El espectro me persigue, con ayuda del contribuyente

15 Ago

Fidel Castro. Foto publicada por Cubahora

No, no se asuste el lector, todavía no estoy paranoico, o al menos eso creo.

Viajo tranquilamente en el Metro de Estocolmo, camino al trabajo. A fin de pasar el tiempo se me ocurre colocar la opción de radio que tiene mi teléfono. No estoy a esa hora para programas en sueco y busco uno en español, de esas llamadas radios de cercanía financiadas con dinero del contribuidor, a fin de fortalecer la democracia, de darle una voz al ciudadano de a pie a fin de que pueda expresarse, un sistema que, por el lado de la colonia latinoamericana en este país escandinavo, ha sido muy utilizado y no precisamente para fomentar ideas democráticas.

Se trata de la astucia y la capacidad para abusar de recursos públicos, sumada a la tolerancia ciega de quienes deberían evitarlo, que tiene el arcoiris de organizaciones “marxista leninistas” de origen sudamericano. Las conforman de ex exiliados o emigrados económicos de toda la vida, quienes en vez de irse a construir el tipo de “socialismo” que ellos pretenden en nuestro continente, concretamente en Cuba (donde las papas queman, como diría Víctor Jara) prefieren vivir del cuento bajo una Monarquía de Estado de Bienestar que les discrimina y convierte en ciudadanos de segunda categoría.

Doy con el programa Radio Bahía. Están transmitiendo un noticiero que no es otra cosa que la banda sonora del canal Telesur, otro proyecto que pagan los contribuyentes, en este caso de ArgentinaBoliviaCuba,EcuadorNicaragua,Uruguay y Venezuela, paises cuyos gobiernos auspician el proyecto.

Los locutores son profesionales y no todo lo que narran resulta aburrido. De pronto se corta el hilo noticioso para comenzar las loas a Fidel Castro; es hoy ,martes 13 de agosto de 2013, el día de su cumpleaños y los veneradores de su secta están de plácemes, para eso sí van a su Meca, para celebrar la fiesta.

Yo que, adoctrinado en ella, un día creí en la misma religión, hoy como el infiel, ya no venero al profeta. No es que le desee la muerte como hacen tantos compatriotas, ricos y pobres, hombres y mujeres, blancos, negros o mulatos, mi alma aún no está tan enferma. Pero tampoco estoy para festejar el día del nacimiento de aquel cuya cara, ha sido la de los poderes nefastos que han hundido a Cuba en el mar,  no importa lo que simbolice para quienes no saben o no quieren, o no les conviene saber toda la verdad de la “Revolución Cubana”, sobre todo  del tremendo trecho que existe entre dicho y lo hecho por su “Líder máximo”.

Cara y nombre del que por lo visto no puede escapar ningún cubano. El espectro de Castro le persigue, no importa si ha puesto tierra de por medio o monta su tienda en el rincón mas lejano del universo. Sin embargo, una vez más lo intento, apagando la radio. De nada vale, sigue ahí, retumbando en el cerebro, trepanado por una propaganda que vive de tus impuestos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: