava partes, para anteder lo relacionado con su niño o niña.

En general entre el lo que pone el empresario, el 10 por ciento del salario , y lo que agrega el subsidio parental, el padre que permanece en con su hijo lo hace conservando el 90 por ciento de su paga. Algo que suena muy lindo si no tuviera lugar al mismo tiempo que hay millones de personas sin trabajo de ningun tipo, esto por no hablar de las claudicaciones que esto representa, por parte de hombres y mujeres, en relación a los respectivos roles que, durante siglos garantizaron la multiplicación de nuestra especie.

Este derecho pertenece por igual al padre y la madre, pero en general es la madre quien mas lo usa, las feministas están intentando desarticular esta libertad dentro de la familia proponiendo que el tiempo se reparta obligatoriamente a partes iguales, le echan la culpa a los vestigios del patriarcado, que asociaría a las mujeres con la crianza de los hijos, algo que para ellas resulta una suerte de sometimiento, lo que no tienen en cuenta es el hecho comprobado de que de que en general la mujer elige como pareja estable a un hombre de mejor economía que ella misma y por tanto lo que mejor conviene a la familia es que si un salario ha de reducirse en un 10 porciento, ese debe ser el del miembro de la pareja que tiene menos ingresos.

No sé cuanto tardará España, con la crisis que está viviendo en llegar al nivel sueco, tampoco de lo recomiendo, visto como visto está que este tiempo de ayuda familiar lejos que ayudar termina por desgarrar la pareja humana socavado la vieja y probada ingeniería social que establecían una especialización sexual de la responsabilidad ante la nueva cría, dándole al hombre la obligación de proveer sus necesidades materiales y a la mujer tanto no solo el dolor del paritorio, sino también el inmerso y creativo placer de educar a la nueva descendencia.

Ahora todo esto se está viniendo abajo en España, como durante décadas, ocurrió en Suecia, la diferencia radica en que en el país escandinavo se contó con una serie de subsidios que sirvieron de paracaídas al proceso de reducción de la natalidad, algo que no ha ocurrido exactamente en el país sudeuropeo, que a pesar del la existencia también en España de un cierto estado de bienestar, el mismo que tanto arriba como abajo mas que mejorar las condiciones del ser humano sirve para programarlo. Una vez mas el estado en general, sin apellidos asume esta misión, lo hace porque su razón no es tanto la efectividad económica como la domesticación de la gran masa humana, y tan es así, que, con tal de lograr sus objetivos no se detiene ni frente a la crisis, ni al paro, y en lugar de crear, digamos, nuevas guarderías como fuente de empleo, se las ingenia para sacar del suyo, y con ayuda sindical, a un guardia, para que esté cuidando a un bebé en lugar de criminales, mientras la madre, la que amamantó la criatura y cuyos lazos con ella resultan fundamentales, es enviada a la calle para que haga sabrá Dios qué, Ya solo queda esperar que en virtud de estos derechos se incluya un servicio pagado por el estado que le garantice la vigilante, lo mismo que a los transexuales, un par de pechos,  le activen la hormona prolactina  y así puedan consolar al “chama” cuando les pida la teta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: