Islamofobia de nuevo tipo o… simplemente, viejo estalinismo

14 Sep

029

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Martin Niemöller

Andando por la plaza de Sergel me he topado y fotografiado al  llamando Grupo para una sociedad común, en sueco; “Gruppen för ett gemensamt samhälle” (http://gemensamtsamhalle.com/), protestando contra el derecho otorgado en la comun a de Botkyrka  a la Mezquita  turca de Fittja para hacer el llamadado a la Oración desde su Minaret. La manifestación tiene lugar el 13 de noviembre de 2013, en la céntrica Plaza de Sergels, en Estocolmo.

Sobre este grupo ya había escrito la periodista y ensayista Shora Esmailian, un articulo titulado Idiota sútiles juegan en las manos de los racistas, aparecido en la página de debatt.svt.se el 17 de mayo 2013. Ella nos explica que se trata de un grupo de exiliados iraníes con la experiencia de la represión desatada por el ayatolá Jomeini . La propia Esmailian creció en Irán y conoció la dictadura de la república islámica a la que odia con todos sus sentidos. Lo odio. Pero para ella resulta obvio el deber de defender el derecho de los musulmanes a expresar libremente su religión en Suecia, considerando a que ese grupo de exiliados iraníes no son otra cosa que idiotas útiles que entregan municiones a la extrema derecha.

032
Así mismo nos cuenta que con la consigna de .” llamar a la oración – no, la religión – sí , ” el Grupo ocultar su odio hacia los musulmanes. Son los mismos que durante varias semanas , se estuvieron manifestando frete a la mezquita de Fittja y frente al edificio de la administración municipal para Botkyrka como protesta contra la autorización concedida a desde su minarete permite pueda un muecín convocar a los fieles a la oración una por semana, al mediodía del viernes un llamado que solo alcanza los 60 decibelios , lo cual no es nada si se le compara con el ruido de un concierto de rock que llega 110 decibelios.

033

La autora recuerda que el nivel de ruido de la carretera que pasa justo al lado mezquita Fittja suena mucho más fuerte que la llamada a la oración, y lo mismo pasa con el que hacen los manifestantes .
Ahora viene lo otro, resulta, según la periodista este grupo protestante proviene de una pequeña secta, y furibundo secta estalinista , que es la misma que está detrás de grupos ex musulmanes como , la Asociación Nacional de la Infancia Primero (que lucha contra la circuncisión) y la Federación de refugiados iraníes. Y cada vez que aparece una nueva cuestión estos comunistas crean una nueva organización de fachada.

034
Muchos de los manifestantes han sido entrevistados en medios racistas y nazis . Entre ellos, el líder del grupo Karim Shamo Hammadi , que concedió una entrevista telefónica al sitio de derechas “Tiempos libres” el 8 de mayo de 2013.
Al resumir su artículo, la periodista recuerda como fue obligada a llevar un pañuelo en la cabeza , y como le castigaba por el director cuando cuándo cantaba canciones revolucionarias, por ello sueña con un Irán secular y democrático. Pero al mismo tiempo cree que si bien los activistas comunistas no tienen una intención racista directa, su obsesión patológica con la lucha contra el Islam y los musulmanes a cualquier precio , termina colocándolos en el mismo lado que los nazis. Por ello el antirracista coherente debe analizar la realidad en que vive (la sueca) dejando atrás la experiencia de hace 34 años y comprendiendo el significado de unas protestas contra muecín que tienen lugar en el contexto específico de la islamofobia y el racismo estructural imperantes.
Para ello los abuso del Islam de Jomeini no puede identificarse con la voluntad de los musulmanes suecos ordinaria de practicar su fe, del mismo modo que no se le puede negar a los cristianos en Egipto el derecho a construir sus iglesias , usando para la intolerancia las locuras George W Bush o de otras derecha cristiana del mundo.

035
Yo estoy plenamente de acuerdo con Shora Esmailian expresa, no entiendo de prohibiciones como forma de lucha por la libertad de pensamiento o por cualquier cosmovisión como pueda ser la atea, por las ideas se combate con pensamientos, no con reglamentos que al final de todo demuestra que estamos en presencia de otra guerra entre religiones, siendo como es la del estalinismo tan cruel, irracional y autoritaria como puede ser cualquier otro fundamentalismo.

030

La pregunta es si estos compañeros “ateos” de nueva ornada tienen los arrestos necesarios para arremeter contra las expresiones públicas de otras confesiones, por ejemplo las de la poderosa iglesia luterana.Que lo hagan demostrando así que son algo más que un grupo de oportunistas que pezcan en las aguas turbias agitadas por los islamófobos locales, que sirven para algo más que para ocultar con sus cabellos negros la xenofobia de otros que no entiende de culturas ni religiones diferentes.

La Mezquita de “la discordia”, en Fittja, en las afueras de Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: