Artemisa: punto final de la campaña de rectificación de errores

24 Abr

Del comunismo de cuartel al socialismo de mercachifles: choque de valores

Ayer le tocó a mis alumnos leer un interesante texto sobre los niños que aprende a boxear en Cuba, la actualidad fundamental del mismo radicaba en la oposición de valores entre niño habanero y el entrenador, el chico sueña con viajar para ganar dinero y comprarse un auto, su instructor le habla en cambio de la gloria del deporte, es como si hablaran en dos idiomas diferentes, el de dos generaciones, aquella adoctrinada en la fe en comunismo al alcance de la mano y la otra, nacida cuando todo aquel sueño lleva décadas desmoronado.

La situación que refleja el texto recuerda un poco la que expresan “Los Aldeanos” con la canción del niño que prefiere irse a vender refrescos que hacer las tareas.

Es un fenómeno natural, después de ser enterrados como están aquellos ideales (que no se crea que sólo a base de miedo se forjó el totalitarismo en Cuba) por las que generaciones de cubanos se sacrificaron, renunciaron a todo por un sueño futuro venidero, viviendo como espartanos, o si se quiere como calvinistas, algo que no habría sido tan grave, sin aquellos que por ese ideal mataron o murieron movidos por una fe digna de mejor causa. ¿Quién paga ahora todo eso? No será ese Fidel Castro, que antaño tronaba contra el empresario socialista, tranquilamente pensionado, a pesar de los mil y un atentados, que dicen, le preparó la Cía.

Ahora, en la suerte de NEP que se vive en Cuba, lo que está de moda, ya no es la ascética guevariana, sino el culto bujarinista al mercando y el pequeño empresario como elementos de la transición hacia un “no se sabe qué”, eso es lo que beben día a día, junto al magro desayuno, nuestros alienados pioneritos cubanos, casi los últimos del universo.

El hombre nuevo ahora se llama “Diunesky”

Hablando de las reformas del Raulato, Edmundo García, en el programa radial miamense”La Tarde se Mueve” correspondiente al 23 de Abril de 20013 arremete contra la burocracia y pone de ejemplo en caso de un artemiseño que emigró a Perú y allí Diunesky Giménez, se compró un castillo inflable, carritos eléctrico, maquina de hacer helado, y cama inflable y creo un pequeño parque de inversiones y cuenta con seis empelados, granando 100 dólares los domingos y 40 o sesenta los días entre semana. Este es el concepto de desarrollo que nos ofrece el vocero.

Al propagandista cubano americano basa en Permuto casa 1X1 para Artemisa un reportaje de ese extraño periodista extranjero que es Fernando Ravsberg

Aquí de detalla el experimento que tiene lugar en esa región, limítrofe con La Habana, y al que ya me había referido en otra entrada.

Por supuesto que estoy de acuerdo en que se horizontalice la administración, que los municipios, determinarán sus necesidades, que puedan abrir cuentas bancarias en pesos cubanos y en moneda dura, que no dependan, exclusivamente de lo asignado por el Estado, en resumen que se le de continuidad al viejo proyecto, echado a andar con el establecimiento del los poderes populares y el cálculo económico a mediado de los años setentas y que fer estancado por la reacción Fidelista, con su funesta “rectificación de errores” fines de los ochenta, respuesta típica de un partido que veía menguar su poder omnímodo sobre la economía en lo interno y en el que cundía el pánico por la amenaza que desde lo externo significaba la Perestroika.

Ahora tenemos que en Artemisa, además de las peluquerías y cafeterías privada, que ya funcionan en toda Cuba el país, contamos con un centro de diversiones, resucitado gracias al emigrado quien por US$7 diarios le alquila al municipio una esquina del parque central donde tiene montado su bisne.

Creo que la oposición liberal debería alzar su copa por este evento y si la cosa sigue el Partido Comunista tendrá que hacer con ella lo mismo que con los religiosos y los homosexuales, dejar de hacerles la vida un Yogurt y abrirle de par en par las puertas de su membresía.

En lo personal no me entristece que los niños artemiseños tengan un lugar donde divertirse, ni siquiera el lucro que le saca a esta situación el tal allí Diunesky. Por el contrario me alegro por que merecen eso y mucho más.

Lo que me fastidia es que si los cubanos trabajaron voluntario, aceptaron la libreta de racionamiento, y nunca preguntaron a donde iba a parar la plusvalía que les extraía la empresa estado, fue precisamente para eso, para que los niños cubanos la pasaran bien, no solo para que se les educara (que no adoctrinara) en las escuelas.

Y que no me vengan con el cuento del bloqueo, que con la ayuda soviética, el comercio internacional, las donaciones y subsidios de las burocracias partidistas amigas, esas mismas que pagan movilizando turba en contra de los cubanos que denuncia lo que pasa en su patria, bastaba para construir en cada pueblecito de Cuba, un auténtico centro de diversiones, comparable sino al viejo Coney Island, al menos ese amado Jalisco Park que tan gratamente nos hace recordar la canción de Carlos Varela

La pregunta es, la de si le era imposible al estado o al municipio haber montado desde hace años este o aún mejor centro recreativo y que esa ganancia generada fuer a parar a manos del pueblo en forma de mas servicios? Por supuesto que no, pero para lograrlo sería necesario un estado al servicio del pueblo y no un pueblo al servicio del estado que es lo que ha habido en Cuba desde los tiempos de la centralización total hasta el presente en que viven nuestros compatriotas, donde un puñado sale ganado y la mayoría, como siempre, se queda,: hablando españo castizo castizo: jodida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: