El retorno de la “bestialistofobia” a Suecia

26 Jun

Dibujo rupestre sueco presentando una escena de sexo humano-animal- Fue encontrada en Tanum,  Bohuslän, condado de Västra Götaland , se trata de una foto tomada por  Evers Dietrich  en 1970  http://www.shfa.se/Bild/VisaBild.aspx?id=388

Dibujo rupestre presentando una escena de sexo humano-animal. Fue encontrado en Tanum,  Bohuslän, condado de Västra Götaland, Suecia , se trata de una foto tomada por  Evers Dietrich  en 1970, pertenece al Archivo Sueco  de Artes sobre Rocas, un archivo nacional de documentación  e y la investigación del arte rupestre  del Departamento de Estudios Históricos de la Universidad de Gotemburgo, constituido con  fondos de la Fundación Banco de Tricentenario Suecia, y  el Consejo Sueco de Investigación del Patrimonio Nacional.

Un día, en febrero de 1721, fue descubierto el peón con diecinueve años  Per Mattson en un ”  grave y horrible” acto con un equino en el prado a las afuera del molino de Wisteby molino  en la parroquia de  Rasbo en Upland. El testigo, uno de los molineros se lamentaba de que tan desafortunadamente  había visto lo que estaba pasando. Después de consultar con el otro molinero y su esposa, exigió una respuesta al peón. Per suplicó por su vida: “Querido Padre  no digas nada sobre mi  nunca mas lo  hará más si el diablo  hasta ahora ha prevalecido en mí, yo puedo trasformarme a partir de aquí.” Pero el molinero no podría estar en %paz consigo mismo  y en el mismo día entregó a  Per a los servidores de la corona. Durante el juicio, confesó Per “con lágrimas llorosas”, que había completado el  “acto atroz”, con la yegua de su padre. Per Matsson fue condenado a ser decapitado y quemado en la hoguera por la bestialismo …La yegua fue también sería muerta por el verdugo y enterrada en el lugar del juicio
Jonas Liliequist; BROTT, SYND OCH STRAFF .Tidelagsbrottet i Sverige under 1600- och 1700-talet  (CRIMEN, VERGÜENZA Y CASTIGO. Delito de bestialismo en Suecia durante 1600 -. Y 1700

Sobre el sexo con los animales tengo una opinión muy “particular” en tiempos en los que las inclinaciones sexuales se reducen a construcciones sociales, creo que es una enfermedad de la conducta que debería corregirse tanto por la medicina como por la política, no tanto castigando al que lo practica, aun que admito el debate sobre lo obligatorio o no del tratamiento, como desarmando las condiciones sociales, concretamente a la incomunicación y ailamiento, que inducen al uso del animal por parte de el individuo como sustituto del otro ser humano.

dosperrros1

fpdåprttp2

Esto es lo que yo pienso, pero no no precisamente lo que opinan los políticos de Suecia, quienes han terminado dándole la razón a Gunilla Carlsson, parlamentaria socialdemócrata por Hisings Backa, que había propuesto el 04 de octubre 2011 la criminalización del “Tidelag”, que es como se denomina en sueco la practica de la zoofilia. Entonces la propuesta fue rechazada por el comité y la cámara pero con la perdida de la batalla la guerra no terminó.

Gunilla Carlsson
Gunilla Carlsson

La lucha por una Ley contra la relación sexual entre los seres humanos y los animales, continuó, aún cuando resulta difícil cuantificar el abuso sexual de los animales, debido a los casos no denunciados.

Según la agencia sueca de Bienestar Animal durante el período 2000-2005. se reportaron, 226 casos de zoofilia en, incluidos en ellos 115 denunciado a la policías. Ni un solo caso dio lugar a enjuiciamiento, lo cual es natural estando como estaba derogada prohibición contra el bestialismo a partir de 1944, cuando se consideró que las orientaciones sexuales no deberían ser criminalizadas.

En el 2010 fueron denunciados a la policía 44 casos de zoofilia ( de los cuales se sospechaba o eran constatados), que dice mucho de lo vigilada que se encuentra la intimidad sexual en una sociedad tan supuestamente liberal como la sueca. No importa que no existiera un a ley explicita contra este tipo de contacto, ni que resultara difícil aplicar a las denuncias lo que se contempla en la sección sobre la crueldad hacia los animales en el Código Penal sueco, ya que es difícil probar que el animal ha estado expuesto a sufrir en estas actividades.

El Gran hermano siempre te vigila. Es lo que pasó en julio del 2012 cuando un hombre en los 60 años 70 fue sorprendido abusando sexualmente de una oveja en Ronneby. El individuo había atado las patas de las ovejas y ello permitió que se le acusara ante la policía por crueldad animal.

Ese mismo mes dice Karin Ahl, Directora de la Junta de Protección de los Animales de Agricultura, se lamentaba en el periódico Dagens Nyheter de que nadie podía conocer cuan común era el bestialismo ya que los que participan en esto no hacen abiertamente, además la Ley de Bienestar Animal sólo se aplica en el abuso sexual de los animales cuando el animal sufrió daño físico o psicológico, que en muchos casos es difícil de probar.

Por su parte la Eva Eriksson, investigadora designada por el gobierno aseguraba al matutino que había ejemplos en los que el uso de ADN no pudo probar que una persona tuvo relaciones sexuales con un caballo. Pero no contaba crueldad el animales, luego entonces no había nada que juzgar.

Pero ahora si se va acabar el jueguito con los animalitos, la ley va a castigar a cualquiera que se aplique una vieja costumbre, anterior a los vikingos, según se ve en el dibujo rupestres milenario con el que ilustro el principio de esta entrada.

Y no se crea que es la primera vez que persigue esta orientación sexual en Suecia. En 1644 los tribunales de Svea, podía condenar a la decapitación, u otro tipo de ejecución más dolorosa al bestialista.

La ley de 1734 decreta que la sodomía con animales fuera condenada con la hogueras. Era tal la extensión de esta práctica que esto trajo como consecuencia que se entre los siglos XV y XVI uno 600 suecos fueran ejecutados por causas del bestialismo. El caso es que la persecución de los zoofilia se hacía con mas saña que la de la brujería, como destaca el escritor Jan Guillou, en el documental “HäxornasTid” (Tiempo de Brujas) donde se nos habla de una época sueca en que los bestialistas eran castigados como las brujas, a las cuales duplicaban por la cantidad de personas condenadas, unas  setecientas.

Lo que se temía era la hibridación y vaya usted a saber si la ciencia nos ha mentido sobre la posibilidad de concebir monstruos entre hombres y animales y que simplemente la observación de mutaciones hiciera creer a las autoridades de entonces que se trataban de engendros creados por un hombre y un animal. En cualquier caso me inclino a creer en una suerte de biopolítica encaminada a canalizar las energías sexuales a la reproducción de trabajadores y soldados, una actividad sistematizada para seres humanos “normales”.

Lo interesante es que ya desde entonces se focalizaba en problema en el hombre, como si desde Leda hasta nuestros días no estuviésemos cansados de escuchar historias de mujeres haciendo el coito con animales. Se decía en la suecia de entonces que en su mayoría, los pecadores eran pastores por lo que se estableció un reglamento según el cual solo le estaba permitido a las a las mujeres y a los ancianos pastoreas o quedarse solo con el ganado.

La pena capital contra el bestialismo se mantuvo hasta una época tan tardía como la del año 1864. A partir de ese momento y hasta el año 1944 la zoofilia fue castigada con trabajos forzados por un máximo de dos años, la condena promedio era de 20 personas al año. De que se mantenía el carácter sexista antimasculino de ley en los tiempos moderno habla . Todos eran hombres, la mayoría  de entre 15 y 21 años de edad, provenientes de zonas rurales.

El caso es que tener relaciones sexuales con animales estará prohibido en Suecia a partir del 1 de enero del próximo año. El Gobierno presentará una propuesta al Parlamento para castigar el bestialismo con penas que van desde la multa o hasta lo dos años de prisión. El ministro de Asuntos Rurales Eskil Erlandsson, del partido del Centro, dice la medida contra el abuso sexual de los animales, era muy esperada por todos los dueños de mascotas, algo que me atrevo a dudar, concediéndole cierta razón a la critica contra Orback, cuando hablaba de las relaciones homosexuales no deberían equipararse con las que se mantienen con las mascotas, y es que sospecho que son entre los dueños de éstas donde se dan la mayoría de los casos de zoofilia.

perrito

Durante décadas Suecia funcionó como un país donde, ni las prácticas de la zoofilia, ni la pornografía bestialista se castigaban. En cambio si se castiga severamente el maltrato animal. Y tal es la conciencia que se tiene sobre el asunto, que el asesinato de un gato se convierte en noticia por no hablar del escándalo armado no hace mucho un grupo de animalistas que acusaban al dueño de un restaurante de someter a stress a los peces de su pecera con las luces del negocio. De mas está decir que no hay nada mas aburrido que un circo sueco, con su ausencia de animales amaestrados por aquello del maltrato, un maltrato que no se aplica cuando conviene, ya sea en las experimentaciones de las farmacéuticos o en las escuelas de equitación donde acostumbran ir a cabalgar las chicas de clase media, sobre caballitos a los que no creo que mueva solamente el amor por estas muchachas, sino, por lo menos, un fustazo de vez en cuando.

Ha sido usando como justificación el “maltrato” que han argumentado los defensores de la nueva ley, aunque no creo que en todos los casos sea el animal el que sufra los daños, sino el ser humano. Esto por no hablar del mutuo consentimiento.

Mi abuelo me contaba de una finca allá en Cuba donde uno de los empleado sostenía relaciones con una yegua, enganchado en una cerca a la que el animal acudía gustoso al encuentro amoroso, un encuentro que por demás no creo que resultara demasiado lacerador para el animal, debemos reconocer por grande que sea nuestra fobia ante el bestialismo.

Así tenemos pues una vuelta atrás en la descriminalización de la cacareada variedad sexual, fíjese que se despenalizó con el mismo argumento y en el mismo año que la homosexualidad. La equiparación de las dos variedades de orientación sexualidad se ha mantenido en el subconsciente de los suecos hasta convertirse en una especie de Tabú, hasta que en noviembre de 2004 la furia de los gay, peor que las de los vikingos calló sobre el entonces ministro, responsable de integración e igualdad de géneros el socialdemócrata Jens Orback, hoy es Secretario Gneral del Centro Internacional Olof Palme.

Jens Orback, Secretario General del Centro Olof Palmes, tenía una tía abuela bestialista. Fotografia: Theresia Khölin

En una entrevista radial realizada en “Daily Echo”, el político quiso destacar su apertura hacia los homosexuales recordando el caso de una hermosa tía abuela suya que vivía Canadá emparejada con un caballo (otro caso donde el daño no deber ser precisamente al animal. Ahí mismo se armó la de San Quintín en Suecia, Sören Andersson, presidente de la Asociación Nacional por los Derechos Sexuales (RFSL), declaró a Expressen: – Si Orback equiparar la bestialidad y homosexualidad, debería renunciar. Es absurdo comparar las relaciones a las mascotas con las relaciones que tienen las personas entre sí.

El caso es que al pobre Ministro, le endilgaron el cartelito de homofóbico, y si sobrevivió en el puesto fue gracias al humillante mea culpa que tubo que hacer ante la censura gays, bisexuales, transexuales quien reclama para ella los derechos que hora se le niegan a los bestialista del país escandinavo. Es mas, creo que quienes comparten los hábitos de la parienta del ministro, deberían culpar en parte al escándalo por el destino que les espera.

Ahora habrá que ver que se hace para detectar este nuevo crimen, supongo que los veterinarios, serán los primeros encargados de informas a la policía de cualquier caso de relaciones amorosa inter especies (no importa lo que se mucho y variada que estas observan en la naturaleza) hombre animal , liberados de cualquier obligación con aquel capítulo del Juramento hipocrático rezaba: Lo que acaso en el ejercicio de la profesión, y aún fuera de ésta, viere u oyera acerca de la vida de las personas, y que no deba alguna vez ser revelado, callaré, considerándolo secreto. Y hasta no me extrañaría que se crearan escuelas de amaestramiento donde se hiciera con los animalitos, lo mismo que con los niños de las guarderías, enseñarles a marcar en el teléfono el número 112 y denunciar, en su caso con un aullido cualquier tipo de abuso.

perrito

Me pregunto como afectará esta ley en la cultura, se prohibirá tras ella la enseñanza dentro las religiones de la mitología griega, o de las obras de arte que la representa plagada de escenas bestialistas como apelación a una inclinación a tipo de variedad sexual penada por la ley. Esto por no mencionar la película argentina; Animalada, donde escritor y cineasta Sergio Bizzio describe el amor entre un estanciero millonario un oveja, a la que prefiere antes que a su propia mujer. ¿si esto no es enfermedad que rayos es?. Supongo que historias de ese tipo a partir de ahora no podrán concursar en el Festival de Cine de Estocolmo, al menos con la probabilidad que premio que tienen aquellas que hablan de amor entre el mismo sexo de la misma especie.

Lo curios es el silencio del feminismo ante esta nueva victoria de lo que mi colega Germán Díaz califica como falofobia sueca, recuerde que la tradición era castigar al bestialista masculino y no creo que la cosa va a cambiar. Tampoco se ha pronunciado el movimiento homosexual, pero su silencio vergonzante ya era de esperar.

Se dice por ahí que las gallina, perras, cabras, ovejas yeguas y hasta vacas del país nórdicos ( con alguna excepción que siempre hay) festejarán la victoria legal piando, ladrando, berreando, mugiendo etc, pero no me crean mucho, eso es lo que se chilla, perdón, se dice por ahí.

Anuncios

Una respuesta to “El retorno de la “bestialistofobia” a Suecia”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Desclasificación de las parafilias como camino a un Mundo Feliz | El Hombre de Cuba Nuestra - 11 julio 2013

    […] de la sexualidad humana que más llaman la atención, se encuentra sin duda alguna las parafilias. Ya hemos hablado de una de sus expresiones, la zoofilia y de su tratamiento legal en Suecia, pero la lista es mucho más amplia, como nos lo muestra la lista publicada en la nota PARAFILIA, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: