Amparo Medina disecciona el feminismo apostando por la vida

5 May

Nunca se dijeron tantas verdades en tan corto video, me refiero a este con el que ilustro esta entrada y que puede servir para conocer el activismo de  Amparo Medina. No hay peor cuña que la del mismo palo, por eso se persigue con saña al disidente comunista, nazista y por supuesto feminista, como es el caso de esta ecuatoriana.

Como antigua funcionaria del Fondo de Población de la ONU (UNFPA), Medina, sabe de lo que habla, vivió en el Monstruo y le reconoce las extraña,  y al igual que aquel Pablo que perseguía a los cristianos, ella persiguió la vida, fomentado el aborto como “derecho” de la mujer.

Hoy es una de los nuestros, es decir de los que siendo de origen de izquierda, sometidos alguna vez a la ideología de genero y abortista, hoy aleccionados por la madurez existencial defendemos la vida y por supuesto una relación armónica entre el hombre y la mujer fuente imprescindible para la misma.

En el artículo: “En la militancia del aborto solo vi muerte, nunca una mujer feliz“” publicado por diario paraguayo, en su edición impresa su edición impresa correspondiente al 06 de Diciembre de 2009, nos enteramos de que Amparo Medina fue incluso guerrillera.

Ahora, cuando es madre de 3 hijos y presidenta de la Red Pro Vida, de Ecuador, se enfrenta con la misma militancia de antaño a las Leyes de Salud Sexual y Reproductiva que le están imponiendo a los pueblos latinoamericanos con el complicidad de sus propios gobiernos.

La activista se paso a la lucha provida como consecuencia de varias experiencias, entre ellas la de la ineficacia de los anticonceptivos en el lucha contra las enfermedades de transmisión sexual. Hay tembien algo de reconversión religiosa, lo cual no resta una pieza de valor argumental a su discurso.

Amaro explica claramente cuales son los fines ocultos de las organizaciones quieren imponer la Ley de Salud Sexual y Reproductiva en América Latina.

En primer lugar lo que todos sabemos: un control natal, en segundo la manipulación de una juventud que viven la sexualidad como si fueran animales. El tercer punto, es el negocio del sexo, en forma de ,pornografía, prostitución, anticoncepción, aborto, y bebés abortados como materia prima, para obtener colágeno, cremas, champú etc.

Particularmente acertada resulta aquí la valoración del papel que están jugando los gobiernos de izquierda:

“-El socialismo del siglo XXI es el típico discurso del que vive, come y gana como la derecha, pero habla el discurso de izquierda, y de izquierda no tiene absolutamente nada. Fijate la incoherencia, porque son los famosos revolucionarios que están en contra del imperio y están trabajando para el imperio de las Naciones Unidas, legalizando el aborto y estas leyes de salud sexual y reproductiva.”

Esta luchadora pro vida sabe que ninguna mujer es feliz al entrar o salir del abortuario, que hay miles de mujeres 40 o 50 años que han abortado, con paredes llenas de títulos pero sin un hijo que les alegren la vida.

En el articulo se hace referencia al aniversario de Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, auspiciada por la ONU, que tuvo lugar en el Beijing de 1995 y donde los representantes de 189 gobiernos, se comprometieron a la creación de leyes de salud sexual y reproductiva para sus países entre las que se incluye la legalizar el aborto, a través de la creación de la Ley de Salud Sexual.

Pienso al leer esto en que allí participó también, Hillary Rodham Clinton quien criticó a China por tratar de limitar la discusión de asuntos de la mujer aquí. Podría haber sido mas directa hablar de lo que hace pocos días pude constatar, al ver un documental sobre el tratamiento bestial que sufren la etnia de los Turkmenistan oriental, donde vi la imagen con hileras de cadáveres de bebes casi terminado, abortados en nombre de las leyes forzada de control de la natalidad, leyes que llevan a la muerte a no pocas madres en China y que parece no importar a esas defensoras del derecho de la mujer a su cuerpo, un derecho que para ser completo debe dar opción a tener o no tener un hijo, no solo a no tenerlo como se propone ese agente del maltusianismo que es el feminismo.

Menos mal que todavía hay quien combate ese mal con la pasión de una Amparo Medina, mas ¿Cuánto puede continuar la resistencia, si no nos sumamos a ella, si dejamos en manos de unos pocos apasionados esta batalla, mas ahora que el capital y el estado de confabulan contra la vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: